Economía

jueves 6 ago 2020 | Actualizado a 20:35

El MAS plantea viabilizar un bono de Bs 1.000 en vez de los 500 del Gobierno

El candidato Luis Arce cuestionó que el Gobierno haya solicitado aprobar más de $us 1.000 millones en créditos y que, por ejemplo, el Bono Salud implique solo $us 215 millones.

/ 20 de julio de 2020 / 19:23

El candidato Luis Arce, en una conferencia de prensa del 1 de julio.

El candidato a la presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora, anunció este lunes que su partido, que tiene dos tercios en la Asamblea Legislativa, no aprobará el bono de 500 bolivianos propuesto por el Gobierno, sino uno de 1.000 y “para todos los bolivianos que sufren hambre (por la epidemia)”.

En conferencia de prensa, el otrora ministro de Economía señaló que esta iniciativa será coordinada con la bancada del MAS en la Asamblea.

“Ese bono no  puede ser de 500 bolivianos; nosotros proponemos un bono de 1.000 bolivianos para todos los bolivianos que están sufriendo hoy por hambre, que hoy están sufriendo todo el efecto negativo de las políticas contra la pandemia que ha aplicado este gobierno; por eso vamos a coordinar con nuestra bancada en la Asamblea Legislativa Plurinacional (que) no viabilizaremos un bono de 500 sino de 1.000 bolivianos para los bolivianos”, destacó Arce en contacto con la prensa.

El candidato añadió que se viabilizará el bono sin que sus recursos sean subordinados a algún condicionamiento de la gestión económica del país por parte de quien otorgue el préstamo: “Vamos a viabilizar el bono fieles a nuestra doctrina ideológica política, créditos sin condicionamientos, sin hipotecar nuestra política cambiaria y las devaluaciones y el futuro de los bolivianos”.

Cuando se le preguntó sobre los recursos que solventarían este bono de 1.000 bolivianos, Arce, aunque sin dar cifras, aludió a “varios créditos” que se viabilizaron desde noviembre del año pasado. Cuestionó más bien la transparencia “de dónde han ido a parar estos recursos, no solamente del endeudamiento externo, sino también de las donaciones que han llegado al país para el tema de la pandemia”.

Según Arce, el gobierno transitorio de la presidenta Añez tramitó ante la Asamblea Legislativo  créditos por “más de 1.000 millones de dólares”, que superaría en mucho el costo, al menos del último Bono Salud anunciado ayer por la mandataria.

“Observamos que evidentemente (el Gobierno) ha mandado créditos por más de mil millones de dólares”; inmediatamente relacionó este monto con la cifra que se gastaría con el Bono Salud de 500 bolivianos: “cuando uno hace el cálculo del bono de 500 bolivianos para las tres millones de personas, que ella misma ha anunciado, esto hace aproximadamente 215 millones de dólares; vale decir que nos pide mil millones de dólares, cuando sólo tenía la intención de distribuir sólo 215 millones con un bono de 500 bolivianos”.

Respecto de los $us 327 millones otorgados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y cuya aprobación en la Asamblea Legislativa espera el Gobierno para distribuir el Bono Salud de Bs 500, Arce fue categórico al señalar que ese crédito en específico “no está en este momento en la agenda de la Asamblea Legislativa Plurinacional, por si acaso”.

Arce reivindicó que la “política redistributiva del ingreso con bonos” es uno de los fundamentos de la gestión económica del MAS en sus 14 años de gobierno.

El domingo, en una entrevista, Áñez anunció el pago del Bono Salud a todos quienes antes recibieron el Bono Universal, unas tres millones de personas. Sin embargo, condicionó ese pago a la aprobación de créditos estancados en la Asamblea Legislativa.

“Necesitamos que los dos tercios del MAS en el Legislativo nos libere los recursos de los créditos externos; si lo hacen, en esta semana entregamos este bono. Espero que los legisladores del MAS se pongan al mano al pecho”, afirmó.

(20/07/2020)

Comparte y opina:

La Presidenta destaca políticas de apoyo a familias y empresas para generar empleo

Indicó que hoy los mayores problemas de las familias y los hogares son la falta de ingresos, la falta de trabajo y el hambre, debido a la pandemia por el coronavirus.

/ 6 de agosto de 2020 / 19:29

En el Palacio de Gobierno, la presidenta Jeanine Áñez dio su discurso. Foto: APG

La presidenta transitoria Jeanine Áñez destacó, en su mensaje a la nación por la efeméride de Bolivia, las políticas de apoyo a las familias y a la economía que tiene tres partes: la entrega de bonos, créditos a empresas para que no despidan a sus trabajadores y “los planes de apoyo masivo al empleo”.

Indicó que hoy los mayores problemas de las familias y los hogares son la falta de ingresos, la falta de trabajo y, en muchos casos, hasta el hambre, debido a la pandemia por el coronavirus. Por eso, dijo, “impulsamos políticas de ayudas a las familias y a la economía, que tienen tres partes”.

“La primera parte son los bonos, la segunda parte es apoyo a las empresas para que no despidan a sus trabajadores, eso fue el plan empleo y el plan salario. Y la tercera parte son los planes de apoyo masivo al empleo. Estos planes de apoyo al empleo se hicieron para crear 600 mil beneficiarios entre empleos directos e indirectos y en el lapso de dos años”, subrayó.

Sobre el tercer punto, Áñez detalló los convenios con las pequeñas y medianas y empresas para la creación de 11.000 puestos de trabajo, los nuevos ítems de salud para todo el país, el estímulo a la vivienda para los que menos ganan y el crédito 1, 2, 3 para la compra de productos y servicios bolivianos. “Sabemos que si impulsamos el consumo de productos y servicios bolivianos vamos a mover la economía de Bolivia, vamos a crear empleos”, afirmó.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

Añez exhorta a asambleístas del MAS a ‘liberar’ créditos externos para el Bono Salud

La presidenta dice que en Bolivia hay dos caminos: los que saben hacer solidaridad y los que no saben hacerla.

/ 6 de agosto de 2020 / 13:41

El mensaje-informe de Jeanine Áñez desde el Palacio de Gobierno, este 6 de agosto. Foto: APG

La presidenta transitoria Jeanine Áñez exhortó este jueves nuevamente a los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS), durante el homenaje a los 195 años de la independencia de Bolivia, a aprobar un paquete de créditos externos para el pago del Bono Salud que beneficiará “a más de tres millones y medio de ciudadanos bolivianos”.

“Hago un llamado a la conciencia a los asambleístas del MAS, que se pongan la mano al pecho y liberen el dinero para pagar el bono salud. Como ustedes saben asambleístas, la pandemia no solo ha golpeado la salud, también la economía de  las familias en todo el país y en especial a las familias de menos ingresos, a los más pobres”, dijo Áñez, quien se refirió en más de una oportunidad a la necesidad y la urgencia para contar con estos recursos económicos.

En Bolivia hay dos caminos: los que saben hacer solidaridad y los que no saben hacerla, afirmó y dijo que los recursos económicos que deben ser aprobados por la Asamblea Legislativa no son del MAS ni de ningún partido, sino de los ciudadanos bolivianos.

“Liberen ese dinero, se los pido en nombre del pueblo boliviano; el pueblo les estará eternamente agradecido, porque es para pagar bonos. La salud no espera y es más importante que la política, liberen ese dinero porque es para hacer el bien”, remarcó.

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, reiteró el pasado 3 de agosto que no se aprobará el crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) por $us 327 millones, que es solicitado por el Gobierno para el pago del Bono Salud, mientras no se cumpla con todos los requerimientos que ordena la normativa boliviana.

“Claramente dice nuestra Constitución que para cualquier crédito tenemos que ser (los de) la Asamblea Legislativa la que apruebe para que puedan ingresar, pero ellos han ido así, por la mano se lo han llevado la Constitución y estos créditos han llegado en abril, quién sabe si ya lo gastaron y ahora no saben cómo justificar y quieren chantajearnos a nosotros con un bono salud para la aprobación”, dijo entonces.

Copa informó que el dinero se encuentra en el Banco Central de Bolivia (BCB) y “es por eso que el Gobierno anunció el pago inmediato de un bono”. Reiteró que la Asamblea no aprobará ese crédito porque no se cumplió con todo el conducto regular.

Asimismo, la presidenta de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados, Otilia Choque, afirmó días atrás que la propuesta del candidato presidencial del MAS, Luis Arce, sobre un bono de Bs. 1.000 es más factible que el Bono Salud de Bs 500 propuesto por el Ejecutivo, ya que se aprobará y usará un crédito flexible y blando del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por $us 450 millones a 21 años de plazo con 11 años de gracia e interés del 2,11%, mientras que el crédito del FMI es sólo a cinco años.

En varias partes de su discurso, Áñez reclamó por los créditos, incluso cuestionó a otros candidatos presidenciales que no hayan dicho nada sobre ese “bloqueo” en la Asamblea Legislativa. Incluso propuso un acuerdo nacional para ese fin. “Un pacto que, dejando de lado nuestras diferencias, nos comprometa, en primer lugar, a sacar adelante el Bono Salud y en segundo lugar, a repetir el año siguiente la entrega del bono canasta familiar, la entrega del bono familia y la entrega del bono universal”, afirmó.

(06/08/2020)

Comparte y opina:

La economía boliviana está en coma, a mayo se desploma 7,93%

Según los datos publicados en la web del INE, todas las actividades económicas se contrajeron, pero las que muestran cifras preocupantes son minería, construcción, transporte y almacenamiento, y comercio.

/ 5 de agosto de 2020 / 19:04

Los números de la economía boliviana están en caída. Gráfico: ABI

La pandemia del COVID-19 puso en coma a la economía boliviana. A mayo de este año, la actividad económica en el país se contrajo un 7,93% respecto a abril, lo que confirma la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) boliviano a niveles nunca antes vistos.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer este miércoles la información sobre el crecimiento del PIB al primer trimestre de este año  y el último dato del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), a mayo también de la presente gestión.

El IGAE es un indicador que posibilita conocer la evolución del sector real de la economía y está estrechamente relacionado con el Producto Interno Bruto (PIB). El IGAE es un indicador de periodicidad mensual y el PIB se calcula con una periodicidad trimestral.

Según el INE, el PIB al primer trimestre de 2020 creció apenas en 0,6%, el indicador más bajo desde el registrado entre enero y marzo de 2001, cuando la actividad económica llegó a 0,0%.

“La tasa de crecimiento del PIB al primer trimestre de 2020 alcanzó 0,6%, cifra que confirma la desaceleración que vino atravesando la economía nacional desde el primer trimestre de 2013; tendencia que claramente contrasta con la expansión observada desde el primer trimestre de 2001”, explicó en conferencia de prensa el director interino del INE, Rubén Aguilar.

Añadió que la tasa de crecimiento del PIB al primer trimestre (0,6%), “además de mantenerse positiva, se sitúa en tercer lugar en el ranking de países de la región, donde muchos de ellos ya registraron datos negativos, en el entorno sanitario desfavorable”.

La cifras del IGAE

Repasando las cifras del IGAE, indicador que pretende anticipar la tasa de crecimiento del PIB, el registro al mes de mayo “da cuenta que abril habría alcanzado el valor más bajo, con una tasa negativa de 5,6% respecto a marzo, mientras que en mayo si bien la cifra es más negativa, la caída es mucho más moderada”, señaló Aguilar.

Según los datos publicados en la web del INE, todas las actividades económicas se contrajeron, pero las que muestran cifras preocupantes son minería, construcción, transporte y almacenamiento, y comercio.

El Programa Financiero 2020, firmado el 7 de febrero entre las autoridades del Banco Central de Bolivia (BCB) y los ministros de Economía y Finanzas Públicas y de Planificación del Desarrollo,  preveía una tasa de crecimiento de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB) para este año.

En sus últimos informes sobre las perspectivas de crecimiento para la región, el Banco Mundial (BM) proyectó que la economía boliviana se contraerá este año un 5,9, mientras la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la situó en 5,2%. En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una contracción de 2,9% del PIB boliviano.

Comparte y opina:

La CNI reprocha corte de rutas y advierte con mayor recesión y desempleo

La industria pide respeto a la vida y dice que los productos industriales finales, así como la provisión de materias primas e insumos intermedios industriales, se ven afectados en la circulación y transporte por los bloqueos.

/ 5 de agosto de 2020 / 17:40

Campesinos bloquean con rocas gigantes la vía Cochabamba-Oruro: Foto: Policía Boliviana

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) reprochó este miércoles el corte de rutas en el ámbito nacional dispuesto por la Central Obrera Boliviana (COB) y organizaciones sociales, pidió el respeto a la vida  y advirtió con una mayor recesión y desempleo en el país.

Los bloqueos a nivel nacional no respetan la vida de los bolivianos que además se encuentran en crítica situación por los efectos de la pandemia del COVID-19, afirmó el presidente de la CNI, Ibo Blazicevic, quien indicó que “los bloqueos están vulnerando los derechos humanos, la salud y la vida misma”.

Agregó que los bloqueos afectan la circulación diaria de productos industriales con impacto sobre el abastecimiento a las familias que son las más perjudicadas. “Se viene estrangulando al aparato productivo al no permitir el tránsito de materia prima, insumos intermedios y productos a nivel interdepartamental”, dijo el ejecutivo.

En una nota de prensa, Blazicevic reprobó la actitud de los dirigentes que promueven los bloqueos y que sólo generan mayor recesión y desempleo y generan un clima de mayor incertidumbre para las actividades económicas y los exhortó a “respetar la vida”.

Tanto los productos industriales finales como la provisión de materias primas e insumos intermedios industriales se ven afectados en la circulación y transporte a nivel nacional por los bloqueos, explicó el titular de la CNI.

Actualmente, a nivel internacional la cadena de suministros está afectada por las restricciones aduaneras y se suma a nivel nacional los bloqueos que perjudican la circulación y provisión de productos industriales, agregó.

 “Los bloqueos no sólo afectan la economía, sino también la salud de las familias”, puesto que obstaculizan la provisión de productos farmacéuticos, alimentos y otros productos que son necesarios en la actual emergencia de la pandemia del COVID-19.

El presidente de los industriales exhortó a los dirigentes que impulsan los bloqueos “a velar por el interés mayor que es la vida de los bolivianos y evitar los bloqueos que impulsan más fallecimientos en medio de la actual crisis de salud”.

Asimismo, la CNI se sumó a la solicitud de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) de diálogo entre los actores políticos para evitar el colapso económico y social. Manifestó que se debe hacer un llamamiento a organismos internacionales para que se manifiesten sobre los actos que se vienen suscitando en el país.

(05/06/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Gobierno admite que YPFB perderá $us 223 MM en tres años por adenda con Petrobras

Según el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, se aceptó el condicionamiento de la petrolera brasileña para evitar el pago de multas millonarias que se arrastraban de gestiones pasadas. El funcionario salvó su responsabilidad en la negociación y dijo que él no firmó la adenda.

/ 5 de agosto de 2020 / 10:47

Planta de gas del campo Sábado, en Tarija.

Por Miguel Lazcano

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, admitió este martes que YPFB dejará de percibir en tres años unos $us 223 millones tras la firma de la octava adenda con Petrobras. “En este año son 58 millones, en 2021 deben ser alrededor de 80 millones y en 2022, unos 85 millones de dólares aproximadamente”.

Según el funcionario, Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) puso como condición para la firma del nuevo acuerdo con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) dejar de pagar por el transporte del gas natural desde Río Grande hasta Puerto Suárez (Mutún), en el lado boliviano.

“Petrobras puso como condición de que el lado boliviano lo paga Bolivia y el lado brasileño lo paga Brasil. Es decir, ese pedacito que había desde Río Grande hasta el Mutún, que es un tramo de aproximadamente 200 kilómetros, que en ese momento estaba a cargo del precio obviamente pase a depender del pago por parte de la estatal boliviana (sic)”.

Desde Río Grande hasta el Mutún la longitud del ducto es de 570 kilómetros. Antes de la firma del nuevo acuerdo, el punto de entrega del gas boliviano era Río Grande. Ahora, con la octava adenda, el punto de entrega se lo ha cambiado al Mutún, en la frontera con Brasil.

La Razón publicó el lunes que tras la firma de la octava adenda al contrato de compraventa de gas natural suscrito entre YPFB y Petrobras, la petrolera boliviana deja de percibir mensualmente unos $us 5,34 millones por el transporte del energético entre Río Grande y Puerto Suárez (Mutún), en la frontera con Brasil, costo que antes de la firma del nuevo convenio lo pagaba la petrolera brasileña.

Según un cálculo que hizo este medio, en 142 días, desde el 11 de marzo (cuando entró en vigencia la octava adenda) hasta el 31 de julio, la petrolera estatal boliviana ya perdió $us 25,3 millones. Con una progresión hasta fin de año, tomando como base una exportación promedio de 14 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) y no el tope de 20 MMm3d, La Razón estimó que la afectación económica sería de unos $us 52,5 millones.

Para el Ministro, “están mal los datos que dan (algunos medios de comunicación), tal vez es alguito más”. Por ejemplo, dijo, “este año son 58 millones” de dólares.

Con la nueva adenda, según Zamora, YPFB no pierde porque se ha evitado pagar multas millonarias que se arrastraban desde gestiones pasadas y cuya suma asciende a los $us 2.030 millones.

“En realidad es un proceso de negociación que lo puso en su momento Brasil cuando finalizaba el contrato de transporte. Si dejábamos ese contrato, tenías que cumplir con volúmenes que no tenemos, totalizábamos en multas más de 2.030 millones (de dólares). Eso es lo que hemos evitado con esta adenda”, afirmó el funcionario en el programa Antes de Medio Día, que se difunde en radio Fides.

Asimismo, el ministro salvó su responsabilidad en la negociación y manifestó que él no firmó esa adenda. “Esta adenda no la firma el ministro, la adenda la firma YPFB con Petrobras. Es una negociación técnica entre Yacimientos y Petrobras. Yo no tengo nada que ver, Yacimientos tiene su MAE (Máxima Autoridad Ejecutiva)”.

Edición impresa

Comparte y opina: