Economía

lunes 12 abr 2021 | Actualizado a 07:37

Montenegro: El gobierno de Áñez gastó $us 6.000 millones sin resultados para la economía

El Ministro de Economía dijo en entrevista con La Razón que el Gobierno "viendo cómo se ha manejado este endeudamiento con el FMI".

El ministro Marcelo Montenegro, durante una entrevista con La Razón. Foto: Álvaro Valero

/ 13 de diciembre de 2020 / 13:11

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, hizo un balance macro y micro económico del país, al cumplirse un mes de gestión del presidente Luis Arce. Los resultados son negativos, el gobierno transitorio “ralentizó” la economía, “paralizó” la inversión pública y creó fondos sin recursos, aseguró la autoridad en una entrevista exclusiva para La Razón, edición impresa.

Entre deuda interna y externa, la administración de la expresidenta Jeanine Áñez dilapidó $us 6.000 millones sin resultados, reveló el ministro, e hizo conocer las próximas medidas para superar la crisis.

—El Gobierno cumplió un mes de gestión, ¿cuál es el balance, qué números se encontró?

—Hemos encontrado la economía en una situación crítica. Los datos del PIB (Producto Interno Bruto) al segundo trimestre de 2020 ya reflejaban una variación negativa de 11,1%. Cuando estaba creciendo al segundo trimestre de 2019, estábamos con 2,70%. Ahí son dos puntos que se comió el gobierno anterior al primer trimestre (2020) para que sea casi cero. No había pandemia. Dos puntos del PIB lo limpiaron por una mala gestión económica.

—¿Manipularon datos?

No, mal manejo de la economía.

Eliminaron las empresas públicas, la inversión pública también la ralentizaron, se dieron un balazo en el zapato y a todo el país. ¿Por qué? Si la inversión pública dinamiza el empleo, en particular la construcción, que casi pesa un 60% la pública, y fue paralizada, ralentizada. Entonces, por el fundamentalismo del mercado empezaron a poner el esquema de dejar hacer y dejar pasar. Nadie preveía una pandemia de estas características. Y el primer trimestre cuando no había pandemia, desaceleraron fuertemente la economía para que crezca a cero y no había pandemia. El déficit fiscal en octubre de 2019 era 5,6% y a diciembre de ese año, en dos meses (del gobierno transitorio), subió a 7,2%, y lo justifican con los problemas de octubre.

—¿Pero dos puntos del PIB? ¿Todo en ese corto tiempo?

—Sí, y vamos a terminar casi en 12%. Ellos tenían al momento de su salida un déficit fiscal de 11,45% a 11,60%. Eso es un mal manejo económico. La pandemia ha sido la mejor excusa, pero yo estoy demostrando que antes de la pandemia ya estaban manejando muy mal la economía. Las empresas públicas se paran, se da una serie de ventajas al sector privado, y el presidente (Luis Arce), entonces candidato, denunció que las empresas privadas tenían una serie de ventajas y las públicas, ninguna.

Eso era un sesgo y favoritismo ligado a la ideología pro mercado, fundamentalismo de mercado. Al final del día, esto terminó en recesión y en la tasa de desempleo más alta que hemos visto, parecida a la UDP (crisis hiperinflacionaria de los 80’); la más alta recesión de estos 40 años. Nunca habíamos visto tanta implosión y desaceleración de sectores económicos, y no hubo respuesta. Una mala gestión sanitaria terminó paralizando la economía. 

—¿Cómo se revierten esos números rojos?

Se debe reordenar la casa. Hay una madeja de decretos y medidas que han salido sin un plan. Y para lanzar nuevas medidas tenemos que derogar las que dejaron, porque son una serie de trabas, incluso para juntar los recursos que requiere la economía. Había fondos sin fondos. Esa era la realidad de todos los planes que tenía el anterior gobierno de facto.

Había muchos fondos que se crearon y no se utilizaron. Eso requiere que eliminemos todo tipo de escollo legal para implementar nuestro programa. De hecho, salió la abrogación del Decreto Supremo 4272, que fue muy importante.

En estos 30 días lanzamos un estímulo a la demanda interna, el Bono contra el Hambre, que lo sacamos en tiempo récord. El tema referido al diferimiento con el refinanciamiento y programación.

Por tanto, queda claro que estamos haciendo las medidas adecuadas y se viene un paquete más grande. Pero era necesario ordenar el desastre. Se tenía una serie de medidas mal implementadas.

Por ejemplo, se tenía el FORE (Fondo de Reactivación) con Bs 12.000 millones que no fue constituido jamás, el Fogasec (Fondo de Garantía Sectorial) con Bs 1.100 millones, Fogaviss (Fondo de Garantía de Vivienda Social y Solidaria) con Bs 5.000 millones, y se desembolsó Bs 500 millones pero nunca entregó una garantía.

—¿Son parte de los siete decretos abrogados?

Claro. Y es difícil desentrañar toda la madeja de decretos que son una traba, un obstáculo. No han servido pero están interconectados de tal manera que hay procesos de contratación que si uno abroga, todo puede quedar colgando y generar responsabilidades.

Los 30 días fueron importantes para eliminar todo eso.

Nuevo paquete de medidas

—¿Se prepara un nuevo paquete de medidas y cuándo serán implementadas?

—Estamos elaborando un fondo para apoyar a productores que quieran sustituir importaciones.

Muchas cosas que el país importa y que podemos hacerlas aquí como pegamentos, suelas de zapatos, el mismo borato que va a Chile y vuelve como azulejos o bidets.

Mucha actividad de química básica que la puede desarrollar el país. No estamos aprovechando esa potencialidad y seguimos erogando divisas ahí. Una forma de traer divisas es exportando y otra es cuidándolas. Y una de ésas es sustituyendo los insumos importados que usan los productores.

Necesitamos reactivar el Mutún para que nos dé hierro, plantas de biodiésel. Hay una asociación privada en Santa Cruz que está aprovechando, y que fue idea del presidente (Arce), para YPFB en su momento; pero esta asociación entendió muy bien el mensaje e hizo una planta pequeña y saca biodiésel. Entonces, YPFB va a tener que entrar en esa sustitución de importaciones, que es un ahorro de divisas. Y este fondo va a apoyar a todos los productores que sustituyan insumos importados.

Este fondo ayudará a los productores en condiciones de tasa concesionales simbólicas. Es una idea en el lado de la oferta. También se dará apoyo al sistema financiero para que pueda soportar esta carga que se viene y seguramente tendremos que implementar un plan de empleo. Obviamente, estas actividades que generan producción, jalan empleo.

Se tiene el plan de turismo de fin de año, que va a comenzar a dinamizar la actividad hotelera y gastronómica en un determinado porcentaje. Y, obviamente, el pago de los aguinaldos, de los sueldos de fin de año y el Bono contra el Hambre son elementos que van a dinamizar la demanda interna y productiva. Tenemos que pasar de ser un país comerciante a ser productor.

—¿Se tiene cuantificados los recursos para el fondo?

Lo anunciará el Presidente en su momento, pero es un fondo muy nutrido.

—¿Se inició la revisión del Presupuesto del Estado 2021?

—La Asamblea Legislativa hizo una evaluación y lo ha devuelto por inconsistencias macroeconómicas.

Muchos de esos números eran inconsistentes; se hizo un cierre macro. Muchas cifras se colocaron al “ojímetro” (sin cálculo).

Hay muchas cifras que no tienen sustento y esa es la razón de por qué la Asamblea lo devuelve al Ministerio de Economía, y estamos en plena revisión. Por ello, el Programa Financiero 2020, firmado con el Banco Central de Bolivia, en su segunda revisión, lo que hace es garantizar un cierre adecuado este año. El presupuesto agarrará esa base para partir. El Presidente ha instruido que este mes los proyectos que ya fueron concluidos se puedan hacer el pago efectivo, porque al final del día los constructores quizá necesitan estos recursos para volver a invertirlos. Hay proyectos que están en 97% y 98% de ejecución, y se hay carreteras que ya están terminadas, pero los constructores, porque no les han pagado, les pusieron alambre para que no las utilicen. Solo falta concluir algún detalle o que les paguen y empezar a utilizar esa infraestructura.

El Presidente ha instruido que la inversión sea hasta el 31 de diciembre con cierre presupuestario y se abra el 1 de enero. La inversión debe correr de forma fluida.

Presupuesto e inversión pública

—El proyecto de PGE 2021 del anterior gobierno redujo un 34% la inversión pública. ¿Se va a cambiar?

—Claro, si estamos en esa misma lógica de no privilegiar la inversión pública, seríamos neófitos o no tendríamos la capacidad de reactivar al país. La inversión pública es un motor importante que tiene que ser potenciado y esa es la instrucción del Presidente. Ya en diciembre se están concluyendo y pagando muchos de los proyectos y obras concluidas. Seguramente esto va a continuar de forma ininterrumpida en enero.

—¿Se incrementará la inversión pública?

—Sí, vamos a aumentar la inversión pública. Primero hay que detectar qué proyectos han finalizado y no se han pagado en este periodo; luego, los que están a un 95%, 80% e incluso 75%, que puedan ser incluidos en la próxima gestión, que hay que terminarlos.

Como dicen, faltan unos ‘puchitos’ para terminar éstos y hay unas inversiones claves. Mutún, ahí hay un crédito de los chinos del Exim Bank, tienen que volverlo a dinamizar. Tenemos el litio, frutos amazónicos, cacao silvestre.

Tenemos cosas que ya pueden dar, tenemos un programa de trigo que el gobierno de facto no sabemos qué ha hecho, que ya estaba en producción las semillas; tienes maíz que sale al Perú y vuelve en p’asankalla. Entonces, hay varias ideas para implementar la inversión pública. No solamente es decir el monto de la inversión pública sino dónde. Por ejemplo, el Presidente va a impulsar un proyecto para mejorar el transporte y sus costos, usando los ríos de Bolivia. Es como tener carreteras asfaltadas pero no las utilizamos adecuadamente. Entonces hay muchos lugares donde la inversión pública va a dinamizar, y obviamente no puede ser el monto de $us 3.000 millones, tiene que ser más porque es una fuente de dinamización y apalancamiento de la economía. Y, obviamente, los recursos —como se indicó— van a venir de la parte externa y de la parte interna. Hay que buscar las mejores condiciones, ahora es un momento propicio y hace días se hizo el pago de la planilla 26 para el Tren Metropolitano. Ya se ha empezado a reactivar, otra vez, la inversión pública. Entonces, creemos que ese es un motor importante en la dinamización en la actividad económica del 2021.

—¿Cuál será la estrategia para generar recursos? ¿Cooperación o renegociación de la deuda?

—El Presidente ya solicitó condonación de la deuda externa, pero es una idea que está girando en el mundo en el G20. Se hablaba de dar un alivio al servicio de la deuda en la esfera mundial. El Presidente fue claro y es una manera de aliviar esos recursos y se queden aquí. Pensamos que entender las posibilidades de estructurar nuevamente la deuda permitirá una salida adecuada de esta situación; nos liberará ciertos recursos de la deuda externa de una manera planificada, organizada y que no genere la idea de insostenibilidad, aunque los límites no tienen mucha relevancia.

Estamos en la era histórica de mayor endeudamiento en el mundo y es una manera que todos están buscando cómo apalancarse. Los mercados han generado un espacio de deuda externa barata, las tasas de interés están bajas. Probablemente, Bolivia debería evaluar recomponer la deuda y conseguir algunos créditos externos baratos, Cuando la vacuna del COVID-19 sea efectiva los mercados va a reaccionar y empezarán a subir la tasa de interés porque se va a recuperar la economía mundial. Por lo tanto, hay oportunidades que hay que mirar como relevantes.

—¿Cómo será la negociación?

—Hay un movimiento mundial de economistas como Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía, que manifiesta que esta flexibilización ayudará a la economía.

Este movimiento permitirá una plataforma donde nosotros vayamos a negociar.

Crédito del FMI

—¿Se va a considerar al FMI y qué se hará con la gestión realizada por el anterior gobierno?

—Hubo una mala gestión con ese crédito externo, porque toda autorización debe pasar por la Asamblea, y ahí se han pasado las competencias y hubo una mala gestión del endeudamiento con el FMI (Fondo Monetario Internacional).

Estamos evaluando y pronto daremos una posición. No es la más significativa, porque tenemos otras fuentes de financiamiento más importantes en qué pensar, que son BID, Banco Mundial y CAF, que son con los que tenemos el portafolio más importante de endeudamiento externo.

—¿Se conoce qué se hizo con los recursos del FMI de $us 327 millones?

—Estamos evaluando qué se hizo.

Primero, figuraba en las estadísticas de la deuda externa, luego ha salido y está en cuenta transitoria, y estamos viendo cómo se ha manejado este endeudamiento con el FMI.

—¿Cuál la situación de la deuda pública interna?

—En el gobierno de facto se ha elevado con distintos créditos, pero la pregunta es dónde se ha ido la plata. Siempre digo que el endeudamiento no es malo en la medida dónde diriges estos recursos.

Entonces, el gobierno (de Jeanine Áñez) como que ha gastado $us 6.000 millones en todas estas medidas y la economía no ha recuperado.

Se tenía un programa de reactivación del empleo y ha sido el periodo donde más desempleo hubo. Totalmente ilógico todo este esquema de endeudamiento interno, que no sabemos exactamente para qué ha servido.

—¿Dónde se ha asignado?

—Podemos saber dónde se ha asignado, pero el impacto es nulo.

—¿Son $us 6.000 millones entre deuda interna y externa?

—Es ese valor, más o menos, entre $us 6.000 millones, entre deuda interna y externa, como medidas paliativas y todo aquello pero que en resultado no ha funcionado.

—¿Por qué?

—Porque no solamente aquí, sino en otras partes del mundo, lo que han hecho es dar un solo bono pero consistente no a cuentagotas; eso no ha tenido el impacto. Por ello, el Bono contra el Hambre tiene otra dinámica, otro impacto, porque también el monto es significativo. Por ejemplo, una familia de dos o tres personas mayores de 18 años, que no trabajan, llegará a cobrar Bs 3.000, que es una inyección importante de recursos.

Comparte y opina:

Las recaudaciones tributarias llegan a Bs 5.829,5 MM, Arce dice que la reactivación avanza

El presidente Luis Arce informó que las recaudaciones tributarias del primer trimestre superaron en 103,6% las previsiones, impulsadas por la recaudación del IVA

Una oficina de Impuestos en La Paz

/ 10 de abril de 2021 / 12:24

Las recaudaciones tributarias sumaron en el primer trimestre del año Bs 5.829,5 millones, lo que representó 103,6% de cumplimiento de la meta prevista para ese periodo, informó el presidente Luis Arce.

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) impulsó las recusaciones, siendo que hasta marzo llegó a Bs2.638,3 millones. “¡La reactivación de la economía está en marcha!”, aseguró Arce en un mensaje en su cuenta en Twitter.

“Al primer trimestre de este año nuestras recaudaciones tributarias sumaron Bs5.829,5 millones, lo que representa un cumplimiento del 103,6% de la meta prevista para ese periodo”, explicó.

Para Arce, las recaudaciones muestran que las medidas económicas que aplica su administración “están dinamizando la economía nacional”.

Comparte y opina:

Con el impulso de Chile, las remesas familiares suben un 6% a febrero

El flujo de dinero procedente del país transandino se incrementó en un 72,1%.

/ 9 de abril de 2021 / 11:48

Chile se ha convertido en los últimos años en el destino preferido de los migrantes bolivianos. A la par de este flujo de personas, las remesas familiares que mensualmente se envían a Bolivia desde el país transandino han ido en constante ascenso.

Tanto es así, que en los últimos dos meses Chile ha desplazado a Estados Unidos al segundo lugar como país emisor de remesas hacia Bolivia. El primero sigue siendo España, aunque en los últimos meses los flujos han disminuido producto de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Según el último reporte del Banco Central de Bolivia (BCB), publicado en su sitio de internet (www.bcb.gob.bo), entre enero y febrero de este año, las remesas familiares han crecido un 6% con relación a similar periodo de 2020, al haber pasado de $us 207,2 millones a $us 220,2 millones.

El informe estadístico da cuenta de que las remesas provinieron principalmente de España (36,1%), Chile (20,7%), Estados Unidos (18,8%), Brasil (4,9%) y Argentina (4,9%). (Ver infografía).

ANÁLISIS. La Razón hizo un análisis más detallado de la información que publica el ente emisor en su página web y encontró que en ese periodo (enero-febrero 2020 y enero-febrero 2021) el flujo de remesas familiares que se envían desde Chile crecieron un 72,1%, de $us 26,5 millones a $us 45,6 millones.

Este comportamiento está muy por encima del aumento de las remesas familiares que provienen de Estados Unidos (5,1%) o de Argentina (1,9%), cuyas economías, al igual que la chilena, han empezado a reactivarse tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19. Un factor clave para la reactivación de las actividades económicas han sido las campañas de vacunación.

Al contrario de estos tres países, el flujo de las remesas familiares que provienen de Brasil cayeron un 25,5% y de un 7,8% en el caso de España, principal emisor de remesas hacia el país.

Según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Departamento de Extranjería y Migración (DEM) de Chile, en el país transandino residen aproximadamente 120.000 bolivianos, equivalente al 8% del total de inmigrantes extranjeros.

La información da cuenta de que los principales colectivos de las personas extranjeras residentes en Chile provienen de Venezuela (30,5%), Perú (15,8%), Haití (12,5%), Colombia (10,8%) y Bolivia (8%).

Con datos al 31 de diciembre de 2019, que es el último reporte emitido por el INE y el DEM en marzo del año pasado, en el país vecino hay 1.492.522 personas extranjeras residentes habituales.

Los compatriotas viajan a Chile por los altos salarios que se pagan, pese al elevado costo de vida. (09/04/2021)

Comparte y opina:

La CBN destina más de $us 300.000 para la construcción de una planta de oxígeno en Pando

Obtuvo el primer lugar en cuatro categorías del Ranking Merco: Empresa con mejor reputación 2020, Empresa con responsabilidad social y gobierno corporativo 2020, Categoría bebidas 2020, y empresa más responsable COVID 2020.

La gerente de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de la CBN, Lilian Choque.

/ 9 de abril de 2021 / 10:41

Con el fin de ayudar en la producción de oxígeno medicinal y la lucha contra el COVID-19, la Unidad de Gestión Social de la Cervecería Boliviana Nacional (CBN) impulsa la construcción de una planta de concentración de oxígeno en el departamento de Pando con una inversión superior a los $us 300.000.

“Vamos a empezar la construcción de la planta concentradora de oxígeno en el departamento de Pando para que pueda abastecer a toda la región, esperemos que en 45 días ya esté instalada y pueda cubrir, esta planta, la demanda de oxígeno en la región y tengamos de forma permanente este insumo que es muy necesario”, informó la gerente de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de la CBN, Lilian Choque, en La Razón Radio.

Explicó que una vez esté culminada la construcción se producirá 22,7 metros cúbicos día y se abastecerá oxigeno permanente a más de 30 camas conectadas al hospital de tercer nivel de la región. Además se abastecerá con hasta 60 tubos de oxigeno de forma paralela para que se pueda suministrar este insumo.

También destacó que en la pandemia, la CBN tuvo que reinventarse y coadyuvar a los sectores que fueron más afectados durante y después de la cuarentena rígida. Choque explicó que se realizaron capacitaciones de manera virtual a quienes se vieron afectados en sus ingresos, se entregó donaciones de alimentos en comunidades alejadas.

A través de la RSE de la CBN se dotó también material de bioseguridad a diferentes sectores para la contención de la pandemia. Recordó que en 2020 se entregó agua para combatir el incendio en la región de la Chiquitanía, en Santa Cruz.

Reconocimientos

Choque también reiteró que la Cervecería Boliviana Nacional recibió el primer lugar en cuatro categorías del Ranking Merco. Los cuatro primeros lugares obtenidos son Empresa con mejor reputación 2020, Empresa con responsabilidad social y gobierno corporativo 2020, Categoría bebidas 2020, y empresa más responsable COVID 2020.

“La compañía ha recibido cuatro reconocimientos que nos llenan de orgullo a través del monitor de reputación corporativa Merco, es un instrumento que no solo se da en Bolivia sino en varios países de la América Latina y del mundo que valora la percepción de la sociedad con una variable muy importante, toma varios grupos de la sociedad quienes manifiestan diferentes categorías marcados en varios criterios y nos enorgullece este reconocimiento de la sociedad boliviana”.

Comparte y opina:

El Ejecutivo prevé que la recuperación de la economía tardará al menos dos años

“Para la gestión 2021, en cuanto al crecimiento económico, hace un par de semanas establecimos un 4,4%, pero más allá de las proyecciones lo importante es que se retoma la senda del crecimiento económico", dijo el viceministro Sergio Cusicanqui

El viceministro Sergio Cusicanqui,

/ 9 de abril de 2021 / 00:04

Debido a la pandemia por el coronavirus la recuperación de la economía en Bolivia tomará al menos dos años, advirtió el viceministro de Tesoro y Crédito Público, Sergio Cusicanqui, quien reiteró que para este año el gobierno aguarda un crecimiento económico del 4,4%.

“Para la gestión 2021, en cuanto al crecimiento económico, hace un par de semanas establecimos un 4,4%, pero más allá de las proyecciones lo importante es que se retoma la senda del crecimiento económico; se deja un año malo con el achicamiento de la economía boliviana”, explicó en el programa Piedra, Papel y Tinta de La Razón y El Extra.

Según el Viceministro, la recuperación de la economía boliviana “nos va a llevar dos años”.

El economista Pablo Rosell y la directora de La Razón y Extra Claudia Benavente en el set Piedra, Papel y Tinta.

Recordó que en 2020 la economía cayó en más del 11%, por lo que el gobierno del presidente Luis Arce implementó medidas del lado de la oferta y la demanda como el Bono Contra el Hambre de Bs 1.000 que benefició a un poco más de 4 millones de personas.

“Esperamos retornar a la senda del crecimiento económico”, sostuvo.

El economista y columnista de La Razón Pablo Rosell afirmó que “todas estas medidas de reactivación estructural necesariamente tienen que ir acompañadas de una medida que implica la masiva vacunación” en el país.

“Vamos a tener un crecimiento similar al del año pasado, pero esto significa ir recuperando un poco de lo que hemos perdido el año pasado, según las estimaciones hemos perdido entre 7,5% y 8% de nuestro Producto Interno Bruto (PIB), es decir, hemos producido una cantidad de bienes y servicios menor al 8% de 2019, a este ritmo de crecimiento recién al primer trimestre del próximo año vamos a estar más o menos al mismo nivel de lo que teníamos en 2019, por lo tanto es crítico no reducir el ritmo de paso, de nivel de crecimiento”, dijo.

Comparte y opina:

Senatex exporta textiles a Argentina por un valor de Bs 460.000

Senatex fue creada por el Decreto Supremo 2765, del 14 de mayo de 2016, por el cual el Gobierno cerró la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex)

/ 8 de abril de 2021 / 21:26

El presidente Luis Arce informó que la estatal Servicio Nacional Textil (Senatex) realizó la exportación de 9.100 prendas de vestir al mercado argentino por un valor total de Bs 460.000.

“Reactivamos nuestra empresa pública Senatex enviando 9.100 prendas de vestir de alta calidad a la hermana República Argentina, por un monto de Bs 460.000. Volvemos a ganar la confianza después de más de un año sin exportaciones”, dijo el mandatario a través de su Twiiter.

En diciembre de 2019, la anterior administración de Senatex buscaba acuerdos con mercados de Estados Unidos, Argentina y España para comercializar la producción de prendas de vestir. No obstante, esas negociaciones no se concretaron.

Senatex fue creada por el Decreto Supremo 2765, del 14 de mayo de 2016, por el cual el Gobierno cerró la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) y modificó la naturaleza jurídica de la compañía, para que se convierta en el Servicio Nacional Textil.

Senatex cuenta con 122 trabajadores que operan en las plantas de hilandería, de telas, planta de acabado e ingeniería de producto, servicios técnicos, área comercial, tiendas y administración.

En la Rendición Pública de Cuentas Final de Senatex, se mostró que la firma estatal tiene una deuda de Bs 353 millones, de los cuales Bs 163,5 millones corresponden al fideicomiso que tienen con el Banco Unión, Bs 161,2 millones al Finpro y Bs 28,3 millones al Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

Comparte y opina:

Últimas Noticias