Sunday 14 Aug 2022 | Actualizado a 13:33 PM

INGRESOS DE LAS FAMILIAS Bajaron un 60% en 2021

Encuesta. Un estudio revela que los hogares están saliendo de la crisis del COVID-19 con una ‘economía debilitada’.

2021. El Banco Mundial y el PNUD revelaron datos socioeconómicos registrados el pasado año.

/ 9 de enero de 2022 / 18:34

ECONOMÍA

Los hogares en Bolivia no han mostrado signos de recuperación en 2021. Los ingresos de las familias bajaron hasta un 60% en el país y el resto de América Latina, pese a los subsidios y ayudas económicas del Gobierno; además, persisten limitaciones en el mercado laboral.

Con el propósito de monitorear las secuelas del COVID-19, sobre todo cómo afectó la pandemia en el bienestar de los hogares de Bolivia y la región, el Banco Mundial (BM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se unieron en la implementación de una segunda fase de Encuestas Telefónicas de Alta Frecuencia (HFPS) en América Latina y el Caribe.

La encuesta, recopilada entre mayo y julio de 2021, pero difundida al inicio de este mes, toma el pulso socioeconómico de los hogares y mide el bienestar de la región un año y medio latinoameridespués de la pandemia.

Los resultados de este trabajo revelan datos importantes en las áreas de mercados laborales, ingresos y seguridad alimentaria.

TRABAJO. Según los resultados de esta encuesta, Bolivia y varios países de América Latina están saliendo de la crisis del COVID-19 con una “economía debilitada”, lo que limita la capacidad de “todos” los trabajadores para reingresar al mercado laboral.

FOTO. LA RAZÓN ARCHIVO

A medida que los países relajaron las medidas de confinamiento y avanzaron en sus campañas de vacunación, los niveles de empleo mostraron signos de recuperación.

No obstante, los trabajadores de la región, como en Bolivia, aún enfrentan desafíos para asegurar el empleo, por lo menos del mismo nivel registrado antes de la pandemia.

La tasa de empleo regional está 11 puntos porcentuales por debajo de la tasa prepandémica, y el 62% de la población en edad de trabajar está actualmente empleada, asegura el estudio del Banco Mundial y el PNUD.

Además de estos niveles bajos de empleo, también se produjo un deterioro de la calidad de los puestos de trabajo disponibles en el mercado laboral. En promedio, la formalidad cayó 5,3 puntos porcentuales, siendo Panamá, Nicaragua y Perú los que presentan las mayores caídas.

Asimismo, la proporción de trabajadores autónomos o independientes aumentó del 15% al 21% y la proporción de empleo en microempresas (hasta con cuatro trabajadores) creció en más de 8 puntos porcentuales en promedio. También se registró una disminución significativa en la cantidad de horas trabajadas comparando datos de antes de la pandemia, ya sea por elección o por necesidad: 37 frente a 43 horas semanales. “Es especialmente preocupante que la calidad del empleo haya empeorado principalmente entre los grupos vulnerables: mujeres, ancianos y trabajadores con menor nivel educativo”, alertan los organismos.

Y sobre todo observan que muchos trabajadores también abandonaron la fuerza laboral por completo después de quedar desempleados.

Cerca de una de cada cuatro personas empleadas antes de la pandemia en América Latina y el Caribe informa que ya no trabaja y más de la mitad de ellas abandonó el mercado laboral.

Después de Haití, un país afectado por más de una conmoción desde 2019, Colombia presenta la tasa más alta de pérdida de empleo, de 36%, con aproximadamente la mitad de los adultos en edad productiva habiendo abandonado la fuerza laboral.

“Los más afectados por la pérdida de empleo son: las mujeres (39% frente al 18% en comparación con los hombres), en particular las madres con hijos menores de cinco años; trabajadores mayores (31 vs. 29 y 23 para trabajadores más jóvenes), y aquellos con bajo nivel educativo (35 vs. 28 y 19% para aquellos con educación secundaria y superior, respectivamente), indica el estudio.

MERCADOS. La población acude a los centros de alimentos conforme a sus necesidades. Foto. La Razón Archivo

HOGARES. El estudio sostiene que los ingresos parecen subir en Guatemala, Honduras y El Salvador, en comparación con mediados de 2020, pero en Paraguay, Ecuador, Colombia y sobre todo Bolivia, más del 60% de los hogares “aún no han mostrado signos de recuperación”.

Y esto pese a los subsidios gubernamentales y las ayudas de emergencia “que benefician en conjunto al 46% de los hogares de la región”, señalan los datos del BM y el PNUD.

Este escenario de turbulencia económica para los hogares de Bolivia y América Latina ha persistido a pesar de los intentos de los gobiernos de la región, como el de Luis Arce, que entregó a la población el Bono contra el Hambre de Bs 1.000, para contrarrestar las secuelas de la pandemia.

De acuerdo con el estudio, estas expansiones en la cobertura y gasto de las transferencias sociales regulares y la introducción de transferencias de emergencia de los gobiernos benefician en conjunto al 46% de los hogares de la región en la actualidad.

Asimismo, como resultado de la disminución de recursos, casi el doble de los hogares latinoamericanos sufre de inseguridad alimentaria comparado con antes del inicio de la pandemia.

“Esto se evidencia por el hecho de que el 24% de los hogares de América Latina (incluida Bolivia) informa haberse quedado sin alimentos debido a la falta de dinero u otros recursos, en comparación con el 13% antes del inicio de la pandemia”, cita el documento.

Todos los países parecen estar en peor situación después de la pandemia, y aquellos con mayor desigualdad y pobreza han sufrido los mayores aumentos de la inseguridad alimentaria.

Los países del Caribe, como Haití, Jamaica, Dominica, Santa Lucía, Guyana y Belice, también enfrentan niveles particularmente preocupantes de inseguridad alimentaria.

En contraste, para algunos países, se observa una recuperación visible con respecto a las perspectivas de mediados de 2020. “Bolivia, Guatemala y Honduras han mostrado las disminuciones más significativas en la incidencia de inseguridad alimentaria (21, 18 y 18 puntos porcentuales, respectivamente), destaca el estudio.

Por otro lado, la situación en Argentina, Colombia y Ecuador sigue siendo preocupante pero estable, y los hogares enfrentan niveles de inseguridad alimentaria similares a los que tenían al inicio de la pandemia en 2020.

Conectividad es el desafío que enfrentan las familias

Los altos costos de los servicios, los cortes de energía y la mala calidad de la conectividad son los desafíos más importantes que enfrentan los hogares de Bolivia y América Latina para acceder y utilizar internet.

Según el estudio del Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), si bien la conectividad a internet fue una herramienta de “mitigación” clave para que los hogares de Bolivia y América Latina puedan hacer frente a los efectos negativos de la pandemia del COVID-19, existen importantes desafíos al intentar acceder al servicio.

Cita como ejemplo, en primer lugar, que en países como Honduras y Guyana más del 70% de los hogares informan tener problemas para usar internet debido a cortes de energía.

“En toda la región, incluido el país, esto afecta al 37% de los hogares. Además, casi uno de cada tres hogares latinoamericanos informa que el alto costo de los servicios de internet es uno de los principales problemas. Los hogares de Colombia, Perú y Haití se ven particularmente afectados por este problema”, indica el estudio.

Por último, más de la mitad de los hogares experimentanservicios de internet de baja calidad o baja velocidad. El escaso acceso a internet y la mala calidad del servicio pueden socavar la capacidad de trabajar desde casa o conectarse virtualmente a la escuela, lo que tiene como resultado efectos directos en el bienestar del hogar.

A pesar de estos desafíos, la pandemia demostró el potencial de las tecnologías digitales para facilitar el acceso de los latinoamericanos a bienes y servicios, sobre todo en áreas remotas.

Cerca de la mitad de los entrevistados en la segunda fase de Encuestas Telefónicas de Alta Frecuencia (HFPS) en América Latina y el Caribe, efectuadas por estos organismos, informa de un aumento en el uso de la banca móvil y el comercio electrónico.

Ecuador y Chile son los países con mayor incremento en el uso de transacciones digitales, con tasas que se elevan en un 69% y 68%, respectivamente. Además, si bien el uso general de herramientas de pago digitales (billeteras móviles) sigue siendo bajo en la región, en 26%, una cuarta parte de los usuarios comenzó a usar el servicio después de que comenzó la pandemia.

INTERNET. Es utilizado por la población a toda hora.

El estudio destaca que en las poblaciones rurales las personas mayores (55 años y más) y las personas con niveles de educación más bajos demostraron ser rápidas en adoptar esta tecnología.

Estos resultados muestran que existe un gran potencial para la expansión de las tecnologías digitales como un medio para mejorar la eficiencia de los mercados y aumentar el acceso a la banca, lo que podría generar beneficios sustanciales en el bienestar de los consumidores de la región.

AVANCES. En el caso del país, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) reporta que, a noviembre de 2021, el monto registrado de Órdenes Electrónicas de Transferencias de Fondos superó los $us 65.000 millones, con un crecimiento del 28% con relación a similar periodo de 2020.

En términos de cantidad de transacciones, ascendieron a 83 millones, con un dinamismo en torno al 74%.

El informe de la entidad destaca que, a octubre de 2021, “las transacciones mediante $imple Pago Móvil han experimentado un crecimiento exponencial superior al 1.325% comparando con similar periodo de 2020. En efecto, las transacciones de $imple Pago Móvil alcanzaron a octubre de este año a 3,8 millones, por un valor equivalente a $us 285 millones”.

Comparte y opina:

Gobierno destaca buen desempeño de la economía

Hasta fin de año se prevé alcanzar un crecimiento de 5,1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Este sector es el que mayor crecimiento registra al primer semestre de este año.

Por Boris Góngora

/ 7 de agosto de 2022 / 16:39

ECONOMÍA

Al primer semestre de este año, el Gobierno destaca el buen desempeño de la economía gracias a sectores como el transporte, servicios básicos, construcción y agropecuaria que presentan interesantes dinámicas de crecimiento.

“El índice general del transporte al mes de mayo reporta un crecimiento del 5%, apoyado en el buen desempeño del transporte aéreo que creció en 43% durante ese periodo. Por otra parte, el consumo de servicios básicos se incrementó en 9% a mayo, destacando el consumo de energía eléctrica que tuvo un alza de 10%. Un indicador que refleja el notable desempeño del sector de la construcción es la producción de cemento, que aumentó 14% con datos disponibles al mes de abril”, se informó desde el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

En el marco de la continuidad de la reconstrucción económica del país, desde esta cartera de Estado se indica que al primer semestre de 2022, las recaudaciones tributarias registraron un importante ascenso del 24%, respecto a similar periodo de la gestión 2021, atribuido al mayor dinamismo de la actividad económica y a las medidas en materia tributaria implementadas por el Gobierno desde noviembre de 2020.

Destaca que reflejo del dinamismo de la demanda interna, que se traduce en un mayor consumo de bienes y servicios de hogares, se observaron importantes ascensos en el valor de las ventas facturadas de restaurantes, hoteles y transporte aéreo, que a mayo de 2022 registraron incrementos de 23%, 42% y 101%, respectivamente.

Por otra parte, explica que a mayo de 2022, las ventas de las empresas públicas presentaron un incremento del 30% en comparación a mayo de 2021, sumando Bs 21.638 millones, luego de que varias de ellas fueran paralizadas por los efectos adversos de la pandemia y las políticas de la gestión del gobierno transitorio.

“Entre las empresas públicas más representativas se encuentran Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Empresa Metalúrgica Vinto, Boliviana de Aviación, Empresa Nacional de Electricidad, Yacimientos del Litio Bolivianos, Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos y Empresa Pública Cementos de Bolivia”, señala.

Trabajadores instalan tuberías para la circulación de combustible en el oriente boliviano. Foto. La Razón-Archivo

Respecto al sistema financiero, el Ministerio de Economía indica que este sector fue impulsado por los resultados exitosos de las políticas de reconstrucción de la economía boliviana, los cuales continúan reflejando su estabilidad y solidez ante shocks externos.

“Un pilar fundamental de la estabilidad del sistema financiero es la bolivianización —cuya política se inició en 2006—, dado que establece condiciones adecuadas para que la moneda, el boliviano, cumpla sus funciones en plenitud, la política monetaria sea más efectiva, se reduzcan los costos de transacción y el riesgo cambiario”, dijo.

Agrega que, a junio de 2022, el 99% de los créditos y el 85% del ahorro financiero se encuentran en bolivianos. “La virtud de la bolivianización fue puesta en evidencia cuando los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, destacaron un fenómeno en el cual ciudadanos argentinos, ante la inestabilidad de su economía y de su moneda, empezaron a adquirir bolivianos a fin de resguardar y mantener su poder adquisitivo”.

Bajo este contexto, el Ministerio de Economía explica también que a junio de 2022 otros indicadores, como las colocaciones en el sistema financiero, registraron un crecimiento de 8%, pasando de $us 27.990 millones en junio de 2021 a $us 30.150 millones, situación que demuestra que los bolivianos están solicitando créditos a fin de potenciar sus negocios productivos o adquirir algún activo.

“Es importante destacar que la mora del sistema financiero alcanzó al 2%, una de las más bajas entre los países de la región, mostrando la buena capacidad de pago que tienen los prestamistas”, se señala desde este ministerio.

Asimismo, indica que al interior de la cartera creditica se observa la recuperación de la dinámica de crecimiento de los créditos de Vivienda de Interés Social (VIS) y productivo, que anotaron ascensos del 7% y 10%, respectivamente; gracias al restablecimiento de los niveles mínimos de cartera y el financiamiento del 100% de los créditos VIS, que son disposiciones emitidas por el Gobierno en el marco de las medidas de reconstrucción de la economía.

Puntualiza que al primer semestre de 2022, se han beneficiado a 93.274 familias con acceso a una vivienda propia y a 741.821 emprendimientos productivos.

Por otro lado, asegura que, al sexto mes, el ahorro financiero creció en 7%, anotando $us 31.512 millones, reflejo de la recuperación de los ingresos de la población, especialmente de aquellos que son de ingresos medios, que están en condiciones para generar un margen más amplio de ahorro.

De igual manera, remarca que, al 10 de julio de 2022, los créditos SIBolivia con una tasa histórica de interés del 0,5% han beneficiado a más de 8.458 productores, especialmente del sector microproductor, y se han desembolsado más de Bs 1.130 millones, lo que representa alrededor del 89,6% del total del fideicomiso.

Respecto a la inflación, indica que a pesar de las presiones inflacionarias externas generadas por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, la inflación se mantuvo estable registrando una tasa acumulada de 1,18% a junio de 2022.

“Esta tasa no solo es la más baja de la región, sino una de las más bajas del mundo”, asegura.

Este resultado, de acuerdo con esta cartera de Estado, se atribuye a las medidas implementadas por el Gobierno con relación al apoyo a la producción agropecuaria, la política de soberanía alimentaria y las subvenciones en el área productiva (maíz, trigo, sorgo y combustibles, principalmente), que fortalecen la oferta y apuntan a mantener un equilibrio con la demanda, aminorando así las presiones al alza en los precios.

En cuanto al sector externo, menciona que se caracterizó por un desempeño sobresaliente en la balanza comercial, ya que al mes de mayo se registró un superávit comercial de $us 1.082 millones, el valor más alto registrado en el mismo periodo de tiempo después de siete años. Asimismo, las exportaciones de bienes se incrementaron 38% con relación a similar periodo de 2021 y totalizaron $us 5.674 millones, cuyo principal componente fueron las ventas de productos manufacturados con una participación de 51%.

Respecto a la tasa de desempleo abierto urbano, señala que ésta llegó a 4,2% en mayo de 2022, una significativa reducción luego de su deterioro de 11,6% en julio de 2020. Además, resalta el aumento de la población ocupada urbana, que superó los 4,3 millones de personas en mayo de esta gestión, que evidencia en el aumento de la tasa de actividad de la fuerza laboral que llegó al 74%.

Con relación a los desafíos que presentará la economía hasta fin de año, desde esta cartera de Estado se indica que uno de los principales es la economía, involucran a la desaceleración de la economía mundial, en conjunto con la escalada inflacionaria global y regional. Asimismo, está el entorno bélico que continúa ejerciendo presión sobre los precios de los alimentos y los carburantes a nivel mundial, lo que ha provocado respuestas de política monetaria contractiva en varias economías con la elevación de las tasas de interés.

“Ante este panorama, Bolivia ha respondido con políticas económicas en diversos frentes. Así, para preservar la estabilidad de precios, el Gobierno internalizó ‘ex ante’, en el Programa Fiscal-Financiero 2022, el escenario de precios internacionales crecientes, de tal manera que se cuente con los recursos para las subvenciones a los hidrocarburos y otros necesarios para que los costos de insumos y productos básicos no sean afectados en gran magnitud por el contexto externo”.

Agrega que fue determinante la intervención estatal en los mercados de bienes e insumos prioritarios para la canasta familiar, asegurando que tanto productores como las familias bolivianas puedan acceder a diferentes productos a precio justo (ejemplo acciones de Emapa).

Así también, señala que, paralelamente, la estabilidad del tipo de cambio fue central para contener el traspaso de la inflación importada. De esta manera, se espera que la inflación se sitúe en torno al 3,3%, objetivo determinado en el Programa Fiscal-Financiero (PFF) 2022.

En el ámbito fiscal, según el PFF 2022, se prevé que en esta gestión el déficit fiscal cierre en 8,5% del PIB, cifra menor a la observada en 2021 (9,3% del PIB), asociado a un incremento de niveles de la inversión pública que dinamizan la actividad económica.

Menciona que se espera que el sistema financiero siga mostrando indicadores saludables en crecimiento y solvencia, sustentado en el dinamismo del mercado interno. La cartera mantendría su ritmo de expansión, impulsado por la cartera regulada (VIS y productivo), y en el marco de la política de sustitución de importaciones se continuará apoyando al sector productivo del país mediante el acceso fácil a créditos, como es el caso del crédito SIBolivia.

De cara a fin de año, de acuerdo con este ministerio, el Gobierino prevé alcanzar un crecimiento del PIB de 5,1%, en línea con las metas macroeconómicas establecidas entre el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia, plasmadas en el Programa Fiscal-Financiero 2022.

“Este crecimiento encuentra sustento en la mayor inversión pública programada para la presente gestión, se espera se dinamice aún más en el segundo semestre, impulsando la demanda interna, particularmente el consumo de los hogares. De la misma manera, se espera un buen desempeño del sector externo que viene registrando valores muy positivos en lo que va del año”.

Finalmente, indica que en cuanto a las actividades económicas, se esperan comportamientos importantes en los sectores de la construcción, transporte y almacenamiento, los servicios básicos por la demanda industrial de energía eléctrica, así como de la producción agrícola industrial.

Privados piden solución a problemas internos

El sector privado destaca la estabilidad de la economía del país, a pesar de encontrarse con una presión inflacionaria de los países vecinos. Sin embargo, su pedido va más a la solución de los problemas internos que están ligados a la generación de empleos, el incremento de la conflictividad que está relacionado al bloqueo de carreteras, la falta de diálogo entre el Gobierno y los sectores productivos y económicos privados, así como las dificultades del sector agropecuario por los efectos climáticos y los permanentes avasallamientos. También señala que se debe generar acuerdos comerciales para dinamizar las exportaciones e importaciones, tomando en cuenta que el 68% de las importaciones provienen de países con los cuales no se cuenta con ningún acuerdo.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Nelson Villalobos: ‘Los depósitos han registrado un crecimiento de 7,4% a junio’

El Secretario Ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) habló sobre el proceso de recuperación de la banca después de la pandemia e indicó que al primer semestre los principales indicadores del sector dan cuenta del dinamismo en créditos y depósitos.

/ 7 de agosto de 2022 / 16:38

ENTREVISTA

Durante el primer semestre de 2022, según el secretario ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), Nelson Villalobos, el sistema bancario registró un crecimiento de la cartera de créditos, que alcanzó los $us 27.232 millones, con un dinamismo a doce meses del 7,4% ($us 1.878 millones). También los depósitos tuvieron un crecimiento de 7,4%, equivalente a $us 2.001 millones, que permitió que el saldo de depósitos alcance a $us 29.172 millones, manteniéndose en niveles históricamente altos.

El ejecutivo destacó que el sector bancario continúa enfocado en profundizar la inclusión financiera, empleando entre sus herramientas la digitalización, con resultados destacables.

—¿Cómo evalúa el desempeño y gestión de la banca al primer semestre del año?

—El sector bancario se encuentra en un proceso de recuperación, como muchas de las actividades del país, después del embate de la pandemia a principios de 2020. Su rol transversal lo convierte en un sector cuyo desempeño depende en gran parte del estado de la economía en su conjunto. En ese sentido, los principales indicadores del sector al primer semestre del año dan cuenta del dinamismo en créditos y depósitos, y denotan su fortaleza. Sin duda, el sector enfrenta desafíos, los efectos de la pandemia aún persisten. Al primer semestre de 2022 el sistema bancario registró crecimiento de la cartera de créditos, alcanzando a $us 27.232 millones con un dinamismo a doce meses de 7,4% ($us 1.878 millones).

—¿Qué porcentaje de la cartera bancaria está destinada a los sectores productivos?

—El dinamismo de la cartera de créditos refleja el impulso otorgado por el sector a las distintas actividades económicas del país. Por tipo de crédito, el microcrédito y el crédito pyme y el hipotecario de vivienda registraron mayor crecimiento (9,8%; 9,6%; 9,3%, respectivamente); en términos de volumen, el microcrédito aumentó $us 662 millones en los últimos doce meses. En línea con lo anterior, las actividades que más aportaron al crecimiento de la cartera fueron: construcción y servicios inmobiliarios, agropecuaria e industria manufacturera, respectivamente. Por destino, el crecimiento de la cartera de créditos al primer semestre del año estuvo concentrado en los sectores regulados (productivos y vivienda de interés social). En ese contexto, la cartera destinada a los sectores productivos registró un crecimiento interanual de 9,1% y la cartera de vivienda de interés social de 3,9%. En un contexto en el que se mantienen las metas de cartera, el sistema bancario en conjunto registró un porcentaje de 63,7% a junio de 2022, manteniéndose por encima de la meta alcanzada de acuerdo a la regulación en 2018.

—¿A cuánto ha llegado el volumen de la reprogramación bancaria?

—Respecto a las reprogramaciones, a junio de 2022 la cartera vigente reprogramada alcanzó a $us 5.324 millones, anotando un crecimiento a doce meses de 36,4%, dando cuenta de que las reprogramaciones continuaron aumentando después de junio de 2021, en un contexto en el que las entidades bancarias siguieron apoyando a empresas y familias.

—¿La mora bancaria a cuánto ha alcanzado?

—El índice de cartera en mora se mantuvo reducido, situándose en 1,96% a junio de 2022. Cabe puntualizar que, dado el elevado volumen de cartera reprogramada, la cartera diferida registró una reducción en torno a 40%.

—¿A cuánto ascienden los depósitos del público?

— La situación de los depósitos del sector bancario da cuenta de que el ahorro de empresas y familias se mantiene, habiendo registrado a junio de 2022 un crecimiento de 7,4%, equivalente a $us 2.001 millones, lo que permitió que el saldo de depósitos alcance a $us 29.172 millones, manteniéndose en niveles históricamente altos. El dinamismo de las captaciones refleja el comportamiento de los diferentes tipos de depósitos; tanto aquellos en cajas de ahorro, depósitos a plazo fijo y depósitos a la vista, registraron crecimiento de 8,8%; 6,8% y 6,5%, respectivamente. El crecimiento observado en los depósitos en los últimos años ha permitido que la brecha respecto a la cartera se amplíe, situación que permite al sector continuar impulsando la cartera de créditos. 

—¿Alrededor de cuánto fue la rentabilidad de su sector?

—Respecto a la rentabilidad del sistema, medida a través del ROE (rentabilidad respecto al patrimonio), a junio se situó en 7,7% para el sistema bancario en conjunto; 7,9% en el caso de bancos múltiples y -0,3% en el caso de bancos pyme. La rentabilidad al primer semestre del año se situó por encima del valor registrado doce meses atrás, reforzando la mejora observada en el desempeño sectorial, aunque como fue señalado, el sector aún encara desafíos, particularmente por el elevado volumen de reprogramaciones que se encuentra en periodo de maduración y cuyo desenvolvimiento hacia adelante dependerá de una mayor recuperación de las actividades aún afectadas por la pandemia a las que el sector bancario apoyó oportunamente con reprogramaciones y/o refinanciamientos.

—¿Cómo está avanzando la digitalización bancaria?

—Respecto a la digitalización, continúa registrando crecimiento a través de las transferencias electrónicas, al interior de las cuales el crecimiento de las transacciones con QR mantiene un crecimiento superior a 800%. A junio de 2022, las operaciones con Simple, pago móvil ascendieron a 11,9 millones y $us 871 millones. El importante ascenso en el número de operaciones a través de QR se debe a su característica de interoperabilidad, lo que permite que estas transferencias se realicen no solo entre bancos, sino incluso entre otras entidades del sistema financiero, denotando su relevancia en la inclusión financiera. Del total de Órdenes Electrónicas de Transferencias de Fondos (OETF) registradas en el sistema de pagos de bajo valor a junio de 2022, el 19% corresponde a QR, porcentaje que a junio de 2021 se situó en tan solo 3%, mostrando así la relevancia de su continuo crecimiento que refleja su mayor uso.

PERFIL

Nombre: Nelson Villalobos

Profesión: Lic. en Contaduría Pública y Auditoría Financiera

Cargo: Secretario Ejecutivo Asoban

ESPECIALISTA EN EL SECTOR FINANCIERO

Cuenta con una especialización en Administración Bancaria y Financiera en Estocolmo, Suecia, y posgrados en Alta Dirección Bancaria en el Incae y en el Executive Bankers Program del Citicorp en Brasil. Cuenta con una trayectoria profesional de más de 30 años. Entre otros cargos, se ha desempeñado como gerente general de la Mutual de Ahorro y Préstamo para la Vivienda La Paz; presidente Ejecutivo de Sita Intertrade Ltda; gerente nacional de Finanzas de Fortaleza Fondo Financiero Privado; gerente de finanzas de Zürich Financial Services; gerente del proyecto de Sistemas de Pago del Banco Central de Bolivia; vicepresidente de Operaciones y Finanzas del Banco Boliviano Americano y vicepresidente de Operaciones y Administración del Banco Hipotecario Nacional, entre otros. Asimismo, fue consultor del Grupo Financiero Fortaleza, del Banco Central de Bolivia y de la asistencia técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI-MAE), entre otras.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Recrean cerveza de hace 400 años tras ‘resucitar’ una levadura

El microorganismo fue la clave para recuperar la fórmula de la bebida.

Por AFP

/ 7 de agosto de 2022 / 16:36

MUNDO

Dentro de un barril de roble estaba el hongo de la fortuna. El bioingeniero ecuatoriano Javier Carvajal, a partir de una astilla, resucitó una levadura de alrededor de 400 años y recreó la que se cree es la cerveza más antigua de Hispanoamérica.

El microorganismo fue la clave para recuperar la fórmula de la bebida fabricada en Quito en 1566 por fray Jodoco Ricke, el franciscano de origen flamenco que introdujo el trigo y la cebada en lo que hoy es la capital ecuatoriana, de acuerdo con historiadores.

Con el hallazgo “no solo recuperamos un tesoro biológico sino también un trabajo silencioso de 400 años de domesticación de una levadura que probablemente venía de una chicha (bebida ancestral de maíz fermentado) y que había sido recolectada del ambiente”, señala Carvajal a la AFP.

En su laboratorio de la Universidad Católica de Ecuador (PUCE), vaqueros y mandil blanco, se acerca a un congelador y extrae un pequeño frasco con una variedad de la levadura Saccharomyces cerevisiae con la nomenclatura CLQCA10-328.

Carvajal sabía, por publicaciones especializadas, de la antiquísima cervecería en Quito. Había recuperado otras levaduras y se empecinó en encontrar la de la bebida de los franciscanos. Tardó un año hasta llegar a ella en 2008.

En el convento de San Francisco, un imponente complejo de tres hectáreas construido entre 1537 y 1680, estaba el tonel que buscaba, extrajo una astilla y bajo el microscopio vio el organismo que a la postre, después de un largo tiempo de cultivo, le permitió “resucitar” la levadura.

“Aquí ocupa un lugar en una cajita. Aquí es muy humilde, pero es la estrella” del laboratorio, dice el científico cervecero de 54 años.

El bioingeniero Javier Carvajal dedicó una década a recuperar el secreto cervecero centenario. Foto. APG

FÓRMULA.

Perteneciente a una familia de maestros cerveceros, Carvajal encontró en un artículo la fórmula vagamente descrita de la bebida de los franciscanos del siglo XVI.

De a poco fue llenando las lagunas de información hasta revivir la bebida con sabores a canela, clavo y caña de azúcar.

“Había un montón de huecos en esa receta y mi trabajo fue rellenar esos huecos (…) Ese es un trabajo de arqueología cervecera, dentro de la arqueología microbiana”, que había hecho para rescatar la levadura, responsable en gran parte del sabor de la bebida, comenta.

Después de una década de investigación y pruebas, en 2018 inició su producción artesanal, pero la pandemia frustró su salida al mercado. Todavía no ha definido una fecha exacta para su lanzamiento ni un precio.

En 2019, un año después de que Carvajal reconstruyera la bebida franciscana, investigadores israelíes fabricaron una cerveza similar a la que bebían los faraones tras extraer una levadura de hace más de 3.000 años hallada en antiguos jarrones.

Carvajal, que destaca el “trabajo de domesticación” de la levadura que hicieron los franciscanos, compara el que él hizo siglos después con una terapia intensiva pero a escala molecular.

“Es como que estuvieran dormidas, como semillas secas pero deterioradas por los años. Por eso hay que reconstruirles, fluidizarles, hidratarles y ver si sus signos vitales vuelven”, comenta.

El historiador Javier Gomezjurado explica a la AFP que la de San Francisco “fue la primera cervecería al menos en la América hispana”.

Para 1566, cuando empezó a funcionar, había apenas “ocho frailes” en el convento y la producción era “mínima”, relata el autor del libro Las bebidas de antaño en Quito.

Con el paso del tiempo y la introducción de maquinaria, las fórmulas originales fueron desapareciendo. La cervecería cerró sus puertas hacia 1970, pero para entonces ya se consumían bebidas modernas.

Carvajal dedicó una década a recuperar un secreto cervecero solo, afirma, por el placer del “valor de lo intangible”.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

El Galaxy A53 y sus 4 medidas de seguridad

Características del nuevo modelo de Samsung.

Por Luis Mealla

/ 7 de agosto de 2022 / 16:35

EMPRESA

Con el Galaxy A53 5G, Samsung promueve una experiencia más segura. Este móvil ofrece nuevas medidas de seguridad: conexión segura en redes de internet, cifrado de archivos, configuración de diferentes tipos de bloqueo y rastreo en caso de pérdida.

En primer lugar, con este dispositivo, el usuario puede activar el modo “Secure Wi-Fi1”, que encripta el tráfico de internet y evita que sea rastreado. “Antes de conectarte, debes tener cuidado y asegurarte de que sea seguro. El modo ‘Secure Wi-Fi1’ en tu Samsung Galaxy A53 5G ayuda a mantener tu conexión segura”, señala un comunicado del fabricante coreano de teléfonos móviles.

Otra virtud de seguridad es el “Private Share”, que ayuda a prevenir que otra persona cifre imágenes, videos y documentos, sin autorización. “Con la tecnología de encriptación basada en blockchain, no hay necesidad de preocuparte de que tus archivos caigan en las manos equivocadas”, agrega el comunicado.

DISPOSITIVO. Por otra parte, cuando se desee tomar fotos de la tarjeta de crédito o identificación y guardarla de forma segura en el teléfono, puede hacerlo con “Secure Folder”, que permite configurar un bloqueo propio, con opciones como el PIN (número de identificación personal), estándar, contraseña y huella digital.

Por último, otra de las características es que con el “Find My Mobile”, el usuario puede ubicar el celular sin importar dónde lo haya dejado. La persona debe ingresar desde su PC al sitio web “Find My Mobile”, para ubicar el smartphone, incluso cuando está desconectado. Además, el sistema permite bloquear el móvil para que nadie lo pueda usar.

Búsqueda y Bloqueo

  • Pérdida En caso de robo o pérdida, se debe ingresar al sitio web “Find My Mobile” para ubicar el móvil.
  • Búsqueda Así, el usuario podrá ubicar el smartphone y bloquearlo, incluso cuando esté desconectado.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Un ‘Seguro Oncológico’ indemniza con $us 7.500

Banco FIE presentó este nuevo producto en beneficio de la ciudadanía.

El seguro ofrece atención médica en casos de cáncer.

/ 7 de agosto de 2022 / 16:34

EMPRESA

Con el fin de promover el acceso a seguros inclusivos, el Banco FIE puso a disposición de la ciudadanía el “Seguro Oncológico”, un producto destinado a prevenir y tratar la enfermedad, contemplando también apoyo para aliviar la carga económica que implica el tratamiento y el proceso de recuperación ante un diagnóstico de cáncer.

La cobertura del seguro se constituye en la más alta del mercado, pues contempla una indemnización de $us 7.500 por diagnóstico de cáncer primario maligno, que será pagado en su totalidad con la presentación del respectivo estudio clínico.

Contempla también una indemnización de $us 300 por muerte debido a cualquier causa.

El costo de la prima anual de este seguro asciende a $us 96 o Bs 672, es decir, Bs 1,80 por día.

El “Seguro Oncológico” aplica tanto para clientes y clientas de cajas de ahorro y/o cuentas corrientes del banco, así como para la población en su conjunto. Además de contar con beneficios adicionales orientados a la prevención, a través de consultas médicas.

“El principal objetivo que busca a Banco FIE es brindar tranquilidad al asegurado y a su familia para poder enfrentar los costos que trae el primer diagnóstico de cáncer maligno, atendiendo de esta forma la necesidad de prevenir y tratar efectivamente esta enfermedad, que en muchos casos puede derivar en la muerte ante una falta de control o presupuesto para el tratamiento, razón por la que contar con este seguro puede otorgar una esperanza de vida al permitir que el asegurado pueda acceder a un tratamiento oportuno de la enfermedad”, dijo Mariela Soliz, gerenta Nacional de Marketing Estratégico de Banco FIE.

Temas Relacionados

Comparte y opina: