martes 5 jul 2022 | Actualizado a 03:33

Etanol – ¿Qué hay detrás de la intensiva producción?

Advierten falta de evaluación ambiental, los industriales están a favor.

/ 16 de enero de 2019 / 04:00

Instituciones ecológicas identifican al menos cuatro principales impactos ambientales que dejará en el país la producción intensiva de agrocombustibles, la cual —según la industria agropecuaria— permitirá la sostenibilidad del sector azucarero.

El 8 de marzo del año pasado, el Gobierno, los cañeros y los empresarios privados de Santa Cruz firmaron el primer convenio para introducir a Bolivia a la “era de los biocombustibles” con la producción a partir de caña de azúcar de alcohol anhidro que, a su vez, se mezclará con gasolina.

Este trabajo, que hasta 2025 se impulsará con una inversión de $us 1.600 millones, se profundiza desde esa fecha con el objetivo de ampliar la superficie de cañaverales, generar empleos, intensificar la producción de alcohol, reducir las importaciones de insumos y aditivos, recortar la subvención a los combustibles y disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del parque automotor.

Pero organizaciones de protección del medio ambiente consideran que este tipo de industria causará una deforestación “sin precedentes”, atentará contra la estabilidad de las reservas acuíferas del país, contaminará los suelos y el agua (ríos y cuencas), y pondrá en peligro el abastecimiento de alimentos para la población.

“El Gobierno considera que” la producción de agrocombustibles “le permitirá ahorrar una gran cantidad de dinero, pero no considera los costos que esto implica”, alerta Pablo Solón, director de la Fundación Solón.

Este medio envió a la estatal YPFB —principal ejecutor del programa— un cuestionario para saber si el Proyecto Etanol cuenta con un análisis de impacto y un plan de mitigación ambiental, pero no recibió respuesta hasta el cierre de esta edición.

“Es una barbaridad (…). La Ley del Etanol”, del 15 de septiembre de 2018 —que regula la cadena productiva de aditivos de origen vegetal—, “se aprobó sin ningún estudio ambiental, vulnerando la Ley (1333) del Medio Ambiente”, denuncia Solón.

Además, como en abril de 2008 expuso en Nueva York el propio presidente Evo Morales “es irracional en estos tiempos de cambio climático producir caña de azúcar para alimentar automóviles, cuando tenemos que producir alimentos para la población”, parafrasea Solón.

En tal fecha el Jefe del Estado propuso en el marco del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas desarrollar energías limpias y amigables con la naturaleza y acabar con el derroche de energía fósil.

IMPACTOS. “Cometen un grave error los que promueven los biocombustibles. Yo no puedo entender que algunos presidentes, algunos modelos de desarrollo económico, puedan reservar tierras para automóviles de lujo y no para el ser humano”, afirmó Morales al presentar sus “10 mandamientos para salvar al planeta, la humanidad y la vida”.

Espere…

“Desde cualquier perspectiva que se analice”, la producción masiva de alcohol para convertirlo en aditivo para carburantes “no trae beneficios; al contrario, vulnera nuestro derecho a la alimentación, lo cual no ha sido analizado (por el Gobierno) con la seriedad que amerita”, advierte el director de Productividad Biósfera Medio Ambiente (Probioma), Miguel Crespo.

“El principal problema de los agrocombustibles es que se hace uso de cultivos alimentarios que dejan de estar disponibles para la alimentación de las personas”, según el Foro Boliviano sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Fobomade), que precisa que esta producción puede derivar también en la “pérdida de productos disponibles, concentración y extranjerización de tierras y la expulsión de campesinos del área rural”.

ESTRATEGIA. El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Freddy Suárez, asegura que desde hace décadas Bolivia cuenta con una producción de alimentos excedentaria —con excepción del trigo—, por lo que el país está hoy en condiciones de procesar aditivos de origen vegetal y abastecer su mercado interno.

La Ley 1098 del Etanol determina que, “en tanto se precautele la soberanía con seguridad alimentaria, está autorizada la producción de aditivos de origen vegetal (que también pueden provenir del maíz y el sorgo) y la comercialización de productos agrícolas para la producción de dichos productos intermedios”.

“Deberíamos apuntar para producir y paliar el déficit del 60% que tiene Bolivia en trigo, no para alimentar a los vehículos, no para satisfacer a un sector con la deforestación de 200.000 hectáreas”, cuestiona desde el otro frente Crespo.

“En criterio de Suárez, en caso de no poner en marcha la producción y uso del etanol, se ponía en riesgo el abastecimiento de azúcar por la saturación del mercado y la caída de precios a niveles insostenibles”.

“En el caso del biodiésel, hecho con aceite de soya, la realidad nos muestra que el mercado interno no consume ni el 30% del grano que se produce y que se exporta el 70%. Por tanto, transformar parte de eso en combustible para el consumo nacional no afecta a nadie y la ganancia es que el Gobierno deja de comprar (aditivos) del exterior y se ahorra divisas”, agrega el empresario.

“Esto es un gran negocio que está ahondando más en el país temas críticos como la deforestación”, insiste a su vez Solón.

Crespo asegura que el país no cuenta con una política de fortalecimiento de la seguridad y soberanía alimentaria, por lo que los biocombustibles afectarán la producción de alimentos.

“Una muestra es que la producción de cereales y hortalizas bajó en los últimos años y que en 2017 Bolivia importó alimentos como trigo y frutas por un valor de 700 millones de dólares (…). Es una vergüenza que el país más rico en recursos genéticos de tubérculos esté importando papa del Perú”, sostiene.

Espere…

Además de este riesgo, existen otros que puede causar a corto y mediano la ampliación de la frontera agrícola con deforestación.

“Habrá más lluvias torrenciales y sequías más prolongadas, una mayor degradación de suelos (por la producción intensiva) y contaminación por el mayor uso de pesticidas, insecticidas, herbicidas y fertilizantes”, advierte Crespo y recuerda que en los últimos 10 años Bolivia incrementó el uso de agroquímicos en más del 500%. “Antes se usaban 13 kilos por hectárea ahora se utilizan 48”.

Asimismo, la explotación “irracional” de agua tendrá sus efectos, ya que para la producción de un litro de etanol se requiere 1.700 litros de agua, afirma Solón. 

Y ante una posible escasez y encarecimiento de los productos alimenticios, “habrá un impacto directo en la economía del usuario”, sostiene Crespo.

Otros peligros son que, por el precio, los productores se sientan más incentivados a producir para el etanol que para la alimentación; y que los cañeros dejen cada vez con mayor frecuencia las tierras degradadas y siembren en tierras nuevas para incrementar el rendimiento de los cultivos.

Pero Andrea Salinas, coordinadora ejecutiva de la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema), piensa que los efectos de la producción de aditivos vegetales pueden ser diferentes, dependiendo del tipo de cultivos, zonas de producción, tecnología y material orgánico a emplearse,

Este tipo de producción, controlado por grandes y muy pocas empresas, “requiere del uso intensivo de productos químicos, monocultivo, explotación del trabajo, concentración de la tierra y paquetes  tecnológicos, como el de las semillas transgénicas y pesticidas”, alerta Fobomade.

“Los avances en Bolivia de los agrocombustibles (…) reflejan claramente el poder del agronegocio ya que resuelve con el dinero del Estado problemas de mercado para productos como los derivados de la caña de azúcar”, indica el Foro, que ve también cómo esta industria “presiona por otras condiciones de apoyo, algo a lo que no acceden otros sectores agrícolas que producen alimentos”.

Agrocombustibles en el mundo

Las proyecciones indican que la producción global de biocombustibles se mantendrá en ascenso.

Desde 2010, la producción de etanol ocupó más del 75% de la oferta mundial de agrocombustibles, y de acuerdo con lo proyectado esta situación continuará.

Mientras, la producción y consumo de este tipo de carburantes han ido creciendo en el mercado de manera paralela.

El 50% del bioetanol es producido por EEUU, el 22,5% por Brasil  y el 8,3% por China.

Comparte y opina:

Exportaciones de quinua suman $us 1.237 MMen 22 años

Destino. El principal mercado para el grano andino boliviano es Estados Unidos.

Cosecha de la quinua roja en el municipio de Salinas de Garci Mendoza.

Por Boris Góngora

/ 3 de julio de 2022 / 17:20

EMPRESA

Entre 2000 y 2021, las exportaciones bolivianas de quinua sumaron $us 1.237 millones por la venta de 408.000 toneladas, según un informe del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los años 2013 y 2014 fueron los de mayor venta para el grano andino boliviano tras la declaratoria del Año Internacional de la Quinua. En 2015 hubo un bajón en los volúmenes exportados y una caída del precio. Desde 2016, los despachos al exterior se han recuperado, pero los precios se han deprimido.

De acuerdo con el informe, al mes de abril de 2022 las ventas externas del denominado grano de oro cayeron en un valor de 21% y en volumen del 15% comparado con el mismo periodo de 2021.

Los principales compradores de la quinua boliviana fueron Estados Unidos, con una participación del 40% sobre el total exportado, seguido por Alemania (13%), Francia (9%), China (8%) y Países Bajos (7%).

Asimismo, indica que en 2021 el mayor exportador mundial de quinua fue Perú, cuyas ventas alcanzaron $us 105 millones, seguido de Bolivia con $us 62 millones y Países Bajos con $us 13 millones.

En tanto, el principal importador a nivel mundial fue EEUU, seguido de Canadá y Francia.

A pesar de alcanzar una cifra llamativa en 22 años, las exportaciones de este pseudocereal se desplomaron en 2021 y cayeron en 35% en comparación con 2020.

Según el reporte del IBCE, en 2021 se exportó 28.633 toneladas de quinua por un valor de $us 62 millones, pero en 2020 se exportó 37.747 toneladas por un valor de $us 92 millones. Estas cifras representan una baja en comparación con los $us 108 millones de exportación alcanzados en 2015.

De acuerdo con el IBCE, del total de países exportadores de la quinua en 2020, Bolivia tuvo una participación del 31% en las exportaciones mundiales.

Bolivia lideró las exportaciones mundiales de quinua hasta el año 2013, para luego ser desplazado por Perú, quien mantiene el liderazgo desde 2014. El vecino país tiene una participación del 41% del mercado exportador mundial de quinua. 

Plantación de Quinua

Comparte y opina:

Exportación de carne de res cae 39% hasta abril

Reducción. Pese a ello, el precio de venta solo disminuyó en un 11% hasta el cuarto mes de 2022.

Cabezas de ganado en pastizales de Santa Cruz.

Por Yuri Flores

/ 3 de julio de 2022 / 17:20

ECONOMÍA

Entre enero y abril de este año, Bolivia solo logró exportar 5.148 toneladas de carne bovina, un 39% menos de lo registrado en el mismo período de 2021 cuando se alcanzó a comercializar 8.409,2 toneladas al mercado externo.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) extraídos por LA RAZÓN, el valor de las exportaciones de carne de res al primer cuatrimestre de este año alcanzó a los $us 34 millones, es decir, un 11% menos respecto a 2021 cuando se vendió al exterior por $us 38,2 millones.

Según el INE, entre los tipos de carne bovina que se exportaron están carne deshuesada, carne fresca o refrigerada, carne congelada, carne tipo trimming (recortes que son industrializados para la producción de patés, por ejemplo), además de preparaciones y conservas de carne (principalmente hamburguesas).

Para el exgerente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y actual consultor ganadero, Javier Landívar, la reducción en las exportaciones de carne de res se debe a las restricciones impuestas el año pasado por el Gobierno nacional con el “supuesto” objetivo de garantizar el abastecimiento en el mercado interno, pese a que existe una sobreproducción de carne bovina.

“Este año vamos a exportar lo mismo que el año pasado, no por una situación del sector ganadero, sino por una situación de restricciones por las limitaciones que nos ha puesto el Gobierno en la exportación. El año pasado se exportó un poco más de 16.000 toneladas, este año vamos a llegar a la misma cantidad de exportación, no vamos a tener ningún avance”, lamentó Landívar en entrevista con LA RAZÓN.

Con el objetivo de garantizar el abastecimiento de carne de res en el mercado interno, los ministerios de Desarrollo Rural y de Desarrollo Productivo aprobaron en abril del año pasado una resolución biministerial suspendiendo de manera temporal la exportación de carne bovina y sus derivados. La medida, según los gremios que agrupan a los ganaderos del país, afecta a la economía boliviana y a la reactivación del sector.

Hasta septiembre del año pasado, las ventas alcanzaron cifras récord y llegaron a las 16.742 toneladas, lo que representó unas 742 toneladas de excedente que fueron comercializados al exterior pese a que el Gobierno solo autorizó 16.000 toneladas.

Mientras que a finales de 2021 las exportaciones de carne registraron un récord alcanzando las 19.121 toneladas por un valor de $us 98,1 millones, según el INE.

En 2021 la producción de carne bovina en el país llegó a cerca de 213.450 toneladas, una cifra que mostró una recuperación en comparación con 2020, cuando se cifró un poco más de 193.172 toneladas, un aumento del 10,5%.

Hasta abril de este año, Bolivia exportó carne bovina a cuatro mercados (China, Hong Kong, Ecuador y Perú), siendo el principal comprador el gigante asiático con 4.239,6 toneladas por $us 29,2 millones y en menor cuantía el mercado peruano con 277,5 toneladas por $us 1,3 millones (ver cuadro).

Mientras que en 2021, al mismo periodo (enero-abril), se comercializó la carne bovina a seis mercados (China, Perú, Ecuador, Rusia, Congo y Gabón) y el mercado chino también fue el principal comprador que adquirió un 40,5% más respecto a abril de este año; es decir, ese año se comercializó a ese país 7.121,4 toneladas y esta gestión solo alcanzó a las 4.239,6 toneladas.

Respecto a las ventas realizadas al cuarto mes de 2019, solo alcanzaron a las 1.222 toneladas de carne bovina y en 2020 subió a las 3.266,6 toneladas.

Durante este año, las ventas fueron en ascenso ya que en enero solo se comercializó 206,2 toneladas y en abril alcanzó las 2.053,8 toneladas. De igual manera, el precio se incrementó de un millón a $us 14,1 millones.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo que el único producto boliviano que ha destacado en el mercado de China es la carne bovina, por lo que planteó trabajar en la exportación de otro tipo de carnes como la de pollo y cerdo.

“Tendríamos que trabajar la parte sanitaria y abrir mercados en Asia, que son insaciables y con eso nos bastaría y sobraría”, dijo.

 Hasta fin de año se prevé exportar solo unas 16.000 t

Por segundo año consecutivo, las exportaciones de carne bovina se mantendrán en unas 16.000 toneladas, ya que el Gobierno restringió en la gestión pasada las ventas externas con el objetivo de garantizar el abastecimiento del producto en el mercado interno.

El exgerente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) y actual consultor ganadero, Javier Landívar, dijo que en las negociaciones que sostuvieron hasta marzo de este 2022 con el Gobierno, se estableció que solo se permitirá la exportación de unas 16.000 toneladas.

“En realidad, las negociaciones (con el Gobierno) quedaron en eso, en 16.000 toneladas, no se puede exportar nada más, si las 16.000 toneladas se las llega a exportar hasta agosto o septiembre, se cierra la exportación, pese a que sigamos teniendo excedente, no se puede exportar porque hay una restricción”, indicó Landívar.

Landívar afirmó que las exportaciones de la carne bovina empiezan a incrementarse a partir de septiembre, debido a que el principal comprador, China, realiza una mayor demanda.

Para cumplir con el requerimiento afirmó que los embarques desde Bolivia deben ser enviados al menos 40 días antes para llegar al gigante asiático.

No obstante, explicó que, como sector productor de carne bovina, se proyectó exportar este año unas 30.000 toneladas, pero por las restricciones impuestas por el Gobierno solo se cumplirá con las 16.000 toneladas.

Las autoridades nacionales restringieron en abril de 2021 la exportación de carne y pidieron a los productores priorizar el mercado interno, ya que los comercializadores (carniceros) denunciaron un desabastecimiento y un alza del precio de la carne.

“Solo son las restricciones que se tiene de parte del Gobierno debido a un supuesto desabastecimiento, que en realidad nunca hubo desabastecimiento de carne”, añadió el empresario.

A causa de las restricciones, Landívar afirmó que las negociaciones con otros mercados como Japón, Corea del Sur, Vietnam, Egipto y Chile se paralizaron, pese a que se tenía avances para comercializar la carne bovina.

De acuerdo con el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, Bolivia dejó de exportar materia prima y actualmente comercializa al exterior productos industrializados como la carne de res.

Los diversos cortes de res que son para el mercado externo. Foto. La Razón Archivo.

Ganado en pie sale de forma ilegal a Perú y Brasil

El presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol), Jesús Huchani, lamentó que el Gobierno no cumpla con los controles fronterizos para evitar la salida ilegal de ganado en pie. Afirmó que las reses salen hacia Brasil y Perú.

“Lamentablemente por vía Brasil sigue saliendo el contrabando, medianamente hemos paralizado por el lado de Perú, pero por el lado de Brasil sigue el contrabando, porque el mercado de Brasil está pagando un poco más que el mercado boliviano”, explicó el dirigente en contacto con LA RAZÓN.

Dijo que al estar Santa Cruz al lado de Brasil es más conveniente para algunos productores ganaderos sacar la carne a ese país. Además, tiene un costo más atractivo. “En pesos bolivianos nos llevan una diferencia de 4 a 5 el kilo gancho”.

Tras la denuncia en 2021 por parte de los carniceros, el Gobierno inició controles en las zonas fronterizas. No obstante, la fuga de ganado en pie continúa hacia Brasil y Perú.

Asimismo, Huchani dijo que, debido a la priorización de la exportación de carne por parte de los ganaderos, se desabastece al mercado interno y solo se entrega carne de segunda y tercera calidad. “Con los cortes menores se queda al remate en los mercados de Santa Cruz y luego llega a los mercados de La Paz (cortes) llámese costilla, osobuco, pecho, carnes para sopa; sí está abastecido en el mercado interno, pero la carne de primera se está exportando”, indicó. Además, dijo, el precio de la carne bovina en los mercados del país se incrementó el año pasado entre Bs 2 y Bs 4 el kilo gancho y no se redujo hasta la fecha.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

La bancarización crece en América Latina

Mundo. El 73% de adultos de la región tenía una cuenta en una entidad financiera en 2021.

En Bolivia se ha incrementado la tenencia de cuentas en el último quinquenio.

Por AFP

/ 3 de julio de 2022 / 17:19

MUNDO

En Latinoamérica y el Caribe, el 73% de los adultos tenía cuentas en instituciones financieras de algún tipo en 2021, un incremento de 18 puntos porcentuales desde 2017, el mayor entre las regiones del mundo en desarrollo, indicó el Banco Mundial.

Según la base de datos Global Findex 2021, lanzada con fondos de la Fundación de Bill y Melinda Gates y publicada cada tres años desde 2011 por el Banco Mundial, la inclusión financiera está en alza globalmente y la pandemia de COVID- 19 no hizo sino impulsarla.

“La revolución digital ha catalizado aumentos en el acceso y el uso de los servicios financieros en todo el mundo, lo que ha significado una transformación en las formas en que las personas realizan y reciben pagos, concretan préstamos y ahorran”, dijo David Malpass, presidente del Banco Mundial, en un comunicado.

Para 2021, el 76% de los adultos en el mundo disponía de una cuenta en un banco, otra institución financiera o por medio de un proveedor de dinero móvil, lo cual supone un alza en relación al 68% de 2017 y al 51% en 2011.

Además, por primera vez desde que se inició esta base de datos se notó una disminución de las disparidades de género en la tenencia de cuentas, lo cual contribuye al empoderamiento de las mujeres.

La pandemia del COVID- 19 impulsó la inclusión financiera en los países de América Latina. Foto. La Razón Archivo

BOLIVIA.

En el caso de Latinoamérica, los mayores incrementos de tenencia de cuentas se registraron en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, y Perú.

Y aunque aún las mujeres en la región tienen 7 puntos porcentuales menos de probabilidad que los hombres de tener una cuenta, la brecha de género también se redujo respecto a 2017.

El Banco Mundial destacó el “papel clave” de los pagos digitales a nivel mundial. En la región, el 40% de los adultos realizó pagos digitales a comercios minoristas, incluido el 14% de adultos que realizaron esas operaciones por primera vez durante la pandemia, señaló.

Por otra parte, el 24% de los adultos recibió un salario del sector público, una transferencia del Gobierno o un pago de pensión del sector público en una cuenta.

La emergencia sanitaria por COVID-19 alentó el pago digital de servicios públicos: el 15% de los adultos de la región pagó una factura de servicios públicos directamente desde su cuenta por primera vez en la pandemia, más del doble del promedio de las economías en desarrollo, apuntó el Banco Mundial.

También aumentó la proporción de adultos que ahorraron en una cuenta, del 12% al 19% de los adultos en 2017.

ESTADÍSTICAS.

Pero hay margen para ampliar más el uso de cuentas en la región: 81 millones de adultos bancarizados realizaron pagos de servicios públicos solo en efectivo, incluidos 32 millones en Brasil y 5 millones en Perú, según el estudio.

La lista de países encuestados en 2021 incluye a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Comparte y opina:

La Anapo avanza en la fertilización de cultivos

AGRO. Recomiendan a no confiarse solo en la fertilidad de origen.

Cosecha de la soya.

Por Boris Góngora

/ 3 de julio de 2022 / 17:19

EMPRESA

Mantener el nivel óptimo de los suelos, con miras a una producción eficiente, es uno de los principales desafíos de los productores de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), además de una tarea en la que desean incidir desde hace varios años.

Desde la campaña de verano 2019/2020 dieron un paso significativo en ese objetivo, con la implementación de la Red Experimental de Ensayos para determinar las respuestas a la fertilización con nitrógeno, fósforo, potasio y otros nutrientes en cultivos de soya, maíz, trigo y sorgo, en distintos ambientes de Santa Cruz.

Fernando García, agrónomo argentino de reconocida trayectoria en el mundo como especialista en nutrición vegetal y de suelos, abordó la necesidad de concientizar a los agricultores para que no se confíen solo en la fertilidad de origen, sino que procuren devolver a la tierra todo lo que da.

Comparte y opina:

Cainco alista su evento ‘Cyber Week’

Comercio. El evento virtual se desarrollará del 4 al 7 de julio.

El evento será vía online.

Por Boris Góngora

/ 3 de julio de 2022 / 17:18

EMPRESA

En los últimos años, varios de los países de América Latina comenzaron con la idea de fomentar el comercio online a lo largo de una semana especial denominada “Cyber Week”, a raíz de las famosas vivencias del “Black Friday” y “Cyber Monday”.

Estos eventos se han convertido en una posibilidad para las compañías de diferentes rubros y tamaños para que las mismas potencien sus ventas, brindando un canal de compra confiable, intuitivo y amigable, con ofertas atractivas para los consumidores.

En ese contexto, el Núcleo Empresarial de E-commerce, conformado por empresas nacionales, en alianza con la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Turismo (Cainco) de Santa Cruz replicará esta iniciativa para el territorio nacional, realizando el “Cyber Week Bolivia”, del 4 al 7 de julio.

Para tal fin, desde la Cainco habilitaron el portal www.cyberweek.bo donde se observará un catálogo de comercios con promociones y descuentos, donde se podrá comprar lo que uno más desee y desde donde quiera, solamente haciendo click.

En este evento participarán sectores como entidades financieras, salud, viajes, seguros, electrodomésticos, supermercados, ropa, alimentos, bebidas, entre otros.

Entre las ventajas que presenta esta modalidad está la comodidad, desde el dispositivo móvil, ordenador o tablet; así como no realizar colas para poder adquirir los productos y mayor acceso a productos que no se encuentran en tu zona o localidad.

Temas Relacionados

Comparte y opina: