domingo 26 jun 2022 | Actualizado a 15:40

El cambio tecnológico puede agravar la desigualdad

Costos. Los métodos de producción podrían dar lugar a una mayor demanda de otros bienes.

/ 22 de mayo de 2022 / 19:00

Desafío. Se debe mejorar la educación para acceder a un empleo tecnológico.

TECNOLOGÍA

La innovación, las tecnologías digitales, las comunicaciones y la robótica, puede subir el bienestar de la población y reducir la pobreza, gracias a la mayor productividad global de la economía. Sin embargo, existen consecuencias negativas alerta la CEPAL.

En el último número de la “Revista CEPAL”, principal publicación académica de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, los economistas Ignacio Apella y Gonzalo Zunino analizan el cambio tecnológico y las tendencias del mercado laboral en la región.

Por un lado, establecen que el progreso técnico, en particular el avance de la robótica, hace que algunas actividades corran un gran riesgo de quedar obsoletas, ya que un conjunto de ellas, como las tareas rutinarias o las que pueden ser sustituidas por un programa informático, pueden automatizarse con facilidad, y eso da lugar a lo que se suele denominar desempleo tecnológico.

Por otro lado, los economistas advierten de que la incorporación de mecanismos automatizados de producción y los avances en la comunicación digital suponen un riesgo para el mercado de trabajo, no tanto por el desempleo tecnológico, sino por su incidencia en la distribución, que podría agravar la desigualdad.

No obstante, los cambios tecnológicos que conduzcan a que las máquinas sustituyan a los trabajadores tendrán efectos en todos los mercados de productos y factores, precisan Apella y Zunino.

DEMANDA. Un aumento de la eficiencia de la producción que reduzca el costo de los métodos de producción podría dar lugar a una mayor demanda de otros bienes y servicios.

Tiene dos efectos sobre el nivel de empleo.

Por consiguiente, el progreso tecnológico tiene dos efectos sobre el nivel de empleo, sostienen.

“En primer lugar, hay un efecto destructivo, ya que conduce a la sustitución de la fuerza de trabajo; en segundo lugar, hay un efecto de creación de nuevos puestos de trabajo, ya que aumenta el número de unidades de producción que internalizan las nuevas tecnologías y se incrementa la productividad, se expande el empleo complementario en estos sectores y se crean otras ocupaciones para satisfacer la nueva demanda de bienes y servicios”, señala el análisis de los economistas de la CEPAL.

En este contexto, apuntan, es vital diseñar dos estrategias diferentes: una relativa al corto plazo, y otra relativa al largo plazo, pero que exigen actuar de forma inmediata.

En lo que atañe a la posibilidad de que haya desempleo tecnológico, es importante poner en marcha mecanismos que refuercen el ofrecimiento de formación continua de modo que esta contribuya a que la oferta de trabajo se adapte.

En otras palabras, es importante rediseñar los sistemas de formación continua en los países de América Latina y el Caribe, teniendo en cuenta las nuevas competencias que se necesitan en el mercado laboral de la región.

El reto a mediano plazo, aunque en los hechos hay que enfrentarlo de inmediato, es preparar a las generaciones más jóvenes a medida que acumulan capital humano para que desempeñen funciones que aún no existen.

“Más allá de la posible destrucción creativa del empleo y del consiguiente desempleo tecnológico, esto podría ser un paso hacia una mayor productividad global de la economía y hacia la creación de ocupaciones que actualmente se desconocen”, remarcan en el análisis Apella y Zunino

Es decir, se necesitan más habilidades cognitivas para satisfacer la creciente demanda de que se lleven a cabo tareas cognitivas no rutinarias.

Por ello, en los países de América Latina, incluida Bolivia, deben mejorar la calidad del sistema de educación y reducir la brecha educativa entre los distintos sectores de la población, ya que cada vez más el nivel de educación de las personas será una variable clave en sus posibilidades de encontrar un buen empleo, concluyen los economistas del organismo.

Temas Relacionados

El desafío para 2023: garantizar la producción de alimentos

Escasez. La FAO considera que las carencias podrían continuar por la guerra en Ucrania, que ya provocó alza de precios.

Cuando el mundo ingresa al cuarto mes de la guerra entre Rusia y Ucrania, datos de la FAO muestran una tendencia al incremento de precios de los alimentos

Por Rolando Flores

/ 19 de junio de 2022 / 15:47

ECONOMÍA

De continuar la guerra en Ucrania y otros conflictos en diferentes partes del mundo, este año, el reto es garantizar un mayor acceso a los alimentos que actualmente existen, y para 2023 el desafío es alcanzar la suficiente producción alimentaria.

La voz de alerta fue lanzada por Mario Lubetkin, subdirector general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Cuando en el mundo está por cumplirse el cuarto mes de la guerra, iniciada el 24 de febrero, entre Rusia y Ucrania los datos siguen mostrando una tendencia al incremento de precios de los alimentos, particularmente en los países que más requieren de estos productos, mientras crece la preocupación por los posibles efectos de estos aumentos, asegura el ejecutivo del organismo.

A la vez que advierte que “la potencial escasez de algunos productos puede generar inestabilidad interna en numerosos países, aumentando a su vez los flujos migratorios internos y externos”.

Rusia y Ucrania, en conjunto, representan 30% de la exportación mundial de trigo y maíz, y 63% de semillas de girasol. Según expertos, ya escasean tres millones de toneladas de esos granos este año, no obstante el aumento de la exportación de otros países, como India.

La subida de los precios de los productos energéticos y de los fertilizantes puede provocar el aumento del hambre en varias decenas de millones de personas, incrementando severamente la cifra de 811 millones que ya pasaban hambre en 2020.

La baja capacidad productiva preocupa a empresarios y productores. Foto. La Razón Archivo

Esa cifra siguió incrementándose por los efectos del COVID- 19 en más de 100 millones en 2021, poniendo además en riesgo la próxima cosecha a nivel global, sostiene el subdirector de la FAO, Lubetkin.

DATOS.

Los países gastarán este año $us 1,8 billones (millones de millones) en la importación de los alimentos que necesitan, pero la cantidad de comida que comprarán no será más sino menos, y las naciones pobres serán las más afectadas, advierte el organismo de las Naciones Unidas en su último estudio semestral denominado “Perspectivas Alimentarias”.

El costo mundial de las importaciones de alimentos va camino de alcanzar un nuevo récord, pero la mayor parte del aumento previsto corresponde a la subida de los precios y los costos del transporte y no al aumento de los volúmenes, según el nuevo informe publicado en días pasados.

“Es preocupante que muchos países vulnerables paguen más, pero reciban menos alimentos”, señala la FAO y complementa con datos que indican que se prevé que el costo mundial de las importaciones de alimentos aumentará en $us 51.000 millones con respecto a 2021, de los cuales $us 49.000 millones reflejarán unos precios más elevados.

Se calcula que los países menos adelantados sufrirán una contracción del 5% de los costos de sus importaciones de alimentos este año, tal es el caso de África subsahariana y el grupo de los países en desarrollo, que son importadores netos de alimentos y registrarán un incremento de los costos totales, a pesar de la reducción de los volúmenes importados.

“Estas son señales alarmantes desde la perspectiva de la seguridad alimentaria, pues indican que los importadores tendrán dificultades para financiar el aumento de los costos internacionales, lo que puede anunciar el fin de su resiliencia a las subidas de los precios”, indica en el informe.

“En vista del aumento de los precios de los insumos, las preocupaciones suscitadas por las condiciones atmosféricas y el incremento de la incertidumbre del mercado como consecuencia de la guerra de Ucrania, las últimas previsiones de la FAO apuntan a la probabilidad de que se contraigan los mercados alimentarios y de que los costos de las importaciones de alimentos alcancen un nuevo récord”, comentó Upali Galketi Aratchilage, economista de la FAO, editor principal del informe “Perspectivas Alimentarias”.

PROPUESTA.

Ante una eventual falta de alimentos en América Latina y el mundo, la FAO ha propuesto la creación de un Fondo de Financiación de las Importaciones de Alimentos con el firme propósito de prestar apoyo a la balanza de pagos de los países de ingresos bajos que dependen en mayor medida de las importaciones de alimentos como estrategia para salvaguardar su seguridad alimentaria.

La ejecutiva del organismo también dijo que existe suficiente evidencia que demuestra que las mujeres son mejores ahorradoras y mejores pagadoras que sus pares masculinos.

Las grasas animales y los aceites vegetales son los productos que más contribuyen al aumento de los costos de las importaciones previsto para 2022, aunque seguidos de cerca por los cereales en el caso de los países desarrollados.

Los países en desarrollo, en su conjunto, están reduciendo las importaciones de cereales, semillas oleaginosas y carne, lo que refleja su incapacidad para cubrir el aumento de los precios.

En ese marco, la FAO en su informe prevé que la producción mundial de los principales cereales disminuirá en 2022 por primera vez en cuatro años y que la utilización mundial también registrará un descenso por primera vez en 20 años. Sin embargo, se prevé que la utilización de cereales para el consumo humano directo no se verá afectada, ya que la reducción de la utilización total obedecerá a una disminución del uso de trigo, cereales secundarios y arroz.

Las reservas mundiales de trigo aumentarán ligeramente en el año, principalmente debido a la acumulación prevista de existencias en China, en la Federación de Rusia y en Ucrania.

Proyecta que la producción y utilización mundiales de maíz alcanzarán nuevos récords a causa del incremento de la producción de etanol en el Brasil y los Estados Unidos de América y de la producción industrial de almidón en China.

Además que el consumo mundial de aceites vegetales superará la producción, pese al racionamiento de la demanda previsto.

La producción de carne disminuirá en la Argentina, la Unión Europea y los Estados Unidos, pero según los pronósticos, la producción mundial aumentará en un 1,4%, debido principalmente al incremento del 8% previsto para la producción de carne porcina en China, que alcanzará e incluso superará el nivel anterior a la propagación del virus de la peste porcina africana que se produjo en 2018.

Proyecta que la producción láctea mundial aumentará lentamente que en años precedentes, limitada por la disminución de los números de cabañas lecheras y de los márgenes de beneficio en varias regiones productoras importantes, y es posible que el comercio se contraiga con respecto al nivel de 2021.

También espera que la producción mundial de azúcar aumentará después de tres años de descenso, impulsada por incrementos en la India, Tailandia y la Unión Europea. De igual manera, la FAO estima que la producción acuícola mundial aumentará en un 2,9%, y es probable que la producción de la pesca de captura se incremente en un 0,2%. Se espera que, a consecuencia de la subida de los precios del pescado, los ingresos totales procedentes de las exportaciones de productos pesqueros y acuícolas aumentarán un 2,8%, mientras que los volúmenes caerán un 1,9%.

Junto con el aumento de los precios de los alimentos —dado que el índice de precios de los alimentos de la FAO se acerca a su máximo histórico y que los precios de varios alimentos básicos han registrado grandes subidas en el último año—, los sectores agrícolas están expuestos a limitaciones de oferta debido a los aumentos de los costos de los insumos, en particular de los fertilizantes y los combustibles, que podrían impulsar nuevas subidas de los precios de los alimentos.

Los altos precios de los alimentos suelen ser una ventaja para los productores, ya que se incrementan los beneficios de las explotaciones agrícolas. No obstante, la rápida subida de los costos de los insumos —causada por el aumento de los costos de la energía y las restricciones a la exportación de los principales fertilizantes impuestas por los principales agentes del sector— compensa con creces esa situación, y en caso de prolongarse provocaría inquietudes respecto de si la respuesta de la oferta puede ser tanto rápida como suficiente. “El repunte de los precios de los insumos plantea preguntas sobre la posibilidad de que los agricultores del mundo puedan permitirse comprarlos”, señalan Josef Schmidhuber y Bing Qiao, de la División de Mercados y Comercio de la FAO. 

AGRO. Es una de las principales actividades económicas en el país.

En Bolivia se busca dar ‘certidumbre’ en la producción

Ante una eventual falta de alimentos, en el país, la administración de Luis Arce a través de la Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria impulsa el cultivo y producción de granos para su abastecimiento a la población boliviana.

Al respecto, el gerente ejecutivo de la estatal, Ramiro Villarpando, anticipó que se priorizará la siembra y cosecha de maíz, así como de otros granos no solo para abastecer al mercado sino también para dar “certidumbre”.

“Esta empresa se va a dedicar exclusivamente a producir materia prima, granos para la alimentación del país, va a darle certidumbre con la producción, inicialmente con maíz, pero después vamos a trabajar con trigo, soya”, dijo el funcionario.

Esta compañía estatal también prevé producir arroz; sin embargo, este año se enfocará en la producción de maíz, un grano estratégico que a la fecha es demandado por avicultores, porcicultores y lecheros del país.

“Ya estamos iniciando actividades en Santa Cruz, pero también se hará la siembra de maíz en el norte de La Paz”, dijo y anunció que en los próximos días se efectuarán las evaluaciones correspondientes para luego proceder con el sembrado.

De acuerdo con la proyección de la Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria, en la campaña agrícola de verano de este año se sembrará 15.000 hectáreas (ha) de maíz y en la temporada de invierno de 2022, aproximadamente 10.000 ha de ese grano y 15.000 ha de trigo.

“Inicialmente vamos a trabajar en alianza, porque vamos a requerir la tierra de nuestros productores, que la vamos a tener en forma de alquiler, posiblemente, pero después la empresa va a tener sus propias tierras, tierras fiscales, que va a empezarlas a producir”, remarcó.

El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras creó la Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria, con la finalidad de fortalecer la producción agrícola y definir la seguridad alimentaria con soberanía para la población.

FERTILIZANTES.

Otro proyecto que impulsa el Gobierno es la Planta de NPK, un fertilizante que contiene nitrógeno, fósforo y potasio, considerado clave para la producción agrícola.

GRANOS. La producción agropecuaria en Bolivia requiere tecnología.

En ese marco, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) proyecta para septiembre u octubre la construcción del citado complejo industrial.

“YPFB hasta más o menos septiembre u octubre, entendemos, va a poder presentar la Planta de NPK, nitrato, potasio y fósforo, eso es un elemento clave para la agricultura”, informó el ministro de Economía, Marcelo Montenegro.

Según datos del Viceministerio de Altas Tecnologías Energéticas, la producción de NPK es un proyecto que demandará una inversión de más de Bs 33 millones y estará localizado en la zona industrial de Santiváñez en Cochabamba.

La proyección es iniciar operaciones el primer trimestre del próximo año con una oferta comercial de 60.000 toneladas por año del fertilizante, de las cuales 20.000 t serán para fortalecer la soberanía alimentaria del país, y el resto para a la exportación.

Comparte y opina:

Cinco países acuerdan producir más alimentos y fertilizantes

Crisis. La FAO alerta que los países importadores pagarán más por menos.

En la región, varios países aplican iniciativas para producir más alimentos.

Por AFP

/ 19 de junio de 2022 / 15:45

MUNDO

Brasil, Argentina, México y Canadá adoptaron la Declaración conjunta de exportadores agrícolas, que incluye un aumento de la producción de alimentos y fertilizantes, anunció el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Brian Nichols.

“Juntos aumentaremos la producción de alimentos para la exportación, la producción y transporte de fertilizantes y la eficiencia agrícola”, afirma en un tuit, precisando que la declaración se adoptó durante la Cumbre de las Américas que tuvo lugar la semana pasada en Los Ángeles.

Según un comunicado de la Casa Blanca, EEUU, Brasil, Argentina, México y Canadá afirman que como grandes exportadores agrícolas pueden “fortalecer la seguridad alimentaria mundial”.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) considera que los países importadores de alimentos pagarán más, pero recibirán menos en 2022, debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

La invasión rusa de Ucrania, lanzada el 24 de febrero, ha tenido un impacto global, al agravar las crisis alimentarias de muchos países debido al alza de los precios de los cereales y de los fertilizantes.

La falta de alimentos preocupa a los países del mundo por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Los cinco países han decidido tomar medidas, en un momento en el que casi una de cada tres personas en todo el mundo no tiene acceso a alimentos adecuados, en el que las interrupciones de la cadena de suministro obstruyen el comercio y el cambio climático amenaza los cultivos.

El objetivo es maximizar el suministro de alimentos para intentar “mantener la estabilidad de precios” y asegurarse de que las sanciones por la guerra no afectan a estos productos.

Los firmantes también se comprometen a brindar asistencia humanitaria a los más vulnerables, con donativos.

FERTILIZANTES.

Con el fin de respaldar un mayor acceso a fertilizantes, Estados Unidos, Brasil, Argentina, México y Canadá tienen la intención de incrementar su producción y optimizar su uso por tonelada de alimentos producidos.

La invasión de Rusia a Ucrania, ambos productores de fertilizantes, abre una carrera por la producción de estos insumos, en particular en las Américas.

Rusia es el mayor exportador de fertilizantes del mundo, con ventas de 7.600 millones de dólares anuales en 2020, según el Observatorio Económico de Competitividad (OEC), prácticamente paralizadas por la guerra y las sanciones internacionales.

Su producción cubría 12,1% de la oferta global.

Comparte y opina:

Premian a Banco Solidario por RSE

La entidad logró beneficiar a más 17.000 niños y adolescentes.

Mariana López de BancoSol.

Por Luis Mealla

/ 19 de junio de 2022 / 15:44

EMPRESA

Por desarrollar habilidades blandas en niños y adolescentes, e impulsar la producción de emprendedores y artistas emergentes, Banco Solidario (BancoSol) fue galardonado con el Premio Paul Harris 2022 a la Excelencia Empresarial en Responsabilidad Social Empresarial – RSEx.

Este premio reconoce el trabajo realizado por esta entidad, en los últimos años, a través de sus Escuelas de Capital Social que promueven el desarrollo de habilidades, aptitudes y conocimientos en música, danza, pintura, escritura y lectura, habilidades tecnológicas, entre otras. Así como la labor que lleva adelante el MIC BancoSol organizando exposiciones permanentes de emprendedores y artistas emergentes.

“Estamos agradecidos con Rotary Chuquiago Marka y orgullosos de apoyar a nuestros niños y adolescentes, a través de nuestras actividades de Responsabilidad Social Empresarial, y nos compromete a continuar trabajando para cambiar la vida de más bolivianas y bolivianos”, dijo Mariana López, gerente nacional de Talento Humano de BancoSol.

Asimismo, recordó que “BancoSol nació con un espíritu altamente social y fuertemente comprometido con el desarrollo económico y social de sus clientes, así como de la sociedad. Por ello, a través de su Programa de RSE, desde hace más de 11 años, enfoca sus esfuerzos en cuatro líneas de acción que están relacionadas con el emprendimiento, identidad y cultura, inclusión social, y el medio ambiente”.

A través de sus ocho escuelas, el año pasado, esta entidad logró beneficiar a 1.119 estudiantes y, en los últimos 11 años, estas escuelas impulsaron el potencial de más 17.000 niños y adolescentes.

Comparte y opina:

Ganadero incentiva el ahorro en Feicobol 2022

Servicios. La entidad presenta una variedad de opciones de financiamiento.

FERIA. Ejecutivos de Banco Ganadero presentan los kioskos de autoservicio en la Feicobol 2022.

Por Luis Mealla

/ 19 de junio de 2022 / 15:44

EMPRESA

Ejecutivos y asesores financieros del Banco Ganadero participan en la Feria Internacional de Cochabamba, presentando innovaciones tecnológicas para abrir una cuenta, hacer una transacción bancaria y financiar la compra de un vehículo o una casa.

Carola Aguilera, subgerente de Marketing de la entidad financiera, al respecto indicó que desde hace varios años participan en esta importante feria multisectorial porque consideran que es un espacio de encuentro de vendedores, compradores y proveedores además de ser una vitrina nacional e internacional de negocios.

“El Banco Ganadero tiene su stand tecnológico en el predio de la laguna Alalay. Este año los visitantes podrán conocer la oferta de Automax, para financiar la compra de un vehículo cero kilómetros con un 90% de financiamiento a 8 años plazos y una tasa de interés preferencial, también tendremos los kioscos de autoservicio que les permitirá abrir una cuenta sin costo ni depósito en menos de cinco minutos, entre otras novedades”, explicó.

Un equipo de asesores financieros capacitados estarán los 11 días de feria con el propósito de responder e informar a las dudas que tengan los visitantes sobre la apertura de una cuenta, la activación de la app GanaMóvil, cómo realizar giros sin pagar comisiones y más de una decena de operaciones financieras que se pueden realizar desde un teléfono o un Kiosco de Autoservicio.

“En unos minutos, los visitantes pueden abrir una cuenta GanaDoble y por cada Bs 100 que tengan en su caja de ahorro podrán ingresar a un sorteo cada lunes para duplicar su saldo hasta Bs 10.000, ganar Bs 100.000 el último lunes del mes o ser el ganador de Bs 1 millón en enero de 2023. Actividad supervisada y controlada por la Autoridad del Juego AJ05-00271-22”, destacó la ejecutiva de la entidad bancaria.

SERVICIOS.

El Banco Ganadero es una entidad financiera que desarrolla operaciones en Bolivia desde el 4 de abril de 1994. Cuenta con más de 85 agencias y una amplia red de 247 cajeros automáticos, 15 kioscos smart distribuidos en todo el país, 35 kioscos de autoservicio que permiten la apertura de una cuenta de ahorro en 5 minutos con entrega inmediata de Tarjeta de Débito para clientes nuevos y la reposición de Tarjeta de Débito para clientes antiguos.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Discapacidad y las barreras en el mercado laboral

La OIT revela que en Bolivia la inactividad es alta en el sector

RECLAMO. En el país este sector de la población protagonizó varias marchas reclamando apoyo del Gobierno.

Por Luis Mealla

/ 19 de junio de 2022 / 15:43

ECONOMÍA

Se calcula que en el mundo hay 1.000 millones de personas con alguna discapacidad y que la tasa de inserción en el mercado laboral es sustancialmente menor. En Bolivia el indicador de inactividad laboral es del 58%.

Las personas con discapacidad, especialmente las mujeres, se enfrentan a enormes barreras que les impiden participar en el mercado laboral y recibir formación, según las últimas estadísticas publicadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo con los datos del organismo, en el mundo existen 1.000 millones de personas con discapacidad, es decir, cerca del 15% de la población total. No obstante, casi siete de cada 10 de esas personas una vez adultas son inactivas (o sea ni trabajan ni buscan trabajo), en comparación con cuatro de cada 10 de las personas sin discapacidad.

Además, una gran parte de las personas con discapacidad en los países en desarrollo, como Bolivia, tienen empleos informales y más probabilidades de trabajar por cuenta propia.

En la mayoría de los países de los que se dispone de datos, las personas con discapacidad ganan menos dinero al mes que las que no la tienen.

La discapacidad no es una limitación. Foto. La Razón Archivo

BOLIVIA.

En el caso del país, la tasa de inactividad laboral es de 58% en las personas con discapacidad y 29% entre las que no la tienen, según el organismo de las Naciones Unidas.

En tanto, en Chile la diferencia es de 65 a 38%, en Colombia de 44 a 33%, en Costa Rica de 77 a 41%, en Perú de 51 a 27%, y en Surinam de 58 a 42%.

Fuera de la región, están los ejemplos de Estados Unidos, donde la diferencia en esa tasa es de 79 a 23%, en Egipto de 83 a 58%, en Israel de 76 a 30%, en Nigeria de 73 a 44%, y en Tailandia de 69 a 29%.

Los datos estadísticos recogidos por la OIT muestran que la tasa de actividad de las personas con discapacidad es muy baja, y aún más para las mujeres, que enfrentan así una doble desventaja.

En los 60 países de los que se dispone de datos, la tasa de inactividad de las mujeres con discapacidad no solo era superior a la de las mujeres sin discapacidad, sino también a la de los hombres con y sin discapacidad.

Una gran parte de las personas con discapacidad de los países en desarrollo tienen empleos informales, caracterizados por la falta de seguridad y de prestaciones.

En tres cuartas partes de los países de los que se dispone de datos, las personas con discapacidad tienen más probabilidades que las que no la tienen de trabajar en el sector informal, y más probabilidades de laborar por cuenta propia o como trabajadores familiares auxiliares.

Eso refleja las escasas oportunidades que tienen de encontrar trabajos remunerados, y los que sí los tienen ganan menos dinero al mes que las personas sin discapacidad, lo que repercute directamente en su poder adquisitivo y nivel de vida.

Las barreras a las que se enfrentan las personas con discapacidad para acceder al trabajo empiezan pronto: los jóvenes de entre 15 y 29 años con discapacidad tienen hasta cinco veces más probabilidades de estar fuera del sistema educativo y de no estar en ocupación o en formación, que sus compañeros sin discapacidad.

La tasa de ninis (ni trabajan, ni estudian, ni están en formación laboral) de las mujeres jóvenes con discapacidades es incluso mayor que la de los hombres jóvenes con discapacidades, lo que sugiere que existen más barreras para su participación en el mercado laboral, así como en las instituciones educativas y de formación.

La OIT reivindica el desarrollo de programas o iniciativas específicas para las personas con discapacidad, destinadas a superar desventajas o barreras concretas.

Asimismo, garantizar la inclusión de las personas con discapacidad en los servicios y actividades generales, como la formación en habilidades, la promoción de ocupación, los planes de protección social y las estrategias de reducción de la pobreza.

DERECHOS.

En diciembre de 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la cual consagra “el derecho de las personas con discapacidad a trabajar, en igualdad de condiciones con las demás”.

Ello incluye “el derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles para las personas con discapacidad”.

La Convención prohíbe todas las formas de discriminación en la ocupación, reclama entornos de trabajo más acomodados y exige a los Estados partes que promuevan el acceso a la formación profesional y a las oportunidades de trabajo por cuenta propia.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Últimas Noticias