Energías & Negocios

martes 5 jul 2022 | Actualizado a 17:20

Informe final sobre EDL: YLB aprueba a las seis empresas en carrera

‘YLB busca alcanzar 40.000 toneladas anuales de carbonato de litio hasta 2025 ’

Por Pablo Deheza

/ 17 de junio de 2022 / 02:20

ECONOMÍA

El presidente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Carlos Ramos Mamani, presentó el miércoles los resultados del informe final de la estatal boliviana sobre el trabajo piloto de las seis empresas extranjeras que buscan explotar el metal blanco en Bolivia con tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL). Todas dieron resultados positivos. Sin embargo, aún no existe una decisión sobre con cuáles de éstas se establecerá una relación de trabajo a futuro.

“Con base en estos resultados, YLB convocará a cada una de las seis empresas evaluadas, precautelando siempre la soberanía de nuestros recursos estratégicos, para que las empresas puedan aplicar su tecnología en nuestros salares”, afirmó el presidente de YLB.

“Los resultados obtenidos son que todas las tecnologías evaluadas son aplicables de acuerdo con los indicadores generados. Las empresas han reportado una tasa de recuperación mayor al 80% e incluso superiores al 90% en algunos casos”, explicó Ramos Mamani.

Foto.YLB

Contratos.

Aún no se tienen definiciones concretas sobre con cuántas y con cuáles de las seis empresas extranjeras YLB establecerá contratos ni en qué tiempo se dará esta situación. “El próximo paso es reunirnos con las empresas para plantearles nuestras condiciones soberanas respecto al litio”, dijo la autoridad.

Ramos Mamani continuó señalando que “las inversiones para las plantas se determinarán en función a cada una de las tecnologías, tomando en cuenta estudios de factibilidad técnica y económica, que englobarán el desarrollo sostenible y sustentable respetando al medioambiente, dentro de la visión estatal de industrialización de los recursos estratégicos de los salares de Uyuni, Coipasa y Pastos Grandes. Existe la firme decisión de avanzar en la cadena de valor del litio, dando valor a nuestros recursos naturales”.

YLB espera concluir 2022 con una producción de alrededor de 900 toneladas de carbonato de litio. El objetivo trazado es alcanzar 40.000 toneladas anuales hasta 2025. Se espera que la tecnología EDL haga posible dar el salto cualitativo y cuantitativo para el logro de esa meta. 

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Llega la Cyber Week, del 4 al 7 de julio

El evento de e-commerce contará con promociones y descuentos en celulares, laptops, artículos del hogar, salud, belleza, seguros y muchos otros. Las vitrinas virtuales estarán dsponibles en el sitio web de la actividad.

/ 1 de julio de 2022 / 16:15

El Núcleo Empresarial de E-commerce, conformado por empresas nacionales, en alianza con la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), está llevando adelante la realización de la primera Cyber Week Bolivia, del 4 al 7 de julio. Participarán empresas de tecnología, electrodomésticos, turismo, banca, belleza, farmacia, alimentos, seguros y mucho más.

Quienes deseen efectuar sus compras podrán hacerlo a través del sitio www.cyberweek.bo. Al ingresar encontrarán las vitrinas virtuales de las empresas expositoras y, en ellas, los productos ofertados con sus diversas promociones exclusivas. El objetivo planteado es que los usuarios logren realizar sus adquisiciones con tres clics.

En cuanto a las formas de pago, se podrá utilizar tarjetas de débito, crédito, códigos QR y efectivo, para luego recibir los productos en la puerta de su casa u oficina.

El e-commerce se quintuplicó en Bolivia en el último año, según indican los organizadores, impulsado en gran medida por los cambios que aceleró la pandemia. Compras que previamente se realizaban de manera personal, hoy se gestionan desde el celular. Una evidencia incontrastable es el crecimiento de los servicios de delivery.

Comparte y opina:

Vamos rumbo a una crisis energética global. Necesitamos una estrategia de transición.

Todavía necesitamos reducir las emisiones hoy y al mismo tiempo mantener el flujo de energía. De lo contrario, enfrentaremos más choques energéticos, que fácilmente podrían decantar en reacciones negativas contra las políticas ecológicas.

/ 1 de julio de 2022 / 16:02

¿Estamos regresando a la década de 1970, como han afirmado recientemente varios analistas? Sin duda hay similitudes sorprendentes.

La humillante retirada de Afganistán hace recordar la derrota de Estados Unidos en Vietnam. Los precios están aumentando y el crecimiento económico se está estancando. En aquel entonces, el poder económico emergente que desafiaba la superioridad estadounidense era Japón; hoy es China.

Al examinarlas más de cerca, la mayoría de estas analogías resultan superficiales. Sin embargo, hay una en la que los paralelismos son notables, y eso debería preocupar mucho al gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Vamos rumbo a una crisis energética mundial.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos han aumentado más de 50% durante el último año. Los precios del gas natural en Europa se han disparado de manera asombrosa, casi 500%, durante el mismo período. En Asia, Bloomberg News reporta que las compañías eléctricas están comprando gas natural licuado a precios récord para intentar garantizar el suministro. En Europa, un productor masivo de fertilizantes ya se había visto en la obligación de cerrar temporalmente dos plantas en el Reino Unido debido a los altos costos de la energía, y se teme que otras industrias hagan lo mismo. La Administración de Información Energética de Estados Unidos ha publicado un informe que advierte a los estadounidenses sobre la gran probabilidad de que tengan que pagar mucho más para mantenerse calientes este invierno, sobre todo si las temperaturas bajan de forma notable.

¿Por qué está pasando esto? La explicación más simple es que la demanda de energía supera en la actualidad a la oferta, lo que hace que los precios suban. Las razones de este desajuste son muchas —entre ellas el clima extremo e impredecible, así como las malas decisiones gubernamentales sobre almacenamiento, reservas y líneas de transmisión—, pero hay una causa común. Gran parte del mundo ha dejado de invertir en combustibles fósiles (por buenas razones), lo que ha conducido a una menor oferta de su parte. El problema es que todavía no tenemos suficiente energía verde para reemplazar los combustibles fósiles. Con el tiempo lo lograremos, pero no hoy.

Los números lo dejan claro. En 2019, más de 80% del consumo mundial de energía fue proporcionado por los tres principales combustibles fósiles: petróleo, carbón y gas natural. La energía eólica representó un poco más de 2% del consumo de energía, y la energía solar un poco más de 1%. Se necesitaría de un aumento de 2,500% en la producción y despliegue para que la energía solar y eólica reemplacen por completo a los combustibles fósiles, lo que no sucederá en los próximos años. Lo que necesitamos es una estrategia de transición. Sin ella, cada vez que haya un impacto en el sistema —mal clima, almacenamiento precario— nos enfrentaremos a una crisis energética.

Las sociedades modernas no pueden funcionar sin un acceso estable y constante a la energía, y es por eso que cuando suceden estos choques, los gobiernos hacen lo que sea necesario para mantener el flujo de electricidad. Miremos el caso de Alemania, que durante décadas ha construido un suministro extraordinario de energías renovables. Sin embargo, en la primera mitad de 2021, 56% de su electricidad provino de las mismas fuentes que está tratando de eliminar (como carbón, gas y energía nuclear). Solo el carbón aumentó de 21 a 27% en la producción de electricidad alemana.

Las contradicciones de la estrategia energética occidental están llegando a niveles absurdos. Frente a los altos precios de la gasolina, el gobierno de Biden le está suplicando a la Organización de Países Exportadores de Petróleo que aumente la producción. En otras palabras, Estados Unidos está desmotivando a sus propios productores de petróleo y gas de aumentar la producción, mientras al mismo tiempo le ruega a los países árabes a que extraigan petróleo hasta más no poder. Los europeos esperan que el presidente ruso Vladímir Putin bombee más gas natural a sus países mientras al mismo tiempo, a nivel nacional, están buscando reducir la producción de gas.

Una estrategia energética seria reconocería que la tarea más importante es reducir rápidamente las emisiones de carbono. A corto plazo, la forma más simple de lograrlo es hacer la transición del carbón al gas natural, lo que reduce las emisiones de carbono casi a la mitad. De hecho, la mayor parte de la reducción de las emisiones de dióxido de carbono de Estados Unidos entre 2005 y 2019 se debió al cambio del carbón al gas, pues el carbón es el mayor productor de emisiones de dióxido de carbono de los tres principales combustibles fósiles.

Pero existe una medida incluso más sencilla de aplicar. La revista Environmental Research Letters realizó un estudio de más de 29,000 plantas de energía de combustibles fósiles en todo el mundo y descubrió que solo 5% de ellas era responsable de 73% de las emisiones globales generadas por la electricidad. Con facilidad podríamos pagar para modificar esas cerca de 1,400 plantas y obtener una enorme ganancia en la reducción de las emisiones de carbono. Además, la Agencia Internacional de la Energía estima que más de 70% de las fugas de metano proveniente de la producción de petróleo y gas se pueden prevenir mediante el uso de tecnologías actuales.

El objetivo —no solo a largo plazo, sino a mediano plazo— debe ser alimentar el mundo con energías renovables. Con respecto a esto hay muy buenas noticias. Los costos de la energía solar y eólica se han reducido de manera drástica y son competitivos con los combustibles fósiles. Ahora son más fáciles de implementar que nunca. El almacenamiento, que solía ser el gran problema de estas fuentes intermitentes, ya se está resolviendo a medida que las baterías se vuelven más potentes y otras soluciones de almacenamiento ganan terreno. Todavía necesitamos inversiones mucho mayores en materia de investigación y desarrollo en esta área, pero estamos logrando un progreso tangible.

Mientras tanto, todavía necesitamos reducir las emisiones hoy y al mismo tiempo mantener el flujo de energía. De lo contrario, enfrentaremos más choques energéticos, que fácilmente podrían decantar en reacciones negativas contra las políticas ecológicas. Y eso haría que el demócrata que tenemos en la Casa Blanca, Joe Biden, comience a parecerse mucho a su predecesor de la década de 1970, Jimmy Carter.

Comparte y opina:

Bolivia producirá fertilizantes NPK

Se construirá una planta en Santivañez, Cochabamba, que demandará una inversión de Bs. 34 millones y producirá 60.000 toneladas anuales del agrofertilizante. Se abastecerá la demanda interna y el excedente será exportado.

/ 1 de julio de 2022 / 15:52

Los precios de los fertilizantes han aumentado casi un 30% desde principios de 2022, tras experimentar un aumento del 80% el año pasado. Los altos precios están siendo impulsados por una confluencia de factores, que incluyen el aumento de los costos de los insumos, las interrupciones del suministro causadas por las sanciones a Rusia y Bielorrusia, y las restricciones a la exportación en China. Los precios de la urea han superado sus picos de 2008, mientras que los de los fosfatos y el potasio se acercan poco a poco a sus récords históricos.

Las preocupaciones sobre la asequibilidad y disponibilidad de fertilizantes se han visto amplificadas por la guerra en Ucrania. En este contexto de enormes oportunidades, Bolivia invertirá en una planta de fertilizantes NPK. El gerente general de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH), Alejandro Gallardo Baldiviezo, explicó los detalles.

El aspecto inmediato a considerar es la situación de la producción y abastecimiento de fertilizantes NPK en la región. Al respecto, Gallardo consideró que “a consecuencia del conflicto que se libera en Ucrania y la crisis logística global, los países de Sudamérica afrontan dificultades para adquirir este insumo clave para la producción agrícola y ganadera. La escasez de agrofertilizantes granulados está llevando consigo el aumento considerable de los precios.

El Gobierno nacional tiene como prioridad garantizar la seguridad alimentaria porque es una política de Estado”. “Sin embargo, Bolivia ha sabido amortizar estos efectos del conflicto gracias a que nuestra política de sustituir importaciones ha dado sus frutos que hoy nos permiten tener uno de los porcentajes más bajos de inflación de la región, un hecho muy importante que refleja el éxito de nuestro modelo económico, productivo y social que encabeza el presidente Luis Arce”.

NPK.

Los fertilizantes NPK llevan esa denominación dado que la N es el símbolo químico del nitrógeno, la P del fósforo y la K del potasio. La combinación de estos tres elementos es lo que potencia el terreno y lo habilita para lograr mayores rendimientos. Se producen en diversas especificaciones que son descritas con tres cifras no porcentuales, correspondientes a las cantidades de los tres elementos que lo componen.

El Gerente General de la EBIH señaló que “la Planta de Producción de Fertilizantes Granulados Cochabamba tendrá una capacidad de producción de 60.000 toneladas anuales, para la producción de urea protegida y de fertilizantes NPK en diferentes formulaciones NPK (18-8-18), NPK (12-12-12), NPK (15-15-15) y NPK (20-20-20), entre muchas otras formulaciones que pueden incluso ser perfectamente personalizadas para cada cliente o grupo de clientes, de acuerdo con sus requerimientos.

Se utilizarán insumos nacionales: urea (N), de la planta de Amoniaco y urea de Bulo Bulo; el fósforo (P), de la provincia Capinota en Cochabamba; y el potasio (K), de la planta de YLB, ubicada en la localidad Llipi Llipi, en el departamento de Potosí”.

PLANTA.

Entrando más en el detalle del proceso de producción y las características de la planta de Santiváñez, Gallardo explicó que la misma “contempla dos naves de producción. La primera es para la acidulación de la roca fosfórica, con el fin de incrementar el porcentaje de fósforo para las diferentes mezclas de NPK requeridas. La segunda es para la granulación al vapor, que consiste en la mezcla de los insumos: urea, roca fosfórica y cloruro de potasio.

El uso de esta tecnología permite el manejo de sólidos en proporciones diferentes, además permite la incorporación de micronutrientes. El proceso de producción de fertilizantes NPK se resume primeramente en la molienda de los macronutrientes, seguidamente del mezclado, granulado, secado, cribado, recubrimiento y ensacado”.

La autoridad de la EBIH manifestó que el principal objetivo es el abastecimiento de la demanda interna y que, una vez satisfecha la misma, los excedentes podrán destinarse a la exportación. “El Gobierno nacional, encabezado por el Presidente constitucional, realizará una inversión de más de Bs 34 millones para hacer realidad la construcción de la Planta de Fertilizantes Granulados. Se utilizó una pequeña parte para la preinversión y la mayor parte será para la ejecución del proyecto con todos los componentes que éste contempla”, afirmó Gallardo.

Bolivia cuenta con la producción de urea de la Planta de Bulo Bulo y de cloruro de potasio proveniente de Potosí. En cuanto a la provisión de fósforo, el titular de la EBIH dijo que “el potencial de roca fosfórica en Cochabamba se encuentra en la región de Capinota y adyacentes. Se cuenta con información respaldada respecto a la cantidad, ley y localización de los yacimientos pertenecientes. La roca fosfórica, para ser tomada en cuenta como materia prima, debe someterse a un proceso previo de acidulación”.

La contribución esperada de la planta de fertilizantes NPK al desarrollo del país fue explicada por Gallardo, quien indicó que “el NPK, aumenta la fecundidad de los suelos productivos aportando los tres macronutrientes necesarios para el óptimo desarrollo de los cultivos agrícolas logrando mayores resultados en las cosechas y por consiguiente en el ingreso económico de los agricultores. El impacto en la sostenibilidad económica del sector agroindustrial será positivo, porque permitirá mayor producción en menor superficie. Los productores podrán mejorar e incrementar su rendimiento. De acuerdo con un estudio del Ministerio de Desarrollo Productivo y Rural se considera que en promedio se puede incrementar hasta un 43% el rendimiento con una correcta fertilización de los cultivos”.

El Gerente General de la EBIH consideró que “éste es un proyecto muy importante para el departamento de Cochabamba, porque va a permitir ser más eficientes a los productores del agro y de esta manera recuperar el título de granero de Bolivia, beneficiando al resto del país para garantizar al mandato del presidente Luis Arce, de contar con soberanía alimentaria”.

Comparte y opina:

Las claves para invertir en el mercado inmobiliario cruceño

Rubén Darío Ortiz Pereyra: ‘Los bienes raíces en áreas metropolitanas siempre serán destinos seguros para las inversiones’.

La plusvalía de los terrenos puede llegar hasta el 200%

Por Pablo Deheza

/ 1 de julio de 2022 / 01:13

ENTREVISTA

El arquitecto y empresario cruceño Rubén Darío Ortiz Pereyra explica los factores críticos para invertir en casas y terrenos en el área metropolitana de Santa Cruz. El crecimiento exponencial de la urbe cruceña asegura rendimientos positivos y hace que sea un destino seguro para el capital. Cómo, cuándo y dónde comprar, desde la perspectiva única de un desarrollador de ciudades exitoso, poseedor de un portafolio reputado dentro y fuera del país.

—¿Cuáles son, desde su perspectiva, los principales factores que contribuyen al crecimiento del mercado inmobiliario en Santa Cruz?

—Santa Cruz, sin duda, es el motor económico del país, produce el 75% del alimento que se consume en Bolivia. Es la tierra de las oportunidades, donde se puede conseguir terrenos a un bajo costo, en comparación con las otras ciudades del eje central del país. Su dinámica y empuje permiten que la economía se desarrolle y venza cualquier obstáculo. Lo ha demostrado con la forma de superar las crisis que se vivieron en el pasado. Desde esta perspectiva, la migración seguirá siendo un factor importante, ya que las personas que llegan a un lugar, generan necesidades de vivienda, educación, consumo del hogar, trabajo, etcétera. Esto conlleva la dinamización de la economía y, por ende, el crecimiento de las ciudades. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, el departamento de Santa Cruz aumentó su población en un 21% durante los últimos nueve años. En números absolutos, pasó de tener 2.779.271 a 3.363.377 habitantes, entre 2012 y 2021. Así, no se vislumbran motivos para que ese crecimiento pare. Por lo tanto, se puede proyectar que, para 2040, Santa Cruz contará con una población aproximada de 5 millones de habitantes. Esto implica que se tendrán que construir cerca de 350.000 nuevas unidades habitacionales. El déficit actual de viviendas ronda las 220.000. Para equilibrar la oferta y la demanda se tienen que construir aproximadamente 31.000 viviendas por año. El crecimiento poblacional no solo impacta en la vivienda, sino en grandes obras de infraestructura caminera, industrias, hospitales y otras construcciones que seguirán generando un movimiento económico ascendente en el departamento. Otro factor importante, que ha tomado relevancia después de la pandemia, es que las personas ahora valoran más los lugares con espacios naturales, que permitan a la familia crecer en contacto con la naturaleza, el deporte, el cuidado de la salud y la vida en familia. Estos elementos se han convertido en prioridad al momento de elegir donde vivir. En ese aspecto, Santa Cruz, por la riqueza natural, la cantidad de espacios urbanizables, el bajo costo de la tierra y las abundantes ofertas inmobiliarias con grandes facilidades, se convierte en destino perfecto para quienes quieren invertir o migrar a vivir en el departamento. La plusvalía que adquieren los bienes inmobiliarios también se considera uno de los factores relevantes. Es un fenómeno que no para, toda vez que el crecimiento poblacional antes mencionado genera la consolidación de servicios públicos, carreteras pavimentadas y obras de equipamiento. Esto ocasiona que los precios de los terrenos suban y suban. Este aspecto, que se viene viviendo en Santa Cruz en los últimos 50 años, no se visualiza que vaya a cambiar, lo que genera confianza en el inversionista o demandante de bienes inmuebles. Si se tiene dificultades para pagar, en caso de que se compre a crédito, siempre se podrá vender la propiedad, con ganancias de entre un 20% a 30% en el caso de las viviendas. En muchos casos, esta plusvalía puede llegar hasta el 200% en caso de terrenos. La facilidad para adquirir bienes inmuebles se torna otro factor relevante para que la dinámica inmobiliaria sea activa y dominante en el departamento de Santa Cruz. Un alto porcentaje de las ofertas inmobiliarias, especialmente en el caso de terrenos, se venden a crédito directo a 3, 5, 8, y hasta 10 años plazo, generando opciones con grandes facilidades de pagos en cuotas mensuales accesibles. Un factor relevante que emana de la experiencia en el mercado inmobiliario en Santa Cruz es la madurez de la estructura del sector. Por ejemplo, existe una variedad de ferias inmobiliarias. Para citar algunas, están Fexpocruz, la Feria de la Construcción y la Feria del Crédito. Se cuenta con una estructura de cadenas locales e internacionales que dan vialidad a la dinámica de los bienes raíces en Santa Cruz, tales como Century y Remax, además de inmobiliarias locales especializadas que apoyan la comercialización de los proyectos.

Foto. constructora pentágono srl

—¿Por qué resulta conveniente invertir en casas y terrenos en Santa Cruz de la Sierra y su área metropolitana?

—Los bienes raíces en centros poblados en desarrollo, en áreas metropolitanas en crecimiento y consolidación, siempre serán destinos seguros para las inversiones, toda vez que la plusvalía está garantizada. Esto es más cierto aun si la estabilidad de la economía está amenazada, porque las propiedades son un refugio seguro para el capital. La tendencia mundial es la de poblar zonas urbanas. Hoy en día, según la Organización Mundial de Naciones Unidas, el 55% de la población mundial vive en ciudades y se estima que para 2050 esta cifra ascenderá al 68%. Esto indica que la tendencia, en conglomerados de alto crecimiento como Santa Cruz, es que las inversiones en bienes raíces seguirán siendo un buen destino. El crecimiento poblacional de la capital cruceña en los últimos diez años ha ocasionado que las ciudades aledañas se conecten, por lo que la mancha urbana ha explosionado y los servicios también se han ampliado, si bien no acompañan como se quisiera. Se está trabajando hoy en día la planificación del área metropolitana, que incluye seis municipios aledaños: Cotoca, Warnes, La Guardia, El Torno, Porongo y Colpa Bélgica. Esto impulsará a la consolidación de servicios e infraestructura vial, que harán las inversiones aún más atractivas y favorables.

—¿Qué le recomendaría a una persona del interior del país que desee adquirir una casa o terreno en Santa Cruz?

—Invertir es una decisión que requiere análisis e investigación para evitar riesgos y pérdidas de nuestro capital. Es por eso que existen aspectos básicos a tomar en cuenta, reglas de oro para invertir en bienes raíces. Una de ellas es apostar por casas o terrenos urbanizados. Es decir que cuentan con todos los servicios básicos, de forma tal que puedan ser también una oportunidad de desarrollo comercial. No debemos olvidarnos de visitar el lugar donde se encuentra nuestra futura casa o terreno para verificar la accesibilidad, el estado de las zonas de equipamiento, y corroborar personalmente el potencial que tiene para vivienda o negocio. Teniendo elegido el terreno o casa, lo próximo que debemos asegurarnos es que cuente con la documentación que avala su legalidad para brindar certeza jurídica a nuestra inversión. Finalmente, es importante contar con un presupuesto que considere tanto la inversión inicial, así como los gastos de trámites y de manutención de la propiedad que estamos adquiriendo.

—¿Cómo afectó la pandemia al mercado inmobiliario en Santa Cruz?

—Como sucedió con otros rubros, la pandemia incidió en la contracción del crecimiento del sector inmobiliario. En 2020 esto llegó a afectar en un 23%. Los efectos más nocivos se dieron en la primera fase de la misma, con la paralización total de las obras en los momentos del confinamiento más duro. Posteriormente se retomaron las obras con medidas de seguridad, pero el mercado enfocó sus gastos y presupuesto en el consumo del hogar y no así en la compra de bienes inmuebles. En paralelo a este fenómeno, la banca se concentró en la reprogramación de los créditos de su cartera vigente y esto disminuyó la atención hacia nuevos créditos hipotecarios. Las visitas de clientes mermaron y, sumado a la incertidumbre sobre la economía, las inversiones y ventas también se vieron reducidas.

—¿Cuál es la situación actual, con relación a lo que fue 2020, el año de la pandemia?

—En este análisis nos referimos a las edificaciones, puesto que la comercialización de terrenos tiene otra dinámica. Para entender el momento posterior a la pandemia, cabe dividir lo ocurrido en tres áreas. La primera es el mercado informal o autoconstrucción, que se ha reactivado respecto a 2020, debido a que su economía no depende del sistema financiero ni del Estado. Sin embargo, es pertinente aclarar que reactivación no significa crecimiento en relación con 2018. En general, la construcción venía decreciendo desde 2015. La segunda es la construcción de viviendas y edificaciones que dependen del sistema financiero. En este caso, la recuperación está siendo mucho más lenta, debido a que la banca está cerrando el ciclo del diferimiento, a la vez que está limitando los créditos de vivienda social a una tasa del 5,5%, sobre lo cual argumentan que es un porcentaje de interés que no les resulta atractivo. La tercera área son las obras públicas, que significan un gran aporte a la economía, y que por ahora aún no repuntan.

—Hablemos de Pentágono, la empresa que usted lidera. ¿Cuáles son los hitos y emprendimientos más importantes en su historia?

—La Constructora Pentágono lleva más de 20 años en la industria de la construcción y el diseño, brindando calidad de vida a miles de familias que han confiado en la empresa. También hemos trascendido fronteras, con desarrollos inmobiliarios de alto nivel en Chile. Nuestro portafolio de proyectos incluye condominios y desarrollos urbanos de cinco estrellas, de primer nivel, dado que entregamos conjuntos habitacionales completos e integrales. La calidad de las obras y condominios, la solidez de la empresa y el sentido de compromiso con nuestros clientes son la base de nuestra propuesta. En cuanto a los desarrollos inmobiliarios más representativos de Pentágono en Bolivia tenemos las urbanizaciones Versalles, Tacuara, La Pradera, La Fontana Family Club, Fontana Riviera 1 y 2. En Chile tenemos Versalles Chile y Altos de Rumie. Entre otros, estos proyectos reflejan años de trayectoria exitosa.

—¿Cuál es el desafío actual que encara Pentágono?

—Pentágono encara hoy en día su proyecto más ambicioso: Ciudad El Triunfo. Buscamos una forma responsable de apropiación del territorio y de hacer ciudad, que se enfoca en proteger el medio ambiente, desarrollar un nuevo estilo de vida y brindar oportunidades para la inversión. El proyecto de esta ciudad se construye bajo el concepto de estilo de vida SmartLife, que toma en cuenta los valores culturales, el arte, el deporte y el cuidado de la naturaleza como base para la identidad y desarrollo de las personas. Esto puede verse en detalle en los canales de Ciudad El Triunfo en las redes sociales. Se construirán alrededor de 6.000 viviendas y 1.200 sitios comerciales en 300 hectáreas urbanizadas, con más de 30 hectáreas de áreas verdes y parques. El conjunto incluye 12 urbanizaciones cerradas, rodeadas de espacios para servicios públicos, áreas comerciales, pavimento, servicios básico y zonas de equipamiento, tales como colegios, centro de salud, centros culturales y deportivos, iglesias y huertos urbanos.

Rubén Darío Ortiz Pereyra

Director ejecutivo y propietario de la Constructora Pentágono SRL

  • Es arquitecto de profesión, graduado de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra en 1995. En 1997 se convierte en socio propietario y gerente general de la Constructora Acrópolis, con la que encaró diferentes proyectos habitacionales en las zonas norte, sur, este y oeste de la ciudad de Santa Cruz.
  • A partir de 2001, inició como socio propietario y gerente general de la Constructora Pentágono, para continuar con la construcción de proyectos de desarrollo urbano como: Condominio Versalles, Tacuara, Colegio Cambridge, La Pradera, La Fontana – Family Club (Primera urbanización SmartLife en Bolivia), Fontana Riviera 1, Fontana Riviera 2 y Ciudad El Triunfo (Primera ciudad SmartLife en Bolivia).
  • Con la Corporación Pentágono salió de las fronteras, llevando el talento y éxito profesional boliviano a Chile, donde construyó Altos de Rumie y Versalles, proyectos inmobiliarios de alto impacto que fueron desarrollados en el vecino país, poniendo en alto el nombre de Bolivia como una empresa líder con profesionales de primer nivel.
  • En el tema de responsabilidad social, creó la fundación Smart Life, institución sin fines de lucro que apoya el arte y deporte de la región. Además de ello, preside la Fundación Filarmónica de Santa Cruz de la Sierra. 

Comparte y opina:

Shales con niveles récord en Argentina

La producción total de petróleo en Vaca Muerta alcanzó en mayo los 584.000 barriles por día, un crecimiento interanual del 14% respecto a 2021.

/ 24 de junio de 2022 / 10:53

El gobierno argentino informó que la producción de petróleo y gas shale alcanzó en mayo un nivel récord en ese país. Argentina intenta dejar atrás el déficit energético que afecta las cuentas públicas, gracias al potencial de las reservas que tiene en Vaca Muerta, uno de los reservorios de shales más grandes del mundo.

La producción de petróleo no convencional alcanzó 241.000 barriles aproximados por día, con un crecimiento interanual del 57%, mientras que la de shale gas fue de 76 millones de metros cúbicos aproximados por día, una suba interanual del 39%.

«Tenemos una actividad en permanente crecimiento, gracias al fuerte impulso que le dimos a Vaca Muerta», señaló a través de un comunicado el secretario de Energía, Darío Martínez. La formación es la segunda reserva mundial de gas no convencional y una de las mayores de petróleo.

El gobierno informó también que la producción total de petróleo alcanzó en mayo los 584.000 barriles por día, un crecimiento interanual del 14%, mientras que la de gas fue de 136 millones de metros cúbicos aproximados por día, un 12% más que el mismo mes del año pasado.

Comparte y opina:

Últimas Noticias