Economía

sábado 6 jun 2020 | Actualizado a 04:07

El FMI adelanta que la pandemia de coronavirus tendrá un ‘severo impacto’ económico en Bolivia

El Gobierno ya adelantó que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se contraerá un 9,8% hasta junio. Y aunque la balanza comercial todavía es positiva al primer trimestre, por una caída en las importaciones debido a las restricciones impuestas para hacer frente a la enfermedad, se prevé un descenso en el valor de las ventas de las materias primas (gas natural y minerales, principalmente) en los próximos meses.

/ 18 de mayo de 2020 / 18:22

La sede de FMI en Washington, EEUU . Foto: AFP

Tras aprobar la solicitud financiera de emergencia para Bolivia por $us 327 millones, el 17 de abril pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la pandemia de la COVID-19 o nuevo coronavirus tendrá un “severo impacto” económico en Bolivia que afectará las exportaciones, la producción y los ingresos fiscales.

“La pandemia de la COVID-19 tendrá un severo impacto en Bolivia. El costo económico será sustancial, ya que la combinación de precios mundiales de energía más bajos, cuarentenas domésticas y una interrupción repentina en las entradas de capital conduce a reducciones bruscas en las exportaciones, la producción y los ingresos fiscales”.

Así lo hizo conocer en esa oportunidad el subdirector Gerente y presidente Interino del organismo financiero internacional, Mitsuhiro Furusawa, quien reveló que tras la aprobación del financiamiento, el Gobierno boliviano se comprometió “a alcanzar un déficit fiscal sostenible en el mediano plazo, mientras continúan manteniendo un fuerte apoyo al gasto social y a adoptar otras medidas macro y financieras según sea necesario”, aunque no detalla cuáles serían éstas.

Añadió que “el apoyo adicional de otros socios para el desarrollo también será fundamental para ayudar a abordar las necesidades fiscales y de balanza de pagos de Bolivia”.

También destacó las políticas aprobadas por Bolivia para hacer frente a la pandemia, a las que calificó de oportunas, bien focalizadas y apropiadas.

El Directorio Ejecutivo del FMI aprobó el 17 de abril la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Bolivia de aproximadamente $us 327 millones (DEG 240,1 millones, 100 por ciento de la cuota) en virtud del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para ayudar al país a enfrentar necesidades de balanza de pagos derivada de la COVID-19, respaldar los gastos médicos necesarios y medidas de ayuda para proteger el bienestar de la población.

El crédito aún no fue aprobado por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) debido a que el informe presentado por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas está incompleto.

Caída del PIB

En una entrevista concedida a La Razón, el viceministro de Inversión Pública y Financiamiento Externo, Gonzalo Quiroga, indicó que para el primer trimestre de este año se había proyectado una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,4%, pero debido a la actual situación se estima un desempeño más bajo (-2,4%).

También señaló que el crecimiento del país para el segundo trimestre de 2020 tendrá una caída interanual de 14,1% y una contracción acumulada de 6,2%; y que de ampliarse la cuarentena por el coronavirus, la contracción puede pasar a 20,8% (interanual) y a 9,8% en términos acumulados al primer semestre de este año.

En el primer trimestre del 2020, Bolivia registró un superávit comercial de $us 76,2 millones. El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) dice que el saldo comercial positivo se debe principalmente por un incremento en el valor exportado del oro y una reducción de las importaciones en los primeros meses del año a causa de la pandemia del nuevo coronavirus en el mundo.

De enero a marzo de este año, las exportaciones del país llegaron a $us 2.057,8 millones, mientras que las importaciones sumaron $us 1.981,6 millones, dejando un saldo comercial positivo de $us 76,2 millones, según datos publicados en el sitio web del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Bancos cumplirán con norma y flexibilizarán diferimiento de créditos para asalariados por otros 3 meses

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) trabaja en un reglamento para que los asalariados del sector privado que no recibieron sus sueldos puedan diferir el pago de sus cuotas.

/ 5 de junio de 2020 / 18:40

Filas en bancos de Lima durante la cuarentena flexible

Por Miguel Lazcano

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) anunció que las entidades bancarias cumplirán con lo establecido en el Decreto Supremo 4248 y flexibilizarán el diferimiento de créditos para los asalariados del sector privado que hayan sido despedidos, que hayan sido afectados en la reducción de su salario o que “tengan algún inconveniente” para el pago de sus créditos.

“Las entidades bancarias tienen toda la predisposición para colaborar con aquellas personas que hayan sufrido alguna dificultad, tengan algún inconveniente, hayan sido afectadas en la reducción de su salario, que hayan sido afectadas por situaciones de despidos, obviamente estos casos van a ser considerados excepcionalmente y van a contar con el apoyo de las entidades bancarias”, sostuvo el secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos.

El 28 de mayo, el Gobierno aprobó el Decreto Supremo 4248 que amplía el diferimiento excepcional de pago de créditos, a capital e intereses, por los meses de junio, julio y agosto de este año para todos los prestatarios con saldos de endeudamiento menor o igual a Bs 1 millón. Dicho saldo será determinado considerando la deuda total de cada prestatario en cada entidad financiera.

El parágrafo segundo del artículo 3 de dicho decreto dispone que las personas asalariadas que hayan sido afectadas, por despidos o reducción de su salario o ingresos, deben demostrar su situación ante la entidad de intermediación financiera a fin de que accedan a la ampliación del diferimiento del pago de créditos por seis meses.

Anterior a esta norma, se aprobó el Decreto Supremo 4206, emitido el 1 de abril de 2020, por el que se autorizaba a las entidades del sistema financiero a aplazar las cuotas del pago de los empréstitos por los meses de marzo, abril y mayo.

El ministro de Desarrollo Productivo, Oscar Ortiz, afirmó este viernes que la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi) trabaja en la reglamentación para que los trabajadores asalariados que no recibieron o les redujeron sus salarios o fueron despedidos puedan acceder al diferimiento por otros tres meses para el pago de sus créditos.

“Con relación a que, si existen casos de algunos asalariados que no han recibido su salario porque la empresa no se los ha podido pagar o han recibido una parte, el decreto prevé que puedan acogerse al diferimiento (del pago de créditos) de los seis meses y eso lo está trabajando la Asfi”, explicó el funcionario.

Comparte y opina:

Los bancos concedieron créditos a las empresas por Bs 770 millones para el pago de salarios

La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) dice que unas 5.000 empresas se beneficiaron con estos préstamos.

/ 5 de junio de 2020 / 18:27

Una persona cuenta dinero en bolivianos.

En respuesta al Plan de Emergencia de Apoyo al Empleo y la Estabilidad Laboral normada por el Decreto Supremo 4216, aprobado el 14 de abril, el sistema financiero agremiado en la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) ya ha desembolsado un monto de Bs 770 millones a carca de 5.000 empresas para el pago de salarios a sus trabajadores.

“Con estos créditos, este financiamiento especialmente dirigido para apoyo a las empresas en materia de salarios, son cerca de 5.000 empresas que ya han recibido este financiamiento. Son 5.000 empresas que han sido atendidas por el sistema financiero, estamos hablando de aproximadamente 770 millones de bolivianos que ya la banca ha desembolsado para estas empresas”, puntualizó el secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos.

Los préstamos que otorga el sistema financiero tienen el objetivo de brindar un alivio a las empresas que, como efecto de las medidas de aislamiento social, en el marco del combate a la COVID-19 o nuevo coronavirus, tengan problemas a la hora de cumplir con sus obligaciones patronales con sus trabajadores.

De acuerdo con la normativa, el monto para los créditos alcanza al equivalente de dos salarios mínimos nacionales (Bs 4.244), por un máximo de dos meses, es decir hasta un monto de Bs 8.488 por cada trabajador.

Entre los requisitos para acceder al financiamiento bancario está no tener endeudamiento en el sistema o tenerlo vigente al 29 de febrero de 2020, presentar la planilla de aportes a las AFP de los meses de enero, febrero o marzo de este año y una declaración jurada de que la información presentada es fidedigna.

Las autoridades del Ejecutivo han establecido una tasa de interés anual del 3,73% y un plazo de hasta 18 meses con seis de gracia.

Según el secretario ejecutivo de Asoban, los préstamos han permitido el pago de salarios a aproximadamente 90.000 trabajadores. “Son créditos que están yendo a beneficiar a las empresas y a través de ellas a la estabilidad laboral”, puntualizó el ejecutivo en entrevista  con un medio televisivo.

Informe

En un sondeo de opinión realizado a sus afiliados por la Cámara Nacional de Industrias (CNI) y la Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz) se revela que “el 74% de las industrias” no han accedido o no han tramitado “el Plan de Créditos del Estado para salarios y/o funcionamiento de las empresas en el marco de la Pandemia del COVID -19 por las dificultades para acceder al mismo”.

El documento también señala que “el 75% de las industrias enfrentará problemas para pagar los créditos bancarios contraídos anteriormente a la cuarentena”.

Comparte y opina:

Los saldos de los tres ministerios eliminados suman Bs 224,5 millones

Las tres carteras de Estado más grandes y con mayor presupuesto vigente son Gobierno (Bs 4.024,7 millones), Defensa (Bs 3.451,1 millones) y Salud (Bs 3.481,1 millones).

/ 5 de junio de 2020 / 12:37

Ejecución presupuestaria del Órgano Ejecutivo de Bolivia.

Por Rubén Atahuichi

En una decisión intempestiva y con el argumento de ahorrar dinero para la atención de la emergencia sanitaria, el gobierno de Jeanine Áñez eliminó los ministerios de Culturas, Deportes y Comunicación para incluirlos como viceministerios en otros dos despachos. El saldo de las tres oficinas del Estado suma Bs 224,5 millones.

Desglosados a abril, según información ofrecida por el analista económico Jimmy Osorio, a Culturas le falta ejecutar Bs 67,7 millones; a Deportes, Bs 38,4 millones, y a Comunicación, Bs 118,3 millones.

La noche del jueves, Áñez anunció la eliminación de esos tres ministerios y trasladarlos a los de Educación (Culturas y Deportes) y de la Presidencia (Comunicación). “Un punto importante para la economía es que el Gobierno sepa ahorrar, y por eso hemos ordenado reducir tres ministerios; en lugar de 20 ministerios, tendremos 17”, justificó.

Además, con ese mismo fin, la mandataria informó del cierre de las embajadas de Bolivia en Nicaragua e Irán, impulsadas por el gobierno de Evo Morales. “No tenemos nada contra esos países y pueblos nobles y hermanos, que respetamos y son amigos”, dijo.

Aunque no hay cifras detalladas de ambas legaciones, según la ejecución presupuestaria a abril de este año, el Ministerio de Relaciones Exteriores, del que dependen las dos embajadas, tiene por ejecutar Bs 316,3 millones.

Ministerios grandes

Los tres ministerios más grandes y con más saldos de presupuesto son, en este orden: Gobierno, Bs 3.077,6 millones (con un presupuesto vigente de Bs 4.024,7 millones); Defensa, Bs 2.681, millones (Bs 3.451,1 millones), y Salud, Bs 2.658,1 millones (Bs 3.481,1 millones).

Otros ministerios con mayor presupuesto vigente son los de la Presidencia, con Bs 1.574, 2 millones; de Obras Públicas, con Bs 1.563,6 millones, y de Educación, con Bs 1.506,3 millones.

Respecto de la ejecución presupuestaria a abril, los tres ministerios eliminados tienen estas cifras: Culturas 15,7%, Deportes 16,3% y Comunicación 24,7%.

Al menos el cierre del Ministerio de Culturas desató una ola de protestas en redes sociales y la opinión pública. Un grupo emergió a raíz de la decisión, que comienza a aglutinar el descontento en artistas, gestores, literatos, escritores, poetas, académicos o folkloristas: “Soy artista, no soy gasto absurdo”.

El nombre de la protesta y la indignación alude a los argumentos que expuso la noche del jueves Añez al anunciar la eliminación de los tres ministerios, el cierre de las dos embajadas y la eventual anulación de personal y gastos “innecesarios”. He ordenado a los ministros analizar y revisar “a detalle de todos los cargos innecesarios y de todos los gastos absurdos que inventó el MAS y que eran puro despilfarro”, dijo la mandataria. (05/06/2020)

Comparte y opina:

Nueve de cada 10 industrias prevén caída en ventas y el 74% no tramita plan de créditos estatal

La CNI y la CAINPAZ realizaron una encuesta para ver los efectos de la pandemia en el gremio. Plantean seis medidas al Gobierno, entre ellas la flexibilidad laboral y el ajuste de los salarios mediante un diálogo tripartito

/ 5 de junio de 2020 / 11:46

Ibo Blazicevic, presidente de la Cámara Nacional de Industrias.

El 93% de las industrias en el país prevé una caída en sus ventas por el impacto de la pandemia del coronavirus y el 74% no tramita el plan de créditos propuesto por el gobierno de Jeanine Áñez, por las dificultades para su acceso.

Son parte de los resultados de la encuesta llevada a cabo por la Cámara Nacional de Industrias (CNI) y la Cámara Departamental de Industrias de La Paz (CADINPAZ), entre el 19 y 20 de mayo, para evaluar los efectos de 60 días de emergencia sanitaria.

De acuerdo con una nota de prensa, se realizaron 424 encuestas en el sector industrial manufacturero del país, “que representan alrededor del 80% del aparato productivo nacional considerando el nivel de ventas”.

“Entre sus hallazgos, figuran la alta paralización de actividades industriales a nivel nacional que genera problemas de iliquidez en las empresas para atender obligaciones salariales, crediticias, impositivas, entre otras obligaciones”.

La encuesta indica que el 55,9% de las industrias paralizó 100% de su capacidad instalada utilizada, el 22,9% lo hizo entre 61% a 80%, mientras que el 11,1% entre 41% y 60%, el 5,2% entre 21% y 40% y el restante 5%, entre 10% y 20%.

El 93% prevé una caída en sus ventas para este año, el 2% dice que subirán y el 5% pronostica ningún cambio. Además, el 29% señala que las ventas caerán entre 51% y 90%, y el 51% de las unidades productivas calcula que disminuirán entre 21% y 50%.

“Los créditos contraídos por el sector industrial anteriormente a la cuarentena del COVID-19 tienen un 75% de probabilidad de entrar en mora o ingresar en reprogramación en el sistema financiero”, añade el documento.

En cuanto al plan de crédito gubernamental dispuesto para pago de salarios y/o funcionamiento de operaciones, el 74% de las industrias no accedió o no tramita ello porque consideran que hay dificultades para el acceso a esta propuesta.

Asimismo, el 91% de las unidades productivas de este gremio prevé que por la paralización de actividades provocada por la crisis sanitaria del coronavirus se enfrentarán problemas para el pago de las obligaciones tributarias.

Paralelamente, el sector plantea seis medidas al Gobierno para hacer frente a estas dificultades. Primero, la flexibilidad tributaria, con la condonación, diferimiento y/o la reducción de alícuotas de impuestos.

Segundo, créditos con garantía estatal y/o diferimiento de pago de créditos bancarios en condiciones blandas de tasa de interés y plazos, aparte de un fondo estatal para la concesión de créditos.

Una tercera propuesta es el fomento a la producción y el consumo de los productos con el sello “hecho en Bolivia”, para aliviar la caída de la demanda de bienes y servicios.

Cuarto, plantear la flexibilidad laboral, que permita la negociación entre el empleador y el empleado para ajustar la demanda a la oferta laboral en el nuevo contexto de la recesión económica.

El gremio pide también aplicar medidas de bioseguridad para retornar al trabajo y aliviar la asfixia económica a las industrias. Y sexto, ajustar los salarios mediante la participación entre el Estado, el empresario y el trabajador. (05/06/2020)

Comparte y opina:

Transporte denuncia que trámites en Tambo Quemado siguen lentos y hay unos 300 camiones parados

En la frontera boliviana se encuentran parados unos 300 camiones debido a la lentitud en los trámites aduaneros

/ 4 de junio de 2020 / 23:28

Pese a que la Aduana había informado de un normal flujo del comercio exterior en el fronterizo Tambo Quemado, en la frontera con Chile, era regular, la Asociación de Transporte Internacional (Asociatrin) ha vuelto a denunciar que hay unos 300 vehículos parados debido al lento trámite aduanero.

“Se estima que hay entre 300 y 350 unidades, obviamente esto genera de que varios transportistas no lleguen a cumplir con el compromiso que tenemos, tanto en meter la carga de exportación porque tenemos fechas y plazos, las navieras cierran en ciertas fechas”, dijo la vicepresidenta de Asociatrin Noelia Soliz.

La directiva, asimismo, contó que los retrasos en la entrega de la carga generan multas que deben ser asumidas por el sector.

“Ellos (Aduana) tienen que reanudar el horario normal, pero no lo hacen, sus motivos tendrán, no sabemos, realmente es una pena”, lamentó.

El miércoles, el gerente de la Aduana Nacional, Yamil Farah Cabral, aseguró que el flujo de camiones que salen de Bolivia hacia Chile y viceversa en el punto fronterizo de Tambo Quemado-Chungará se está normalizando.

Explicó que algunas demoras registradas en pasadas horas se deben a horarios de atención y medidas de bioseguridad establecidas en el país vecino.

“A partir de hoy se ha modificado nuevamente el horario de atención en la Aduana chilena en coordinación con la Aduana boliviana; es decir se trabaja de las 08:30 hasta las 16:00 horas, habiéndose ampliado una hora más el trabajo”, declaró, recoge ABI.

Pero la larga fila de camiones persiste. Asó lo evidencian videos y fotografías que circularon en las redes sociales.

“Hay que hacer algo para que agilicen y vuelva a la normalidad, el frio nos castiga a los conductores, espero que aboguen por nosotros”, dijo uno de los conductores afectados desde la frontera.

El nuevo horario se aplica en rigor a la emergencia por el COVID-19. Antes de la cuarentena, los controles y trámites estaban vigentes 12 horas, de 08:30 a 20:30, con la llegada del virus se ajustó de 08:30 a 15:00 y ahora se amplió de 08:30 a 16:00 horas.

No obstante, para los transportistas no es suficiente y han cuestionado el perjuicio que ocasiones ese tipo de restricciones.

Temas Relacionados

Comparte y opina: