miércoles 14 abr 2021 | Actualizado a 09:24

El auge de los smartphones impulsa la piratería digital

Este año se hallaron 80 debilidades en iOS y 10 en Android

Por AFP

/ 23 de agosto de 2015 / 04:00

Repletos de información personal, los teléfonos inteligentes pueden ser un objetivo prioritario para los piratas cibernéticos, que aprovechan los fallos que surgen en la voraz carrera por innovar en este mercado tan competitivo.

“Los dispositivos móviles tienen cada vez más importancia en las empresas y en nuestras vidas”, dice Avi Bashan, de la firma de seguridad cibernética israelí Check Point Software Technologies. “Mientras más gente los utilizan para hacer más cosas, más interesantes se vuelven para los atacantes”.

Check Point constató en los tres últimos años un aumento de los ataques contra los dos sistemas operativos móviles dominantes: iOS, con el que funciona el iPhone y el iPad de Apple, y Android, el software de Google utilizado por la mayoría de los fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas en el mundo.

En un estudio publicado a principios de junio, y hecho en base a más de 900.000 dispositivos móviles conectados a redes inalámbricas de empresas en un centenar de países, Check Point calculó que un aparato de cada 1.000 resultaba infectado. Según el informe, cuando una organización tiene más de 2.000 dispositivos móviles conectados a su red, existe 50% de probabilidades que al menos seis de esos dispositivos sean infectados (en una relación de 60-40 entre Android y iOS).

En particular, los investigadores de Check Point revelaron en un defecto que permite tomar el control de los teléfonos inteligentes Android a través de una herramienta preinstalada en el sistema, prevista originalmente para permitir acceder al dispositivo para dar asistencia técnica.

PUERTAS. “Esto afecta a todas las versiones de Android”, asegura Ohad Bobrov, a cargo de la prevención de amenazas móviles de Check Point. El experto explica que el hacker podría usar ese resquicio inseguro induciendo al propietario del teléfono, por medio de un ardid, a instalar una aplicación manipulada para conectarse a la herramienta de asistencia técnica.

En algunos casos, el hackeo se puede hacer con un simple mensaje de texto, que puede actuar incluso sin que el receptor lo abra.

El mensaje está diseñado para hacer creer al teléfono (que es “inteligente”, pero no tanto) que viene de un centro de asistencia técnica legítimo, cuando en realidad está vinculado con un servidor en línea controlado por un hacker. “Yo solo necesito tu número de teléfono, y eso es todo”, afirma Avi Bashan.

Otra empresa de seguridad, Zimperium, advirtió ya la semana pasada sobre otra vulnerabilidad de Android, también aprovechable mediante el envío de un simple mensaje al smartphone. Se basa en una función llamada “Stagefright”, que predescarga automáticamente los extractos de videos adjuntos a mensajes de texto para que el destinatario no tenga que esperar para verlos.

Los piratas cibernéticos no tienen más que camuflar un programa malicioso en un archivo de video y luego enviarlo por SMS para activarlo. De acuerdo con Zimperium, cerca de 95% de los teléfonos inteligentes trabaja con Android, lo que quiere decir que unos 950 millones de dispositivos estarían en riesgo.

Prevención. Los investigadores informaron a Google, que decidió esta semana que ahora ofrecerá actualizaciones de seguridad mensuales para sus dispositivos Nexus que utilizan Android.

La primera, que se produjo el miércoles, incluyó un parche para Stagefright. Para la mayoría de los aparatos, sin embargo, son los fabricantes o incluso las empresas de telefonía los que controlan cuál versión de Android se utiliza. Entre ellos, los grupos surcoreanos Samsung y LG Electronics anunciaron también que adoptarían estas actualizaciones mensuales.

Solo desde principios de este año se han descubierto unos 80 puntos vulnerables en iOS y diez en Android, calculó en Las Vegas, en la conferencia del sector Black Hat, la firma danesa especializada en ciberseguridad Secunia.

Para los investigadores del sector, esta es la consecuencia de la carrera por innovar en el ecosistema móvil, que crece para agregar funciones a los teléfonos sin tomarse siempre el tiempo para comprobar su seguridad. “Cuando hay un gran ‘boom’, la gente toma atajos” en el plano técnico, y se encuentra con que tiene que volver atrás luego para corregir los errores, asevera Joshua Drake, investigador en Zimperium. “Los sistemas operativos se han desarrollado demasiado rápido”, considera Avi Bashan. “Y cuando se desarrolla rápidamente, hay cosas que se desarrollan mal”.

El avance de  lo smart en el mercado

Ventas

Un número récord de 1.200 millones de smartphones se vendieron en el mundo en 2014, o sea un aumento de 23% en un año. Dichas ventas representaron un volumen de negocios total de $us 381.000 millones, o sea un aumento de 15% en un año, informó GfK.

Presencia

La consultora también detalla que las ventas globales de teléfonos inteligentes representan dos tercios de las ventas de dispositivos móviles en el mundo. En el cuarto trimestre de 2014 la firma líder en este mercado fue Apple. AFP

Comparte y opina:

Ayahualtempa: un pueblo atrapado entre el abandono y el acecho del narcotráfico

Desde hace algunos años, Ayahualtempa está en la mira de una banda criminal por hallarse en una zona clave para la producción y tráfico de goma de opio, materia prima de la heroína.

Pueblo regido por el narcotráfico.

Por AFP

/ 14 de abril de 2021 / 09:16

Desde una camioneta, Bernardino Sánchez, líder de una autodefensa campesina, lanza arengas que condensan el grito desesperado de Ayahualtempa, una comunidad del sur de México atrapada entre el abandono estatal y el acoso de narcotraficantes.

«Vivan las compañeras viudas, vivan los niños huérfanos, vivan los compañeros desplazados, vivan nuestros hermanos caídos», grita Sánchez mientras avanza por caminos de tierra de esta población del estado de Guerrero.

Le siguen una treintena de niños de seis a 12 años con rifles de madera o varas que simulan ser armas, luego de entrenar posiciones de combate en un polideportivo.

Cubriéndose el rostro con pañoletas, los menores responden con vivas a las proclamas de Sánchez y otros líderes de la policía comunitaria, un cuerpo legal creado para proteger a los moradores.

Desde hace algunos años, Ayahualtempa, de unos 1.000 habitantes, está en la mira de una banda conocida como «Los Ardillos» por hallarse en una zona clave para la producción y tráfico de goma de opio, materia prima de la heroína.

Los pobladores claman protección para detener los asesinatos, secuestros y desapariciones atribuidos a ese grupo, que, según ellos, busca extender sus actividades a esta comunidad dedicada al cultivo de frijol y maíz.

Al menos nueve lugareños han sido asesinados desde 2019, pero sus llamados no han tenido eco, denuncian. «Llevamos 15 meses desde que el gobierno se vino a comprometer aquí (…) a apoyar. Hasta el momento no hemos visto ningún apoyo», dijo Sánchez a la AFP.

Violencia y pobreza

AFP

Detrás de los niños caminan los adultos de la autodefensa con rifles y pistolas, en una escena ya mostrada un año atrás para llamar la atención del presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Los campesinos exigen ayudas para las víctimas de la violencia, además de aulas y maestros. «Queremos que el presidente venga y vea la comunidad», afirma Sánchez tras una práctica de tiro de jóvenes de 16 y 17 años, al tiempo que rechaza las críticas del mandatario cuando se conocieron las primeras imágenes de niños armados en 2020.

López Obrador tildó ese acto de «prepotente» y de «vergüenza». Guerrero es el tercer estado más violento de México. Allí ocurrieron 1.434 de los 34.552 homicidios registrados en el país en 2020 (27 por cada 100.000 habitantes).

También es el segundo con más pobreza, con el 66,5% de habitantes en esta condición. En ese marco y como parte de la autonomía de los pueblos indígenas, grupos como el de Sánchez han proliferado en Guerrero desde la década de los noventa y recientemente en el vecino Michoacán.

El presidente sostiene que la violencia y el empobrecimiento en este país de 126 millones de habitantes es fruto de la corrupción de sus antecesores, y que intenta resolver el problema con una inversión en programas sociales que superó los $us 14.000 millones de dólares en 2020.

Comparte y opina:

Matthew McConaughey, listo para cumplir un sueño con el estreno de su equipo de fútbol

Fundado en 2018, el Austin F.C. debutará en la MLS el sábado en la cancha del Los Angeles FC que lidera el delantero mexicano Carlos Vela.

Matthew McConaughey

Por AFP

/ 14 de abril de 2021 / 08:59

El actor estadounidense Matthew McConaughey, ganador del premio Óscar, aguarda expectante el debut este fin de semana del Austin FC en la liga de fútbol norteamericana (MLS), con el que cumplirá el sueño de «construir un equipo deportivo».

La estrella de Hollywood es dueño minoritario de esta franquicia de expansión de la MLS, en la que ocupa el cargo de «ministro de cultura» para ayudarla a representar con éxito a la ciudad texana en la que vive desde su juventud.

El martes, en una videoconferencia con periodistas, McConaughey dijo que su participación en el Austin F.C. materializa la ambición de toda una vida de ayudar a lanzar una franquicia deportiva.

«No estoy interesado en ser una mascota», recalcó el intérprete, de 51 años. «Siempre he soñado con estar en el nivel base y ayudar a construir un equipo».

«Siempre he estudiado y apreciado las grandes organizaciones que han triunfado y perdurado, ya sean los All Blacks en rugby o los New England Patriots en football americano», explicó.

Fundado en 2018, el Austin F.C. debutará en la MLS el sábado en la cancha del Los Angeles FC que lidera el delantero mexicano Carlos Vela.

La franquicia texana tiene previsto inaugurar el 19 de junio su nuevo estadio Q2 de 20.500 asientos. El club ya ha vendido todos los 15.500 abonos mientras otros 15.000 aficionados están en la lista de espera.

McConaughey cree que este interés refleja la arraigada pasión por el fútbol en la capital de Texas, la ciudad grande de más rápido crecimiento actualmente en Estados Unidos, según las cifras del censo publicadas en marzo del año pasado.

Proyecciones

«Austin ya era una ciudad de fútbol antes del Austin F.C.», explicó McConaughey. «Es una ciudad muy diversa. Cada día se mudan aquí 150 personas. Es una ciudad que está en marcha. El fútbol es el juego del mundo y tenemos gente de todo el mundo en nuestra ciudad, que nunca ha tenido un equipo al que animar. Era el momento», defendió.

McConaughey explicó que su rol como «ministro de cultura» será ayudar a garantizar que el club refleje la cultura de la ciudad.

«Para un equipo que va a representar a la ciudad de Austin, tengo que estar ahí como alguien que conoce muy bien Austin, para que ambos sean reflejo del otro», dijo. «En cualquier noche en el estadio, se debe sentir, oler y saber como lo mejor de Austin, Texas».

No obstante, McConaughey quiere ser cuidadoso en el manejo de las expectativas para la temporada inaugural.

«¿Cuánto éxito podemos tener en el primer año? Ya lo veremos», señala. «Pero no hemos construido el Austin FC en un día, y no vamos a ser una moda».

«Esto es el principio. Se ha plantado la semilla y queremos ser un roble grande y fuerte. Es una guerra de 100 años. Tenemos una visión a largo plazo», asegura.

El equipo texano tiene como director deportivo a Claudio Reyna, exjugador internacional estadounidense, y entre su joven plantel se cuenta el venezolano Daniel Pereira, elegido con el número uno del Draft de 2021 de la MLS.

McConaughey tampoco quiso pronunciarse sobre cómo un campeonato con el Austin FC podría compararse con sus reconocimientos en la gran pantalla, que incluyen un Óscar al mejor Actor en 2014 por su actuación en «Dallas Buyers Club».

«Déjenme pasar por algo de sangre, sudor y lágrimas primero», dijo. «Déjenme pasar por una o varias temporadas. Pérdidas. Ganancias. Subidas. Bajadas. Y luego llegar al final y levantar un trofeo, entonces podré decirles cómo me siento».

Comparte y opina:

Lo que se sabe de la variante brasileña del coronavirus, la P1

La P1 emergió en diciembre pasado en la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas, pero solo fue identificada como una nueva variante en enero

Un trabajador de salud sostiene una jeringa para evitar la contaminación, luego de administrar una dosis de la vacuna

Por AFP

/ 14 de abril de 2021 / 08:58

La variante brasileña del coronavirus, denominada P1, es poco conocida, pero despierta alertas en el mundo porque es más contagiosa, lo que ha llevado a varios países a suspender los vuelos procedentes del gigante sudamericano, epicentro de la pandemia.

«El miedo es justificado, la P1 es una variante más contagiosa y se propagó muy rápido en Brasil, que es un país enorme y donde la pandemia está fuera de control», explica a la AFP la microbiologista Natalia Pasternak, directora del Instituto Questao de Ciencia.

La P1 emergió en diciembre pasado en la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas, pero solo fue identificada como una nueva variante en enero, en Japón, en unos viajantes que volvía de aquella región del norte de Brasil.

La variante también fue detectada en varios países de América del Sur, como Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia, Perú y Venezuela. También llegó a Estados Unidos, Canadá, Alemania y Francia, que el lunes anunció la suspensión de vuelos desde Brasil al igual que otras naciones.

¿Por qué es más contagiosa?

Como la variante sudafricana, la P1 tiene la mutación E484K, que podría generar más infecciones que las otras cepas, según algunos estudios, porque demanda más anticuerpos para resistir al virus.

Además tiene numerosas variaciones en la proteína Spike, a través de la cual el virus ingresa a las células para infectarlas.

«Es como si tuviese una llave maestra que le permite abrir varias puertas al mismo tiempo», observa Jesem Orellana, investigador en Amazonas del instituto Fiocruz.

«Y desde un punto de vista epidemiológico, la variante puede desestabilizar regiones donde hay poco control de la circulación del virus y con poca infraestructura, causando el colapso de hospitales», como ocurrió en Manaos, donde decenas de pacientes fallecieron por falta de oxígeno.

«Si las autoridades brasileñas hubiesen sido responsables, habrían aislado Manaos, como China hizo con Wuhan. Pero en vez de eso, enviaron pacientes a otras regiones del país, con acompañantes, algunos de ellos infectados con la P1», lamenta Orellana.

El gobierno brasileño incluso «debería haber cerrado fronteras para evitar que esa variante llegase a otros países, algunos más pobres, como Perú», agregó.

¿Es más letal?

Por ahora, ningún estudio ha concluido que la P1 sea más letal.

En investigaciones preliminares, Orellana constató que la P1 no aumentó la tasa de mortalidad en hospitales de Manaos, en comparación con la primera ola de la pandemia, en abril de 2020.

Ese análisis coincide con dos estudios publicados el martes según los cuales la variante británica no deriva en casos más graves de COVID-19.

La escalada de muertes por COVID-19 en Brasil en las últimas semanas se debe al colapso de hospitales «porque esta variante es más contagiosa, pero también por el relajamiento generalizado» de la población frente a las medidas de prevención, «cansada de las medidas de cuarentena», agrega Orellana.

Estudios preliminares demostraron que la vacuna china CoronaVac, la más usada en Brasil, es eficaz ante la P1, al igual que la de Pfizer y la de AstraZeneca.

¿Cuánto se propagó en Brasil?

La variante P1 se propagó por casi todo el territorio brasileño, aunque faltan datos que permitan medir en qué porcentaje es responsable de los contagios en cada región.

«La vigilancia genómica de Brasil es una de las peores del mundo», en términos de secuenciación de las nuevas cepas, «no en vano descubrimos la P1 casi 60 días después, en Japón», cuenta Orellana.

La circulación descontrolada del virus ha dado lugar a nuevas mutaciones, con variantes de la misma cepa, como la P2, que circula en Rio de Janeiro, o la P4, detectada recientemente en Belo Horizonte, en el estado vecino de Minas Gerais.

«Brasil se convirtió en un laboratorio de variantes a cielo abierto», dijo Orellana.

Para evitar la circulación de esas variantes, «lo ideal sería tener dosis suficientes para la vacunación en masa y un lockdown al mismo tiempo, como hicieron Inglaterra o Israel», agrega la microbióloga Pasternak.

«Pero en Brasil no tenemos ni lo uno ni lo otro: el confinamiento, principalmente, por falta de voluntad política», a lo que se suma que «no tenemos dosis suficientes para la vacunación», explica la especialista, subrayando la «falta de coordinación nacional» de la lucha contra la pandemia por parte del gobierno de Jair Bolsonaro.

(14/04/2021)

Comparte y opina:

La vacunación masiva hace de Gibraltar un pequeño oasis en Europa

La semana pasada el estadio Victoria recibió 600 personas inmunizadas para presenciar el partido clasificatorio para el Mundial contra Países Bajos y en marzo 500 espectadores vieron en directo un combate de boxeo.

Vacunación en Gibraltar

Por AFP

/ 14 de abril de 2021 / 08:55

La gente sin mascarilla se saluda por la calle, los amigos comen juntos en restaurantes y los aficionados acuden a eventos deportivos. Con la vacunación casi completada, Gibraltar se ha convertido en un «oasis» en una Europa llena de restricciones.

Este pequeño territorio británico en el extremo sur de España es uno de los primeros lugares del mundo en inmunizar a la mayoría de su población adulta contra el coronavirus, permitiendo el levantamiento de restricciones y el retorno a una vida casi normal.

«Esto es como un oasis», asegura Rafael Cordón, un cocinero español de 63 años, que acude a diario a trabajar a este territorio británico de casi 34.000 habitantes desde el municipio español de San Roque.

El pequeño trayecto diario es «como pasar de un mundo a otro», asegura Cordón, que también ha recibido las dos dosis de la vacuna en Gibraltar como trabajador transfronterizo.

En España, como en otras partes de Europa, la mascarilla es obligatoria además de otras medidas como un toque de queda que, a este chef, le hacen sentir «como estar en un pecera, donde andas limitado y metido en agua».

En Gibraltar, desde finales de marzo las mascarillas deben llevarse únicamente en espacios públicos cerrados, tiendas y transporte público.

El toque de queda existente se levantó, devolviendo la vida a los bares y restaurantes que habían reabierto con aforo limitado el 1 de marzo tras meses de cierre.

Vacunación y alivio

La pandemia se cobró 94 vidas en Gibraltar, la mayoría entre enero y febrero de este año, y dejó casi 4.300 contagios entre su reducida población.

Pero gracias al impulso de vacunación, no ha habido nuevas hospitalizaciones por COVID-19 en las últimas dos semanas en este territorio de apenas 6,8 kilómetros cuadrados dominados por un promontorio de más de 400 metros de altura conocido como «el Peñón».

Esto permitió a Cristine Parody celebrar la Semana Santa «como se debe vivir, en familia», con sus hijas y sus nietos, con quienes no había podido compartir la Navidad ni su 65 cumpleaños.

«Fue grandioso poder tener ese roce otra vez», dijo a la AFP en la calle peatonal Main Street, llena de gente de compras, la mayoría sin mascarilla.

Bautizada como «Operación Libertad», la campaña de vacunación de Gibraltar permitió inmunizar con dos dosis a un 85% de su población desde comienzos de enero.

Incluso han inyectado la primera dosis a casi la mitad de los 15.000 trabajadores fronterizos que acuden diariamente desde España a Gibraltar.

«Es un gran alivio», asegura a la AFP la ministra gibraltareña de Sanidad, Samantha Sacramento, desde su oficina en lo más alto del único hospital del territorio, con unas vistas magníficas del muelle.

Sacramento atribuye el éxito de la vacunación al reducido tamaño del territorio y al constante suministro desde el Reino Unido de los fármacos de Pfizer y AstraZeneca.

«Durante las primeras semanas estábamos vacunando siete días a la semana. Funcionábamos como una cinta transportadora», dice la única mujer en el gobierno de este territorio.

El personal sanitario de primera línea y los residentes y trabajadores en geriátricos fueron los primeros en recibir la inyección. Después se instaló un centro de vacunación en una galería comercial para la población general.

AFP

Un día laborable de esta semana un flujo continuo de ciudadanos acudía a su cita en este centro. En apenas 20 minutos, se comprobaba su temperatura, se tomaban sus datos y recibían la inyección en las 14 estaciones habilitadas.

Cuando ya se han recibido las dos dosis, los gibraltareños reciben una cartilla de vacunación que les permite entrar a grandes eventos o viajar.

La semana pasada el estadio Victoria recibió 600 personas inmunizadas para presenciar el partido clasificatorio para el Mundial contra Países Bajos y en marzo 500 espectadores vieron en directo un combate de boxeo.

Para ambos eventos, los asistentes tuvieron que dar negativo en un test realizado la víspera. La relajación de restricciones se nota también en populares puntos de encuentro como el Ocean Village Marina o el Irish Town, donde los clientes vuelven a brindar con pintas de cerveza.

El ministro principal de Gibraltar anunció este jueves que el límite de reuniones de 16 personas se eliminará el 16 de abril y que, a partir del lunes, tampoco se restringirá el número de comensales en los restaurantes.

Como guinda del pastel, Gino Jiménez, director de una asociación de restauradores, pide que vuelva la música en directo en bares y restaurantes ahora que las infecciones están «muy controladas».

Comparte y opina:

Detrás del éxito de la vacuna Pfizer/BioNTech, una serie de apuestas arriesgadas

Foto: AFP

Por AFP

/ 14 de abril de 2021 / 08:53

La vacuna Pfizer/BioNTech, desarrollada con celeridad, excepcionalmente eficaz contra el COVID-19 y producida en masa, encadena logros gracias a una mezcla de suerte y decisiones juiciosas, que ha evitado a sus creadores escapar a las polémicas pese a una búsqueda desenfrenada de rentabilidad.

Es 9 de abril de 2020, al comienzo de la crisis sanitaria. La farmacéutica estadounidense Pfizer y el laboratorio alemán BioNTech, pequeño especialista en tecnologías de punta, se aliaron para desarrollar una vacuna contra el COVID-19.

Apostaron por la innovadora tecnología ARN mensajero, que nunca se había utilizado en el ser humano, y prometieron «proporcionar algunos millones de dosis en 2021» en un momento en que Europa estaba cerrada por los confinamientos y la epidemia galopaba por Estados Unidos.

Siete meses después, Pfizer anunció los primeros resultados positivos de una vacuna procedente del mundo occidental. Su eficacia anunciada, del más del 90%, se ha confirmado en Israel donde la campaña de vacunación está muy avanzada.

El éxito es también industrial. En marzo, BioNTech prometió 2.500 millones de dosis para el verano boreal, un cuarto más de lo inicialmente previsto. La vacuna domina por el momento las campañas en la Unión Europea y es una punta de lanza en Estados Unidos y Reino Unido.

La osada apuesta parece ganada y ha hecho olvidar las polémicas que surgieron sobre el fondo de sospechas de una búsqueda despiadada de beneficios y rentabilidad.

Trabajadores exhaustos

En noviembre de 2020, la venta, poco después del anuncio de ensayos positivos, de un paquete de acciones por varios millones de dólares en manos del presidente de Pfizer, Albert Bourla, generó sorpresa, aunque después se supo que la operación estaba prevista desde hacía tiempo.

En enero pasado surgió una nueva polémica al constatarse que los frascos de la vacuna Pfizer contenían seis dosis y no cinco.

De golpe, la farmacéutica podía entregar muchas más vacunas de lo anunciado. Pero en Europa y en menor medida en Estados Unidos, la falta de jeringas adaptadas hacía temer que no se pudiera extraer la última dosis.

Dos meses después, la polémica quedó en el olvido ya que no parece que haya dificultades en conseguir jeringas.

«Nunca ha sido un problema», asegura a la AFP Romain Comte, responsable de un centro de vacunación en Paray-le-Monial, centro de Francia. «Ahora que lo tenemos claro, incluso logramos sacar siete dosis de la vacuna Pfizer.»  Pfizer trabaja a plena máquina en sus plantas, como la belga Puurs.

«En los departamentos COVID, trabajamos 7/7, 24/24», dice a la AFP Patrick Coppens, delegado del sindicato FGTB, que se queja de los salarios.

«Muchos colegas tienen literalmente los nervios de punta ya que llevan haciéndolo todo un año», alerta. «Esto no puede seguir así», insiste.

Los sindicatos de la industria química belga, donde actualmente hay conflictividad por los salarios, los sindicatos pidieron expresamente a los trabajadores de Puurs que no hagan huelga, dada la urgencia sanitaria.

Otro asunto delicado, es que Pfizer vende cara su vacuna. Según documentos revelados accidentalmente por la secretaria de Estado belga Eva de Bleeker, la vacuna Pfizer/BioNTech es, junto con la de la start-up Moderna, la más cara.

a dosis cuesta una docena de euros, frente a los menos de dos que Bruselas paga por la británica AstraZeneca que ha prometido vender la vacuna desarrollada con la Universidad de Oxford a precio de costo mientras dure la pandemia.

¿Es el precio a pagar para recompensar a las startups como BioNTech y Moderna, y su uso de la innovadora tecnología ARN mensajero? «Pfizer y Moderna saben muy bien que sus vacunas solo podrán servir en los países desarrollados debido a las dificultades de conservación y distribución», dice Adam Barker, experto de salud del gestor de activos londinense Shore Capital.

Una alianza eficaz

Estas vacunas se conservan a temperaturas muy bajas, aunque Pfizer ha podido probar que la suya puede sobrevivir dos semanas en un frío menos intenso.

«AstraZeneca sabe que su vacuna podrá utilizarse mucho más ampliamente» incluso cuando se dé por acabada la crisis sanitaria, dice Adam Barker.

AstraZeneca, que ha puesto a punto una vacuna de «vector viral» barata y fácil de almacenar, está produciendo centenares de millones de dosis en el Serum lnstitute de India, el mayor fabricante de vacunas del mundo.

Pero por el momento, la polémica rodea a esta vacuna.

Relacionada con casos, muy raros, de problemas cardiovasculares a veces mortales, países como España, Francia o el Reino Unido han prohibido la administración de la vacuna AstraZeneca para menores de 60 años.

Asimismo, la farmacéutica británica mantiene un conflicto con la Unión Europea por su retraso en entregar millones de dosis prometidas.

A principios de 2021, Pfizer también tuvo algunas dificultades y admitió que había retrasos en su planta de Puurs.

Pero fue «para aumentar la cadencia de producción a partir de la semana siguiente», recuerda la empresa a la AFP que refuta el término «dificultades».

De hecho, Pfizer es citada como ejemplo por Bruselas para culpar a AstraZeneca.

De todas, la decisión más importante de Pfizer y BioNTech ha sido la apuesta por la vacuna ARN mensajero, cuya técnica consiste en inyectar en el organismo briznas de instrucciones genéticas que dictan a nuestras células lo que tienen que fabricar para luchar contra el coronavirus.

Esta técnica, utilizada en las vacunas para animales era prometedora pero sin garantía de éxito.

«Hace un año, le hubiera dicho que había que desconfiar», declara a la AFP, Dan Mahony, especialista de salud en el fondo británico Polar Capital. «A menudo, cuando algo tiene una excelente pinta en laboratorio, en la vida real no funciona tan bien».

Pero «esto ha funcionado mucho mejor de lo que jamás hubiera imaginado», reconoce.

Pfizer estimaba a principios de año que su vacuna le reportaría 15.000 millones de euros en 2021, una cantidad enorme en comparación con los cerca de 40.000 millones de ingresos del año pasado. Eso era antes de que BioNTech revisara al alza sus objetivos de producción.

Comparte y opina:

Últimas Noticias