La Revista

viernes 17 sep 2021 | Actualizado a 05:49

Japón planea enviar en 2013 un androide a la Estación Espacial Internacional

Se busca contribuir en las investigaciones sobre comunicación entre humanos y autómatas

/ 29 de noviembre de 2012 / 17:38

Japón tiene previsto enviar un androide de comunicaciones a la Estación Espacial Internacional (EEI) en 2013 como parte del llamado «Proyecto Robot Kibo», que espera concluir la fabricación del pequeño humanoide para el próximo febrero.

   La iniciativa, ejecutada conjuntamente por el Centro de Investigación para Ciencias y Tecnologías Avanzadas (RCAST), la Universidad de Tokio y la empresa Robo Garage, tiene como objetivo enviar al robot al módulo experimental japonés Kibo de la EEI para que acompañe a los astronautas nipones que vivirán en dicha unidad.

   El objetivo es mejorar el entendimiento entre los tripulantes y el personal de control y contribuir en las investigaciones sobre comunicación entre humanos y autómatas, informaron los responsables en un comunicado.

   El equipo de trabajo conjunto lleva más de un año ocupado en el desarrollo de un humanoide que pueda comunicarse con los astronautas a través «de acciones autónomas y operaciones remotas» y que transmita información desde la estación a la Tierra.

   Está previsto que en invierno de 2013 el robot intente conversar cara a cara con el cosmonauta nipón Koichi Wakata, en el que supondría el primer experimento de este tipo en el espacio exterior.

   En el proyecto también colaboran la Agencia Aeroespacial nipona (JAXA), Dentsu, primera agencia de publicidad de Japón y quinta del mundo, que desarrolla los contenidos de las alocuciones del robot, y Toyota Motor, mayor fabricante de vehículos nacional, que trabaja en el sistema de reconocimiento de voz.

   El androide tendrá una altura aproximada de 34 centímetros, pesará en torno a 1 kilogramo e irá equipado con una cámara de reconocimiento facial y otra para grabar imágenes.

Comparte y opina:

Botánicos japoneses descubren una nueva especie de planta carnívora

Se creía que pertenecía primeramente a la "Drosera indica" se presente en países tropicales, India e incluso África

Un planta carnívora de la especie 'Drosera indica'. Foto: pbase.com

/ 6 de abril de 2013 / 02:36

Botánicos de la Universidad de Aichi (centro de Japón) han descubierto, tras realizar pruebas genéticas, una nueva variedad de planta carnívora que crece únicamente en esa prefectura, informó hoy la facultad nipona.

Aunque en un primer momento los investigadores pensaban que la planta insectívora, dotada de flores púrpuras y rojizas, pertenecía a la misma especie que las «Droseras indicas», caracterizadas por sus flores blancas, finalmente concluyeron que se trata de un nuevo espécimen.

Al frente del equipo de científicos se encuentra el profesor Mikio Watanabe, experto en clasificación botánica, que llevó a cabo un análisis genético de la planta que le ha permitido determinar que se trata de una nueva variedad de planta carnívora.

La «Drosera indica», presente en países tropicales, India e incluso África, se puede encontrar en numerosas áreas del archipiélago nipón desde la región de Kanto (centro) hasta la de Kyushu (suroreste).

Tras descubrir esta nueva variedad, Watanabe planea ahora «estudiar cómo la nueva planta ha sido capaz de llegar desde el continente y cómo ha logrado diversificarse en varias especies diferentes», afirmó en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo.

Comparte y opina:

Botánicos japoneses descubren una nueva especie de planta carnívora

Se creía que pertenecía primeramente a la "Drosera indica" se presente en países tropicales, India e incluso África

/ 6 de abril de 2013 / 02:36

Botánicos de la Universidad de Aichi (centro de Japón) han descubierto, tras realizar pruebas genéticas, una nueva variedad de planta carnívora que crece únicamente en esa prefectura, informó hoy la facultad nipona.

Aunque en un primer momento los investigadores pensaban que la planta insectívora, dotada de flores púrpuras y rojizas, pertenecía a la misma especie que las «Droseras indicas», caracterizadas por sus flores blancas, finalmente concluyeron que se trata de un nuevo espécimen.

Al frente del equipo de científicos se encuentra el profesor Mikio Watanabe, experto en clasificación botánica, que llevó a cabo un análisis genético de la planta que le ha permitido determinar que se trata de una nueva variedad de planta carnívora.

La «Drosera indica», presente en países tropicales, India e incluso África, se puede encontrar en numerosas áreas del archipiélago nipón desde la región de Kanto (centro) hasta la de Kyushu (suroreste).

Tras descubrir esta nueva variedad, Watanabe planea ahora «estudiar cómo la nueva planta ha sido capaz de llegar desde el continente y cómo ha logrado diversificarse en varias especies diferentes», afirmó en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Kyodo.

Comparte y opina:

El equipo del Nobel de Química en 2002 logra tecnología para detectar antes el Alzheimer

El equipo del ingeniero Tanaka logró este avance a través de mejorar la precisión de la tecnología de espectrometría de masas.

Una persona de la tercera edad sufriendo la enfermedad de Alzheimer. Foto: eldiario.com.uy

/ 27 de marzo de 2013 / 20:44

El equipo de científicos de la empresa nipona Shimadzu, liderados por el Premio Nobel de Química en 2002 Koichi Tanaka, ha desarrollado una tecnología capaz de acelerar el diagnóstico para los casos de Alzheimer.

A través del nuevo instrumental, los investigadores han logrado detectar pequeñas cantidades de una sustancia que se encuentra en la sangre de los enfermos de Alzheimer, informó hoy el diario Nikkei.

El equipo del ingeniero Tanaka logró este avance a través de mejorar la precisión de la tecnología de espectrometría de masas, lo que permite detectar en la sangre la acumulación de proteínas beta-amiloide, una de las probables causas del Alzheimer al afectar la transmisión entre las células nerviosas del cerebro.

Según las investigaciones, esta proteína se acumula en el cerebro durante un periodo de entre 10 y 15 años antes de que aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad.

Al margen de situarse en el cerebro, esta proteína también se acumula en la sangre, aunque en cantidades tan sumamente pequeñas que su identificación resulta muy compleja a través de los ensayos habituales, algo que con la tecnología descubierta por el equipo de Tanaka sí será posible.

Hasta ahora a los pacientes se les sometía a pruebas mediante instrumental de Tomografía por Emisión de Positrones, PET, o a través de extraer muestras de líquido cefalorraquídeo, dos procedimientos complejos y dolorosos.

La nueva técnica descubierta por el equipo de Tanaka entrará ahora en fase de pruebas en colaboración con el Centro Japonés de Geriátricos y Gerontología.

Con estos ensayos, se espera que el equipo logre determinar la relación entre la cantidad de proteína beta-amiloide presente en la sangre y la aparición de la enfermedad, lo que permitiría anticipar el diagnóstico y crear nuevos tratamientos.

El científico japonés, nacido en Toyama en 1959, recibió el Nobel de Química 2002, junto con el estadounidense John Fenn y el suizo Kurt Wüthrich, por sus trabajos sobre las macro-moléculas biológicas.

Comparte y opina:

El equipo del Nobel de Química en 2002 logra tecnología para detectar antes el Alzheimer

El equipo del ingeniero Tanaka logró este avance a través de mejorar la precisión de la tecnología de espectrometría de masas.

/ 27 de marzo de 2013 / 20:44

El equipo de científicos de la empresa nipona Shimadzu, liderados por el Premio Nobel de Química en 2002 Koichi Tanaka, ha desarrollado una tecnología capaz de acelerar el diagnóstico para los casos de Alzheimer.

A través del nuevo instrumental, los investigadores han logrado detectar pequeñas cantidades de una sustancia que se encuentra en la sangre de los enfermos de Alzheimer, informó hoy el diario Nikkei.

El equipo del ingeniero Tanaka logró este avance a través de mejorar la precisión de la tecnología de espectrometría de masas, lo que permite detectar en la sangre la acumulación de proteínas beta-amiloide, una de las probables causas del Alzheimer al afectar la transmisión entre las células nerviosas del cerebro.

Según las investigaciones, esta proteína se acumula en el cerebro durante un periodo de entre 10 y 15 años antes de que aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad.

Al margen de situarse en el cerebro, esta proteína también se acumula en la sangre, aunque en cantidades tan sumamente pequeñas que su identificación resulta muy compleja a través de los ensayos habituales, algo que con la tecnología descubierta por el equipo de Tanaka sí será posible.

Hasta ahora a los pacientes se les sometía a pruebas mediante instrumental de Tomografía por Emisión de Positrones, PET, o a través de extraer muestras de líquido cefalorraquídeo, dos procedimientos complejos y dolorosos.

La nueva técnica descubierta por el equipo de Tanaka entrará ahora en fase de pruebas en colaboración con el Centro Japonés de Geriátricos y Gerontología.

Con estos ensayos, se espera que el equipo logre determinar la relación entre la cantidad de proteína beta-amiloide presente en la sangre y la aparición de la enfermedad, lo que permitiría anticipar el diagnóstico y crear nuevos tratamientos.

El científico japonés, nacido en Toyama en 1959, recibió el Nobel de Química 2002, junto con el estadounidense John Fenn y el suizo Kurt Wüthrich, por sus trabajos sobre las macro-moléculas biológicas.

Comparte y opina:

Presentan en Japón un robot futbolista para fomentar los niños «ingenieros»

"Mini-robo", de 219 gramos de peso e innumerables piezas, tarda en ensamblarse una media de entre 5 y seis horas.

/ 14 de marzo de 2013 / 20:01

La empresa nipona de robótica IAI ha desarrollado un pequeño robot futbolista cuyas piezas deben ser ensambladas por los niños, lo que modifica el comportamiento de los androides, con la idea de fomentar el mundo de la ingeniería entre los más pequeños.

«Mini-robo», que funciona a control remoto, reacciona de manera diferente en el campo dependiendo de la pericia de los niños para unir sus piezas, que pueden aportarle características únicas que les diferencia a la hora de enfrentarse con las creaciones de otros niños.

Los «pequeños ingenieros» tiene un gran margen para experimentar e investigar, al poder modificar las piezas encargadas de los regates de los androides, las relacionadas con el toque de balón o las de los movimientos en el campo, que permiten dotar a cada uno de los robots de características propias.

«Mini-robo», de 219 gramos de peso e innumerables piezas, tarda en ensamblarse una media de entre 5 y seis horas, mientras que la construcción del mando a distancia para controlarlo requiere de unas 2 horas, según indicó la distribuidora.

La empresa lo comercializa por unos 8.800 yenes (algo más de 70 euros) y espera vender cerca de 5.000 unidades en el archipiélago nipón de este pequeño futbolista de apenas 12,5 centímetros de altura y 8,7 cm de ancho, y dos ruedas que le permiten desplazarse a gran velocidad por la pista.

«Lo más interesante es que puedo hacer cambios que ajustan el disparo de la pelota exactamente como yo quiero», aseguró al diario Asahi Shimbun Yuto Uchino, de apenas 10 años.

La idea de la empresa es la de crear un juguete para hacer que los niños jueguen y compartan conocimiento entre ellos, de manera que no estén «simplemente absorbidos por los videojuegos», detalló al diario el presidente de la empresa, Toru Ishida, de 66 años.

Además, el objetivo de robot futbolista es el de fomentar la ciencia entre los pequeños y «crear algo que pudiera ayudar al desarrollo de esos niños en los que se encuentra el futuro de Japón», señaló el presidente.

Al margen de las demostraciones que la empresa está realizando en algunos colegios, la idea es la de crear un campeonato de fútbol de estos robots en Japón durante este verano. «Quiero explorar las posibilidades que tiene y poder entrar en competición», añadió el pequeño Uchino.

Comparte y opina: