jueves 19 may 2022 | Actualizado a 00:14

El comercio justo supera la pandemia

CAFÉ. Es uno de los sectores más representativos, que ahora lidera la Coordinadora Nacional de Comercio Justo.

/ 8 de mayo de 2022 / 12:01

Alternativa. Este movimiento comercial accede a un precio justo y oportunidades.

ECONOMÍA

Pese a una baja en las ventas y altos costos operativos, el comercio justo se mantiene como alternativa comercial para miles de productores. Este sector también fue afectado por la crisis generada por la pandemia del COVID-19 y hoy busca recuperarse.

El comercio justo es un movimiento mundial que promueve modelos diferentes de comercialización y una economía democrática que facilita el desarrollo de los pequeños productores fortaleciendo la autogestión, haciendo una alianza de intercambio lo más corto posible con el consumidor, ofreciendo productos que promueven y mejoren las condiciones sociales, la economía popular, equidad de género y el medio ambiente.

Según la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO), se trata de una relación comercial, basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Además, contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur.

Bajo principios de comercio justo, en el país se producen y exportan productos como cacao, quinua, café, castaña, artesanías y prendas de alpaca, entre otras, de cooperativas, federaciones y asociaciones de productores.

No obstante, tras dos años de pandemia este sector se recupera, tras enfrentar pérdidas económicas y un alza en los costos logísticos y operativos.

“La pandemia afectó a los productores de café, cacao, quinua y castaña, pero no podíamos quedarnos así. Empezamos a salir adelante innovando nuevas alternativas productivas”, comentó a LA RAZÓN el nuevo presidente de la Coordinadora Nacional de Comercio Justo, Hugo Chinchero.

Con 30 años de edad, es el ejecutivo más joven de esta entidad que lo eligió la semana pasada con la misión de impulsar el comercio justo desde las bases más jóvenes de las organizaciones productoras que la integran.

RETO. “Ahora el mayor motor principal son los jóvenes, que tienen que empaparse más en la Coordinadora del Comercio Justo, porque ellos son el presente, los mayores ya están cansados y la Coordinadora tiene que ser dirigida por los jóvenes”, dijo.

Agregó que en la asamblea de la entidad se ha decidido que los productores de café, quinua, castaña y cacao “tienen que continuar mejorando los volúmenes de producción orgánica, mejorar las exportaciones”.

“Otro de los retos planteados es ingresar en los municipios, las gobernaciones y el Gobierno central hacerles conocer que los pequeños productores contribuimos en el desarrollo del país bajo los principios del Comercio Justo y que toda la población boliviana consuma nuestros productos, sin necesidad de exportar a otros países”, remarcó.

A su vez, Juan Carlos Moscoso, representante de la Asociación Artesanal Boliviana Señor de Mayo (Asarbolsem), que lleva cerca de dos décadas trabajando en comercio justo, indicó que pese a la pandemia ese sector no enfrentó “descensos muy dramáticos” en sus actividades comerciales debido a que los compradores internacionales continuaron adquiriendo los mismos volúmenes de productos de manera habitual.

No obstante, “lo que sí vemos y prevemos es que va a haber una disminución en los próximos dos años antes de que se estabilicen, porque los clientes han estocado cosas que no han podido vender al mismo ritmo. Entonces el golpe recién se va a sentir este 2022 y creemos que en 2023 y en 2024 va a estar todavía sin ningún crecimiento”, dijo a este medio.

Moscoso precisó que las pérdidas por la pandemia no fueron por una baja en las ventas sino por la elevación de los costos logísticos y operativos en un 30% a 40%. “Hemos tenido importantes pérdidas pero no por disminución de ventas, las pérdidas han sido por la subida de los costos, es decir, el flete aéreo que antes costaba $us 1,98 a Europa por kilo ha llegado a $us 3,50”, sostuvo.

También dijo que se registraron pérdidas importantes por la subida de costos en las materias primas y que “ahora hay problemas con los proveedores de fibras que proveen a las hilanderías, y eso afecta a toda la cadena”.

Respecto de las debilidades del sector, el representante de esta asociación de artesanos apuntó a las limitaciones logísticas.

“Creemos que el tema de la logística es muy complicado, no tenemos puertos propios, los costos para sacar la producción nacional a los países externos son muy grandes y en realidad con las naciones vecinas que compiten con la misma producción que tenemos a nivel de mano de obra, pero los costos logísticos son los que nos sacan del mercado, son los que limitan nuestro crecimiento”.

FUTURO. Por su parte, Chinchero exhortó a la administración de Luis Arce a apoyar a ese sector, que este 11 de mayo celebra el Día del Comercio Justo.

“Lo que queremos es que nos reconozcan como sector productivo y que nuestros productos orgánicos sean consumidos. No nos toman en cuenta en los viceministerios, pero ya hemos dado el primer paso”, dijo y complementó: “Nuestro desafío es fortalecer el consumo interno. Lo que queremos es que nuestra producción sea consumida por los bolivianos, en los cuarteles, en el desayuno escolar, en el subsidio de lactancia y otros programas que tienen el Gobierno central, las gobernaciones y los municipios. La fortaleza del Comercio Justo es la incorporación de los jóvenes en las asociaciones de productores y la debilidad son las personas mayores que se oponen a los cambios y no dan espacios a los jóvenes”.

PRODUCTORAS. Este movimiento impulsa la no discriminaciòn y sobre todo la equidad de género.

Principios claves de este sector productor

El Comercio Justo tiene como base 10 principios, que se relacionan con oportunidades, pago de un precio justo, asegurar ausencia de trabajo infantil y trabajo forzoso, así como un compromiso con la no discriminación, equidad de género y libertad de asociación.

Entre estos principios que impulsa la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO) se destaca la creación de oportunidades para productores con desventajas económicas. Su objetivo es que puedan pasar de la pobreza y la inseguridad de los ingresos a una autosuficiencia económica y propia.

Asimismo, pago justo significa la provisión de una remuneración socialmente aceptable (en el contexto local) considerado por los propios productores como justos, y que tenga en cuenta el principio de igual pago por igual trabajo entre mujeres y hombres.

Asegurar ausencia de trabajo infantil y trabajo forzoso, es otro de los principios a través del cual la organización del sector se adhiere a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, y a la ley nacional/local sobre el empleo de los niños. La organización asegura que no hay trabajo forzoso en su mano de obra y/o miembros o trabajadores a domicilio.

Las organizaciones que compran productos de comercio justo de los grupos de productores ya sea directamente o a través de intermediarios aseguran que no se utiliza el trabajo forzoso en la producción y los productores cumplen con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, y la Ley Nacional/local sobre el Empleo de los Niños.

Los productores también tienen un compromiso con la no discriminación, equidad de género y libertad de asociación (sindical). La organización no discrimina en la contratación, remuneración, acceso a la capacitación, promoción, terminación o jubilación por motivos de la raza, origen nacional, religión, discapacidad, género, orientación sexual, unión de membresía (afiliación sindical), afiliación política. HIV/Sida, estatus o edad.

Se proporciona oportunidades para las mujeres y los hombres a desarrollar sus habilidades y fomenta activamente las solicitudes de las mujeres para puestos de trabajo y para los cargos de liderazgo en la organización.

La organización proporciona un entorno de trabajo seguro y saludable para los empleados y/o miembros. La organización cumple, como mínimo, con las leyes nacionales y locales y convenios de la OIT sobre salud y seguridad.

Las horas de trabajo y las condiciones para los empleados y/o de los miembros (y cualquier trabajador a domicilio) cumple con las condiciones establecidas por las legislaciones nacionales y locales y los convenios de la OIT.

TEJIDOS. La producción de artesanías y prendas de alpaca son parte del comercio justo. Foto. La Razón Archivo

El maíz, entre la soberanía alimentaria y la inseguridad

Efectos. Este grano, considerado clave para la producción avícola y la porcicultura, ha revelado la fragilidad del abastecimiento.

/ 15 de mayo de 2022 / 21:30

ECONOMÍA

En medio de denuncias de especulación de precios, “ocultamiento” del producto, contrabando, así como reclamos para elevar la producción con biotecnología; el maíz se ha convertido en la manzana de la discordia entre productores y Gobierno.

Pese a los datos que muestran y defienden cada uno de estos sectores, este grano considerado clave para la producción avícola y la porcinocultura en el país, ha revelado la fragilidad de la soberanía alimentaria y la i n s e g u r i d a d que existe en el tema del abast e c imi ent o del producto en el mercado interno.

Su efecto se ha sentido de forma directa en un incremento en los precios de la carne de pollo y de cerdo, que debido a la crisis la población muchas veces no sabe cómo sobrellevar.

En ese marco, cada día que pasa, la solución a esta situación parece alejarse debido a las posiciones encontradas entre productores y la administración de Luis Arce.

ABASTECIMIENTO.

El 6 de abril pasado, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Oscar Mario Justiniano, en una entrevista con La Razón Radio alertó un eventual desabastecimiento de maíz y su efecto inmediato en la producción de carne de pollo, debido a la insuficiente producción del grano.

“Sí hay riesgo y lo podemos demostrar (…) y esto no es solo un tema de producción de granos, esto es un tema de producción de proteína, de carne de pollo particularmente, que son los que más demandan el maíz”, advirtió.

Justificó su advertencia señalando que el cambio climático está generando una disminución sustancial en los cultivos no solamente en Bolivia, sino también en los países vecinos. “Hemos visto que Paraguay ha perdido el 68% de su soya, igualmente Argentina, y acá en Bolivia la disminución de la producción ha ido directamente al maíz”, sostuvo.

Y complementó señalando: “Nosotros tenemos una afectación extremadamente importante en la producción de maíz duro amarillo, que es el 98% de los cultivos que se siembran en Bolivia y que van directamente a la alimentación animal de pollos, cerdos y ganado bovino”.

Asimismo, dijo que en reiteradas oportunidades comunicaron esta situación a las autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, pero a la fecha no se definen las “medidas urgentes”, que reclama el sector.

Foto. LA RAZÓN ARCHIVO

SOLUCIÓN.

A casi 40 días de la advertencia del ejecutivo de la CAO, la falta de maíz es real para los productores y se debe a que la superficie de siembra viene disminuyendo gradualmente por la baja productividad que se obtiene como consecuencia del ataque de plagas, como el gusano cogollero o de condiciones climáticas adversas como la sequía, que en la campaña de verano incluso afectó el sur de Santa Cruz y parte de Tarija.

Según la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), en condiciones normales, la producción de maíz en el país alcanza las 900.000 a un millón de toneladas anuales; mientras que la demanda nacional llega a 1,2 millones de toneladas.

“Con la aprobación del uso de biotecnología en maíz podríamos alcanzar una producción entre 1,5 y 1,6 millones de toneladas, con lo que responderíamos con soltura a la demanda nacional, sin necesidad de importar o del contrabando de maíz que ya es genéticamente mejorado”, explicó el presidente de Anapo, Fidel Flores.

Para este sector, la solución está en el uso de biotecnología conforme lo establece la normativa vigente en el país.

“Pedimos al Gobierno que autorice al INIAF (Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal) la evaluación de semillas con maíz genéticamente mejorado en el marco de la normativa semillera y, una vez cumplido este paso, podremos contar con semilla validada y adaptada a nuestras condiciones locales para aprovechar mejor el potencial de esta herramienta tecnológica”, dijo Flores.

Añadió que “una vez que sea emitido el decreto supremo, ya se puede autorizar de forma inmediata la importación de maíz con biotecnología de los eventos que serían permitidos para su producción y consumo en Bolivia; de otro modo nos enfrentamos a una contravención a la normativa establecida en el país”.

CRISIS.

La insuficiente producción del grano fue confirmada por el presidente de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor), Mario Moreno, quien anticipó para este año un déficit de 400.000 toneladas en la producción de maíz, como consecuencia de la sequía.

El ejecutivo explicó que periódicamente se siembran 120.000 hectáreas de las cuales se cosecha 600.000 toneladas de maíz, no obstante este año no se llegará ni a las 200.000 toneladas.

En Monteagudo y Muyupampa (Chuquisaca) se registró una afectación del 70% de la producción y en el sur en Machareti un 80% y en Tarija un 40 a 60%.

En tanto, el secretario de Hacienda de la Gobernación de Santa Cruz, Orlando Saucedo, aseguró que el país no es autosuficiente para la producción de maíz, desde hace seis años, y que la demanda nacional es cubierta con la importación del grano.

Citando datos de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), Saucedo explicó que el pasado año el sector avícola produjo 669.430 toneladas de alimento entre carne de pollo y huevo, y en el país se consumió alrededor de 885.000 toneladas de maíz. Y que para esta gestión se prevé un incremento de la demanda interna.

Pese a las argumentaciones de los productores, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, precisó que este año el país tendrá una oferta total de 1.029.179 toneladas de maíz amarillo duro, con lo cual se abastecerá y garantizará el consumo interno.

Según el funcionario, estos datos fueron verificados por las instituciones relacionadas al sector, por lo que es importante que la población tenga conocimiento de que, si por algún otro motivo existiese la subida de precio de algún producto, este extremo no sería por el maíz, sino obedecería a especulaciones aprovechando la situación coyuntural mundial en el tema de alimentos.

En tanto, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro apuntó que no hay por qué más discutir sobre el tema. “Queda claro para el pueblo boliviano que hay maíz suficiente producido para abastecer la demanda interna. Si hay aspectos de agio y especulación ya es un tema que vamos a controlar porque Bolivia siempre ha tenido una vocación productiva en el maíz y de manera suficiente para abastecer el mercado interno”, remarcó.

PRODUCCIÓN. La falta de maíz en el mercado provocó el incremento del precio de la carne de cerdo. Foto. kipedia.org

El Gobierno insiste en un superávit

La administración de Luis Arce aseguró que el país tiene un superávit de maíz desde 2019 y que para este año se prevé 34.000 toneladas pese a los fenómenos climatológicos. Además, apuntó a los acopiadores como los principales responsables de “ocultar” el grano.

“Lamentamos que se quieran aprovechar de esta crisis mundial, prácticamente especulando, incluso ocultando el maíz”, dijo a LA RAZÓN el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Álvaro Mollinedo.

“No son todos los productores (los que ocultan el maíz), más son los acop i a d o r e s porque tenemos ent e n d i d o que ya c ompr a – ron maíz desde la c amp a ñ a de verano de la gestión 2021 y también de la 2022. Entonces se ha acopiado bastante maíz”, señaló el viceministro Mollinedo.

Asimismo, anticipó que su despacho tomó conocimiento que en operativos de control del contrabando en las fronteras del país, se han interceptado “algunos camiones” cargados con maíz con destino al exterior.

“Tenemos datos que han estado saliendo (camiones con maíz) hacia el Perú y también hacia el Brasil”, reveló el funcionario.

No obstante, Mollinedo reiteró que a la fecha en el país existe superávit de producción de maíz, llegando a 34.000 toneladas pese a los eventos climatológicos como sequía e inundaciones.

“Como Estado nos hemos comprometido a abastecer a través de Emapa a los avicultores y porcinocultores”, sostuvo.

AVÍCOLA. Este sector también está afectado por la falta de maíz mientras sube el precio de la carne de pollo.

ACOPIADORES.

De igual manera, el gerente de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), Franklin Flores, denunció que “especuladores” acopiaron grandes volúmenes de maíz en Santa Cruz, lo cual genera agio y especulación en el mercado interno.

Ante esa situación y considerando un incremento en el precio de la venta de la carne de pollo, en la capital cruceña se llevan adelante operativos de control.

“En Montero hay dos, tres personas que compran todos los camiones que llegan a la balanza. En La Guardia, Santa Cruz, de la misma manera, esas personas han ido comprando desde febrero, marzo y abril”, indicó el funcionario.

“El maíz que se ha cosechado hasta ahora lo están ocultando para generar un supuesto desabastecimiento”, insistió el gerente de Emapa, Flores al convocar a las instituciones de la lucha contra el contrabando y defensa al consumidor para tomar medidas sobre esas irregularidades.

Comparte y opina:

Taxis aéreos autónomos listos para despegar

Futuro. Los primeros servicios de taxis aéreos se lanzarán hasta finales de 2024.

TECNOLOGÍA. Su avance no tiene límite y este medio de transporte está listo.

Por AFP

/ 15 de mayo de 2022 / 21:13

Pequeños aviones eléctricos piloteados por inteligencia artificial se cruzan por encima de las ciudades para llevar a sus pasajeros de un ‘vertiport’ (aeropuerto vertical) a otro: ese es el escenario de ciencia ficción que Silicon Valley promete de aquí a 10 años.

“Vamos a ver aparecer esta red de taxis aéreos eléctricos, regionales o de larga distancia. El paisaje va a cambiar mucho”, asegura Marc Piette, fundador belga de Xwing, empresa especializada en tecnologías autónomas para la aviación.

Varias empresas californianas preparan activamente este futuro de la movilidad, que esperan pueda ser un remedio al tráfico y la contaminación.

En un hangar de Concord, en la bahía de San Francisco, Xwing se concentra en el factor más sorprendente de la ecuación: que cualquier avión o aeroplano despegue y aterrice en forma vertical (VTOL), y que con motor a gasolina o eléctrico, pueda rodar, despegar, volar y aterrizar por su cuenta.

Y al mismo tiempo hablar con los pasajeros.

“Sistema de pilotaje automático encendido”, declara una voz de mujer cuando Ryan Olson se sienta al frente de la nave, en un viaje en el que no tocará el tablero ni el joystick, como lo hace un instructor con un aprendiz.

“El avión es un buen alumno, a diferencia de los humanos que se comportan de manera diferente cada vez”, comenta el piloto.

Equipado con cámaras, servidores, radares y otros instrumentos, el Cessna Caravan ya es autónomo con buen clima y Xwing trabaja para que también sea capaz de enfrentar el mal tiempo.

UBER. En febrero, un VTOL eléctrico (eVTOL) de Joby se estrelló durante un vuelo manejado a distancia, mientras la compañía probaba velocidades superiores a sus límites.

“Es malo para toda la industria cuando hay un accidente (…) Pero para eso son las pruebas”, anota Louise Bristow, vicepresidenta de Archer, otra empresa.

Los eVTOL de Archer y Joby parecen helicópteros, pero con un ala y varias hélices. Esperan lanzar los primeros servicios de taxis aéreos de aquí a finales de 2024, con pilotos. Wisk Aero, la compañía de Boeing y Larry Page (el cofundador de Google) trabajan en un eVTOL autónomo.

Archer recibió un pedido anticipado de United Airlines por 200 vehículos y se plantea comenzar en Los Ángeles y Miami.

“Construimos un Uber del cielo”, declaró Bristow.

Estima en 10 años el tiempo necesario “para que haya suficientes aparatos en servicio, que la gente se acostumbre a desplazarse de esta forma, y que se sienta la diferencia” en las ciudades.

Según Scotte Drennan, consultor en nueva movilidad aérea, estas visiones que parecían de ensueño están tomando forma gracias a la convergencia de tres tecnologías: la energía eléctrica, las capacidades informáticas y los sistemas de autonomía.

Pero si la técnica avanza por el buen camino, las empresas enfrentan dos desafíos importantes: la certificación y la infraestructura. Las autoridades no son reticentes, pero obtener su acuerdo “va a tomar más tiempo de lo que se piensa”, resalta el experto.

También habrá que construir “vertiports” y una interfaz numérica para gestionar el tráfico aéreo y la comunicación de los vehículos entre sí.

COSTOS. Por estas razones, Xwing decidió comenzar por la autonomía. “Tomamos un aparato existente, muy conocido. Hicimos las mínimas modificaciones necesarias para convertirlo en aparato autónomo y hacerlo certificar, y luego podremos explorar otras aplicaciones”, resumió Marc Piette.

Obviar a los pilotos debe permitir reducir los costos y responder a pedidos en regiones de poco acceso, a las que no les faltan aeropuertos ni aviones, sino mano de obra.

La empresa prevé primero equipar los aparatos encargados de distribuir mercancías, para poder realizar operaciones comerciales de aquí a dos años, antes de llevar pasajeros.

Su jefe sabe que va a enfrentar resistencias, pero está seguro de que esos vuelos serán más seguros.

“La gran mayoría de los accidentes aéreos son causados por errores humanos”, anota antes de recordar que gracias al pilotaje automático, “la gente vuela ya sola en buena medida”.

También explica que la autonomía es “más simple” en el aire, en donde el entorno está siempre bajo control, a diferencia de lo que ocurre en las carreteras.

¿Y si los aparatos son hackeados a distancia? “Nuestra tecnología está concebida para que el avión rechace obedecer a órdenes peligrosas”, responde Piette.

Cuando los elevadores fueron inventados, “la gente temía usarlos sin operador”, recuerda risueño. “Hoy pulsamos el botón sin hacernos preguntas. Será igual para la aviación”.

Comparte y opina:

‘Cepas de Altura Tannat’ está en el mercado

Tradición. Con taninos maduros, el vino tiene gran personalidad.

Carlos Paz, gerente de La Concepción.

Por Luis Mealla

/ 15 de mayo de 2022 / 21:09

EMPRESA

Después de cinco años de producción a más de 1.850 msnm, Bodegas y Viñedos de La Concepción lanzó al mercado “Cepas de Altura Tannat”. Un homenaje a la tradición centenaria del cultivo de la vid.

“La presentación de ‘Cepas de Altura Tannat’ es el resultado de una laboriosa y cuidadosa selección de las mejores uvas cosechadas por manos expertas en el momento ideal de madurez y una crianza en barricas de roble francés. Esta presentación es un homenaje a la pasión centenaria por el vino”, dijo Carlos Paz, gerente general de la empresa, al destacar que el vino fue elaborado con uvas 100% de sus propios viñedos.

La producción fue realizada en la hacienda La Loma, que goza de un terroir (suelo y naturaleza) idóneo para cultivar la variedad Tannat. Ubicados a más de 1.850 metros sobre el nivel del mar (msnm), la altura en la que se encuentran los viñedos adicionalmente provee las condiciones perfectas para poder tener vides vigorosas, que brindan uvas de altísima calidad para una maduración ideal y equilibrada, que aporta excelente acidez, grado alcohólico notable y aroma inigualable.

“El vino que presentamos es expresivo y de carácter marcado. Tiene intensos y elegantes aromas a frutos del bosque, mora, cereza y aceituna negra. En boca, es estructurado con taninos maduros, gran personalidad y notas de café, chocolate, nuez moscada y vainilla”, destacó el ejecutivo.

Con más 35 años de trayectoria en la elaboración de vinos y singanis, La Concepción es una de las bodegas más importante del mercado boliviano. Se encuentra situada en el distrito La Compañía, Valle de la Concepción, a 28 km de la ciudad de Tarija, al sur de Bolivia.

Comparte y opina:

BancoSol inaugura nueva agencia en El Alto

Servicio. Se ubica en el corazón de Villa Adela y cuenta con siete ventanillas.

AGENCIA. Está diseñada con tecnología termo-mecánica para garantizar la comodidad de los clientes.

/ 15 de mayo de 2022 / 21:05

EMPRESA

BancoSol consolida su presencia en El Alto con la inauguración del nuevo edificio de la Agencia Bolivia. Se trata de una infraestructura con seis plantas y cuyas características arquitectónicas colocan esta construcción a la vanguardia de la ciudad.

“El compromiso de BancoSol con El Alto se plasma hoy en esta moderna y cómoda agencia, con mayor capacidad e infraestructura para responder a la confianza que más de 271.000 clientes tienen en nuestra entidad en esta ciudad, y atender la dinámica actividad económica de las emprendedoras y emprendedores alteños”, explicó el gerente general de la entidad, Marcelo Escobar.

La nueva agencia está ubicada en el vértice de las avenidas Bolivia y Junín, en el corazón de Villa Adela, una de las zonas con mayor presencia de comercio y servicios en la ciudad de El Alto. Está erigida sobre una superficie de más de 200 metros cuadrados, y está diseñada con tecnología termo mecánica para garantizar la comodidad de los clientes, usuarios y del personal del banco.

MICROFINANZAS. A la fecha, la Agencia Bolivia cuenta con 15.079 clientes, de los cuales, 4.698 tienen operaciones de crédito. Inició operaciones el 22 de febrero de 2006 como una sucursal de la Agencia Villa Adela, con tan solo siete colaboradores, contando en la actualidad con 26 funcionarios.

El banco cuenta con 21 agencias en El Alto, además de 36 puntos Sol Amigo, 85 puntos Sol Amigo Express, 33 cajeros automáticos y una ventanilla de cobranza. A la fecha, BancoSol cuenta con 271.961 clientes en la ciudad —una de las carteras más grandes de la entidad en todo el país—, con una cartera de crédito de $us 487 millones y depósitos por $us 178 millones.

“Para BancoSol, la ciudad de El Alto es muy importante. No solamente por la cantidad de emprendedores a los que servimos, sino también por la pujanza y el espíritu emprendedor que tienen los alteños, que son la esencia que hace grande a nuestra institución. Con este nuevo edificio, seguiremos impulsando su progreso, con los más altos estándares de calidez y calidad”, destacó el gerente regional de BancoSol en El Alto, Robert Torrez.

BancoSol nació hace 30 años, como el primer banco dedicado a las microfinanzas en el mundo, dando acceso al microcrédito a miles de familias bolivianas excluidas del sistema financiero formal.

Comparte y opina:

Índigo genera oportunidades para 220 mujeres de El Alto

Producción. Se dedican a tejer prendas de alpaca con calidad y diseño.

TALENTO. Las hermanas Roca se inspiraron en el modelaje para diseñar prendas originales y exclusivas.

/ 15 de mayo de 2022 / 21:01

EMPRENDIMIENTO

Con dos años en el mercado nacional, Índigo es un emprendimiento empresarial que genera 220 trabajos para madres solteras de El Alto, que en el tejido artesanal encontraron una fuente de ingresos económicos y un medio para salir de la crisis.

Alison y María Teresa Roca son dos hermanas que del modelaje profesional optaron por el diseño en plena pandemia del COVD-19, apostando por la mano de obra de las artesanas alteñas y la calidad de las fibras de alpaca con el objetivo de confeccionar prendas de vestir de alta calidad.

Mujeres que han atravesado situaciones de maltrato, desigualdad social y sobre todo madres solteras encontraron en este joven emprendimiento una oportunidad para salir adelante.

MOTIVACIÓN. “Este emprendimiento genera 220 fuentes de empleo directos beneficiando a mujeres, que en la mayoría de los casos son madres solteras. Las artesanas trabajan en sus casas y manejan sus tiempos; hemos desarrollado un sistema de pago por prenda terminada, un pago justo, para que puedan tener disponibilidad de dinero y sigan tejiendo, esa es una motivación. Pieza entregada, pieza pagada es el principio”, dijo a LA RAZÓN la gerente general de Índigo, Alison Roca.

Complementó señalando que “para ellas el tejido representa no solamente un medio de vida, sino una cultura que se transmite de generación en generación”.

Entre los materiales utilizados para la confección de las prendas son algodón, seda, fibra de alpaca y en particular baby alpaca. Una característica de Índigo es que cuenta con la certificación Oeko- Tex (etiqueta ecológica líder mundial para productos textiles), con la cual garantiza la conformidad legal de los productos textiles.

María Teresa (hermana de Alison) es la Directora Creativa y se encarga de los diseños de las prendas de vestir, así como de elegir los colores de las temporadas y las tendencias de la moda a nivel global para que las prendas tengan no solo una valía por su origen boliviano, sino también por el valor agregado del diseño.

OFERTA. Con 12 años en las pasarelas, Alison y su hermana María Teresa son conocedoras de las tendencias de la moda, nacional e internacional, por ello decidieron “rescatar” las técnicas ancestrales del tejido a palillo, macramé y en telar.

La capacidad de producción de Índigo, es de 700 prendas de vestir como sweaters, chompas abiertas o cerradas, mantillas, vestidos, pantalones, blusas, faldas pero sobre todo cárdigans.

Pese a la pandemia, estas emprendedoras lanzaron en La Paz la colección de invierno denominada “La Ciudad Maravilla”, la cual se encuentra en etapa de expansión a nivel nacional.

En La Paz, las prendas de vestir de Índigo se las puede encontrar en la tienda Wali Suma; en Santa Cruz, en la galería Los Hijos de Ramón, y en el hotel Palacio de Sal de Uyuni. Asimismo, sus diseños se los puede apreciar en las redes sociales.

Para 2023, Índigo se trazó el desafío de exportar 8.000 prendas de vestir de alpaca al mercado de Frankfurt-Alemania y participar en una feria internacional donde presentarán todos sus modelos.

“Hoy la producción artesanal está asociada a un mercado de lujo, exclusivo, donde se vende pocas piezas. Somos un producto de boutique con acabados de alta calidad, por eso solo queremos vender estas 8.000 piezas en Alemania cumpliendo todos los estándares de calidad”, dijo Alison.

Finalmente explicó que los productos, al generar fuentes de empleo para mujeres en desigualdad social, sobre todo para madres solteras de El Alto, son puestos a la venta enmarcados en un “precio justo”; además ofrecen calidad, diseños exclusivos y materia prima certificada.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias