La Revista

Thursday 20 Jun 2024 | Actualizado a 10:51 AM

Un ‘Spider man francés’ escala el mayor rascacielos de Francia

Pese a la invalidez que tiene del 66%, Alain Robert continúa sorprendiendo a la gente que lo ve escalar.

/ 11 de mayo de 2012 / 23:02

Alain Robert, conocido como el ‘Spiderman francés’, escaló hoy sin ayuda de cuerdas el rascacielos más alto de Francia, situado en el barrio financiero de París La Défense.

 A sus 49 años, Robert necesitó menos de una hora para llegar a la cima del edificio ‘First’, de 231 metros de altura, que el escalador hizo con autorización, en contra de sus costumbres.

 Esta se trataría de una nueva hazaña para el francés, que tiene una invalidez del 66% y sufre vértigo desde que en 1982, tuvo una caída de 15 metros.

 A lo largo de su vida, él escaló algunos de los edificios más altos del mundo, entre ellos el mayor el Burj Khalifa de Dubai, de 828 metros.

Comparte y opina:

Picasso, esculturas en múltiple dimensión

Al menos 240 obras del artista se exhiben en París para referir aspectos poco estudiados de su trabajo en este arte

/ 14 de marzo de 2016 / 04:00

Sí, el pintor Pablo Picasso fue también un genial escultor, como recuerda la exposición abierta el 8 de marzo en el Museo Nacional que lleva su nombre en París, pensada con la ambición de revelar aspectos inéditos de la legendaria capacidad creativa del artista malagueño.

La muestra aspira a poner de manifiesto “aspectos poco estudiados” de su escultura, para lo que reúne —hasta el 28 de agosto— más de 240 obras y sigue un recorrido cronológico, desde los primeros modelados de inicios del siglo XX hasta los agrandamientos de la década de los sesenta.

“Picasso. Esculturas” es la tercera gran exhibición dedicada a esa faceta del artista que organiza o coorganiza el Museo Picasso de París en 16 años. La última fue clausurada en el Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York, en febrero. En la capital francesa el precedente data del 2000, también en Hôtel Salé, sede el museo.

De la actual exhibición, que cuantitativamente es la mayor organizada sobre el tema desde entonces, sus promotores celebran también la suerte de poder ver juntos ciertos conjuntos, como los Vasos de absenta, pintados en 1914, cuyos seis elementos coinciden por primera vez en Europa.

Uno de los objetivos es ahora vislumbrar la escultura de Picasso (1881-1973) en su múltiple dimensión, sus series y variaciones, hierros colados, tiradas y agrandamientos, realizados a partir de los geniales originales que esculpió. Sendas figuras de mujeres embarazadas protagonizan la primera sala, homenaje a la creada con tres cerámicas ensambladas en el taller de Vallauris, en la Costa Azul francesa, donde en 1953 el maestro conoció a Jacqueline (1926-1986), su futura esposa; y a las dos Femme enceinte que fundió en bronce entre 1950 y 1959.

Siguen en salas contiguas sus primeras esculturas, creadas desde 1902, como Femme assise, pequeña figura de mujer sentada hecha con tierra, Le Fou y Tête de femme (Fernande); así como su trabajo en madera influido por la cultura catalana, el arte grecorromano y los chamanes africanos.

Brillan también sus proyectos de monumento en memoria del poeta Apollinaire, fallecido en 1918, rechazados por el Comité que en 1921 lo encargó; además de varios agrandamientos póstumos efectuados en 1985 de maquetas en hierro soldado, o la Cabeza de mujer que presentó en el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937.

La sala 10 se dedica por completo a su creación en colaboración con la fundición de Claude Valsuani, cuya calidad atrajo a Picasso de la misma manera que a Auguste Rodin, Henri Matisse o Edgar Degas.

Esculturas en papel, hierro o latón, todo material resulta apto para el artista, que despide al visitante cinco salas después con un desnudo etéreo y monumental —La Femme aux bras écartés (1962)—, cuya maqueta de cartón fue agrandada luego en metal y en cemento.

La exhibición ocupa la planta baja y el primer piso, donde se renueva parte de la exposición que desde el otoño llenaba el edificio para celebrar el 30 aniversario de su apertura. En el segundo y tercer pisos, dedicados a la “figura pública” e íntima del artista sigue intacta la muestra “¡Picasso!”

“Picasso. Esculturas” viajará en octubre de este año al Palacio de Bellas Artes de Bruselas, tras haber tomado París pocos meses después de la exitosa “Picasso. Manía”, abierta también el pasado otoño en el Grand Palais para explorar la herencia del maestro en los creadores que le sucedieron.

Se adelanta en pocas semanas a la monográfica “Un genio sin pedestal, Picasso y las artes y tradiciones populares”, que se contemplará del 27 de abril hasta finales de agosto en el Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo, el MuCEM de Marsella, en el sureste de Francia.

Además, del 5 de abril al 18 de julio, la siempre densa actualidad picassiana captará el foco en “Apollinaire, la mirada del poeta”, muestra de la Orangerie de París concentrada entre 1902 y 1918, período en el que el poeta fue un activo crítico de arte.

Comparte y opina:

Picasso, esculturas en múltiple dimensión

Al menos 240 obras del artista se exhiben en París para referir aspectos poco estudiados de su trabajo en este arte

/ 14 de marzo de 2016 / 04:00

Sí, el pintor Pablo Picasso fue también un genial escultor, como recuerda la exposición abierta el 8 de marzo en el Museo Nacional que lleva su nombre en París, pensada con la ambición de revelar aspectos inéditos de la legendaria capacidad creativa del artista malagueño.

La muestra aspira a poner de manifiesto “aspectos poco estudiados” de su escultura, para lo que reúne —hasta el 28 de agosto— más de 240 obras y sigue un recorrido cronológico, desde los primeros modelados de inicios del siglo XX hasta los agrandamientos de la década de los sesenta.

“Picasso. Esculturas” es la tercera gran exhibición dedicada a esa faceta del artista que organiza o coorganiza el Museo Picasso de París en 16 años. La última fue clausurada en el Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York, en febrero. En la capital francesa el precedente data del 2000, también en Hôtel Salé, sede el museo.

De la actual exhibición, que cuantitativamente es la mayor organizada sobre el tema desde entonces, sus promotores celebran también la suerte de poder ver juntos ciertos conjuntos, como los Vasos de absenta, pintados en 1914, cuyos seis elementos coinciden por primera vez en Europa.

Uno de los objetivos es ahora vislumbrar la escultura de Picasso (1881-1973) en su múltiple dimensión, sus series y variaciones, hierros colados, tiradas y agrandamientos, realizados a partir de los geniales originales que esculpió. Sendas figuras de mujeres embarazadas protagonizan la primera sala, homenaje a la creada con tres cerámicas ensambladas en el taller de Vallauris, en la Costa Azul francesa, donde en 1953 el maestro conoció a Jacqueline (1926-1986), su futura esposa; y a las dos Femme enceinte que fundió en bronce entre 1950 y 1959.

Siguen en salas contiguas sus primeras esculturas, creadas desde 1902, como Femme assise, pequeña figura de mujer sentada hecha con tierra, Le Fou y Tête de femme (Fernande); así como su trabajo en madera influido por la cultura catalana, el arte grecorromano y los chamanes africanos.

Brillan también sus proyectos de monumento en memoria del poeta Apollinaire, fallecido en 1918, rechazados por el Comité que en 1921 lo encargó; además de varios agrandamientos póstumos efectuados en 1985 de maquetas en hierro soldado, o la Cabeza de mujer que presentó en el pabellón español de la Exposición Internacional de París de 1937.

La sala 10 se dedica por completo a su creación en colaboración con la fundición de Claude Valsuani, cuya calidad atrajo a Picasso de la misma manera que a Auguste Rodin, Henri Matisse o Edgar Degas.

Esculturas en papel, hierro o latón, todo material resulta apto para el artista, que despide al visitante cinco salas después con un desnudo etéreo y monumental —La Femme aux bras écartés (1962)—, cuya maqueta de cartón fue agrandada luego en metal y en cemento.

La exhibición ocupa la planta baja y el primer piso, donde se renueva parte de la exposición que desde el otoño llenaba el edificio para celebrar el 30 aniversario de su apertura. En el segundo y tercer pisos, dedicados a la “figura pública” e íntima del artista sigue intacta la muestra “¡Picasso!”

“Picasso. Esculturas” viajará en octubre de este año al Palacio de Bellas Artes de Bruselas, tras haber tomado París pocos meses después de la exitosa “Picasso. Manía”, abierta también el pasado otoño en el Grand Palais para explorar la herencia del maestro en los creadores que le sucedieron.

Se adelanta en pocas semanas a la monográfica “Un genio sin pedestal, Picasso y las artes y tradiciones populares”, que se contemplará del 27 de abril hasta finales de agosto en el Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo, el MuCEM de Marsella, en el sureste de Francia.

Además, del 5 de abril al 18 de julio, la siempre densa actualidad picassiana captará el foco en “Apollinaire, la mirada del poeta”, muestra de la Orangerie de París concentrada entre 1902 y 1918, período en el que el poeta fue un activo crítico de arte.

Comparte y opina:

La atmósfera de la obra de Rodin

El palacio Biron de París, que acoge el museo dedicado al escultor y que fue su residencia y su taller, abre tras una restauración que recrea más exactamente su ambientación y su luz original

/ 30 de noviembre de 2015 / 04:00

Tres años y 17 millones de dólares después, el público puede volver a disfrutar en directo de la obra del artista Auguste Rodin. El palacio Biron, del siglo XVIII, que la alberga en el centro de París, ha vuelto a abrir al público las puertas de su espectacular edificio y de sus amplios jardines. En ellos se presentan una nueva distribución de las obras del escultor que aprovecha la restauración total de la construcción, con la que se ha ganado nuevo espacio. En 1908 y hasta su muerte en noviembre de 1917 el artista instaló su residencia y su taller en ese suntuoso palacio, que desde agosto de 1919 alberga el Museo Rodin, uno de los más famosos de la capital francesa.

La primera mejora de las recientes obras se encuentra en la seguridad, pues los pisos de parqué y la estructura se han consolidado, tras casi un siglo de soportar diariamente el peso de los célebres bronces expuestos en él —algunos de varias toneladas— y las pisadas de sus cerca de 700.000 visitantes anuales. El museo “se encontraba ya en un estado preocupante” y visitarlo se había convertido en una “dura prueba”, según comentó la directora, Catherine Chevillot. Pese a todo, y en parte gracias a su bello jardín de 28.000 metros cuadrados, nunca dejó de ser una de las joyas artísticas y turísticas de París.

El cierre del Museo Rodin fue parcial desde 2012, según la sala en la que estuviese trabajando, y en los últimos meses ya se convirtió en total. La ceremonia de reapertura tuvo lugar en presencia del primer ministro francés, Manuel Valls, el 12 de noviembre, un día antes de los atentados de París. “Todas las decisiones” que se tomaron durante el proceso de restauración “estuvieron guiadas por la voluntad de resaltar la realidad material de la escultura, la afirmación de su realidad, su poesía, su historia y su modernidad”, precisó Chevillot.

A partir de ahora se exhibirán 600 esculturas del autor de El pensador y La puerta del Infierno, 200 más que la que había hace tres años. Para disfrutarlas el público dispone de 18 salas, iluminadas con las tecnologías más avanzadas, que evitan cualquier tipo de reflejos molestos y realzan las formas de las obras, de tal forma que se pueden descubrir las célebres y menos célebres obras de Rodin en las mejores condiciones posibles.

reflexión. Otro interés de los responsables de la restauración es que el visitante pueda acercarse al universo más personal del artista, y por eso el nuevo recorrido entre las esculturas liga lo que se expone con el momento de la vida de Rodin en el que fue creado. En todas las salas se sigue otorgando una gran importancia a la obra terminada, pero lo nuevo es que también se explica el proceso que el escultor seguía para crearlas. De ahí que las piezas en yeso ganen protagonismo, ya que eran el material de creación de Rodin por excelencia, sobre el que reflejaba su constante reflexión artística que solo más tarde, cuando ya tenía una forma definitiva, volcaba en sus famosos bronces, según explicó Chevillot.

La antigua mansión del mariscal Biron más tarde fue usada como legación pontificia, como Embajada de Rusia y como sede de una importante congregación religiosa, antes de pasar a manos de Rodin y, de ellas, a las del Estado. Ya una vez convertida en museo se pintó, con lo que cambiaron sus colores originales, que ahora se recuperan, y en los que predominan tonos marcadamente oscuros.

Los técnicos creen que así las paredes han quedado iguales que cuando acogieron a Rodin quien, gracias al poeta Rainer-Maria Rilke —que trabajaba como secretario del escultor— descubrió ese palacio, que a principios del XX amenazaba demolición. Algo que no impidió al escultor instalarse en él. Ni tampoco, en diferentes alas del palacio, a varios de los más grandes artistas de su tiempo, como —además de Rilke— al pintor y cineasta Jean Cocteau, a la bailarina y coreógrafa Isadora Duncan y al pintor Henri Matisse. Para completar la recreación de aquel artístico ambiente, se ha instalado mobiliario nuevo, pero inspirado en el que acogía el taller de Rodin.

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Francia exige una reunión urgente por rebelión en RC

ONU. El Consejo de Seguridad debe analizar toma de Bangui

/ 24 de marzo de 2013 / 04:00

Francia pidió ayer una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU ante los acontecimientos en la República Centroafricana (RC), después de que los rebeldes de ese país anunciaran haber entrado en la capital, Bangui.

Por el momento, París no ha solicitado evacuación de los aproximadamente 1.200 franceses que residen en la República Centroafricana, pero les ha pedido que se mantengan en sus domicilios para evitar problemas.

Francia no tiene previsto por el momento reforzar el contingente militar que tiene destacado en la República Centroafricana, alrededor de 250 efectivos.
Los rebeldes centroafricanos de la coalición Séléka informaron ayer que han entrado en Bangui y han instado al presidente del país, François Bozizé, a abandonar el poder, anunció la emisora Radio France Internationale (RFI). El anuncio se produce horas después de que se supiera que los rebeldes estaban a las puertas de la ciudad.

El jefe del Estado Mayor de la Séléka, Arda Hakouma, informó el viernes de que sus fuerzas avanzaban con dirección a Bangui para derrotar a Bozizé.

Los rebeldes han tomado las localidades de Bossangoa (norte) y de Damara (este). Por su parte, la Unión Africana (UA) condenó la ofensiva de la Séléka y pidió “el cese inmediato de las hostilidades”.

En un comunicado remitido ayer a los medios, la presidenta de la comisión de la UA, Nkosazana Dlamini Zuma, se mostró “profundamente preocupada por el resurgimiento del conflicto armado en la RC, que mina el progreso alcanzado”, tras los acuerdos de paz firmados el pasado 11 de enero en Gabón.

Cuatro grupos rebeldes consideran que no respetaron  los acuerdos de paz de 2007.

Comparte y opina:

La ESA se asocia con Roscosmos para la misión de exploración de Marte

Los dos socios aportarán los instrumentos científicos y de cooperación en la explotación de los resultados que se obtengan.

/ 14 de marzo de 2013 / 20:13

La Agencia Espacial Europea (ESA) firmó hoy un acuerdo de colaboración con su homóloga rusa, Roscosmos, para el programa de exploración de Marte ExoMars, que prevé el envío de dos misiones al Planeta Rojo en 2016 y 2018.

Los dos socios se repartirán las responsabilidades en cada una de esas dos misiones, cuyo objetivo es determinar si hubo alguna vez vida en Marte, indicó la ESA en un comunicado.

En concreto, la ESA se encargará del dispositivo de detección de trazas de gases (TGO) del módulo de demostración para aterrizaje (EDM) en 2016, así como del módulo de transporte y del robot móvil en 2018.

Roscosmos se hará cargo del módulo de descenso y de la plataforma de superficie en 2018, así como de las lanzaderas en ambas misiones.

Los dos socios aportarán los instrumentos científicos y cooperarán «estrechamente» en la explotación de los resultados que se obtengan.

En 2016, el TGO buscará evidencia de la presencia de metano o de otros gases atmosféricos que podrían ser una traza de una actividad biológica o de procesos geológicos.

El EDM, por su parte, permitirá el aterrizaje en Marte para probar tecnologías clave de cara a lo que se hará dos años más tarde.

El director general de la ESA, Jean-Jacques Dordain, puso el acento en que Exomars pondrá a trabajar juntos a científicos europeos y rusos y desarrollará nuevas tecnologías que «demostrarán la competitividad de la industria europea y serán importantes para preparar» futuras misiones de exploración para determinar si hubo alguna vez vida en Marte.

El jefe de Roscosmos, Vladimir Popovkin, señaló por su parte que este programa es el segundo en el que colaboran ambas instituciones, después del lanzamiento de los cohetes rusos Soyuz de la base europea de Kurú, en la Guayana francesa.

Comparte y opina:

Últimas Noticias