La Revista

viernes 22 oct 2021 | Actualizado a 17:41

Estudio final de Akapana, en un mes

Unesco recomendó suspender trabajos en la pirámide tiwanakota

/ 11 de agosto de 2010 / 05:00

La Paz – La Unesco prevé entregar los estudios finales de la pirámide de Akapana en septiembre. Mientras tanto, recomendó suspender los trabajos de excavación y conservación  en ese monumento. El anuncio lo dio a conocer este órgano durante la trigésimo cuarta reunión del Comité de Patrimonio Mundial, que se celebró a principios de mes en Brasil.  

«La Unesco estima entregar en septiembre los resultados finales de dos estudios que se realizaron este año en Akapana», señaló Freddy Riveros, director de Patrimonio del Ministerio de Culturas.

Se trata de un estudio topográfico y de una tomografía que se efectuaron del monumento para determinar su estado de conservación. «Una vez entregados los resultados finales, en octubre, vendrían expertos internacionales para realizar una evaluación reactiva del monumento y del sitio arqueológico de Tiwanaku», indicó Riveros.

Según el funcionario, una vez que los expertos concluyan la evaluación llevarán los informes al Centro de Patrimonio Mundial para que Tiwanaku y Akapana sean evaluados en la reunión del 2011. «Allí se definirá si se da continuidad al proyecto de preservación de Akapana y Tiwanaku con fondos extrapresupuestarios del Japón», señaló.

El 2009, autoridades del municipio de Tiwanaku denunciaron que los técnicos de la Unidad Nacional de Arqueología realizaron malos trabajos en la pirámide de Akapana, por ello Unesco pidió realizar estudios en el monumento.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Festival Nacional de la Canción abre el telón en el Teatro Internacional Oruro

El evento durará durante tres noches, hasta el sábado 23 de octubre, ante un público que en la inauguración copó la capacidad del teatro más grande del continente, con más de 5.500 espectadores.

/ 22 de octubre de 2021 / 16:29

La XXVIII versión del Festival Nacional de la Canción Boliviana Aquí Canta Bolivia fue inaugurada en el Teatro Internacional Oruro, la noche de este jueves 21 de octubre con la participación de más de 500 artistas de siete departamentos del país en 12 categorías, donde se presentan noveles músicos que mostrarán su talento artístico.

El evento durará durante tres noches, hasta el sábado 23 de octubre, ante un público que en la inauguración copó la capacidad del teatro más grande del continente, con más de 5.500 espectadores.

«Esta infraestructura es un esfuerzo del Gobierno nacional y departamental, ahora los artistas tienen un escenario a su altura (…). Siete delegaciones del país, excepto Beni y Pando, reunirán a más de 500 artistas estas tres noches, en Oruro, Capital del Folklore de Bolivia, tierra de amor y carnaval, donde se enamora el gringo y el gitano», afirmó el gobernador de Oruro, Jhonny Vedia, al inaugurar el festival.

La autoridad departamental resaltó que espera que el festival sea un semillero de artistas a nivel nacional e internacional, ya que en él nacieron agrupaciones famosas como Los Kjarkas, Zulma Yugar, Yuri Ortuño, Luzmila Carpio, entre otros. «Es una actividad artística que integra al país en música y canto».

Vedia aprovechó para anunciar que el Teatro Internacional de Oruro será postulado a los Guinness World Records, porque ocupa el tercer lugar en el mundo, después de China y Australia.

Como adenda, el domingo 24 de octubre, será inaugurado el Festival departamental Aquí cantan los niños, para que surjan desde pequeños los nuevos «grandes artistas».

El Festival de la Canción Boliviana nació en 1969 y entre sus promotores están Alfredo Luján Marañón, Mario Lizarazu, Marcelino Navia, Omar Torres, entre otros cultores del folklore nacional.

En el acto, el secretario municipal de Culturas, Boris Villanueva, en representación del alcalde Adhemar Wilcarani, dijo que el festival es uno de los más importantes del país.

En representación del Consejo Departamental de Culturas, Sergio Gareca, resaltó que por primera vez los artistas actuarán en un escenario propicio.

«Es un gran portal para saltar a la economía naranja y darle funcionalidad al teatro», aseveró.

En la misma línea Jimmy López, también miembro del Consejo Departamental de Cultura calificó a esa infraestructura de «magnífica obra» que albergará no solo a los artistas musicales, sino a otros sectores que hacen cultura.

Los presentadores en esta versión son Ernesto Torres y Carolina Revilla, quienes presentaron al jurado calificador integrado por los artistas consagrados Edwin Castellanos, Emma Junaro, Wilson Molina, Yalo Cuellar y Orlando Andia, quienes elegirán a los mejores nuevos exponentes de la música folklórica nacional.

En esta versión participan las delegaciones de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija, Potosí y, el anfitrión Oruro.

Comparte y opina:

Willy Claure y la historia detrás de sus más célebres cuecas

El famoso compositor visitó el programa Piedra, Papel y Tinta.

Por Adrián Paredes

/ 22 de octubre de 2021 / 16:08

El viernes musical de Piedra, Papel y Tinta, programa del stream de La Razón conducido por Claudia Benavente, fue escenario de una visita única: Willy Claure, el famoso compositor y músico boliviano, visitó el galpón del periódico con su música, sus historias, su esencia.

El programa comenzó con una mención al disco El paraguas (1996) que Claure grabó con Emma Junaro. Poco sabían entrevistado y entrevistada que aquel sería tan solo el primer recuerdo que evocarían. Este fue un disco en el que Claure aún no disfrutaba mostrarse mucho como cantante, pero curiosamente es uno por el cual es muy recordado tanto por las viejas generaciones, como por las nuevas.

«Vero Pérez me dice ‘Willy, este disco yo lo escuchaba desde que era niña por mi mamá’, y este tipo de comentarios me gusta mucho porque parece que ha quedado en una época bonita», dijo el compositor. También reveló que con Emma Junaro están pensando y preparando una forma de presentar de nuevo esta propuesta que marcó la carrera de ambos músicos.

Pero entonces, en la entrevista, se exploró otras importantes memorias de la carrera de Willy Claure.

LA HISTORIA DETRÁS DE CANTARINA

Benavente preguntó sobre Cantarina y Claure quiso hablar acerca la canción popularizada con el filme Los andes no creen en Dios (2007) del director Antonio Eguino.

«Cantarina es una satisfacción inmensa para mi carrera, para mi vena de composición y mi trabajo sobre la música boliviana, sobre la cueca boliviana», dijo Claure.

En apenas unos cuantos años esta canción se hizo muy conocida en Bolivia como parte de la historia del filme en que Joaquín Avila, encarnado por Milton Cortéz, se enamora de Claudina Morales, la famosa Miski Simi, en este filme que a su vez es una interpretación libre de una novela y dos cuentos del autor boliviano Adolfo Costa du Rels.

«Desde que me vi en tus ojos/ Voy de desvelo en desvelo/ Con la ilusión de que un día/ Quieras llevarme a tu cielo», le canta Cortez a Ortiz en el filme, haciendo parecer que fue la la Miski Simi quien inspiró la canción, cuando en realidad la verdadera musa, al menos de la melodía, no fue otra más que la misma Emma Junaro.

El tema nació en las calles de Suiza. «A veces la melodía me viene en la calle y la grabo en mi teléfono», contó el guitarrista. «A Emma Junaro le debía una cueca y con Emma nos ha unido un cariño grande como amigos y músicos. Ella me ha despertado a la música latinoamericana porque hasta que la conocí yo solo hacía música tradicional boliviana con Kanata, en Cochabamba, en 1982, justo después de la caída de García Meza».

Vea la entrevista a Willy Claure en Piedra, Papel y Tinta, con Claudia Benavente.

Claure compuso la melodía y se la regaló a Junaro. Sin titulo, sin letra, solo música que Junaro bautizó. «Yo le ponía apodos y, a veces, le decía Cantarina y ella propuso que se llame así por el apodo».

Ese quizás habría sido el fin de la historia, pero el 2006 llegó Eguino. El director quería una canción de amor, quería «cosas que yo no podría haberle dicho a Emma de sus ojos, de su persona física». Por fortuna a Milton Cortez «no le costo mucho. Milton tiene una vena lindísima como compositor. Yo no soy especialista en letras», admitió Claure.

CUECA PARA NO BAILAR

Pero Claure es un artista conocido por algo más que una canción.

«En algún conversatorio un grupo de jóvenes dijeron: ‘Tenemos la cueca tarijeña, paceña, cochabambina, chuquisaqueña y… cuecas para no bailar», contó Claure, en referencia tanto a su disco estrenado en 2015, como a la canción que dio nombre a ese álbum.

El origen de este tema también se remonta a varios años, específicamente a 1996, cuando César Junaro visitó a Claure en su estudio, cuando la canción no tenía ni título y no era más que una melodía. «No esta bien esta cueca, ¿no?», aseveró entonces el legendario César Junaro. «No tiene los tiempos correctos, cada estrofa tiene un tiempo en la cueca», le explicó Junaro a Claure, quien en esa época no estaba tan metido en el tema de la cueca y no sabía cuáles eran las formas, la estructura.

«Lo hacía de forma muy intuitiva», admitió Claure. «Y sí sonaba medio raro, pero para mi era una cueca», acotó. Junaro le había explicado que los bailarines, cuando bailan, cuentan tiempos y con la estructura tal como la armó Claure no podrían bailar. «Le falta compás», dijo César Junaro y así nació el título.

La música ya estaba, solo faltaba la letra. Para eso hizo falta la llegada de Ana María Ramos, madre del arreglista Daniel Pérez. «Ella vino a ponerle letra a las canciones de ese disco sin saber nada de la historia de cómo nació. Se inventó una historia de un hombre solo que no puede bailar porque una cueca se baila entre dos».

INTIMIDADES MUSICALES

«Agradezco a todos los medios de comunicación, especialmente a La Razón, que me apoya con mi conciertos, o con el el lanzamiento del Cuecagrama, una forma especial de enseñar a la gente de todo este universo qué es la cueca boliviana», dijo el cantante.

Aprovechó para anunciar que este jueves 28, viernes 29 y sábado 30 de octubre dará un concierto titulado Íntimo en el Espacio Simón I. Patiño donde además de sus cuecas, tocará temas instrumentales de toda América Latina.

«Íntimo porque es para mostrar intimidades mías. Musicales, obviamente» afirmó entre risas.

«La cueca une, el baile de la cueca une a una pareja, es un galanteo. La cueca nos une con la marinera peruana, la cueca hermana con chile, con Latinoamérica», dijo

Las reservas para acceder a este show presencial al 72554848. El aforo será limitado a 90 personas.

Comparte y opina:

Alec Baldwin dispara accidentalmente a cinematógrafa durante una filmación

El incidente con una pistola de utilería causó la muerte de Halyna Hutchins y dejó herido al director Joel Souza.

El actor Alec Baldwin

Por Adrián Paredes

/ 22 de octubre de 2021 / 14:37

Alec Baldwin, famoso por sus roles en 30 Rock y Glengarry Glen Ross, el 21 de octubre disparó accidentalmente una pistola de utilería mientras filmaba una escena de su nuevo filme Rust. El incidente causó la muerte de la cinematógrafa Halyna Hutchins e hirió al director Joel Souza.

Hutchins, de 42 años, fue transportada en helicóptero a un hospital de Nuevo México, donde estaba siendo filmada la película, pero murió en emergencias. Souza, de 48 años, fue llevado en ambulancia a otro hospital donde recibió tratamiento exitoso por sus heridas.

La policía interrogo a un Baldwin, de 68 años, envuelto en lágrimas que relató cómo su arma de utilería fue la causa del mortal el accidente.

No se levantaron cargos, ni nadie fue arrestado, pero los detectives siguen investigando el incidente, analizando qué tipo de balas tenía la pistola de utilería e interrogando a otros testigos de la escena.

El filme paró producción de manera indefinida y todos los involucrados estarán a completa disposición de la policía.

Hutchins fue descrita como «una estrella en alza» por el Gremio de Cinematógrafos en 2019 y se esperaba que Rust fuera un triunfo más, no el fin de todo para ella.

Baldwin, coproductor del filme en el que también actúan Jensen Ackles y Travis Fimmel, aún no ha dado declaraciones al respecto.

Comparte y opina:

‘Dune’: la asfixia de lo monotonal

Una reseña del filme 'Dune' de Denis Villeneuve, escrita por el periodista y novelista Adrián Nieve.

Por Adrián Paredes

/ 22 de octubre de 2021 / 07:43

Una buena película sabe manejar su tono de tal forma que sus momentos clave sean poderosos. Una muy buena película puede cambiar de tono sin que siquiera lo notemos, sin que dejemos de fluir con la historia. Dune de Denis Villeneuve no logra nada de eso y termina siendo una experiencia tan monotonal que asfixia.

Todo está centrado en Paul Atreides, el personaje de Timothée Chalamet, cuya familia toma control de un planeta desértico rico en especia, un bien de alto valor capitalista para un imperio que comprende varios planetas. Paul deberá enfilarse hacia su destino mientras la compleja política intergaláctica asedia el bienestar de su familia.

Es un gran espectáculo visual y una inventiva construcción de mundos, pero eso solo actúa como un truco de magia que distrae del gran problema: Dune te cuenta toda su historia en un solo tono, uno tan formal que aburre. Y no hay problema con que una película sea solemne, pero si solo es eso, entonces nada de lo que se dice importa. Todo el drama político, la tristeza de lo inevitable y la espiritualidad que caracterizan a la historia de Paul Atreides se pierden.

Ojo. No estoy diciendo que deberían llenarla de chistes o que debería ser más ligera. No solo no es el estilo de Villeneuve (director de excelentes películas como Arrival), sino que ya también convertirían a Dune en otro filme más del montón. Pero sí sería ideal que se encuentre una forma de escapar a ese “tomarse muy en serio” que no se lleva bien con la fantasía que, al fin y al cabo, es la historia escrita por el autor estadounidense Frank Herbert.

La gran prueba de ello es que Josh Brolin y Javier Bardem son de lo mejor del filme, pues en la construcción de sus personajes saben imprimir una violencia tan notoria, que hasta se convierten en respiros a lo monotonal. Jason Momoa lo intenta y casi lo logra. Dave Bautista también lo intenta, pero no lo logra. Y tengo el presentimiento que Oscar Isaac lo habría logrado si hacían de él el protagonista de esta cinta. El resto de los personajes no dejan huella, o solo importan mientras aparecen en pantalla.

Y la música del compositor Hans Zimmer… tan obvia, trillada y ruidosa que se siente como otro par de manos apretándote la garganta para reforzar ese sentimiento de asfixia en los 155 minutos que dura la película.

A eso se suma un final anticlimático, un “continuará” que no usa esa palabra, pero que te deja con la sensación de una película que tenía mucho que decir, pero que al final dijo muy poco. En definitiva, Dune de Denis Villeneuve es una experiencia visual y de mucha imaginación que fascinará a quienes han leído obsesivamente la novela desde que se publicó en 1965. Es un filme que en sí es un logro a nivel de realización, producción y fidelidad en la adaptación de un libro tan complejo como es la novela de Herbert. Pero ni siquiera los lectores acérrimos podrán obviar la monotonalidad de una película a la que le falta alma, chispa, fuego, caos, o como se quiera llamarlo.

Eso sí, falta la segunda parte que no redimirá a esta primera entrega, pero que puede ser una mejor película por si misma.

Adrián Paredes (1989), mejor conocido por su seudónimo Adrián Nieve, es escritor y periodista. Estuvo en el programa de radio La Cabina Azul y en los de televisión Revista Gorila, Cinema Trailer y Maga Cine. Ha publicado la novela «El Camino Amarillo de Drogothy» (2016, Gran Elefante Editorial) y «Hayley» (2018, 3600 Editorial). En 2021, publicará la novela «Morbo» (Parc Editores).

Temas Relacionados

Comparte y opina:

APAC retorna a los escenarios

Cuatro elencos y más de 70 artistas animaran los templos jesuíticos de la Chiquitanía.

Por María José Richter

/ 22 de octubre de 2021 / 07:34

Los templos jesuíticos de la Chiquitania volverán a llenarse de música. Cuatro elencos y más de 70 artistas, a través de la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC), se presentarán desde el 29 hasta el 31 de octubre en San Ignacio y Santa Ana.

La Orquesta Municipal de San Ignacio de Velasco, la Orquesta FASSIV, Orquesta Paz y Bien y la Orquesta de Cuerdas Santa Ana serán los protagonistas de estos recitales, organizados por la Fundación Solydes y el Gobierno Autónomo Municipal de San Ignacio de Velasco. Cada presentación durará 50 minutos.

“Para APAC es especialmente emocionante volver a los escenarios, porque nuestro ‘producto’ requiere presencia física. La tecnología y la digitalización es fundamental para abarcar más lugares y personas; sin embargo, en esta industria (la cultural) los eventos en vivo son el núcleo central de nuestro existir y nuestra principal motivación: nos debemos a nuestros artistas, a nuestro público y a nuestros generosos asociados y benefactores”, afirmó Percy Añez, presidente de la asociación cultural.

“La expectativa de APAC es enorme, porque significa encontrarnos nuevamente con lo más valioso e importante de nuestro quehacer diario, que son nuestras orquestas, nuestros pueblos y nuestra gente. Además, se da en un momento muy oportuno: en las vísperas de nuestro Festival Internacional. Estos recitales serán el puntapié inicial oficial de un retorno en grande de nuestra vocación cultural. Agradecemos de sobremanera a la Fundación Solydes por apoyarnos en un momento tan difícil para poder arrancar nuevamente”, añadió Añez.

Se incluirán temas de Ignazio Balbi, Antonio Vivaldi, Pietro Locatelli, Gioacchino Rossini, Johann Sebastian Bach, entre otros
APAC organiza cada año el Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos” y el Festival Internacional de Teatro “Santa Cruz de la Sierra”.

Comparte y opina:

Últimas Noticias