Economía

Sunday 26 May 2024 | Actualizado a 19:54 PM

Aduana está a un paso de igualar récord de comisos de 2022

Aduana está a un paso de igualar récord de comisos de 2022

Otros comisos realizados por la Aduana. Foto: Aduana Nacional

Por Yuri Flores

/ 14 de enero de 2024 / 06:50

La Aduana Nacional está a un paso de igualar el récord de comisos de mercancías ilícitas. Entre el 1 de enero y el 21 de diciembre del año pasado, el valor de lo secuestrado llegó a los Bs 693 millones, Bs 44,4 millones menos a lo obtenido en 2022.

Según los datos de la administración aduanera, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2022 el valor de los comisos alcanzó los Bs 737,4 millones, siendo un récord en toda la historia del país.

De acuerdo con el reporte de la Aduana, hasta el 21 de diciembre de 2023 se concretaron 16.176 operativos de control en todo el territorio por parte del personal aduanero como de la Unidad de Control Operativo Aduanero (UCOA) lo que permitió obtener un valor de Bs 693 millones.

Específicamente, en el departamento de Potosí se comisó el valor de Bs 97,5 millones en artículos de contrabando durante 3.225 operativos en esa región.

En el departamento de La Paz se secuestró mercadería ilícita valuada en Bs 140,6 millones a través de 3.308 operativos estratégicos. Mientras que en el departamento de Tarija se realizaron un total de 3.463 operativos y se secuestró un valor de Bs 78 millones en diferentes artículos de contrabando.

Mientras que al 14 de diciembre los comisos en el departamento de Santa Cruz alcanzaron un valor de Bs 127,6 millones en 2.251 operativos estratégicos y en Oruro la mercancía incautada fue valuada en Bs 139,7 millones en 2.703 operativos estratégicos.

También puede leer: En 20 días, la Aduana Nacional comisa 26 vehículos en Cochabamba

En el departamento de Cochabamba, entre el 1 de enero y el 7 de diciembre, la gerencia Regional de la Aduana comisó mercancía ilegal valuada en más de Bs 94 millones a través de 1.082 operativos efectuados por la UCOA.

CONTROLES. Entre algunos de los operativos realizados el último mes del año pasado, están el efectuado en Santa Cruz, donde el 1, 4 y 5 de diciembre), la Aduana Nacional procedió al allanamiento de cinco viviendas localizadas en la capital cruceña y el Km 19 de la carretera a Camiri, donde encontraron 27 toneladas de bebidas alcohólicas y granos de soya sin registro sanitario, con un valor de más de Bs 200.000.

También el secuestro de una barcaza abandonada a orillas de Puerto Internacional Jennefer sobre el Canal Tamengo del municipio de Puerto Quijarro – Santa Cruz; con un valor de Bs 1,3 millones. La embarcación es de 1.961, caracterizada por ser una especie de plataforma flotante.

Además, el secuestro de dos camiones en las localidades de Palos Blancos y La Mamora, en Tarija, que transportaban 7,8 toneladas de mercancía ilegal ( fertilizantes y aceites) proveniente de Argentina. La mercadería fue valuada en Bs 86.047,24.

La Aduana Nacional dará a conocer los resultados obtenidos durante la gestión pasada en su informe de “Rendición Pública de Cuentas Final 2023” que se realizará en la ciudad de Santa Cruz el próximo jueves 25 de este mes a partir de las 09.30.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El ‘error’ de la Ley de Incentivos convirtió a Bolivia en ‘país importador’ de diésel

El presidente de YPFB, Armin Dorgathen, explicó que esa norma revirtió las cifras y, de comprar solo el 20% del carburante, ahora se importa el 80%.

El presidente de YPFB, Armin Dorgathen mostró cifras sobre la importación de combustibles. Foto: Captura BTV

/ 26 de mayo de 2024 / 18:42

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, señaló este domingo a la Ley de Incentivos (Ley 767, del 11 de diciembre de 2015) como la razón principal para el incremento de la importación de hidrocarburos, que en el caso de diésel llegó al 80% del consumo nacional.

Según su explicación, hasta antes de la promulgación de esa norma, que incentiva y promueve las inversiones en las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos, las empresas recibían un pago en Nocres (notas de crédito) que les eximía de la cancelación de algunos impuestos. Sin embargo, con esa ley, promulgada en el gobierno del expresidente Evo Morales, se determinó incentivos en efectivo, “pero, en realidad, se dejó de pagar”.

“Hacia 2012-2014 teníamos una producción más estable y ahí hay un error fundamental que ocurrió cuando se crea la Ley de Incentivos. Antes de esta ley, las empresas recibían un incentivo con un pago de Nocres que servía para no pagar cierto grado de impuestos con lo cual se producía tranquilamente el petróleo”, informó.

A partir de 2017 hubo una “caída abrupta” en la producción de petróleo y, según Dorgathen, no se tomaron cartas en el asunto, lo que de a poco provocó la subida de las importaciones. “Como YPFB, tenemos que importar mucho más combustible del que deberíamos importar”.

El ejecutivo de la estatal aseguró que con la llegada al gobierno de Luis Arce y la política de industrialización con sustitución de importaciones, el panorama está cambiando.

Lea más: YPFB apunta a producir el 80% del diésel que se consume

Diésel

Desde 2021, la estatal retomó el proyecto de Boquerón Norte, ubicado en la provincia Ichilo del departamento de Santa Cruz, paralizado desde 2017. Además, subió la producción en Yarará y Yope, también en Santa Cruz.

“Logramos revertir la curva de producción de petróleo y estamos trabajando, y esto va a seguir subiendo, explorando nuevos campos y desarrollándolos de manera eficiente”, garantizó.

Según las gráficas presentadas este domingo por Dorgathen, entre 2011 y 2012, Bolivia importaba en promedio 800 barriles de diésel por día; esa cifra fue subiendo paulatinamente y en 2017 llegó a 1.072 barriles. El año pasado llegó a 2.088 barriles diarios y para este 2024 se proyecta la importación de 2.178 barriles por día.

“Si comparamos los volúmenes de importación de combustibles, antes solo importábamos el 20% y hacia el 2014 y 2015 llegamos a importar el 50%; ya sabíamos que íbamos a ser un importador de diésel porque las cuencas que conocemos, el Andino Sur, no son petroleras, son gasíferas y de petróleo condensado”.

Producción nacional

La tendencia es subir, aseguró Dorgathen, pues la demanda también crece día tras día y Bolivia es actualmente un país importador de diésel.

Remarcó que el Gobierno está trabajando en exploración y producción nacional para revertir esas cifras. Destacó las plantas de biodiésel, una ya inaugurada en Santa Cruz, y otras casi lista en El Alto; además de la planta de Aceite Vegetal Hidrotratado (BVO) en la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz.

Garantizó que ese es el único camino para “voltear” esos números y que no haya necesidad de levantar la subvención a los hidrocarburos.

Bolivia cuenta con una planta de importación en Arica que opera YPFB, el resto son alquilada.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en enero de este año, el valor de las importaciones de diésel oíl se redujo en un 44,5% respecto a igual periodo de 2023.

Comparte y opina:

YPFB apunta a producir el 80% del diésel que se consume

El presidente de la estatal, Armin Dorgathen, dijo que desde 2016 el país es importador de diésel y pasó de comprar el 20% de su combustible al 80% por falta de exploración y producción.

El presidente de YPFB, Armin Dorgathen. Foto: Captura BTV

/ 26 de mayo de 2024 / 15:19

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, ratificó este domingo que no se retirará la subvención al combustible y, al contrario, proyecta la producción del 80% de diésel que consume el país y compre solo el 20%.

Para este objetivo, dijo el ejecutivo, el Gobierno intensifica el trabajo de exploración y ejecuta la política de industrialización con sustitución de importaciones.

“No vemos, como YPFB, que quitar la subvención vaya a solucionar algo; el objetivo es producir biocombustible. La subvención se debe mantener para el transporte público, pesado, para la agricultura; es una política para bajar la inflación”, dijo e  Bolivia Tv.

El ejecutivo de YPFB hizo un repaso a las cifras de importación de combustibles del país desde 2006 y aseguró que se pasó de comprar el 20% al 80% debido a la falta de trabajo para incrementar la producción nacional.

Lea más: El Gobierno garantiza diésel para las actividades productivas y del transporte

Combustible

Asimismo, indicó que, para revertir esas cifras, se trabajó en la exploración de nuevas áreas para producir crudo nacional y se apunta a la producción de biodiésel con las plantas de tecnología FAME y una de tecnología HVO “y con eso revertir la situación y tener un 80% de producción boliviana y un 20% importado y que este 20% sea eficiente”.

“El 2014 el país pasó del 20% al 50%. El dato perfilaba a Bolivia como un país importador. El 2017 la cifra de importación de diésel subió al 60%, a pesar de la aprobación de la Ley de Incentivos, instrumento legal que no cumplió con su objetivo, situación que se traduce en la caída abrupta de la producción de petróleo”, explicó.

Actualmente, remarcó, Bolivia importa el 80% del combustible que consume.

El Gobierno inauguró este año la planta de biodiésel en Santa Cruz y para esta gestión se prevé también la puesta en marcha de otra similar en El Alto.

Con esas plantas, el Gobierno proyecta sustituir la importación de cerca de 160 millones de litros de combustible por año.

Comparte y opina:

El INE ejecuta la encuesta de cobertura del Censo 2024 en 21.096 viviendas del país

Se desplazaron 295 personas y se realizará hasta el 22 de junio. Identificará las tasas de omisión censal.

La marca de vivienda censada en Los Andes de La Paz.

/ 26 de mayo de 2024 / 11:29

Con el objetivo de medir y evaluar la cobertura del Censo 2024, que se realizó el 23 de marzo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ejecuta la encuesta de Cobertura Censal en 21.096 viviendas del país.

Para la encuesta fueron desplazadas 295 personas, que desde el jueves pasado y hasta el 22 de junio colectan datos para verificar cobertura que tuvo el Censo Nacional de Población y Vivienda.

El director del INE, Humberto Arandia, explicó que con la encuesta de cobertura se va identificar la metodología; para el cálculo de las tasas de omisión censal según áreas geográficas; además se va identificar, cuantificar y caracterizar los diferentes fenómenos acontecidos durante los días del Censo.

Para el operativo se realizó una muestra aleatoria de la cual se seleccionaron los segmentos del Censo 2024; se asignó a cada encuestador un conjunto de segmentos.

Lea más: INE inicia encuesta de cobertura del Censo 2024 a partir del 23 de mayo

Censo

Asimismo, se formularon planes de recorrido por encuestador, para la ejecución de la recolección de datos; y permitir el control de avance y cobertura durante el operativo de campo.

La recolección de datos se realizará vía entrevistas en seis viviendas por segmento.

Se ejecuta la recolección de datos tomando entrevistas a seis viviendas por segmento, recolectando los datos con un cuestionario electrónico (dispositivo móvil de captura) que tiene como base la boleta censal del Censo 2024; y otras variables relevantes para el propósito de la encuesta.

El cuestionario electrónico incorpora consistencias, flujos y controles para facilitar la captura de datos.

A partir del 19 hasta el 30 de junio se efectuará el cálculo de indicadores de la muestra y en 2025 el cálculo de la omisión censal.

El Censo Nacional de Población y Vivienda se realizó el 23 de marzo y, según establece el Decreto Supremo 4824; los resultados poblaciones se conocerán hasta el 30 de agosto de este año para la distribución de recursos económicos. Hasta abril de 2025, se tiene prevista la entrega de resultados totales.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Para la CAO, el uso del yuan o el real es un ‘paliativo’ y pide certidumbre

El presidente de la entidad dijo que lo insumos se elevaron hasta en un 30% y advierte problemas para la campaña de invierno

El presidente de la CAO, José Luis Farah. Foto: CAO

/ 26 de mayo de 2024 / 10:03

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), José Luis Farah, dijo que el sector está preocupado por la falta de dólares para comprar insumos y aseguró que el uso del yuan chino o el real brasileño ayudará, pero se trata solo de un paliativo. Pide certidumbre para encarar la campaña de invierno.

“En este momento hay alguna alternativa que ayuda a paliar muy poco (la falta de dólares) con el yuan, el euro o los reales, pero no es lo que se necesita. Necesitamos certidumbre para tener nuestros productos e iniciar la campaña de invierno. Ojalá que el Estado tome cartas en el asunto y dé una solución”, dijo Farah.

El titular de la CAO explicó que el sector agropecuario importa al menos el 70% de los insumos que ocupa y la falta de dólares le complica a la hora de pagar las importaciones.

Lea más: Gobierno y exportadores evalúan ‘aliviar’ el uso del dólar con yuanes y reales para el comercio con China y Brasil

Asimismo, explicó que el sector pecuario reporta entre el 20% y el 30% de incremento en los costos de los insumos desde hace al menos un par de meses.

“Si no hay una solución vamos a tener problemas con la siembra de invierno, la futura campaña de verano en octubre también va estar complicada”, complementó.

El viernes, tras una reunión con el sector exportador, el Gobierno anunció que se plantearon impulsar el uso de yuanes y reales brasileños para el comercio con China y Brasil y así “aliviar” el empleo de dólares.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Venta de celulares: El comercio en La Paz desplaza a otras mercaderías

El IBCE reportó un ‘leve’ incremento en la importación de celulares.

Un jóven vende celulares de varias marcas en una tienda de la conocida calle Eloy Salmón, en la zona oeste de La Paz

Por Mauricio Diaz Saravia

/ 26 de mayo de 2024 / 06:50

El negocio de la venta de celulares, sus accesorios y componentes creció respecto de otras mercancías que tenían demanda “variada” en los mercados populares de la ciudad de La Paz, donde incluso se ampliaron las zonas de ese tipo de comercio.

“Ahora hay, pues, venta de celulares en todo lado. Si se fija bien, en esta cuadra solo hay dos tiendas que no venden equipos. En esta cuadra había unas seis tiendas que vendían bicicletas, pero ahora solo hay una, pero es pequeñita, y no sé si vende, pero sigue atendiendo”, dijo Gloria A., comerciante minorista que se dedica a la venta de televisores en una tienda en la calle Eloy Salmón y Pedro de la Gasca, en la zona Oeste de La Paz.

Ese populoso sector es conocido por el comercio mayorista y al detalle de artículos electrónicos de línea blanca, línea negra y otros. Según Quispe, los televisores y artículos para el hogar se vieron reemplazados por el comercio de teléfonos celulares inteligentes, por lo menos en “los últimos cuatro años”.

Teléfonos celulares

“Poco a poco, la gente ha ido trayendo celulares de todo tipo, toda marca; principalmente (de origen) chino. Nosotros (como comerciantes) vemos cómo se va renovando la mercadería de este sector. Algunos deciden cambiar porque se venden más celulares; uno mejor que otro y de diferentes precios”, añadió la comerciante. En su criterio, la venta de celulares “va a seguir en su auge”.

La entrevistada señaló que uno de sus hijos se dedica a la venta de celulares, “por eso sé cómo ha ido cambiando.

“Él vende (celulares) desde hace cuatro años y constantemente renueva su mercadería. Tiene que hacer (eso), pues. Vende y vende y hace circular su capital (…). Es buen negocio”, dijo.

Consultada por el origen de los equipos de telefonía móvil, la comerciante de 52 años de edad indicó que algunas empresas de “marcas conocidas, dan equipos a las tiendas, pero también hay que comprar de los mayoristas; ellos traen todo tipo de celulares”.

Ante la insistencia sobre la procedencia de la mercadería de los mayoristas, su respuesta fue clara: “Prefiero no hablar de eso”.

Comercio

La Razón hizo un recorrido en ese manzano para contar las tiendas dedicadas a la venta de celulares; son al menos 73 tiendas, entre grandes, pequeñas y hasta kioscos, que se dedican a esa actividad, sin contar los negocios en el interior de las galerías del lugar.

Otro de los mercados de La Paz en que el comercio de teléfonos móviles creció es la conocida feria de la calle Huyustus, donde, según dijo José R., dedicado a la venta de ese tipo de mercadería, “ya hay más movimiento”.

“Vienen los caseros a comprar; ahora hay más venta porque los papás (padres de familia) compran (celulares) para sus hijos. Ahora, desde bien chiquitos les dan celular, pues. Por eso ahora se vende más celulares”, contó a La Razón.

Hay varios sectores que “se han volcado” a vender ese tipo de artefactos. A poco de la Huyustus, sobre la avenida Buenos Aires, se encuentran “Los Galpones”, nombre con el que se conoce el centro comercial en el que confluyen varios “mayoristas”, que se dedican a la venta de celulares y otros artículos de tecnología.

Precios

En pleno centro de la ciudad, específicamente en la calle Comercio, también fueron abiertas varias tiendas que, como en los otros casos, ofrecen una amplia variedad de celulares, cuyos costos oscilan entre los Bs 600, con características “aceptables, como una buena cámara y memoria RAM”, hasta los Bs 12.800, en el caso de un modelo de iPhone.

“Hay venta, hay temporadas altas y bajas, pero los celulares siempre se venden y los clientes piden cada vez que los modelos tengan más cosas, cámaras ( frontal y trasera) nítidas, flash, e incluso quieren que sean sumergibles, que tenga una batería que dure. Entonces, tenemos que tener celulares con esas características. Pero, más bien, llegan celulares así, la mayoría de China”, señaló Nicole Carreras, propietaria de uno de esos negocios.

Consultada por el margen de ganancia de ese tipo de productos, afirmó que eso “depende a cómo te muevas; mientras más rápido acomodes (la mercadería), puedes hacer circular capital y ver ganancias; pero si vendes como cuenta gotas, no sale (un negocio rentable)”.

Según explicó, los mayoristas son quienes más ganancias generan y que algunos “deben ganar hasta el 50% o 60%, porque ellos traen en cantidad”.

Mayoristas

En este caso, la comerciante brindó a La Razón el contacto de un comerciante mayorista, pero al ser consultado, éste dijo que ocupaba su tiempo en “correteos” por la entrada en honor al Señor Jesús del Gran Poder.

Con ese fenómeno, también se incrementó la venta de accesorios y otro tipo de productos relacionados a los celulares, como los protectores de pantalla, estuches, cargadores, audífonos con cable e inalámbricos. En ese caso, los puntos de venta se extendieron por varias zonas de la sede de gobierno, aunque también existe vendedores ambulantes de ese tipo de mercancías

“De los celulares, lo que más se daña es la pantalla; cuando se cae, se raja se rompe o, en el mejor de los casos, se raya; por eso, los protectores de pantalla se venden harto; cuando se le pone y se vuelve a caer, ya solo se daña el protector; cambiar eso es, pues, más barato, y la gente prefiere cuidar nomás sus teléfonos”, contó Bryan López, que decidió emprender en ese ámbito en la venta al mayoreo.

Señaló que esos accesorios “tienen buena rotación” y “se renuevan constantemente”.

Ante el incremento del comercio de celulares, también creció la demanda de reparaciones de ese tipo de equipos.

Servicio Técnico

Así, los negocios destinados a la reparación de ese tipo de tecnología también proliferaron en diferentes sectores de la ciudad. Por ejemplo, la avenida Las Américas, en la zona de Villa Fátima, cuenta con unos 43 establecimientos en los que se “curan” teléfonos celulares.

“Hay que revisar cuando el cliente trae su celular. La mayoría de los casos es porque la pantalla se ha roto y hay que cambiar, o la plaqueta electrónica tuvo daños, o la entrada del cargador se ha soltado; hay varias razones y se cobra según a la dificultad de la reparación”, dijo Diego F. técnico reparador de celulares.

Según el técnico oriundo de los Yungas de La Paz, ese negocio también creció en los municipios de esa región del departamento.

El diario La Razón también accedió a los datos de importación de equipos celulares que maneja el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

“En 2023, la importación de celulares tuvo un leve incremento (1%) respecto a 2022; sin embargo, si se compara con las cifras de hace cinco años, las compras externas de celulares muestran una caída del 26%”, informó Rommel Saavedra, jefe de Asesoramiento Técnico del IBCE.

IBCE

Según la información brindada, en 2023 se importó celulares de 32 países, siendo el principal proveedor China con el 51%, le siguió Vietnam con el 39%. “Es importante mencionar que China proveía a Bolivia casi el 80% el año 2019, sin embargo, durante los últimos 5 años, su participación disminuyó”, agregó Saavedra.

“En el caso de las tablets que incluyen número de IMEI, en 2023 registraron una caída del 32% respecto a 2022, cayendo de 1,8 millones de dólares a 1,2 millones.

El 36% se importó desde China durante el 2023”, complementó en un cuestionario.

En los últimos cinco años, acumuló, según el reporte del IBCE, más de $us 130 millones, pero el pico de ese total se registró en 2019, cuando el monto superó los $us 32 millones.

Entre 2019 y 2023, los productos electrónicos que más se importaron fueron “televisores, teléfonos inteligentes y sus partes, tarjetas inteligentes (“smart cards”), cámaras digitales y videocámaras”, según el IBCE.

Dos jóvenes manejan sus celulares en el El Prado, La Paz.
Dos jóvenes manejan sus celulares en el El Prado, La Paz.

 A diciembre de 2023, había 12,06 millones de líneas móviles

Según datos de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT), hasta diciembre de 2023 se registraron 12.600.000 líneas móviles en todo el país. El 75,8% está en el eje troncal.

La información está contenida en un boletín informativo de esa institución. Se observa que hay “99 líneas por 100 habitantes en el país, ello se explica debido a que algunos usuarios mantienen maìs de una liìnea moìvil activa, inclusive dentro de una misma terminal (celular)”, muestra la página web de la ATT.

Entre el 2013 y diciembre 2023, según el mismo documento, las líneas móviles se incrementaron en promedio en un 2,27%, “habiéndose producido el mayor incremento entre las gestiones 2016 y 2017 con algo más del 8%”.

Las líneas activas del servicio moìvil de las diferentes empresas telefónicas que ofrecen ese tipo de servicios, al 31 de diciembre de 2023, tuvieron un incremento del 2,46% respecto al 31 de diciembre de 2022, es decir, hubo un crecimiento de 289.885 líneas adicionales.

Si bien el eje troncal concentra más del 75% de las líneas, el cuadro cambia cuando se hace la comparación entre las líneas móviles por departamentos respecto de su densidad poblacional.

También puede leer: BCB asegura que canaliza dólares a las entidades financieras

Esto, tomando en cuenta que en Bolivia hay 12.125.003 habitantes distribuidos por departamento, con base en la última proyección oficial publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cuando de penetración por habitantes por departamento hablamos, resulta ser Oruro el departamento con mayor penetración, siendo que por cada 100 habitantes existen 130 líneas móviles, seguido de La Paz donde se tienen 118 líneas por cada 100 habitantes, los departamentos con menor penetración son Pando, Potosíì y Beni, donde se tiene alta densidad de población rural.

En los uìltimos 10 anÞos, los teleìfonos moìviles con tecnología para prestar el servicio de internet móvil (3G y 4G LTE) van desplazando a los móviles con tecnología GSM. En 2013 no llegaban ni a un milloìn; a diciembre de 2023, alcanzaron a 11,1 millones de unidades.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias