Deportes

miércoles 8 jul 2020 | Actualizado a 03:56

Se reanuda la Bundesliga; el fútbol vuelve a Europa

Los partidos se disputan a puerta cerrada. El plato fuerte de la jornada: Derbi del Ruhr vs. Borussia Dortmund

/ 16 de mayo de 2020 / 09:55

El mediocampista alemán del Schalke Daniel Caligiuri (C) dispara un tiro libre durante el partido de fútbol de la primera división alemana de la Bundesliga BVB Borussia Dortmund v Schalke. La temporada se reanudó después de una ausencia de dos meses debido a la pandemia de coronavirus COVID-19.

Por AFP

El balón por fin echó a rodar: la Bundesliga alemana se convirtió este sábado en la primera gran liga europea en reanudarse con cinco partidos en juego, una situación observada por todo el mundo, pero con un silencio perturbador, el de las gradas vacías.

A la hora prevista, las 13.30 GMT, el sonido de los silbatos se hizo más perceptible que nunca en Augsburgo, Düsseldorf, Hoffenheim, Leipzig y Dortmund, poniendo la piel de gallina a todos los amantes del fútbol, que llevaban esperando más de dos meses a ver un partido cuando la mayoría de torneos quedaron suspendidos a mediados de marzo por la pandemia del nuevo coronavirus.

Primeros pases, primeras consignas de los entrenadores y primer choque en el Dortmund-Schalke, el tradicional Derbi del Ruhr: el fútbol está de vuelta, aunque es imposible entusiasmarse completamente, ya que la crisis sanitaria está visible en todos los sitios.

Los jugadores del Schalke entraron en el Signal Iduna Park con mascarillas, el ‘muro amarillo’, la famosa tribuna del antiguo Westfalenstadion, está completamente vacía, sin la presencia de los miles de hinchas que dan ese color tan especial a los partidos del Dortmund e, incluso, los banquillos de suplentes están sólo ocupados uno de cada dos.

Esto es lo que espera este fin de semana a las estrellas de la Bundesliga, el líder Bayern jugará el domingo en la 26ª jornada del campeonato, una extraña situación que se prolongará durante meses.

Ni música ni saludos

Sin ceremonia ni música, los equipos entraron por separado en la cancha. No hubo saludos entre los jugadores, ni niños acompañándoles, como tampoco ninguna subida de adrenalina sonora cuando llegaron las primeras acciones. En Leipzig, que recibe al Friburgo, algunos jugadores incluso mantuvieron las mascarillas durante el calentamiento.

Esas mismas escenas se habían producido antes, con cuatro partidos de la segunda división que comenzaron a las 11h00 GMT, con el mismo protocolo sanitario estricto.

En Dortmund, el ambiente de la ciudad no tiene nada que ver con el habitual en un día de partido, constató un periodista de la AFP.

Varias furgonetas de la policía estaban posicionadas, sobre todo en las afueras de la estación de tren, para evitar la concentración de aficionados. La policía hizo un llamado para instar a los hinchas a quedarse en casa.

 «Más vale partidos a puerta cerrada para frenar la progresión de la epidemia que una catástrofe sanitaria», admitió Nicole Bartelt, de 44 años y aficionada del Dortmund, reconocible por vestir la camiseta del BVB, que verá el partido de su equipo en casa de unos amigos, respetando las medidas de distanciamiento que exigen las autoridades.

Espejo para otros campeonatos

Pionera en Europa entre los grandes campeonatos, sobre la Bundesliga recae la responsabilidad de mostrar el camino: el éxito o fracaso de su intento de retomar y terminar la competición puede ser determinante para los planes de otros países.

Si consigue disputar las nueve jornadas que le quedan para el final, Alemania habrá demostrado al mundo que el deporte profesional de primera línea puede sobrevivir a la COVID-19, pero una nueva interrupción antes del final lanzaría un mensaje muy negativo.

Los jugadores y miembros del cuerpo técnico se someten a test regulares y han tenido que estar concentrados y aislados toda esta semana.

Dos entrenadores de clubes de la primera división alemana no podrán vivir en el banquillo este fin de semana de regreso de la Bundesliga por haber violado esa cuarentena.

Se trata de Heiko Herrlich (Augsburgo), que salió del hotel para comprar pasta de dientes y una crema dermatológica, y Urs Fischer (Unión Berlín), que abandonó voluntariamente la concentración por el fallecimiento de un familiar.

«El mundo entero nos mira»

«El mundo entero nos mira», constató el viernes el entrenador del Bayern de Múnich, Hansi Flick. «Puede ser una señal para todas las demás ligas y puede permitir al deporte regresar en todas partes», apuntó.

El regreso del fútbol «es una buena señal», destacó este sábado el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin. «No sólo es fútbol. La gente está deprimida por el confinamiento y la incerteza. El fútbol trae una cierta normalidad y energía positiva. Hace más fácil quedarse en casa cuando puedes ver deporte» por televisión, declaró al canal BeIn Sport.

Pero en Alemania, una mayoría de la opinión pública no es favorable a esta reanudación del campeonato: un 56% de las personas preguntadas al respecto en un sondeo esta semana se mostraba en contra.

«Tenemos una responsabilidad gigantesca», reconoció el viernes el presidente del Borussia Dortmund, Hans-Joachim Watzke.

Comparte y opina:

El TSE destina $us 7 millones para la bioseguridad en las elecciones de septiembre

Jeanine Áñez se resistió al comienzo a promulgar la ley con la nueva fecha, argumentando los riesgos a la salud, pero finalmente lo hizo a fines de junio.

/ 7 de julio de 2020 / 21:17

Salvador Romero, en una entrevista reciente con Animal Político. Foto: Álvaro Valero

Por AFP

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia dijo el martes que destinará $us 7 millones para la bioseguridad de los comicios del 6 de septiembre, tras críticas del Gobierno por hacer la votación en plena escalada del coronavirus.

El presidente del TSE, Salvador Romero, precisó que el órgano contará para bioseguridad con cinco millones de dólares de la subvención estatal a los partidos, que renunciaron a ella debido a la pandemia, “y de manera adicional” solicitará al Tesoro otros dos millones de dólares.

“Que se consolide este financiamiento, que estaba destinado a la propaganda de las organizaciones políticas en el presupuesto del TSE, ayuda a encarar el proceso electoral con un suplemento adicional”, afirmó.

“De esta manera, el TSE asegura un presupuesto indispensable para la compra de seguridad sanitaria y para llevar adelante un proceso electoral con las debidas medidas de protección”, agregó.

El Congreso debe aprobar todavía la propuesta del TSE para que “este año, de manera excepcional, no se entregue el financiamiento público a los partidos” para la campaña, dijo Romero.

Luego la norma debe ser promulgada por la presidenta interina Jeanine Áñez, quien ha criticado hacer las elecciones en medio de la pandemia.

El ministro de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, declaró que Romero tendrá “la responsabilidad de los contagios” el día de los comicios, por programarlos en plena escalada del coronavirus.

“La responsabilidad de las muertes está en sus manos” (de Romero), expresó el ministro.

Sin aludir a Murillo, Romero afirmó que “el éxito del proceso electoral del 6 de septiembre es una responsabilidad compartida”.

“Todos tenemos una cuota de responsabilidad para el éxito de este proceso y de esta jornada de votación”, machacó.

Inicialmente programados para el pasado 3 de mayo, los comicios fueron diferidos debido a la pandemia.

La votación fue reprogramada para el 6 de septiembre tras un acuerdo entre los partidos ante el TSE. Éste presentó el pedido al Congreso, que a fines de abril aprobó la nueva fecha.

Áñez se resistió al comienzo a promulgar la ley con la nueva fecha, argumentando los riesgos a la salud, pero finalmente lo hizo a fines de junio.

De acuerdo a proyecciones oficiales, Bolivia alcanzaría un pico de 130.000 contagios a mediados de septiembre. El país supera actualmente los 40.000 infectados y acumula casi 1.500 muertos.

El presupuesto total de las elecciones sumará 37 millones de dólares, incluidos los siete millones para bioseguridad.

(07/07/2020)

Comparte y opina:

EEUU inicia su salida formal de la Organización Mundial de la Salud

Trump acusa a la OMS de haber encubierto la magnitud de la pandemia. EEUU es el principal contribuyente de la entidad, con al menos $us 400 millones anuales

/ 7 de julio de 2020 / 20:11

El presidente de EEUU, Donald Trump, es un crítico de la OMS. Foto: AFP

Por AFP

El gobierno de Donald Trump inició este martes el retiro formal de Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cumpliendo las amenazas que hizo en varias ocasiones al criticar al ente por su respuesta a la pandemia del coronavirus.

Estados Unidos es el mayor donante de la OMS, un organismo que lidera la lucha global contra enfermedades como la polio, el sarampión y también contra epidemias de salud mental, por lo que la decisión de Trump de abandonar el organismo con sede en Ginebra generó una ola de críticas.

Trump acusó a la OMS de haber encubierto la magnitud de la pandemia del coronavirus y dijo que las posiciones de la organización son muy cercanas a China, donde se detectó por primera vez el virus en diciembre y país al que también responsabiliza de su propagación.

Constantes amenazas

Después de varias amenazas de Trump de suspender las contribuciones por el orden de los $us 400 millones anuales, el mandatario estadounidense finalmente notificó al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, que su país inicia la retirada del organismo, informó un portavoz del Departamento de Estado.

El retiro será efectivo en un año, el 6 de julio de 2021, por lo que si Joe Biden, el rival demócrata de Trump en las elecciones de noviembre gana, podría dejar en suspenso esta decisión.

La carta de notificación fue enviada mucho después de que Trump anunciara el 29 de marzo que su país dejaba la organización por las diferencias en el trato hacia China, denunciando que Pekín ostentaba «el control total» del organismo.

Muchos críticos del presidente afirman que este anuncio es una distracción para la opinión pública sobre el manejo de la pandemia en Estados Unidos.

Estados Unidos es el país con más muertos por el coronavirus, con más de 130.306 fallecidos y enfrenta un alza de los contagios en el sur y el oeste del país.

Este anuncio se produce en un momento en que la OMS alertó sobre las crecientes pruebas de una posible transmisión por aire del virus, que ha dejado más de 539.620 muertos en todo el mundo.

Críticas de los demócratas

«Esto no va a proteger las vidas o los intereses de los stadounidenses, los deja enfermos y solos», indicó el senador demócrata Bob Menendez, que afirmó que calificar como caótica e irresponsable la respuesta de Trump a la pandemia es quedarse corto.

El representante demócrata Ami Bera, que es médico, afirmó que Estados Unidos ha trabajado mano a mano con la OMS para erradicar la viruela y logrando terminar casi con la polio. «Nuestros casos están aumentando», denunció el legislador, en referencia al coronavirus.

«Si la culpa es la OMS, ¿por qué Estados Unidos está por detrás de países como Corea del Sur, Nueva Zelanda, Vietnam y Alemania a la hora de volver a la normalidad?», planteó Bera.

Incluso algunos aliados republicanos de Trump habían expresado sus expectativas de que el mandatario estuviera ejerciendo presiones y no hubiera tomado una decisión definitiva para salir del organismo.

El gobierno de Trump afirmó que la OMS ignoró los primeros signos de transmisión entre humanos del nuevo coronavirus, incluyendo las advertencias hechas por Taiwán, que por las presiones de Pekín no forma parte del organismo de la ONU.

Pese a que varias autoridades sanitarias coinciden en criticar en alguna medida a la OMS, también plantean que esta no tenía más opciones que trabajar con China en la emergencia.

(07/07/2020)

Comparte y opina:

La OMS afirma que hay pruebas sobre posible transmisión aérea del coronavirus

Señala que la posibilidad se da en lugares públicos llenos de gente y ante ello, aconseja una ventilación eficaz y el distanciamiento físico. Además, reitera que la epidemia se acelera y que todavía no ha alcanzado su pico

/ 7 de julio de 2020 / 13:15

Brasil es el segundo país más golpeado por el virus en el mundo. FOTO: AFP

Por AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció este martes que «surgen pruebas» de la posible transmisión por el aire de COVID-19, después de que científicos internacionales alertaran de esta forma de contagio, y reiteró que la epidemia se acelera.

«Reconocemos que surgen pruebas en este sentido y por tanto, debemos permanecer abiertos a esta posibilidad y a sus implicaciones, así como a las precauciones que deben adoptarse», declaró Benedetta Allegranzi, funcionaria de la OMS, en una conferencia de prensa telemática.

«La posibilidad de una transmisión por vía aérea en lugares públicos, especialmente llenos de gente, no puede excluirse. No obstante, se tienen que reunir las pruebas e interpretarlas», prosiguió Allegranzi.

La responsable aconsejó «una ventilación eficaz en los lugares cerrados y la distancia física». «Cuando no es posible, aconsejamos el uso de mascarilla».

El lunes, un grupo de 239 científicos internacionales urgió a la OMS y la comunidad médica internacional a «reconocer la posible transmisión aérea de la covid-19», en un artículo publicado en la revista Clinical Infectious Diseases de Oxford.

La OMS, ya criticada por haber tardado en aconsejar el uso de máscaras, fue acusada de no querer admitir las pruebas que apuntan a una propagación por el aire del nuevo coronavirus, que ya ha matado a más de 535.000 personas en seis meses.

La institución insistió este martes en que la epidemia «se acelera, y no hemos alcanzado el pico de la pandemia», en palabras de su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Aunque el número de fallecidos parece que se ha estabilizado a nivel mundial, en realidad, algunos países han realizado avances significativos en la reducción del número de casos, mientras que en otros los muertos siguen creciendo», remarcó en una rueda de prensa.

(07/07/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El escéptico Bolsonaro da positivo al coronavirus

El Presidente de Brasil, que ha minimizado la pandemia, dijo que se encuentra ‘perfectamente bien’ y que se trata con hidroxicloroquina y azitromicina

/ 7 de julio de 2020 / 12:35

Bolsonaro, hizo el anuncio desde su residencia en Brasilia. Foto: AFP

Por AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este martes que dio positivo al nuevo coronavirus pero que se encuentra «perfectamente bien», con síntomas leves. 

«Acaba de salir (el resultado del test) con resultado positivo», anunció el mandatario de 65 años en una entrevista televisiva desde la residencia oficial en Brasilia, donde dice estar tratándose con hidroxicloroquina y azitromicina.

Bolsonaro relató que empezó a sentirse mal el domingo y el lunes empeoró, sintiendo «cansancio, indisposición y fiebre de 38 grados», por lo que sus médicos le recomendaron practicarse el examen.  

El presidente ultraderechista ha minimizado la enfermedad desde el inicio de la pandemia y ha participado en varios eventos públicos sin usar mascarilla, además de criticar las medidas de aislamiento social implementadas en varios estados debido a su impacto económico.  

«Estoy bien, tranquilo», afirmó dando varios pasos atrás y quitándose la mascarilla para mostrar su rostro ante las cámaras. «La vida continúa. Vamos a cuidarnos, especialmente los más ancianos y quienes tienen alguna enfermedad que sea un factor de riesgo», instó, pero reiteró que los «efectos colaterales» del combate al virus no pueden ser «peores» que la propia enfermedad, en referencia a los daños a la economía por frenar la crisis sanitaria.  

En los últimos días, Bolsonaro vetó varios artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y de casos confirmados, después de Estados Unidos.

Según el último balance oficial, del lunes, 1,6 millones de personas fueron contaminadas y 65.487 murieron de COVID-19 en Brasil.

Bolsonaro ya se hizo anteriormente tres pruebas para detectar el coronavirus. En mayo, fue obligado por la Corte Suprema a entregar los resultados, que dieron negativo.

El sábado sobrevoló las áreas afectadas por un ciclón que dejó una docena de muertos en el estado de Santa Catarina. Por la tarde publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con el rostro descubierto junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos.

(07/07/2020)

Comparte y opina:

Bolsonaro se somete a test por sospecha de coronavirus

El Presidente de Brasil anunció a la cadena CNN que los resultados saldrán este martes. Bolsonaro ya se hizo anteriormente tres pruebas para detectar la enfermedad

/ 6 de julio de 2020 / 21:09

El Presidente de Brasil es un escéptico de la enfermedad. Foto: AFP

Por AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este lunes a la cadena CNN Brasil que se sometió a un test por sospechas de coronavirus y que los resultados saldrán este martes.

Según la cadena televisiva, el mandatario, un escéptico de la pandemia, le contó a uno de sus reporteros que está con algunos síntomas del COVID-19, entre ellos 38º de fiebre, y que se hizo en el Hospital de las Fuerzas Armadas una radiografía de los pulmones. También le dijo que está tomando hidroxicloroquina de manera preventiva.

La AFP contactó con la oficina de prensa del Palacio de Planalto para confirmar, pero no obtuvo respuesta.

En un video grabado por uno de sus seguidores con los que suele hablar a las puertas de su residencia oficial en Brasilia, el mandatario, con una máscara blanca, dijo que acababa de volver del hospital, donde se hizo una «placa de pulmón».

«Está limpio el pulmón, ¿de acuerdo? Voy a hacer un test de COVID en un rato, pero está todo bien», declaró tras advertir que no podía acercarse mucho a sus simpatizantes.

Según los medios brasileños, los resultados del test se divulgarán el martes hacia el mediodía y el mandatario habría cancelado, de manera preventiva, sus compromisos oficiales de esta semana.

En su agenda para este martes, figura una reunión con el ministro de la Secretaría de Gobierno, Luiz Eduardo Ramos, por la tarde.

El presidente, de 65 años, ya se hizo anteriormente tres test para detectar el coronavirus. En mayo, fue obligado por la Corte Suprema a entregar los resultados, que dieron negativo.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha minimizado la enfermedad y participado en varios eventos públicos sin usar mascarilla, además de criticar las medidas de aislamiento social implementadas en varios estados.

El sábado, Bolsonaro publicó fotos en las redes sociales en las que se lo ve con el rostro descubierto junto a varios ministros y al embajador de Washington en Brasilia, durante un almuerzo de celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos.

Y este lunes vetó otros dos artículos de la ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia en Brasil, segundo país en número de muertos y de casos confirmados, después de Estados Unidos.

Según el último balance oficial, de este lunes, 1,6 millones de personas fueron contaminadas y 65.487 murieron de COVID-19 en Brasil.

(06/07/2020)

Comparte y opina:

Últimas Noticias