Economía

Monday 22 Apr 2024 | Actualizado a 12:21 PM

Huanuni y Corocoro registraron en 2016 pérdidas por $us 10,1 millones

El caso de Huanuni es el más complicado, ya que existen problemas estructurales en la producción, informó a La Razón el presidente de Comibol, José Pimentel. En el caso de Corocoro afectó el precio de los minerales.

/ 7 de marzo de 2017 / 12:42

La Empresa Minera Huanuni (EMH) cerró 2016 con un déficit de $us 10 millones y la Empresa Minera Corocoro (EMC) con $us 100.000. En el primer caso fue por la baja producción y, en el segundo, por la baja cotización de los minerales en el mercado externo.

«Huanuni (ha perdido en 2016) aproximadamente $us 10 millones; en el caso de Corocoro fue mínimo, cerca de $us 100.000. Los factores que incidieron, en el caso de Corocoro, fueron problemas de los precios (de los minerales), pero en Huanuni hay problemas estructurales en la producción minera», informó el presidente de la estatal Corporación Minera de Bolivia (Comibol), José Pimentel, en una entrevistas exclusiva que publica hoy La Razón en su edición impresa.

La EMH registra pérdidas por segundo año consecutivo. En 2015, el déficit fue de $us 17,83 millones de acuerdo con datos de la Comibol. No obstante, según información de la dirigencia de los trabajadores mineros, la cifra negativa alcanzó a $us 26 millones.

Respecto a la mala situación de Huanuni, Pimentel explicó que la «solución definitiva» es el funcionamiento del ingenio de tratamiento de 3.000 toneladas diarias. «Todos nuestros esfuerzos estarán dirigidos a que este proyecto se consolide pronto», sostuvo.

El desafío de Comibol, dijo Pimentel, es hacer rentable a sus empresas, dado el panorama alentador de la cotización internacional, como en el caso de Huanuni y Corocoro, donde se deben hacer ajustes.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), los minerales con mejores ventas son el zinc, la plata y el plomo. (07/03/2017)

Comparte y opina:

YPFB prevé un ahorro adicional de $us 25 MM por año con el oleoducto Sica Sica

En marzo llegó un primer cargamento con 150.000 barriles de crudo, de un total de 1.600.000 barriles, que se traducirán en un ahorro de $us 240 millones para el país este año.

El buque que utiliza YPFB para la importación de crudo.

Por Yuri Flores

/ 22 de abril de 2024 / 12:18

Con el uso del oleoducto Sica Sica-Arica (OSSA) para la importación de crudo, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) prevé un ahorro adicional anual de $us 25 millones en la importación de diésel, gasolina y crudo.

La petrolera estatal anunció en marzo que este año se importarán 1,6 millones de barriles (Bbls) de petróleo crudo a través de ocho buques que arribarán a la Terminal Marítima Sica Sica en Arica, Chile, que es administrada por YPFB.

Lea también: Chile renueva a YPFB la concesión del oleoducto Sica Sica-Arica por 20 años más

“Se podría ahorrar unos 25 millones de dólares año adicionales con el uso del oleoducto OSSA-2 de YPFB para la importación a Bolivia de estos hidrocarburos y así llegar hasta los centros de consumo del país como son Oruro, Cochabamba y Santa Cruz”, indicó el titular de YPFB, Armin Dorgathen.

Acuerdo

En abril del año pasado, Chile renovó a YPFB, por tercera vez y por un periodo de 20 años, la concesión marítima del Oleoducto Sica Sica-Arica, a través del Decreto Supremo 250. El acuerdo también permite realizar operaciones de carguío a buques para eventuales tareas de exportación de Recon (Crudo Reconstituido).

La norma establece que la concesión marítima se otorga sobre un sector de terreno de playa, playa, fondo de mar y porción de agua en la zona El Chinchorro, en el puerto de Arica, y busca amparar la operación de una cañería subterránea y submarina de la terminal de Arica.

El acuerdo sobre el Oleoducto entre Sica Sica y Arica fue suscrito el 24 de abril de 1957, entre ambos países, y determina detalles relativos al estudio, construcción, mantenimiento y operación en territorio chileno.

La construcción de la Estación Arica de YPFB data de febrero de 1961. En ese año se otorgó a YPFB en Arica, en el barrio industrial El Chinchorro, una concesión de un sector de terrenos de playa en el puerto de Arica, según establece el Decreto Supremo 180, del 8 de febrero de 1961. YPFB Transporte SA lo opera desde 1997.

Cisternas

Dorgathen recordó que el mes pasado llegó el primer cargamento con 150.000 barriles de crudo, de un total de 1.600.000 barriles, que se traducirán en un ahorro de $us 240 millones para el país este año.

Ese cargamento llegó procedente de Argentina y fue desembarcado en la terminal marítima Sica Sica, en el puerto chileno de Arica.

El producto se almacena en tanques de la terminal terrestre Arica de YPFB y, posteriormente, es enviado hasta las refinerías de la petrolera estatal para su procesamiento.

Para transportar el crudo desde la terminal portuaria hasta el país, YPFB incrementó de 80 a 110 cisternas por día para garantizar los requerimientos de abastecimiento en Bolivia.

“Con el incremento de la capacidad de despacho de cisternas en la Terminal Arica se garantiza la capacidad necesaria para atender los requerimientos de hidrocarburos líquidos con el fin de lograr una mayor agilidad en el suministro de combustibles importados para el mercado boliviano”, dijo Dorgathen.

Según YPFB, con el incremento de cisternas, se transportarán hasta 3,6 millones de litros diarios para garantizar el abastecimiento de combustibles en el país, los cuales son subvencionados con el fin de cuidar la economía de los bolivianos.

El crudo que llega al país a través de las cisternas será refinado por en las refinerías Guillermo Elder Bell (Santa Cruz) y Gualberto Villarroel (Cochabamba) para obtener diésel, gasolina y otros productos, lo que abarata costos de y genera los $us 240 millones de ahorro.

Comparte y opina:

Bolivia continúa con déficit comercial; a febrero llegó a $us 295 millones

El país arrastra desde septiembre del año pasado una balanza comercial negativa que, según el INE, se debe a los factores internos y externos.

Movimiento de carga boliviana por el puerto de Ilo, Perú.

Por Yuri Flores

/ 22 de abril de 2024 / 11:12

El comercio exterior de Bolivia continúa con un déficit comercial que, a febrero de este año, alcanzó los $us 295 millones, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Desde septiembre del año pasado, Bolivia registra un constante déficit comercial y que a la fecha no puede revertirse debido a los factores externos e internos que afectan al desarrollo del comercio exterior boliviano.

Lea también: Bolivia registra déficit comercial después de tres años de superávit

En septiembre de 2023 el déficit llegó a $us 119 millones, redujo a $us 66 millones en octubre; luego se incrementó a $us 229 millones en noviembre, y en el último mes se registró una balanza comercial negativa de $us 214 millones y en enero de este año el saldo fue de menos $us 185 millones. 

De acuerdo con el ente estadístico, en el ámbito externo, la situación de los mercados financieros y la contracción económica mundial fueron los factores; y en el interno, el cambio climático y los constantes bloqueos de carreteras en las principales rutas se reflejan en un déficit.

“El déficit que presenta el saldo comercial a febrero de 2024 se explica porque el volumen de exportaciones, hacia los diferentes socios comerciales, se vio afectado debido a los múltiples puntos de bloqueo en las carreteras del país, así como a las cotizaciones más bajas de los principales productos de exportación a similar período”, publicó el INE en su informe de comercio exterior. 

Balanza

El resultado del déficit comercial se explica porque las exportaciones a febrero alcanzaron los $us 1.263 millones, cifra menor en $us 371 millones a la registrada en el mismo período de 2023. Mientras que las importaciones llegaron a $us 1.558 millones, menor en $us 165 millones a la registrada en igual período del año pasado.

Bolivia cerró 2023 con un déficit en la balanza comercial de $us 585 millones, luego de tres años consecutivos (2020-2022) de superávit. En 2000, el país registró una cifra similar en el saldo comercial de menos $us 545 millones.

Estas cifras negativas que presenta el comercio exterior boliviano preocupan al sector exportador privado, por lo que el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, pidió el 10 de abril que se encare adecuadamente medidas para revertir la situación.

Comparte y opina:

El Gobierno invertirá Bs 108,6 millones en 423 proyectos de sistemas de agua en el país

La inversión prevista beneficiará a las comunidades para que puedan dotar de agua a 1.050.249 cabezas de ganado y para el riego de 3.843 hectáreas de cultivos.

Inauguración de un sistema de agua en el occidente del país.

Por Yuri Flores

/ 22 de abril de 2024 / 09:55

Para este año, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, a través de la Unidad Ejecutora de Pozos, prevé ejecutar 423 sistemas de agua en el país y, para ello, invertirá Bs 108,6 millones.

La directora de la entidad estatal, Silvia Delgado, informó que el objetivo es dotar el líquido elemento para el consumo humano, fortalecer la producción agropecuaria y reactivar la economía de 24.797 familias de pequeños y medianos productores.

Lea también: El Gobierno invierte más de Bs 8.200 millones en diversos proyectos para garantizar agua

“En el marco del Plan de Respuesta Inmediata a la Sequía 2024, se construirá 110 sistemas de agua subterránea a nivel nacional en 63 municipios, con una inversión de Bs 50 millones y en el marco del Programa Nacional Nuestro Pozo, se construirá 313 sistemas de agua subterránea a nivel nacional, con una inversión de Bs 58,6 millones”, indicó Delgado.

Afirmó que la inversión prevista beneficiará a las comunidades para que puedan dotar de agua a 1.050.249 cabezas de ganado y para el riego de 3.843 hectáreas de cultivos.

Los 423 sistemas de agua que se construirán en diferentes municipios permitirán dotar a las familias de este recurso hídrico indispensable, además de potenciar la producción de alimentos, contribuir a la seguridad alimentaria y mejorar los ingresos de los productores.

Comparte y opina:

En el Cerro Rico todavía operan 32 cooperativas mineras

Unos 12.000 trabajadores mineros explotan el Patrimonio de la Humanidad

Vista del Cerro Rico de Potosí

Por Yuri Flores

/ 22 de abril de 2024 / 07:54

La explotación de minerales del Cerro Rico, en la capital del departamento de Potosí, aún persiste, poniendo en riesgo su estructura. A la fecha existen 32 cooperativas con unos 12.000 afiliados que todavía extraen sus recursos mineralógicos.

El descubrimiento de minas de plata y oro en reservas existentes en el Cerro Rico fue un suceso que tuvo lugar en los años 1540 y 1570, por acción de la industrialización española en la época del Virreinato del Perú. A partir de esos años se comenzó con la extracción de sus recursos y, a casi 500 años de esa explotación del coloso, miles de cooperativistas se resisten a salir del lugar.

La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) tiene identificadas a 32 cooperativas con aproximadamente 12.000 trabajadores que continúan con la extracción de los recursos del Cerro Rico.

Cooperativas

“Todo el Cerro tiene cerca de 32 cooperativas y estimando esa cantidad de gente que trabaja en estas cooperativas, como socios y trabajadores que engloban a todas estas cooperativas, estamos hablando casi de cerca de 12.000 trabajadores que están ahorita trabajando en el Cerro”, dijo el presidente de Comibol, Reynaldo Pardo, en entrevista con La Razón.

La ciudad de Potosí fue inscrita en 1987 en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

A consecuencia de la explotación del Cerro Rico de Potosí por casi cinco siglos, hace más de una década se comenzó a registrar hundimientos en su interior, por lo que, en junio de 2014, la Unesco publicó un listado de patrimonios mundiales en riesgo, donde hasta la fecha está Potosí, debido a la explotación del Cerro Rico.

Esas acciones obligaron a las autoridades nacionales a asumir medidas urgentes como el cierre de bocaminas que están por encima de la cota 4.400 (altura de un punto, ya sea sobre el nivel del mar) del Cerro Rico.

Potosí

La Comibol, a la fecha, tiene registrados 133 hundimientos en el interior del cerro, de los cuales 14 son catalogados de alto riesgo.

Para evitar un mayor riesgo y más hundimientos en el Cerro Rico, se determinó cerrar las bocaminas y entre 2021 y 2023 se clausuraron 36 de los 56 ingresos que existen por encima de la cota 4.400 del macizo rocoso de Potosí. 

Las instituciones cívicas de Potosí también impulsaron, a través de acciones legales, que se deje de trabajar en la parte alta del cerro. En 2022, la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Potosí emitió la Resolución 05/2022, Sentencia de Acción Popular, en la que establecía que se cumpla la migración de las cooperativas que trabajan arriba de la cota 4.400 y el cierra de las bocaminas.

La disposición legal le obliga al Ministerio de Minería y a la Comibol intensificar y extremar medidas, actividades y trabajos para la migración de los cooperativistas a nuevas áreas que están en la parte alta del Cerro Rico.

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Alberto Pérez Ramos, manifestó que como institución Cívica se planteó la Acción Popular para que las autoridades competentes eviten más operaciones mineras al interior del Cerro Rico.

Cerro Rico

No obstante, sostuvo que la normativa judicial no se cumple del todo y que todavía existen trabajos que ponen el riesgo al patrimonio de la Humanidad de Potosí.

“Por diferentes bocaminas dentro del cerro, ahí es el gran problema, que ahora continúan realizando este trabajo y el cerro ya está totalmente deteriorado, yo creo que este cerro en unos años más se desplomaría”, consideró el dirigente cívico a La Razón.

En cumplimiento a esa Acción Popular, la Comibol impulsa la migración de los cooperativistas que están encima de la cota 4.400 con el objetivo de mitigar los riesgos de un desplome del Patrimonio de la Humanidad de Potosí.

Pardo indicó que por instrucción del presidente Luis Arce y del vicepresidente David Choquehuanca, se da cumplimiento a la normativa y se trabaja en la migración de los cooperativistas y, paralelamente, con la clausura de los ingresos a los socavones.

De acuerdo con la Comibol, actualmente existen 19 bocaminas abiertas que están por encima de la cota 4.400 y que hasta finales de este año se prevé cerrar todos esos ingresos al Cerro Rico.

Paralelamente se propone nuevas áreas mineras para que los cooperativistas de esa parte del coloso migren para que, de una vez, dejen de explotar la parte alta del cerro como establece la Acción Popular de 2022.

Migración

El ejecutivo de la Comibol informó que existen más de 500 trabajadores de las cooperativas que aún explotan el Cerro Rico por encima de la cota 4.400.

Sin embargo, para que migren a otras áreas mineras, la Comibol realiza un trabajo arduo de socialización toda vez que las cooperativas tienen contratos de explotación por 15 años y que aún, en algunos casos, estas asociaciones no cumplen ni la mitad de ese tiempo de explotación minera dentro el Cerro Rico de Potosí. 

“Por encima de la cota 4.400 están cerca de 500 trabajadores en esas 19 bocaminas que están abiertas ahí”, manifestó Pardo. 

Según el funcionario, son unas cuantas cooperativas que aún explotan por encima del límite establecido y que la mayoría de los asociados ya fueron trasladados por debajo de la cota 4.400 porque el contrato de explotación de minerales aún está vigente.

A pesar de los trabajos que realiza la Comibol con la migración de los cooperativistas y con el cierre de las bocaminas para evitar la explotación del Cerro Rico por encima de la Cota 4.400, existen algunas personas que continúan ingresando a esos sectores para extraer los recursos mineralógicos que, en muchos casos ponen en riesgo su vida porque son sectores de alta peligrosidad que pueden desplomarse cualquier momento.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El comercio de vehículos crece: En el país circulan más motocicletas y vagonetas

Las vagonetas constituyen el 25,4% y las motos 32,4%, según el INE.

Los vehículos del servicio público y privado en La Paz.

Por Rodolfo Aliaga

/ 22 de abril de 2024 / 07:43

Según el último reporte anual del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el país circulan más motocicletas y vagonetas. Un tercio de los motorizados son de dos ruedas entre los más de dos millones registrados.

Por clase de vehículos, las motocicletas forman parte del grupo más importante del parque automotor de Bolivia, debido a que hasta el 2023 se registraron 800.890 unidades, siguiendo por orden de importancia las vagonetas con 627.814 unidades, automóviles con 381.187 y camionetas con 226.975 aparatos.

Las motocicletas constituyen el 32,4% de participación porcentual y las vagonetas el 25,4%.

El INE clasificó en 16 categorías a los vehículos inscritos en el Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT) en  la gestión 2023.

En el quinto lugar de la clasificación, según el número de motorizados y clase aparecen los camiones, con 144.640 unidades, minibuses (133.895), jeep (66.377), tractocamiones (31.802), microbuses (18.918) y furgones (17.120) en el top 10 del listado.

Vehículos

Después están los buses (12.982), quadra track (6.269), ambulancias (1.391), maquinaria pesada (232), torpedos (85) y finalmente Trimóvil-Camión con 45.

En el informe del año 2022, habían 727.408 motos que representaban el 31% del parque automotor boliviano. Mientras que las vagonetas el 25,8% por un número total de 605.436; es decir hay más motocicletas que hace dos años y un poco menos de vagonetas.

De acuerdo con el INE, el Boletín Estadístico del Parque Automotor reporta con periodicidad anual información respecto al número de unidades vehiculares registradas por los gobiernos autónomos municipales, de acuerdo con el tipo de vehículo y el servicio que presta a la sociedad.

La próxima actualización del parque automotor se publicará en el mes de abril del año 2025.

Comercio

La venta de motos crece cada vez y esto se debe a sus ventajas de agilidad, practicidad, libertad y economía en comparación con el uso de los automóviles, así señala un reporte del Centro de investigación Pew Research que recopila y suministra estadísticas e información relevante sobre temáticas referidas al sector.

A nivel mundial, el Continente asiático es el abanderado con mayor número de motos por metro cuadrado, destacando Vietnam, en específico, Ho Chi Minh, con un 86% de preferencia por las motos en relación con los coches. Hanói y Yakarta, también encabezan el listado en Asia, así lo corrobora la página Pew Research.

En cuanto al Continente americano, específicamente en Latinoamérica, Brasil es el líder con mayor número de motos por habitantes con 29%, seguido por Argentina (24%) y Colombia (23%).

Los indicadores sitúan después a Bolivia (22%), Nicaragua (17%) y Venezuela (16%).  El gigante Estados Unidos cuenta apenas con un 14% de preferencia por conducir estos motorizados.

Procedencia

Cuando se trata del Continente Europeo, las referencias señalan que es menor el índice motero en relación con los otros continentes, y el país que lidera las estadísticas es Italia (26%) por su pasión de arraigo cultural, seguida por Grecia con un 23%.

En el eje central del país está repartida la mayor cantidad de estas máquinas. Por departamento, Santa Cruz es el que aglutina más con 300.000, Cochabamba está por encima de las 100.000 y en La Paz existen más de 70.000.

En el otro extremo se encuentran las regiones de Oruro y Potosí, con menos motos registradas. En suelo orureño hay 18.111 y en la Villa Imperial, 13.735.

Una de las importadoras con mayor flujo es la japonesa Toyota para su marca Yamaha. En la compañía afirmaron que el mercado demanda cada vez más estos vehículos, sobre todo La Paz.

Motocicletas

“Antes en La Paz se vendían cinco o 10 motos al mes, hoy estamos en 25 o 30, pero en mayor porcentaje las que son urbanas”.

“Son médicos, los que trabajan en delivery; en general, el tema de motocicletas de paseo  para mujeres o jóvenes también se ha incrementado”, indicó a La Razón su gerente, Mauricio Alarcón.

Las vagonetas o USV (como se los denomina a nivel mundial por su utilidad familiar) son vehículos prácticos y que se posicionan como unidades bien comercializadas en el mundo. Su incursión en el mercado internacional se remonta a los 30 con marcas como Ford, Dodge o Mercedes.

Otro grupo de vehículos bien cotizados y que fue de gran tendencia sobre todo en los 80 son los jeep, aunque frenó su crecimiento a la espera de los automóviles eléctricos e híbridos.

Vagonetas

Entre 2018 y 2023 ocurrieron muchas cosas inesperadas: varios retrasos en el lanzamiento de sus productos (2019), la pandemia (2020), problemas en la cadena de suministro y fusión con PSA (2021), y el auge de los VE (2022). Además, cinco de los seis nuevos productos cuyo lanzamiento estaba previsto entre 2018 y 2022 llegaron después de enero de 2021, y sólo salió uno de los tres coches eléctricos prometidos al mercado internacional, así referencia el prestigioso portal especializado Motor1.com.

Los 1,11 millones de unidades vendidas por Jeep el año pasado fueron el nivel más bajo desde 2014, y el volumen bajó un 13% frente a 2021. Fue incluso inferior al total registrado durante la pandemia de 2020, con 1,23 millones de vehículos. La mayor parte de la razón está relacionada con la línea de producto en el mercado.

En 2022, gran parte de sus operaciones comerciales en Norteamérica dependían de una gama envejecida ( como Cherokee presentado en 2013, Renegade en 2014, Compass en 2016 y Wrangler en 2017) y del cambio de generación del Grand Cherokee.

Otro segmento bien catalogado está conformado por las camionetas, de hecho un 7% de los autos nuevos en el mundo son camionetas y Latinoamérica es el tercer mercado global, según páginas especializadas en el rubro.

La tradición del uso en el campo, pero también en zonas de minería y de alta montaña, hacen que las camionetas tengan un predicamento muy particular y de popularidad en nuestro continente desde los años 60.

Motorizados

Hoy en día, en el mundo existen más autos, camiones y vagonetas que nunca antes. En concreto, se estima que hay casi 1,500 millones de vehículos en las calles y carreteras del planeta.

Concretamente, de los 1.474 millones de autos contabilizados en el mundo, casi una quinta parte se encuentran en Estados Unidos, pues de acuerdo con los registros, aproximadamente el 19% del parque vehicular mundial habita en el segundo país que más autos vende a nivel global, así indica  un especialista de Motor1.

Otro dato revelador es que el número de vehículos vendidos en todo el mundo aumenta cada año. Se estima que de 2006 a la fecha ha existido un crecimiento del 56%, esto a pesar de la caída mundial del mercado automovilístico durante la etapa de la pandemia del COVID-19.

Por regiones, Asia congrega la mayoría de los autos del mundo, al tener más de un tercio de todos los vehículos del planeta. Mucha gente piensa que América del Norte está obsesionada con los automóviles, pero ocupa el tercer lugar. Europa, en segundo lugar, tiene el 28% de los vehículos del mundo, mientras que América del Norte sólo tiene el 24%.

registro. Con base en el RUAT, el INE reportó que a 2023 el parque automotor en Bolivia alcanzó a 2.470.622 vehículos, cantidad superior en 5,3% que se traducen en 125.230 unidades más a la registrada en 2022, cuando llegó a 2.346.392 vehículos.

Servicio

En Bolivia el 93,2% del parque automotor se registró como servicio particular, el servicio público es el segundo en mayor importancia con una participación de 5,2%, en tanto que el servicio oficial alcanzó la cifra del 1,6%.

En 2023 el número de vehículos registrados como particulares se incrementó en 5,5% con relación a 2022, subió en 120.523 unidades. Entretanto, los registrados como servicio público presentaron variación positiva de 2,0% que equivale a 2.530 motorizados adicionales y los de servicio oficial también acrecentaron en 1,6% igual a 1.177 vehículos más con relación a la gestión 2022.

En cuanto al registro por departamento, Santa Cruz encabeza la lista con la mayor cantidad de máquinas registradas a nivel nacional. La cifra asciende a un 35,8% con respecto al total.

Hasta la gestión 2023 el departamento cruceño registró 885.380 vehículos, lo que corresponde a 35,8%; le siguen La Paz con 560.217 y Cochabamba con 523.685 unidades. Estos departamentos concentran 79,71% del número global a nivel país.

Cabe mencionar que el RUAT cambió el nombre de ómnibus a Bus, debido a la implementación del proceso de homologación del INE y con datos del RUAT.

Temas Relacionados

Comparte y opina: