Economía

miércoles 30 sep 2020 | Actualizado a 21:07

Presidente del BCB recae y es internado por complicaciones del COVID-19

Guillermo Aponte fue dado de alta el 1 de septiembre pero se complicó su estado de salud

/ 9 de septiembre de 2020 / 18:46

El presidente interino del BCB, Guillermo Aponte. Foto: ABI

A través de un escueto comunicado el Banco Central de Bolivia (BCB), informó este miércoles que su Presidente a.i. Guillermo Aponte Reyes Ortiz, fue internado hace tres días en una clínica de La Paz, para recibir atención especializada por complicaciones derivadas del COVID-19.

“Para preservar su salud está impedido de realizar actividad alguna en forma presencial o virtual hasta su completa recuperación, de acuerdo a la prescripción médica”, señala el documento publicado en el sitio web de la entidad.

El presidente del BCB el pasado 7 de julio dio positivo a la prueba del coronavirus. El pasado 1 de septiembre fue dado de alta en una clínica privada, sin embargo días después se complicó su estado de salud.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Perú reanudará el lunes los vuelos con siete países latinoamericanos, entre ellos Bolivia

Los otros países son: Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Uruguay y Chile, según comunicó el presidente Martín Vizcarra.

/ 30 de septiembre de 2020 / 18:37

Se reactivan los vuelos comerciales

Por AFP

Perú reanudará el lunes los vuelos internacionales con siete países latinoamericanos tras casi siete meses de cierre por la pandemia, anunció este miércoles el presidente Martín Vizcarra.

«En el reinicio de los vuelos internacionales a partir de la próxima semana vamos a empezar con siete países: Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile», dijo Vizcarra en conferencia de prensa.

Son «siete países y once destinos porque en algunos países van ir a más de una ciudad los vuelos internacionales», indicó el mandatario.

El cierre de fronteras, decretado el 16 de marzo, implicó un serio golpe para el próspero sector del turismo peruano.
Vizcarra había anunciado el pasado viernes que la reanudación de los vuelos sería el 5 de octubre, pero no había precisado cuales serían los países.

El presidente explicó este miércoles que se permitirán vuelos comerciales «de ida o vuelta de pasajeros con un rango de hasta cuatro horas de vuelo. Es lo que se ha estimado. Hay un protocolo para esos vuelos entre el Ministerio de Salud y el Ministerio de Transportes».

El Ministerio de Transportes dijo por su parte que habrá entre 70 y 75 vuelos internacionales semanales, menos del 15% de las frecuencias que había antes de que la pandemia irrumpiera en Perú.

El ministro de Transportes, Carlos Estremadoyro, indicó que se cerraría el año con unos 167 vuelos por semana.

Los destinos autorizados son Guayaquil y Quito (Ecuador); La Paz y Santa Cruz (Bolivia); Bogotá, Cali y Medellín (Colombia); Ciudad de Panamá (Panamá); Asunción (Paraguay); Montevideo (Uruguay) y Santiago (Chile).

El gobierno peruano había indicado el 17 de agosto que reanudaría los vuelos internacionales cuando bajaran los casos del nuevo coronavirus, lo que sucede de manera paulatina desde la última semana de agosto.

Vizcarra anunció, además, que a partir del lunes se levantará la cuarentena en las provincias andinas de Abancay y Huamanga, y la selvática de Huánuco.

En estas tres provincias, en las que se mantendrá el toque de queda dominical, viven casi 700.000 personas. En el resto del país el confinamiento fue levantado el 30 de junio.

Con 33 millones de habitantes, el país es el tercero en América Latina en casos de coronavirus (811.768) detrás de Brasil y Colombia. También es tercero en decesos (32.396) después del gigante sudamericano y México.

Sin embargo, proporcionalmente a su población, Perú tiene la mayor tasa de mortalidad por coronavirus en el mundo (101,05 decesos por cada 100.000 habitantes), según el ranking que publica la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, centro de referencia.

(30/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Las eléctricas reclaman un fondo de Bs 1.000 millones para evitar su ‘deterioro’

El sector exige al Órgano Ejecutivo un fideicomiso que posibilite la liquidez de las empresas de electricidad.

/ 30 de septiembre de 2020 / 10:38

La planta de trasbase de electricidad en Pongo, La Paz. Foto: La Razón-archivo

La Cámara Boliviana de Electricidad (CBE) reclama al Gobierno transitorio la constitución de un fideicomiso de Bs 1.000 millones para enfrentar un eventual “deterioro de la industria eléctrica», que afectará a las cooperativas, empresas privadas y públicas del sector.

Este fondo sería utilizado para que las empresas de distribución eléctrica puedan acceder a recursos equivalentes a los montos de la facturación que les corresponde pagar a los consumidores, cuentas que fueron diferidas en mayo pasado mediante el Decreto Supremo 4206 (Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos), y que a su vez puedan pagar a las compañías de generación y transmisión, señala un comunicado difundido este miércoles por esta entidad.

La CBE considera que “la única forma razonable de evitar un deterioro de la industria eléctrica es creando un mecanismo de liquidez (fideicomiso) que permita a las distribuidoras acceder a los recursos que van a dejar de percibir por la mora, para que no se vea afectado el servicio y la viabilidad de los agentes del sector, y así́ mantener la cadena de pagos existente”.

Argumenta que los Bs 1.000 millones del fideicomiso pueden ser obtenidos a través de un préstamo del Banco Central de Bolivia (BCB) al Tesoro General de la Nación (TGN), que será devuelto por las empresas de distribución en un plazo máximo de 18 meses sin intereses, de acuerdo al pago de sus facturas por parte de los consumidores.

Según detalla el documento difundido “el volumen de los recursos previstos para el fideicomiso sale de considerar la facturación de la categoría domiciliaria, que es la única que no presenta decrecimientos como consecuencia de tener a las personas en sus hogares por la cuarentena, por abril, mayo y junio de 2020, descontando el monto de la subvención establecida que cubriría aproximadamente el 40% del total de la facturación”.

Con referencia a la mora en la cual se encuentran estas empresas por la falta de pago durante el periodo de emergencia sanitaria, la Cámara Boliviana de Electricidad señala que “la caída en el pago por facturación que se está observando en estos momentos está entre el 60 y el 80% de la facturación, lo que provoca un quebranto en las finanzas de las empresas, deteriora su flujo de caja, y afecta la fluidez del sistema de pagos existente a las empresas de transmisión y generación de electricidad”.

(30/09/2020)

Comparte y opina:

A diferencia del decreto de Áñez, ELFEC confirma que sus acciones pasaron en 2012 a ENDE

El decreto que desató una crisis de gabinete, asegura que ENDE “ha informado que por razones de fuerza mayor se ha visto imposibilitada de dar cumplimiento a los Decretos Supremos N° 0494 (de recuperación de acciones) y N° 1178 (de adquisición del paquete accionario)”.

/ 29 de septiembre de 2020 / 19:30

Oficinas de Elfec en Cochabamba

La estatal Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) registró en 2012 la titularidad de 521.994 acciones de ELFEC-Cochabamba, de acuerdo a una memoria institucional de 2017 de la firma cochabambina, lo que contradice el argumento de que ENDE no cumplió con la recuperación de las acciones para el Estado, como fija el decreto aprobado por el gobierno de Jeanine Áñez.

El decreto 4346 de Áñez, y que derivó en una crisis de gabinete con la salida de tres ministros, entre ellos Óscar Ortiz, establece entre sus argumentos que “ENDE, ha informado que por razones de fuerza mayor se ha visto imposibilitada de dar cumplimiento a los Decretos Supremos N° 0494 (de recuperación de acciones) y N° 1178 (de adquisición del paquete accionario).

Sin embargo, en la memoria institucional de 2017 se establece que, “en cumplimiento de lo dispuesto en el Parágrafo III del Artículo Único del Decreto Supremo No. 1178, en fecha 2 de abril de 2012 y en presencia del Representante Legal de ENDE, se procedió a registrar, en el Libro de Accionistas de ELFEC S.A., la titularidad de 521.994 acciones a nombre de ENDE”.

Murillo aclara que las acciones de ELFEC serán devueltas de ‘manera directa’ a los socios

El decreto 1178 también dispone la adquisición del 92.12% de las acciones de ELFEC, “correspondiente al paquete accionario que posee la sociedad Luz del Valle Inversiones S. A. en ELFEC S. A.”, y que el “pago por las acciones será realizado con recursos provenientes del Tesoro General de la Nación – TGN, en calidad de aporte al capital de ENDE”.

Sobre la composición accionaria, según la memoria institucional,  en 2007 los trabajadores y ejecutivos de la empresa adquieren, a través de la Empresa Luz del Valle Ltda., el 92,12% de las acciones de ELFEC S.A.

En 2008, “COMTECO adquirió de la Empresa SOELBO el 56,66% de las acciones de la Empresa Luz del Valle S.A., y de esta forma el 52,20% de las acciones de ELFEC S.A., consolidándose luego la Corporación COMTECO – ELFEC. El paquete accionario de ELFEC S.A. quedó conformado de la siguiente forma: 92,12% Luz del Valle Inversiones S.A. y 7,88% de inversionistas privados menores”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El turismo receptivo internacional en Bolivia podrá reactivarse apenas en 2022

La apertura de fronteras, conexiones aéreas, grado de infección y sobre todo promoción durante 2021 son claves para ese proceso.

/ 29 de septiembre de 2020 / 10:11

La tradicional y turística calle Linares de La Paz. Foto: La Razón-archivo

La recuperación del turismo en Bolivia ocurrirá apenas en 2022, debido a que requiere un año de promoción internacional de sitios seguros, según evaluación del presidente de la Cámara Nacional de Operadores de Turismo (Canotur), Raúl Calvimontes.

Pese a que en Bolivia se reactiva “paulatinamente” el turismo interno como resultado de la aplicación de medidas de posconfinamiento, la visita al país de viajeros extranjeros demandará más tiempo.

“Estamos hablando de una primera etapa, pero lamentablemente en nuestro país el turismo interno no tiene números grandes como para poder reactivar el turismo en sí”, comentó a La Razón el ejecutivo.

El mayor ingreso de recursos que tiene el sector proviene del turismo receptivo, en particular los viajeros que vienen de otros países; sin embargo, su visita a Bolivia está sujeta a la apertura de fronteras de las naciones, conexiones aéreas, grado de infección en el país y sobre todo promoción internacional durante 2021, aseguró Calvimontes.

“Bolivia tiene que hacer promoción en los mercados emisores de turistas para que puedan tomar en cuenta a Bolivia dentro de sus opciones como un destino. Es para largo, y con suerte 2021, porque recién vamos a promocionar el país y quizá el 2022 tengamos la preferencia de algunos mercados emisores de turistas”, dijo.

Respecto al turismo interno, explicó que en varias regiones del país, conforme a los protocolos de bioseguridad y reglamentos emitidos por el Viceministerio de Turismo, se está reactivando esta actividad, en particular en Sucre, La Paz, Potosí y Santa Cruz.

El 27 de septiembre se celebró el Día Internacional del Turismo.

Una investigación de la universidad Unifranz de El Alto, desarrollada en abril, advirtió que este año el turismo en Bolivia perderá Bs 6.200 millones como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Su impacto provocará el cierre de empresas y desempleo en el sector, señala el documento.

(29/09/2020)

Comparte y opina:

Áñez declara la recta final de su gobierno y espera que su sucesor reimpulse la economía

La mandataria complementó su gabinete, que el lunes sufrió una crisis debido a la destitución intempestiva y polémica del ministro Óscar Ortiz.

/ 29 de septiembre de 2020 / 09:50

Jeanine Áñez, en su discurso de posesión del ministro Adhemar Guzmán. Foto: APG

La presidenta Jeanine Áñez ha declarado la recta final de su gobierno. Dijo que en esta última fase de su administración transitoria “sembrará” el terreno para que el próximo gobierno, que emerja de las elecciones del 18 de octubre, reimpulse la economía.

La mandataria complementó la mañana de este martes su gabinete con el juramento del ministro de Desarrollo Productivo, Adhemar Guzmán, en reemplazo de Abel Martínez, que el lunes renunció en medio de una crisis de gabinete desatada por la destitución intempestiva y polémica del titular de Economía, Óscar Ortiz.

“Hemos hecho el cambio para iniciar la recta final de la gestión, una recta final que vamos a consagrar a la creación de empleo”, dijo Áñez en el acto de posesión de Guzmán en el Palacio de Gobierno.

Consideró que la anterior fase de su gobierno estuvo dedicada a la tramitación de fondos para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, que azota al país desde el 10 de marzo, cuando aparecieron los primeros casos en Santa Cruz y Oruro.

“Ahora, la nueva etapa de la economía estará dedicada a sembrar el terreno para que el próximo gobierno, sea del color que sea, pueda reimpulsar la economía y crear empleo con facilidad”, afirmó Áñez, que a un mes de las elecciones renunció a su candidatura por la alianza Juntos.

El lunes, Ortiz denunció que fue destituido de sus funciones por diferencias con el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de quien dijo que Áñez le dio el futuro control del país y del Gobierno. En contrapartida, Murillo dijo que, al oponerse a la devolución de acciones de la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica de Cochabamba (ELFEC), aquel optaba por no apoyar a Cochabamba sino preferir a las logias cruceñas.

Ortiz había reemplazado el 7 de julio a José Luis Parada, antiguo secretario de Hacienda del gobierno departamental de Rubén Costas, al influjo de Murillo, señalado ahora de tener fuerte incidencia en Áñez.

(29/09/2020)

Comparte y opina: