La Revista

Sunday 29 Jan 2023 | Actualizado a 04:19 AM

La gente inteligente es nocturna y duerme tarde

Sin embargo, quienes se quedan despiertos hasta tarde son menos fiables y más propensos a sufrir de depresión, adicciones y trastornos de la alimentación.

/ 15 de julio de 2013 / 04:00

Aunque se dice que la falta de sueño en los seres humanos puede llevar a una reducción en su expectativa de vida, hay pruebas de que las personas con un nivel intelectual más alto tienden a ser más activos durante la noche y se duermen más tarde.

Según La Nación, una investigación de científicos británicos, descubrió diferencias significativas en las preferencias del sueño-tiempo entre las personas dependiendo de su coeficiente intelectual.

Las personas con mayor coeficiente que ejercen una ocupación, profesión, con exigencia intelectual son más propensas a ser noctámbulas, mientras que aquellas con menor coeficiente tienden a restringir sus actividades al día, prefieren ir a la cama temprano y ser madrugadoras, dice el estudio.

Los ancestros del hombre eran por lo general diurnos, pero un cambio hacia actividades nocturnas ha sido una nueva preferencia evolutiva, sobre todo en aquellos tipos de persona un poco más inteligentes, lo que se refleja en un mayor nivel de complejidad cognitiva y una manera de vivir distinta.

Sin embargo, no todo está bien con los que se queman las pestañas. Quienes se quedan despiertos hasta tarde son menos fiables y más propensos a sufrir de depresión, adicciones y trastornos de la alimentación, en comparación con los madrugadores que son relativamente más conscientes.

Aparentemente, las preferencias de sueño en algunos casos obedecen a factores genéticos. Por ejemplo, en el caso de los animales, las vacas duermen con los ojos abiertos, algunas aves pueden dormir durante el vuelo o de pie, los delfines duermen con la mitad del cerebro despierto y los murciélagos necesitan 19,9 horas de sueño cada 24 horas.

Comparte y opina:

Activista rusa de 80 años sigue defendiendo los DDHH a pesar de la represión

Mientras muchos compatriotas que se oponían a la guerra decidieron abandonar su país, Gannushkina regresó a casa para intensificar sus décadas de trabajo por los refugiados.

La destacada activista rusa Svetlana Gannouchkina. Foto: AFP

Por AFP

/ 28 de enero de 2023 / 20:46

La oenegé Memorial, que cofundó y ganó el Nobel de la Paz, fue clausurada; muchos de sus colegas huyeron de Rusia por temor a ser arrestados por el presidente Vladimir Putin, pero a los 80 años, la activista rusa Svetlana Gannouchkina sigue en Moscú defendiendo los derechos humanos.

Esta destacada activista rusa asistía a una conferencia en el extranjero cuando Putin envió tropas a Ucrania el 24 de febrero del año pasado.

Mientras muchos compatriotas que se oponían a la guerra decidieron abandonar su país, Gannushkina regresó a casa para intensificar sus décadas de trabajo por los refugiados.

En Moscú fue detenida brevemente luego de una protesta contra la guerra y ha enfrentado crecientes problemas legales; pero no se deja intimidar.

«Lo que pueda hacer ayudando a la gente, incluyendo a la de Ucrania, estando del lado del bien y haciendo algo que pueda tener al menos algún impacto… eso me permite vivir», dice Gannushkina a la AFP en las afueras de Washington, donde recientemente visitó a familiares.

La ONG Memorial, pilar histórico de la sociedad civil rusa y cuya rama de derechos humanos Gannushkina ayudó a fundar en 1992, ganó el Nobel de la Paz en 2022 junto con activistas ucranianos y bielorrusos.

El gobierno de Putin cerró la organización en 2021, mientras que se tildó a Gannushkina de agente extranjera. Es una calificación vista como un instrumento para silenciar a los críticos.

Pero la red de Memorial sigue funcionando. Desde el comienzo de la guerra hace casi un año, Gannushkina y sus colegas han ayudado a unos 22.000 refugiados ucranianos en toda Rusia.

Exhaustos, traumatizados, algunos hacen fila frente al Comité de Asistencia Cívica en Moscú, una asociación encabezada por Gannouchkina. Llegan en busca de asistencia jurídica, económica, y de un oído atento.

También puede leer: ONG rusa Memorial dice que el Nobel le da ‘fuerza moral’ en ‘tiempos deprimentes’

«No puede haber perdón»

 mujer [de Mariupol, en el sur de Ucrania, una ciudad asediada durante meses por las fuerzas rusas] «que vio morir a su madre y a su hija ante sus ojos. ¿Cómo puede seguir viviendo?», se pregunta Gannushkina.

«No puede haber perdón», agrega sobre la invasión de Rusia a Ucrania. «Permanecerá en la historia rusa, una parte vergonzosa de la historia rusa, y nada ayudará, no tiene por qué».

Aunque llama a los países occidentales a ayudar a Ucrania, Gannouchkina también pide no olvidar a las personas amenazadas en Rusia.

Invitada a las embajadas occidentales en Moscú para celebrar el Nobel de Memorial, la activista solicitó a estos países que acogieran a las personas que ella ayuda, incluidas las personas LGBT+ perseguidas, pero no recibió una respuesta concreta.

«Nadie llamó ni una sola vez y dijo: estamos listos para recibir a una familia», recuerda. «Las palabras de apoyo siguen siendo solo palabras».

De formación matemática, Gannouchkina se involucró en la defensa de los derechos humanos a finales de la década de 1980, cuando muchos conflictos estallaban en un espacio soviético en ruinas, provocando oleadas de refugiados. La primera guerra en Chechenia (1994-96) confirmó su elección de vida.

Ahora, Gannushkina está decidida a seguir trabajando con sus colegas ucranianos.

«Al menos desde su perspectiva no representamos a Vladimir Putin, somos personas diferentes, somos sus oponentes», afirma Gannushkina. «Desafortunadamente, sin embargo, somos oponentes débiles».

Comparte y opina:

Cuando el salón de casa de un profesor se convierte en escuela improvisada en Ucrania

El edificio de la escuela fue destruido en abril, cuando el pueblo se encontró en la línea de frente de los combates entre las fuerzas rusas y ucranianas.

La casa del profesor Oleksander Pogorielov, en Ucrania, convertida en escuela. Foto: AFP

Por AFP

/ 28 de enero de 2023 / 20:28

De la escuela de Shandrygolove, en el este de Ucrania, sólo quedan ruinas. Pero el profesor Oleksander Pogorielov decidió no bajar los brazos y sigue enseñando a sus alumnos en el salón de su propia casa.

El edificio de la escuela fue destruido en abril, cuando el pueblo se encontró en la línea de frente de los combates entre las fuerzas rusas y ucranianas.

Ahora, este hombre de 45 años, con más de dos décadas de enseñanza a sus espaldas, vuelve allí apenas para recuperar el material que sobrevivió a los bombardeos, y dar clase a sus alumnos en el aula improvisada en el salón de su casa.

«¿Qué puede sentir aún un profesor que ve que todo está destruido?», se pregunta Oleksander, de pie ante la escuela en ruinas en Ucrania.

Según Unicef, cientos de colegios fueron dañados o destruidos en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa hace 11 meses, lo que obligó a millones de niños a seguir las clases a distancia.

Rusia acusa al ejército ucraniano de utilizar los colegios y otras infraestructuras civiles para albergar a sus tropas y almacenar municiones. Una práctica de la que también se acusa a las fuerzas de Moscú.

En el pueblo de Shandrygolove, casi vaciado de sus 1.000 habitantes, sólo quedan 15 niños, y no hay ni electricidad ni internet.

Pese a las dificultades, Oleksander se dijo que «era mejor dar clases presenciales». «El médico debe atender a sus pacientes, y el profesor enseñar a los niños», dice.

Cada día, los alumnos se reúnen en el salón de Oleksander y de su mujer Larisa. Las paredes están tapizadas de carteles recuperados del colegio, donde se enseñan el alfabeto y la sintaxis.

También puede leer: Ucrania califica de ‘hipocresía’ el alto el fuego ruso

Sólo ucraniano

Oleksander da clase a 11 alumnos de 4 a 16 años. Les enseña lengua y literatura ucranianas, literatura extranjera, biología, geografía y matemáticas.

Antes, la lengua y literatura rusas formaban parte del programa docente en esa región mayoritariamente rusófona. Pero ya no es el caso.

Según Oleksander, los padres apoyaron la retirada del ruso, pero el pueblo sigue dividido, como muchas otras comunidades de la región de Donetsk, entre simpatías proucranianas y prorrusas.

La mayoría de los alrededor de 120 alumnos que frecuentaban antaño la escuela del pueblo están ahora refugiados en Europa, en otras regiones de Ucrania o en Rusia.

«No puedo hablar por los otros. Cada uno tiene sus propias opiniones», declara Oleksander a propósito de la guerra. «No puedo hablar ni siquiera por mí mismo en este momento. No estoy seguro de lo que pienso».

Los cinco niños presentes en la clase del martes hablaban una mezcla de ucraniano y ruso, pero dijeron que su asignatura favorita era el ucraniano.

Shandrygolove fue recuperado por las fuerzas ucranianas en septiembre de 2022. La guerra sigue presente por todos lados.

Oleksander, un adolescente de 15 años, recorre tres kilómetros para ir a clase. Siempre caminando por carreteras asfaltadas, por miedo a pisar una mina.

Su compañero Dmitro comenta que, en un pueblo vecino, dos personas murieron cuando, al pasear por un bosque, activaron sin darse cuenta una trampa dejada por los soldados.

Oleksander Pogorielov espera pese a todo que vuelva a haber cierta normalidad en el pueblo, que obtuvo financiación para reconstruir el colegio. De momento, es el único profesor que ayuda a sus alumnos a perseguir sus sueños.

Comparte y opina:

Japón decidirá en breve si autoriza venta de píldoras abortivas

El aborto es legal en Japón hasta la 22ª semana, aunque la única opción disponible es una intervención quirúrgica.

La píldora abortiva en Japón podría estar disponible desde marzo. Foto: bioeticaweb.com

Por AFP

/ 28 de enero de 2023 / 20:25

El ministerio de Salud japonés decidirá en breve si autoriza por primera vez la venta de píldoras abortivas, después de que la propuesta recibiera el viernes el respaldo de un grupo de expertos gubernamentales.

El aborto es legal en Japón hasta la 22ª semana, aunque la única opción disponible es una intervención quirúrgica. Además, suele ser necesario que el cónyuge o la pareja de su acuerdo.

La empresa farmacéutica británica Linepharma pidió a las autoridades japonesas en diciembre de 2021 que aprobaran sus píldoras abortivas, que pueden usarse en las primeras semanas de embarazo.

Medicamentos similares se aprobaron en muchos otros países, como Francia, el primer Estado en autorizar la píldora abortiva en 1988. En Estados Unidos, la pastilla está disponible desde 2000.

También puede leer: Las múltiples trabas para acceder a la píldora del día después en Japón

Opiniones y consultas

La propuesta se examinó por un panel de expertos y «no vieron ningún problema en aprobarla», señaló una fuente del ministerio a la AFP.

Según los medios japoneses, el medicamento podría ser prescrito legalmente por doctores en marzo.

Pero el gobierno solicitará primero una serie de opiniones y consultará a una junta de revisión de alto nivel debido al «gran interés público que suscita el tema», declaró el funcionario del ministerio.

Los abortos quirúrgicos no están cubiertos por el seguro médico público japonés y pueden costar entre 100.000 y 200.000 yenes (entre 800 y 1.500 dólares). Los abortos tardíos son a veces incluso más caros.

Algunos activistas también presionan al gobierno japonés para que mejore el acceso a la píldora del día después, que previene el embarazo.

De momento, esta pastilla no puede adquirirse sin la autorización de un médico. Además, es el único medicamento que debe tomarse delante de un farmacéutico para evitar que se venda en el mercado negro.

Comparte y opina:

Quienes criminalizan la homosexualidad están ‘equivocados’, dice el Papa

En una entrevista, el papa de 86 años dijo que ser homosexual "no es delito (...) pero es pecado", respecto a que todo acto sexual fuera del matrimonio lo es.

A través de una carta, el Papa quiso aclarar que la homosexualidad no es un delito. Foto: AFP

Por AFP

/ 28 de enero de 2023 / 20:02

Quienes criminalizan la homosexualidad están «equivocados», afirmó el papa Francisco en una carta que se publicó el sábado, en la que quiso aclarar una reciente declaración suya en la que dijo que ser homosexual es «pecado».

En una entrevista, el papa de 86 años dijo que ser homosexual «no es delito (…) pero es pecado».

En la misiva publicada el sábado y que fue escrita a un sacerdote jesuita, Francisco apuntó que en la entrevista quiso «aclarar que [la homosexualidad] no es delito, para subrayar que toda criminalización no es buena ni justa».

«Cuando dije que es pecado, simplemente me referí a la enseñanza de la moral católica que dice que todo acto sexual fuera del matrimonio es pecado», escribió.

El pontífice argentino respondió así a una carta del sacerdote estadounidense James Martin, que pidió una aclaración sobre los comentarios que el papa hizo durante la entrevista con la agencia de noticias Associated Press.

El tema de la homosexualidad ha provocado una fuerte división en la Iglesia católica entre modernistas y conservadores.

La carta de Francisco está en español y se publicó en el sitio web Outreach, un sitio católico LGBTQ del que Martin es editor. 

También puede leer: TEDH condena a Lituania por restricciones impuestas a libro de cuentos LGBT

Sobre la moral católica

«A quien quiera criminalizar la homosexualidad le diría que está equivocado», escribió el papa.

En la entrevista con AP, Francisco dijo que ser homosexual «no es un delito». «No es un delito. Sí, pero es pecado», afirmó. Pero también lo es «la falta de caridad con el prójimo», añadió.

En la misiva a Martin, Fransisco explicó que sus declaraciones sobre el «pecado» se referían a la enseñanza de la moral católica.

«Por supuesto que hay que tener en cuenta las circunstancias que disminuyen o anulan la culpa», prosiguió.

«Como ves, estaba repitiendo una cosa general. Tendría que haber dicho ‘es pecado como lo es todo acto sexual fuera del matrimonio».

Francisco inicia la próxima semana un viaje a África, donde la criminalización de la homosexualidad es común.

El papa tiene previsto visitar la República Democrática del Congo y Sudán del Sur durante una visita de seis días al continente.

Aunque Francisco ha recibido a homosexuales y ha dado instrucciones para que se les dé una acogida benévola dentro de la Iglesia, se mantiene en línea con la doctrina católica sobre el matrimonio, que corresponde a la unión de un hombre y una mujer.

Comparte y opina:

Costa Rica va camino a archivar el acuerdo ambiental de Escazú

Impulsado por Costa Rica y Chile, el convenio fue suscrito en 2018 por 24 países tras seis años de arduas negociaciones.

Jornada de sensibilización sobre el Acuerdo de Escazú. Foto: cepal.org

Por AFP

/ 28 de enero de 2023 / 19:50

El emblemático Acuerdo de Escazú sobre protección del medio ambiente aprobado por los países latinoamericanos en 2018, está próximo a caer en el olvido en Costa Rica, uno de sus impulsores, ante el rechazo del gobierno, la mayoría del Congreso y los empresarios, que lo ven como un freno a la reactivación económica.

Costa Rica ha sido un país «de vanguardia, con posiciones siempre a favor del ambiente y de los derechos humanos», señala a la AFP el profesor de derecho internacional Nicolás Boeglin, de la Universidad de Costa Rica.

Por ese motivo, afirma el académico, es inexplicable que la Asamblea Legislativa pretenda archivar el acuerdo. Este garantiza el acceso a la información en materia ambiental y el derecho de participación ciudadana en decisiones que afecten al medio ambiente; además de la protección para los defensores de la naturaleza.

Solo los seis diputados del Frente Amplio (izquierda) están empeñados en que se prorrogue el periodo de discusión en el Congreso; pero se necesitan 29 votos. Si no se extiende el plazo, que vence el 1 de febrero, el Acuerdo será archivado.

«Mal hace Costa Rica si no aprueba el Acuerdo de Escazú por la señal que da. Siendo un país que ha estado a la vanguardia en este tema (…) tirarlo por la borda sería un error gravísimo», comenta a la AFP el parlamentario frenteamplista Jonathan Acuña.

Boeglin estima que «pareciera [que los demás diputados] están muy de acuerdo y muy cómodos con el hecho de que Costa Rica internacionalmente le esté dando la espalda a dos pilares tradicionales de su política exterior: el ambiente y los derechos humanos».

También puede leer: Gobierno de Chile rechaza proyecto minero Dominga por impacto medioambiental

«Poco apoyo»

Impulsado por Costa Rica y Chile, el convenio fue suscrito en 2018 por 24 países tras seis años de arduas negociaciones. Fue ratificado por 14: Antigua y Barbuda, Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, México, Nicaragua, Panamá, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Uruguay.

Los delegados costarricenses lo bautizaron como Acuerdo de Escazú, nombre de un municipio de clase alta de San José. Allí se cerró su negociación, y fue suscrito en Nueva York en septiembre de 2018 en el marco de la Asamblea General de la ONU.

«El panorama actual indica que existe poco apoyo de parte de los diputados y diputadas», señaló el Ministerio de Ambiente a la AFP.

«Sin embargo, en un país como Costa Rica, donde existe una muy buena protección a los derechos humanos, muy buena protección al ambiente y todo un proceso de validación del impacto ambiental de los proyectos […] no va a afectar en nada que no se apruebe el Acuerdo de Escazú», agregó.

En la Cumbre de la CELAC celebrada esta semana en Buenos Aires, el mandatario chileno Gabriel Boric instó a no dejar morir el Acuerdo.

«No está en la agenda»

El Parlamento de Costa Rica aprobó el convenio en febrero de 2020 con 44 votos a favor (de 57 parlamentarios) y ninguno en contra. Sin embargo, un año después la Sala Constitucional de la Corte Suprema anuló la votación por «vicios de procedimientos». Alegó la falta de consulta previa al Poder Judicial.

«La mayor parte de lo que está contenido en el Acuerdo de Escazú, Costa Rica ya lo tiene en legislación propia; el par de cosas que serían nuevas serían una traba monumental para cualquier proyecto de desarrollo futuro del país», según el diputado liberal Eli Fienzag.

A otros parlametarios y al presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, tampoco les gusta este pacto latinoamericano.

«El sector privado debe estar tranquilo de que el Acuerdo de Escazú no está en la agenda del Gobierno […], no creo que sea beneficioso para el país», indicó el mandatario tras asumir el poder, en mayo de 2022.

Según Chaves, de ser ratificado se retrasaría «de manera injustificada» la reactivación económica después de la pandemia de covid-19.

«Atenta contra las empresas»

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial (Uccaep) respaldó las palabras del presidente a través de una carta.

«Dicho acuerdo atenta contra la seguridad jurídica de las empresas y la reactivación económica», dice la misiva.

«Cuando lo que necesitamos son medidas de reactivación económica; se busca impulsar esta iniciativa que no contiene un solo punto que permita dinamizar la producción», señaló en la carta el presidente de la Uccaep, José Álvaro Jenkins.

Pero la ONG MarViva afirma que «contrario a lo argumentado» por los empresarios, la ratificación del Acuerdo sería beneficiosa para la economía de Costa Rica.

«Más bien se trata de una garantía en el clima de inversión, que facilitaría la creación de valor agregado para aquellas actividades productivas que se desarrollen de conformidad con las disposiciones del acuerdo», dice a la AFP la gerente de Incidencia Política de MarViva, Katherine Arroyo.

Comparte y opina: