sábado 4 jul 2020 | Actualizado a 21:39

A los 81 años, don Fermín puede vivir bajo un techo confortable en Sacaba

El adulto mayor vendía todos los días helados a estudiantes de varios colegios.

/ 10 de junio de 2020 / 20:53

Sacaba es la capital de la provincia Chapare, del departamento de Cochabamba.

Por Jorge Jové

Los colegiales de Sacaba lo conocen muy bien. Don Fermín Puma es quien endulza la salida de clases con los helados que les vende en las puertas de sus escuelas, a donde llegaba —hasta que se decretó la cuarentena sanitaria en el país— montado en una bicicleta. Poco sabían, sin embargo, que este venerable anciano de 81 años vivía en condiciones muy difíciles en una precaria casa hecha de calaminas y algunos ladrillos, en un terreno situado en la Octava Avenida de la zona de El Abra, a unos 100 metros al sur del río Mailancu.

La construcción de la casa

A quienes tampoco conocían eran a Jukumari y Osito, sus fieles compañeros de cuatro patas y fuertes ladridos, quienes lo cuidan con esmero. Por ello, no puede decirse que vive solo, aunque sus familiares lo hubiesen olvidado.

Cuando el frío apretaba en invierno o llovía, don Fermín no tenía otra opción que cubrir los huecos de sus paredes, si podía calificárselas de esa manera, con periódicos, bolsas o lo que podía encontrar. Las frazadas con las que se envolvía no evitaban la incomodidad de dormir o descansar de su ardua tarea diaria sobre unos duros tablones.

Don Fermín tenía un sueño que hoy pudo materializarse. Ahora es propietario de una vivienda digna y mobiliario para que sus días sean confortables y pueda vivir con la dignidad de la que todos los seres humanos tienen derecho a gozar.

El concejal sacabeño Herlan Ramírez explicó que la situación de don Fermín se puso en evidencia cuando un grupo de voluntarios e integrantes del Banco de Alimentos de ese municipio cochabambino, le llevaron algunos víveres para que pueda pasar los difíciles días de la cuarentena rígida.

Lo primero que los benefactores hicieron fue mejorar las condiciones de la casucha con algunos pallets, que son las plataformas de madera resistente utilizadas para trasladar productos pesados, y otros elementos. Sin embargo, cuando la actriz Carla Ortiz y el concejal volvieron a llevarle algunos alimentos, el caballero se resistió en principio a recibirlos. Su generosidad fue tal que dijo que él todavía tenía comida para llevarse a la boca, mientras otras personas no tienen la misma suerte.

Fue cuando la hermosa actriz y el dirigente político cambiaron la orientación de sus planes y decidieron edificar para él una casita, para que no viva dentro de una deficiente habitación. La idea fue erigir una vivienda y un espacio en el patio para que pueda acullicar coca, como tanto le gusta, en compañía de sus fieles perritos. Ese sitio está bajo la sombra de un alero para que pueda estar protegido de los rayos del sol durante los días de calor.

La tarea no fue sencilla pues la cuarentena impone restricciones, naturales para evitar la propagación del coronavirus, y no se contaba con el dinero suficiente para emprender una obra de esta magnitud, pero, como por arte de magia, se recibió importantísimos donativos de cemento, calamina y otros materiales de construcción.

El trabajo de los voluntarios fue muy importante, pues ellos con sus propias herramientas y sus conocimientos técnicos dieron forma al sueño tan largamente anhelado por don Fermín, quien no quedó indiferente, pues demostró que le sobran las fuerzas para trabajar, como lo hizo a lo largo de toda su vida, con firmeza y dignidad.

Al concluir las obras, la solidaridad se expresó también en el mobiliario que el adulto mayor estrena en estos momentos y, por si ello fuera poco, el artista plástico Freddy Rivera Choque trazó el rostro del anciano en una de las paredes de la nueva vivienda y escribió un versículo de la Biblia para concienciar a las personas de no abandonar a sus mayores.

Manos anónimas levantaron la casita, otras la amoblaron. Una artista y un concejal coordinaron las tareas y don Fermín puede sentirse feliz junto a sus entrañables Jukumari y Osito.

Sacaba es la capital de la provincia Chapare, del departamento de Cochabamba. Se encuentra a unos 19 kilómetros de la capital del valle. Marca el ingreso a la región tropical cochabambina.

Comparte y opina:

“Guerreros” requieren con urgencia donación de sangre para seguir en la “batalla”

La cuarentena por el coronavirus generó escasez del líquido vital. Los bancos de sangre están vacíos por la pandemia.

/ 28 de junio de 2020 / 23:36

Las personas interesadas deben ser mayores de 18 años.

Por Martín Alcázar

La Comunicadad Luz de Esperanza y las Familias de Niños, Niñas y Adolescentes con Cáncer (Faniacc-CNS) comenzaron una campaña para encontrar donadores de sangre para cuatro niños con cáncer que requieren este elemento con urgencia.

“Se necesita con suma urgencia donadores de sangre y plaquetas por aféresis del tipo ARH positivo y ORH positivo para cuatro «guerreros» que están internados en el hospital Materno Infantil, de La Paz, pisos 7 y 10, área de Oncología Pediátrica”, indica el comunicado de la institución.

El primer caso es el de Gael L., quien se someterá a una cirugía de extirpación de tumor y necesita sangre del tipo ARH +. Referencias a los números 72755320 o 60782052.

El segundo paciente es Sebastián T., quien tiene leucemia y necesita con suma urgencia plaquetas del tipo ARH +. Referencias al celular 78234034.

El tercer «guerrero» es Emanuel C., quien tiene leucemia y necesita con suma urgencia sangre y plaquetas del tipo ORH +, es de Viacha. Referencias al 74082492 o 68029378

Finalmente, María de Los Ángeles F. padece leucemia y necesita sangre y plaquetas del tipo ORH +, es de La Paz. Referencias al 78910447 o 60600212.

Comparte y opina:

Inician campaña para salvar a los cuatrillizos de una boliviana en Argentina

La joven madre pidió ayuda económica a la población, ya que vive en alquiler y no cuenta con un trabajo fijo.

/ 28 de junio de 2020 / 21:49

El objetivo es poder conseguir abrigos, pañales, mamaderas y elementos puedan servir a un neonato.

Por Arturo Martínez

En medio de las cuarentenas por el coronavirus, la familia de Adriana Beramendi, la joven de origen chuquisaqueño, que dio a luz a cuatrillizos en Argentina en medio de la pandemia por el coronavirus, lucha por salir adelante y hacer frente a la crisis laboral por la pandemia, por lo que inició una campaña para poder mantener a sus pequeños.

La mamá y los pequeños aún se encuentran internados en el Hospital Materno Infantil Ramón Sardá de Buenos Aires, pero en algunos días recibirán el alta médica. “Ayer (viernes) le sacaron la sonda de la nariz a dos bebes más, ahora  ya están tres sin la sonda, es decir, están con el pecho de la mamá y la leche de la mamadera”, dijo Martha Ovando Rojas a EXTRA DIGITAL.

Zoe Fiorela, Adriel Shamil y Gabriel Ulises se alimentan por sus propios medios. Jeziel Mauricio aún continúa recibiendo asistencia médica.

Adriana y los pequeños recibirán el alta la próxima semana, y por la alerta sanitaria no cuentan con ingresos económicos. La abuelita busca la forma de alquilar un espacio donde puedan trasladarse una vez abandonen el hospital, pues algunos desconocidos le robaron la ropa y el dinero donde ella se encontraba alojada.

La campaña se inició en las redes sociales, bajo la consigna Ayudemos a Adriana y sus cuatrillizos. La premisa es poder conseguir abrigos, pañales, mamaderas, elementos pueda servir a un neonato, además de medicamentos para combatir el lupus, que padece la mamá de los nenes.

Las donaciones se reciben a través de la plataforma Mercado Libre, en la dirección los4beramendi@gmail.com y por WhatsApp en  el número 11-2570-7427.

Ovando indicó que la permanencia de sus hijos y nietos se extenderá por de tres a cuatro meses en Buenos Aires. El alta que recibirán es para abandonar el centro médico, pero están imposibilitados para viajar por recomendación médica.

Ella, por el momento, está buscando un cuarto en alquiler. Ha realizado consultas por la avenida Corrientes, para tener proximidad con la pediatra que asiste a los bebés, pero todo dependerá de los ingresos que pueda obtener.

La abuela asume la contrariedad con fortaleza y mucha fe. “No esperábamos que mi hija nos dé una enorme sorpresa con los bebes, la verdad de ella no esperaba nietos porque ella es una persona delicada de salud prácticamente, cada que le preguntaba por la posibilidad al médico le decían imposible que te embaraces, pero se demostró que para nuestro Señor nada es imposible y cómo sin hacer tratamiento se embarazó y nacieron mis cuatro nietos”, finalizó con la voz entrecortada.

Comparte y opina:

Tesoros arqueológicos de Sayhuani podrían estar en peligro, tras el hallazgo del monolito Abel, de la cultura Mollo

Luego del descubrimiento de dicha pieza, los comunarios escuchan “todas las noches” ruidos de motorizados y “al día siguiente aparecen huecos cerca del terreno”.

/ 22 de junio de 2020 / 17:03

Los pobladores piden que las autoridades arreglen el museo comunitario, para que las piezas se queden en el pueblo.

Por Isabel Moreno

El monolito Abel es la esperanza de la comunidad Sayhuani, donde se pueden encontrar “tesoros arqueológicos”.

El 15 de marzo, Abel Condori, amauta de la comunidad Sayhuani, encontró un monolito a quien bautizó con su nombre, Abel. “El compañero estaba excavando en su terreno y encontró al monolito, pero además habían otras cerámicas”, contó a Extra Digital Ana Layme, pobladora del municipio de Ayata.

Layme pidió a las autoridades una pronta intervención y resguardo del lugar, ya que luego del hallazgo, se identificaron huecos cerca del terreno donde se encontró al monolito Abel.

“Desde el 15 de mayo hasta la fecha (17 de junio) cuánto tiempo pasó y no hay nada hasta ahora. Las autoridades tenían conocimiento del enorme hallazgo, el municipio, la gobernación y el Ministerio de Culturas tenían conocimiento de la aparición del monolito y hasta la fecha no se hizo nada, no sabemos si es por negligencia o por qué”.

Los comunarios contaron que todas las noches escuchan “gran circulación” de motorizados y al día siguiente aparecen nuevos huecos. “No queremos que pase lo que ocurrió con la cultura Iskanwaya, que todo lo desmantelaron, pedimos intervención para que se pongan a trabajar en investigación, arqueología y en el futuro en turismo, ya que en este lugar hay muchas cosas por descubrir, además del monolito se encontraron cerámicas”.

HISTORIAS

Luego de varios días del hallazgo, el amauta y los comunarios del lugar observaron algunos hechos “asombrosos”, ya que al parecer “el monolito se quería escapar”.

“El día del hallazgo yo saqué varias fotos y videos, pero todo se borró y eso les pasó a varios hermanos del pueblo”, contó Layme.

Asimismo, días después se encontró al monolito Abel fuera de la casa, donde estaba resguardado. “Parece que el monolito se quiere escapar, es por eso que se decidió realizar una presentación oficial y pedir permiso a la Pachamama, estas son nuestras creencias”.

El 18 de junio, una comisión de arqueólogos y autoridades del municipio y la Gobernación de La Paz ingresó al lugar y realizaron una inspección.

“El pasado jueves 18 de junio, la Dirección de Culturas de la Gobernación de La Paz junto a su equipo arqueológico, inspeccionaron el hallazgo de Monolito y cerámicas, que podrían corresponder a la Cultura Mollo”, se lee en el Facebook oficial de la Gobernación de La Paz.

En la inspección Arqueológica participaron el Sub Gobernador de la Provinvia Muñecas Celso Silva Caceres, la Directora de Culturas del GADLP Deysi Rojas Chuquimia, el Alcalde Municipal de Ayata Benancio Lipa Huanca y autoridades originarias del municipio de Ayata.

Ahora el monolito Abel y otras piezas arqueológicas están en manos de las autoridades. “Nosotros pedimos que el monolito se quede en Sayhuani, en un museo comunitario y que se promueva la investigación”.

Comparte y opina:

En San José de Chiquitos, tres taxis bioseguros ayudan a la población

Los conductores adaptaron sus motorizados incluso para trasladar a personas con síntomas de coronavirus.

/ 17 de junio de 2020 / 20:44

El pasajero cuenta con material para desinfectarse.

Por Arturo Martínez

Ante la crisis sanitaria, un grupo de emprendedores habilitó el servicio  de tres taxis bioseguros en el municipio de San José de Chiquitos, a 266 kilómetros de la capital cruceña, para evitar el contagio del coronavirus.

Los conductores implementaron en sus motorizados todas las normas sanitarias para prevenir el COVID-19. “Han montado tres taxis para que estén a disposición del pueblo ante una emergencia de salud. Los autos estarán disponibles las 24 horas del día”, dijo el director de Tráfico y Transporte, Carmelo Figueroa.

En caso de que una persona presente síntomas de la enfermedad, podrán llamar a un número telefónico, y una de las unidades irá a su domicilio para trasladarlo a un centro médico.

Los vehículos tienen una división entre el pasajero y el chofer. El usuario cuenta con material para desinfectarse antes de subir al carro. Además, podrá coordinar la carrera mediante una ventana que cuenta la barrera de plástico.

El servicio de taxis realizará turnos de 24 horas. “Quienes deseen usarlos deben llamar a cualquier hora del día a los números 75749560 y 75743213”, añadió su gestor Johnny Salvatierra.

Los choferes cuentan con mochilas de desinfección, para esterilizar los autos y trajes al iniciar la jornada, al mediodía y al culminar su trabajo.

Comparte y opina:

Sabor Sabor trae el radiotaxi más “cumbiero de Bolivia”

El cantante del popular grupo, Wilson Morales, arrancó este emprendimiento junto a los integrantes de su grupo ante la suspensión de las fiestas por la pandemia de coronavirus.

/ 15 de junio de 2020 / 18:33

La sexta carrera, como promoción, será con el vocalista, quien podrá deleitar a los pasajeros con algunas canciones.

Por Isabel Moreno

Qué mejor que la buena música en un transporte. El grupo Sabor Sabor dio un giro de 180 grados en su carrera musical. Ahora los integrantes de la agrupación cumbiera dejan los escenarios para ponerse al frente de un volante y trabajar en el transporte de pasajeros, mudanzas y delivery.

“Hemos creado nuestra empresa Radio Móvil con Sabor, el radio taxi más cumbiero de Bolivia, ya que por la pandemia los eventos fueron suspendidos y como todos tenemos la necesidad de llevar comida a nuestros hogares. Además elegimos el transporte porque varios de nuestros músicos ya tenían sus autitos”, contó a Extra Digital Wilson Morales, líder y vocalista del conjunto musical cochabambino.

La primera pasajera

El plus de este nuevo servicio de transporte, que por ahora solo funciona en Cochabamba, es que los pasajeros podrán conocer las anécdotas, historias y novedades del grupo.

“Nosotros brindamos un servicio con seguridad, responsabilidad, es decir, con todas las medidas de seguridad. Además, les compartiremos nuestra música”.

Morales explicó que él, por ahora, está en la parte administrativa, pero habrá casos especiales en lo que será el mismo cantante quien transportará a los pasajeros. “Es una promoción especial para nuestros clientes fieles, ya que por cinco carreras la sexta la haré yo y les podré cantar la canción que deseen”.

Los integrantes de la agrupación

La empresa ofrece el servicio de radiotaxis, mudanzas y motos para delivery. “Tenemos 15 movilidades, la idea es crecer y ayudar a nuestros compañeros músicos, incluso, ya tenemos artistas de los grupos Histeria y Gardenia”.

Las personas interesadas en el servicio pueden comunicarse con los números  67553770 67555843.

Comparte y opina: