Economía

Sunday 14 Aug 2022 | Actualizado a 22:15 PM

Siete aviones engrosarán la flota de la estatal BoA hasta fin de año

El gerente Ronald Casso indicó que se pagó el 66% de la deuda de $us 43 millones dejada en el gobierno transitorio y que ahora toca la fase de desarrollar la empresa.

/ 5 de julio de 2022 / 11:13

El gerente general de Boliviana de Aviación (BoA), Ronald Casso, anunció el cronograma de la llegada de los siete aviones, mediante un leasing financiero (alquiler con opción de compra), para fortalecer y robustecer la aerolínea estatal boliviana.

De acuerdo con Casso, en los siguientes días se presentará un nuevo a avión para la incorporación a la flota de BoA y en tres semanas otra aeronave; para agosto se tiene confirmado la entrega de otra nave y para septiembre de otras dos. Finalmente, para fin de año se hará la entrega de otras dos, aún con fecha de confirmación.

“Estamos en ese proceso bastante complejo de conseguir talleres para que se adecuen las aeronaves, estén en condiciones y puedan ser certificadas para el ingreso a Bolivia. Vamos a tener mayor cantidad de aviones y mayor cantidad de frecuencias entre las ciudades que volamos. Eso tendrá un efecto positivo en las tarifas”, explicó en La Razón Radio.

Ronald Casso, en La Razón Radio.

También, señaló que 2021 fue bastante complicado para la empresa aérea debido a que en 2020 se recibió la línea aérea con una deuda por $us 43 millones a corto plazo, con aviones en tierra y componentes de sistemas vencidos.

Mencionó que se tuvo que aplicar un plan agresivo de recuperación en la estatal aérea que significó recorte de varios costos administrativos y el sacrificio de varios servicios que tenía la empresa, así como la reducción de los salarios para salvarla.

“El 2021 ha sido bastante sacrificado y afortunadamente podemos respirar porque la deuda ha sido pagada en un 66% y el resto ha sido reprogramado. Eso nos llega a pensar en el desarrollo. Tenemos gran demanda de pasajeros y necesitamos aumentar la flota, modernizar los equipos y hacer mayor infraestructura”, agregó Casso.

Comparte y opina:

Bolivia, entre los 15 países donde los combustibles cuestan menos

El precio del diésel y la gasolina se mantiene desde 2005.

De acuerdo con un ranking internacional, el país se ubica entre las 15 naciones—de un total de 168— donde la gasolina y el diésel oil tienen un menor precio

Por Boris Góngora

/ 14 de agosto de 2022 / 17:23

ECONOMÍA

Bolivia se encuentra entre los 15 países en el mundo donde la gasolina y el diésel cuestan menos, con un costo promedio de Bs 3,74 y Bs 3,72 por litro, respectivamente. Según YPFB, a diario en el país se consume unos 35.000 barriles de diésel y 34.000 de gasolina.

“Actualmente, Bolivia consume 35.000 barriles diarios de diésel oil y 34.000 barriles diarios de gasolina; sin embargo, la producción estimada de las refinerías nacionales está entre 10.000 y 12.000 barriles de diésel y de 18.000 a 20.000 barriles de gasolina”, declaró en febrero de este año el entonces vocero de YPFB, Juan Carlos Ortiz.

De 168 países, Bolivia ocupa el puesto 13 con el precio de $us 0,544 (Bs 3,74) por litro de gasolina y en el puesto 15 con un coste de $us 0,541 (Bs 3,72) por litro, esto de acuerdo a datos de la página web GlobalPetrolPrices, que lleva un control de precio medio en todas las naciones del mundo.

El país con la gasolina más económica, de acuerdo a los datos presentados es Venezuela con un costo promedio de $us 0,022 por litro, equivalente a Bs 0,15. El país caribeño cuenta con las mayores reservas de petróleo en el mundo, con un estimado de más 304.000 millones de barriles, según la revisión estadística de World Energy.

En el caso del diésel, el país con el precio más económico es Irán con un costo promedio de $us 0,011 (Bs 0,07) por litro. En contraposición con estos precios, los países donde es más cara la gasolina y diésel son Suiza y Hong Kong, con costos que oscilan entre $us 2,980 (Bs 20,7) y $us 2,726 (Bs 19), respectivamente.

Según GlobalPetrolPrices, los países más ricos tienen los precios más altos, mientras que los países más pobres y los que producen y exportan petróleo tienen precios significativamente más bajos.

CONGELAMIENTO.

La fijación de los precios sobre los carburantes se inició desde 1985 con el gobierno de Paz Estenssoro, en el que a través del Decreto Supremo 21060 se realizó un ajuste estructural de precios del diésel que costaba Bs 0,13 el litro, cuando en el mercado externo el precio oscilaba en $us 15 el litro. De ese año hasta 1997 el precio del diésel se había incrementado a Bs 2,1 por litro, alcanzando hasta el año 2000 a Bs 3,08 el litro.

Ese mismo año (2000), el gobierno de Hugo Banzer Suárez con la finalidad de no generar una inflación congeló el precio del diésel en Bs 3,12 el litro hasta 2004, posterior a ello, esa política de congelamiento continuó con ajustes leves en los precios finales.

En 2004, el litro de diésel alcanzó a Bs 3,25; en 2005, a Bs 3,40; y desde finales de 2005 a la fecha, el precio está en Bs 3,72. El precio real y congelado es absorbido por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB ) y el Tesoro General de la Nación (TGN).

El analista y exministro de Hidrocarburos Álvaro Ríos dijo que el tema de la subvención de los carburantes, en primera instancia, es que está drenando los recursos de YPFB, esto debido a que el precio es bastante elevado y como cada vez se importa más gasolina y diésel, el primer impacto lo tiene la petrolera estatal que realiza las importaciones de estos carburantes. “Se estima que hasta fin de año se pueda llegar a importar alrededor de $us 3.300 millones por concepto de gasolina y diésel”, dijo.

Agregó que importar por estos montos de dinero repercute en YPFB, debido a que saca recursos del gas, repatriando utilidades y pagando dividendos y que en algún momento se acabará esa plata y se tendrá que recurrir al TGN.

“El tema de fondo es que se van a consumir las reservas internacionales netas, afecta los dólares que tiene YPFB, ya que estas importaciones son bastante costosas para el Estado”, señaló.

Para el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, en 2021 Bolivia gastó $us 2.123 millones importando combustibles, un poco más de $us 600 millones en gasolina y en diésel más de $us 1.500 millones.

El ejecutivo indicó que este año, al primer trimestre, las importaciones por gasolina y diésel superan los $us 1.700 millones y que la proyección de ambos productos es que hasta fin de gestión llegue a los $us 3.000 millones.

“Esto va a ejercer una presión en las reservas internacionales en tanto y en cuanto el nivel de exportación de otros rubros no ayude a generar los dólares suficientes para esta crecida de la importaciones de estos combustibles”, dijo.

De acuerdo con el analista energético José Padilla, Bolivia está pasando de ser exportador a importador de combustibles. Recordó que en años anteriores YPFB firmó 42 proyectos exploratorios con una inversión de $us 3.500 millones para aumentar las reservas, pero las mismas no tuvieron un efecto positivo.

“No hubo una buena exploración, se trajo exploración de China, pero tanto la sísmica 2 y 3 no han sido de buena calidad y no se tuvo referencias de dónde se encuentran los hidrocarburos en el suelo”, explicó Padilla.

Señaló que entre las medidas a encarar por el Gobierno en el tema de la subvención de carburantes está la reforma a la Ley de Hidrocarburos de manera urgente con el fin de mejorar la economía.

Al igual que Padilla, Ríos indicó que la solución estructural sobre el tema de la subvención pasa por hacer una reforma rápida a la norma y así aprovechar que los precios del gas, que están elevados, se dirijan para hacer una masiva exploración que permita recuperar la producción del gas, petróleo y condensado “con el fin de contrarrestar la importación de esas cantidades tan grandes de diésel y gasolina”.

“Sin duda el Gobierno y YPFB hacen un esfuerzo para mantener el precio subsidiado. El subsidio hace que Bolivia no tenga inflación, pero esta medida no es sostenible en los próximos 4 a 5 años, porque la producción de petróleo es cada vez menor y la cifra de importación va a ir aumentado”, dijo.

Para Gary Rodríguez, el pensar en subir el precio de los combustibles, dada la experiencia tomada en diciembre de 2010, sería una locura, por lo que se debe de pensar en producir combustibles renovables o diseñar incentivos por parte del Estado para diversificar la matriz energética en el país.

“Debemos fomentar con urgencia, no solamente el cultivo de materias primas, sino oleaginosas como el piñón, macororó, palma africana u otras, en función de las plantas de diésel que se están por construir en el país por parte del Estado, o sino incentivar para que sea el propio sector privado quien pueda fabricar diésel”, sugirió.

Agregó que, a corto plazo, lo único que se puede hacer desde el Estado a través de YPFB es aumentar la compra de mayor cantidad de bioetanol y subir la mezcla y mejorar el octanaje de la gasolina especial, vale decir, estimular la gasolina de 92 octanos que está mezclada con etanol.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Refinan diésel a partir de aceite y llantas usadas

El empresario está construyendo similar propuesta en el vecino país de Paraguay.

Iturralde explica los tipos de diésel extraídos de su proyecto piloto.

Por Boris Góngora

/ 14 de agosto de 2022 / 17:20

EMPRESA

Inversionistas bolivianos proponen refinar diésel con neumáticos, aceite y plástico usado a través de una planta que produzca 5.000 litros al día, y así ahorrar el 5% en subvenciones de combustible a las arcas del Estado.

El proyecto piloto fue presentando a las autoridades bolivianas, y según Xavier Iturralde, ejecutivo de OXSA SRL, se avanza a paso lento porque hasta el momento no se logró concretar el permiso final para la implementación de la planta.

“El proyecto está avanzando desde hace un año, estamos trabajando en los detalles. Hemos tenido diferentes reuniones con el Ministerio de Hidrocarburos, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Agencia Nacional de Hidrocarburos, pero no se ha logrado tener el permiso final”, señaló.

De acuerdo con Iturralde, el solo hecho de levantar una planta de diésel en el país permitirá producir el 5% de la demanda local. Pero el objetivo del empresario es concretar por lo menos unas seis plantas para cubrir el 30% del requerimiento de este combustible.

“Esta iniciativa es un sustituto a las exportaciones sin subvención. Según los cálculos que manejamos, el diésel se vende a Bs 3,72 el litro y se compra alrededor de Bs 8 y 9 en el mercado internacional. Nosotros daríamos un combustible más barato al Estado”, dijo.

El empresario destacó que el diésel producido por esta pequeña planta piloto está certificado por laboratorios de la Refinería Gualberto Villarroel de Cochabamba. Según Iturralde, el combustible es de mejor calidad que el que se tiene en el país dentro de los parámetros establecidos por el Gobierno.

Las piezas para la fábrica de Paraguay se realizan en La Paz. Foto. Oswaldo Aguirre

Señaló que el proceso de producción de diésel se da a través de proceso térmico de degradación de sustancias, denominada pirólisis que se apoya en un catalizador, el cual está siendo patentado en Estados Unidos (EEUU).

“Nosotros colocamos todo (llantas, aceite y plástico) dentro del reactor y lo calentamos hasta más de 400 grados centígrados. Se gasifica y pasa por unos tubos y el catalizador es la clave para dividir las partículas y reconformar en diésel”, explicó el empresario.

Agregó que los procesos tradicionales no mezclan llantas con aceite porque el proceso es diferente, en cambio con el cataliza dor se puede colocar todos los materiales y lo que hace es acelerar el proceso de producción.

PROYECCIÓN.

Ante la espera de los permisos correspondientes por parte de las autoridades de Gobierno, Iturralde señaló que Paraguay concedió el permiso para implementar esta planta, con una inversión de $us 700.000.

“La planta va a producir 5.000 litros al día, más o menos, (y) en un año va a producir aproximadamente 1,8 millones de litros de diésel. La dimensión es alrededor de 300 metros cuadrados, pero sí se necesita un terreno de 2.000 metros para el acopio de los residuos”.

Agregó que la planta en Paraguay estará concluida hasta finales de septiembre y que a partir de noviembre se espera su funcionamiento. “No tenemos que esperar todas las piezas, las estamos construyendo acá para trasladarla luego hasta Paraguay”.

El inversionista muestra los diferentes tipos de diésel extraídos del pequeño reactor artesanal. Foto. Oswaldo Aguirre

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Fernando Alcócer: La generación de energía eléctrica creció 8,2% el año pasado

El Gerente de la Cámara Boliviana de Electricidad (CBE) habló sobre las oportunidades y desafíos que presentan para la industria eléctrica, el consumo y la demanda a nivel nacional, así como el potencial de exportación a países como Argentina y Brasil.

/ 14 de agosto de 2022 / 17:10

ENTREVISTA

El país alcanzó una capacidad de producción de energía instalada de 3.399 megavatios (MW), siendo la demanda menor de la mitad de 1.574 MW, por lo que para la Cámara Boliviana de Electricidad (CBE) la exportación de los excedentes beneficiaría al país en su conjunto porque se exportaría un recurso energético con valor agregado.

Según la cantidad de consumidores en el Sistema Interconectado Nacional (SIN), en 2021 fue de 2.899.616, siendo la categoría residencial la principal demandante con 42,43%, seguida de la industrial con 24,99%, la general con 19,82%, minería con 3,69%, alumbrado público con 6,06% y otros 3,01%.

—¿Qué valuación se tiene del sector eléctrico a la fecha?

—El sector eléctrico se ha caracterizado por ser muy ordenado y principalmente técnico, centrándose en cubrir de la mejor manera la demanda creciente de electricidad del país en las distintas zonas geográficas y mediante diferentes tipos de empresas: públicas, privadas, mixtas y cooperativas. A la fecha, se tiene una predominante presencia pública en el sector, siendo Ende Corporación y sus filiales y subsidiarias el operador dominante en las tres principales actividades que conforman la industria (generación, transmisión y distribución), habiéndose desarrollado inversiones importantes que garantizan la seguridad y confiabilidad en el suministro.

—¿Cuál es la demanda eléctrica a nivel nacional?

—La demanda máxima de 2021 en el Sistema Interconectado Nacional alcanzó a 1.574 MW y se registró a horas 20.00 del 22 de noviembre de ese mismo año. Los departamentos con mayor demanda de electricidad, por orden, son Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.

—Se habla de una sobreproducción de energía respecto al menor consumo. ¿Les favorece?

—No hay una sobreproducción en un sistema eléctrico, porque el producto, la energía eléctrica, no es almacenable por sí, generándose la electricidad instantáneamente al ritmo que se utiliza, es decir, hay un equilibrio perfecto entre la generación y el consumo. Lo que sí hay en Bolivia es una gran capacidad de reserva, casi ociosa, en generación, porque la potencia instalada a finales de 2021 fue de 3.399 MW y la demanda fue de menos de la mitad, 1.574 MW.

—¿Cuáles son las fuentes de energía en el país y en qué porcentaje son utilizadas?

—Las fuentes primarias de electricidad son el gas natural (71,03%), hidroelectricidad (20,36%) y fuentes alternativas como la biomasa, solar y eólica (8,6%).

—¿Hubo subida del consumo eléctrico en el país?

—En 2021 la producción de energía eléctrica fue de 9.966 GWh, mientras que en 2020 fue de 9.212 GWh, verificándose un crecimiento del 8,2%, en gran medida por la recuperación de los efectos ocasionados por la pandemia del COVID- 19.

—¿El registro de los consumidores a cuánto alcanza?

—La cantidad de consumidores en el Sistema Interconectado Nacional en 2021 fue de 2.899.616. La categoría domiciliaria fue la principal demandante 42,43%, seguida de las categorías industrial 24,99%, general 19,82%, minería 3,69%, alumbrado público 6,06% y otros 3,01%.

—¿Cómo se encuentra el tema de precios de la energía?

—La tarifa al consumidor final en promedio en 2021 fue de 0,1036 $us/kWh sin IVA, siendo que en 2020 fue de 0,1048 $us/kWh.

—¿Cuál es el consumo promedio, según los sectores?

—El consumo promedio por consumidor varía en cada región por las condiciones climáticas y los hábitos de consumo. Por ejemplo, en el caso de Santa Cruz en 2021 el consumo promedio por usuario por mes fue de aproximadamente 400 kWh/mes, mientras que, a nivel nacional, el consumo promedio alcanzó a un poco más de 232 kWh/mes.

—¿Como sector se está pensando en las tecnologías renovables y cuál sería su impacto?

—Las energías renovables son parte de la política energética del país y del sector. De hecho, el Plan Eléctrico del Estado Plurinacional de Bolivia 2025 plantea la modificación de la matriz energética actual para migrar a una con predominancia de energías renovables. Recordemos que hasta 2021 casi tres cuartas partes de la demanda eléctrica fue atendida recurriendo a los combustibles fósiles y se espera que dicha proporción disminuya en los siguientes años.

—¿Qué impacto tiene el tema de las tarifas y el subsidio?

—El tema tarifario es delicado por el impacto que podría tener en las familias y en la competitividad de las industrias, entre otros. Hoy los subsidios pueden ser necesarios para parte de la población boliviana, aunque también pueden introducir distorsiones como la eventual pérdida de ingresos para el país (el gas natural que a precio subsidiado adquieren las termoeléctricas, podría ser exportado a mejores precios a Argentina o Brasil). Se debe tomar en cuenta muchos factores para optimizar el efecto de los subsidios, así como su naturaleza dinámica en el tiempo.

—El Gobierno habló de la exportación de energía eléctrica a Argentina, ¿cómo va a beneficiar al sector eléctrico?

—La exportación de electricidad beneficiaría al país en su conjunto porque se exportaría un recurso energético con valor agregado, utilizando parte de la capacidad instalada existente. Esperamos que pronto Bolivia esté exportando electricidad al mercado de Argentina y a otros. Uno de los más importantes mercados potenciales, por las grandes cantidades de electricidad que requiere cada año, es el brasileño.

PERFIL

Nombre: Fernando Alcócer

Profesión: Abogado Cargo: Gerente general CBE

TRAYECTORIA PROFESIONAL

Tiene amplia experiencia en regulación del sector eléctrico por 25 años, defensa de la competencia y derecho empresarial y corporativo. Realizó su maestría en Regulación y Competencia. Tiene cursos de Postgrado y Especialización en Economía de la Regulación de Servicios Públicos y Defensa de la Competencia, Derecho Administrativo.

Comparte y opina:

Viceministra Alcón confirma el inicio de mesas técnicas en Oruro para planificación del Censo

“Como Gobierno estamos cumpliendo con lo que se anunció y se definió con todas las autoridades electas. El día de hoy al promediar las 13.00 arranca en el departamento de Oruro la primera reunión técnica a la cabeza del Instituto Nacional de Estadística”, dijo.

Foto: Rodwy Cazón

/ 8 de agosto de 2022 / 12:46

La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón Merubia, informó que a partir de las 13.00 de este lunes comienza el trabajo de las mesas técnicas del Instituto Nacional de Estadística (INE) para tratar la planificación del Censo de Población y Vivienda, con el departamento de Oruro.

“Como Gobierno estamos cumpliendo con lo que se anunció y se definió con todas las autoridades electas. El día de hoy al promediar las 13.00 arranca en el departamento de Oruro la primera reunión técnica a la cabeza del Instituto Nacional de Estadística”.

Resaltó que el objetivo es precisamente que se ponga en las mesas técnicas los temas para desarrollar la planificación en toda la etapa precensal y que se exponga de manera técnica y no politizada este proceso.

“El Gobierno ha sido muy abierto con distintos sectores, autoridades y organizaciones sociales. Aquí se demuestra esa disposición para llevar adelante esta hoja de ruta. Una de las demandas y solicitudes de los mismos alcaldes de las ciudades capitales es que se despolitice el tema censo y precisamente estamos haciendo aquello”. 

Agregó que ya se tuvo reunión con las universidades y van a seguir con las mesas técnicas, y que luego de Oruro se llegará a los otros departamentos.  

“No existe un argumento para llevar adelante una medida (paro en Santa Cruz). Nos hemos reunido, los hemos escuchado y en estas reuniones se han expuesto los temas, que venga el rector (de Santa Cruz) y no lo haya planteado en su momento dice mucho”, añadió Alcón.

El Censo fue postergado hasta mediados de 2024. En Santa Cruz se lleva adelante un paro de 48 horas exigiendo que el proceso se realice en 2023.

Comparte y opina:

La ASFI destaca crecimiento del 7,5% en captación de ahorros en 12 años

El 98,7% de los depósitos está en cuentas de personas naturales, destacando la inclusión financiera, y el 91,8% se encuentra en moneda nacional.

/ 8 de agosto de 2022 / 12:30

El director de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Reynaldo Yujra, resaltó este lunes que los depósitos tuvieron un crecimiento de 7,5% en 12 años, logrando al cierre del primer semestre ubicarse en Bs 214.000 millones.

“Lo relevante es que los depósitos a plazo fijo son los que presentan la mayor proporción del 49%, casi la mitad de todos los depósitos está en la modalidad de plazo fijo. De este 49%, el 92% está con plazos mayores a un año, eso significa que los bolivianos tienen primero una confianza sobre la economía y sobre la estabilidad financiera de tal modo que sus decisiones para ahorrar están más allá de un año”, dijo Yujra.

Destacó que el gasto que tiene cotidianamente la población lo afronta con los ingresos corrientes que tiene, lo que genera un margen de ahorro que le permite depositar en más de un año, que es algo importante para la captación de ahorro.

También señaló que el 98,7% de los depósitos está en cuentas de personas naturales, lo que significa que hay una inclusión financiera bastante significativa y que el 91,8% está en moneda nacional.

“Hay una confianza de la población sobre su moneda a diferencia de otros países, como el caso de Argentina, donde sus ciudadanos están escapando de su moneda porque día con día se va devaluando y en las ciudades fronterizas prefieren atesorar nuestra moneda porque no está perdiendo el valor y eso es producto de este buen manejo económico”.

Respecto a la colocación de créditos, la autoridad señaló que los sectores productivo y de vivienda de interés social concentran el 61,2% de toda la cartera y que del primero, las unidades económicas que más aportan son las microempresas, con el 30% del crédito y las pymes, con un 12%.

“En total son el 42% del total de créditos, pero si nos referimos solamente a la actividad empresarial, descontando lo que son los créditos para vivienda de interés social o consumo, el 65% de créditos está en las pequeñas, medianas y microempresas. Eso es algo valioso para la economía porque es el motor del crecimiento y de desarrollo de la economía”.

Comparte y opina:

Últimas Noticias