martes 27 oct 2020 | Actualizado a 02:34

Denuncian a la empresa Golden Rain Trueno III por contaminación del agua del río Unduavi

La población pide la investigación e intervención de las autoridades del Gobierno nacional.

Los pobladores verificaron el daño ambiental en una inspección.

Por Milenka Rivera

/ 11 de octubre de 2020 / 16:02

Los comunarios de Tres Marías del municipio de Yanacachi en la provincia sud Yungas de La Paz denunciaron que la empresa minera aurífera Golden Rain Trueno III contamina el caudal del río Unduavi, cuyas aguas llegan hasta La Asunta, por lo que exigieron la intervención del Gobierno.

Tras una inspección, un grupo de 100 lugareños bajó hasta el borde del río, comprobaron que el derrame del aceite de las máquinas desemboca hacia el cauce y evidenciaron que el deslave del material en la criba se realiza con agua del lugar y el mercurio regresa directamente al torrente.

“En diversas ocasiones, las autoridades del Ministerio de Minas y Salud, expresaron intenciones de advertencias a los empresarios privados contra el peligro de contaminación, pero, aparte de las prevenciones, jamás tomaron medidas contra los infractores de lo que se considera un crimen contaminante de la naturaleza”, dijo Isaías Catacora, dirigente de la Central Agraria de Yanacachi.

Asimismo, informó que personal del centro minero avasalló sus tierras, argumentando que tienen documentación y contrato con la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM). “Se entraron a nuestras parcelas donde cultivamos hortensias, lirios y arapanto, y no nos dejan entrar”, dijo.

Los dirigentes de la Central Agraria de Yanacachi y Florida presentaron la denuncia formal y un memorial ante la AJAM. Tras este hecho evidenciaron que la empresa no cuenta con los requisitos indispensables para ejercer trabajos de explotación en el sector.

“Es burocracia todo en el país, en el Ministerio de Medio Ambiente averiguamos que Golden Rain Trueno III no tiene ficha ambiental, licencia ni manifiesto ambiental. Es una pena que una empresa trabaje sin normas”, afirmó Catacora.

Los pobladores de las distintas centrales agrarias del municipio de Yanacachi realizaron una reunión ampliada en rechazo a la presencia de la empresa.

Comparte y opina:

Se disfraza de Batman para ganar algunos centavos junto a su hija

Quiere ser empleado en cualquier oficio que le permita estar cerca de su pequeña.

Vino buscando mejores oportunidades para dar de comer a su familia.

Por Milenka Rivera

/ 25 de octubre de 2020 / 21:11

Es mediodía y a unos metros de la estación 6 de Marzo del teleférico de la Línea Morada, en la ciudad de El Alto, un hombre con el disfraz del legendario superhéroe de la Ciudad Gótica, Batman, protege a una niña del incandescente sol, la resguarda en las sombras de un pequeño kiosco cerrado.

Él es su padre, hace unos días llegaron de Cochabamba, antes de la pandemia trabajaba como taxista, pero las condiciones por el confinamiento fueron difíciles de sostener, ya que no lograba conseguir la renta para el propietario ni mucho menos una ganancia para él ni su familia. Vivían en una casa, él como cuidador pero los obligaron a desalojar la misma.

Ahora se encuentra en la ciudad más alta de Bolivia, vino por mejores días. Se ve obligado a trabajar con su pequeña niña porque no tiene con quien dejarla, sabe que trabajar con ella se complica.

“La necesidad me obligó a salir a la calle no podía dejarla a mi hija en ningún lado. Lo único que hice fue salir cargado de ella. Ella es mi vida porque me da alegría, con ella estoy todos los días. Siempre viendo a los niños, hasta ella los saluda también otros niños, ‘hola’ les dice”, contó.

Vive en alquiler, pero confiesa que es su razón de vivir, sus ojos se humedecen cuando habla de su niña.

Un arnés ajustado a su cuerpo sujeta a la pequeña criatura, de dos años, mientras ella sostiene en sus manos una muñeca que le regalaron, es una distracción para ella mientras su padre camina entre los autos, que aguardan la luz verde del semáforo, lleva consigo una lata donde guarda cada centavo recaudado de aquellas personas que pasan por el lugar.

“Desde que nació mi hija siempre va conmigo, a todo lado. En Cochabamba la llevaba a trabajar. Vine solo con ella, y no la puedo dejar en ningún otro lado, no confío en nadie, ella es mujercita y le puede pasar cualquier cosa”, aseveró.

Partió de la Llajta con la idea de divertir a los niños en las plazas, y así poderse ganar unos pesos, es por eso que lleva el traje de Batman y la niña un casco similar al de su padre. “Es para alegrar un poco a los pequeños, no solo para ganarme unos centavos”.

Es consciente de que las condiciones en las que se encuentra son desfavorables y con la voz entrecortada dice “con quién podría estar mejor si no es a mi lado. Mi madre me dejó muy pequeño y mi padre murió cuando tenía ocho años. Me quedé con mis tíos, pero me maltrataban, así que me escapé. Viví en las calles, desde niño empecé a trabajar, siempre lo hice, nunca robé. No quiero abandonar a mi hija o que pase por lo mismo”, reflexionó.

Fue criticado y discriminado por algunos transeúntes. “Quisiera que se pongan en mis zapatos, me gritaron diciendo que me aprovecho de mi hija usándola para dar lastima, pero no es así”, lamentó.

Este héroe como muchos papás que existen que no desmayan ante las adversidades, solo piden una oportunidad, quiere ser empleado en cualquier oficio que le permitan no separarse de su pequeña. “Las propuestas que conseguí me dicen: ¿con ella vas a trabajar?, no vas a poder, y se van”.

Lastimosamente no cuenta con un celular para que las personas que le quieran colaborar se puedan comunicar con él, le robaron en la primera semana que llevó a El Alto. 

Sin embargo, no pierde el optimismo. “Yo diría a los jóvenes que no se desanimen, que no se dediquen a otra cosa, que hoy en día como el alcohol los lleva a otro mundo”.

Solidaridad

Las personas que quieran apoyarlo, todos los días trabaja pidiendo unas monedas en la avenida Tiwanaku, muy cerca de la estación del Teleférico Línea Morada y frente al Regimiento Ingavi.

La pandemia no solo arrasó con la salud de los más vulnerables sino también con su economía.

Muchas familias buscan alternativas para reactivar sus actividades e ingresos económicos.

Comparte y opina:

No hay las condiciones para que el fútbol vuelva

La decisión oficial no está en los clubes sino en las autoridades nacionales

El clásico potosino del 15 de marzo

Por Rafael Sempértegui

/ 16 de octubre de 2020 / 13:36

Diversos factores a causa de la pandemia y la vigencia del Decreto Supremo 4352 que prohíbe espectáculos públicos deportivos no permiten aún la vuelta al fútbol, al margen de la fractura que existe entre los clubes y al mismo interior de la Federación Boliviana de Fútbol.

Si bien el Viceministerio de Deportes abrió la posibilidad de que el torneo del fútbol boliviano pueda volver a disputar se desde el 25 de octubre, aún no llegó a la FBF una nota oficial del Gobierno.

Lo que inhibe a la directiva es la restricción que establece el DS 4352, que prohíbe la realización de eventos masivos y aglomeración de personas, todo para prevenir contagios por el COVID-19.

“Está un decreto vigente, y por eso para tener la autorización oficial del Gobierno nacional tiene que darse otra decisión a ese mismo nivel y lograr el visto bueno real”, aseguró Adrián Monje, director de competencias de la FBF.

Sostuvo que en estos instantes la decisión oficial no está en los clubes sino en las autoridades nacionales, que pueden dar una autorización real de acuerdo con el comportamiento de la pandemia en el país.

“A ello se suma las condiciones reales, la logística, cómo se trasladan los equipos a la sede de los partidos, cupos para 30 personas en los vuelos, traslado en buses, hotelería, regreso a sus ciudades de origen. Aún no es normal todo”, reflexionó el dirigente federativo. Aclaró que en su departamento tienen listas las propuestas de juego para cuando tenga que reanudarse el certamen nacional.

(16/10/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Jóvenes con formación técnica podrán encontrar empleo con la App Uorkcity

La aplicación fue trabajada con base en los datos estadísticos, que señalaron que un 40 por ciento de la población vive al día.

El objetivo es generar un delivery de oficios.

Por Milenka Rivera

/ 13 de octubre de 2020 / 14:42

Tras la pandemia, la reactivación económica y el apoyo al empleo son las demandas más importantes en el país, por ello Uorkcity  es una aplicación gratuita que la empresa tecnológica Appex Bolivia diseñó para conectar a prestadores de servicios técnicos a domicilio con sus posibles clientes.

El proyecto se promovió en tiempos de pandemia y capturó de manera inmediata la atención y el interés de la Cooperación Sueca y la Cooperación Suiza en Bolivia, que implementan el proyecto Mercados Inclusivos a través de las fundaciones Swisscontact y Profin, y se presentó al público con el apoyo de la Gobernación de La Paz.

Uorkcity busca contribuir a la reducción de la pobreza y al mejoramiento de la calidad de vida de las familias de La Paz y Santa Cruz, grupos de interés del Proyecto de Mercados Inclusivos que impulsa oficios y profesiones vulnerables como carpintería, plomería, albañilería, peluquería, belleza, asistencia a la salud, servicios electrónicos y otros servicios a domicilio y que a su vez, se articuló un seguro de vida y accidentes personales, que incluye muerte por coronavirus, al que pueden acceder quienes se inscriban a la plataforma Uorkcity, respaldado por la compañía Crediseguro.

El Director Ejecutivo de Appex Bolivia, Leonardo Eguez, manifestó que esta nueva aplicación fue trabajada con base en a los datos estadísticos y estudios mercadológicos que señalaron que un 40% de la población que vive al día. “Nuestra intención es poder generar un delivery de oficios técnicos a través del proyecto de mercados inclusivos”, dijo.

Asimismo resaltó la importancia de seleccionar a esta población por su alto conocimiento práctico y la característica de ser eventual, también aclaró que carreras administrativas como contabilidad, secretariado y demás no forman parte de esta aplicación por ser un servicio que supera el contrato de ocho horas diarias.

Comparte y opina:

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de La Paz habilitó 8 líneas de servicio por WhatsApp

Los niños, niñas y adolescentes podrán realizar sus denuncias o consultas.

El personal atiende de manera presencial lunes, martes, miércoles y jueves de 08.00 a 16.00.

Por Milenka Rivera

/ 12 de octubre de 2020 / 12:15

La Defensoría de la Niñez y Adolescencia, dependiente de la alcaldía de La Paz, habilitó ocho líneas de WhatsApp para la atención a menores de edad víctimas de violencia y también evitar la propagación del coronavirus. La misma tendrá una asistencia de ocho horas.

Los números están dispuestos por macrodistritos, y son: 69868184 para Cotahuma, 69950421 de Max Paredes, 69878205 de Periferica, 69973989 para San Antonio, 69979868 en Sur y Mallasa; y el 76739563 es para Centro, Zongo y Hampaturi. Mientras que el número de los centros de acogida es 62572452 y del área penal especializada, 69983123, informó la directora de la repartición municipal, Jacqueline Llanos.

“A la vez, atendemos de manera presencial los días lunes, martes, miércoles y jueves de 08.00 a 16.00 y el viernes es virtual en los mismos horarios”, detalló la servidora pública. Asimismo, recordó que la Plataforma de Atención Integral a la Familia brinda sus servicios los siete días de la semana durante todo el año, los teléfonos disponibles son: la Línea 156, 800-10-4100 y 69982664.

Mencionó que desde enero al 15 de septiembre, los cinco tipos de violencia contra niños y adolescentes con más registros de atención son: violencia psicológica 577, asistencia familiar 125, abuso sexual 121, violación 75 y uso de menores en conflictos familiares 74.

Direcciones de las oficinas de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia en La Paz:

-Cotahuma, en la zona de Tembladerani, calle José Saravia, lado estadio Bolívar.

-Max Paredes, zona Cementerio, avenida Entre Ríos, esquina Chorolque, detrás del Cementerio General.

-En Periférica, zona de San Sebastián, prolongación Manco Kapac, frente al Teleférico Rojo.

-San Antonio, zona San Antonio Alto, avenida Josefa Mujía.

-Sur y Mallasa, en la zona de Obrajes, calle 16, frente a la rotonda de Següencoma.

-Centro, Zongo y Hampaturi, zona Central, avenida Mariscal Santa Cruz y calle Colombia, edificio Dante bloque B, piso 1.

Comparte y opina:

Las visitas a los cementerios de El Alto se realizan sin restricciones

Se recomienda a la ciudadanía utilizar el barbijo y no llevar a los niños y adultos mayores.

EXTRA realizó un recorrido por varios camposantos.

Por Soledad Daza

/ 11 de octubre de 2020 / 16:17

En la etapa de posconfinamiento por el COVID-19 las visitas a los cementerios municipales de la urbe alteña se realizan con normalidad y sin restricciones, como se adoptaron en otros municipios.

Los familiares pueden visitar a sus difuntos en  los tres campo santos que son administrados por el Gobierno Autónomo Municipal de El Alto: Héroes del Gas Sur, situado en la zona Santiago I; Héroes del Gas Norte, situado en Villa Ingenio; y Mercedario, ubicado en la zona del mismo nombre.

Para acudir a los camposantos, la directora de Servicios Municipales e Iniciativas Económicas, Alejandra Pérez, recomendó a la ciudadanía no bajar la guardia y mantener las medidas de bioseguridad como el uso obligatorio de barbijos, desinfectante de manos, mantener la distancia, asistir en una cantidad reducida de visitantes y  procurar no llevar a los niños y adultos mayores.

«No hay una restricción cerrada, porque la población necesita visitar a sus difuntos en nuestros cementerios, así que la población ha estado visitando de manera continua los cementerios tomando en cuenta las medidas de bioseguridad y en una cantidad reducida de familiares», señaló.

En esta etapa de posconfinamiento, el personal administrativo de los cementerios prestan el servicio a la ciudadanía en general desde las 8.00 hasta las 15.00 como tope máximo y las puertas ya no se abren a los visitantes en los campo santos Héroes del Gas Sur y Héroes del Gas Norte.

Pero, por sus características, no pasa lo mismo en el cementerio Mercedario, donde los visitantes acuden en cualquier horario y día de la semana porque no existe un control que restrinja el número de familiares o si estos portan o no el barbijo.

Esto se debe porque este campo santo, pese a ser el más grande de El Alto, aún no cuenta con un muro perimetral y las visitas se realizan en cualquier momento del día, «la gente viene desde muy temprano, seis de la mañana ya hay gente en el cementerio algunos llegan en familias numerosas y otros sólo entre dos, traen sus flores y se quedan a rezar un rato», contó una de las vendedoras que se encuentran al rededor del campo santo.

Pedro Ticona llegó con su pareja desde la provincia Pacajes para colocarle flores a la tumba de su mamá, «mi mamá partió de este mundo en diciembre, por la pandemia no pude volver a visitarla ni en el día que era su cumpleaños, ahora después de mucho tiempo le traigo flores», dijo.

En un costado del cementerio se observa a un  grupo de personas que visten de luto, una parte de ellos se acomoda en una hilera se preparan para recibir el pésame de las personas que los acompañan.

En el cementerio Héroes del Gas Sur el panorama es diferente, el cementerio se ve desolado, poca gente la frecuenta, una de las trabajadoras del lugar señaló que se atiende a la ciudadanía a puerta cerrada debido a que hace algunas semanas se identificó a una persona extraña, «se perdió por horas y parece que estaba haciendo brujería», dijo.

Cabe recordar que en este cementerio ya no se realizan entierros hace varios años.

La funcionaria Alejandra Pérez, recalcó que en los campo santos se tomaron las medidas necesarias para precautelar la salud de la población, «en los cementerios nuestro personal cuentan con las mochilas desinfectantes y también se está solicitando que se haga un cronograma de trabajo para que se puedan realizar las continuas fumigaciones a nuestras instalaciones de los cementerios», señaló.

Por otra parte, informó que el número de entierros en el municipio se redujo y se registra entre dos entierros a ocho por día los mismos que no siempre tienen que ver con el coronavirus, «en Villa Ingenio incluso hay días en que no tenemos inhumación, entonces bajó considerablemente», dijo.

Según datos que les brindaron las funerarias muchas de las familias dolientes estarían optando por llevar a sus difuntos a sus pueblos de origen para a enterrarlos.

Y ante la cercanía de Todo Santos señaló que se trabaja en el tema administrativo para coordinar con otras áreas el mantenimiento, el agua potable y otros aspectos de importancia por estas fechas, sin embargo su realización como se acostumbra en El Alto con el armado de las mesas estará sujeto a un análisis que dependerá de los casos de coronavirus que se registren.

«Es un tema de evaluación porque muchos de los datos de los médicos en salud señalan que después de las elecciones entraremos en una etapa de rebrote del coronavirus y hasta el el 31 de octubre se hará todavía el análisis de poder permitir las mesas, y si es qué se permite tendrá que haber algunas restricciones», explicó.

Comparte y opina: