Economía

miércoles 8 dic 2021 | Actualizado a 05:27

La economía se desacelera y apenas crece un 2,13% a febrero

El registro del IGAE es a febrero y para marzo el Ejecutivo ya había decretado cuarentena total. Esta situación afectará profundamente a la economía, tal como adelantaron el FMI, el BM y la CEPAL

/ 24 de abril de 2020 / 16:25

Dos meses antes de que el Gobierno decretara la emergencia sanitaria y la cuarentena por el nuevo coronavirus o COVID-19, la mayoría de las actividades económicas en el país continuaban expandiéndose, a excepción de la minería y los hidrocarburos, aunque ya se notaba una ralentización en su crecimiento.

A febrero de este año, la expansión de la economía ha comenzado una lenta desaceleración con un crecimiento de solo el 2,13%, según el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), que muestra la evolución de la actividad económica del país.

El IGAE es un indicador que posibilita a los ciudadanos e inversionistas conocer la evolución del sector real de la economía y está estrechamente relacionado con el Producto Interno Bruto (PIB). El IGAE es un indicador de periodicidad mensual y el PIB se calcula con una periodicidad trimestral.

¿Y qué efecto tiene el COVID-19 en la economía? El registro del IGAE es a febrero y para marzo el Ejecutivo ya había decretado cuarentena total (la medida entró en vigencia el 22), restringiendo parcialmente las actividades del sector productivo. A partir de abril, no obstante, el 80% de las actividades productivas ya estaban paralizadas.

Cabe hacer énfasis en que esta situación no solo afecta a Bolivia, sino a casi todos los países del orbe.

Esta situación afectará profundamente a la economía, tal como ya adelantaron el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), organismo que depende de Naciones Unidas, que avizoran para este año una contracción del PIB boliviano.

El FMI señala que la retracción de la economía boliviana será de un 2,9% del PIB, mientras que para el BM llegará a 3,4%. La CEPAL prevé una contracción económica de 3%.

Según los datos a febrero de este año del IGAE, publicados en el sitio web del Instituto Nacional de Estadística (INE), la minería y los hidrocarburos presentaron un decrecimiento en su actividad económica. La primera de un -4,10% y la segunda de -0,31% respecto a igual período de la gestión pasada.

Las demás actividades económicas muestran cifras positivas, pero se observa una desaceleración en su crecimiento. La construcción es uno de los sectores que prácticamente no ha crecido, apenas un 0,04% en relación a igual período de 2019.

Comparte y opina:

El Presidente informa que las remesas familiares a octubre alcanzaron $us 119,9 milllones

A abril de este año, los ingresos por esos aportes habían repuntado en 42%, luego de un año 2020 con cifras bajas, que cayeron incluso al 28%.

/ 7 de diciembre de 2021 / 12:33

A través de sus redes sociales, el presidente Luis Arce informó que las remesas familiares a octubre de este año alcanzaron $us 119,9 millones y el acumulado en los 10 meses llegó a $us 1.147 millones.

“Valoramos el trabajo y esfuerzo de nuestras y nuestros compatriotas en el exterior, que aportan de gran manera a la reactivación económica”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

En 2019, antes de la emergencia sanitaria derivada de la irrupción del nuevo coronavirus o COVID-19, los envíos del exterior a Bolivia llegaron a $us 438,8 millones.

Y el pasado año, cuando el mundo entero experimentó una crisis económica a consecuencia de la primera y segunda olas de la pandemia, las remesas bajaron a $us 316,6 millones, es decir, se redujeron un 28%.

Con cifras oficiales, a abril de este año esos ingresos habían tenido un repunte del 42%, a pesar de la situación sanitaria.

Comparte y opina:

Bolivia registra superávit comercial de $us 1.584 MM entre enero y octubre

Según el INE, los principales productos que aumentaron las exportaciones entre enero y octubre fueron: castaña en 34,5%; semillas de sésamo (ajonjolí) en 20,9% y bananas en 6,5%.

Una toma pasada de camiones en la ruta a la frontera con Chile, en Tambo Quemado. Archivo: La Razón

/ 6 de diciembre de 2021 / 23:53

Bolivia registró entre enero y octubre un superávit comercial de $us 1.584 millones, con exportaciones que llegaron a $us 8.926,4 millones y un incremento de 65,4% con respecto a 2020, según explicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), en su informe Comercio Exterior – Noviembre 2021.

“Según datos del INE estamos registrando un superávit por $us 1.500 millones que, definitivamente es una gran noticia para el país porque este excedente que se da en el intercambio de productos viene a robustecer nuestras reservas internacionales netas y eso es algo positivo”, indicó este lunes el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez, al evaluar el comportamiento económico boliviano.

El sector que más creció es el de la minería que este año duplicó su valor con relación a 2020.

“Al mes de septiembre los minerales crecieron en términos de valor 115% mientras que su volumen aumentó en un 47%”, destacó Rodríguez al canal estatal Bolivia Tv.

Según el INE, los principales productos que aumentaron las exportaciones entre enero y octubre fueron: castaña en 34,5%; semillas de sésamo (ajonjolí) en 20,9% y bananas en 6,5%. Las exportaciones de gas natural que crecieron en 10,2% y de combustible (petróleo) en 92,7%.

La extracción de minerales representó una variación positiva, que se explica por el incremento de las exportaciones de plata en 103,9%; plomo, 92,4% y zinc en 82,2%, en comparación a similar período de 2020.

Los principales productos de la industria manufacturera que incrementaron las exportaciones fueron: estaño metálico en 188,8%, oro metálico en 132,4%, carne de la especie bovina en 78,2%, y productos derivados de soya en 74,4%, respecto al mismo período del 2020.

Con relación a las importaciones, el INE reportó que de enero a octubre llegaron a $us 7.424,0 millones

Comparte y opina:

Más de Bs 516,8 millones de los aportes a las AFP fueron retirados en un mes

A partir del 6 de octubre, las AFP comenzaron con la devolución total o parcial de los aportes.

Aportantes a la previsora Futuro de Bolivia en La Paz. Foto de archivo: La Razón.

/ 5 de diciembre de 2021 / 16:41

El presidente Luis Arce informó este domingo que en un mes 99.989 asegurados retiraron sus aportes a las administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) por un monto que supera los Bs 516,8 millones.

“Como Gobierno nos comprometimos a establecer la devolución de aportes a las AFP para cubrir las necesidades de la población, emergentes de la pandemia y la nefasta gestión golpista. Cumplimos y en el primer mes, 99.989 asegurados retiraron voluntariamente más de Bs 516,8 millones”, escribió Arce en su cuenta en Twitter.

A partir del 6 de octubre, las AFP comenzaron con la devolución total o parcial de los aportes a los asegurados que así lo solicitaron a través de diversas entidades financieras y con base a un cronograma establecido de acuerdo a las edades de los beneficiarios. 

Con la Ley 1392 fue autorizada la devolución total o parcial de los aportes.

La norma establece una devolución parcial de aportes de hasta el 15% del saldo en la cuenta personal previsional de los asegurados con un monto menor o igual a Bs 100.000, independientemente de la edad de los beneficiarios.

Asimismo, determina que los asegurados que tengan un saldo mayor a Bs 100.000 en su cuenta personal previsional podrán beneficiarse de una devolución parcial de hasta Bs 15.000, independientemente de la edad y el monto que tengan acumulado.

También, se define la devolución total de los aportes de los asegurados de 50 o más años que tengan un saldo menor o igual a Bs 10.000.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Concluye ciclo de transición de AASANA a Naabol con la entrega de 318 contratos

El Gobierno levanta el plan de contingencia en casi todos los departamentos, menos en Santa Cruz.

Acto de entrega de los primeros contratos. Foto: Captura/Ministerio de Obras Públicas.

/ 5 de diciembre de 2021 / 11:49

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, informó este domingo que concluyó un ciclo de transición de la eliminada Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) a la nueva entidad denominada Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol).

“Hoy queremos anunciar (…) a la población que hemos terminado un ciclo de transición de la ex AASANA a la nueva entidad Naabol; calificamos esta transición de positiva porque en cinco días hemos logrado acuerdos importantes y hoy estamos entregando sus contratos a los extrabajadores de AASANA”, dijo.

Según la autoridad, se destinaron 120 contratos a La Paz, 80 a Cochabamba, 50 a Trinidad, 24 a Santa Cruz, 10 a Tarija, otros 10 a Sucre, ocho a Potosí, otros ocho a Oruro y también ocho a Pando.

Aunque, en el caso de Santa Cruz, “hay una excepcionalidad, no quiero dar todavía sus nombres (de los recontratados porque) están recibiendo amenazas”, lamentó Montaño.

Sin embargo, destacó que, pese a esa situación, un total de 318 personas ya formen oficialmente parte de Naabol.

“Y es por eso que hoy también vamos a levantar el plan de contingencia en todos los departamentos del país, con excepción de Santa Cruz”, agregó.

Montaño señaló que el plan de contingencia tenía una vigencia de siete a 14 días, pero en este caso se logró el trabajo solo en cinco días. “Por eso decimos que esta transición fue positiva”, insistió.

Además, precisó que todas estas personas recontratadas son del “plantel técnico”, que garantiza las operaciones áreas, aunque el viernes igualmente ya se empezó a firmar actas de acuerdo con algunos administrativos.

Mientras a los extrabajadores de AASANA que siguen en protestas, les reiteró que el pago de todos sus beneficios está garantizado y que desde el martes o miércoles se empezarán a entregar las liquidaciones.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La inflación en el país llega a 0,74% a noviembre

La carne de res sin hueso, la papa, el transporte en taxi, la cebolla, la zanahoria y el móvil son algunos de los productos cuyo aumento de precio incidió en el registro del mes de noviembre.

Los mercados del país recuperar su actividad normal hace varios meses. Foto: Razón-archivo

/ 4 de diciembre de 2021 / 15:11

El costo de vida de los bolivianos ha subido levemente entre enero y noviembre de este año. En 11 meses, el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide la tasa de inflación, se ha situado en 0,74%. La cifra está por debajo de un dígito y es la más baja de la región. 

De acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE), el incremento en el IPC de noviembre fue de 0,19% respecto al mes precedente, con una variación acumulada en lo que va del año de 0,74% y una variación anualizada (diciembre 2020-noviembre 2021) de 0,96%.

La carne de res sin hueso, la papa, el transporte en taxi, la cebolla, la zanahoria y el aparato telefónico móvil (celular) son algunos de los productos cuyo aumento de precio incidió en el registro del mes de noviembre.

Por contra, el tomate, los quesos, la carne de pollo, la sandía, el perfume y las poleras de vestir son algunos de los productos con  mayor incidencia negativa.

Por regiones, las nueve conurbaciones y ciudades capitales registraron una incidencia positiva. En la conurbación Santa Cruz, que comprende las ciudades de Santa Cruz de la Sierra, La Guardia, Cotoca y Warnes, el incremento de precios fue de 0,41%.

Capitales

Le sigue Trinidad, con una elevación de precios de 0,21%; la Región Metropolitana Kanata (Cercado, Sipe Sipe, Vinto, Quillacollo, Sacaba, Colcapirhua y Tiquipaya), 0,14%; conurbación La Paz (Nuestra Señora de La Paz, El Alto, Achocalla y Viacha), 0,09%; Potosí, 0,09%; Sucre, 0,05%; Oruro, 0,05%, y Cobija, 0,03%, siempre según los datos de la oficina estatal.

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas proyectó en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2021 una inflación de 3,1%, cifra que fue corregida a la baja (2,6%) tras la firma del Programa Fiscal-Financiero (PFF) con el Banco Central de Bolivia (BCB).

Bolivia cerró 2020 con una inflación anualizada de 0,67%, tras registrar en varios meses una variación porcentual negativa, en un año marcado por la irrupción del coronavirus o COVID-19, que afectó los ingresos de las familias y, consecuentemente, su poder adquisitivo.

Comparte y opina: