domingo 25 jul 2021 | Actualizado a 15:53

El Año Internacional de la Quinua, una gran oportunidad para Bolivia

El Comité del Año Internacional de la Quinua fue elegido el año pasado y lo preside Bolivia. La pro-moción de la quinua real es una prioridad, pero también se prevén políticas públicas de desarrollo

Info quinua.

/ 6 de enero de 2013 / 04:05

2013 es el Año Internacional de la Quinua (AIQ), lo que coloca a Bolivia y sus productores —unos 60 mil— en una posición privilegiada, al ser el único país del mundo que cosecha quinua real. La oportunidad se traduce también en la necesidad de políticas públicas para el sector.

Juan Ernesto Crispín Canaviri nació en la comunidad de Pozo al Mar, en la provincia orureña Ladislao Cabrera; es productor de quinua como lo fueron sus padres, fundador de una asociación de productores ecológicos y presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), organización pionera en la promoción y exportación del grano de oro que hoy conquista al mundo. Anapqui tiene cerca de 2.000 afiliados, aunque los productores de quinua en el país suman 60 mil, explica Crispín. Según datos oficiales, la cifra se acerca a los 70 mil.

Crispín salió bachiller en 1995 y migró a Cochabamba para titularse en Derecho, en la Universidad Mayor de San Simón. Regresó a su comunidad en 2001 y hoy dirige a 12 organizaciones regionales productoras del grano situadas en Potosí y Oruro, en diez municipios alrededor de los salares de Uyuni y Coipasa, área ideal para cosechar este alimento. “Nuestra producción es netamente de quinua real orgánica. Fuimos pioneros en Bolivia hace 29 años”, destaca.

“Como Anapqui vendemos en Asia, Europa, Norteamérica, Sudamérica y en Bolivia también porque en los últimos años el consumo local creció. Nuestro trabajo es promocionar y valorizar este producto ancestral”, enfatiza el presidente de esta asociación modelo en la producción orgánica. El valor al cual hace referencia Crispín fue reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que mediante la Resolución 66/221, del 22 de diciembre de 2011, declaró a 2013 como el Año Internacional de la Quinua con el fin de promover este alimento de alto valor nutricional.

La propuesta la hizo Bolivia, con el apoyo de Argentina, Azerbaiyán, Ecuador, Georgia, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay, y el respaldo de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). El lanzamiento del AIQ debía ser el 22 de octubre de 2012 con la participación del presidente Evo Morales, nombrado Embajador de la Quinua, pero se postergó por el huracán Sandy.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), las exportaciones de quinua se cuadruplicaron entre 2007 y septiembre de 2012. El volumen de ventas al exterior era de 10.585 toneladas por un valor de 13,1 millones de dólares y llegó a 18.625 toneladas a 55,7 millones de dólares.

“En cinco años han subido de 4 a 15% las parcelas cultivadas”, decía a mediados de 2012 el coordinador Regional Oruro de Fautapo, David Soraide, tras la presentación del Atlas Productivo de la Quinua Real.

El documento ofrece información técnica con mapas satelitales, reseñas y estadísticas que permiten visualizar las características del altiplano sur de Bolivia, en 11 municipios donde se cultiva la quinua real, única en el planeta. En Potosí son las comunas de Uyuni, Colcha K, San Pedro de Quemes, Llica, San Agustín y Tomave; y en Oruro, Salinas de Garci Mendoza, Pampa Aullagas, Quillacas, Santiago de Huari y Challapata.

El Programa Compasur de Fautapo (fundación que apoya a los productores) y los municipios fomentan la producción intensiva de quinua, pero también el repoblamiento del ganado camélido, imprescindible para la obtención de abono natural; y la ejecución de proyectos de riego.

Sostenible. El objetivo es cuidar eficazmente el uso de la tierra y planificar la ampliación de la frontera agrícola para el cultivo del grano de oro andino. “La quinua real es única en el mundo, no hay en otra región, el origen es Bolivia y ya estamos homologando con los países andinos” la Denominación de Origen, anuncia Soraide. Para Anapqui, este tema es una prioridad. Ellos lograron esta denominación para Anapqui y tienen la marca registrada en Estados Unidos. Ahora buscan que beneficie a todo productor de quinua real.

En el Plan Maestro para la celebración del Año Internacional de la Quinua. Un futuro sembrado hace miles de años, difundido en los sitios web de la FAO y del IV Congreso Mundial de la Quinua (del 8 al 12 de julio en Ecuador), se detalla que la distribución geográfica del cultivo en América del Sur se extiende por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, y su distribución varía desde el nivel del mar hasta los 4.000 metros sobre el nivel del mar. En tal sentido se producen quinuas del altiplano, de puna, de valles interandinos, de valles y de costa.

Asimismo, aclara que “el cultivo de la quinua en el mundo se expande. Países como Estados Unidos, Canadá, Francia, Holanda, Dinamarca, Italia, India, Kenia, Marruecos, China y otros están produciendo o realizando ensayos agronómicos para la producción comercial”.

Para Anapqui, la segunda prioridad es la industrialización. Se producen hojuelas, pipocas y harina, pero para otros productos se necesita “un empujoncito”. “Nuestras plantas procesadoras grandes están asentadas en Challapata y tenemos otras pequeñas en las regiones”, señala. En total son diez pequeñas plantas de Anapqui.

Agua de riego, agua potable y energía eléctrica trifásica son necesarias para las modernas máquinas que están sin funcionar. Estos son los principales requerimientos para industrializar y Crispín dice que dependen del apoyo de los gobiernos locales, departamentales y central para lograrlo.

“Hay interés, no tenemos ningún acuerdo, pero hay compromisos de que van a apoyar al sector productivo”, afirma el productor. Según Fautapo y el IBE, existen 62 plantas procesadoras en el país: 16% artesanales, 27% semiindustriales y 57% industriales.

Asfaltar los caminos vecinales y conectarlos a los departamentales es otra prioridad para Anapqui. Empero, el manejo sostenible de la producción es una preocupación. Están concienciando para el repoblamiento de llamas y vegetación a fin de evitar la erosión de suelos. El PIEB cuenta con varias investigaciones para el desarrollo sostenible de la quinua.

Bolivia preside el Comité del AIQ

En mayo de 2012 se estableció el Comité del Año Internacional de la Quinua bajo la presidencia de Bolivia, la vicepresidencia a cargo de Ecuador, Perú y Chile, y la relatoría de Argentina y Francia. Un grupo de miembros está constituido por los principales productores y exportadores: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Y en el otro grupo están países donde experimentan con el cultivo y/o son los principales consumidores: Australia, EEUU, Francia, India, Kenia y Egipto.

‘Vendemos quinua real, nadie más’. Juan Ernesto Crispín Canaviri

“Como productores nos enfocamos en el Año Internacional de la Quinua porque como país somos la cuna de la quinua real que se oferta en el mundo; además nosotros tenemos la marca registrada en Estados Unidos”, enfatiza el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), Juan Crispín Canaviri.

“Otros productores (del mundo) pueden comercializar quinua, pero nadie más puede vender quinua real, sólo nosotros. Tenemos la denominación de origen y esto protege al producto. Aparece Perú con  productos de quinua real y eso es preocupante. La prioridad es que el mundo sepa que la quinua real es nuestra, de Bolivia, precisamente en eso estamos trabajando. Nos apoya el Ministerio de Desarrollo Rural en la determinación del lugar exacto de origen y el beneficio no es sólo para Anapqui, sino para todos los productores de quinua del altiplano sur, que suman unos 60 mil. Eso es lo que no se quiere entender. Exhorto a todos los productores a entender que (este objetivo) está a unas semanas de ser logrado”. “Somos una asociación nacional de productores de quinua que tiene 29 años. Fue fundada un 3 de diciembre en instalaciones del excine México como un brazo económico de la Confederación de Trabajadores Campesinos de Bolivia. Empezamos con cuatro organizaciones, dos en Oruro y dos en Potosí. Hoy somos 12 organizaciones regionales. Agrupamos a más de 2.000 familias, estamos en 192 comunidades, en diez municipios de los dos departamentos alrededor de los salares de Uyuni y de Coipasa. Nuestra producción es quinua real orgánica. Fuimos los pioneros en Bolivia. Anapqui es un referente en el mundo por promocionar la quinua hace 29 años. La primera exportación de un contenedor fue a Suecia”, recordó.

Juan Crispín es presidente de Anapqui.

‘El objetivo es financiar la cadena’. Fernando Arteaga

La Sociedad Administradora de Fondos de Inversión Unión (SAFI Unión), en su afán de coadyuvar al Estado en promover la producción, consumo y transformación de la quinua, diseñó el primer Fondo de Inversión Agrario ProQuinua Unión.

Este fondo es un patrimonio autónomo de carácter cerrado constituido a partir de los aportes de inversionistas particulares y/o institucionales. Inició operaciones el 14 de noviembre con una cartera estimada de Bs 420 millones y una calificación de AA3 otorgada por Pacific Credit Ratings. Fernando Arteaga es presidente del directorio del Banco Unión y del Grupo Financiero Unión, que desde 2011 iniciaron estudios para crear fondos financieros de inversión y    coadyuvar a la cadena productiva de la quinua, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo.

“En el Grupo Financiero Unión tenemos la misión de contribuir al desarrollo del país, democratizando el acceso a los servicios financieros. Productos como el fondo ProQuinua cumplen con esa misión. El  sector de la quinua es exitoso, nos brinda la oportunidad de mitigar    la crisis alimentaria, nos da soberanía alimentaria y su desarrollo está     enmarcado en el Plan Nacional de Desarrollo (PND)”. Hemos lanzado dos fondos y viene en camino el fondo AgroQuinua —ésta es una primicia. Nuestro objetivo es financiar estructuradamente toda la cadena de la quinua, desde el productor hasta el exportador, de manera que todas las necesidades se vean satisfechas”, manifiesta Artegag.

Ahora, agrega, la idea de financiar a través de privados surge de la necesidad de complementar la oferta con la demanda de dinero que involucre los riesgos y tenga los mitigantes adecuados, por eso tenemos una muy buena calificación de riesgo (AA3) para este fondo.

Fernando Arteaga es presidente del directorio del Banco Unión.

‘Nos interesa apoyar al productor’. Teodosio Huayllani

En la producción orgánica “lo más difícil es cambiar el hábito del productor, tiene que darse cuenta de que es parte de su actividad, es una inversión intangible. Y seguimos capacitando”, enfatizó el gerente general de la Sociedad Industrial de Alimentos Naturales y Orgánicos, Teodocio Huayllani, en declaraciones a este medio en 2011. Huayllani  es además exportador de quinua orgánica hace 20 años.

“La diferencia con la competencia es que a nosotros nos interesa el productor más que la semilla. Vemos qué necesidades tiene, qué condiciones posee, cómo es su familia y valoramos esta parte para apoyarlo en su actividad agrícola. Consecuentemente, cuando das apoyo  a esas necesidades la semilla va a venir a la empresa. Por eso no dejamos de preocuparnos de los requerimientos de las familias. A la competencia le interesa la semilla y plantea al productor campesino pagarle un poco más o tal vez un poco menos por su producción de quinua. Nuestra política es diferente porque los productores nos dan una buena acogida y cada vez vienen más para poder afiliarse como productores orgánicos. En ese camino, alcanzamos la certificación (orgánica) para 2.500 a 3.000 toneladas de quinua. De los productores adquirimos entre el 80% y 90% de su producción para la exportación. Los clientes están satisfechos y los productores también. Ellos cuidan sus cultivos para la producción orgánica, además reciben un plus por este tipo de actividad. Por ejemplo, si la quinua está en Bs 500 en Challapata, le pagamos Bs 80 adicionales por kilo. Esto le permite mejorar sus viviendas. Es satisfactorio ayudar indirectamente al productor”.

Teodocio Huayllani es gerente general de Sindan Organic.

Comparte y opina:

TIERRAS Saneamiento y titulación concluirá en 2023

Reto. El 70% de las áreas en conflicto en el país se solucionará este año. En Santa Cruz falta titular solo un 10%.

ORIENTE. En Santa Cruz, el proceso supera el 90%, solamente resta titular 10.000 predios.

Por Marco A. Ibañez

/ 18 de julio de 2021 / 19:08

ECONOMÍA

El INRA proyecta para 2023 concluir con el saneamiento de tierras en el país, excepto en aquellas zonas en conflicto. En Santa Cruz, el proceso supera el 90% de lo previsto, solo restar titular 10.000 predios, de los cuales el 10% es de empresarios.

Según datos del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), la superficie objeto de saneamiento en el país alcanza las 103,3 millones de hectáreas, de las cuales 87% ya se encuentran saneadas y tituladas, es decir 89,4 millones. La superficie pendiente de titulación es de 13,8 millones de hectáreas que equivalen al 13%. De este saldo, hablamos de 6,9 millones, el proceso se encuentra paralizado y/o en conflicto.

META. Pese a ello, esta entidad pública descentralizada del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, como órgano técnico ejecutivo, tiene previsto concluir con el proceso de saneamiento y titulación de tierras hasta 2023.

“Es el compromiso, concluir el proceso de saneamiento excepto en aquellas áreas que estén complicadas”, afirmó a LA RAZÓN el director general de Planificación del INRA, Juan de Dios Fernández.

El funcionario también anticipó a este medio que el INRA proyecta solucionar el 70% del proceso de saneamiento y titulación de tierras en las zonas de conflicto, hasta finalizar esta gestión.

“Confiamos resolver el 70% de las áreas en conflicto este año y avanzar, para lo cual se necesita hablar entre los afectados”, dijo.

CONFLICTO. En pasados días, en Santa Cruz se llevó adelante un “congreso por la tierra” en medio de denuncias sobre constantes avasallamientos de predios y luego se convocó a una reunión de la Comisión Agraria Departamental (CAD) para debatir y fiscalizar el proceso del saneamiento de tierras, pero ante la inasistencia del INRA se declaró un cuarto intermedio, esta última impulsada por el gobernador Luis Fernando Camacho y otras instituciones.

Al respecto, Fernández señaló que “se habló del avasallamiento y que la tierra es para los cruceños (…) lo que yo veo ahí es simplemente un afán de posicionamiento político regional que es legítimo seguramente, pero las condiciones no son las de 2009, ni los resultados del proceso agrario son los mismos; ahora lo que hay que hacer es mirar al futuro y ver cómo construimos entre todos (porque) no habrá un desarrollo agropecuario sustentable si no logramos acuerdos con todos los actores”.

Recordó que en 2008, cuando se afrontaba el conflicto de la “media luna”, a Santa Cruz le faltaba cerca del 70% de la tierra por sanear. Sin embargo, a la fecha la situación avanzó en gran medida.

“Santa Cruz tiene 35 millones de hectáreas y se tenía que definir derechos de propiedad sobre 25 millones. Hoy el 90% tiene seguridad jurídica, es decir, 31,5 millones de hectáreas están con derechos de propiedad claramente definidos. Nos quedan 3,5 millones que se traducen en más o menos 10.000 predios”, detalló el director general de planificación del INRA.

De los citados predios, un total de 9.000 pertenecen a pequeños propietarios o son de propiedad comunitaria, entre otros.

La diferencia, o sea 1.000 predios, corresponde a empresarios. “En términos de superficie de lo que está pendiente es el 50% para los empresarios y medianos, y el otro 50% para comunidades y pequeñas propiedades”.

Considerando la superficie que resta por sanear o titular así como el carácter de los problemas de la tierra, Fernández consideró que no es en asambleas o con movimientos políticos que estos conflictos se van a resolver, sobre todo porque se trata de temas técnicos.

“El tema de la tierra es un problema entre 2 y 4 beneficiarios que tienen algún problema de límites interdepartamentales, interprovinciales, límites políticos administrativos que también generan problemas para los derechos de propiedad”, argumentó.

INFOGRAFÍA: E.A.F./FUENTE: INRA

Ante esa situación, el funcionario anticipó que el INRA trabajará con todos los actores y no dejará a nadie fuera y se atenderá todas las demandas. “Vamos a trabajar, dialogar y resolver los problemas de todos los actores del agro y no vamos a dejar a ninguno de los actores fuera”, finalizó.

El INRA tiene como atribuciones: dirigir, coordinar y ejecutar políticas, planes y programas de reagrupamiento y redistribución de tierras, priorizando a los pueblos y comunidades indígenas, campesinas y originarias que no las posean o las posean insuficientemente, de acuerdo con la capacidad de uso mayor de la tierra.

Además, proponer, dirigir, coordinar y ejecutar las políticas y los programas de asentamientos humanos comunarios, con pobladores nacionales, así como emitir y distribuir títulos, en nombre de la autoridad máxima del Servicio Nacional de Reforma Agraria, sobre tierras fiscales incluyendo las expropiadas o revertidas a dominio de la nación, tomando en cuenta la vocación de uso del suelo establecida en normas legales correspondientes.

SANEAMIENTO.Con el nuevo personal, el INRA acelerará el proceso. LA RAZÓN ARCHIVO

Cerca de 380 funcionarios se suman al proceso

 Desde la semana pasada, cerca de 380 funcionarios se incorporan al trabajo de saneamiento y regulación de derechos de propiedad en Bolivia, que es llevado adelante por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

Es el resultado de una ardua gestión realizada por esta entidad para reactivar un crédito de $us 100 millones aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fue paralizado durante la gestión transitoria de Jeanine Áñez, reveló el director general de planificación de esta entidad, Juan de Dios Fernández.

“El BID suspendió la operación y estaba por cerrarse, hemos logrado recuperar y que el organismo apruebe un nuevo plan de acción y que esto funcione. La primera medida fue contratar personal, que desde la anterior semana se está incorporando en todo el país. Se trata de alrededor de 380 funcionarios con los cuales el INRA contará con 600 a nivel nacional”, explicó.

El crédito del BID tiene como objetivo concluir el proceso de saneamiento y regulación de derechos de propiedad en Bolivia. De los $us 100 millones gestionados, hasta 2019 se logró ejecutar aproximadamente un 50%; sin embargo, en la gestión del gobierno de transición no se registró ningún avance.

Ante esa situación, la nueva administración del INRA en febrero pasado logró reactivar la ejecución de los fondos para la contratación de los citados funcionarios, de los cuales entre 80 y 90 desarrollarán sus funciones en Santa Cruz para cumplir con los objetivos trazados por esta entidad, dijo.

FUTURO. Uno de los desafíos del Gobierno es construir un desarrollo rural sustentable para que la tierra sea usada de manera sostenible, que se preserve los bosques, que permita una producción eficiente, para lo cual se requiere la participación de todos los actores, aseguró Fernández. “Del uso económico de la tierra hacia el uso sustentable, es la visión a futuro y no hay eso”, dijo.

Comparte y opina:

AVIONES HÍBRIDOS Una revolución en vuelos regionales

Futuro. Vuelos de hasta 200 km con baterías, sin consumir una gota de combustible.

Por AFP

/ 18 de julio de 2021 / 18:57

MUNDO

El pequeño avión blanco aterriza casi sin hacer ruido, en contraste con el petardeo del Cessna que le precedió: para sus promotores, este aparato experimental que funciona con electricidad y combustible podría revolucionar los vuelos regionales.

Los antiguos empleados de Airbus que fundaron la empresa emergente Voltaero en Francia están convencidos de ello, sobre todo en el contexto actual de creciente presión para hacer frente al cambio climático.

El último logro concreto de Voltaero es el prototipo Cassio 1, inspirado en el Cessna 337 pero potenciado con la tecnología del siglo XXI (pantallas, sensores, telemetría, entre otros) y equipado con un innovador sistema de propulsión, que combina un motor térmico y cinco eléctricos, para un total de 600 kilovatios (más de 800 caballos) para hacer volar sus 2,1 toneladas.

“La función principal del motor térmico es recargar las baterías (…) siempre en su modo de consumo óptimo”, explica Jean Botti, presidente y director tecnológico de Voltaero. Este sistema ya se utiliza con éxito en la industria del automóvil desde hace casi 25 años, con Toyota como pionero.

Pero, “todos los aterrizajes y despegues se realizan en modo eléctrico”, detalla a la AFP Botti desde el aeródromo de Toussusle- Noble, a 25 kilómetros al oeste de París, donde el Cassio 1 realizó recientemente una de las 11 etapas de una gira por Francia destinada a convencer de la pertinencia del concepto.

Al igual que un vehículo híbrido recargable, el avión se enchufa a la red eléctrica entre dos usos. Los vuelos de hasta 200 kilómetros de distancia pueden realizarse con baterías, sin consumir una gota de combustible.

Más allá de esa distancia toma el relevo el motor térmico, pero con un consumo de combustible reducido, en promedio “de 30 a 35% para el total del trayecto”, según Botti. El alcance máximo es de 1.200 kilómetros.

La hoja de ruta de Voltaero, que cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE) en el marco del plan de recuperación ecológica, prevé la entrega de una versión de cuatro plazas a finales de 2023, una de seis un año después y una de 10 para 2026.

VENTAJAS. Potencia eléctrica, la ausencia de vibraciones y ruido en los vuelos. FOTOS AFP

PEDIDOS. La empresa, que ha aprovechado la experiencia de los proyectos de Airbus desde hace 10 años, tiene como objetivo fabricar 300 aparatos al año. De los cerca de 80 pedidos anticipados, 40 vienen de Francia, donde Voltaero se ha propuesto revitalizar los aeródromos infrautilizados.

Este aparato aporta “una respuesta a un importante problema de sociedad: cómo seguir favoreciendo los intercambios y la movilidad, mejorar el acceso a territorios aislados, sin perjudicar el medioambiente”, dice con entusiasmo Olivier Galzi, vicepresidente del grupo Edeis, principal administrador de aeropuertos regionales en Francia.

Otras empresas emergentes, como la británica Faradair y la estadounidense Ampaire, han lanzado proyectos similares, y los gigantes del sector (General Electric, Rolls-Royce, pero también la NASA) están realizando investigaciones.

“La tecnología híbrida es realmente atractiva para esta gama de aviones” destinados a líneas regionales, afirma Philippe Beaumier, director de Aeronáutica de la Agencia Nacional de Investigación Aeroespacial francesa (ONERA).

La tecnología híbrida “se limitará a los aviones pequeños durante varios años” porque “para imaginar fabricar un A320 híbrido, habría que multiplicar por cuatro o cinco la densidad energética de las baterías actuales”. Además, “más allá del megavatio, hay que aumentar mucho la tensión de los cables”, lo que plantea problemas electromagnéticos y de calentamiento, explica Beaumier a la AFP.

En cuanto a las ventajas en comparación con un avión térmico de la misma categoría, Didier Esteyne, piloto de pruebas y director técnico de Voltaero, cita “la potencia eléctrica inmediata disponible” y “la ausencia de vibraciones y ruido”.

También seduce la discreción acústica de estos aviones. “Esperamos con impaciencia poder dotarnos de estos aparatos”, dice Patrick Milward, director general de la escuela de vuelo Astonfly, con sede en Toussus-le-Noble.

Comparte y opina:

LBC celebra 75 años con acción social

CAMPAÑA. Apoyo para siete casos de la vida real e historias inspiradoras.

La Boliviana Ciacruz Seguros.

Por Marco A. Ibañez

/ 18 de julio de 2021 / 18:48

EMPRESA

La campaña “Cambiando Historias” es una acción de Responsabilidad Social Empresarial de La Boliviana Ciacruz Seguros, que trasciende con mucha empatía y un verdadero deseo de colaborar a las personas menos favorecidas de la sociedad.

A veces una acción puede cambiar toda la historia, es el lema con el cual esta compañía lanzó esta campaña que busca mejorar la calidad de vida de siete atletas de Olimpiadas Especiales en todo el país, efectuando una intervención para que las mismas puedan cambiar sus historias, según el caso, con tratamientos, capacitación, entrega de insumos, entre otros. Se espera que con este apoyo las personas salgan de la extrema pobreza, mejoren su salud, se generen fuentes de ingreso y sostenibilidad.

La campaña se enmarca en la celebración de los 75 años de la aseguradora que acompaña la alianza con Olimpiadas Especiales y está alineada al Pacto Global de las Naciones Unidas (ODS 10), referido a la reducción de las desigualdades.

Al respecto, el vicepresidente ejecutivo de LBC Seguros, Laurent Bertaux, afirmó: “No encontramos palabras para describir todos los sentimientos que nos invaden al conocer estas historias. Cada una de ellas nos impulsan a seguir trabajando como una empresa socialmente responsable para reducir las desigualdades en favor de las personas menos favorecidas de nuestro país”.

Complementó que mejorar la calidad de vida es, sin duda, uno de los mayores retos en toda la trayectoria de la compañía, haciendo historia y “lo hacemos con el gran compromiso de colaboración que tenemos”, dijo.

Comparte y opina:

Millicom invertirá $us 135 MM para modernizar su red

Tecnología. La compañía busca posicionarse en el mercado boliviano.

RED. Pretende mejorar la conectividad en el país y en la región.

Por Marco A. Ibañez

/ 18 de julio de 2021 / 18:43

EMPRESA

El COVID-19 ha acelerado la digitalización y la demanda de conectividad. Ante esa realidad, Millicom, proveedor líder de servicios móviles y de cable que opera bajo la marca Tigo en América Latina, anunció que invertirá $us 135 millones en los próximos tres años.

La inversión de la compañía se concentrará en actualizar su red móvil en alianza con Ericsson (NASDAQ: ERIC), en tres mercados clave de la región: Bolivia, Paraguay y Honduras.

“Millicom tiene una estrategia para alcanzar y mantener el liderazgo de la red en todos los mercados en los que opera. Queremos ofrecer la mejor experiencia móvil del mercado y conectar a más personas, tanto en áreas urbanas como rurales”, destacó el vicepresidente ejecutivo y director de tecnología e información de Millicom, Xavier Rocoplán.

CONEXIÓN. Según el ejecutivo, con las nuevas inversiones se avanzará en el propósito de “construir las mejores autopistas digitales que conecten a las personas”, que mejoren la vida de la población y respalden el desarrollo de las comunidades.

El despliegue de 4G, mejoras del servicio al cliente, responder al incremento del tráfico de internet y modernización de la red con LTE; se realizará con productos y soluciones de Ericsson Radio System.

A nivel local, se mejorarán los equipamientos, con tecnología de punta que contribuirá, entre otros beneficios, a modernizar los equipos que brindan los diferentes servicios a sus abonados.

Tanto en Bolivia, como Honduras y Paraguay, la compañía Millicom, a través de sus operaciones de Tigo, expandirá la cobertura de su red a 712 municipios adicionales, para llegar a 2,5 millones de personas más a las que alcanza actualmente.

“Con nuestro enfoque en la innovación, estamos gratamente complacidos de aliarnos con Millicom para potenciar la conectividad en América Latina mientras iniciamos el camino hacia la implementación de 5G. Trabajar junto a un proveedor de telecomunicaciones tan importante reafirma nuestro compromiso de cerrar la brecha digital a nivel mundial. Si bien la pandemia ha traído cambios que van más allá de la forma de comunicarnos, la conectividad sigue siendo tan fundamental como siempre”, indicó el presidente de Ericsson para Europa y América Latina, Arun Bansal.

Comparte y opina:

La informalidad hace temblar a los pequeños negocios

Economía. La falta de empleo hizo que la venta informal en las calles aumente.

CALLES. Son invadidas por vendedoras ambulantes de prendas de vestir, accesorios para celulares, frutas y sobre todo comida.

Por Sheila Olivarez

/ 18 de julio de 2021 / 18:38

INICIATIVA

Vendedoras ambulantes de ropa, accesorios para celulares, frutas, comida, entre otros productos, se apoderan de las calles en varias capitales. El incremento del comercio informal hace temblar a los pequeños negocios que también luchan para superar la crisis.

Según datos de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), a consecuencia de la pandemia del COVID- 19 más de 400 mil personas quedaron desempleadas en el país. Estas actividades económicas informales alcanzan el 77% en el país, mientras que los negocios formales apenas un 23%.

Esta población desocupada agobiada por su situación, encontró una opción en la informalidad para generar recursos económicos, sin embargo en desmedro de algunos pequeños negocios que afirman cumplir con sus obligaciones tributarias y pago de créditos ante el sistema financiero.

Por ejemplo en La Paz, en las calles Tumusla, Max Paredes, Potosí, avenida Buenos Aires, plaza Equino, Pérez Velasco, paseo Comercio e inclusive El Prado, durante el día y la noche se observa gran cantidad de vendedores ambulantes ofertando sus productos.

Muchas de estas personas, al observar la grabadora o la cámara fotográfica de LA RAZÓN, se alejan o se mantienen en silencio, temen ser identificadas.

En un recorrido efectuado por este medio, encontramos a María Luna, dueña de un pequeño negocio de alimentos en la populosa plaza Eguino, quien nos relató que a consecuencia de la pandemia del COVID-19 sus ventas bajaron considerablemente y justo cuando empezaba a recuperarse descubrió que la competencia informal está a su lado y al frente.

COMERCIO. Cualquier espacio es aprovechado para la venta informal. FOTO. SHEILA OLIVAREZ

COMPETENCIA. “Comenzaron a llegar vendedoras de frutas, alimentos y otros productos, y no se las puede mover. Cuando les pedimos que se vayan a vender a otro lugar nos riñen, no podemos hacer nada”, lamenta.

La preocupación de María es compartida por Ana Soto, propietaria de un negocio de venta de ropa deportiva para dama en la calle Tumusla, quien desde hace cinco años se dedica a esa labor pero observa con sorpresa cómo en la última gestión se incrementó el número de vendedores ambulantes en esa zona.

Impotente ante la necesidad que enfrenta ese sector, reconoce que tienen también derecho para ganar el sustento para sus hogares debido a la falta de fuentes laborales en el país, y aunque esa situación represente una competencia para su negocio o existan más vendedores que compradores.

“En los trabajos te piden una serie de requisitos, ni para los profesionales hay trabajo. Ahora hay más vendedores que clientela. Salen de su casa a vender por la necesidad que tienen”, dice Soto.

ACERAS. Sin espacio para las personas que transitan las calles. FOTO. SHEILA OLIVAREZ

CRÉDITOS. “Saqué un préstamo antes de la pandemia de Bs 40.000; ahora mi cuota mensual es de Bs 1.600 y los del Banco Prodem me dicen que a esa cuota se sumará un interés de por lo menos Bs 200 por tres años”, se queja esta propietaria de un negocio de ropa deportiva.

Como Ana, son varios los pequeños prestatarios que afrontan el cobro de intereses y cuotas adicionales, que efectúan algunas entidades financieras privadas, tras concluir el proceso de diferimiento de créditos en el país.

“Mi cuota mensual antes del periodo de gracia era de Bs 800, cuando recogí mi boleta me sale que el miércoles debo pagar Bs 1.600 durante un año, esto empeoró mi situación”, se queja también Margarita Pucho, propietaria de otro negocio de comida.

Las dos prestamistas piden al Gobierno mayor control de los bancos privados, porque se aprovechan de la necesidad de la gente.

Comparte y opina:

Últimas Noticias