Economía

Monday 15 Jul 2024 | Actualizado a 05:20 AM

BBVA vende su unidad de pensiones en Colombia por $us 528 millones

BBVA ha vendido su unidad de pensiones obligatorias en Colombia a la compañía Sociedad Administradora de Fondos de Pensiones y Cesantías Porvenir por 530 millones de dólares (unos 400 millones de euros). La entidad espera obtener de esta operación plusvalías netas de aproximadamente 350 millones de dólares, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por El País

/ 24 de diciembre de 2012 / 15:21

La entidad espera obtener de esta operación plusvalías netas de aproximadamente 350 millones. Esta operación se enmarca en la estrategia del banco de centrarse en su negocio fundamental.La operación, que se cerrará en el primer semestre de 2013, supone la venta por parte de BBVA de la totalidad de la participación que, directa o indirectamente, BBVA mantiene en la compañía colombiana BBVA Horizonte Sociedad Administradora de Fondos de Pensiones y Cesantías. La entidad bancaria indica que el precio de venta, 530 millones de dólares (400 millones de euros), se ajustará en función del resultado neto de la compañía generado desde el 1 de enero de 2013 hasta la fecha de cierre. Este precio representa un ratio sobre el beneficio esperado de 2013 de 13,6 veces.

La venta se enmarca en la revisión estratégica que está realizando BBVA en todas sus unidades de pensiones obligatorias de Latinoamérica que inició el pasado mes de mayo. El banco se está desprendiendo de actividades que considera que no son su negocio básico. En esta misma línea el pasado 27 de noviembre la entidad presidida por Francisco González vendió al Grupo Financiero Banorte su gestora de fondos de pensiones mexicanas Bancomer por 1.730 millones de dólares (1.337 millones de euros), con la que esperaba obtener una plusvalía de mas de 1000 millones de dólares.

Comparte y opina:

Esta semana se inaugura la Planta de Transformación de Papa en El Alto

La planta industrial tendrá cuatro silos de almacenamiento de 840 toneladas cada uno y procesará alrededor de 6.000 toneladas de papa cada año.

Parte de la infraestructura de la Planta de Papa en El Alto.

Por Yuri Flores

/ 14 de julio de 2024 / 20:45

El viceministro de Política de Industrialización, Luis Siles, informó que está semana se inaugurará la Planta de Transformación, Centro de Acopio y Almacenamiento de Papa en la ciudad de El Alto, La Paz, con una inversión de Bs 163 millones.

“El silo de papas va ser inaugurada en esta semana, donde vamos a producir papa prefrita, hojuelas. (A la fecha la construcción) está con 99,9%”, informó la autoridad.

Lea también: El Gobierno impulsa la industrialización con miras al Bicentenario

Indicó que, en la víspera de la efeméride de La Paz, el Gobierno del presidente Luis Arce consolida el proceso de industrialización en este departamento con la entrega de modernas Plantas Industriales.

La planta está emplazada en el Distrito 14 de El Alto en una extensión es de más de 2,5 hectáreas. Con el acopio y transformación de papa se busca beneficiar a más de 79.900 familias productoras del norte y sur del altiplano.

De acuerdo con el informe de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), la factoría producirá papa prefrita congelada, puré, hojuelas y almidón.

Además de esas líneas de producción, la planta tendrá cuatro silos de almacenamiento de 840 toneladas cada uno y procesará alrededor de 6.000 toneladas de papa cada año.

Comparte y opina:

El Gobierno prevé la entrega de 25 industrias de 150 planificadas este año

Para la construcción de las 150 industrias que se edifica en todo el país y que es parte de la política de industrialización con sustitución de importaciones, demanda una inversión de más de Bs 29.000 millones.

Una de las factorías que fue entregada por el presidente Luis Arce.

Por Yuri Flores

/ 14 de julio de 2024 / 20:38

Para este año, el Gobierno del presidente Luis Arce proyecta la entrega de 25 plantas industrias de las 150 factorías que se planificaron construir hasta 2025.

El viceministro de Políticas de Industrialización, Luis Siles, informó que el Gobierno realiza una inversión de Bs 2.262 millones que contempla la construcción de esas 25 factorías.

Lea también: Empiezan las obras para la construcción de la planta de aceite vegetal en Ixiamas

“Vamos a inaugurar alrededor de 25 industrias este año a nivel nacional, con una inversión superior a los 2.200 millones de bolivianos. Esto únicamente en las plantas grandes estratégicas porque además de estas 25 hay una gran cantidad de pequeñas industrias que ya están siendo concluidas”, informó Siles en conferencia de prensa.

Entre las factorías que ya se inauguraron están la Planta de Almacenamiento y Transformación de Cereales, en el municipio paceño de Viacha; el Centro de Almacenamiento y Transformación de Granos en el municipio de Yacuiba, Tarija.

Los laboratorios y oficinas del Instituto Boliviano de Metrología (Ibmetro) en Achocalla, La Paz. También la Planta Procesadora de Extracción Vegetal y Aditivos de Palma en el municipio de Ixiamas, norte paceño. 

Entrega

Para los siguientes días, semanas y meses se prevé inaugurar la Planta de Transformación, Centro de Acopio y Almacenamiento de Papa en la ciudad de El Alto, la factoría de Frutos Amazónicos, en Pando; la Planta de industrialización de Almendra en Riberalta, Beni; La Planta de Procesamiento de Frutas en Sapahaqui, La Paz;

Además de las plantas piscícolas en el lago Titicaca (La Paz), en Villamontes (Tarija); y Rurrenabaque (Beni), entre otras.

“Por donde se lo vea, son buenas noticias para todos los bolivianos y esto forma parte de la política de industrialización”, sostuvo Siles.

Para la construcción de las 150 industrias que se edifica en todo el país y que es parte de la política de industrialización con sustitución de importaciones, demanda una inversión de más de Bs 29.000 millones.

De las 150 industrias, 63 factorías están relacionadas al área de la manufactura e impulsadas por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y que para su implementación se destina más de Bs 11.000 millones.

La construcción y funcionamiento de las estas industrias genera más de 32.000 fuentes de empleo entre directos e indirectos.

Comparte y opina:

Empiezan las obras para la construcción de la planta de aceite vegetal en Ixiamas

La factoría se edificará en 10 hectáreas: en seis se construirá la planta y en cuatro se producirá aceite de palma y de palmiste, torta de palmiste y bioabonos.

El presidente Luis Arce en el inicio de las obras de la planta de aceites en Ixiamas.

Por Yuri Flores

/ 14 de julio de 2024 / 12:22

El Gobierno dio inicio a las obras para la construcción de la Planta Procesadora de Extracción de Aceite Vegetal y Aditivos de Palma en el municipio de Ixiamas, en la provincia Abel Iturralde del norte de La Paz, con una inversión de más de Bs 164 millones.

“Contentos de estar aquí para iniciar las obras de la planta, una obra estratégica para el departamento de La Paz y para el país. Es como si acá en Ixiamas estuviéramos encontrando un pozo petrolero porque de aquí va a salir la materia prima para la producción de diésel”, dijo el presidente Luis Arce.

Lea también: El Gobierno entrega obra de electrificación para comunidades de Ixiamas

La autoridad lamentó la dependencia del país ante la importación de diésel y gasolina, y señaló que las inversiones para reducir ello debieron realizarse en gestiones pasadas, empero, depositó sus esperanzas en la factoría, ya que así la actividad agroforestal permitirá la producción del diésel boliviano.

El ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, agradeció las 10 hectáreas de terreno cedidas por la alcaldía de ese municipio: en seis hectáreas se construirá la planta y en cuatro hectáreas se producirá aceite de palma y de palmiste, torta de palmiste y bioabonos beneficiando a más de 1.700 productores del sector agrícola.

“Esta es una verdadera política que está encarando nuestro presidente Luis Arce, de la Marcha al Norte de La Paz, impulsando el proceso de industrialización para el desarrollo del departamento de La Paz”, remarcó el ministro.

La planta tendrá una capacidad de procesamiento de 132.000 toneladas métricas al año de fruto de palma aceitera, para la producción de aceite rojo crudo, aceite de palmiste, harina de palmiste, para proveer este producto a las plantas de biodiésel a cargo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), explicó Huanca.

En más de 6.600 hectáreas se sembrará el fruto de la palma aceitera y se producirá 26.400 toneladas de aceite crudo, que será materia prima para la producción de diésel ecológico, asimismo se elaborarán 2.640 toneladas de aceite de palmiste.

Comparte y opina:

El Gobierno entrega obra de electrificación para comunidades de Ixiamas

Se destinó una inversión de Bs 1,4 millones para el beneficio de 131 familias de las comunidades Carmen Tahua, Nueva Esperanza y San Felipe.

Pobladores de las comunidades de Ixiamas beneficiadas con la electrificación.

Por Yuri Flores

/ 14 de julio de 2024 / 11:50

Con una inversión de Bs 1.407.387,88, el Gobierno del presidente Luis Arce entregó obras de electrificación para beneficiar a más de 131 familias de las comunidades Carmen Tahua, Nueva Esperanza y San Felipe del municipio de Ixiamas, en el norte del departamento de La Paz.

Lea también: Arce apunta a que La Paz recupere hegemonía económica y se convierta en polo de desarrollo

Esta obra fue ejecutada con recursos propios de la empresa Delapaz, filial de ENDE Corporación y está enmarcada dentro de su plan de inversiones.

Comprende la construcción de 17,2 kilómetros de línea monofásica en media tensión de 19,9 kilovoltios (kV), desde el cruce Tahua en la carretera hacia Ixiamas y 3,90 kilómetros de línea en baja tensión de 220 V. Incluye también la instalación de cinco centros de transformación de 25 kVA y el plantado de 195 postes de concreto de media y baja tensión.

Las comunidades Carmen Tahua, Nueva Esperanza y San Felipe se sitúan entre la carretera que une los municipios de San Buenaventura e Ixiamas, en la provincia Abel Iturralde del departamento de La Paz.

Este proyecto de electrificación busca cumplir las metas propuestas en la Agenda 2025 del Plan Cero Mechero del Gobierno, para promover el desarrollo de la población, que ahora cuenta con energía eléctrica continua las 24 horas del día.

Comparte y opina:

En dos años, el uso de dinero en efectivo cae en 30%

En 2021, el 60% de las personas en América Latina aún tenía preferencia por los billetes, en 2023 esa cantidad cayó a 30%.

ELECTRÓNICO. Los pagos con QR han crecido exponencialmente.

Por Antonio Dalence

/ 14 de julio de 2024 / 06:55

Poco a poco el ‘encanto irresistible’ de contar billetes se va perdiendo en América Latina y en Bolivia, y va dando paso al uso cada vez más masivo de las tarjetas y las transacciones financieras digitales.

Dos estudios realizados en la región en los últimos meses señalan que el uso del dinero en efectivo (billetes y monedas) bajó en dos años en 30%.

Los datos muestran que en 2021 el 60% de las personas prefería todavía hacer uso del dinero en efectivo, pero para el 2023 esa cantidad bajó drásticamente hasta llegar solo al 30%. Es decir, ahora el 70% de las personas usa las tarjetas y las plataformas digitales y esta tendencia crece sin parar, según el último estudio realizado por McKinsey & Co.

Esta entidad, citada por Bloomberg, señala que en tan solo dos años las tarjetas de débito y crédito y las plataformas digitales reemplazaron al dinero en efectivo como método de pago predilecto a un ritmo realmente acelerado (Infografía).

En 2021 el 60% de la población todavía optaba por hacer uso de los billetes y las monedas para hacer sus pagos, en tanto que el 40% tenía preferencia por las tarjetas de débito, de crédito y las transacciones digitales.

Para 2023 esa figura cambió diametralmente, pues la preferencia de las personas para hacer uso de los billetes y las monedas cayó a tan solo el 30%, mientras el 70% prefiere hoy hacer pagos o compras con el uso de las tarjetas, de las plataformas digitales o de otras herramientas como los pagos a través de códigos QR.

Otra forma de mirar estos datos es que, para 2023, siete de cada 10 personas de América Latina realizan o reciben pagos u otras transacciones a través de un medio digital, según la encuesta la Beyond Borders 2024.

Varios son los factores que impulsan estos acelerados cambios, y hay coincidencia plena en que el origen está en la pandemia del COVID-19. En esa época, obligados por la dura realidad, miles de personas, no solo en Bolivia, en el mundo entero, se incorporaron a los sistemas de transacciones digitales que ya estaban vigentes, aunque con lento avance. Desde entonces el crecimiento es acelerado y sostenido.

La facilidad de uso, la velocidad con las que se hacen las transacciones y un mejor control de los gastos personales están entre las principales razones para confiar en los pagos digitales y las tarjetas. Esta tendencia es mayor, especialmente, entre la población más joven, los llamados ‘nativos digitales’. Otro estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, señala que el desarrollo tecnológico y su aceptación por la población, y la gran oferta que hay ahora en las finanzas tecnológicas (Fintech) son el otro factor que permite este masivo crecimiento del uso del dinero digital en desmedro de los billetes y las monedas.

En los últimos años es impresionante el crecimiento de empresas que ofrecen servicios de finanzas tecnológicas (Fintech), que de 300 pasaron a más de 3.000 en seis años, con Brasil y México a la cabeza. Bolivia, con menos intensidad, pero sigue esta línea de tendencia (Infografía).

Actualmente, el 57% de las Fintech tiene como población objetivo a los grupos de gente hasta ahora marginados de los servicios financieros, mientras que, en 2021, ese porcentaje era solo del 36%. Esto muestra también su fuerte aporte a la inclusión.

Además, los latinoamericanos son grandes usuarios de los teléfonos móviles y las redes sociales y eso también impulsó a las personas a probar nuevas opciones digitales y en línea para sus finanzas, señalan los expertos.

Con estos y más argumentos, la preferencia por el dinero en efectivo en esta región, ese gusto por contar los billetes que tenían sus habitantes, está desapareciendo con gran rapidez.

Las pruebas de esta nueva tendencia son sorprendentes: primero, según el informe de McKinsey & Co., en solo dos años las tarjetas de débito y crédito y las transacciones digitales, reemplazaron al dinero en efectivo como medio de pago preferido entre los latinoamericanos.

Segundo, el estudio del BID y Finnovista reveló que el número de Fintech en América Latina y el Caribe creció un 340% hasta superar las 3.000 empresas en solo seis años hasta 2023. Tercero, siete de cada 10 adultos latinoamericanos realizaron o recibieron pagos a través de medios digitales, según Beyond Borders 2024.

Ahora, los retos son grandes, señalan los expertos, por ejemplo, es necesario superar muchas deficiencias estructurales, desde la dificultad de cambiar el comportamiento de algunas personas que tienen un gran gusto por el efectivo, hasta problemas de acceso a la tecnología y de educación financiera.

BOLIVIA. En Bolivia, en particular, el 72% de los usuarios de los servicios financieros prefiere utilizar las tarjetas de débito o crédito en sus transacciones bancarias, según una encuesta realizada por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi).

La herramienta QR de pagó es la de mayor crecimiento.
La herramienta QR de pagó es la de mayor crecimiento.

Entre las operaciones que más realizan los usuarios se encuentran el retiro de dinero de los cajeros automáticos (33%), pagos en comercios (13%) y compras por internet (9%). Además, la Asfi señala que la opción “otros”, representó el 8%; todo este segmento de la encuesta llega al 63%.

Si bien el dato no es determinante para establecer en cuánto esta bajando el uso del dinero en efectivo en el país, es una buena señal de que la tendencia, al igual que en la región, es también usar menos el dinero en efectivo.

En Bolivia también hay un fuerte respaldo del desarrollo tecnológico en el sistema financiero y un amplio sistema de interconectividad. Los emprendimientos que más crecen, por ejemplo, son los relacionados con las Fintech.

El Mapeo del Ecosistema Fintech muestra que en el país fueron detectadas 147 startups en 2023, de las cuales, el 30%, más de 40, pertenece al sector Fintech. Este grupo, además, es el de mayor crecimiento pues hace un par de años era solo el 13%.

Pero el avance más visible, en la región, esta en Brasil, donde el sistema de pago instantáneo Pix del Banco Central llegó a más de 160 millones de usuarios desde su lanzamiento a finales de 2020.

Pix es un método de pago propio de Brasil, por lo que solo los clientes ubicados en este territorio pueden habilitarlo. Además, Pix solo se puede utilizar con la moneda brasileña.

En Argentina, aunque parezca extraño, la alta inflación de tres dígitos tuvo el efecto secundario e inesperado de impulsar el uso de aplicaciones de pagos digitales entre los argentinos cansados de llevar cada vez más billetes sin valor en sus billeteras.

Todo hace ver que la era del comercio, los negocios y las transacciones en las redes de internet se consolidaron y su avance se muestra imparable gracias a las tarjetas, de crédito o débito, y a las aplicaciones móviles.

Gracias a la transformación digital, una generación de latinoamericanos que nunca tuvo acceso a herramientas financieras por fin puede beneficiarse de ellas y el resto, los jóvenes, los nativos digitales, tienen un escenario más para lo que ya son sus actividades diarias, mientras el reinado del efectivo, de los billetes y las monedas, se acerca a su fin.

Las tarjetas de débito y crédito son cada día más populares y aceptadas por la gente.
Las tarjetas de débito y crédito son cada día más populares y aceptadas por la gente.

Tecnología financiera: menos billetes y una mayor inclusión

La preferencia por el uso del dinero en efectivo en la región baja rápidamente gracias al crecimiento de las alternativas de pagos digitales y de las tarjetas, tanto de débito como de crédito. Pero este cambio, que parece muy sencillo, en el fondo abre una nueva puerta para la inclusión financiera en la región.

Nada más cierto, dicen los expertos, pues también se multiplicó el número de startups o empresas dedicadas a las finanzas tecnológicas (Fintech) y, a medida que más emprendedores aparecen en el mercado, más opciones hay para que la población prefiera las aplicaciones o plataformas y ya no tanto los billetes, de esta fiorma, también se incluye al mundo de las finanzas.

Ahora bien, los expertos dicen que tanto las autoridades de gobierno como los entes reguladores deberían fomentar esta tendencia que es positiva, por donde se la mire, porque es una oportunidad de transformación tecnológica y de inclusión para la población marginada de lo que son los servicios financieros.

Es obligación del Estado y de los entes reguladores, o los bancos centrales, generar escenarios y políticas que, a su vez, incentiven a las entidades a crear productos financieros que estén más al alcance de la población, de los trabajadores formales e informales y que permitan a las pequeñas empresas ampliar sus operaciones a menores costos y más accesibilidad. Estamos frente a una de las más grandes opciones de inclusión financiera de los últimos tiempos, afirman los expertos citados por Bloomberg.

Igualmente, el desarrollo de las tecnologías financieras contribuye a reducir la burocracia administrativa que hay en los países de la región y estimula el necesario aumento de la productividad a través de la tecnología.

También puede leer: Prada a Morales: Deje gobernar al Presidente y deje de perjudicar la economía

Es decir, no solo se trata de dejar de usar los billetes, lo más importante es hacer que más gente tenga acceso a los servicios financieros, entre ellos, un crédito que permita mejorar los emprendimientos y la calidad de vida de las mayorias.

Visto de esta forma, dicen los expertos, los gobiernos también tienen que estar interesados como Estado en promover otras herramientas digitales que le permitan obtener más recursos y brinden transparencia y formalidad, así como mayor accesibilidad a la población.

Por ejemplo, las propias plataformas de impuestos, aduanas o adquisiciones del Estado deben ofrecer las mejores condiciones de acceso y de pago sin necesidad de portar efectivo.

La interoperabilidad es otro de los grandes retos, todas las instituciones estatales deben estar perfectamente interconectadas con el sistema financiero y otras instancias con diferentes aplicaciones y plataformas que operen las 24 horas del día.

Los gobiernos harían bien en seguir la estrategia Pix de Brasil (que es un sistema propio de pagos y transacciones en línea y en moneda nacional impulsdada desde el Estado) para acelerar el proceso de inclusión financiera y de transformación digital en cada uno de sus países.  

Comparte y opina:

Últimas Noticias