Economía

jueves 13 ago 2020 | Actualizado a 21:20

El Gobierno declara ‘calamidad pública’ nacional y dispone un crédito del Banco Central

El Decreto Supremo 4301 establece “la atención de necesidades impostergables de carácter económico ocasionados por los efectos negativos” del COVID-19.

/ 27 de julio de 2020 / 19:15

La presidenta Jeanine Áñez, en un acto público pasado. Foto: ABI

A través del Decreto Supremo 4301, el gobierno de Jeanine Áñez declaró “calamidad pública” para “la atención de necesidades impostergables de carácter económico ocasionadas por el efectos negativos” del COVID-19 con un crédito del Banco Central de Bolivia (BCB).

La norma, promulgada el 24 de julio, no señala montos, aunque hace referencia al origen. Se refiere a la concesión de un crédito del BCB “a favor del Tesoro General de la Nación (TGN), a fin de continuar la implementación de acciones de carácter económico destinadas a mitigar los efectos negativos del coronavirus”.

«Ante el incremento de los casos del coronavirus (COVID-19) de manera acelerada, desencadenando en una situación crítica por la que atraviesa el país, es necesario realizar acciones específicas que permitan contar con recursos públicos destinados a mitigar los efectos negativos en la economía ocasionados por este virus», señala en sus consideraciones.

En los últimos días, el gobierno de Áñez ha intentado de todos modos que la Asamblea Legislativa apruebe créditos acordados con organismos internacionales, especialmente uno de $us 327 millones provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI), que el Movimiento Al Socialismo (MAS) frena por una serie de objeciones, como la falta de documentos, un plan de pagos y distribución, o destino claro de los fondos.

En ese afán, la semana pasada, el ministro de la presidencia, Yerko Núñez, invitó al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, y a la titular de la Comisión de Planificación, Otilia Choque, con el fin de resolver las observaciones y “coordinación”. La reunión, citada para las 11.00 de este lunes, no fue posible por un cruce político; más temprano, la autoridad había llamado “conspiradores” a los legisladores del MAS.

Hace una semana, Áñez incluso adelantó el pago del llamado Bono Salud, consistente en Bs 500, a condición de que el MAS desbloquee los créditos. El anuncio no se consumó, a pesar de que la mandataria dijo que se “libraban” el pago iba a ser en la semana misma, y los beneficiarios iban a ser quienes ya cobraron el Bono Universal, también de Bs 500.

(27/07/2020)

Comparte y opina:

Diputados sancionan ‘Bono contra el Hambre’ y ahora se espera la firma de Áñez

El beneficio de Bs 1.000 se pagará por única vez y es para madres, discapacitados y mayores de 18 años que no reciban salarios en los sectores público y privado. Será financiado con créditos del BID y del BM.

/ 13 de agosto de 2020 / 12:39

La votación de este jueves en la Cámara de Diputados. Foto: Cámara Baja

La Cámara de Diputados sancionó este jueves la ley que pone en vigencia el “Bono contra el Hambre” de Bs 1.000 propuesto por el Movimiento Al Socialismo (MAS), para ser otorgado por única vez a madres, discapacitados y mayores de 18 años sin salarios en los sectores público y privado.

La norma, que fue aprobada el miércoles en la Cámara de Senadores está destinado a las personas que se benefician con los bonos Universal, Juana Azurduy y de Discapacidad.

El “Bono contra el Hambre” fue propuesto por el candidato presidencial del MAS, Luis Arce, luego de que la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, planteara un Bono Salud de Bs 500, pero condicionado a que los legisladores del MAS destraben créditos internacionales.

Será financiado con los recursos provenientes de los créditos que deben ser aprobados por la Asamblea Legislativa con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) del Banco Mundial (BM).

El contrato de préstamo con el BIRF es hasta un monto de $us 200 millones y fue firmado el 15 de mayo. El dinero está destinado al “Proyecto de Redes de Protección Social de Emergencia por la Crisis del COVID-19”. El crédito es a 24 años e incluye 14 de gracia. La tasa de interés es del 2,06%.

El préstamos con el BID, firmado el 23 de junio, es por un monto de hasta $us 450 millones y está destinado al proyecto “Apoyo a Poblaciones Vulnerables Afectadas por el Coronavirus”. El plazo es a 21,5 años, incluidos 11 de gracia. La tasa de interés es variable. El BID ha fijado para el primer trimestre (una vez sea aprobado el préstamo por la Asamblea) una tasa de interés de 2,11%.

La norma sancionada señala en uno de sus artículos que si existiera un saldo luego de finalizado el pago del “Bono contra el Hambre”, el mismo podrá ser dispuesto a través de una ley que especifique el destino de los recursos. Con esta medida, la Asamblea le pone un candado al uso de estos recursos porque el Gobierno solo podrá disponerlos para el pago del bono.

El miércoles, el candidato Arce celebró la aprobación. “¡Logramos el primer paso! El Senado aprobó el proyecto de ley “Bono contra el Hambre” de Bs 1.000 para ayudar a las familias bolivianas que padecen la falta de recursos económicos a causa del #coronavirus y la incapacidad del gobierno de facto. #VamosASalirAdelante (sic)”, escribió en Twitter.

El expresidente Evo Morales, jefe de campaña del MAS, también se pronunció por Twitter este jueves sobre el tema. “El Senado está cumpliendo con el pueblo, como debe ser. Ayer sancionó la ley que pospone el pago de créditos bancarios hasta el 31 de diciembre y aprobó el ‘Bono contra el hambre’ de Bs 1.000 para paliar las consecuencias de la pandemia (sic)”.

Mientras que la presidenta Áñez dio señales de que no pondrá objeciones para promulgar la norma, aunque ratificó su exigencia para que el Legislativo apruebe el uso de créditos internacionales. “Gracias a la exigencia del pueblo y del gobierno, la Asamblea del MAS aprueba nuevo bono. Pero aún no libera el dinero para pagarlo. Mantenemos nuestra exigencia: liberen el dinero para pagar el nuevo bono”, señaló el miércoles en Twitter.

(13/08/2020)

Comparte y opina:

El Senado sanciona ley que difiere pago de créditos bancarios hasta el 31 de diciembre

La norma fue enviada para su promulgación a la presidenta Jeanine Áñez. Fue aprobada para evitar una “mala interpretación” realizada por el sistema financiero y se la aplica de manera excepcional por la emergencia del coronavirus.

/ 12 de agosto de 2020 / 19:09

Producción fotográfica sobre préstamos y créditos bancarios.

El Senado sancionó este miércoles la Ley 790 que amplía hasta el 31 de diciembre de este año el pago sin intereses de las deudas bancarias, que modifica la Ley 1294 de Diferimiento del Pago de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos.

Milton Barón, presidente en ejercicio de la Cámara Alta, destacó la norma, ya que da certeza a los ciudadanos ante la “mala interpretación” realizada por el sistema financiero, basada en normas del Gobierno que causaron preocupación y molestia, sobre todo en las micro y pequeñas empresas, según una nota de prensa.

La norma fue enviada a la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, para su promulgación.

El artículo único indica: “Se modifica el parágrafo I del artículo 1 de la Ley 1294 del 1 de abril, precisando que las entidades de Intermediación Financiera que operan en territorio nacional deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, desde la Declaratoria de Emergencia por la Pandemia del Coronavirus (marzo) al 31 de diciembre de 2020”.

(12/08/2020)

Comparte y opina:

El ‘Bono contra el Hambre’ será financiado con créditos del BID y BIRF

Ambos préstamos suman $us 650 millones. El proyecto de ley establece que los recursos serán solamente utilizados en el pago de este beneficio de Bs 1.000. Si existiera un saldo, el Ejecutivo solo lo podrá utilizar especificando el destino y previa aprobación de una ley.

/ 12 de agosto de 2020 / 18:44

La sesión del Senado instalada este miércoles. Foto: Cámara de Senadores

El “Bono contra el Hambre”, propuesto por el Movimiento Al Socialismo (MAS), será financiado con los recursos provenientes de los créditos que deben ser aprobados por la Asamblea Legislativa con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) del Banco Mundial (BM).

El contrato de préstamo con el BIRF es hasta un monto de $us 200 millones y fue firmado el 15 de mayo. El dinero está destinado al “Proyecto de Redes de Protección Social de Emergencia por la Crisis del COVID-19”. El proyecto de ley para dar curso a este préstamo se encuentra para su tratamiento en la Cámara de Diputados. El crédito es a 24 años e incluye 14 de gracia. La tasa de interés es del 2,06%.

El préstamos con el BID, firmado el 23 de junio, es por un monto de hasta $us 450 millones y está destinado al proyecto “Apoyo a Poblaciones Vulnerables Afectadas por el Coronavirus”. El plazo es a 21,5 años  incluidos 11 de gracia. La tasa de interés es variable. El BID ha fijado para el primer trimestre (una vez sea aprobado el préstamo por la Asamblea) una tasa de interés de 2,11%.

La Cámara de Senadores aprobó este miércoles el proyecto de ley que da vía libre al “Bono contra el Hambre” de Bs 1.000 propuesto por el MAS, para ser otorgado por única vez a madres que reciban el Bono Juana Azurduy, personas con discapacidad y beneficiarios del Bono Universal (mayores de 18 años). El beneficio no alcanza a las personas que reciben remuneración salarial del sector público o privado.

El proyecto de ley señala en uno de sus artículos que si existiera un saldo luego de finalizado el pago del “Bono contra el Hambre”, el mismo podrá ser dispuesto a través de una ley que especifique el destino de los recursos.

Con esta medida, la Asamblea le pone un candado al uso de estos recursos porque el Gobierno sólo podrá disponerlos para el pago del bono.

“Si luego de finalizado el pago del Bono contra el Hambre hubiera un saldo remanente del monto total de financiamiento, este solo podrá ser dispuesto a través de una ley que especifique el destino de los recursos”, se lee en el artículo 3, parágrafo II del citado proyecto de ley.

La norma que ya fue aprobada por la Cámara de Senadores fue remitida a la Cámara de Diputados, que ya tiene en agenda su discusión para este jueves.

(12/08/2020)

Comparte y opina:

Crédito del FMI por $us 327,2 millones ya no figura en registros del BCB

La Presidenta del Senado reiteró que no se aprobará el crédito del organismo internacional mientras no se cumpla con todos los requerimientos que exige la normativa boliviana.

/ 12 de agosto de 2020 / 17:46

Fachada del Banco Central de Bolivia (BCB).

El Directorio del FMI aprobó el 17 de abril la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Bolivia de $us 327 millones  en virtud del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR). El empréstito fue registrado por el BCB en el Estado Mensual de la Deuda Externa Pública de Mediano y Largo Plazo al 30 de abril de 2020.

En el informe de mayo, la Gerencia de Operaciones Internacionales del Banco Central de Bolivia (BCB) eliminó del Estado Mensual de la Deuda Externa Pública de Mediano y Largo Plazo el préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero el registro del crédito no solo fue eliminado en el informe de mayo, sino también en el de abril, según constató este medio.

La presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, ratificó el 2 de agosto que no se aprobará el crédito del FMI por $us 327 millones mientras no se cumpla con todos los requerimientos que exige la normativa boliviana.

Afirmó que el préstamo llegó en abril al país sin cumplir el procedimiento establecido, por lo que el Gobierno transitorio pretende “chantajear” a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para aprobar el proyecto de ley.

“No puede llegar (sin el conducto regular), claramente dice nuestra Constitución (Política del Estado) que para cualquier crédito tiene que ser la Asamblea Legislativa la que apruebe para que puedan ingresar (al país), pero ellos han ido así, por la mano se lo han llevado la Constitución y estos créditos han llegado en abril, quién sabe si ya lo gastaron y ahora no saben cómo justificar y quieren chantajearnos a nosotros con un bono salud para la aprobación”.

Indicó que actualmente el dinero se encuentra en el BCB y es por eso que el Gobierno anunció el pago inmediato de un bono. Reiteró que la Asamblea no aprobará ese crédito porque, hasta la fecha, no se cumplió con todo el conducto regular que la ALP exige.

(12/08/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Senado aprueba el bono de Bs 1.000 propuesto por el MAS

El “Bono contra el Hambre” es propuesto para mayores de 18 años sin salarios de los sectores público y privado, y que se benefician de los bonos Universal, Juana Azurduy y de Discapacidad. La Cámara de Diputados ya tiene agendada para el jueves la discusión del proyecto de ley.

/ 12 de agosto de 2020 / 16:02

La sesión del Senado instalada este miércoles. Fuente: Senado

La Cámara de Senadores aprobó este miércoles el proyecto de ley que da vía libre al “Bono contra el Hambre” de Bs 1.000 propuesto por el Movimiento Al Socialismo (MAS), para ser otorgado por única vez a madres, discapacitados y mayores de 18 años sin salarios en los sectores público y privado.

La norma fue remitida a la Cámara de Diputados, que ya tiene en agenda su discusión para el jueves. El beneficio estará destinado a personas mayores de 18 años que acceden a los bonos Universal, Juana Azurduy y de Discapacidad.

El “Bono contra el Hambre” fue propuesto por el candidato presidencial del MAS, Luis Arce, luego de que la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, planteara un Bono Salud de Bs 500, pero condicionado a que los legisladores del MAS destraben créditos internacionales.

El MAS, que es mayoría en la Asamblea Legislativa, dijo que no aprobará el uso de estos préstamos, sobre todo el de $us 327 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI), hasta que el Gobierno sea transparente e informe sobre sus condiciones, intereses y plazos, entre otros puntos.

(12/08/2020)

Comparte y opina: