Economía

Wednesday 5 Oct 2022 | Actualizado a 17:04 PM

Luis Barbery: ‘Ya es insostenible el pago de salarios y de impuestos’

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) evalúa la difícil situación de su gremio y la economía tras más de tres meses de cuarentena en el país. Señala que aún está a la espera de que el Gobierno tome las medidas adecuadas para mitigar la crisis, lograr la reactivación del aparato productivo y salvar a empresas y fuentes laborales.

/ 15 de junio de 2020 / 15:59

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), el cruceño Luis Barbery, no se guarda nada y señala que su gremio afronta una “situación extremadamente grave”. En esta entrevista con La Razón explica la crisis imperante por la pandemia del coronavirus y remarca que hasta ahora continúa a la espera de que el Gobierno tome medidas adecuadas para reactivar la economía y así se pueda evitar la pérdida masiva de empleos y el colapso de empresas. Para muestra del duro momento, revela que, según cálculos preliminares, por cada mes que se paralizaron las actividades económicas el país dejó de manejar aproximadamente $us 2.500 millones. Y advierte que también son necesarios la disminución de la presión tributaria, la flexibilización laboral y el impulso a las exportaciones.

—¿Cuál es la situación de las empresas después de la cuarentena estricta por la emergencia sanitaria y el ingreso a un confinamiento “dinámico”?

—La situación del sector empresarial privado es extremadamente grave. El año pasado, el país se paralizó por dos meses por los conflictos políticos y eso generó una caída muy fuerte de ingresos en todos los sectores; pero este año, a partir de marzo, por la pandemia, se agravó aún más. El 1 de junio se restableció solo en parte una nueva normalidad, pero en los hechos, las restricciones y la parálisis de la economía continúa.

Hay municipios que se mantienen en cuarentena rígida y aunque en otros se ha determinado la flexibilidad, lo cierto es que la economía, especialmente en los sectores productivos, el comercio exterior, el financiero, el comercio e incluso la construcción, recién están reactivándose y se encuentran lejos de retomar su dinamismo normal.

De la preocupación hemos pasado a la alarma y las cosas no mejoran, especialmente porque como empresarios, a la fecha seguimos a la espera de medidas adecuadas por parte del Gobierno para mitigar eficientemente los impactos de la crisis y promover con políticas claras la reactivación del sector productivo.

—¿Cuál es el cálculo que hace la Confederación sobre las pérdidas económicas que ha dejado la paralización de las actividades empresariales en la cuarentena, y cuál su incidencia en el Producto Interno Bruto (PIB)?

—Preliminarmente, estimamos que por cada mes de parálisis el país ha dejado de manejar alrededor de $us 2.500 millones; sin embargo, se trata de cifras parciales porque la emergencia no ha terminado y no se puede hablar de una etapa concluida. Hay una relación estrecha entre la crisis sanitaria y la situación de la economía; mientras la primera se prolongue más, la afectación a mediano y largo plazo será más profunda.
Por esto mismo, no podemos estimar un cálculo final de la afectación a todo el sector privado en tanto no tengamos información completa de la dimensión y el impacto de la crisis y la paralización de la economía. Lo único cierto es que los efectos negativos se perciben ya en todos los sectores. Un estudio de la Cámara de Industria, por ejemplo, revela que el 93% de las industrias en el país prevén una caída severa de sus ingresos por el impacto de la pandemia. El sector turismo está al borde del colapso y esto incluye a operadoras, agencias, hoteles, restaurantes y otros. La banca ha declarado una caída de sus utilidades en casi 20% en el primer cuatrimestre, en relación con la pasada gestión; los exportadores de castaña declararon “desastre económico y social”; el sector de la construcción no logra arrancar y su problema se profundiza por la cuantiosa deuda que el Estado tiene con las empresas, que bordea los Bs 2.000 millones.
Solamente estamos refiriéndonos a algunos sectores, porque, como se señaló antes, son todos los que van a verse perjudicados. Todo esto configura un escenario no solo de extrema gravedad sino de extrema incertidumbre sobre el impacto real de esta crisis y su obvio efecto sobre el PIB.

—¿Cuáles son las trabas con las cuales tropieza aún el sector empresarial para desarrollar sus actividades con “normalidad”, en medio de la llamada cuarentena “dinámica”?

—El punto aquí es que no hay normalidad. No se ha restablecido el transporte entre los departamentos ni entre municipios, tampoco el tráfico aéreo; hay municipios importantes como Santa Cruz que mantienen la cuarentena rígida, además que las empresas están implementando medidas de seguridad sanitaria, adecuándose a los horarios, el transporte de su personal y el distanciamiento social; todo eso configura una situación que está lejos de la normalidad. Pero, por otro lado, tenemos problemas de fondo que tienen que ver con la falta de liquidez en la gran mayoría de las empresas, como producto de la caída de los ingresos y la necesidad de implementar medidas de prevención, que implican gastos adicionales que muchas veces no se pueden sostener. Uno de los mayores problemas sigue siendo la cobertura de los salarios y el sostenimiento de la planilla o el pago de impuestos, que no está respaldado con ingresos o lo está siendo con préstamos; después de tres meses eso ya es insostenible.

—¿Cuál es la previsión del sector empresarial sobre el crecimiento del PIB de este año, tras los efectos negativos de la paralización de actividades? Al respecto, organismos internacionales y calificadoras de riesgo ya advierten con una recesión y un importante decrecimiento de la economía boliviana.

—Todas las previsiones señalan que el efecto de la pandemia sobre el crecimiento del PIB será muy grave. La caída del 5,9% del PIB es la previsión más alta y preocupante, aunque otras entidades como la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) y Moody’s han advertido también de un decrecimiento significativo, lo que tiene un efecto transversal y que puede hacer que Bolivia retroceda mucho. Lo preocupante es que tomará tiempo la recuperación y dependerá de las decisiones que tomemos hoy. Otro problema es que la cifra única invisibiliza las grandes diferencias entre sectores; en algunos como el turismo, la hotelería, eventos y espectáculos, la publicidad, la educación privada, o en los departamentos fuera del eje central, el decrecimiento va a ser mucho mayor.

—¿Cuál es la evaluación de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia sobre las medidas de apoyo de parte del Gobierno para este sector?

—En un principio hemos valorado la visión del Gobierno, especialmente de los ministros del área económica, que entendieron que el problema es de todos y que no se puede afectar a unos para salvar a otros. Respecto a las medidas, creemos que parten de un interés real en apoyarnos, pero por ahora han resultado insuficientes, parciales, y su aplicación tropieza con enormes dificultades.

Sabemos que hay problemas urgentes en el ámbito de la salud y que son prioritarios, pero también el Gobierno debe comprender que, si no se toman medidas urgentes y necesarias para cuidar la salud de la economía, nos vamos a enfrentar a la pérdida masiva de empleos y el colapso de las empresas, y las condiciones de reactivación de la economía y la producción serán extremadamente difíciles.

Comprendemos que ésta es una crisis inédita, no prevista ni provocada por los involucrados, pero también sabemos que la obligación ahora es salir todos juntos, de manera concertada y dialogada para evitar que los daños sean mayores.

Por otro lado, nos preocupa mucho el retorno de una tendencia que discrimina al sector privado en relación al sector público. Como ejemplos, el Gobierno toma como decisión estratégica el salvataje de la empresa pública de aviación con recursos públicos, pero es reticente cuando se habla de salvar a las industrias que están cerrando; también admite los despidos en empresas como EBA (Empresa Boliviana de Almendra y Derivados), en municipios y seguramente en los ministerios cerrados; sin embargo, no actúa del mismo modo con el sector privado. Creemos que es importante que las empresas de los sectores público y privado se rijan por la misma ley y no se prefiera a unas sobre otras.

—¿Qué medidas complementarias aconseja la Confederación para que sean tomadas de inmediato ante la inminente recesión por la paralización de actividades, por la pandemia?

—La crisis es estructural y para enfrentarla necesitamos medidas estructurales y radicales. El Gobierno tiene que pensar seriamente en ingresar recursos originados principalmente en el crédito externo, para atenuar esta crisis. Aunque eso es lo más urgente, deben activarse otras medidas, como la disminución de la presión tributaria, la flexibilización laboral, el impulso a las exportaciones y una mayor liberalización de la economía. Hemos hecho un planteamiento al Gobierno con medidas concretas, viables y necesarias, pero lamentablemente no hubo una respuesta todavía.

—¿La Confederación ya tiene algún porcentaje o sabe cuántas empresas ya se han beneficiado de los créditos propuestos por el Gobierno para el pago de salarios y para la operatividad de las empresas? ¿Les parece una medida suficiente? ¿Cómo se la puede mejorar?

—Entiendo que, hasta la última semana, la banca canalizó aproximadamente Bs 900 millones en créditos a las empresas, a través del Plan de Empleo y Apoyo a la Estabilidad Laboral. Creemos que es importante hacer una evaluación, con el Gobierno y los sectores, para ver el impacto real de estas medidas y, en su caso, establecer los ajustes que se necesiten.

—Ante la crisis económica, ¿en qué debe cambiar la relación con los trabajadores?

—En el 99% de las empresas privadas formales de Bolivia hay una relación saludable entre los trabajadores y los empresarios. Mayormente, los problemas se previenen con el diálogo, la información transparente que refleja la realidad de la empresa y el intercambio de opiniones. A veces hay diferencias y tensiones, lo que es normal, pero en general se llegan a acuerdos. Yo creo que esa forma de relación debe continuar.

—Un tema pendiente es el incremento salarial de este año. ¿Se habló ya del tema? ¿El Gobierno les hizo llegar alguna invitación para una charla tripartita con trabajadores? ¿Cuál es su posición sobre este tema?

—No hemos tenido ninguna conversación sobre el tema con las autoridades y creo que no la vamos a tener este año. Aquí es importante precisar que estamos en un momento en que se debe pensar en salvar el empleo: si no hay empresa formal no hay empleo formal, ni sueldos ni ingresos. Creo que el Gobierno y los propios trabajadores así lo entienden. Los empresarios entendemos la necesidad y la aspiración de los trabajadores, pero la situación en este momento no da para pensar en incrementos, sino en la salvación de los puestos de trabajo; por lo tanto, creemos que, ante la urgencia de salvar la vida de las empresas y dadas las circunstancias extraordinarias, no hay tema pendiente.

—¿Cuál es la posición de la Confederación sobre la polémica por el decreto que abre las puertas para el uso de semillas transgénicas del maíz, la caña de azúcar, el algodón, el trigo y la soya? ¿Es un falso debate para los empresarios?

—No solamente es un falso debate sino un debate innecesario. Los productos genéticamente modificados son una realidad en Bolivia y en el mundo, y precisamos de esta tecnología para que la agroproducción sea competitiva; pero también debemos entender que hacía falta normar su producción y comercialización porque hasta ahora ingresan vía contrabando, sin ningún control.

Somos respetuosos de las opiniones de las ONG (organizaciones no gubernamentales) y las organizaciones que se oponen, pero no vamos a entrar en una controversia sobre un tema que la Constitución ya tiene resuelto, y que en este momento nos distrae del tema de la crisis sanitaria, económica y social en la que debemos enfocarnos. Además, es un ajuste necesario para darle a la producción de alimentos en Bolivia la competitividad necesaria frente al comercio internacional, de modo que nos permita captar divisas para el país.

—La recesión ya toca las puertas del país, ¿es inminente un número considerable de empresas cerradas tras la cuarentena, con la consiguiente pérdida de fuentes laborales? ¿Hay alguna salida para evitar ello?

—Hay muchas empresas pequeñas que ya no tienen oportunidad de salvarse, porque luego de tres o cuatro meses de inactividad, sin ingresos, con deudas y sin apoyo del Estado, no van a ser capaces de sobrevivir. Pero la crisis está afectando también a las empresas medianas y grandes. Recientemente se conoció de dos empresas de Cochabamba que cerraron operaciones; hace algunas semanas se supo que 600 unidades del sector avícola ya se declararon en situación similar; más de 400 agencias de viaje y 2.000 empresas del sector hotelero anunciaron su imposibilidad de continuar operando. Una semana atrás ya se anunció el cierre de una industria textil de lana de alpaca, oveja y llama que llevaba más de 30 años en funcionamiento. Es precisamente por eso la urgencia de encontrar soluciones, porque a medida que pasa el tiempo vamos a tener este tipo de información lamentable con más frecuencia, y después, cuesta mucho recuperar los empleos dignos que se pierden.

Perfil

Nombre: Luis Barbery Paz

Profesión: Ingeniero industrial

Cargo: Presidente de la CEPB

Con maestría y posgrados

Tiene 66 años. Cuenta con una maestría en Administración de Negocios y posgrados. Tuvo una amplia carrera en la Corporación Agroindustrial Unagro. Fue presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, y de la Cainco.

Comparte y opina:

En noviembre se inicia la perforación del pozo Mayaya Centro-X1 IE en La Paz

Desde el 26 de septiembre se trasladarán los equipos de perforación desde Santa Cruz hasta el municipio de Alto Beni, Caranavi, La Paz.

Planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Foto: Archivo

/ 5 de octubre de 2022 / 15:15

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció que a fines de noviembre se iniciarán los trabajos de perforación del pozo de investigación estratigráfica Mayaya Centro-X1 IE (MYC-X1 IE) ubicado en municipio de Alto Beni, provincia Caranavi, del departamento de La Paz, en el área Lliquimuni.

El presidente de la petrolera estatal, Armin Dorghaten, informó que los trabajos de perforación tienen como objetivo investigar la estratigrafía de la columna sedimentaria y evaluar el potencial hidrocarburífero de formaciones carboníferas y devónicas.

“La etapa de obras civiles, que comprende la construcción de la planchada y campamento, hasta el momento registra un avance físico del 94%, en la perspectiva de ampliar la frontera exploratoria en Bolivia hacia el Subandino Norte”, indicó Dorgathen, según una nota de prensa.

Ya en julio de este año, el presidente Luis Arce anunció que entre septiembre y noviembre se iniciaría la perforación de este pozo, que demandará una inversión de $us 67,6 millones.

Te puede interesar: En su primer semestre de operaciones, el Seprec registró a 8.386 nuevas empresas

La trayectoria del pozo será vertical y los objetivos principales son el grupo Retama y Tomachi, formaciones en las que se evaluarán, a una profundidad de 5.500 metros, la columna estratigráfica del área Lliquimuni y el potencial hidrocarburífero. El proyecto es operado por la gerencia nacional de exploración y explotación, brazo operativo de YPFB.

El pozo de investigación estratigráfica forma parte del Plan de Reactivación del Upstream y es resultado de estudios relacionados a: Interpretación sísmica regional y local, adquisición, procesamiento e interpretación de magnetoteluria, información de pozos perforados en la zona, evaluación de formaciones y geología de superficie.

El equipo de perforación PTX-27, de propiedad de la empresa Petrex SA, tiene una potencia de 3.000 HP (caballos de fuerza). El taladro incluye el transporte de 202 cargas entre Santa Cruz-Beni-La Paz-Pozo MYC-X1 IE, tramo en el que se recorrerán más de 950 kilómetros.

El traslado del taladro demandará aproximadamente 198 viajes en camiones trailers, cuyo peso aproximado a transportar es de 2.667 toneladas. El equipo partió de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra el 26 de septiembre.

Comparte y opina:

En su primer semestre de operaciones, el Seprec registró a 8.386 nuevas empresas

Si una persona pretende registrar una nueva empresa unipersonal lo puede hacer por el costo de Bs 130 y en un tiempo no mayor a las 24 horas.

El ingreso del edificio del Seprec.

Por Yuri Flores

/ 5 de octubre de 2022 / 14:50

Entre el 1 de abril (inicio de operaciones) y el 30 de septiembre de este año, el Servicio Plurinacional de Registro de Comercio (Seprec) registró a 8.368 nuevas empresas, principalmente unipersonales, informó su director general Ejecutivo, Álvaro Sepúlveda.

“De abril a septiembre se han inscrito en Bolivia, en el registro de comercio, 8.386 unidades económicas nuevas”, dijo a medios televisivos.
Explicó que en primer lugar están las empresas unipersonales.

Según el funcionario, este numeró de nuevas empresas inscritas demuestra la confianza en la nueva entidad que también garantiza una seguridad jurídica.

“Nos señala, primero, que el registro de comercio está funcionando en Bolivia, está otorgando seguridad jurídica”, señaló.

Explicó que también se está “cumpliendo el Plan Nacional de Desarrollo Económico Social, reconstruyendo la economía hacia la industrialización con sustitución de importaciones”.

Sepúlveda indicó que cuando una persona pretende registrar una nueva empresa unipersonal, lo puede hacer por el costo de Bs 130 y en un tiempo no mayor a las 24 horas.

“En la actualidad, una nueva unidad económica, como es una empresa unipersonal, por Bs 130 se puede realizar su trámite, y recibe en 24 horas su matrícula de comercio con una firma digital, además para su validación un código QR que cualquier teléfono móvil puede validarlo”, dijo.

El 1 de abril, el Seprec, entidad pública descentralizada que administra y ejerce las funciones del Registro de Comercio en Bolivia en reemplazo de la concesionaria Fundempresa, inició sus operaciones en todo el país con la reducción de precios en los trámites de hasta un 50%, como una de sus principales características.

El Seprec fue creado mediante el Decreto Supremo 4596, aprobado el 6 de octubre, en reemplazo de Fundempresa, y se encuentra bajo tuición del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

En su primer mes de operaciones, el Seprec atendió 15.410 trámites y a 18.970 usuarios en sus 14 plataformas distribuidas a nivel nacional.

En La Paz se atendió a 7.226 usuarios; en Santa Cruz a 5.352, en Cochabamba a 2.859, en Oruro se atendió a 788 usuarios, en Chuquisaca a 885, en Beni a 392; en Potosí a 533; en Tarija a 618; y en Pando a 317 usuarios.

En tanto, el último informe de la ex concesionaria Fundempresa, emitido en marzo de este año, informaba que al primer trimestre de 2022 se tenía una base empresarial vigente de 355.335 empresas.

Mientras que a marzo de este año se tenía un registro de nuevas empresas que llegaban a los 5.078.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Gestora y maestros rurales acuerdan socializar el funcionamiento de la nueva administradora

En tanto, los maestros urbanos de La Paz protagonizan este miércoles una marcha y bloqueo de las mil esquinas en el centro de la ciudad.

Encuentro de socialización entre la Gestora Pública, dirigente mineros y maestros rurales.

Por Yuri Flores

/ 5 de octubre de 2022 / 13:09

La dirigencia de la Confederación Nacional de Maestros de Educación Rural de Bolivia y la directiva de la Gestora Pública acordaron socializar el trabajo que realiza la nueva entidad y el manejo que hará de los aportes de los trabajadores para su jubilación a partir de mayo de 2023.

El ejecutivo de los maestros rurales del país, Andrés Huayta, explicó que la próxima semana empezará la socialización del trabajo de la Gestora en los nueve departamentos y se prevé explicar a los más de 70.000 maestros que existen en el país.

“Hemos llegado a un acuerdo con la administración para que podamos bajar a los nueve departamentos, ya hemos presentado la propuesta, la vamos a hacer la semana siguiente”, indicó el dirigente del magisterio rural.

“En un día estar en los nueve departamentos (es difícil) en el mejor de los casos tal vez en dos días podamos bajar y socializar con nuestros compañeros”, añadió.

También puede leer: Gestora busca evitar protestas; llama al diálogo

La dirigencia de los maestros rurales del país se reunió el lunes con la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo donde también se les explicó el trabajo que realiza desde el pasado mes con el registro de nuevos aportantes.

Además, que desde mayo de 2023 tendrá un control al 100% de los aportes de los trabajadores para su jubilación siendo que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) Futuro de Bolivia y BBVA Previsión dejarán de operar.

También sobre las inversiones que se harán con los recursos que serán administrados por la Gestora, con la finalidad de mejorar la rentabilidad de los aportes de los trabajadores que al momento llegan a los $us 23.000 millones.

“Ellos han indicado que las ganancias y las utilidades van a servir para incrementar la renta de los jubilados”, dijo.

No obstante, existen observaciones al funcionamiento de la Gestora por parte de los maestros urbanos. En La Paz, este sector determinó realizar hoy una marcha y bloqueo de las ‘mil esquinas’ en la sede de gobierno en demanda de la abrogación de los Decretos Supremos 4716 y 4783.

“Nuestro objetivo es claro, la abrogación del Decreto Supremo 4783 y 4716, porque el espíritu, la esencia de esos decretos es utilizar nuestras utilidades que tenemos en el fondo de jubilación para que el Estado cubra sus obligaciones”, indicó el dirigente del magisterio paceño, José Luis Álvarez.

La primera norma establece que “las utilidades que genere la Gestora por las actividades de administración, serán destinadas conforme a reglamentación emitida por el Directorio, debiendo considerar previamente las reinversiones necesarias e inversiones tanto en infraestructura, en la operativa administrativa, en sistemas u otra necesaria para su desenvolvimiento, cumplir las obligaciones con el Tesoro General de la Nación – TGN y constituir la Reserva Legal; asimismo, podrán ser transferidas al Fondo Solidario y/o al Fondo de la Renta Universal de Vejez”.

Mientras que el segundo Decreto señala, en su artículo 2, que “se dispone que las Empresas Públicas del nivel central del Estado y las empresas en las cuales el Estado tenga mayoría accionaria, transfieran al TGN parte de sus utilidades netas o dividendos de cada gestión, para financiar proyectos de inversión y/o programas de interés social; exceptuando a las Empresas que, en el marco de las disposiciones legales vigentes, realizan transferencias de recursos al FRUV”.

Comparte y opina:

Más de 400 expositores abren el HuaynaFex 2022 en la ciudad de El Alto

La feria alteña se realiza desde esta tarde en su segunda versión en ambientes de la nueva Terminal Metropolitana. La entrada es gratuita.

Promocionan el HuaynaFex. Foto: Captura La Razón Radio

/ 5 de octubre de 2022 / 11:17

En línea con la visión y el impulso que la alcaldía alteña quiere dar al sector productivo de la ciudad más joven del país, esta tarde abre sus puertas el HuaynaFex en instalaciones de la Terminal Metropolitana de El Alto.

En su segunda versión, la Feria Marca Internacional de El Alto contará con más de 400 expositores, la mayoría alteños, pero también llegaron productores de otras ciudades del país y de cuatro países invitados: Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil y Chile.

“Queremos que El Alto tenga su propia feria, como la de Santa Cruz, aunque en pequeñito”, dijo en entrevista con La Razón Radio el secretario de Desarrollo Económico de la comuna alteña, Bernardo Huanca.

Informó que el evento se desarrollará en los siguientes cinco días, hasta el domingo, en los cuales se espera tener entre 30.000 y 40.000 personas cada día, y un movimiento de Bs 100 millones en ventas e intenciones de negocios.

Explicó que, cada día, además, se presentarán distintos tipos de espectáculos, incluidas actividades de los países invitados, que también tendrán la oportunidad de mostrar parte de sus culturas.

Te puede interesar: HuaynaFex: feria alteña tendrá 400 expositores

El domingo será el cierre del evento, con un gran espectáculo de grupos musicales, una carrera para jóvenes estudiantes y la presencia de las principales autoridades locales y nacionales.

Huanca recordó que la entrada a los cinco días de actividades en la feria es gratuita, por tanto, invitó a toda la población alteña a que disfrute de estos cinco días de feria y apoye a las empresas y emprendedores alteños.

El impulso a la industria, empresa y a los emprendedores es una política que impuso la alcaldía a cargo de Eva Copa para que, a partir de la economía, El Alto alcance niveles más altos de progreso y desarrollo.

En este entendido, los productores alteños dejaron huella, por segundo año consecutivo, en la Expocruz 2022, donde participaron 28 representantes de esta ciudad, cada vez más productiva y emprendedora.

El HuaynaFex es obra de la alcaldía alteña en alianza con la Cámara de Industria, Comercio y Servicios El Alto, y un grupo de alianzas consolidadas y auspiciadores.

Comparte y opina:

Ganaderos acusan a carniceros de La Paz por subida de la carne

En algunos centros de abasto de El Alto, el precio subió hasta en Bs 4 el kilo.

Una comerciante exhibe los diferentes cortes de carne en un mercado de La Paz.

Por Boris Góngora y Yuri Flores

/ 5 de octubre de 2022 / 05:33

La Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol) acusó a los carniceros de La Paz del incremento y desabastecimiento de la carne. Consideró que no existe motivo para la subida del precio, debido a que este sector garantiza el abastecimiento a nivel nacional.

“Este conflicto mal intencionado realizado por los carniceros de La Paz, queriendo incidir en carniceros de Santa Cruz, no es un problema que repercute a nivel nacional, puesto que en el resto de las regiones existe normalidad (en la venta de carne)”, señaló Congabol en un comunicado.

El martes, en un ampliado realizado en Santa Cruz, la Confederación Nacional de Trabajadores de Carne (Contracabol) determinó subir el precio de la carne de res entre 2 y 3 bolivianos. Argumentaron que la subida se debe a que los centros de remate, ganaderos, distribuidoras y proveedores “subieron injustificadamente”.

De acuerdo con Congabol, no existiría motivo para amenazar con el incremento del precio, “ya que el sector ganadero garantiza el abastecimiento de carne a nivel nacional, como lo ha venido haciendo a lo largo de los años”.

Añadió que su compromiso es seguir produciendo y llegar con este alimento hasta el ama de casa. “Seguiremos haciendo los esfuerzos para que esto así sea, en coordinación con las instancias que sean pertinentes”.

En un recorrido por algunos puntos de abasto de El Alto, se pudo constatar que el precio de la carne de res se incrementó hasta en Bs 4 el kilo.

En el caso del Mercado Central de Ciudad Satélite, el kilo de la carne de res subió de precio en todos sus cortes en hasta Bs 4 el kilo.

El precio de la pulpa subió de Bs 40 a Bs 44, la molida especial de Bs 36 a Bs 40, la molida corriente de Bs 28 a Bs 32. Lo único que no subió es el kilo de hueso rojo, está en Bs 10.

En tanto, en el mercado de la zona de Pacajes Caluyo, el precio de la carne al consumidor final no subió, pero los intermediarios les incrementaron el precio a las comercializadoras.

Una de las caseritas informó a LA RAZÓN que el precio del kilo gancho ha subido hasta en Bs 2, ya que antes agarraban entre Bs 21 y Bs 22 y ahora entre Bs 23 y Bs 24, pero mantienen los precios.

Temas Relacionados

Comparte y opina: