domingo 20 sep 2020 | Actualizado a 07:48

Beirut: una ciudad de pesadilla

Desaparición. La devastadora explosión del puerto ocurrida el 4 de agosto y su efecto expansivo han dejado secuelas que los beirutíes difícilmente olvidarán

/ 17 de agosto de 2020 / 07:12

La devastadora explosión del puerto ocurrida el 4 de agosto y su efecto expansivo han dejado secuelas que los beirutíes difícilmente olvidarán

Por AFP

Tania no puede quedarse sola en una habitación. Durante varios días, Carla creía que estaba empezando la guerra. El trauma sigue muy vivo en los beirutíes después de las explosiones en el puerto, confrontados en su día a día al espectáculo de en una ciudad siniestrada.

 En un Líbano castigado por varias décadas de atentados y de guerras —la última, en 2006—, la explosión del 4 de agosto, que causó al menos 171 muertos y más de 6.000 heridos, sacudió la capital y reavivó en muchos heridas del pasado.

Con los primeros estruendos, Carla salió al balcón de su casa, en el barrio de Geitaoui, golpeado de lleno. Todos los cristales de su casa saltaron en pedazos a causa de la deflagración. «Creía que era un bombardeo aéreo. Asocié el ruido con el que recordaba de la guerra de 2006», cuenta.

Carla fue corriendo hacia el hueco de la escalera. Su vecina, una mujer anciana, abrió tranquilamente la puerta de su casa para sacar los cristales que había barrido.

«Un reflejo que viene de la guerra. Cuando algo se rompe, lo barremos», explica la publicista de 28 años. Más de una semana después, sigue quedándose en casa de sus padres, incapaz de volver a su apartamento. Por las noches, no logra pegar ojo.

«Un coche pasa por la calle y yo creo que es el ruido de un avión», agrega. «Todo es un detonante (de los recuerdos) de 2006. Nunca me había dado cuenta de hasta qué punto la guerra me había marcado y me había traumatizado».

Fotogalería

infierno. La enorme explosión dejó un cráter de 43 metros de profundidad. Foto: AFP

Foto: AFP

Cientos de miles de personas en la capital libanesa se quedaron sin hogar. Foto: AFP

. La gente salió a las calles contra la clase política, acusada de negligencia. Foto: AFP

Los rescatistas lucharon por varios días para hallar sobrevivientes. Foto: AFP

Puerta a puerta

En el barrio devastado de Karantina, desde cuyos balcones se ven las desoladoras ruinas del puerto, los equipos de Médicos del Mundo efectúan una misión de puerta a puerta para ofrecer apoyo psicológico. Pero a la gente le cuesta abrirse, expresar lo que siente. Han pasado unos días, y ya hay quien empieza a soltarse.

«Hablan y te dicen que eso les permite sentirse mejor, evacuar la  ira», explica Noelle Jouane, directora del programa de salud mental de la organización no gubernamental. Las secuelas psicológicas de la apocalíptica explosión son bastante visibles.

A la entrada del barrio de Mar Mikhaël, arrasado, los martillazos de un obrero contra una placa de hierro provocan que un señor mayor se sobresalte. Esconde su cabeza entre los hombros y se inclina, con dificultad, sobre el capó de su vehículo. «No es nada», lo tranquiliza un peatón.

Más tarde, circula el rumor de que se ha declarado un incendio en el puerto. Un movimiento de pánico se apodera de los habitantes y de las personas afanadas en retirar escombros. Algunos se ponen a correr. La gente se avisa entre sí: hay que irse de allí. Al final, no es nada grave.

«No olvidemos que (…) en Líbano toda la sociedad vivía ya bajo presiones psicológicas», subraya Rima Makki, directora de actividades de salud mental de Médicos Sin Fronteras, aludiendo al descalabro económico del país y a la pandemia del nuevo coronavirus. «Un incidente traumático de este alcance tendrá repercusiones evidentemente», considera.

Entre estas, se encuentra el pánico, el miedo o incluso una cierta desconexión con la realidad, todas ellas «reacciones normales ante acontecimientos anormales».

«Los dos primeros días, lloraba todo el tiempo», admite Tania, una contable de 32 años, madre de dos hijos, que se encontraba en el centro de la ciudad en el momento de la explosión. «Me decía: ‘¿Por qué lloras? Tu familia está segura, otros han muerto’. Es como si me sintiera culpable por haber sobrevivido», agrega.

Sus hematomas recuerdan lo que ocurrió pero ella guarda pocos recuerdos del instante de la catástrofe. Todavía le cuesta estar sola.  «Durante el día es más fácil pero por la noche no puedo. Le pido a alguien que se quede a mi lado». Cualquier ruido la asusta, y desconfía de las puertas y de las ventanas. «Cuando abro una ventana, tengo miedo de que me explote en la cara».

A Omar, artista visual, lo atormenta la idea de que se habría podido quedar desfigurado o de que habría podido morir si hubiera estado en su casa. «Los cuchillos de la cocina salieron volando, todos los cristales explotaron», explica el treintañero, que perdió a dos colegas en la explosión.

«No sé cómo puede superar uno algo como esto», complementa. «Uno sigue con su vida, pero lo hace de forma distinta».

Todos sabían del nitrato

La tragedia relanzó un movimiento de protesta desencadenado en el otoño de 2019 contra la clase política, acusada de corrupción e incompetencia, y ahora considerada directamente responsable de la explosión por su negligencia.

Todos sabían, incluso desde hace meses o años, de la presencia en un almacén del puerto de toneladas de nitrato de amonio desde hace seis años, según la confesión de dirigentes libaneses y fuentes de seguridad.

«Mamá, no quiero morir», gritó el hijo de Hiba, de seis años de edad, al ver la sangre en sus piernas. Al hijo de Hiba como a la mayoría de los niños de Beirut, las mortíferas detonaciones del puerto les dejarán importantes secuelas psicológicas.

UNICEF (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) aludió al «choque» y al «trauma» padecido por los más pequeños, y subrayó la necesidad de que se les atienda tras lo sucedido el 4 de agosto, que además dejó sin hogar a cientos de miles de personas, incluyendo 100.000 pequeños.

Hiba se encontraba con su hijo y su hija, una bebé de 16 días, en el salón de su apartamento, en un barrio central de Beirut, cuando la deflagración arrasó la capital.    «Tuve la impresión de que todo el cristal de la casa se abalanzaba sobre nosotros», recuerda la mujer, de 35 años.

Su hijo se quedó petrificado. «Cuando vio la sangre correr por sus piernas, estaba en shock. Empezó a gritar: ‘¡Mamá, no quiero morir!'», y se echó a sus brazos.

Tratando de recobrar la calma, Hiba intentó tranquilizarle. «Me contestó: ‘¿Esto qué vida es? ¿Coronavirus y una explosión?'», añade. «Imaginen, un niño de seis años que les plantea esta pregunta».

Su bebé perdió el conocimiento. Pasaron 20 minutos «antes de que empezara a moverse o a llorar», relata la madre que, a causa del shock, estuvo sin producir leche durante un tiempo. Ahora ya ha podido darle de nuevo el pecho, pero no produce suficiente leche y tiene que recurrir a la leche en polvo.

Hiba le ha prohibido a su hijo ver las noticias de lo ocurrido e intenta mantenerlo ocupado todo el tiempo con los juguetes de su habitación. Buscó consejos en internet sobre cómo hablarle de la forma más simple y sin traumatizarle. «Se sobresalta en cuanto oye un ruido. Yo paso mucho tiempo con él, por si necesitara hablar».

La enorme explosión en el puerto generó un cráter de 43 metros de profundidad. El Instituto Estadounidense de Geofísica (USGS) indicó que la intensidad fue la de un sismo de magnitud 3,3 en la escala de Richter. A título compartivo, la explosión en 1962 de una bomba atómica de 104 kilotones en el lugar de ensayos nucleares de «Sedan» en Nevada, dejó un cráter de cerca de 100 metros de profundidad.

Inflación galopante, escasez de divisas y rápida depreciación de la moneda, aumento de la pobreza, cortes en servicios básicos como el agua o la electricidad, manifestaciones antigubernamentales… Líbano se sumerge en el fondo de la crisis, y Beirut es una muestra clara de esto.

En otro tiempo, la capital libanesa ocupaba una posición especial en Oriente Medio, con sus prestigiosas universidades, sus médicos reputados, una vida nocturna animada y una escena cultural e intelectual chispeante, en una región notoriamente hostil a la libertad de expresión.

Hoy todo cambió, como cambió la vida de la madre de una niñita de tres años, que resultó herida y falleció por la explosión, y emocionó al país al declarar en televisión: «Quiero disculparme ante Alexandra, pues no hice que se fuera de Líbano», en crisis.

Washington pospone prohibición de descargar la aplicación Tik Tok hasta el 27 de septiembre

Esta decisión se tomó "a la luz de los recientes desarrollos positivos", según un comunicado de prensa emitido poco después de que Tik Tok, de propiedad china, confirmara un acuerdo propuesto

/ 19 de septiembre de 2020 / 23:20

Por AFP

El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció el sábado que pospondrá al menos hasta el 27 de septiembre la prohibición de descargar Tik Tok, una medida que debía entrar en vigencia el domingo.

Esta decisión se tomó «a la luz de los recientes desarrollos positivos», según un comunicado de prensa emitido poco después de que Tik Tok, de propiedad china, confirmara un acuerdo propuesto sobre la gestión de sus operaciones en Estados Unidos que involucra a Oracle como socio tecnológico y a Walmart como socio comercial.

(19/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Nadal se despide de Roma ante Schwartzman, Djokovic y Muguruza a ‘semis’

"No fue mi noche, para nada", admitió Nadal tras su derrota. "Voy a volver probablemente a casa y a ver qué pasa" en este "año especial e imprevisible", apuntó.

/ 19 de septiembre de 2020 / 19:52

El español Rafa Nadal

Por AFP

El español Rafael Nadal, número dos mundial, cayó este sábado en cuartos del Torneo de Roma ante el argentino Diego Schwartzman, 15º del ránking ATP, que se impuso por 6-2 y 7-5, mientras que Novak Djokovic (1º) y Garbiñe Muguruza (17ª) avanzaron a semifinales.

Nadal, que había renunciado a la reanudación del circuito masculino en Estados Unidos para preparar la gira de tierra batida, regresó esta semana a las pistas en la capital italiana tras seis meses de parón por la pandemia. Fue eliminado de un torneo que ha ganado nueve veces y en el que defendía el título.

Tras dos victorias contundentes ante Pablo Carreño (18º y reciente semifinalista en el Abierto de Estados Unidos) y Dusan Lajovic (25º), Nadal tropezó con un Schwartzman al que había vencido en sus nueve partidos anteriores.

«No fue mi noche, para nada», admitió Nadal tras su derrota. «Voy a volver probablemente a casa y a ver qué pasa» en este «año especial e imprevisible», apuntó.

El ‘Peque’ ofreció una demostración de recursos, movilidad y sangre fría ante el rey del polvo de ladrillo, que cometió más errores no forzados de los que acostumbra y no encontró soluciones ante un rival pletórico en defensa y ataque.

«Fue loco, el tenis es loco», declaró el argentino después del partido. «Hoy jugué el mejor tenis de mi vida (…) Estoy muy feliz», comentó, haciendo hincapié en que durante su carrera ha jugado varias veces contra los tres grandes campeones del tenis y nunca le había ganado a ninguno hasta hoy.

Schwartzman ha dicho que se dedicará a recuperar fuerzas y a permanecer concentrado para el próximo partido. El argentino jugará por un puesto en la final con el canadiense Denis Shapovalov (14º), que batió al búlgaro Grigor Dimitrov (22º) por 6-2, 3-6 y 6-2.

Antes, Djokovic sufrió para alcanzar las semifinales. El número uno de la ATP, que ganó al alemán Dominik Koepfer (97º) por 6-3, 4-6 y 6-3, se medirá el domingo con el noruego Casper Ruud, 34º.

De nuevo frustrado

El serbio, dos semanas después de su descalificación del US Open por golpear con la pelota a una jueza de línea, volvió a perder el control lanzando su raqueta luego de un juego de servicio perdido, o profiriendo algunos gritos de rabia en medio del silencio de la pista central del Foro Itálico.

A poco más de una semana para el inicio de Roland Garros, ‘Nole’ sigue en busca de su mejor juego sobre tierra batida, después de la gira por Estados Unidos sobre cemento.

Al conceder su servicio en cuatro ocasiones en total, precisó de más de dos horas para deshacerse del 97º del mundo, salido de las rondas previas.

Horas antes Ruud eliminó al último representante italiano en liza, Matteo Berrettini (8º) 4-6, 6-3, 7-6 (7/5). Ruud se convirtió en el primer tenista noruego en meterse en semifinales de un Masters 1000.

En el cuadro femenino, Muguruza se impuso en tres mangas (3-6, 6-3 y 6-4) a la bielorrusa Victoria Azarenka (14ª del ránking y reciente subcampeona del Abierto de Estados Unidos).

Ante Halep en semifinales

En semifinales, Muguruza se enfrentará a la número dos del mundo, la rumana Simona Halep, quien se benefició del abandono de la kazaja Yulia Putintseva (30ª) durante el segundo set de su cuarto de final.

La rumana, finalista en Roma en 2017 y 2018, dominaba con claridad el partido (6-2, 2-0) en 45 minutos de juego, cuando Putintseva, reciente cuartofinalista del US Open decidió retirarse.

Halep se apuntó así su 12ª victoria consecutiva, una serie que comenzó antes del parón de competiciones por el coronavirus, con el título en Dubái en febrero y prosiguió en la reanudación con su título en Praga en agosto y sus tres victorias en Roma esta semana.

La primera cabeza de serie eligió no participar en los torneos sobre superficie dura de Nueva York, para preparar mejor Roland Garros.

En la otra semifinal, la checa Karolina Pliskova (4ª), defensora del título y que superó 6-3, 3-6 y 6-0 a la belga Elise Mertens (20ª), se enfrentará a su compatriota Marketa Vondrousova (19ª), que sorprendió al vencer en cuartos a la ucraniana Elina Svitolina (6ª), por un contundente 6-3 y 6-0.

Comparte y opina:

Feministas de EEUU lloran muerte de Ginsburg y temen por su sucesión en la Suprema Corte

El presidente republicano Donald Trump, que tiene la atribución constitucional de nombrar a los jueces de la Suprema Corte, y a quien ya le tocó designar a dos magistrados

/ 19 de septiembre de 2020 / 18:55

Apenas se anunció su muerte a los 87 años el viernes, los grupos defensores de los derechos de las mujeres lloraron la pérdida de su ídolo

Por AFP y Charlotte Plantive

Antes de ingresar a la Suprema Corte de Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg ya era una defensora de la causa de las mujeres, pero su muerte amenaza uno de los principales logros feministas: el derecho al aborto.

Apenas se anunció su muerte a los 87 años el viernes, los grupos defensores de los derechos de las mujeres lloraron la pérdida de su ídolo, «un gigante de la ley» y «una fuente de inspiración para millones de mujeres», al tiempo que hicieron sonar las alarmas.
«Esta noche honramos su legado, pero mañana tendremos que luchar para preservar los ideales que defendió durante toda su vida», advirtió Alexis McGill Johnson, que preside la poderosa organización Planned Parenthood.

«Ruth Bader Ginsburg fue un ícono, una pionera, una heroína, una leyenda» y su ejemplo «debería inspirarnos en los difíciles días que se avecinan», dijo por su parte Shaunna Thomas, directora del grupo feminista UltraViolet.

¿Los motivos de tanta inquietud? El perfil de quien la suceda.

El presidente republicano Donald Trump, que tiene la atribución constitucional de nombrar a los jueces de la Suprema Corte, y a quien ya le tocó designar a dos magistrados, dijo este sábado que recurrirá a esa potestad «sin demoras», seguramente antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Muchos legisladores republicanos instan a Trump a actuar y, para galvanizar a los votantes de la derecha religiosa, ya publicó una lista de posibles candidatos, muy conservadores, la mayoría de ellos abiertamente hostiles a la interrupción voluntaria del embarazo.

Mujer, judía y madre

El senador Tom Cotton, que figura en esa nómina, no oculta sus intenciones: «Es hora de poner fin a Roe v. Wade», tuiteó en referencia al fallo histórico de la corte que, en 1973, legalizó el aborto en todo Estados Unidos.

Si uno de ellos reemplazara a Ginsburg, el alto tribunal podría validar las innumerables restricciones al aborto adoptadas por los estados republicanos, que ella, una acérrima defensora del derecho de la mujer a decidir, logró evitar con su voto.

Esta letrada con determinación inquebrantable fue la segunda mujer en ingresar a la Suprema Corte cuando el presidente Bill Clinton la designó en 1993.

Aunque nunca pensó que con ello impulsaría la causa de la mujer, luego de que su madre no pudiera estudiar por su condición de mujer, o que ella misma fuera rechazada por los bufetes de abogados de Nueva York cuando se graduó de la prestigiosa Universidad de Columbia en 1959.

«Tenía tres cosas en mi contra. Una, era judía. Dos, era mujer. Pero lo más grave era que era madre de una niña de 4 años», explicó después.

Luego luchó contra las leyes que, en su momento, autorizaban la discriminación «por razón de sexo», tanto en términos de salario como de prestaciones sociales o contratación.

«Una luchadora»

Entre 1972 y 1978, siendo abogada de la poderosa asociación de defensa de los derechos civiles ACLU, Ginsburg se presentó en seis ocasiones ante la Corte Suprema. Excelente estratega, eligió casos susceptibles de atraer la simpatía de los jueces más conservadores.
En 1975, incluso defendió a un viudo víctima de una ley que reservaba la ayuda para el cuidado de los niños a las mujeres, episodio narrado por Hollywood en un filme titulado «Una mujer excepcional», en el que la actriz Felicity Jones encarna a Ginsburg.

Ella ganó ese caso, así como otros cuatro ante el alto tribunal.

Una vez integrante de la Suprema Corte, luchó por la igualdad de las minorías sexuales y otras causas progresistas, como la defensa de los migrantes o la protección del medio ambiente.

Pero fueron sus primeras batallas las que le granjearon una comparación con el primer juez negro de la Corte Suprema, Thurgood Marshall, figura de la lucha contra la segregación racial.

Tras conocerse su muerte, muchas jóvenes acudieron espontáneamente a rendirle tributo a los escalones de la Corte Suprema.

En ropa deportiva, la senadora demócrata Kamala Harris, la primera mujer negra candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, también habló este sábado frente al edificio neoclásico que se levanta frente al Capitolio en Washington.

Ginsburg «fue uno de mis íconos, una pionera, una luchadora», dijo a la AFP. «Ella era una mujer en todos los sentidos de la palabra».

(19/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Trump evoca un posible acuerdo ‘fantástico’ de TikTok con Walmart y Oracle

El gobierno de Trump afirma que las medidas son esenciales para contrarrestar el potencial espionaje de China a través de las plataformas.

/ 19 de septiembre de 2020 / 18:44

El presidente de EEUU, Donald Trump

Por AFP

El presidente estadounidense, Donald Trump, evocó este sábado un posible acuerdo «fantástico» con Oracle y Walmart que concierne a las actividades de la aplicación china TikTok en suelo estadounidense.

«Pienso que será un acuerdo fantástico», dijo Trump. «Le he dado mi bendición al acuerdo. Si lo concretan será genial, sino también».

Las primeras sanciones de Washington contra TikTok, acusado de amenazar la seguridad nacional de Estados Unidos, deben entrar en vigor el domingo.

Los usuarios de TikTok podrán usar esa plataforma hasta el 12 de noviembre, un lapso que potencialmente permitiría a TikTok, propiedad de la china ByteDance, y una empresa estadounidense salvaguardar los datos de la aplicación para apaciguar las preocupaciones de Washington.

El gobierno de Trump afirma que las medidas son esenciales para contrarrestar el potencial espionaje de China a través de las plataformas.

Pero Pekín reaccionó este sábado calificando la decisión estadounidense de «intimidación», poco antes de instaurar un mecanismo que le permitiría sancionar a empresas extranjeras.

(19/09/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Colombia reactiva vuelos comerciales internacionales

Las dos primeras rutas conectan al país sudamericano con Estados Unidos, y se espera que próximamente salgan y lleguen viajes de Brasil, Bolivia, Guatemala, Ecuador, República Dominicana y México.

/ 19 de septiembre de 2020 / 18:38

Se reactivan los vuelos comerciales

Por AFP

El presidente de Colombia, Iván Duque, asistió este sábado en la ciudad de Cartagena al reinicio de los vuelos internacionales comerciales en el país, tras casi seis meses de interrupción por la pandemia.

«Hoy se marca un hito muy importante, hemos visto cómo se restablecen los vuelos internacionales hacia Colombia y empieza la ciudad de Cartagena como la anfitriona», dijo el mandatario desde la capital del departamento de Bolívar (norte).

Las dos primeras rutas conectan al país sudamericano con Estados Unidos, y se espera que próximamente salgan y lleguen viajes de Brasil, Bolivia, Guatemala, Ecuador, República Dominicana y México. El lunes reiniciarán también vuelos comerciales internacionales en Bogotá.

«Vimos decenas de colombianos contentos de regresar a su país, de visitar a sus seres queridos» a través de vuelos con fuertes protocolos de bioseguridad, señaló Duque en un audio a medios.

Considerada Patrimonio Histórico Mundial por la Unesco, Cartagena de Indias es uno de los principales sitios turísticos de Colombia, con la llegada de cruceros y miles de turistas extranjeros cada año.

La urbe fue severamente afectada por el nuevo coronavirus, al punto que en junio se acumularon cadáveres en hospitales y casas ante demoras en la recolección de cuerpos. Pero la curva de contagios se estabilizó en septiembre, según el Instituto Nacional de Salud.

Colombia detectó un primer caso de covid-19 proveniente de Italia el 6 de marzo y cerró sus fronteras aéreas 17 días después.
Desde entonces, la pandemia ha dejado más de 24.000 muertes y 750.000 contagios en esta nación de unos 50 millones de habitantes.

La cuarta economía latinoamericana entró en confinamiento estricto el 25 de marzo, pero el descalabro económico la obligó a flexibilizar prohibiciones.

El 1 septiembre Duque proclamó el fin del confinamiento estricto y apostó por una nueva estrategia basada más en el autocuidado y el uso extendido de la mascarilla en espacios públicos.

Los eventos masivos siguen prohibidos, pero se abrieron nuevos sectores económicos bajo protocolos de protección, como vuelos internos, restaurantes a cielo abierto y el comercio no esencial.

Aunque el virus sigue circulando, Duque justificó el nuevo relajamiento asegurando que Colombia alcanzó una «especie de meseta con tendencia a la baja» en los contagios.

En las últimas semanas las autoridades han registrado una disminución en el número de muertes diarias provocadas por el virus.

(19/09/2020)

Comparte y opina: