Economía

Thursday 11 Jul 2024 | Actualizado a 06:25 AM

La venta de quinua repunta y su precio se dispara en 48,2%

De enero a marzo de 2024, el valor de las exportaciones creció 56,6%.

Oruro es el mayor productor de quinua orgánica.

Por Miguel Lazcano

/ 9 de junio de 2024 / 06:39

Al primer trimestre de este año, las exportaciones de quinua boliviana han vuelto a repuntar y el precio se ha disparado en un 48,2% respecto a igual período de 2023. El importe que pagan los importadores es, incluso, el más alto de los últimos cinco años.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), procesados por La Razón, el valor de las ventas al mercado externo en dicho período de análisis ha pasado de $us 10,5 millones a $us 16,5 millones, lo que representa un crecimiento de 56,6%.

En cuanto al volumen, las exportaciones han tenido un modesto crecimiento de 5,7% entre enero y marzo de este año con relación a similar período de 2023, al haber pasado de 5.397 toneladas a 5.704 toneladas.

El factor precio ha permitido este buen resultado en la comercialización del cereal boliviano al mercado externo. Por ejemplo, de enero a marzo de 2023, los exportadores bolivianos recibían $us 1.958 por la venta de una tonelada de quinua. Ahora, al primer trimestre de este año, han cobrado $us 2.902, un crecimiento del 48,2%, según el análisis realizado por La Razón con base en los datos publicados por el INE en su sitio web. (Ver infografía).

Los registros de la oficina estatal muestran que el precio recibido por los productores nacionales es el más alto de los últimos cinco años.

PAÍSES. De enero a marzo de este año, Estados Unidos encabeza la lista de los principales destinos de la quinua boliviana, con una participación del 42,3% en cuanto a volúmenes importados. Le siguen Alemania (19,0%), China (9,1%), España (6,3%), Países Bajos (5,8%), Australia (4,3%), México (3,2%), Canadá (2,6%), Brasil (1,2%) y Francia (1,2%).

Estos países, que representan el 95% de la oferta exportable boliviana, desempeñan un papel crucial en el mercado internacional de la quinua producida en el país.

Estados Unidos y Alemania representan el 61,3% del mercado para la quinua boliviana. Y, a partir de 2019, después de que China abriera su mercado a la producción nacional, el gigante asiático se ha convertido en el tercer mercado más importante para el “grano de oro” boliviano.

Bolivia produce actualmente unas 90.000 toneladas de quinua al año y aunque no es el mayor productor mundial del grano destaca como el único con cultivos exclusivamente orgánicos.

También puede leer: El Gobierno invertirá Bs 23 millones para mejorar la producción de quinua en Oruro

La quinua (Chenopodium Quinoa) es el grano de la planta del mismo nombre. No es propiamente un cereal, ya que se agrupa dentro de la familia a la que pertenecen las acelgas, remolachas y espinacas, pero se utiliza principalmente como cereal en la elaboración de pan y pastas y como sustituto de otros cereales.

La quinua es una semilla comestible que se cultiva principalmente en los Andes de Sudamérica (Perú, Bolivia, Ecuador y en menor medida Colombia, Chile y Argentina). Aunque técnicamente no es un cereal, se consume de manera similar a los granos y se considera un pseudocereal debido a su composición nutricional y forma de preparación.

ORURO. Según un informe del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el departamento de Oruro desempeña un papel destacado en las exportaciones de quinua boliviana, representando el 93% del valor total exportado. Esta región ha sido fundamental en el impulso de la industria quinuera del país.

Las exportaciones de quinua lograron su pico máximo en 2014 con $us 196,6 millones y cerca de 29.784 toneladas. Ese año, la tonelada de quinua se comercializó een $us 6.602, todo un récord histórico, según el análisis realizado por La Razón con base en los datos del INE.

Sin embargo, a pesar de que el volumen de exportación fue en aumento el valor de las ventas se redujo, denotando un efecto precio internacional negativo. Así, en 2015 el precio por tonelada cayó a $us 4.248 y para 2022 se había desplomado hasta los $us 2.048.

REPUNTE. No obstante, en 2023, las exportaciones del “grano de oro” empezaron a repuntar y crecieron en valor 22,8% y en volumen 14,6% comparado con el año precedente. Este comportamiento positivo en los precios internacionales permitió que la quinua boliviana se comercialice, en promedio, en $us 2.195 la tonelada.

Al primer trimestre de este año, el cereal andino boliviano ha sido comercializado a los mercados externos en una media de $us 2.902 la tonelada.

El embajador de Bolivia en China, Hugo Siles, señala que el gigante asíatico adquiere minerales bolivianos, carnes, quinua, soya, castaña y otros.

Bolivia cubre 21% del mercado global, luego de Perú, que tiene el 43%

Bolivia cubre actualmente el 21% del mercado mundial de la quinua, luego de Perú, que tiene el 43%. Hasta 2014, el país era el primer exportador mundial de este grano, mientras la nación vecina ocupaba el segundo lugar.

A partir de 2015, Perú ha consolidado su liderazgo en las ventas gobales del “grano de oro”, relegando a Bolivia a un segundo lugar. Esto se debe a que el país vecino inició una producción agresiva de quinua convencional desde 2013 con dos cosechas al año, mientras que Bolivia solo realiza una, pero de quinua orgánica.

De acuerdo con datos del Centro de Comercio Internacional (International Trade Centre, por su sigla en inglés ITC), procesados por La Razón, el volumen de las exportaciones en 2022 — datos cerrados a diciembre con información de todos los países que exportan el pseudocereal— alcanzó a 105.596 toneladas.

Del volumen comercializado durante esa gestión, Perú acaparó el 43,1% del mercado global, seguido de Bolivia (21,1%), Países Bajos (6,1%), Canadá (4,1%), Estados Unidos (2,9%) y España (2,4%), entre los principales países exportadores.

Hasta antes de 2013, Año Internacional de la Quinua (AIQ), el número de países exportadores llegaba a 17, liderado por Bolivia, Perú y Ecuador, donde el grano crece naturalmente.

El AIQ fue propuesto por Bolivia en septiembre de 2011, con el apoyo de Argentina, Azerbaiyán, Ecuador, Georgia, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay, así como con el respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, siendo aprobado por la Asamblea de las Naciones Unidas en diciembre de ese año. La Conferencia tomó nota de las excepcionales cualidades nutricionales de la quinua, su adaptabilidad a diferentes pisos agroecológicos y su contribución potencial en la lucha contra el hambre y la desnutrición.

Actualmente, según datos del Centro de Comercio Internacional, procesados por La Razón, cerca de medio centenar de países exporta regularmente el “grano de oro” de los incas. Hay otra veintena que lo hace esporádicamente, pero los volúmenes no superan las 10 toneladas al año.

A partir de 2006, los volúmenes exportados de quinua boliviana empezaron a crecer exponencialmente. Si ese año se exportó 7.750 toneladas, para 2013 los volúmenes casi se habían multiplicado por cinco, hasta alcanzar las 35.062 toneladas, de acuerdo con los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Desde 2014 hasta 2019, los volúmenes comercializados al mercado externo fluctuaron entre las 29.000 y las 33.000 toneladas, excepto en 2015, cuando las ventas cayeron hasta las 25.355 toneladas. No obstante, el año récord para las ventas fue 2020, en plena pandemia del COVID-19, cuando los volúmenes exportados se acercaron a las 38.000 toneladas.  

Comparte y opina:

Bolivia prevé recuperar $us 78 MM año por provisión eléctrica al norte amazónico a través de Brasil

El acuerdo derivará en la reducción del uso de casi 50 millones de litros de diésel para la generación de electricidad en Cobija (Pando), Riberalta y Guayaramerín (Beni), que no están conectadas al SIN.

La firma del acuerdo entre Bolivia y Brasil para la interconexión eléctrica.

Por Yuri Flores

/ 10 de julio de 2024 / 16:38

Luego de la firma del Memorándum de Entendimiento entre Bolivia y Brasil para la interconexión eléctrica, el Gobierno prevé recuperar unos $us 78 millones con el suministro de energía eléctrica al norte amazónico a través de la Central Hidroeléctrica Jirau en territorio brasileño.

El viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, Ronald Veizaga, indicó que el acuerdo permite la optimización de la Central Hidroeléctrica Jirau y el aprovechamiento de recursos hídricos compartidos para el beneficio energético de ambas partes.

Lea también: $us 344 MM invertirá Bolivia en integración eléctrica con la región

En el caso de Bolivia, derivará en la reducción del uso de combustible fósil para la generación de electricidad en Cobija (Pando), Riberalta y Guayaramerín (Beni), que no están conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN) y se suministrará a esas regiones a través de Brasil y por la venta de electricidad al país vecino.

“En el caso de la optimización de la operación de la Central Hidroeléctrica Jirau, las inversiones van a permitir a Bolivia tener un retorno de alrededor de 78 millones de dólares anuales, 69 millones por lo que vamos a dejar de consumir diésel en esa región y 9 millones por lo que vamos comercializar nuestra energía en el territorio brasileño”, explicó a Cadena A.

Según los datos, Bolivia destina cerca de 50 millones de litros de diésel por año al norte amazónico para la generación de electricidad en esas regiones.

Tras el acuerdo, se prevé que el suministro de electricidad al norte amazónico boliviano comience a partir de octubre de este año y se mantenga por 20 años.

“En el caso de la unidad hidroeléctrica Jirau va empezar en octubre y son contratos de largo plazo, es decir, por el tiempo que dure la operación de la central, que normalmente estamos hablando de más de 20 años vamos a poder mantener esta relación”, indicó.

Proyectos

La Razón publicó el 1 de julio que Bolivia trabaja para la interconexión eléctrica con sus países vecinos. En el caso de Brasil, ENDE Corporación ejecuta dos proyectos, uno por el departamento de Pando, denominado la “Integración Eléctrica del Norte Amazónico de Bolivia al Brasil” y el otro por Puerto Suárez, provincia German Busch, Santa Cruz, Interconexión Eléctrica entre Bolivia y Brasil.

El primero proyecto se divide en dos fases, en la primera se prevé una interconexión eléctrica de 34,5 kilovoltios (kV) y una transferencia de 2,5 megavatios (MW). En la segunda una interconexión de 138 kV y una capacidad de transferencia de unos 50 MW.

Para el desarrollo de estas fases se tiene previsto una inversión de $uu 125,3 millones y tener los resultados hasta 2025.  

Mientras en el segundo proyecto, Puerto Suárez que se conectará con Corumbá, Brasil, que también se divide en dos fases, se tendrá una transferencia de energía eléctrica de hasta 1.000 MW.

Respecto al segundo proyecto, Veizaga expresó que prevé un intercambio eléctrico de alrededor de 400 MW de energía y en una segunda “poder interconectarnos con la subestación Jirau” para llegar a más de 100 MW de energía eléctrica para compartir con la Brasil.

Según la autoridad, la hidroeléctrica Jirau trasmite su energía a Sao Paulo “que es el gran centro de consumo” que está a más de 3.000 km de su ubicación “y no se conectaba con nuestra región fronteriza que está a menos de 300 km”.

El acuerdo suscrito el miércoles por el ministro de Hidrocarburos y Energías de Bolivia, Franklin Molina, y su homólogo de Minas y Energías de Brasil, Alexandre Silveira de Oliveira, establece que el titular de la Central Hidroeléctrica Jirau deberá obtener todas las autorizaciones y licencias necesarias en Brasil y Bolivia, además, deberá cumplir con los requerimientos socioambientales vigentes.

El convenio de energía limpia beneficiará a 58.000 hogares en el norte amazónico boliviano.

Comparte y opina:

El ingreso de Bolivia al Mercosur es una oportunidad de desarrollo económico a ‘largo plazo’

Noticias históricas para el país. En los últimos dos días, Bolivia ingresó plenamente al Mercosur y recibió al presidente brasileño, Lula da Silva, con quien se firmaron 10 acuerdos de cooperación internacional.

La foto oficial de la reunión Ordinaria del Consejo del Mercosur. Foto: AFP

/ 10 de julio de 2024 / 14:30

El ingreso pleno de Bolivia al Mercado Común del Sur (Mercosur) es una oportunidad de desarrollo económico y apertura de mercados internacionales a mediano y a largo plazo, pese a los “20 años de retraso” que tuvo para ese propósito. 

Dichas consideraciones fueron expuestas por el economista Horst Grebe en el programa Piedra, Papel y Tinta, de La Razón. Sus colegas Alberto Bonadona y Omar Velasco también se refirieron a la visita del presidente Luiz Inácio Lula da Silva a Bolivia y la firma de, por lo menos, 10 acuerdos de cooperación internacional en distintas áreas.

El lunes, Bolivia ingresó plenamente al Mercosur, cuyo hecho fue calificado como histórico. El Protocolo de Adhesión de Bolivia al Mercosur fue entregado por el presidente Luis Arce al titular pro témpore del Mercosur, el mandatario paraguayo Santiago Peña, durante la LXIV Cumbre de los jefes de Estado del bloque, celebrada en Asunción, el lunes.

La ley que ratifica el protocolo firmado el 17 de julio de 2015 fue sancionada en la Cámara de Senadores y promulgada el viernes 5 de julio por el Presidente. A partir de ahora, Bolivia tiene un plazo de hasta cuatro años para adoptar todo el bagaje normativo del bloque y consolidar el libre comercio recíproco con las otras cuatro naciones.

En la transmisión, Grebe afirmó que el ingreso al Mercosur “es una oportunidad para el país, a largo plazo, de la mayor importancia”, debido a que —según dijo— es el horizonte “largo” para pertenecer a un grupo que tiene la quinta economía del mundo. “Eso es importante para Bolivia”.

No obstante, observó que el país no tiene ni personal ni institucionalidad adecuados para encaminar la acción plena de Bolivia en el bloque. Por ello, instó a las universidades a abrir diplomados para que profesionales se preparen para el ingreso a la institución.

“Hay que tener claridad de que estamos entrando a una entidad con mucha exigencia sobre las normativas. El reto es formar toda la gente que tiene que negociar porque Bolivia no tiene la institucionalidad ni los especialistas”, aseguró.

El Mercosur es la quinta economía más importante del mundo. Fue fundado en 1991 con el objetivo de promover el libre comercio y la fluida circulación de bienes, personas y capital entre sus países miembros.

Como miembro pleno del Mercosur, Bolivia se suma a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Los Estados asociados son Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam. Venezuela, que formaba parte del bloque, está suspendida desde 2017.

Luego de la noticia del ingreso de Bolivia a la institución internacional, Lula da Silva visitó el país con todo su gabinete ministerial y 100 empresarios para mantener encuentros y manifestar sus intenciones de negocios.

Lea: En el Mercosur, Bolivia ingresa a sistema de pago en moneda local y reducirá su dependencia del dólar

Bolivia y Brasil inauguraron el martes una “nueva era” en las relaciones bilaterales, como señalaron sus presidentes, respectivamente, Luis Arce y Luiz Inácio Lula da Silva. Ambos gobiernos sellaron acuerdos en diferentes áreas, como salud, electricidad, fertilizantes e industrialización.

Al respecto, Velasco consideró que la visita de Lula da Silva fue un “espaldarazo” para el Gobierno y le dio un baño de popularidad a su par Luis Arce. Sin embargo, admitió que la visita no fue casual, ya que “Brasil tiene intereses propios” respecto de Bolivia.

En coincidencia, Grebe destacó que la llegada de Lula da Silva significó una reducción de las incertidumbres, en el mediano y largo plazo. “Es una señal importantísima que hay que analizarla con cuidado y todo lo que implica”.

«Yo valoro que Lula da Silva haya decidido apadrinar la estabilidad de Bolivia; Lula fue amigo de Bolivia desde el comienzo del primer (gobierno) del MAS», dijo.               

Recordó que el mandatario brasileño le tomó cariño al país entes de que sea presidente. “Es casi paternal, pero es lo que necesita Bolivia: una orientación que dio Lula en los últimos dos días”.

Entretanto, Bonadona dijo tener pocas expectativas en el corto plazo, más no así, en el largo plazo, respecto de los acuerdos suscritos entre los presidentes de ambos países. “Estoy entusiasta en el largo plazo. Me alientan los aspectos que toca Lula en el aspecto político, como la credibilidad”.

Destacó la forma en la que la comisión brasilera llegó a Bolivia; es decir, con la cantidad de empresarios privados que aterrizaron en suelo nacional. “Hay que darle mucho impulso a la empresa privada en el país”

“Yo si veo que a futuro se va a presentar una gran potencialidad”, auguró.

Asimismo, su colega Grebe dijo que los acuerdos son incentivos para el ingreso a los mercados del país vecino. «Tenemos que pensar en otra calidad de empresas. Hay que aprovechar ese mercado».

Sugirió al gobierno de Arce fortalecer la Embajada de Bolivia en Brasilia y abrir consulados en todas las ciudades de ese país. “Necesitamos encontrar fórmulas de negociación rápidas para no enfriar las expectativas, mandando mensajes diplomáticos y fortaleciendo la embajada”.

El encuentro entre Brasil y Bolivia culminó en la firma de acuerdos bilaterales diversificados en seis áreas y relacionados a temas energéticos, de compraventa de fertilizantes, comercialización e industrialización de minerales, migración para la lucha contra la trata y tráfico de personas, combate al narcotráfico, y el apoyo en la atención de salud pública.

Comparte y opina:

Ejecutivo remite nuevo crédito externo al Legislativo por $us 118,5 millones

sCon el nuevo proyecto de ley ya suman 10 los financiamientos externos por aproximadamente $us 960 millones que están pendientes de tratamiento en la Asamblea Legislativa.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergi Cusicanqui.

Por Yuri Flores

/ 10 de julio de 2024 / 14:28

El Órgano Ejecutivo remitió este miércoles un nuevo proyecto de ley de financiamiento externo a la Asamblea Legislativa por un monto de $us 118,5 millones que serán destinados para la infraestructura vial en Chuquisaca, Cochabamba y La Paz.

El ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, informó que en gabinete de ministros de este miércoles se aprobó el nuevo crédito de $us 118,5 millones que tendrá como financiador al Banco Mundial con un plazo de pago de 25 años y un periodo de gracia de 14 años y el ejecutor de las obras será la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

Lea también: Por demora en aprobación de créditos en la Asamblea, Bolivia pagará mayores intereses

“Este crédito tendría como objetivo principal llevar adelante tres proyectos en el país, el primero es la carretera Salto-Monteagudo en Chuquisaca, tramo III Molino-Monteagudo. También con este financiamiento se puede llevar a cabo el puente Chimoré y complemento de la carretera Chimoré-Ivirgarzama; y también incluye este crédito el puente Guanay y sus respectivos accesos”, indicó en conferencia.

Para la ejecución del proyecto vial tramo III de la carretera Molino-Monteagudo, en Chuquisaca, se destinará un presupuesto aproximado de $us 43,9 millones que incluye la rehabilitación de alrededor de 6 kilómetros (km) del camino existente y la construcción de un nuevo tramo que es de 7,2 km.

Para la construcción del puente Chimoré-Ivirgarzama de 391 metros, se destinará $us 31,9 millones. También permitirá la ejecución de las obras complementarias de acceso de unos 267 metros de un lado y 615 metros del otro lado de la vía.

Otros $us 15 millones serán destinados para edificar un nuevo puente en el municipio de Guanay en el departamento de La Paz que tendrá dos carriles de ida y dos de vuelta de aproximadamente 194 metros de largo. Además, se hará las intervenciones en los accesos que son de 2 km. 

Cusicanqui afirmó que con la remisión del nuevo crédito externo ya suman 10 proyectos de ley de financiamiento que están en la Asamblea Legislativa para su tratamiento por un monto aproximado de $us 960 millones.

“Esperamos (que en la Asamblea Legislativa) puedan tratarlo a la brevedad e iniciar rápidamente la ejecución de los proyectos pendientes”, dijo.

Comparte y opina:

YPFB prevé invertir $us 1.600 MM en exploración y Petrobras se suma para producir más gas

La presidenta de Petrobras, Magda Chambriard, dijo que, actualmente, la petrolera brasileña produce 9 MMm3d de gas natural en Bolivia y el objetivo es alcanzar una producción de 30 MMm3d.

Trabajos de explotación de recursos hidrocarburíferos.

Por Yuri Flores

/ 10 de julio de 2024 / 12:35

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) proyecta una inversión de unos $us 1.600 millones en exploración y explotación de hidrocarburos, para ello, requiere que otras empresas petroleras se sumen a ese trabajo.

Una de ellas es Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) que, a través del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó —en la culminación del Foro Empresarial Bolivia-Brasil— que la petrolera brasileña apoyará en la inversión.

Lea también: Industriales brasileños negocian en Bolivia la compra directa de gas con 30% de descuento

“Petrobras confirma que viene a invertir en el país para incrementar la producción de gas que requiere este hermano país (…). Creemos que, si se agiliza todos estos planes de inversiones, YPFB proyecta como 1.600 millones de dólares de inversión, para ello, se requiere socios estratégicos (y) Petrobras es una empresa muy importante”, indicó el ministro boliviano de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, a Cadena A.

Los gobiernos de Bolivia y Brasil firmaron el martes la tercera adenda al Memorándum de entendimiento en materia energética de 2007, el cual fue instrumentalizado para viabilizar y realizar las evaluaciones para los proyectos exploratorios en materia de hidrocarburos.

La gerente de Administración Técnica de Contratos y Evaluación de la petrolera estatal, Mayra Campos, recordó que la petrolera brasileña alcanzó hasta el 60% de la producción de gas natural boliviano, lo que le permitió a Bolivia llegar al pico de la obtención del energético entre 2014 y 2015 de cerca de 60 millones de metros cúbicos día (MMm3d).

“En el marco de estos acuerdos que hemos logrado, de estas reuniones con los empresarios y dentro de los cuales estaba Petrobras se tiene altas expectativas con que retornen las inversiones al país y se pueda seguir trabajando en exploración con el objeto de poder reponer nuestras reservas e incrementar nuestra producción de gas”, sostuvo.

Intenciones

Durante el Foro Empresarial Bolivia-Brasil, realizado en Santa Cruz de la Sierra, la presidenta de Petrobras, Magda Chambriard, dijo que las inversiones tendrán el objetivo de ampliar el suministro de gas boliviano al mercado brasileño a precios competitivos.

Dijo que, actualmente, Petrobras produce 9 MMm3d de gas natural y el objetivo es alcanzar una producción de 30 MMm3d en Bolivia como lo realizaba hace más de una década.

En esa línea, Molina dijo que el acuerdo firmado ayer, establece que el Comité Técnico Binacional realizará la evaluación y ejecución de proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos en Bolivia, además de un cronograma de actividades para el desarrollo del plan.

No obstante, afirmó que no solo es un acuerdo para que Petrobras invierta en el país, sino otras empresas privadas brasileñas puedan realizar esos trabajos.

“Esto y otras empresas configuran todo un plan de inversiones que YPFB viene ejecutando y del cual el objetivo final es incrementar la producción de gas, desarrollar las inversiones en el área de exploración que tengan como destino final el mercado brasileño”, explicó.

Comparte y opina:

Brasil y Bolivia firman 10 acuerdos en al menos seis áreas

Se acordaron apoyo en migración, energía, salud, fertilizantes y otras áreas

Firma de acuerdos entre los gobiernos de Bolivia y Brasil

Por Yuri Flores

/ 10 de julio de 2024 / 11:22

La visita del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a Bolivia, durante el martes, culminó en la firma de 10 acuerdos bilaterales diversificados en seis áreas y relacionados a temas energéticos, de compraventa de fertilizantes, comercialización e industrialización de minerales, migración para la lucha contra la trata y tráfico de personas, combate al narcotráfico, y el apoyo en la atención de salud pública para ciudadanos bolivianos y brasileños.

“Hemos firmado varios proyectos destinados a reforzar la capacidad de los agentes públicos para combatir la trata de seres humanos y narcotráfico y para mejorar la gestión migratoria. Hemos conversado sobre la importancia de garantizar la seguridad jurídica de los brasileños en Bolivia para que estos puedan seguir contribuyendo al desarrollo económico del país”, dijo el presidente brasileño.

Para dar cumplimiento a esos acuerdos, Lula informó que la Policía Federal y el Consulado de Bolivia en Sao Paulo realizan la regularización de los miles de bolivianos que viven en ese país.

El mandatario boliviano Luis Arce calificó como un hecho histórico el encuentro son su homólogo brasileño, porque entre ambos países inicia “una nueva era de relaciones exteriores”. 

Revise: Bolivia puede generar negocios con Brasil pronto en minería y agricultura, según Siles

Acuerdos

Respecto al acuerdo para la venta de fertilizantes, se estableció entregar al mercado brasileño más de 25.000 toneladas de NPK (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) y urea, además de 350.000 toneladas anuales de cloruro de potasio.

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, dijo —luego del encuentro— que el acuerdo resalta la importancia de la colaboración binacional y refleja un compromiso mutuo para avanzar en agendas conjuntas que promuevan el desarrollo sostenible y la seguridad energética en la región.

“Uno de los puntos clave desarrollado en la reunión fue la negociación de un memorándum para un plan de Upstream y el fomento de inversiones en el sector petrolero, con un enfoque específico en la exploración”, se informó desde ese despacho.

Lula da Silva llegó el lunes por la noche a Santa Cruz, horas después de participar en la cumbre de presidentes del Mercado Común del Sur (Mercosur) en Asunción, Paraguay. Y ayer se reunió con su par de Bolivia.

(10/07/2024)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias