La Revista

Sunday 25 Feb 2024 | Actualizado a 13:41 PM

Henry Cavill lloró cuando vio “Man of Steel”

 El intérprete del Nuevo Superman se conmovió cuando observó las escenas de la cinta que será estrenada recién el viernes en EEUU.

/ 10 de junio de 2013 / 04:43

Henry Cavill, el actor británico encargado de encarnar a Superman, uno de los mayores iconos de la cultura popular, en «Man of Steel», de estreno el próximo viernes en EE.UU., dijo en una entrevista con Efe que apenas pudo contener las lágrimas al ver la película por primera vez.

«La vi hace un mes y, honestamente, me quedé sin palabras», afirmó el intérprete de 30 años. «Hay muchas partes de mí involucradas en la cinta. Provoca emociones poderosas. Conocía el guión y la historia, y aún así casi lloro tres veces en la primera media hora, lo cual es una locura. Al final resultó ser una experiencia genuina e íntima. Ojalá el espectador sienta lo mismo».

Dirigida por Zack Snyder («300», «Watchmen») y coprotagonizada por Amy Adams, Michael Shannon, Kevin Costner, Diane Lane y Russell Crowe, la cinta es todo un espectáculo visual al servicio de una historia escrita por David S. Goyer y Christopher Nolan (director de la renovada saga sobre Batman).

Explica con detalle los orígenes del hombre de acero, desde su nacimiento en el planeta Krypton hasta comprender los motivos por los que fue enviado a la Tierra, donde fue acogido por la familia Kent.

«Los efectos visuales son impresionantes, igual que los movimientos de cámara y las escenas donde vuelo», admitió Cavill, «pero la cinta tiene alma más allá de eso. Me gusta que me importen los personajes y creo que existen en mi mente y en mi corazón. No veía actores en la película, veía historias. Eso hizo que me metiera de lleno en el relato», indicó.

Cavill supo que era el elegido para encarnar al mítico superhéroe un par de horas antes de que el estudio Warner Bros. lo anunciara de forma oficial en enero de 2011.

«La verdad, no estaba preparado para que me dijeran que sí. Se me da bien encajar el no porque me lo han dicho muchas veces. Me pidieron que no dijera nada a nadie en ese rato, así que fue mi secreto personal durante unos minutos. Lo disfruté muchísimo», sostuvo.

En cierta manera Cavill parecía estar predestinado a encarnar este personaje, ya que fue quien se llevó el papel en las pruebas de casting que realizó para la adaptación que iba a rodar el cineasta McG en 2002, antes de que el estudio finalmente optara por cancelarlo y apostar por «Superman Returns», la versión firmada por Bryan Singer en 2006 con Brandon Routh como protagonista.

«Jamás, ni en mil millones de años pensé que volvería a tener otra oportunidad así. Por suerte encajé en la visión que tenía Zack del personaje», reconoció Cavill, un actor conocido hasta ahora principalmente por «Immortals» (2011) y su paso por la serie «The Tudors».

Su vida va a dar un giro de 180 grados y es consciente de ello, principalmente porque si el filme funciona como se espera, rodará al menos dos entregas más, lo que le ligaría a la franquicia durante los próximos años. En cualquier caso, afirma estar preparado para los rigores de la fama.

«Claro que sentí la presión y la responsabilidad, pero preocuparme no me iba a hacer ningún bien así que traté sólo de hacer mi trabajo lo mejor posible. No creo que todo esto vaya a cambiar mi forma de ser. Tengo un buen grupo de apoyos en mi familia, mis hermanos y mis amigos. Son muy buenos a la hora de recordarme las cosas importantes de la vida», apuntó.

Sobre sus musculosos hombros recaen las expectativas de la que pasa por ser una de las películas más esperadas del año, con un presupuesto que ronda los 200 millones de dólares.

Cavill se entregó durante meses a una dieta de 5.000 calorías al día e innumerables ejercicios físicos para lograr el imponente físico que muestra en la gran pantalla. Tras años entregado al personaje, todos esos sacrificios y esfuerzos verán la luz en cines de todo el mundo en breve.

El actor hace una pausa por un momento, mira fijamente el emblema del superhéroe con la letra «S», sonríe y confiesa: «No me lo creo aún. Es una locura».

Comparte y opina:

Jennifer Hudson: «Aún me resulta surrealista que ganara el Óscar»

La artista lanza el próximo viernes "Sandy Wexler", la historia de un cazatalentos de Los Ángeles (Adam Sandler) en la década de 1990.

/ 8 de abril de 2017 / 21:47

Han pasado diez años desde que Jennifer Hudson se alzara con el Óscar a la mejor actriz de reparto por su papel en el musical «Dreamgirls», un logro que, a pesar del tiempo transcurrido, aún le sigue pareciendo «surrealista», confesó la artista en una entrevista con Efe.

«Dios, aún me resulta surrealista que ganara el Óscar», confesó la intérprete, que, con el primer papel de su carrera, se impuso a Cate Blanchett («Notes On a Scandal»), Adriana Barraza («Babel»), Rinko Kikuchi («Babel») y Abigail Breslin («Little Miss Sunshine»).

«Recuerdo que cuando llegaron a mi categoría y comenzaron a leer las nominadas, yo en mi cabeza me daba mi propio discurso. Me decía a mí misma que estuviera tranquila y que, pasara lo que pasara, yo ya había ganado al llegar tan lejos. Cuando dijeron mi nombre, pensé: ‘No te muevas, eso solo lo has oído tú'», explicó entre risas.

Hudson, además, confesó que no llevaba un buen presentimiento consigo, ya que en aquel mismo escenario donde discurrían los Óscar, el del por entonces denominado Teatro Kodak (ahora Dolby), se celebró tres años antes la final de la tercera temporada del programa musical American Idol, donde fue eliminada.

«No sé por qué aún se me viene aquello a la cabeza antes que el Óscar», reconoció.

La artista lanza el próximo viernes «Sandy Wexler», la historia de un cazatalentos de Los Ángeles (Adam Sandler) en la década de 1990, encargado de gestionar las trayectorias profesionales de un excéntrico grupo de clientes en busca de la gloria.

Las cosas se complican para el protagonista cuando se enamora perdidamente de su más reciente contratación, Courtney Clarke (Hudson), una cantante de gran talento que acaba de descubrir mientras actuaba en un parque de atracciones.

«Recuerdo que Adam me dijo que lo que pretendía hacer era una versión cómica de ‘The Bodyguard'», dijo la actriz en alusión a la popular película de 1992 protagonizada por Kevin Costner y Whitney Houston.

«Esa es mi película favorita de todos los tiempos con mi artista favorita de todos los tiempos, así que… ¿por qué no iba a hacerlo? Además, poder trabajar con Adam es una bendición. Lo tuve muy claro», manifestó Hudson.

El papel le viene como anillo al dedo a la artista, que vio grandes similitudes entre su personaje y ella misma en la vida real, algo lógico teniendo en cuenta que Hudson fue descubierta por «American Idol» y ha llegado a consolidarse en Hollywood («Sex and the City», «The Three Stooges», «Sing») sin descuidar su carrera musical.

«Cuando me senté a discutir el personaje con Adam, coincidimos en señalar que mi personaje se parecía a la Whitney Houston de los 90 y también a mí en mis comienzos. Este personaje es muy similar a mí en muchos aspectos», apuntó la intérprete de Chicago, de 35 años.

«Sandy Wexler» supone la tercera obra de Adam Sandler con Netflix como parte de un acuerdo que firmaron ambas partes en octubre 2014 por un total de cuatro películas de estreno directo en la plataforma, que cuenta con 93 millones de suscriptores en todo el mundo.

Las dos anteriores, «The Ridiculous 6» y «The Do-Over», son los mayores éxitos cinematográficos lanzados por la propia plataforma en su historia, confirmó la compañía. Por eso, no es de extrañar que Netflix y Sandler hayan renovado ese contrato para cuatro cintas más.

«No me sorprende», confesó la ganadora del Globo de Oro y del Grammy.

«Es un honor poder estar en una película que va a ver tanta gente. Creo que todo el mundo es fan de Adam. Cada día en el set de rodaje le veía y me tenía que recordar que estaba allí para actuar, pero me podría haber pasado todo el día simplemente mirándole porque soy una fan enorme», agregó.

Comparte y opina:

Los escotes, el rosa y el negro marcan tendencia en los Globos de Oro

Una de las más elegantes fue Natalie Portman con un Prada vintage de 1910, "al más puro estilo Cenicienta", indicó la actriz, muy favorecida en un vestido color mostaza con aplicaciones de pedrería que dejaba claro su avanzado estado de gestación.

/ 9 de enero de 2017 / 02:04

La alfombra roja de la 74 edición de los Globos de Oro fue testigo de escotes y brillos a granel, mientras el rosa y el negro se coronaron como las opciones predilectas de las celebridades para una tarde soleada en Los Ángeles (California).

La estupenda temperatura en la ciudad animó a las estrellas a lucir, en algunos casos, escotes vertiginosos como los de Sofía Vergara, Blake Lively, Jessica Chastain, Kristen Bell, Jessica Biel, Emily Ratajkowski y Mandy Moore, que se sumaron a la tendencia mostrada en los primeros compases por Felicity Huffman, Christine Evangelista, Kathryn Hahn, Lily Collins y Gina Rodríguez.

La apuesta de Ratajkowski, una de las más llamativas del evento, combinó dorado y plateado en un atrevido vestido con escote delantero y trasero, además de una amplísima abertura para lucir piernas, en tanto que la colombiana Vergara llamó la atención con un recargado vestido de transparencias y pedrería, dejando poco espacio a la imaginación.

Biel, muy acertada con un maquillaje natural y pelo recogido, apostó por un Elie Saab con cinturón y falda en blanco y negro con bordados de flores, mientras que Rodríguez, que lució peinado con ondas al agua, optó por un vestido blanco con flecos de pedrería y gran escote en V.

Además, Collins triunfó con un Zuhair Murad «divertido y fresco», en sus propias palabras, con bordados, pedrería y un gran moño que acompañó con pendientes de diamantes, dos grandes anillos y labios en granate.

Una de las más elegantes fue Natalie Portman con un Prada vintage de 1910, «al más puro estilo Cenicienta», indicó la actriz, muy favorecida en un vestido color mostaza con aplicaciones de pedrería que dejaba claro su avanzado estado de gestación.

Y otra de las más celebradas fue Drew Barrymore, de blanco con lentejuelas en tonos blancos y grises además de un gran escote en V que acompañó con anillos de diamantes y uñas en granate.

Por el tono rosa claro se decantó una encantadora Emma Stone, fascinante en su Valentino con estrellas doradas, escote profundo en V, tirantes cruzados en la espalda y una impresionante gargantilla de diamantes.

El rosa también fue la apuesta de Felicity Jones, con detalles en negro y un gran lazo plateado en el cinturón; Carrie Underwood, con un tono rosa palo con transparencias en la espalda y una original pechera que formaba siluetas de rosas, y Angela Bassett, entre otras.

Más tradicionales pero igual de vistosas aparecieron de negro Amy Adams, con un Tom Ford palabra de honor de lentejuelas negras, y Evan Rachel Wood con un elegante esmoquin («quiero demostrar que no hace falta llevar vestido si no quieres», señaló) homenaje al fallecido David Bowie, que el martes habría cumplido 70 años.

Entre los hombres destacó la llegada de Iggy Pop, los jóvenes protagonistas de «Stranger Things» y los inseparables Gael García Bernal y Diego Luna. Previamente, Bernal escribió en Twitter: «Yendo pa los goldengló! Acá @diegoluna_ dejando los frijoles en la lumbre».

Asimismo, Luis Gnecco, el actor que encarna al poeta Pablo Neruda en el filme «Neruda», nominado al Globo de Oro como mejor cinta extranjera, dijo a Efe estar «nervioso» ante la ocasión, pero «muy contento» por el reconocimiento.

«Quiero mucho a esta película. Trata sobre la libertad y la creación como construcción de una salida para una persona. Me siento muy orgulloso de haber estado en ella», indicó el intérprete, quien disfrutó enormemente de «la visión de la vida de Neruda».

«Una persona de izquierdas, comunista, que además era un gozador de la vida. Tuve que sacarme de encima ese prejuicio», valoró.

El director de la cinta, Pablo Larraín, también pasó por la alfombra roja y se disculpó por no hacer declaraciones a agencias de noticias, siguiendo el consejo de su publicista. (08/01/2017)

Comparte y opina:

James Rodríguez mete en cuartos a Colombia

La selección colombiana se impuso a la de Paraguay por 2 goles contra 1 en partido por el Grupo A de la Copa América Centenario. Este resultado da a los cafeteros el pase a cuartos de final, mientras que la Albirroja se jugará su pase a la siguiente ronda en el último partido de la fase de grupos contra Estados Unidos.

/ 8 de junio de 2016 / 10:14

Colombia se encomendó a la magia de James Rodríguez , que era duda por sus molestias en el hombro izquierdo y que, finalmente, fue el héroe en la victoria por 2-1 contra Paraguay, que rozó el empate al final del encuentro.

Este resultado da a los cafeteros el pase a cuartos de final de la Copa América, ya que el equipo de José Pekerman lidera el Grupo A con seis puntos, mientras que la Albirroja se jugará su pase a la siguiente ronda en el último partido de la fase de grupos contra Estados Unidos.

Colombia, en su regreso al estadio que vio su eliminación en el Mundial de 1994 y ante el apoyo de un público entregado, fue testigo de un partido espectacular de James, con desborde, creatividad, ingenio y gol.

Tocaba y tocaba Colombia en los primeros instantes, siempre con orden y precisión, utilizando a Farid Díaz y Juan Cuadrado como misiles por las bandas y a James y Sebastián Pérez muy activos en la creación ofensiva.

En el minuto 12 irrumpió la alegría colombiana con un gran cabezazo de Bacca, elevándose por encima de Miguel Samudio tras asistencia desde el córner de James, que a continuación tuvo una nueva oportunidad en sus botas, con un durísimo disparo que atajó Villar.

Eran momentos de gran juego y dominio de los de Pekerman frente a un equipo muy metido atrás y confiado casi por completo a la recuperación de balón -Ortiz y Da Motta ofreciendo un gran trabajo de contención-, el contraataque y la velocidad de Darío Lezcano.

Paraguay no dejaba de recibir malas noticias. Un fuerte encontronazo entre Murillo y Villar dejó noqueado al guardameta durante unos minutos, y la conexión Cardona-James carburaba cada vez mejor con el paso de los minutos.

En el minuto 30, Bacca iba a devolver el favor a James y, tras una gran jugada personal, a la que contribuyó Cardona con su asistencia final, la estrella del Real Madrid la enchufó en el área cruzándola al palo derecho.

La mala suerte se cebaba con la Albirroja. Quiso reaccionar rápido, pero el árbitro anuló por fuera de juego un gol de cabeza obra de Da Silva tras pase de Romero, a la que siguió otra ocasión de Bacca, un auténtico terror en el área rival.

El delantero del Milán era el estilete de un equipo que mostraba un despliegue descomunal y que únicamente bajó la guardia poco antes del descanso, incluido un tiro libre de Romero que a punto estuvo de sorprender a Ospina y una falta a cargo de Lezcano que repelió el travesaño.

El paso por vestuarios sirvió para que Paraguay se recompusiera y avisara nuevamente de su peligro a balón parado, especialmente con un preciso cabezazo de Gómez que propició una magnífica estirada del cancerbero del Arsenal.

Colombia, reducido a los chispazos de brillantez de James, había bajado varios peldaños en cuanto a intensidad y jerarquía sobre el campo, y cedió casi por completo el dominio del balón a su contrincante, consciente de que debía atacar por todos sus medios.

Y así llegó la recompensa para el equipo guaraní por medio de un precioso derechazo cruzado desde fuera del área con factura de Ayala. Un tanto que supuso una inyección de confianza y fe para los de Ramón Díaz, completamente lanzados a por el empate.

Bruno Valdez lo tuvo en sus pies en el minuto 76, pero la expulsión de Óscar Romero en la recta final complicó definitivamente la heroica tarea que había emprendido Paraguay, que, tras un denodado esfuerzo, se aferra ahora a un gran resultado ante Estados Unidos para seguir vivo en la competición.

Ficha técnica:

2 – Colombia: David Ospina; Santiago Arias, Cristian Zapata (Yerri Mina, m.89), Jeison Murillo, Farid Díaz; Sebastián Pérez (Guillermo Celis, m.58), Daniel Torres, Juan Cuadrado (Marlos Moreno, m.87); Cardona, James y Bacca. Seleccionador: José Pekerman.

1 – Paraguay: Justo Villar; Bruno Valdez, Gustavo Gómez, Paulo Da Silva, Miguel Samudio; Robert Piris Da Motta (Víctor Ayala, m.49), Celso Ortiz, Óscar Romero, Miguel Almirón; Édgar Benítez (Jorge Benítez, m.49) y Darío Lezcano (Toni Sanabria, m.69). Seleccionador: Ramón Díaz.

Goles: 1-0, m.12: Bacca. 2-0, m.30: James. 2-1, m.71: Ayala.

Árbitro: Herber Lopes (BRA) amonestó a Murillo, Lezcano y Romero. Expulsó a Romero por doble amarilla (m.78).

Incidencias: Partido de la Copa América Centenario correspondiente al grupo A, disputado en el Rose Bowl de Pasadena (California) ante 42.766 espectadores.

Comparte y opina:

Downey Jr., feliz por la incorporación de nuevos personajes en ‘Civil War’

"Captain America: Civil War" cuenta cómo las autoridades estadounidenses crean un organismo destinado a supervisar las acciones de Los Vengadores.

/ 11 de abril de 2016 / 23:12

Robert Downey Jr., todo un espectáculo en sí mismo, presentó hoy en Los Ángeles (EE.UU.) «Captain America: Civil War», y confesó que, lejos de herir su ego, se alegra de que su Iron Man comparta protagonismo con nuevos personajes de la factoría Marvel como Spider-Man y Black Panther.

«Creo que solo un sociópata no estaría feliz de hacer espacio a otros», admitió el actor estadounidense durante una conferencia de prensa en un hotel de West Hollywood, preguntado por su reacción al saber que tendría que compartir protagonismo con más actores.

«Tengo 51 años y creo que, lentamente, he aprendido a lo largo del tiempo que cuando consigues hacerte un hueco para ti mismo (en la industria), después solo se trata de hacer hueco a los demás», indicó el intérprete mejor pagado de Hollywood.

En ese sentido, Downey Jr. resaltó especialmente el trabajo de Tom Holland y Chadwick Boseman en los papeles de Spider-Man y Black Panther, que aparecen junto al resto de vengadores por primera vez.

«Tom ha hecho un gran trabajo y me hace mucha ilusión también por Chad. Escoger a los actores idóneos para este tipo de papeles siempre es un reto. Las vidas de los actores quedan marcadas por este tipo de elecciones y las mentes de Marvel han demostrado que no se han equivocado», valoró el intérprete.

Fue una de las escasas reflexiones serias de Downey Jr. durante su intervención, ya que el actor, recibido con vítores y aplausos, convertía cada frase que salía de su boca en un chascarrillo que provocaba las risas del centenar de periodistas que se dieron cita en el acto.

Si Downey Jr. exigía el reconocimiento para el presidente de Marvel, Kevin Feige, los presentes aceptaban de buen grado.
 Si el actor escuchaba un elogio, a continuación se levantaba extendiendo los brazos y asintiendo con la cabeza, buscando la complicidad de los periodistas.

Incluso cuando dijo que Don Cheadle era «el mayor talento» con el que ha compartido pantalla «en muchísimo tiempo» y este agradeció el comentario dándole 40 dólares, contestó: «Se los daré al aparcacoches a la salida».

Fotograma cedido hoy, lunes 11 de abril de 2016, de (izquierda a derecha) Falcon (Anthony Mackie), Ant-Man (Paul Rudd), Hawkeye (Jeremy Renner), Captain America (Chris Evans), Scarlet Witch (Elizabeth Olsen) y Winter Soldier (Sebastian Stan) en una escena de la película «Captain America: Civil War», que se presentó hoy en Los Ángeles y que cuenta con Robert Downey Jr., en su papel de Iron Man. Foto: EFE

«Captain America: Civil War» cuenta cómo las autoridades estadounidenses crean un organismo destinado a supervisar las acciones de Los Vengadores, lo cual crea una escisión en el grupo, principalmente entre Captain America, que desea seguir defendiendo a la humanidad sin injerencias, y Iron Man, que apoya la decisión gubernamental.

La cinta, dirigida por los hermanos Anthony y Joe Russo, llegará a las salas de EE.UU. el 6 de mayo.

El recital de Downey Jr. eclipsó los comentarios de sus compañeros de charla, el grupo «Team Iron Man» compuesto por Feige, Cheadle, Paul Bettany, Emily Van Camp y el codirector Anthony Russo, quien reconoció que la «espectacularidad» de los efectos visuales en este tipo de películas «no sirve de nada» si no está al servicio de una historia interesante.

Ahí entra de lleno la figura del nuevo Spider-Man, encarnado en el pasado reciente por Tobey Maguire y Andrew Garfield. Ahora es turno para Holland, de 19 años.

«Era importante tener a ‘Spidy’ porque, dentro de una historia complicada y con lugares oscuros, él aporta una dinámica y un tono distendido y extravagante, sin el calado emocional de los otros personajes», valoró Russo.

Al cineasta se le inquirió sobre la abundancia de cintas sobre superhéroes en los últimos tiempos, e indicó que en cierto modo es «tranquilizador» el hecho de poder acudir a una sala de cine para olvidarse de las «ansiedades» que provoca «un mundo cada vez más complicado».

«Estas películas mejoran tu humor y permiten desconectar y hacer volar la imaginación», declaró Russo, quien reconoció que el montaje final de la cinta concluyó hace únicamente dos semanas.

Por parte del llamado «Team Cap» comparecieron Chris Evans, Paul Rudd, Anthony Mackie, Sebastian Stan, Elizabeth Olsen, Jeremy Renner, el codirector Joe Russo y Feige.

Evans, que encarna a Captain America, confesó que no ve un horizonte para las películas de Marvel.

«Yo digo que hay que seguir adelante. Hay que dejar que la ola se haga más grande. No están haciendo malas películas. Son películas geniales; puedes arrinconarlas como películas de superhéroes, pero son buenas películas», apuntó.

«Tienen el monopolio sobre el asunto. Nadie más puede intentarlo y copiarlo», dijo el actor, posiblemente en alusión a los esfuerzos del estudio rival Warner Bros. por triunfar con sus cintas de DC Comics.

Comparte y opina:

‘The Revenant’, ‘Spotlight’ y ‘The Big Short’, favoritas al Óscar a mejor film

Este domingo, se celebrará la 88° entrega de los premios Óscar . La ceremonia será seguida, como cada año, por millones de televidentes alrededor del mundo.

/ 26 de febrero de 2016 / 10:00

Por segundo año consecutivo son ocho las cintas aspirantes a la categoría reina de los Óscar, la de mejor película, aunque los expertos dan como favoritas a tres de ellas: «The Revenant», «Spotlight» y «The Big Short».

El resto de contendientes son «The Martian», «Mad Max: Fury Road», «Room», «Bridge of Spies» y «Brooklyn».

Desde el año 2009 la categoría de mejor película permite la entrada de más de cinco títulos, como era tradición desde 1944, con la esperanza de favorecer la inclusión de obras más populares y así congregar a un mayor número de espectadores frente al televisor.

Sin embargo, eso no ha permitido en esta edición la aparición de éxitos de taquilla como «Star Wars: The Force Awakens», «Jurassic World», «Furious 7» o «Avengers: Age of Ultron», los filmes más vistos en las salas de todo el mundo en 2015.

«THE REVENANT» (El Renacido), a por una cima histórica  

«The Revenant» podría convertir al mexicano Alejandro González Iñárritu en el primer cineasta que se hace con dos Óscar a la mejor película de manera consecutiva tras su victoria del año pasado con «Birdman». Ese hito solo lo acariciaron previamente Frank Lloyd («Cavalcade», 1933, y «Mutiny on the Bounty», 1935) y Francis Ford Coppola («The Godfather», 1972, y «The Godfather Part II», 1974).

Basada en hechos reales, «The Revenant» narra la historia de Hugh Glass (Leonardo DiCaprio), un reconocido explorador que, a comienzos del siglo XIX, fue atacado por un oso y abandonado por sus compañeros de expedición, pero cuyo deseo de venganza le lleva a sobrevivir y emprender una odisea de cientos de kilómetros para dar con quienes le traicionaron.

Hasta ahora la cinta se ha hecho con el Globo de Oro a la mejor película de drama y el Bafta a la mejor película. Iñárritu compartiría el galardón con Arnon Milchan, Steve Golin, Mary Parent y Keith Redmon como productores de la obra.

Espere…

«SPOTLIGHT», una oda al viejo y necesario periodismo

   

«Spotlight» tiene a su favor la victoria que se anotó en los premios del Sindicato de Actores de EE.UU. (SAG) -la rama con más miembros en la Academia de Hollywood- a la mejor película del año, y una historia potente y muy bien interpretada por Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, Brian d’Arcy James y Liev Schreiber, entre otros.

La cinta de Tom McCarthy narra con detalle la investigación periodística del Boston Globe que en 2002 destapó los abusos sexuales a menores en la iglesia católica de Boston, una situación que se produjo con la connivencia de la jerarquía de la Iglesia católica y de toda la comunidad.

El filme, que denuncia la falta de atención del propio periódico en el pasado y el silencio de familias influyentes de Boston, la Policía, los políticos, las escuelas y la propia Administración, fue designado también como el mejor del año por los premios de la crítica estadounidense (BFCA). Recogerían la estatuilla los productores Michael Sugar, Steve Golin, Nicole Rocklin y Blye Pagon Faust. 

Espere…

«THE BIG SHORT» o cómo poner el dedo en la yaga mirando al pasado   

Para muchos podría parecer la tercera en discordia, pero lo cierto es que «The Big Short» tiene más papeletas de las que parece y la razón es simple: logró el galardón del Sindicato de Productores de EE.UU. (PGA). En los últimos ocho años y en 19 de los últimos 26, el premio a la mejor película en los PGA ha coincidido con el Óscar a la mejor película.

La cinta de Adam McKay cuenta la historia real de las personas que predijeron el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, cómo la sortearon y cómo la aprovecharon incluso para apostar contra el mercado y sacar beneficio de ello.

Está protagonizada por Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling y Brad Pitt, que sería uno de los agraciados con la estatuilla por ser también productor de la cinta junto a Dede Gardner y Jeremy Kleiner. Para Pitt es su sexta nominación y la tercera en esta categoría tras «Moneyball» y «12 Years a Slave», que se alzó con el triunfo. 

Espere…

«THE MARTIAN», espectáculo e ingenio de la mano  


«The Martian», basada en la novela de Andy Weir, demuestra una vez más que Hollywood es único creando espectáculos visuales que incitan a la vez a la reflexión sobre el mundo en que vivimos.

En la cinta, Matt Damon encarna al astronauta Mark Watney, un botánico e ingeniero mecánico que viaja a Marte en una expedición de la NASA (compuesta por Jessica Chastain y Kate Mara, entre otros) forzada a despegar de allí precipitadamente cuando es sorprendida por una devastadora tormenta de arena.

Watney desaparece en medio del caos y se convierte en un náufrago que recurrirá a su ingenio y a sus conocimientos científicos para seguir adelante en un entorno hostil e inerte que se convertirá en su hogar durante centenares de días. El trofeo lo recogerían Simon Kinberg, Ridley Scott -director de la cinta-, Michael Schaefer y Mark Huffam, productores de la obra. 

Espere…

«MAD MAX: FURY ROAD», la modernización de un mito  


Dirigida por George Miller y protagonizada por Charlize Theron y Tom Hardy, fue elegida como mejor película del año por la National Board of Review (NBR), una centenaria institución neoyorquina que agrupa a cineastas, académicos y profesionales de la industria. Fue el galardón que inauguró la temporada de premios cinematográficos en EE.UU.

Pocos podían esperar un éxito de crítica y público así procedente de una saga que se había iniciado en 1979 con un jovencísimo Mel Gibson al frente y que Miller parecía haber dado por finiquitada en 1985 tras dos entregas más. Ahora quiere rodar dos películas más para alargar esta franquicia de acción frenética.

«Mad Max: Fury Road» ofrece una persecución casi constante en un paraje postapocalíptico repleto de dunas donde la figura solitaria de Max, convertido en esclavo por un dictador y su ejército de señores de la guerra, encuentra en la carretera la ayuda de una guerrera y un harén de mujeres en busca de un futuro esperanzador. 

Espere…

«ROOM», un terrible drama repleto de sensibilidad   

«Room» cuenta cómo una madre (Brie Larson) y su hijo (Jacob Tremblay), tras permanecer secuestrados durante siete años, logran escapar del habitáculo donde han permanecido encerrados y experimentan el mundo exterior juntos por primera vez en sus vidas.

La cinta de Lenny Abrahamson, relatada con aplomo y sensibilidad, cuenta con un guión adaptado por Emma Donoghue, la autora de la novela homónima en la que se basa, y discurre bajo el punto de vista del pequeño, que poco a poco comienza a comprender las terribles circunstancias en las que ha crecido.

La historia se basa en el caso real de Elisabeth Fritzl, una mujer de 42 años que permaneció cautiva durante más de la mitad de su vida a manos de su propio padre, sufrió innumerables violaciones incestuosas y dio a luz a siete hijos. Ed Guiney, productor de la obra, sería el encargado de recoger el premio. 

Espere…

«BRIDGE OF SPIES», el clasicismo que no falla  


La cuarta colaboración entre Steven Spielberg y Tom Hanks es un drama basado en hechos reales donde el actor interpreta a un abogado reclutado por la CIA en plena Guerra Fría. Su misión es negociar la liberación de un piloto estadounidense detenido por la Unión Soviética

Con guión de los hermanos Ethan y Joel Coen, el cineasta detalla con su habitual clasicismo -ayudado por la fotografía de Janusz Kaminski- en este tipo de historias el primer intercambio de espías entre EE.UU. y la Unión Soviética, que llevó a cabo el abogado James Donovan.

Steven Spielberg, productor de la cinta, batió el récord de nominaciones obtenidas por un individuo en la categoría de mejor película, con nueve: «E.T. the Extra-Terrestrial», «The Color Purple», «Schindler’s List», «Saving Private Ryan», «Munich», «Letters from Iwo Jima», «War Horse», «Lincoln» y «Bridge of Spies».

Él recogería el Óscar en este caso junto a Marc Platt y Kristie Macosko Krieger. 


Espere…

«BROOKLYN», la distinción británica que nunca falla  


«Brooklyn», dirigida por John Crowley, presenta como principales bazas su victoria en los Bafta como mejor largometraje y el delicioso trabajo interpretativo de los jóvenes Saoirse Ronan y Emory Cohen, que plasman uno de esos primeros amores que tanto marcan con la delicadeza y el lirismo del mejor cine británico.

Con un guión de Nick Hornby basado en la novela homónima del irlandés Colm Tóibín, Ronan encarna a una joven irlandesa en la década de 1950 que abandona su hogar en busca de una vida más próspera en tierras estadounidenses, justo cuando comienza a dar sus primeros pasos como adulta y descubre su identidad.

La sensación de pérdida y el dolor por dejar atrás esa vida que era todo lo que conocía hasta ese momento quedan retratados con gran realismo en el filme, al igual que las nuevas ilusiones que encuentra en el camino. Finola Dwyer y Amanda Posey serían las encargadas de recoger el Óscar en caso de victoria.

Espere…

Comparte y opina:

Últimas Noticias