Economía

jueves 22 oct 2020 | Actualizado a 22:42

Tres ‘dinosaurios’ sobreviven en el galpón de Auquisamaña

Ángel Miranda, José Luis Sánchez y Yamil Bustillos recuerdan cómo llegaron a la empresa, los primeros días de trabajo y hablan de los momentos tristes y felices que les tocó vivir en estos 30 años.

Por La Razón

/ 20 de septiembre de 2020 / 08:51

Seguro que detrás de una gran empresa, hay un gran equipo de trabajadores y La Razón no es la excepción. Por eso, en sus 30 años de vida tuvo la suerte de contar con profesionales de lujo, muchos de ellos vieron nacer y crecer a la empresa. Es el caso de Yamil Bustillos, José Luis Sánchez y Ángel Miranda, a quienes sus compañeros llaman los “dinosaurios” del Galpón de Auquisamaña.

Los tres recuerdan cómo llegaron a la empresa, los primeros días de trabajo, que por cierto fueron muy duros, y hablan de los momentos tristes y de los más felices que les tocó vivir. Desde luego tienen más de una anécdota que contar.

Muchos de los trabajadores fundadores de este medio de comunicación venían de otros, por tanto, de una u otra forma ya eran conocidos. “Recuerdo que la secretaria trajo su propio cuaderno y usó una caja de manzanas como escritorio. Después fuimos a comprar unos muebles al Barrio Chino”, dice Ángel. Pero para él lo más importante es que el número cero del periódico salió justo el día de su cumpleaños.

Cuatro días después el periódico ya estaba en las calles.

Ángel Miranda, Yamil Bustillos y José Luis Sánchez, los tres trabajadores más antiguos de La Razón. Foto: José Lavayén

Yamil cuenta que, como siempre, llegaba muy temprano a la oficina y se ponía a la orden de su jefe. Mientras lo que más recuerda José Luis es esa satisfacción que sentía al formar parte de un proyecto que, desde sus inicios, tendría grandes metas y ambiciones.

Los primeros días y semanas de trabajo fueron muy duros porque, entre otras cosas, el periódico se imprimía en la rotativa de otro medio de la competencia. “La primera semana fue muy pesada, teníamos que esperar a que impriman primero su edición y luego recién lo nuestro. Eran esperas interminables”, dice Ángel.

“Fue un cambio completo en mi vida, entrar a la empresa a partir de las cuatro de la mañana y ver el periódico fue una sensación de asombro, jamás antes vi algo así, pero mucho más llegar a la calle Camacho y conocer a los voceadores”, dice Yamil. “Desde las primeras semanas se pudo ver el compromiso y la responsabilidad de los trabajadores”, añade José Luis.

Como en toda historia hay momentos tristes y otros felices. Para José Luis el momento más triste es el de ahora con la pandemia. “Tuvimos que hacer una pausa en la publicación de los periódicos”, dice. Pero, además, esta pena aumentó con la muerte de un compañero de trabajo especial, José Luis Condori. Al contrario, los momentos más felices llegaban en Navidad. “Preparar los regalitos para los niños, su alegría y el agradecimiento de los papás”.

Para Ángel también éste es el momento más triste para la empresa y, como no podía ser de otra manera, sus días más felices están relacionados con el funcionamiento de esa enorme prensa que le toca manejar. “Cuando imprimíamos diferentes guías del país y la prensa, no paraba durante meses”.

Cómo no recordar también los festejos el Día del Gráfico. “Incluso un año bailamos caporales todos los trabajadores y ejecutivos, festejando en nuestras propias instalaciones”.

Yamil recuerda como los momentos más duros las pugnas con los voceadores, con quienes además trabaja de cerca. “Cuando el sindicato de voceadores realizó un paro contra la empresa negándose a vender y oponiéndose a que nosotros podamos hacerlo, llegamos a tener riñas un poco fuertes y al final ganamos como empresa”. Lo más feliz fue cuando vio a La Razón como el principal referente nacional y a Extra como el más vendido. “Todos querían trabajar en la empresa, por eso es y será un honor trabajar en esta empresa”.

José Luis recuerda esta parte de la historia de La Razón como un verdadero hito, porque los trabajadores demostraron su compromiso al salir ellos mismos a vender los periódicos. “Rompimos el monopolio de los voceadores”, dice.

Ángel recordará por siempre el día en que se logró imprimir el periódico en una rotativa propia y, unos años después, el traslado al Galpón de Auquisamaña donde se estrenó la nueva y potente rotativa con la que actualmente cuenta la empresa. “Fue el año 2000. Fue lo que nos llenó de orgullo, con todo nuevecito para estrenar, con la mejor tecnología del momento”. Yamil destaca a La Razón como el primer periódico en tener suscriptores, un servicio personalizado para el cliente.

Los tres tienen en la memoria y el corazón varios trabajos periodísticos que causaron sensación en su momento, como el secuestro de un empresario, la cobertura de los hechos de Octubre de 2003, el Mundial del 94, entre otros. O el lanzamiento de productos periodísticos nuevos, como el suplemento Marcas.

También es parte de la historia de este medio el ser pionero en el lanzamiento de artículos comerciales como los fascículos coleccionables, o los CD de música. Todo este trabajo ayudó al crecimiento y consolidación de la empresa.

Uno de los hechos que quedará por siempre en la memoria de los trabajadores de La Razón es, sin duda, el traslado de la empresa de la zona de Miraflores al Galpón de Auquisamaña. Primero porque permitió una mayor comodidad para todos los empleados y, segundo, porque dio lugar a un salto tecnológico sin precedentes para un medio de comunicación escrito.

“La empresa creció mucho y además aquí ya estaba la nueva rotativa, única en Sudamérica en ese momento”, dice José Luis. “El traslado se hizo urgente”, añade Yamil y Ángel relata que en su área el cambio fue paulatino. “Fue un salto de tecnología en la industria gráfica y la adquisición de la nueva rotativa Goss Universal 45 que automatizó varios procesos y tareas”. Por entonces se formaron dos grupos de trabajo de prensistas, los antiguos que imprimían la edición diaria en la rotativa antigua, y los nuevos que en la Goss imprimían los suplementos.

Los tres coinciden en que el Galpón es su segundo hogar y los compañeros de trabajo la otra familia con la que se convive. “Juntos transitamos por el mismo camino para el logro de los objetivos de nuestra empresa. Al transcurrir el tiempo llegas a identificar los valores de cada uno y sentir cariño fraterno, y con esa confianza formamos un gran equipo de trabajo”, dice José Luis.

“Estamos altamente comprometidos con la empresa”, añade Ángel. “El gran éxito de la empresa fue y es que nos enseñaron a trabajar en equipo, esto genera una gran fortaleza”, añade Yamil.

El impacto por la pandemia del coronavirus ha puesto al mundo en vilo y está haciendo estragos con la economía, la industria y el sector productivo. También fue un golpe duro para La Razón y su hermano menor Extra. A ello se suma una larga crisis de los medios impresos y una guerra sucia que se desató con contra de este medio y de su propietario. Los trabajadores de esta empresa, sobre todo los más antiguos, entienden esta realidad, pero también saben que “habrá una luz al final del túnel” y conocen “el camino que ahora hay que transitar”.

Cierto que hoy en día hay que darle más fuerza al periódico digital, pero también es cierto que el periódico impreso no morirá.

“Los cimientos construidos en estos 30 años deben ser fortalecidos con la fuerza y la responsabilidad que nos caracteriza, continuaremos siendo referentes en el periodismo y como empresa demostrar que con unión podemos salir adelante en esta crisis mundial”, dice José Luis.

“Yo digo siempre que esta es nuestra empresa, cuidémosla, no matemos la gallina de los huevos de oro, el papel es oro blanco. Hoy estamos en crisis, pero es una oportunidad para poder salir juntos adelante, lo lograremos juntos como siempre, como un equipo y familia”, afirma Ángel.

“El precio del éxito es trabajo duro, dedicación y determinación en que, ganes o pierdas, habrás hecho todo lo que estaba en tus manos”, Vicente Lombardi. Siento que esto resume el momento en el que vivimos en la empresa por los eventos externos e internos, pero estoy seguro que La Razón volverá a brillar en el horizonte”, señala Yamil.

Ángel Miranda es hoy Gerente de Producción; Yamil Bustillos, Gerente de Distribución, y José Luis Sánchez, Gerente Administrativo.

Éste es un espacio institucional de La Razón en el que compartiremos con nuestro público un detallado repaso a las tres décadas recorridas por este diario, mostrando los grandes hitos, los logros más importantes, los galardones, pero también los tropiezos y los momentos duros, como el que en este tiempo nos ha tocado vivir. A partir de ahora, tanto en su versión impresa como en la digital, comenzamos a contar nuestra historia, pero con la mirada puesta en el porvenir. Acompáñennos.

Comparte y opina:

El Gobierno fija para fin de año una inflación de 1,7% y un decrecimiento de -7,7%

El ministro de Planificación, Gonzalo Quiroga, informó que en medio de la compleja situación económica se espera mejoren las proyección de caída de la economía

/ 21 de octubre de 2020 / 23:16

Para finales de este año se calcula llegar a una inflación de 1,7% y un decrecimiento económico de -7,7%, porcentaje inferior al -11% alcanzado en el primer semestre de este año, informó el ministro de Planificación, Gonzalo Quiroga.

De acuerdo a los datos, la inflación llegará al 1,7% como resultado de la contracción comercial debido a la situación económica. “Los precios no han subido ni van a subir, no porque no tengamos productos sino porque básicamente la gente no tiene flujo de capital para comprar”.

Se espera que el decrecimiento económico mejore hasta fin de año. Los cálculos son que baje del -11% al -7.7%.

El virtual presidente de Bolivia Luis Arce anunció que las primeras medidas al asumir el gobierno están relacionados con el pago del Bono contra el Hambre de Bs 1.000 y la negociación para la moratoria en el pago de capital e intereses de la deuda externa.

Quiroga consideró que no se podrá pagar de forma inmediata el nuevo bono porque los créditos del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, con los que se pretende financiar  ese beneficio, tienen otro objetivo.

Comparte y opina:

El ranking de las empresas más grandes de Bolivia 2020 hará una radiografía de 400 firmas

“El año pasado hemos presentado 50.000 datos, 300 empresas más grandes de Bolivia y reitero, este año van a ser 400 empresas y cerca de 60.000 datos”, afirmó Hugo Siles, autor del estudio.

El economista Hugo Siles, en el programa Piedra, Papel y Tinta de La Razón y Extra.

/ 21 de octubre de 2020 / 17:29

El próximo 29 de noviembre será presentado el nuevo ranking de las empresas más grandes de Bolivia, que para este 2020 englobará a las 400 firmas más influyentes de Bolivia. Son 100 firmas más que en la versión de 2019, anunció este miércoles el economista Hugo Siles, autor del estudio que se viene realizando desde hace 25 años.

Siles expuso las bondades de su estudio en el programa Piedra, Papel y Tinta, de La Razón y Extra, que fue conducido por la directora de ambos medios, Claudia Benavente, y la periodista Liliana Aguirre.

“El año pasado hemos presentado 50.000 datos, 300 empresas más grandes de Bolivia y reitero, este año van a ser 400 empresas y cerca de 60.000 datos”, anunció.

Señaló que la importancia del documento radica en que proporciona datos sobre el nivel de ventas y utilidades de la competencia, además de “activo, tu pasivo, tu rentabilidad y tu solvencia como empresa”.

El economista Hugo Siles con la periodista Liliana Aguirre y la directora de La Razón y Extra Claudia Benavente.

“Este es un mapa empresarial, el más completo que hay en Bolivia para hacer negocios. Este documento lo ven inversionistas extranjeros, inversionistas locales, estudiosos de la economía, pero también sirve para hacer política pública porque a partir de este documento tú puedes orientar tus políticas tributarias, inclusive tus políticas de financiamiento, de gasto”, sostuvo.

De acuerdo al ranking publicado en 2019, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se constituye en la empresa más grande del país, seguida de YPFB Refinación y la empresa minera San Cristóbal.

Según detalló Siles, las 300 empresas más grandes de Bolivia facturan el 80% del nivel de ventas en el país; y solo YPFB genera el 20% de la riqueza nacional.

El ranking presenta información financiera sobre ventas, utilidades, patrimonio, activos, rentabilidad, productividad y apalancamiento. La versión 2020 del documento se comercializará con las ediciones del periódico La Razón, como se viene haciendo desde 2018.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Gobierno firma acuerdo y restablecen las operaciones aéreas en Bolivia

El paro en los aeropuertos derivó en la cancelación de 80 vuelos que ahora serán reprogramados. El Gobierno destinó bs 36 millones al pago de salarios en AASANA

Trabajadores de AASANA firman el respectivo acuerdo.

Por Carlos Corz

/ 21 de octubre de 2020 / 17:04

Las operaciones en los aeropuertos fueron restablecidas en horas de la tarde de este miércoles, luego de un acuerdo para el pago de salarios y la atención de otras demandas. El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó que los vuelos fueron restablecidos.

De esta manera fue suspendido el “paro que se realizaba desde esta amaña sin previo aviso, sin previo anuncio, que estaba lindando en sanciones a AASANA porque este tipo de paros pone en riesgo a toda la aeronavegación”, explicó.

La administración de Jeanine Áñez aprobó un desembolso en tres cuotas de Bs 36 millones para el pago de salarios del personal aeroportuario. El sector de la aeronavegación fue afectado por la pandemia del COVID-19, ya que las cuarentenas paralizaron sus actividades y evitaron la generación de ingresos económicos.

Se garantizó el pago de salarios, además de la cancelación de horas extra y trámites para la incorporación de este sector a la ley General del Trabajo.

Como parte del acuerdo, Arias descartó represalias legales contra los dirigentes que promovieron la medida de presión.

La medida de presión derivó en la cancelación de 80 vuelos, con un gran perjuicio económico.

(21/10/2020)

Comparte y opina:

No hay vuelos en el país y AASANA advierte que los militares tomarán control de aeropuertos

El director de la entidad llama al diálogo y señala que el paro es injustificado. Además, alerta que el país puede ser sancionado en el ámbito internacional.

Pasajeros perjudicados en el aeropuerto de El Alto, por el paro de trabajadores de AASANA. Foto: APG

/ 21 de octubre de 2020 / 13:33

Los aeropuertos y los vuelos en el país están paralizados por las medidas de presión de los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA). Por ello, el director ejecutivo de la entidad, Jhonny Vera, los conminó a retomar sus tareas, de lo contrario las Fuerzas Armadas tomarán el control de las terminales aéreas.

Los empleados exigen el pago de dos salarios adeudados por el Gobierno, y otros beneficios, a lo cual el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, respondió esta mañana que la cancelación está en curso y que ya se hizo un depósito. Además, indicó que hay intereses políticos tras esta protesta, y acusó a los dirigentes de “intransigentes” y que “negocien con su partido, que será el próximo gobierno”.

Vera dijo que cualquier medida que se tome será en el marco de la seguridad nacional. “Vamos a hacer un plan de contingencia, vamos a tomar los aeropuertos con las Fuerzas Armadas; las torres de control serán operadas por controladores de la DGAC (Dirección de Aeronáutica Civil)», advirtió, según un reporte de la agencia ABI.

Asimismo, demandó a la dirigencia abrirse al diálogo. Eso sí, denunció que “se aprovechan porque estamos de salida”, por lo cual sumaron a su pliego el pedido de ser incluidos en la Ley General del Trabajo. “El paro es injustificado, hay entre 60 y 70 vuelos perjudicados cuando estamos intentando levantar al sector de la aviación”. Incluso, alertó que Bolivia puede ser pasible de sanciones internacionales por esta medida y por la inseguridad en sus aeropuertos.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Arias afirma que el paro de AASANA es ‘intransigente’ y ve intereses políticos

La determinación de suspender los vuelos comerciales, por parte de los trabajadores de AASANA, responde a la falta de pago de salarios. El ministro les pide “negociar” con “su partido”, que será “el próximo Gobierno”.

Los vuelos en el aeropuerto de Cochabamba están suspendidos. Foto: APG

/ 21 de octubre de 2020 / 09:40

Sobre el paro nacional que acatan los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) a partir de este miércoles, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, afirmó que es una medida “irresponsable e intransigente”, y que deben ir a negociar “con su partido, que va a ser el próximo Gobierno”.

La determinación de suspender los vuelos comerciales, por parte de los empleados de AASANA, responde a la falta de pago de salarios y otros beneficios que se niega a reconocer el Ejecutivo, afectando a los 1.050 trabajadores de esa empresa.

“Es un atentado a la economía. Los señores de AASANA, los dirigentes de AASANA son gente que quiere ser ministro, viceministro, que vayan y negocien con su partido, que va a ser el próximo Gobierno, pero que no pongan en peligro todo el tema aeronáutico”, sostuvo el ministro.

Señaló que se acordó que desde el 19 de octubre se procedería con la cancelación de las deudas y que “los dineros para pagar sus salarios están en las cuentas de AASANA”, pero “los señores ahora salen con otras demandas”.

“Que quieren estar en la Ley General del Trabajo, que quieren que a la DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil) se le quite el 30% de ingresos, que les perjudica a ellos”, acotó Arias.

La autoridad calificó de “intransigente” a la dirigencia de AASANA y resaltó que hicieron el anuncio del paro “sin la debida anticipación”, ocasionando que haya gente parada en los aeropuertos.

El martes, el secretario ejecutivo de la Federación de Nacional de Trabajadores de AASANA, Néstor Villarroel, afirmó que se había determinado entrar en paro porque no aceptan la oferta del Gobierno para la cancelación de parte de los dos meses de salarios adeudados.

(21/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias