Economía

Thursday 18 Jul 2024 | Actualizado a 08:00 AM

Se impone precio del pan a Bs 0,50 y no hay quién controle y sancione

Conflicto. Gobierno e Intendencia de La Paz dicen que no tienen tuición en el tema

/ 11 de junio de 2015 / 05:09

El alza del precio del pan a Bs 0,50 se impone en La Paz y El Alto. Los panificadores indicaron que no lo rebajarán pese a la amenaza de procesos penales por agio, mientras el Gobierno y la Intendencia paceña señalaron, por separado, que no tienen tuición para el control y la sanción. 

El conflicto se activó el 14 de mayo, cuando el Ejecutivo anunció el retiro de la subvención a la harina de trigo entregada a los panaderos, lo que provocó una serie de medidas de presión que desembocaron en el incremento del costo del alimento, de Bs 0,40 a Bs 0,50 desde el lunes.

Un recorrido por barrios y un sondeo a compradores de La Paz y El Alto realizados por La Razón mostraron que el producto es ofertado a Bs 0,50 por tiendas y puestos callejeros en las zonas paceñas de Miraflores, Los Pinos, Villa Fátima, Villa La Merced, Munaypata, Pampahasi, Alto Obrajes, Sopocachi; además de la Ceja alteña.

Costo. Paralelamente, hay menos centros de expendio que comercializan el pan a Bs 0,40, como en la avenida Periférica, el barrio El Tejar, la avenida Buenos Aires (La Paz) y el Faro Murillo (El Alto). Aparte, en la calle paceña Zoilo Flores (San Pedro), vendedoras entregaron el alimento a este precio, pero en poca cantidad y con un menor peso.

El presidente de los panaderos de La Paz, Félix Quenta, remarcó que su sector no reducirá el costo del producto porque ya no lo elaboran con harina subvencionada y, por lo tanto, el precio “fue liberado”. “La marraqueta es el único pan autorizado a venderse a un precio justo, la pregunta es cuál es este precio y la ministra (Verónica Ramos) no quiere hacer una hoja de costos”.

Daniel Lamas, presidente de la Confederación Nacional de Panificadores de Bolivia, amenazó con extender a todo el país el alza del precio, desde la próxima semana, si el Ejecutivo no convoca al diálogo. “No se dará un paso atrás en el incremento. Lo que nos ligaba a vender a 0,40 centavos era la subvención de la harina de trigo”.

El martes, el ministro de Economía, Luis Arce, indicó que el Gobierno “no puede hacer nada” ante el aumento, ya que lo contrario implicaría devolver la subvención; ello a pesar de que el Ejecutivo anunció el inicio de acciones penales por el delito de agio contra quienes apliquen el alza. Mientras la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, solicitó a la población resistir la medida y no pagar más de Bs 0,40.

“No nos intimidarán con juicios”, anunció Quenta. Ayer, la ministra Ramos sostuvo que el diálogo está abierto, pero sin medidas de presión de por medio e informó que se defenderá a los consumidores con las denuncias correspondientes. Eso sí, remarcó que el control del precio y del peso del pan de batalla está en manos de las intendencias de las alcaldías. “Tienen que cumplir con las tareas que les competen”.

Pero el intendente de La Paz, Carlos Valencia, aclaró que la fiscalización del costo no es tuición de su entidad. “El precio del pan lo establece el Gobierno central”. Puntualizó que el Decreto Supremo 2130, de 2014, otorga al Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural la ejecución de acciones de prevención y control sobre el abastecimiento de alimentos a precio justo, evitando el agio y la especulación.

A Bs 0,40 en los hornos

La Paz

El dirigente Félix Quenta indicó que el pan puede ser comprado a Bs 0,40 en los hornos de La Paz. Así los comerciantes lo pueden ofrecer a Bs 0,50, para obtener ganancias.

Entregan 9 notificaciones de advertencia a vendedores

El viceministro de Defensa del Consumidor, Dante Justiniano, informó ayer que junto con autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural se entregaron notificaciones a comercializadores de pan para que dejen de vender ese producto a Bs 0,50.

“El Ministerio de Desarrollo Productivo ha dejado notificaciones señalando que no está dispuesto un tema de elevación del costo del pan y dentro del marco normativo que compete al Viceministerio de Defensa del Consumidor estamos comunicando que no se puede vender el pan a 50 centavos”.

Explicó que los avisos fueron entregados luego de recibir unas 45 llamadas telefónicas en las que denunció la comercialización del alimento a Bs 0,50. “Constatamos esta elevación de precio, principalmente la marraqueta, por lo que pedimos a la población que no la adquiera porque no ha sido justificada la elevación del precio de este producto de primera necesidad”.

Remarcó que se espera una tabla de costos de los panaderos para realizar un análisis que busque no perjudicar a la ciudadanía.   Una fuente del Ministerio de Desarrollo Productivo indicó a  La Razón que se entregaron al menos nueve notificaciones a comercializadores del producto, las cuales son una advertencia, porque pueden ser procesados por agio.

Ferias ofertarán el alimento a Bs 0,40

La Feria del Precio Justo que se realizará hoy en la Estación Central de la Línea Roja del teleférico en la ciudad de La Paz, en la exestación de trenes, ofertará pan a Bs 0,40, además de otros productos como carnes de res y de pollo, informó ayer el director del Observatorio Agroambiental del Ministerio de Desarrollo Rural, Carlos Guillén.

“La particularidad de esta feria es que vamos a garantizar la venta de la carne de res a 22,50 bolivianos el kilo gancho, el pan a 40 centavos y la carne de pollo a 12,50 bolivianos el kilo, este último porque se quiere disparar el precio del pollo por la especulación sobre el desabastecimiento de la carne de res”, indicó la autoridad.

Esta cita tiene el objetivo de garantizar alimentos a bajo costo para la ciudadanía. Los comerciantes tomarán la Estación Central desde las 07.00, y la oferta se extenderá a hortalizas, frutas y otros productos de la canasta familiar. Por ejemplo, la carne de res llegará desde Santa Cruz. Similar evento se llevará a cabo mañana en el mercado Santa Rosa de El Alto.

Aparte, el gerente de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Avelino Flores, remarcó que la entidad continuará con la venta de pan de batalla a Bs 0,40 en sus 11 tiendas de La Paz y El Alto, con el apoyo de panaderos independientes y en los supermercados Hipermaxi, Ketal y Fidalga. Y el quintal de harina es comercializado en Bs 150.

“Para nosotros es una preocupación el capricho de algunos dirigentes panificadores, porque otros quieren vender el pan a 0,40 centavos, pero están amenazados por sus dirigentes”. Sostuvo que el control del precio, la calidad y el precio del pan está a cargo de las intendencias municipales.

Comparte y opina:

La ‘helada blanca’ afecta a 137.000 hectáreas de cultivos en seis departamentos

El viceministro de Desarrollo Agropecuario, Álvaro Mollinedo, informó que Santa Cruz es el departamento más afectado. El Gobierno proveerá de insumos agrícolas a los afectados.

Las heladas están castigando a varias regiones. Foto: Archivo

/ 17 de julio de 2024 / 22:58

El viceministro de Desarrollo Agropecuario, Álvaro Mollinedo, informó este miércoles que al menos 137.000 hectáreas de diferentes cultivos fueron afectadas por la “helada blanca” en seis departamentos de Bolivia.

“Hemos tenido temperaturas bajas en las zonas productoras y heladas blancas. Santa Cruz es el departamento más afectado con 135.000 hectáreas en diferentes tipos de cultivos, entre sorgo, girasol y trigo”, explicó.

Como parte de las medidas de asistencia y apoyo a los productores afectados, el Gobierno proveerá insumos agrícolas.

A Santa Cruz le sigue Potosí con 620 hectáreas afectadas, Cochabamba con 379, Oruro con 275, Tarija con 131 y La Paz con 93 hectáreas.

Lea más: Senamhi pronostica nuevo frente frío desde el 20 de julio y emite alerta naranja por vientos

La helada blanca se produce con frío y humedad, y forma una capa blanca de hielo denominada escarcha. No es tan agresiva con el cultivo, “genera pérdidas”, pero “no es que daña y quema toda la cosecha”, complementó la autoridad.

Desde junio, en varias regiones se marcaron temperaturas muy bajas y frío extremo, por lo que algunos productores decidieron no sembrar.

Pese a las afectaciones por la helada blanca “las cosechas están garantizadas”, afirmó y precisó que la producción de tomate alcanzó el 50%, “este alimento lo tenemos garantizado”.

Para hacer frente a este problema climatológico, el viceministro adelantó que la semana venidera visitará municipios afectados para proveerles de insumos agrícolas y fertilizantes.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El sistema universitario público solicitó al Gobierno Bs 362 millones de ‘soporte extraordinario’

El rector de la universidad del Beni fue el primero en negociar este miércoles su solicitud y pidió Bs 36 millones, según explicó el rector Jesús Egüez.

El rector de la Universidad Autónoma José Ballivián, del Beni, Jesús Egüez. Foto: Roberto Guzmán

/ 17 de julio de 2024 / 20:36

El sistema universitario público le solicitó al Gobierno un “soporte extraordinario” de Bs 362 millones para solventar los gastos de esta gestión ante la disminución de recursos que reciben por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). Desde este miércoles y en reuniones individuales, cada rector negocia el monto que requiere su universidad.

El rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) de Santa Cruz, Vicente Cuéllar, dijo que esa fue la solicitud que presentaron el lunes al ministro de Economía, Marcelo Montenegro, en la reunión del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) y los rectores de todas las universidades públicas del país.

“El soporte extraordinario que nosotros hemos solicitado alcanza más o menos a 362 millones de bolivianos. Eso implica un soporte extraordinario más el 3% de incremento salarial; que el Gobierno tiene que cubrir. Ya el ministro ha determinado que el 3% se va a soldar al soporte ordinario y por lo tanto quedarían aproximadamente unos 306 millones como soporte extraordinario”, explicó Cuéllar en Unitel.

Cuéllar explicó que se determinó que cada universidad negociará individualmente en mesas de trabajo con Economía y al concluir esa labor, se firmará un acuerdo con todo el sistema universitario público.

“Ellos (Gobierno) son conscientes que están en la obligación de solucionar los problemas de las universidades; porque ninguna universidad va a permitir un recorte presupuestario porque eso implicaría en los hechos cerrar las puertas de nuestras universidades”, remarcó.

Lea más: Universidades públicas negociarán más recursos económicos en mesas de trabajo

Beni pidió Bs 36 millones

Este miércoles se iniciaron las negociaciones individuales. El rector de la Universidad Autónoma José Ballivián, del Beni, Jesús Egüez, fue el primero en reunirse con autoridades del Ministerio de Economía. Reveló que, en su caso, la solicitud fue de Bs 36 millones.

La autoridad dijo que, en la cita se evaluó la matriz de desempeño institucional y la parte financiera.

“Aún no tenemos resultados, pero salimos optimistas porque hemos cumplido con la mayoría de los indicadores comprometidos como universidad con el Ministerio de Economía. Nosotros hemos hecho una propuesta de Bs 36 millones, pero hay algo importante que acordamos en la reunión de rectores, que se va a partir de la base que nos dieron en 2023; lo cual a nosotros nos llena de satisfacción porque el año pasado cerramos con una base de Bs 26 millones”, explicó.

Egüez dijo sentirse tranquilo por iniciar la negociación a mitad de año; y no esperar hasta octubre y noviembre, pues el desembolso de fondos “toma su tiempo”.

“Hay que esperar que todas las universidades vengan a trabajar y al final se hará una evaluación y se firmará un acuerdo para tramitar los recursos que serán desembolsados mensualmente y no tener problemas”.

El lunes, tras una reunión, el Ministerio de Economía y el CEUB elaboraron un cronograma de trabajo para negociar con cada rector. Este jueves es el turno de la universidad pública de Oruro.

Comparte y opina:

BoA activa protocolos de seguridad tras falsa amenaza de bomba en un avión

El vuelo entre Santa Cruz y La Paz fue evacuado y se revisó todo. Los pasajeros contaron que una mujer fue la que alertó sobre el explosivo. La estatal informó que la pasajera fue entregada a la Policía.

Los pasajeros fueron evacuados para revisar el avión. Foto: DTV

/ 17 de julio de 2024 / 18:22

Una amenaza de bomba en un avión de Boliviana de Aviación (BoA) con itinerario Santa Cruz-La Paz, obligó a activar los protocolos de seguridad y evacuar a los pasajeros para descartar la advertencia. Tras la respectiva revisión con personal especializado, se descartó la existencia del explosivo.

Mediante un comunicado, BoA informó que este miércoles en el vuelo OB 673 Santa Cruz-La Paz, se recibió una alerta sobre la existencia de una bomba momentos antes del despegue.

Según los pasajeros, una mujer habría recibido una llamada telefónica que alertaba sobre la presencia de una bomba a bordo del avión. Sin embargo, otros testigos aseguran que la mujer quería bajarse del avión por lo que dijo que había una bomba.

Lea más: BoA inauguró los vuelos directos La Paz-Lima a una tarifa de $us 212

“De inmediato, se activaron los procedimientos de seguridad establecidos conforme a nuestros protocolos. La amenaza fue rápidamente descartada; y la pasajera ha sido entregada a los organismos respectivos de seguridad. Asimismo, se aplicaron todas las medidas de seguridad necesarias; para asegurar que la aeronave pudiera retomar su itinerario con total normalidad”, indica el comunicado de la estatal.

Asimismo, BoA informó que el vuelo continuó su viaje conforme a lo planificado “garantizando la seguridad y tranquilidad de los pasajeros”.

Este episodio generó la alarma de los pasajeros en el aeropuerto de Viru Viru. Fuerzas policiales, bomberos y equipos de emergencia se movilizaron en la pista del aeropuerto; y activaron los protocolos revisando todo el avión. Autoridades policiales informaron que tres personas fueron aprehendidas por este incidente, dos varones y una mujer.

Comparte y opina:

Avicultores reportan menor producción de pollos y huevos e identifican cuatro razones

Luego de una evaluación semestral, la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA) advierte que habrá menor oferta de estos productos a partir de diciembre de este año.

Los representantes de ADA Santa Cruz, en conferencia de prensa. Foto: ADA

/ 17 de julio de 2024 / 18:12

Luego de una evaluación semestral, la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA) reportó este miércoles que hay cuatro factores principales que afectan la normal producción en las granjas de ese departamento, lo que repercutirá en una menor oferta de carne de pollo y huevos a partir de diciembre de este año.

La falta de dólares para la importación de genética, el incremento en el precio de los insumos veterinarios, la incertidumbre generada por la oferta irregular de granos y los recortes por parte del Gobierno en las asignaciones de soya, son los principales problemas que enfrentan los avicultores.

El presidente de ADA, Omar Castro, calificó como complicado para el sector estos primeros seis meses del año, pues la falta de dólares ha impactado en el precio de los insumos veterinarios avícolas importados; elevando los costos de producción. De igual manera, afectó la importación de genética para la reposición en tiempo y cantidad de las reproductoras en las granjas; lo que ocasionará una disminución del 11% en la oferta de pollo terminado y el 4% en la de huevo a partir de diciembre.

Recordó que “desde que empezó el problema de la falta de dólares en el país en febrero pasado el sector avicultor solicitó al Gobierno que canalice el acceso a $us 1,5 millones para la importación de genética, gestión que se está dando recién a partir de julio. No obstante, el desfase en la producción del primer semestre y sus consecuencias son inevitables”.

Lea más: En Bolivia, cada persona consume en promedio 46 kilos de carne de pollo al año

Avicultores

Asimismo, dijo que según un reciente informe técnico de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) la superficie sembrada con cultivos de rotación; que incluyen sorgo, maíz, trigo, girasol y chía, ha caído significativamente; lo cual no asegura la provisión estable y permanente de maíz y soya para la alimentación de las aves generando incertidumbre en los avicultores.

 “Nuestros productores sufren discriminación por parte del Gobierno. Para este segundo semestre hemos sufrido nuevamente un recorte del 24% de lo requerido. De las 21.000 toneladas que solicitamos solo nos asignaron 16.000 toneladas; afectando a 351 de 420 avicultores, o sea, al 84% de nuestros productores. La misma situación se dio en la anterior asignación, que tuvimos un recorte del 25%”, explicó Castro.

Informó que, pese a que un equipo técnico de la Asociación se reunió dos días en La Paz con autoridades nacionales para explicar y justificar las 21.000 toneladas requeridas, no se logró revertir el recorte. “El Gobierno está discriminando a los productores de ADA Santa Cruz; al hacer estos recortes, que ninguna otra asociación en el país ha sufrido, ni de avicultores, ni de ningún otro rubro pecuario”.

ADA Santa Cruz propone establecer mecanismos para asegurar la provisión de torta de soya hasta el ingreso de la nueva cosecha de la campaña de verano 2024-2025.

Además, aprobar la importación de maíz transgénico con gravamen 0 e IVA 0, o hasta que se apruebe el uso de biotecnología y hoy; al ser Bolivia miembro pleno del Mercosur, existe el mecanismo de homologación para acelerar este proceso.

Sugieren también mantener la canalización de fondos en dólares para la importación regular de genética.

El 65% de la producción de pollos de engorde, el 52% de la producción de huevo y más del 90% de la producción de pollitos bebés del país se genera en el departamento cruceño.

ADA cuenta con 420 productores asociados, de los cuales el 72% son pequeños y medianos productores y el 28% son grandes.

Comparte y opina:

Saldo comercial con el Mercosur cayó en 528% el año pasado

Se redujo de $us 190 millones en 2022 a -814 millones en 2023

El presidente Luis Arce entrega el protocolo de adhesión a su par de Paraguay, Santiago Peña

Por Miguel Gómez

/ 17 de julio de 2024 / 06:54

El 8 de julio, Bolivia logró un objetivo que tomó nueve años: su adhesión como miembro pleno en el Mercado Común del Sur (Mercosur). Los aplausos salieron a flote. Pero quedan retos en el horizonte, en un bloque con el cual el saldo comercial está con cifras rojas. 

Las relaciones comerciales con Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela (este último suspendido desde 2016) cobrarán nuevos bríos, sin embargo queda mucho por hacer, ya que la gestión pasada la balanza comercial con este bloque marcó una caída de 528%: de $us 190 millones a favor, a $us 814 millones en contra.

El Gobierno calificó la inclusión como un “hito histórico”. En la cumbre del Mercosur en Paraguay, donde se oficializó la decisión, hubo celebración. Mientras los empresarios del país expresaron su esperanza de que Bolivia se convierta en un “eje de articulación de los bloques económicos más importantes de Sudamérica”.

Las expectativas no son para menos. Ahora incluyendo a Bolivia, se tiene que esta apuesta regional abarca 14 millones de kilómetros cuadrados de territorio, un mercado de 315 millones de habitantes, un Producto Interno Bruto (PIB) que supera los $us 3 billones y exportaciones anuales por más de $us 447.000 millones.

Revise: Bolivia en el Mercosur, un recuento histórico

DISPARES

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, pone paños fríos al tema. “En 1994 tuvimos una fuerte discusión con Gonzalo Sánchez de Lozada y funcionarios de Cancillería, empeñados en que Bolivia sea miembro pleno del Mercosur. Les dijimos que el país no estaba preparado y que el resultado de una integración entre dispares sería negativo”, indica a La Razón.

“Pero pudo más la obstinación de Goni y el mal asesoramiento de su entorno, y se avanzó a un Acuerdo de Libre Comercio. ¿El resultado? Lo que se había anticipado: sin considerar el gas, entre 1997 y 2023, Bolivia acumuló un déficit comercial por $us 43.000 millones, con lo que quienes se benefician del mercado nacional son brasileños, argentinos, paraguayos y uruguayos”.

Tomando en cuenta la venta de gas boliviano, la relación comercial con el bloque arroja un superávit de $us 16.661 millones desde 1997 hasta 2023, con $us 68.580 millones en exportaciones y $us 51.919 millones en importaciones, según los datos elaborados por el IBCE para La Razón, con base al Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si bien la exportación de hidrocarburos pesó para números positivos en la balanza del último sexenio (más datos en la infografía), el año pasado se presentó un bajón preocupante que tiene que ver precisamente con los menores ingresos por el gas: de $us 190 millones en 2022 se pasó a -814 millones en 2023, una caída de 528%.

Aunque Rodríguez repara en esta valoración. “Primero, para evaluar el comercio Bolivia-Mercosur, no se debe considerar el gas, pues no hace parte del Acuerdo de Libre Comercio firmado en 1996, ya que la exportación de gas a la Argentina data de los 70 y al Brasil, de inicios de los 90. Segundo, incluso con la venta de gas, en 2023 tuvimos un déficit por $us 814 millones con el Mercosur, lo que demuestra lo que se dijo ya, que, lamentablemente, ‘para Bolivia, Mercosur es gas y nada más’”.

“Desgasificando” los negocios entre el país y el bloque, como advierte Rodríguez, las estadísticas son rojas desde 1997 y no bajan de la suma negativa de $us 2.500 millones desde 2021 (más datos en la infografía). El histórico señala que la balanza negativa asciende a $us 42.639 millones, con $us 51.904 millones en importaciones y $us 9.265 millones en ventas.

En la evaluación que toma en cuenta a la venta de hidrocarburos, la caída más dura se presenta con Argentina. En 2022, las exportaciones llegaron a $us 1.744 millones, pero el año pasado decayeron hasta $us 954 millones. Y las compras bajaron igualmente, de $us 1.336 millones a  $us 1.085 millones, respectivamente Eso sí, en el histórico desde 1997 hay un superávit a favor del país: con ventas de $us 2.433 millones e importaciones por $us 19.639 millones, es decir, $us 2.794 millones a favor.

Más todavía, las ventas se redujeron también entre 2022 y 2023 con las otras naciones del Mercosur: de $us 1.893 millones a $us 1.569 millones con Brasil, de $us 65 millones a $us 47 millones con Paraguay, y de $us 19 millones a $us 16 millones con Uruguay. Sin embargo, con Venezuela, que se encuentra suspendida del bloque, hay una aumento leve: de $us 2 millones a $us 5 millones.

De acuerdo con los datos del IBCE, el año pasado el producto más exportado al Mercosur fue el gas, por un valor de $us 2.049,6 millones, seguido de lejos por productos de soya ($us 177,9 millones), úrea ($us 72,1 millones), bananas ($us 44,2 millones), boratos de sodio ($us 28,2 millones), gas licuado de petróleo ($us 22,2 millones), entre los principales.

Al otro lado de la moneda, en cuanto a las importaciones, en primer lugar se sitúa el diésel por $us 591,6 millones, seguido por gasolinas sin tetraetilo de plomo ($us 238,6 millones), barras de hierro ($us 85,9 millones), preparaciones con grado alcohólico ($us 70 millones) y coches para transporte de mercancías ($us 44 millones), en el tope de la tabla estadística.

Para el Gobierno, con la adhesión a este bloque se abre un abanico de oportunidades para los productos bolivianos. “Es un gran reto y una gran oportunidad. Sí, tenemos musculatura en algunos sectores como el sector ganadero, por ejemplo; será una gran oportunidad para el sector del litio cuando empecemos a industrializar a gran escala”, dijo el vicecanciller Elmer Catarina, sin dejar de mencionar al hierro del Mutún.

OFERTA

Y Rodríguez expone de nuevo su posición crítica. “Muchos piensan que al ser Bolivia miembro pleno del Mercosur ese mercado se ‘abrirá’ para nuestros productos, pero no es así. El libre comercio con ese bloque rige ya desde 2014, luego de concluir el Programa de Liberación Comercial, pero no es aprovechado por dos razones: la oferta exportable boliviana coincide con la del Mercosur, que produce más competitivamente, y por otra parte, debido a las trabas paraarancelarias, principalmente en Brasil y Argentina”.

Por esta razón, “hoy se exporta menos productos con valor agregado que cuando no había la zona de libre comercio. Lo que se viene ahora, en términos de oportunidades y riesgos, tiene que ver con el libre comercio en el sector de servicios, libre circulación de capitales y personas, armonización de políticas y el tener que ser parte de la Unión Aduanera del Mercosur que, como se sabe, tiene un fuerte rasgo proteccionista”, complementa el gerente del IBCE.

Hay otros expertos que apuntan a resultados no inmediatos. “La incorporación de Bolivia… constituye uno de los acontecimientos más importantes en materia de opciones de desarrollo a largo plazo para el país”, manifiesta Horst Grebe, economista y columnista de La Razón, para quien “Bolivia dispone de cuatro años para adecuar sus leyes y reglamentos al marco normativo” de este bloque.

El exministro plantea desafíos para el país en cuanto a fortalecimiento institucional y capacitación profesional, por ejemplo, y en el sector empresarial. “Para aprovechar de verdad las oportunidades de pertenecer al Mercosur, el país tendrá que establecer un catálogo muy exigente de cambios en las orientaciones y enfoques de su desarrollo. Es probable que tal esfuerzo valga la pena”, remarca en su columna del domingo 14. 

ESTABILIDAD

Como un espaldarazo al mandato de Arce y una muestra de lo que se puede construir en este trayecto, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llegó al país con sus ministros y un grupo de empresarios para allanar una “nueva era” en las relaciones bilaterales, más allá de la compraventa de gas. Y pidió garantizar cinco tipos de estabilidad para entablar negocios: política, económica, fiscal, jurídica y social.

Así, ahora queda que Bolivia pavimente su ingreso al Mercosur. ¿Qué debe hacer en estos cuatro años? Rodríguez sugiere aprender de lo recorrido y prepararse para competir en un nivel alto. “Negociar en los mejores términos la incorporación del gran acervo normativo de dicho bloque, para que en los próximos cuatro años nos preparemos, tanto institucionalmente en el sector público, así como también en el sector de servicios, para no repetir la triste historia del libre comercio en bienes tangibles que está beneficiando principalmente a Brasil y Argentina, aunque también a Paraguay y Uruguay, siendo que, sin incluir el gas, con todos ellos tenemos un déficit estructural”.

“La lección aprendida es que, cuando un país entra a competir con otros en inferioridad de condiciones, por ejemplo, sin que a nuestros productores se les deje aplicar la biotecnología, tal integración resulta una ingenuidad, porque saldrá perdiendo. Lo segundo tendría que ver, con mejorar las cosas en casa, ya que si, por ejemplo, vamos a hablar de libre tránsito para ser “bisagra” entre el Mercosur y la Comunidad Andina, primero habrá que acabar con los insufribles bloqueos en el país”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias