Economía

martes 20 oct 2020 | Actualizado a 22:16

Urge una condonación de la deuda externa para enfrentar las crisis

Dilma Rousseff resaltó que las poblaciones más pobres del mundo van a ser las más afectadas por los problemas económicos que atraviesa el planeta en los últimos años y que se van a acrecentar severamente por la crisis sanitaria,

Conversatorio vía on line deuda América Latina

/ 8 de abril de 2020 / 22:22

El miércoles, el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) organizó un conversatorio en vivo a través de Facebook para analizar la importancia de solicitar la condonación de la deuda externa soberana de los países de América Latina a los organismos multilaterales (FMI, BID, BM y CAF), e instar a los acreedores privados a que acepten una reestructuración inmediata de la deuda que contemple una mora absoluta de dos años sin intereses.

En este evento participaron los expresidentes Rafael Correa (Ecuador) y Dilma Rousseff (Brasil), el exvicepresidente Álvaro García Linera (Bolivia), los senadores Gustavo Petro (Colombia) y Jorge Taiana (Argentina), la diputada chilena Camila Vallejo y el subsecretario para América y Latina de la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México (Maximiliano Reyes).

El primero en participar fue el expresidente ecuatoriano, quien recalcó la necesidad de liberar recursos económicos para enfrentar la pandemia, así como los profundos impactos que las medidas adoptadas contra el COVID-19 van a tener en la economía de los países y en los hogares, especialmente en los más vulnerables. Y a su entender, la manera más efectiva de contar recursos es suspendiendo el pago de la deuda externa, una parte de la cual debería ser “condonada”, a tiempo de flexibilizar los términos de pago de la deuda restante. Se trataría de una “medida sin precedentes” necesaria para enfrentar una crisis también “sin precedentes”, que estaría contemplada en la legislación de los países para enfrentar casos de emergencia como el que actualmente enfrenta el mundo.

Respecto al uso de estos recursos, Correa sugiere emplear una parte para atender la crisis sanitaria y el resto para mitigar los efectos en los hogares y potenciar la economía. Además, aclara que no se trataría solamente de un acto de solidaridad de parte de los países industrializados y de los acreedores, sino también de una decisión imprescindible para garantizar el bienestar de ricos y pobres. Pues, como ha evidenciado el coronavirus, “todos estamos en el mismo barco, en una aldea global, somos interdependientes. Si no lo hacemos por humanidad, hagámoslo por egoísmo”, señala el economista, ya que de lo contrario, la crisis económica va a generar muchas externalidades, como violencia y pobreza.

Similar enfoque manifestó Dilma Rousseff, quien resaltó que las poblaciones más pobres del mundo van a ser las más afectadas por los problemas económicos que atraviesa el planeta en los últimos años y que se van a acrecentar severamente por la crisis sanitaria, incluso en países ricos como Estados Unidos que carecen de “políticas de resguardo social”. Por este motivo, la exmandataria sugiere establecer una renta mínima para todas las comunidades frágiles y los pueblos pobres del mundo, ya que “un problema mundial como el que enfrentamos exige soluciones mundiales”.

En cuanto a la manera de atender la crisis sanitaria, Rousseff resalta la necesidad de reforzar los sectores dedicados a la salud, para producir, comercializar y distribuir —bajo la batuta de la OMS—  los medicamentos especializados y las vacunas futuras para contener el avance del COVID-19, de tal manera que lleguen a todas las poblaciones del mundo. Pues, de lo contrario, el coronavirus “se va a volver a desencadenar” incluso en las ciudades en las que haya sido contenido.

También hacen falta acuerdos de canje de divisas entre los diferentes bancos centrales; aumentar los derechos especiales de giros; garantizar que el Banco Mundial y los bancos regionales tomen decisiones coordinas contra la crisis. En esta misma línea, todos los acreedores (estatales, privados y multilaterales) deberían aceptar una suspensión de al menos dos años en el pago de las deudas de los países más pobres y endeudados. Y delinear una condenación en el futuro para permitir que la economía se recupere.

Y es que, aclara la exmandataria, se necesita un amplio margen fiscal para enfrentar los impactos económicos que va a genera la pandemia. Una solución a largo plazo implica una drástica reflexión sobre el papel del Estado, de la salud pública, así como la necesidad de desarrollar “una nueva arquitectura económica financiera que no sea neoliberal”, que asegure “una coordinación diferenciada que reduzca la desigualdad” en el mundo. En este marco, se tiene que tener en claro que “los déficits son factores inflacionarios”, y que las políticas de austeridad van en desmedro ya no solo de la salud, sino también “contra la supervivencia misma” de los sectores más pobres.

Coincidiendo con esta posición, García Linera aseguró que muchos Estados van a tener que decidir entre pagar “la deuda (externa) o la vida de las personas”. Pues, como resultado de las medidas que están asumiendo los gobiernos para proteger a la población del COVID-19, se están “cortando cadenas productivas de suministros” y se están suspendiendo muchas actividades. Lo cual va a generar elevadas tasas de “desempleo”, especialmente “en los países del sur”, con lo cual los ingresos para los Estados también se van a reducir, y por tanto no van a tener recursos para enfrenar “el relanzamiento de una economía golpeada”.

Tarea que “los mercados” no van a realizar, pues “la mano invisible de (Adam) Smith no sirve para proteger a las personas”. Y le tocaría a los Estados “enfrentar” y resolver esta crisis. Pero para ello necesitan muchos recursos, para enfrentar la crisis sanitaria, para mitigar los efectos de los hogares sin recursos y de aquellas personas que no reciben un salario, y potenciar la economía. Y en esta coyuntura, según García Linera, resultaría un “crimen” pagar la deuda externa en lugar de atender las necesidades de las personas. De allí la necesidad de renegociar el pago de la deuda externa, contemplando la condenación de un importante porcentaje. Además, se van a necesitar recursos adicionales para asumir los “gigantescos gastos” que van a ser necesarios para “reanudar las cadenas de suministros” y la economía en general si se desea evitar una crisis social de gran envergadura.

Luego La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo prevé una pérdida de ingresos globales de 2 billones de dólares como consecuencia de esta crisis. Y, por su parte, la Organización Internacional del Trabajo estima que 25 millones de empleos en el mundo están en riesgo. Y sigue la salida de capitales de los países emergentes. Ya está en valor récord: 60.000 millones de dólares en menos de dos meses (Instituto Internacional de Finanzas). Ante tantas dificultades, la condonación de la deuda externa es una acción tan justa como necesaria. Lo mismo ocurrió en otros momentos históricos marcados por grandes catástrofes como guerras, enfermedades y pandemias. Esta es una oportunidad única para evitar que el peso de la deuda sea un escollo aún mayor que añadir al complejo reto de superar este momento social y económico tan crítico.

Uno de los ejemplos más conocidos fue el que se produjo después de que Alemania fuera devastada en la Segunda Guerra Mundial. En la Conferencia de Londres de 1953 se acordó perdonar cantidades sustanciales de su deuda. No fue la única vez que esto se llevó a cabo a lo largo de nuestra historia más reciente. Hay un sinfín de casos en los que la deuda externa fue perdonada.

Nadie puede dudar de que este es un momento oportuno para hacerlo si se quiere afrontar con éxito esta situación tan difícil. No podemos exigir a los países que hagan políticas efectivas en materia de salud pública para afrontar la actual pandemia y, al mismo tiempo, pretender que sigan cumpliendo con sus obligaciones de deuda; no podemos exigirles que implementen políticas económicas que compensen los daños de esta catástrofe a la par que deben seguir pagando a sus acreedores. Es absolutamente incompatible hacer efectivo un plan de reestructuración económica en el futuro próximo con los actuales niveles de endeudamiento externo (en promedio, supone el 43,2% del PIB en América Latina).

Tal como se hiciera con la resolución aprobada el 10 de septiembre de 2015 sobre los Principios Básicos de los Procesos de Reestructuración de la Deuda Soberana, ahora debemos dar un nuevo paso y, por eso, desde CELAG solicitamos a las Naciones Unidas que a la mayor urgencia convoque a la Asamblea General para discutir una resolución que proporcione el marco legal internacional para llevar a cabo esta estrategia efectiva de condonación de la deuda externa de América Latina y fomentar el proceso de reestructuración (con mora de dos años) con los acreedores privados.

También instamos al resto de organizaciones internacionales a que se sumen a esta iniciativa de solicitud de la condonación de la deuda.

Invitamos a centros de pensamiento, universidades, instituciones religiosas, sindicatos, patronales y gobiernos a que se unan a este pedido.

No sólo es una cuestión de solidaridad, sino también de eficiencia.

Comparte y opina:

Trabajadores de AASANA ratifican paro de actividades para este miércoles

Las operaciones aéreas a nivel nacional serán paralizadas.

/ 20 de octubre de 2020 / 19:59

Los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA), ratifican paro de 24 horas para este miércoles. No aceptan la oferta del Gobierno para la cancelación de dos meses de salarios adeudados.

El anuncio fue hecho conocer a La Razón por el secretario ejecutivo de la Federación de Nacional de Trabajadores de AASANA, Néstor Villarroel, tras concluir un ampliado del sector la noche de este martes.

“El paro es un hecho, está determinado, a partir de las cero horas (miércoles) es paro nacional”, declaró al explicar que la deuda a los 1.050 trabajadores no solo es salarios mensuales sino también horas extras y beneficios que las autoridades gubernamentales se niegan a reconocer.

Noticia en desarrollo…

(20/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

‘SIAT en tus manos’ busca facilitar las declaraciones de los contribuyentes

Con el Aplicativo para Android, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) ingresa a una nueva fase tecnológica para el cumplimiento de obligaciones

Oficinas del SIN en La Paz.

Por Marco A. Ibañez

/ 20 de octubre de 2020 / 18:48

“SIAT en tus manos” es el aplicativo Android que facilita el cumplimiento de las obligaciones tributarias a los contribuyentes. A través de un dispositivo móvil conectado a internet se puede generar el Formulario 110, registrar facturas manualmente o utilizando el lector de códigos QR, incluso corregirlas y hacer impresiones.

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), este martes lanzó el aplicativo con el propósito de apoyar al contribuyente, con una nueva herramienta tecnológica, para que cumpla con sus obligaciones impositivas.

Entre las ventajas del aplicativo también se destaca que la persona que compre un bien o servicio puede tener la información de la transacción comercial, siempre y cuando la factura haya sido emitida por una de las modalidades de facturación en línea; es decir, electrónica en línea, computarizada en línea y/o portal web en línea.

Además, el contribuyente puede generar el Formulario 110 versión 4, e incluso registrar facturas manualmente o utilizando el lector de códigos QR de su dispositivo móvil, realizar correcciones de las facturas registradas, e imprimir este formulario. Igualmente, verificar que la factura haya sido registrada en la base de datos de la Administración Tributaria mediante el escaneo del código QR.

Para ingresar a la aplicación “SIAT en tus manos”, el usuario (ya sea contribuyente o dependiente) debe usar las credenciales de acceso a la Oficina Virtual, asignadas por la Administración Tributaria. La aplicación puede descargarse gratis del Google Play Store en celulares y tabletas con sistema operativo Android de media y alta gama.

En el formulario 110 es utilizado para la presentación de facturas, notas fiscales o documentos equivalentes de compras, a efectos de computar como pago a cuenta del tributo del Régimen Complementario al Impuesto al Valor Agregado (RC-IVA), al Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (IUE), así como respaldo de compensación en el Sistema Tributario Integrado (STI).

(20/10/2020)

Comparte y opina:

Thales-DIS es el ‘player’ que apunta a liderar los servicios de identidad y seguridad digital en Bolivia

La country director de la compañía francesa, Nadia González, dijo que se “tiene para el mercado boliviano un número creciente de softwares y servicios destinados a banca y pagos".

/ 19 de octubre de 2020 / 14:46

La empresa francesa Thales y su división DIS (Digital Identity & Security) es el flamante “player” que apunta a liderar los servicios de identidad y seguridad en Bolivia, con una oferta que abarca pagos digitales, banca digital, tarjetas y sus formatos innovadores en el abanico de servicios y productos para la banca digital.

“La rápida evolución de los servicios financieros se está impulsando por la transformación digital y por la llegada de nuevos actores en tecnología. En la actualidad ayudamos a más de 3.000 entidades financieras alrededor del mundo, fintechs, minoristas y otros actores a asumir este reto ofreciéndoles alternativas innovadoras en cuanto a métodos de pago tanto para las transacciones físicas como también para las digitales”, indicó Nadia González, country director de la compañía, según una nota de prensa.

Thales es proveedor de tarjetas y tecnologías asociadas en Bolivia, y ha activado una dinámica de penetración en el mercado local de bancos y otras empresas de la industria financiera, y en la industria de telecomunicaciones, con la misión de la transformación digital.

“Nuestras tecnologías de validación de identidad y de protección de datos ayudan a que los bancos intercambien fondos, verifiquen la identidad de las personas para un proceso de alta online a distancia, autoricen el acceso a servicios digitales o a nuevos productos para sus clientes finales, analicen enormes cantidades de información y cifren datos bajo los más altos estándares de seguridad”, complementó la ejecutiva. 

González remarcó que la compañía “tiene para el mercado boliviano un número creciente de softwares y servicios destinados a banca y pagos que incluyen una solución de verificación de identidad con prueba de vida para registrar a nuevos clientes, la tokenización de tarjetas bajo estándar EMV (cifrado de datos de pago) y múltiples sistemas de autenticación, como la biometría, para acceder a servicios bancarios digitales al mismo tiempo que se protege la información de los usuarios.

(19/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Renuncian los 4 directores interinos del BCB, por ‘falta de coordinación’ con Marinkovic

En sus cartas de renuncia ante la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, uno de ellos destaca los logros pese la “injerencia política ejercida sobre la institución”.

Aponte (primero de la izquierda) con los cuatro directores interinos del BCB, en diciembre de 2019.

/ 16 de octubre de 2020 / 20:23

Remezón en el Banco Central de Bolivia (BCB). Los cuatro directores interinos presentaron este viernes sus renuncias “irrevocables”. Uno de ellos observó la falta de coordinación con el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Branko Marinkovic, y otro, señala que hubo avances pese a la “injerencia política”.

Armando Pinel, José Gabriel Espinoza, Wálter Morales y Roger Banegas presentaron sus cartas de renuncia a la presidenta transitoria, Jeanine Añez, a dos meses de cumplir un año en esas funciones y un día después de que Agustín Saavedra Weise sea posesionado como nuevo titular del BCB en reemplazo de Guillermo Aponte, afectado por el COVID-19.

“Como aspecto de complicación mayor, se lamenta la falta de coordinación con el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, Branko Marincovic; por lo cual, esperemos por el bien del país, que no se presenten episodios de incertidumbre y volatilidad financiera, que puedan afectar la estabilidad económica, generándose expectativas negativas y pérdidas de reservas internacionales netas, gestión que en el directorio hasta hoy fue estable (sic)”, escribió Banegas en su carta.

Morales atribuyó su renuncia a aspectos profesionales y personales. Mientras que Espinoza remarcó los avances logrados en su gestión, sobre todo los niveles adecuados de liquidez, pese a la “continua injerencia política ejercida sobre la institución”.

Aponte y los cuatro directores interinos fueron nombrados el 18 de diciembre de 2019 por la presidenta Áñez en el Palacio de Gobierno.

«El Gobierno ha decidido designar interinamente al presidente y a cuatro autoridades del BCB para que cumplan con lo establecido en la Constitución (…). Se han elegido a profesionales del más alto nivel técnico y ético. Todos ellos con amplia experiencia en materia económica y financiera», dijo entonces la Mandataria.

Esta crisis se da en medio de la recesión provocada por el coronavirus, el déficit fiscal por la caída en los ingresos estatales y el enfrentamiento entre el Gobierno y el Legislativo por la aprobación de créditos.

Incluso Marinkovic gestionó recientemente con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el cambio de la figura de un préstamo de $us 330 millones por el de “intercambio de divisas”, para no pasar por la Asamblea Legislativa, con mayoría del opositor Movimiento Al Socialismo (MAS). La presidenta del Legislativo, Eva Copa, advirtió que la Constitución prohíbe que este tipo de recursos sean usados sin aval congresal.

(16/10/2020)

Comparte y opina:

El Gobierno niega que haya desabastecimiento de alimentos en el país

Ante el temor de un conflicto social tras las elecciones del domingo, la gente acude a los mercados. El Ejecutivo asegura que sólo es “especulación”.

Un mercado de frutas en La Paz. Foto: La Razón-archivo

/ 16 de octubre de 2020 / 19:31

La ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco, negó una carencia de alimentos en los principales centros de abastecimiento del país y anunció que el Gobierno se encargará de su normal distribución.

Al igual que en los surtidores de gasolina y diésel, en los últimos días se observó que la población acude masivamente a los mercados para abastecerse de productos, ante un eventual conflicto social que puede desatarse por los resultados de las elecciones del domingo.

Frente a esa situación, la autoridad afirmó que “no hay ningún desabastecimiento en este momento, todo lo que hay es especulación”.

Asimismo, Capobianco anunció que el Gobierno a través de sus diferentes instancias relacionadas al sector, se encargará de que la provisión de alimentos se lleve adelante con normalidad.

Por ello, hizo un llamado a la población para que mantenga la calma y no haga caso a la “especulación”.

“Nosotros pedimos a toda la población que tenga toda la calma, toda la tranquilidad, hay todos los alimentos en este momento y en todos los centros de abastecimiento», concluyó.

(16/10/2020)

Comparte y opina: