miércoles 30 sep 2020 | Actualizado a 17:56

Diez centros de salud de El Alto se cerraron durante la pandemia

Varios de sus profesionales y trabajadores en salud contrajeron el COVID-19 y otros fueron aislados de manera preventiva.

/ 27 de agosto de 2020 / 11:06

Los trabajadores piden que se dote de material de bioseguridad para el personal médico y administrativo.

Por Soledad Daza

En el municipio de El Alto la crisis sanitaria por la pandemia hasta la fecha provocó que al menos diez centros de salud, de atención primaria, cesen su actividad asistencial hacia la población ante la falta de personal.

En varios de estos centros sus profesionales y trabajadores en salud contrajeron el coronavirus y otros fueron aislados, lo que ocasionó carencia en su personal para atender a sus pacientes. Como medida estos sitios fueron fumigados mientras el resto del personal se hacía la prueba.

«Se ha cerrado el centro de salud de Villa Dolores, Calama, Lotes y Servicios, Villa Tunari, esta semana se cerrará el de San Roque, Los Andes está cerrado, Villa Adela entre otros, se han cerrado todos estos centros porque hubo personal que se ha contagiado», señaló el dirigente de los Trabajadores en Salud de El Alto, Max Callagua.

Explicó además que al momento en que el personal en salud acude a la Caja Nacional de Salud para hacerse las pruebas tropiezan con programaciones extensas, «una vez que nos atienden nos dan cita para el día siguiente pero para hacer recién la programación para la toma de muestra que será de acá a un mes aproximadamente, tampoco nos entregan los resultados de manera oportuna tardan un mes o un mes y medio, tenemos personal que está hasta 70 días con baja aislados», dijo.

Otro de los centros de salud de la urbe alteña que corre el peligro de cerrar es el Centro de Salud de Rosas Pampa donde también miembros de su personal dieron positivo al COVID-19 y registran carencia para atender a sus pacientes.

«El problema no sólo es acá en Rosas Pampa, también en otros centros, lastimosamente el de Villa Dolores tuvo que cerrar sus puertas por el elevado contagio de su personal, ahora el Centro de Salud de Rosas Pampa está corriendo el mismo riesgo, prácticamente el 50 por ciento de su personal esta con COVID», lamentó el presidente de la Junta de Vecinos de la zona de Rosas Pampa, José Paniagua.

El secretario del Sindicato de Ramas Médicas en Salud Pública (Sirmes) de El Alto, Daniel Cazas, señaló que de los diez centros de salud que se cerraron la mayoría ya volvió a brindar atención pero a media máquina con personal reducido.

Señaló que hasta la fecha en la urbe alteña se reportó 548 personas del sector salud que dieron positivo al coronavirus, entre ellos médicos, enfermeras, odontólogos, auxiliares, trabajadores en salud, técnicos y hasta el personal de atención quienes tienen un contacto directo con los pacientes y familiares que llegan hasta estos centros de salud.

«Tenemos como 127 personas que ya se han recuperado y que están retornando a sus fuentes de trabajo, es por eso que hemos reactivado los centros que teníamos cerrados, que eran diez, pero están con poco personal», dijo.

Aclaró que de los más de 50 centros de salud con los que cuenta El Alto 25 de ellos están trabajando con personal mínimo y el resto se encuentra prestando servicios con la mitad de su capacidad.

Cazas manifestó que lo que hace falta en los centros de salud de la urbe alteña son insumos de bioseguridad para el personal en salud, medicamentos, items, además de un centro de aislamiento para el personal infectado con el virus entre otros.

Comparte y opina:

Las personas de la tercera edad tienen de ‘apoyo’ a dos carpinteros

Al ver a adultos mayores con ramas de árboles, decidieron elaborar bastones para obsequiarlos.

/ 28 de septiembre de 2020 / 13:20

Los vecinos destacan su labor altruista.

Por Milenka Rivera

“Se regala bastones nuevos de Mara para personas de la tercera edad de escasos recursos”, es el mensaje que lleva el letrero colgado en la carpintería de Don Cruz Vargas. Esta es una iniciativa de su hijo, Rubén Vargas, quien tras observar en las calles a algunos adultos mayores utilizando ramas de árboles como instrumento de apoyo decidió solidarizarse con todos ellos.

“Gracias a Dios tenemos un trabajo y algunas veces nos sobra un poco de dinero. Un día al caminar hacia mi casa, vi a varios ancianitos que tenían los bastones parchados, colados con cinta aislante y de algunos estaban doblados”, comentó. “Nosotros somos carpinteros y qué mejor forma de ayudarlos que con nuestra labor”, destacó Vargas sujetando un ejemplar.

El hombre de buen ‘corazón’ resaltó que muchas de estas personas son abandonadas por sus familiares o que viven en situación de calle. “Son dejados a su suerte. Empiezan a peregrinar sin dinero, ni para comer tienen y mucho menos para comprar un bastón”, dijo.

Don Cruz destacó la solidaridad de su hijo y contó que en el rubro de carpintería lleva más de 30 años, desde muy pequeño siempre le llamó la atención el trabajo manual. En ese sentido Rubén expresó que la carpintería es lo que le apasiona hacer; sin embargo, también se desempeña en otra labor que es ser profesor de educación física en un colegio.

El carpintero aseguró que hasta la fecha ocho personas  de la tercera edad fueron beneficiadas con estos trabajos. “Vinieron más hombres que mujeres”, manifestó su papá.

Para la elaboración de estos instrumentos utilizan madera Mara, por su dura consistencia y durabilidad. “Pienso que si vas a regalar algo, tiene que ser bien hecho, hasta algunas veces tiene que ser mejor que lo que vendes”, resaltó sonriente.

Asimismo, lamentó que muchos de los adultos mayores que pasan por el taller a preguntar por el anuncio, son abuelos que pueden solventar sus comodidades. “Quieren obligarme a que les venda los bastones, pero les digo que son regalos para los más necesitados, algunos entienden y se van pero otros se enojan”, afirmó.

Agradeció a Dios por el trabajo que les da el alimento para su familia, también aconsejó a la gente a pensar en el prójimo. “Es bueno apartar un porcentaje de lo que ganamos para el otro y darlo de todo corazón. No hay mejor gratitud ver a la otra persona feliz y contenta cuando le entregas algo que lo haces de corazón”, sostuvo.

Comparte y opina:

En El Alto ocho abuelos se extraviaron y nueve fueron abandonados durante la pandemia

Algunos adultos mayores fueron restituidos con sus familias.

/ 24 de septiembre de 2020 / 08:52

Las autoridades piden a la población que cuiden más a este sector vulnerable.

Por Soledad Daza

«Vivo por la Calle 4», expresó acompañado de una sonrisa y tranquilidad Julián M.C., a los funcionarios públicos de la Alcaldía alteña cuando éstos quisieron recabar más datos para encontrar a sus familiares.

Pero sólo lograron esas palabras por parte del adulto mayor de aproximadamente 80 años quien se extravío cuando éste salió de su domicilio y fue encontrado desorientado por radio patrulla 110 en inmediaciones de la zona 6 de Marzo del Distrito 14.

El retorno con su familia no demoro mucho porque ese mismo día regresó a casa junto con sus seres queridos, la búsqueda a través de los medios de comunicación y una base de datos de los casos atendidos por la municipalidad permitieron que regrese a su hogar.

«Era reincidente ya estaba registrado en nuestra base de datos donde se tiene la dirección de la familia lo que permitió que ese día sea restituido con su familia, ese mismo día hemos hecho posible el encuentro con su hijo», señaló la directora de Desarrollo Integral, Eugenia Colque.

Julián es el último caso tratado por la municipalidad que en lo que va del año atendió 21 casos de extravío y 17 casos de abandono y de marzo a agosto, tiempo de pandemia por el Covid-19 atendió ocho casos de extravío y nueve casos de abandono.

En los casos de extravío la funcionaria señaló que todos los adultos mayores regresaron a casa con sus familias, pero en los casos de abandonos no todos fueron restituidos con sus familiares o familia ampliada, dos adultos mayores aún se encuentran en el Hogar Rosaura Campos.

Explicó que la situación es diferente en cada caso porque pueden no tener familia, perdieron a su pareja y tampoco tienen familia ampliada como hermanos, sobrinos entre otros.

«En los casos de abandono la figura se torna complicada en la medida en que nosotros al conocer el caso tenemos que investigar porque la familia no reclama por ellos, entonces coordinamos y remitimos notas a diferentes instancias como el Sereci, Segip y en algunos casos al Órgano Electoral para conocer el último lugar de sufragio para dar con una zona y ubicación y teniendo esos datos se hace una investigación del área social para determinar si tenía familia», dijo.

Al ser el sector más vulnerable al contagio del coronavirus la municipalidad evidenció que el impacto fue diferenciado para varios adultos mayores porque durante la pandemia y la cuarentena rígida se identificó que unos contaban con una familia constituida, pero otros sólo se encontraron entre dos como cónyuges o esposos y en otros casos se los encontro solos por diferentes motivos.

«Si el adulto tiene 80 años puede que sus hermanos hayan fallecido o estos no tiene la posibilidad de cuidarlo porque también son adultos mayores, el impacto es diferenciado de los adultos mayores durante la cuarentena», dijo.

Recomendó que en esta etapa de la vida los adultos mayores pierden ciertas habilidades y no sólo los sentidos como la vista o el oído, además de tener dolores articulares musculares, sino también siente más soledad, «nosotros como parte de una familia debemos estar pendientes de ellos y escucharlos he integrarlos a ciertas actividades», señaló la funcionaria.

Es por ésta razón que la municipalidad durante esta pandemia empezó a realizar actividades para una vejez activa y saludable a través de una línea de WhatsApp donde se realiza sesiones de estimulación cognitiva, fisioterapia, salud y enfermería que pueden ser realizados en casa sin ningún problema.

«Queremos invitarlos para que se puedan sumarse al número de WhatsApp 77434443 y generar toda la semana un espacio de encuentro y aprendizaje con diferentes profesionales, pueden repasar en el momento que ellos puedan ejercicios de respiración que ha ayudado mucho a los adultos que pasaron el COVID», expresó.

Con este espacio se busca que los adultos mayores se encuentren activos, compartan actividades con sus hijos y nietos y también pasen momentos de encuentro entre adultos mayores a través de sesiones con cámara habilitada.

Comparte y opina:

En 17 años el Banco de Sangre de El Alto extrae el plasma de forma manual

Pese a la cantidad de habitantes hasta la fecha no cuenta con un equipo de aféresis y no realiza la extracción de plasma hiperinmune.

/ 22 de septiembre de 2020 / 10:28

La directora María Patón informó que se realizó la solicitud, pero hasta ahora no hay respuesta.

Por Soledad Daza

El Banco de Sangre de El Alto desde hace 17 años extrae el plasma de forma manual ante la falta de un equipo de aféresis que en este último tiempo se requiere para obtener el plasma de los pacientes recuperados de COVID-19.

La directora del Banco de Sangre, María Luisa Patón, explicó que se realizó las gestiones desde hace tres años con el Ministerio de Salud y la Alcaldía para que se les dote de este equipo, sin embargo hasta la fecha no tuvieron resultados.

“El Alto ya tiene más de un millón doscientos mil habitantes y hasta ahora nuestras autoridades no nos pueden dar este equipo, lo último que me dijeron es que el equipo que tenían que habernos dado se lo dieron a Tarija”, lamentó.

Señaló que la donación por aféresis tiene mayor ventaja. Por ejemplo, con el equipo una persona puede donar cada semana y la extracción de plasma pueda beneficiar hasta a tres personas y que el resto de los componentes de la sangre no se desecha.

Es por esta razón que el Banco de Sangre de la urbe alteña no realiza la extracción de plasma hiperinmune de los pacientes recuperados de coronavirus y estos son derivados al Banco de Sangre de la ciudad de La Paz donde si cuentan con el equipo y de donde se distribuye a los hospitales.

«De forma manual si la sangre total es 500 mililitros tendremos 300 glóbulos rojos y sólo 200 en plasma, pero con el equipo de aféresis podríamos obtener 600 mililitros de plasma que puede ir al menos para tres pacientes», señaló.

Esto causa que sólo se beneficie a un paciente a la vez, se retrase las donaciones de una misma persona, y se deseche el resto de los componentes, razón por la que se solicitan los equipos adecuados  para ayudar a los pacientes con esta patología.

“Pensé que acá se podía donar, mi tía se recuperó del coronavirus y se animó para donar y  colaborar para salvar a la gente que aún está con esta enfermedad, su sangre de mi tía es ORH positivo, pero nos dijeron que fuéramos al de la ciudad», relató Patricia quien acudió al Banco de Sangre de El Alto para consultar si se podía realizar su tía ese tipo de donación.

«Necesito plasma hiperinmune para un familiar, pero me dijeron que fuera al Hemocentro de La Paz que está en Miraflores, también me dieron un número de teléfono para que consulte porque acá no tiene», dijo otra persona que prefirió no dar su nombre.

La directora Maria Luisa Pantón, manifestó que muchas personas recuperadas del coronavirus del Hospital del Norte y la Portada se acercaron al Banco de Sangre para donar pero a falta de este equipo se las envía al Banco de Sangre de la ciudad de La Paz.

«Con el equipo se obtiene más cantidad, si solo necesitamos plasma sale plasma, si requerimos plaquetas solo sale plaquetas y lo demás se devuelve al que esta donando», dijo.

Por otra parte, señaló que en esta etapa de posconfinamiento se reactivó las actividades de campaña para recaudar unidades de sangre de donantes voluntarios.

«Estamos saliendo nuevamente porque ya están operando, antes no se estaba realizando las cirugías en los hospitales ni en clínicas y ahora nos están solicitando», dijo.

La sangre donada es destinada a mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto, personas con traumatismos, pacientes internados en emergencias, y para quienes se someten a intervenciones quirúrgicas, entre otros.

Recordó antes se destinaba 400 unidades de sangre a los hospitales y se requería esa misma cantidad de donantes, pero que ahora este número se redujo sólo a 200 unidades que son solicitadas más que todo por las áreas de emergencia.

«Todos los hospitales ahora están pidiendo las unidades inclusive ahora hasta el Hospital del Sur donde ya nos hicieron varias solicitudes y les estamos enviando».

Comparte y opina:

En El Alto hay parques infantiles que lucen abandonados

La falta de mantenimiento causó que los juegos se deterioren, crezca la maleza y se llenen de basura.

/ 20 de septiembre de 2020 / 16:05

Luego de la flexibilización, las familias visitaron las áreas verdes para poder recrearse.

Por Soledad Daza

Diversos parques infantiles en El Alto se han convertido en lugares descuidados y abandonados por sus autoridades y hasta los propios vecinos del lugar.

En estos espacios es común encontrar pasto amarillo, tierra con escombros de construcción, maleza, basura, juegos rotos y deteriorados que requieren de refacciones y mantenimiento para que puedan brindar un momento de recreación a los niños.

«Los niños ya no vienen a jugar porque los pocos juegos que tiene este pequeño parque quedaron malogrados y hasta algunas personas tiraron escombro, lo retiramos para que no se vuelva en un basural, sin embargo quedaron pedazos de ladrillo y estuco en el suelo», dijo una de las vecinas de la zona San Felipe de la urbe alteña que prefirió no dar su nombre.

El pequeño parque cuenta con un par de columpios, cada uno con una cadena rota que están amarradas al tubo que las sostiene, un bloque de concreto que hace de resbalín ya deteriorado y un sube y baja que requiere de mantenimiento ante algunas partes ya oxidadas.

En la zona Retama se aprecia un parque con una cancha de básquet, los tableros se encuentra deteriorado y algunos juegos con graffiti y desgastados, el resbalín, los sube y bajas, columpios y pasa manos requieren de pintura.

Cerca de la zona de Santa Rosa un parque con reja tiene una de las puertas de ingreso rota y detrás de los juegos basura que según Carlos  uno de los vecinos del lugar son los malos vecinos quienes tiran la basura al interior del parque.

«Nadie hace limpieza, tampoco nadie corta el pasto y quitan las hiervas que ahora están secas por el clima, por la noche da miedo caminar porque ingresan a beber a este lugar», dijo.

El panorama no cambia mucho en los espacios  de recreación infantil que se encuentran en la avenida Cívica, pese a que están enmallados se ve en el suelo basura y hasta pañales tirados en su interior.

Los habitantes del lugar señalaron que se enmallo estos sitios para evitar el ingreso de los delincuentes y personas malentretenidas, pese a eso el aseo del lugar es precario y las áreas verdes quedaron en su totalidad descuidadas, «es peligroso porque alguna vez he visto que hasta treparon la malla para ingresar al interior», dijo uno de los vecinos.

Entre sus juegos de recreación se tiene espacios hechos con madera, los puentes colgantes ya presentan tablones rotos y cadenas sueltas que requieren de una rehabilitación para evitar cualquier tipo de accidente cuando estos sean abiertos.

Las gradas de madera de otro parque infantil, cuadras más abajo, también están incompletas y tiene maderas quebradas y astillosas junto a un resbalin ya oxidado.

 «A veces abren para que los niños jueguen, pero está bastante descuidado, hay maderas que están como corcho y pueden partirse, yo prefiero llevar a mis hijos a la ciudad para que se distraigan», dijo María Luque otra vecina.

En la misma avenida Cívica se aprecia una infraestructura que al parecer era un sanitario y fue quemado, no tiene puertas y a un extremo se observa un cúmulo de basura.

En El Alto cada parque por su ubicación y sus características requiere una atención diferente, dependiendo si es parque infantil o deportivo que también determinará el tipo de mantenimiento y la frecuencia con que debe recibirlo.

Virginia Luque, vecina del Distrito 3 dijo que algunas zonas de este distrito cuentan con parques con gimnasio pero se encuentran cerrados como también aquellos parques tradicionales hechos de hierro que están cubiertos con paja brava porque nadie camina en su interior.

«Antes los parques no eran cerrados con mallas los niños y jóvenes jugaban libres y a cualquier hora sin correr peligro y se destrozaban por el uso, pero ahora se arruinan sin usarlos porque son los presidentes los que cierran con candados y abren cuando quieren».

Comparte y opina:

Al menos 14 plantas medicinales pueden cultivarse en casa

Su alto consumo en la pandemia hizo que varias familias en El Alto las siembren.

/ 18 de septiembre de 2020 / 17:48

Una agrónoma dio consejos para sus cuidados.

Por Soledad Daza

Pese al clima frío y seco de la urbe alteña al menos 14 plantas medicinales pueden cultivarse en casa sin ningún problema y en un espacio reducido.

Su alto consumo en las familias alteñas ha hecho que algunas personas incursionen en el cultivo de estas plantas medicinales en sus casas, pero a pequeña escala y sólo para su propio consumo.

«Tengo menta, manzanilla, perejil y hierba buena en casa está última me regaló una vecina, me dio tres ramitas, las siembre en el patio y una de ellas brotó sin problema, ni el frío la mata», dijo Vicky Luque de la urbanización Chijini, El Alto.

Contó que se animó a sembrar algunas plantas medicinales porque en su familia acostumbran a tomar bastante mate, «pensé que no daría y primero hice la prueba con la manzanilla la utilizó para todo porque es un antiinflamatorio natural, es muy bueno para el dolor de estómago, la menta es igual muy bueno para la digestión», señaló.

Mariela Rivera agrónoma de la Fundación Alternativas, expresó que las plantas medicinales que pueden cultivarse en casa, incluso hasta en macetas, son la Wira Wira, menta, hierba buena, manzanilla, hinojo, caléndula, capuchina o pajarillo, toronjil, lavanda, romero, además del orégano, perejil, apio y cilantro que también son plantas medicinales.

«Las plantas medicinales y aromáticas son realmente sencillas para cultivar, no son exigentes a la hora de cuidarlas, y se propagan fácilmente y pueden dar en el clima de La Paz y El Alto», señaló.

A la hora de utilizarlas para una infusión explicó que no se debe jalar de forma agresiva las hojas, las flores, ni el tallo y que se las debe quitar con cuidado, «siempre se deben quitar, suavemente las hojas o el tallo, dependiendo de la plantita, que se quiera consumir, estás plantas viven años, entonces si cosechan sólo hojitas, la planta estará por mucho tiempo cuidando la salud».

El jefe de la Unidad de Fortalecimiento Agropecuario de la Alcaldía alteña, Pedro Bautista expresó que durante este último tiempo  algunas familias que cuentan con huertos solicitaron la ampliación de sus invernaderos, además de una capacitación con la visión de tener cultivos de plantas medicinales.

«La pandemia les ha hecho ver está alternativa de contar con medicina tradicional, entonces vamos a analizar y hacer pilotos, porque no podemos mezclar lo medicinal con la alimentación, se requiere otro espacio para ello, aunque ya hay varias personas que tiene una o dos de estas plantas como el romero y la manzanilla», dijo.

Sin embargo por la pandemia del coronavirus, por el momento, señaló que no se puede realizar estas capacitaciones que también implica, la dotación de algunos insumos para que empiecen a poner en marcha lo aprendido.

Aclaró que las plantas medicinales si pueden dar en macetas, pero es mejor disponer de un pequeño espacio de tierra si se quiere producir más y no solo utilizarlas para el consumo propio.

«Puede dar la mayoría de las plantas porque en un invernadero la temperatura llega hasta los 25 y 28 grados y la ventaja de contar con este espacio representa mayor productividad», manifestó.

Comparte y opina: