Energías & Negocios

Friday 5 Aug 2022 | Actualizado a 01:34 AM

El oro brilla y es la estrella de la minería boliviana actual

Ramiro Félix Villavicencio Niño de Guzmán: ‘En 2021 la producción aurífera fue de $us 2.626 millones, equivalente al 42% del aporte minero’

/ 5 de agosto de 2022 / 01:33

ENTREVISTA

La minería en Bolivia fluye por las venas del país y es parte fundamental de nuestra historia. Mientras el país se viene diversificando económicamente y caminamos hacia la industrialización, el sector minero sigue siendo una parte importantísima de la producción y la identidad nacional. El ministro de Minería, Ramiro Félix Villavicencio Niño de Guzmán, explica el presente y el porvenir inmediato del clúster extractivo.

—Ministro, ¿cómo ha cambiado su ritmo de vida la responsabilidad que ahora ejerce?

 —Definitivamente mi ritmo de vida ha cambiado, he disminuido el tiempo con mi familia porque el trabajo implica radicar en La Paz y estar en constante movimiento. El ritmo de trabajo es intenso a la par del presidente Luis Arce, y estamos haciendo todos los esfuerzos para retribuir esa confianza en una gestión con buenos resultados para la minería y metalurgia de Bolivia.

—¿Con cuánto contribuía la actividad minera al PIB boliviano en 2005 y con cuánto lo hace ahora?

—En 2005 la contribución del sector minero al PIB nacional fue de 4,6%. Esto fue incrementándose hasta llegar a un pico de 7,6% en 2009. En 2020, decayó hasta un 4,2% y hoy estamos en recuperación. En 2021 la cifra fue 5,4%. En todos los años, con la excepción de 2020, la participación del sector minero en el PIB nacional se incrementó respecto a 2005.

—¿Cómo estaba distribuida la actividad minera entre los departamentos en 2005 y cómo lo está ahora?

—En 2005 y en 2021, Potosí participa con un 43% de la actividad minera del país. Esa permanece constante. Sin embargo, La Paz pasó de un 22% a un 37%, Oruro bajó de un 29% a un 8%, en tanto que se incorporó Beni con un 9%, luego de no tener niveles de producción relevantes. Santa Cruz bajó de un 6% en 2005 al 1% en 2021. En 2021 se continúa con la explotación de zinc, estaño, oro y plata como los principales minerales, pero empieza a aparecer producción de cobre y minerales no metálicos como la ulexita, hierro, carbonato de litio, etc. Los tres principales productos del país en 2021 son el oro, el zinc y la plata, con un valor producido de $us 2.626 millones, $us 1.493 millones y $us 1.050 millones en 2021, respectivamente. En ese mismo orden, en 2005 los valores fueron $us 128 millones, $us 220 millones y $us 99 millones. En 2021 el sector minero tuvo una producción total valorada en $us 6.291 millones. Esto es diez veces más que los $us 631 millones de 2005. Como se puede evidenciar, el sector minero boliviano goza de buena salud, evidentemente con bastantes oportunidades y desafíos por delante.

—¿Qué ha cambiado y qué se mantiene igual en las dos últimas décadas en cuanto a los modos de la producción minera y la organización en general del sector minero en Bolivia?

—En 2005, debido a la privatización de las operaciones mineras no existía producción de empresas estatales. En 2021, la producción de estas empresas estatales alcanza al 7% del valor, las cooperativas incrementaron su participación, de un 45% a un 51%, y las privadas disminuyeron de un 55% a un 42%. En 2021 la producción minera estatal tuvo un valor de $us 468 millones, la privada fue de $us 2.640 millones y la de las cooperativas se ubicó en los $us 3.183 millones.

—¿Cómo afectó la pandemia al sector minero boliviano? ¿Qué cambios está dejando en el presente y hacia el futuro?

—Los últimos tres años antes de la crisis sanitaria se tenía un valor de producción que superaba los $us 4.000 millones, este nivel bajó a cerca de $us 3.000 millones en 2020, lo que significa una disminución del 28% respecto al año anterior, como consecuencia de las medidas de restricción adoptadas por el Gobierno. La interrupción de los canales de comercialización en el contexto internacional también tuvo sus efectos negativos para la minería nacional, además de la paralización de proyectos de alto impacto como el Mutún, Colquiri y Huanuni.

—¿Cómo están afectando al sector minero las nuevas tecnologías de telecomunicación e información, la inteligencia artificial y otras tendencias?

—Como Gobierno apuntamos a la incorporación de tecnologías de alto impacto en todo el proceso de la cadena productiva minera. El uso de nuevas tecnologías nos permite mejorar la productividad y por consiguiente trabajar de manera más eficiente y amigable con el medio ambiente, generando a su vez mayores ingresos para nuestro país. El camino es largo, pero estamos encaminando a que todos los grandes proyectos que estamos realizando estén utilizando las últimas tecnologías. Como Estado también hemos dado el primer paso para la explotación minerales tecnológicos, con la creación del Viceministerio de Minerales Tecnológicos y Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico. Como país tenemos un gran potencial y la idea es industrializar, no solo extraer y comercializar, sino producir los insumos para la fabricación de aparatos electrónicos, autos eléctricos, celulares y otros.

—¿Cuál es el potencial que tiene Bolivia en cuanto a los minerales tecnológicos?

—Bolivia es un país minero por excelencia y cuenta con una amplia gama de ambientes geológicos, los cuales dan como resultado una variedad de depósitos minerales. En el caso de los minerales tecnológicos en Bolivia, se han identificado depósitos de indio, galio, tantalio, níquel y tierras raras, tanto en el occidente como en el oriente. Algunos de ellos cuentan con una cuantificación de sus recursos, como es el caso de Mallku Khota. En otros casos aún falta realizar estudios para determinar el potencial de los mismos. Por ejemplo, en Rincón del Tigre o Manomó, en el departamento de Santa Cruz.

—¿Cuál es la estrategia para desarrollar la producción de minerales tecnológicos en Bolivia?

 —La estrategia delineada para el desarrollo y producción de minerales tecnológicos contempla la elaboración de un “Plan de Desarrollo de los Minerales Tecnológicos de Bolivia”, el cual incluye las directrices para el desarrollo de estos recursos, estudios de mercado y financiamiento. Debemos generar condiciones para el desarrollo de proyectos de prospección y exploración de los minerales tecnológicos. Debe considerarse, además, temas de investigación y desarrollo, implementación de laboratorios especializados, convenios con universidades nacionales e internacionales, para la capacitación de recursos humanos, geólogos, metalurgistas y especialistas en minería. Es decir, hay que generar los recursos humanos especializados en la exploración, explotación y producción de este tipo de materiales.

—¿Cómo funcionará y cuál es el aporte esperado de la refinería de zinc? ¿Qué capacidad tiene? ¿Cuándo entrará en operación y cuándo se espera que alcance su nivel óptimo de producción? ¿Cuáles serán los principales productos y subproductos de esta instalación?

—El objetivo de la construcción de la refinadora de zinc es avanzar hacia la industrialización, dando valor agregado a los recursos que explotamos. Se trata de recepcionar esos concentrados de zinc que hoy producimos y a través de la refinación recuperar todos los elementos que hoy estamos perdiendo. La industrialización es una de las políticas fundamentales del Gobierno encabezado por el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce. Este proyecto de la refinería de zinc está fundamentado en la alta capacidad que tiene Bolivia de producir concentrados de este metal. Con la refinería se podrá recuperar subproductos como el estaño, plata, plomo, cobre y metales estratégicos como el indio, galio, germanio. Su capacidad será de 150.000 toneladas anuales de tratamiento de concentrados de zinc, de los que se obtendrán 55.000 toneladas de zinc metálico. Se espera que entre en operaciones a finales de 2023 y llegue a su capacidad óptima instalada a mediados de 2024.

—¿Cuánto de inversión total demandará la refinería de zinc? ¿Cuánto se invertirá en 2022?

—La primera refinería de zinc del país se instalará en Oruro con una inversión de $us 350 millones y estará concluida en 2024. El proyecto ya se encuentra en etapa de gestión de financiamiento ante el Gobierno de la República Popular de China. Para 2022 esperamos realizar una inversión de $us 70 millones.

—¿Cuáles son las principales inversiones en el sector minero en 2022?

—Los principales proyectos son: la Planta Siderúrgica del Mutún, con una inversión total de Bs 3.801 millones; la construcción de la nueva Planta Concentradora de 2.000 TPD de la Empresa Minera Colquiri, con una inversión total de Bs 544 millones; en la Empresa Minera Huanuni, los proyectos de desarrollo, preparación y mecanización de labores mineras, con una inversión total de Bs 378 millones; y, también en Huanuni, el equipamiento y maquinaria (renovación), con una inversión total de Bs 117 millones. Además, la planta Lucianita de 3.000 TPD incrementará la producción de la Empresa Minera Huanuni.

—¿Cuál sería su recomendación para los jóvenes que se están formando en ingeniería metalúrgica y otras carreras que son propias del sector minero en Bolivia?

—La minería en Bolivia es uno de los pilares fundamentales de la economía. Nosotros apuntamos a tener una minería tecnológica y eso va a la par de la especialización de los profesionales que trabajan a lo largo de todo el proceso: ingenieros, geólogos, metalúrgicos, minas, control del proceso, ambientalistas y otros. Todos tienen que pasar por procesos de especialización para generar ciencia y tecnología.

—¿Cuáles son los principales desafíos del sector minero boliviano en el corto plazo?

—Como Estado hemos retomado el Modelo Económico Social Comunitario Productivo y enmarcados en el Plan de Desarrollo Económico Social, estamos trabajando en la industrialización de nuestras materias primas, es un aspecto fundamental de las políticas del Gobierno encabezado por Luis Arce. También está en etapa de tratamiento, en la Asamblea Legislativa Plurinacional, la Ley del Oro de Producción Nacional, que permitirá al Estado adquirir todo el metal dorado que se produce en Bolivia a través de una empresa comercializadora nacional, para que esto vaya a las reservas de nuestro Banco Central. Por otra parte, estamos consolidando, a través del Gobierno de la hermana República Popular de China, el tema del financiamiento de $us 350 millones para la construcción de la refinadora de zinc de Oruro y también trabajaremos para la construcción de otra refinería de zinc en Potosí. Hasta mediados del próximo año estará concluida la planta concentradora de 2.000 toneladas por día de Colquiri. Una vez esté en funcionamiento, incrementará la producción de estaño de 4.012 Toneladas Métricas Finas (TMF) a 6.177 TMF anuales. En el caso del zinc, incrementará de un volumen de 17.510 TMF anuales a 26.940 TMF. La planta de la Empresa Siderúrgica del Mutún estará concluida a finales de 2023. Por otra parte, se está trabajando en la prospección y exploración en la búsqueda de nuevos yacimientos, tanto de minerales tradicionales, como los denominados tecnológicos. En Potosí: Sector Todos Santos, Cerro Santo Tullu, Distrito Malmisa-San Fernando. En La Paz: Proyecto Caracoles, Madre de Dios, Proyecto Río Beni, yacimientos cupríferos en Corocoro. En Oruro: Negrillos-Paco Khollu, Japo Morococala, Villa Huanuni, Poopó. En Chuquisaca: Yesos Río Huapi, Prospección Geológica Minera Icla. En Santa Cruz: Rincón del Tigre Tierras Raras, Complejo Pegmatítico Los Patos, Cerro Rojo, Alcalina de Velasco, Complejo Pegmatítico La Bella. En Pando: el río Madre de Dios. Destacamos el proyecto de exploración geológica Mesa de Plata- Machu Socavón en Potosí, por parte de la Comibol, con una inversión de Bs 10,5 millones en 2022 y que proyecta duplicar la inversión en las próximas gestiones.

Ramiro Félix Villavicencio Niño de Guzmán

Ministro de Minería y Metalurguia.

  • Es ingeniero metalúrgico por la Facultad Nacional de Ingeniería. Realizó un posgrado de especialización sobre Economía Minera, en la Universidad Técnica de Oruro. Hizo un posgrado en Eficiencia Industrial y Gestión Ambiental Cámara de Industrias Oruro.
  • Obtuvo una beca de estudios en el Reino de Suecia. Tiene un diplomado en Eficiencia Industrial y Sistemas de Gestión Ambiental, otorgado por la Universidad Privada Boliviana.
  • Realizó un magíster en Administración de Empresas en la Universidad Católica de Bolivia y en la Universidad Técnica Oruro.
  • Actualmente es Ministro de Minería y Metalurgia.
  • Fue gerente general Empresa Metalúrgica Vinto (2009- 2019), donde realizó el Proyecto de Construcción y Montaje de una Planta de Fundición y Refinación de Concentrado de Zinc. Trabajó como ingeniero metalúrgico en la Minera San Cristóbal S.A.
  • (2006-2009). Fue jefe del Departamento de Ingeniería y Proyectos, en el Complejo Metalúrgico Vinto S.A. Oruro (2002–2006). Fue jefe de Área de Refinación y Subproductos Allied Deals Estaño Vinto S.A. (2000-2002).
  • Trabajó en la Empresa Metalúrgica Vinto Oruro como jefe de Departamento Fundición Baja Ley (1995-2000). Fue subjefe de Departamento Fundición Baja Ley en la Empresa Metalúrgica Vinto Oruro (1995). Trabajó en la Empresa Metalúrgica Vinto Oruro como ingeniero de turno (1989-1992).

Temas Relacionados

Comparte y opina:

VENTAS DE POTASIO MARCAN RÉCORD

Las ventas de potasio bolivianas suben como resultado del incremento en la producción y los buenos precios internacionales.

/ 1 de agosto de 2022 / 01:32

El valor de las exportaciones de cloruro de potasio entre enero y mayo de este año superó las ventas externas registradas en todo 2021. Al quinto mes de 2022 llegó a los $us 12,4 millones y la gestión pasada alcanzó a los $us 9,6 millones.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), extraídos por La Razón, a mayo de este año, el país exportó 24.151,3 toneladas (t), mientras que en toda la gestión 2021 llegó a 32.525,2 t. El factor precio influyó en el valor exportado.

A mayo, las ventas externas del fertilizante tuvieron como destino a los mercados de Brasil, Chile y Perú, siendo el gigante de Sudamérica el mayor demandante del cloruro de potasio.

El mercado de Brasil demandó el 66,2% del total del volumen del cloruro de potasio, lo que representó el 72,3% de las ventas. Mientras, el de Chile, el 33,1% de la cantidad del fertilizante, un 26,7% del valor de exportaciones.

Comparte y opina:

EL GAS DOMICILIARIO BENEFICIA A MILLONES

A partir de la nacionalización de los hidrocarburos se intensificó las labores para que el gas llegue a los bolivianos y desde entonces se pasó de 28.021 conexiones a más de 1 millón en la actualidad.

/ 1 de agosto de 2022 / 01:24

Más de 5,4 millones de ciudadanos bolivianos se benefician del servicio de gas a domicilio que instala gratuitamente Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

De acuerdo con el Decreto Supremo 1996, del 15 de mayo de 2014, la instalación del servicio es gratuita hasta los 22 metros; si supera esa longitud, las empresas instaladoras realizan un cobro por metro adicional que paga el propietario del domicilio.

“El gas a domicilio es el proyecto estrella del Gobierno nacional. Permite a los usuarios mejorar su calidad de vida y a las familias ahorrar por el consumo de este recurso, antes gastaban un promedio de dos garrafas por mes equivalente a Bs 45, ahora pagan entre Bs 8 y 10, dependiendo de su consumo”, refiere la estatal petrolera.

A partir de la nacionalización de los hidrocarburos, en mayo de 2006, se intensificó las labores para que el gas llegue a los bolivianos y desde entonces se pasó de 28.021 conexiones a más de 1 millón en 2021.

La Paz lidera el número de conexiones con 25.057; le sigue Santa Cruz, con 14.057; y, en tercer lugar está Cochabamba, con 15.308. Siguen Potosí, con 5.616; Chuquisaca, con 5.291; Oruro, con 3.308; Beni, con 1.024; Pando, con 314; y Tarija, con 180. La suma hace un total de 70.155 en 2021.

Comparte y opina:

El metaverso, aliado energético

El metaverso nos permitirá administrar el flujo de energía de nuestra casa y el ecosistema de dispositivos que faciliten interactuar con la red, con nuestros vecinos, optimizar el suministro y ayudarnos a disminuir la factura.

/ 1 de agosto de 2022 / 01:17

El futuro está a punto de ocurrir. El banco de inversión JP Morgan estima que el metaverso puede generar unos ingresos anuales de un billón de dólares. Cifras inmensas, dudas infinitas. ¿Qué leyes regirán los otros billones, de datos, que utilizará este ecosistema virtual?

Todo es tan nuevo que es el momento para que el ser humano levante las fronteras morales en su uso. Mientras llegan estas consideraciones, la tecnología avanza con el paso firme de un hombre alto. Es necesario sortear algunos obstáculos. “El metaverso no es una fuente de generación de energía, sino de ahorro”, defiende Michael Philippart, profesor de Transformación Digital de la escuela de negocios francesa EDHEC. La movilidad física es reemplazada por la virtual, con un realismo inimaginable hace escasos años. Desde luego, lo energético produce un eco en el espacio sostenible. Ahí el horizonte digital puede cambiar muchas cosas. Las consultas con expertos (médicos, abogados, contables, educadores) se efectuarán en un entorno de realidad virtual o mixta. Microsoft ya está invirtiendo en tecnologías que combinan las herramientas de productividad de Teams con las nuevas capacidades de la realidad digital. Este universo exige el uso de grandes centros de datos, que consumen enormes cantidades de energía. “El metaverso obliga a buscar su descarbonización”, avanza el tecnólogo Enrique Dans. Pero las grandes tecnológicas ya están resolviendo este problema empleando, sobre todo, energía solar. “Es la forma de alinear sus intereses económicos con la sostenibilidad”, observa Esteve Almirall, profesor del Departamento de Operaciones, Innovación y Data Sciences de Esade.

Formación de personal

Quizá sea cierto: la clave energética es el ahorro. La transacción de una criptomoneda como Ethereum consume un 60% más de energía que 100.000 tarjetas de crédito. Y el intercambio de un solo NFT (una especie de JPG certificado por tecnología blockchain) genera 48 kilos de dióxido de carbono, el equivalente a quemar 18 litros de diésel. Por eso, el metaverso no es una fuente de energía, sino de ahorro. “Esta tecnología se puede utilizar para formar trabajadores, por ejemplo, en el sector energético, como está haciendo Iberdrola con sus técnicos en el mantenimiento de turbinas eléctricas”, narra Diego Borro, investigador principal del CEIT (Centro Tecnológico) de la Universidad de Navarra. Y añade: “Los errores aquí carecen de consecuencias e incluso se simula la sensación de estar en espacios altos y cerrados”. Además, la eléctrica española —a través de su filial Avangrid Renewables— está empezando a adiestrar en Estados Unidos (tiene 60 instalaciones eólicas) a sus especialistas en renovables a través del metaverso.

Sin demora, el metaverso viaja como un tren sobre traviesas de madera. Aún tiene que ajustar el desplazamiento. Pero se apea en los hogares. “Nos permitirá entender de qué manera será el flujo de energía de nuestra casa, cuando además de los paneles solares fotovoltaicos tengamos un ecosistema de dispositivos que faciliten interactuar con la red, con nuestros vecinos, optimizar el suministro y ayudarnos a gestionar la factura”, desgrana Marta Sánchez, socia responsable de estrategia y consultoría para el sector energético de EY. Esta tecnología conlleva la promesa de una sustancial rebaja en las emisiones de carbono al sustituir los bienes físicos por virtuales. Y los gemelos digitales —réplica virtual de un producto— ayudarán (se calcula que el mercado crecerá hasta los 82.300 millones de euros en 2025) con su reflejo a optimizar el espacio físico. El comercio mundial de vaqueros absorbe 4,7 millones de metros cúbicos de agua y emite a la atmósfera 16 millones de toneladas de CO2. Si los consumidores utilizan avatares digitales, el ahorro en agua y gases sería enorme. Gucci y su lujo ya han entrado en el paisaje del metaverso. “Hoy en día, un viaje de compras para seleccionar un vestido en una boutique de marca en el centro de la ciudad puede reemplazarse por una experiencia de compra virtual, probarse diferentes prendas y enviarlas a casa”, resume Michael Philippart. El lujo pierde ese carácter de experiencia casi mística y gana el medio ambiente. La sofisticación es continua. La firma Emotivo está desarrollando auriculares que captan emociones: atención, aburrimiento, interés.

Y, sin embargo, se mueve: “Eppur si muove”, en palabras de Galileo. En vez del astrónomo italiano, tenemos al consejero delegado de Meta, Mark Zuckerberg, y todas las críticas que arrastra al igual que la estela de un cometa. La relación entre metaverso y movilidad resulta intensa y ya se ha acuñado el término metamovilidad. Porque lo que no tiene nombre jamás existe. “Prevé un futuro interactivo en el que diversos dispositivos robóticos operan con los humanos para ofrecer una amplia gama de servicios de movilidad”, augura Gregorio Serrano, senior advisor de movilidad sostenible, segura y conectada de EY. Debe ser que los androides sí sueñan con ovejas mecánicas. El concepto irá transformándose a lo largo de la década.

Previsiones a medio plazo

“La evolución a medio plazo incluirá la producción, prueba de maquetas de vehículos o de nuevas líneas de fabricación de automóviles que podrán testarse en el metaverso antes de llegar al mundo real”, argumenta el experto. La compañía Hyundai ya ha creado su plataforma virtual (ZEPETO) para comprobar sus vehículos virtualmente. El nuevo mundo de Zuckerberg cambiará el transporte. “Podrán probarse algoritmos, por ejemplo, de conducción autónoma”, analiza Diego Borro. Y estas sofisticadas matemáticas tendrán su espacio en la seguridad del transporte público, la economía colaborativa (car-­sharing, bicicletas compartidas, e-scooter) o la gestión del tráfico y sus incidencias. Seat está trabajando —adelanta un portavoz— en la idea de que Metahype (una plataforma colaborativa virtual) les ayude junto a las universidades a diseñar coches. Todo requiere ingentes cantidades de datos. Habrá que regularlos. “Porque el metaverso traerá muchas sorpresas, cambiará la forma en la que hacemos negocios y cómo nos relacionamos, derribará barreras sociales y construirá otras, que hoy ni existen, y modificará el mundo que conocemos”, anticipa Miguel Ángel González Doval, chief digital officer de Cepsa. “Tenemos la responsabilidad, como seres humanos, de que esta [tecnología] sea lo más humana, inclusiva, ética y sostenible posible. Debemos construir un mundo mejor para nuestros hijos”. Estamos obligados.

Comparte y opina:

Empresa Siderúrgica del Mutún: hacia la industrialización del hierro

Jorge Alvarado Rivas: "La construcción de la Planta Siderúrgica del Mutún representa $us 546 millones de inversión".

El recurso de hierro en el mutún es de 40.000 millones de toneladas

/ 29 de julio de 2022 / 03:15

ENTREVISTA

El viejo anhelo del Mutún va dejando de pertenecer a la esfera de los enunciados desiderativos y poco a poco comienza a ser una realidad. Con $us 546 millones de inversión, la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) avanza en su consolidación y con ello también el país se mueve en el camino de la industrialización. El presidente de la ESM, Jorge Alvarado Rivas, explica en detalle la situación del emprendimiento, que a la fecha tiene una ejecución física del 58% y un 56% de ejecución presupuestaria.

—¿Cuánto personal tiene desplegado Sinosteel para la construcción de la planta siderúrgica?

—La empresa contratista Sinosteel tiene aproximadamente 400 personas desplegadas en la obra entre chinos y bolivianos. Sin embargo, si se toma en cuenta a la supervisora que es CISDI y al personal involucrado en el proyecto en sus casas matrices, son más de 500.

—¿Hay otras empresas subcontratistas nacionales trabajando en la planta siderúrgica?

—Sí, por ejemplo, la empresa IPE que presta servicios de consultoría.

—¿Cuánto de inversión demandará en total la planta siderúrgica y cuánto se tiene ejecutado hasta la fecha?

—La construcción de la Planta Siderúrgica del Mutún representa $us 546 millones de inversión, destinados a la construcción de siete plantas: concentración, peletización, reducción directa del acero, acería, laminación, central eléctrica y plantas auxiliares.

A la fecha se tiene una ejecución del 58% de ejecución física y 56% de ejecución presupuestaria.

Foto. ESM

—Cuando la planta entre en operación, ¿con cuánto de capacidad empezará? ¿Cuál es su capacidad óptima y cuándo alcanzará ese nivel de producción?

—Producirá en una primera etapa 200.000 toneladas/año de laminados no planos livianos (barras de construcción de fierro corrugado y liso), para cubrir el 50% la demanda de acero de construcción en el país. La misma será culminada en 2023, periodo que contempla el diseño, la construcción, el montaje y la puesta en marcha de la Planta Siderúrgica Integrada. La etapa de operación empezará el año 2024.

—¿Cuáles son las características de los principales productos que generará la planta siderúrgica?

—Fierro corrugado de diferentes diámetros desde 6 milímetros hasta 32 y alambrón. El primero sirve para la construcción y el segundo también, pero para pequeñas industrias como materia prima (para alambre, clavos, tornillos, tuercas).

—¿Cómo se resolverá el abastecimiento de gas? ¿Se ut ilizará el tendido actualmente existente al Brasil? Existe un tramo de 17 kilómetros para llegar con el gasoducto hasta el lugar donde está la planta, ¿qué avance se tiene del mismo?

—Se tomará del gasoducto por el cual se envía gas al Brasil. Actualmente, se concluye el diseño final del proyecto y próximamente se iniciará su construcción que son de aproximadamente 10 kilómetros.

—¿Cuánto de gas consumirá la planta siderúrgica una vez esté en su nivel óptimo de producción?

—Consumirá 700.000 metros cúbicos por día.

—¿Cuánto de inversión está demandando el acueducto? ¿Cuáles son sus principales características técnicas? (Extensión, capacidad, maquinaria, etc.)

—El acueducto es el sistema de suministro de agua para satisfacer la demanda de este líquido elemento de la Planta Siderúrgica Integral del Mutún para la producción de acero, así como la del consumo humano. Tendrá una longitud de 118 kilómetros y transportará agua con un caudal de 380 metros cúbicos/ hora. Además, contará con dos estaciones de bombeo. Las tuberías son de 12 metros de largo cuyos diámetros son de 17 y 13 pulgadas. Para la construcción completa del acueducto, se necesitarán más de 9.000 tuberías. La toma del agua se realizará del río Paraguay, desde Puerto Busch, conforme a un estudio hidráulico que determinó que la calidad y el caudal del flujo del agua son los requeridos. Su conducción y suministro se realizará tomando en cuenta aspectos técnicos y ambientales.

—¿Cómo se tiene prevista la logística para llegar con la producción de la planta siderúrgica a los mercados?

—La logística de distribución del producto terminado será por carretera, que se entiende que será transportado en camiones, y también por tren en una primera etapa hacia el interior del país.

—¿Cuánto de recursos de hierro se estima que existe en el Mutún y cuánto se tiene cuantificado actualmente como reservas?

—Se estima que el recurso de hierro en el Mutún es de 40.000 millones de toneladas.

—Una vez que la planta esté funcionando a su nivel óptimo, ¿cuánto de ingreso económico se estima que generará para el país?

—Una vez funcionando la planta generará ingresos de $us 172 millones anuales y utilidades netas anuales de $us 73 millones. También tendrá un impacto en la creación de nuevas industrias (fábricas de clavos, tornillos, pernos, mallas, alambres y otros). Además, en su etapa de operación generará 2.400 empleos; 600 directos y 1.800 indirectos.

—¿Qué otros equipos importantes llegarán?

—Próximamente llegarán motores de procedencia alemana. Son diez motores alemanes de marca MAN que arribarán por la hidrovía Paraguay- Paraná hacia el puerto boliviano Jennefer; de esta manera la Planta Siderúrgica del Mutún dispondrá de su propia central eléctrica para abastecer con energía a todo el complejo siderúrgico. La producción será de 108 megabytes. Asimismo, llegarán diez generadores de España. Éstos partieron el 6 de junio y se espera que estén en el puerto de Iquique en Chile para agosto y en la Planta Siderúrgica del Mutún, para septiembre.

—¿Cómo están las exportaciones y regalías?

—El año pasado se exportó alrededor de 90.000 toneladas de hierro, y se recibió un ingreso cerca a los Bs 12 millones en todo el año; ahora en el primer cuatrimestre de este año se logró vender la misma cantidad, pero con ingresos mayores, cerca de Bs 18 millones; es decir, casi el doble de lo que se tuvo el año pasado. En cuanto a regalías, para este primer semestre, producto de la comercialización del mineral, la ESM pagó Bs 5.786.084 por regalías, monto superior al registrado en la gestión 2021 que alcanzó los Bs 2.800.000.

Jorge Alvarado Rivas

Presidente de la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM)

  • Es ingeniero geólogo petrolero, tiene un magíster en Geología Aplicada y otro en Geología del Petróleo. Además, tiene el grado de doctor (Ph.D.) en Geología del Petróleo.
  • En cuanto a su experiencia como profesional ejerció cargos como: ingeniero geólogo en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), jefe del Departamento de Hidrogeología del Ministerio del Ambiente de Venezuela, director del Departamento de Hidrogeología del Servicio Nacional de Geología y Minería de Bolivia, gerente general del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Cochabamba,
  • Bolivia, presidente ejecutivo de YPFB, presidente de la Empresa Misicuni. Director del Directorio de Semapa en representación del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, director del Directorio de YPFB en representación del Ministerio de Hidrocarburos y Energía, y presidente ejecutivo de la Empresa Siderúrgica del Mutún.
  • Respecto a su producción científica, tiene más de 100 trabajos de investigación en las áreas de hidrocarburos, aguas subterráneas, aguas termales, hidrología isotópica, geología ambiental, contaminación ambiental y de recursos hídricos, publicados en español, inglés, ruso y alemán.
  • Gracias a su experiencia fue profesor de diferentes asignaturas en pregrado y posgrado de diferentes institutos y universidades de Venezuela y Bolivia.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Europa enfrenta escenarios catastróficos sin el gas ruso

La situación es especialmente preocupante para los países del este de Europa, ya que carecen de infraestructura de regasificación y de alternativas para reemplazar los envíos rusos.

/ 22 de julio de 2022 / 16:44

La Comisión Europea piensa que Rusia no reanudará los flujos de gas natural por el Nord Stream este 21 de julio, tras las labores de mantenimiento, y se prepara para un corte más prolongado de suministro. Así lo señaló el comisionado de Presupuesto, Johannes Hahn, durante una rueda de prensa este martes, aumentando el miedo por una posible crisis energética a nivel regional. En este contexto, el precio del gas de referencia europeo se llegó a disparar por encima de los 164 euros por mwh durante la sesión de hoy, y ahora se mantiene por encima de los 159 euros por mwh. No obstante, fuentes de la agencia Reuters afirman que el flujo de combustible por esta vía ya se estaría reanudando y que, después del jueves, las exportaciones continuarían, aunque a capacidad reducida.

“No esperamos que regrese. Estamos trabajando bajo el supuesto de que no volverá a funcionar y en ese caso, se deben tomar ciertas medidas adicionales”, ha señalado Hahn. Los miedos de Bruselas se alinean con una advertencia lanzada la semana pasada por el gigante ruso Gazprom, que indicó que en caso de “circunstancias extraordinarias” no podría garantizar el suministro a sus clientes europeos.

El Nord Stream, que es la principal arteria del gas ruso hacia Europa, cerró el 11 de julio por un mantenimiento anual que se espera que dure diez días. Los líderes de occidente, no obstante, temen que Moscú prolongue el cierre, posiblemente de forma permanente. Rusia ya ha recortado los envíos en más de un 40% desde el mes pasado, atribuyendo retrasos en la devolución de piezas claves para su funcionamiento que se encontraban en el extranjero. En este sentido, Moscú argumenta que las sanciones económicas por su invasión a Ucrania han demorado estos procesos.

Temor por el invierno

Por el momento, los depósitos de gas natural de la Unión Europea (UE) se encuentran llenos al 64%, aunque Bruselas pide que se alcance un 80% antes del invierno. El nivel solicitado equivale a cerca de un mes de suministro para el sistema, sin contar el posible ingreso desde otras fuentes como el GNL que llega por vía marina. España y Francia tienen sus reservas al 74,6% y al 71,6%, respectivamente, mientras que Alemania e Italia al 65% y 67,8%.

La situación es especialmente preocupante para los países del este de Europa, ya que carecen de infraestructura de regasificación y de alternativas para reemplazar los envíos rusos. Entre ellos, Austria tiene sus reservas llenas al 49% y Hungría al 46,4%, mientras que países como Croacia y Bulgaria tan solo llegan al 43% y 40%, respectivamente. En este contexto, la comisionada de energía de la Unión Europea, Kadri Simson, ha confirmado que el bloque está trabajando para consolidar acuerdos energéticos con proveedores como Azerbaiyán.

Peligro económico

La interrupción del suministro de gas ruso a la UE podría tener un impacto catastrófico en la industria e incluso ocasionar apagones en los países más dependientes. En Alemania, por ejemplo, la escasez de suministros ha llevado a la importante empresa de servicios públicos Uniper a pedir un rescate del Gobierno. Bruselas, además, está considerando un conjunto de recomendaciones para los estados miembros, incluidas reducciones voluntarias en el uso de calefacción y refrigeración y algunas medidas basadas en el mercado.

El cierre total y prolongado del flujo de gas ruso hacia la UE tendría un efecto desigual entre los países del bloque, que podría llegar a suponer hasta seis puntos del PIB en el caso de las economías del centro y este de Europa, más dependientes del suministro procedente de Rusia, mientras que en el caso de España el impacto rondaría el punto porcentual, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Durante un corte total prolongado del gas ruso, los países más vulnerables de Europa central y oriental podrían enfrentar una escasez total de gas y sufrir pérdidas del PIB de hasta un 6%”, advierte el FMI en referencia a países como Hungría, Eslovaquia o República Checa.

Asimismo, el informe del FMI advierte de que el impacto sobre las economías de Austria, Alemania e Italia “también sería significativo”, al restar alrededor de un 3% al PIB, aunque subraya que dependería de la respuesta política y la naturaleza exacta de los cuellos de botella restantes y otras fricciones en el momento de producirse el cierre y, en consecuencia, la capacidad de ajuste del mercado.

En el caso de países como España, Francia o Portugal el efecto adverso del cierre del grifo del gas ruso sería mucho más limitado, con un impacto negativo estimado de alrededor de un punto porcentual.

“Reino Unido, Irlanda, España, Portugal, Suecia y Dinamarca, con poca dependencia del gas ruso, podrían adaptarse a tal interrupción del suministro”, sostiene el FMI, añadiendo que, dada su baja capacidad de almacenamiento, cualquier acumulación o reducción de inventario en estos países tendría poco impacto en el resto de Europa.

No obstante, los autores señalan que estos impactos estimados podrían mitigarse, asegurando suministros y fuentes de energía alternativas, aliviando los cuellos de botella de las infraestructuras, fomentando el ahorro de energía, mientras se protege a los hogares vulnerables, y ampliando los acuerdos de solidaridad para compartir el gas entre países.

Comparte y opina: