La Revista

lunes 26 jul 2021 | Actualizado a 16:26

Técnica uruguaya permite saber el sexo del bebé antes de la séptima semana

El método se llama "Nena o varón" y se realiza mediante un examen de sangre común a la madre.

/ 22 de agosto de 2013 / 16:56

Un laboratorio uruguayo ofrece a sus clientes la posibilidad de identificar el sexo del bebé antes de la séptima semana de gestación con una técnica que promete vencer a la impaciencia de muchos futuros padres y cuyos responsables esperan exportar en el futuro mediante un sencillo kit.

El método se llama «Nena o varón» y ha sido desarrollado por la firma ATGen, explicó hoy a Efe el gerente operativo de la compañía, Fabricio Sarlos.

Luego de un año y medio los investigadores de la empresa dieron con un método que es tan sencillo como corta la duración del procedimiento: se realiza un examen de sangre común a la madre y a partir del estudio del ADN de la muestra se obtiene la información genética para saber el sexo del futuro ser humano.

«En el laboratorio lo que hacemos es extraer el ADN de esa sangre y lo procesamos con la técnica PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa por sus siglas en inglés)», que permite básicamente detectar cantidades mínimas de material genético del feto que viajan por el sistema circulatorio materno, detalló Sarlos.

Según el ejecutivo, «que hay ADN fetal en la sangre de la madre se sabía desde hacía años, por los menos en un 5 % y hasta en un 10 %», gracias a estudios aparecidos en publicaciones científicas especializadas, pero la clave es dar con la forma de aislarlo.

Para cerciorarse de que el producto podría ser comercializable, ATGen hizo «un estudio de validación durante la segunda mitad de 2012 y los primeros dos meses de 2013» con 300 voluntarias.

El examen no pudo dar mejores frutos: lograron un 99,13 % de fiabilidad en el diagnóstico, un porcentaje muy alto en comparación con otros métodos con los que también es posible conocer el sexo del bebé, como la traslucencia nucal, la ecografía que se realiza en la semana 12 para descartar el síndrome down y otros problemas.

Sarlos subrayó que el método «Nena o Varón», además de ser más rápido -en cuatro días se dan los resultados-, es más inocuo que la amniocentesis o el estudio de las vellosidades coriónicas, aunque luego aclaró que esos exámenes no tienen el mismo objetivo, sino descartar enfermedades genéticas o malformaciones.

ATGen es una empresa tecnológica fundada a comienzos de la década pasada en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (estatal), a partir de una colaboración entre profesores y alumnos.

En 2005 se desvinculó de la universidad y fue adquirida por el grupo farmacéutico uruguayo Laboratorios Celsius, con el que empezó a vender servicios y kits de biología molecular en humanos.

El lanzamiento oficial de «Nena o Varón» fue el pasado 23 de julio pero la empresa sólo comenzará a brindar el producto hasta principios de agosto, a un precio de 2.150 pesos (unos 100 dólares).

«Por ahora ha ido bien, se la han hecho 60 mujeres», una cifra nada desdeñable para un país como Uruguay, de apenas 3,3 millones de habitantes, opina Sarlos.

La compañía pretende exportar esa técnica en forma de kit a otros países para que otros laboratorios puedan realizar las pruebas en sus instalaciones, tras descartar la posibilidad de recibir muestras desde el extranjero para procesarlas en Uruguay.

«Mandar sangre por correo no es fácil», argumentó.

En 2011, la revista estadounidense especializada JAMA indicó en un estudio basado en 57 investigaciones que las pruebas para determinar el sexo del feto realizadas mediante muestras de sangre de la madre después de siete semanas de embarazo son fiables.

Antes Uruguay, España, EE.UU., México y Brasil ya han logrado exitosas experiencias similares, reconoce Sarlos, pero aún sigue existiendo un mercado potencial, sobre todo en Suramérica, siempre y cuando haya interés en la iniciativa.

«¿Qué tan importante puede ser saber el sexo del bebé? Es importante porque uno va creando un vínculo muy diferente con alguien a quien puede nombrar y darle una imagen mucho más clara. Y ser hombre o mujer es una de las primeras cosas que nos diferencia como humanos», concluye.

Comparte y opina:

Vuelve a los escenarios la Orquesta Sinfónica Chuquiago Marka

Interpretarán arreglos orquestales de música dedicada a La Paz en el concierto 'Vitrina paceña'.

Por Adrián Paredes

/ 26 de julio de 2021 / 13:35

Para cerrar los festejos julianos, la Orquesta Sinfónica «Chuquiago Marka» propone un concierto «paceñísimo», tal como rescata un comunicado de invitación al evento.

Será «una puesta en escena poco convencional, donde los músicos estarán tocando detrás de unos paneles traslúcidos, la reconstrucción y reposición de un valioso legado de orquestaciones, además del estreno y creación de nuevos arreglos exclusivos para el ensamble orquestal, de una muy cuidadosa selección de música dedicada a la ciudad de La Paz», según este comunicado.

En este concierto, la sinfónica «Chuquiago» estará dirigida por el Maestro Christian Asturizaga, quien junto al ensamble de Cámara interpretará temas como «Tango Illimani», «Kollita», «Cholita Paceña», «Nevando Está», «Cuando Me vaya de La Paz», «La Paz Inolvidable», «Chuquiago Marka» y la kullawada «Linda La Paz», así como la morenada emblemática «Illimani», el clásico vals «Oh Linda La Paz» y el caporal «Ciudad del Alma», entre otros.

Las interpretaciones son reconstrucciones de grabaciones realizadas en distintas décadas del siglo XX, incluyendo algunas que fueron realizadas fuera del país, todo con la esperanza de que estas interpretaciones renueven y enriquezcan el «valioso legado musical de los Chukutas».

Entre los intérpretes se encuentran nombres como Cassandra Urquidi (primer violín), Vivianne Asturizaga (flauta), Katriel Morales (fagot), Ysaus Vilca (percusión), entre muchos otros.

La cita es el viernes 30 Julio en el Teatro Municipal “Alberto Saavedra Pérez”, a las 19.30. El precio de las entradas será Bs 80 para platea, Bs 60 para anfiteatro y Bs 40 para galería.

Para más información o para realizar reservas, se pueden visitar las redes sociales de la Sinfónica Chuquiago o llamar al 725 548 48.

Comparte y opina:

Canto de sirenas presenta ‘Manuelita en las nubes’, su primer libro

Será un libro de cuentos para niños escrito por la artista Cristina Wayar.

Por Adrián Paredes

/ 26 de julio de 2021 / 13:34

Este sábado 31 de julio la editorial Canto de Sirenas presentará su primera publicación, Manuelita en las nubes, un libro de cuentos de 40 páginas, ilustrado por Pablo Gosalvez, diagramado por Valeria Ossio, y escrito por la actriz y músico Cristina Wayar.

“Una historia llena de humor y juegos de lenguaje que invita a respetar y valorar la personalidad de cada niño, su creatividad y su modo único de ver y experimentar el mundo”, explicó Wayar sobre su libro.

Wayar, quien gusta de usar sentidos figurados de forma literal a la hora de escribir, dijo que este es un proyecto de muchos que vendrán en Canto de Sirenas. “La editorial busca tener sobre todo libros para niños. Ya sean educativos o de corte ficcional, pero no descartamos escribir cosas para grandes o de diseño gráfico”. dijo la autora quien contará con comentarios de Isabel Mesa y Carolina Loureiro en su presentación.

El libro, en preventa a Bs 48, será presentado a las 11.00 en Robert’s place (Achumani, calles 12 y Presbítero Figueroa, frente a la Plaza Mundial). Al día siguiente de su presentación, el 1 de agosto, pasará a costar Bs 65.

Comparte y opina:

Tensión entre la CDLLP y la editorial Subterránea

La CDLLP denuncia piratería de libros en espacios municipales; la editorial, acoso por parte de un expresidente de la Cámara.

Monoblock. Vista de la universidad pública, en la Plaza del Bicentenario, la mañana del jueves 9.

/ 26 de julio de 2021 / 13:33

Un intercambio de acusaciones creó tensión entre la Cámara Departamental del Libro de La Paz (CDLLP) y Librería Editorial Subterránea, donde los segundos denuncian nulo apoyo a editoriales independientes y los primeros niegan esa acusación.

Todo comenzó el 20 de julio, cuando la CDLLP publicó una denuncia: en ella daban cuenta de que la alcaldía paceña había negado el uso de la plaza del Bicentenario para la Jisk’a Feria del Libro —mini feria del libro—y de que, en muchos espacios municipales, feriantes estaban comerciando libros “piratas”.

Al día siguiente, la editorial independiente Subterránea publicó una denuncia contra un expresidente de la Cámara, el señor Carlos Ostermann, acusándolo de haber tenido, el 19 de julio, una discusión con una feriante en la plaza de la iglesia de San Miguel, acosándola con el argumento de que “en la Zona Sur no se venden libros piratas”.

“Si bien su presencia (de Ostermann) en la feria itinerante ha sido a título personal, sus expresiones de molestia son compartidas por nosotros ante el hecho de que, escondidos entre vendedores legales de libros, se encuentran libreros piratas que dañan al sector”, dijo a La Razón Ernesto Martínez, presidente del directorio de la CDLLP. “Llamar acoso a una expresión pública de protesta se nos hace una exageración y muestra una excesiva sensibilidad por parte de los organizadores”, añadió.

Pero la denuncia de Subterránea también habla de una CDLLP que no ayuda a las editoriales independientes, alegando que, en algún momento, cuando la editorial quiso sumarse a la Cámara, se les pidió el monto de $us 2.500, el cual, según César Uscamayta, representante legal de Subterránea, es el triple del capital de operaciones que tiene una editorial independiente.

“La Cámara siempre ha estado y estará abierta a entidades más pequeñas. Pero entendemos que no todas las empresas quieren o pueden ser parte de nuestra institución. Eso no quiere decir que nos oponemos a que esas entidades, editoriales y autores independientes realicen ferias en espacios públicos. Es más, creemos que esto ayuda a enriquecer el ecosistema del libro en nuestro país”, dijo Martínez, quien también reconoció que los precios han bajado a menos de Bs 9.000 desde 2019, cuando Subterránea se presentó.

Sin embargo, sigue en discusión la definición de libro “pirata”, con Subterránea citando el Capítulo 1. Art. 2 de la Ley N° 1322, “Ley de Derechos de Autor” como ejemplo de que las acusaciones de piratería de la Cámara tienen falencias.

La CDLLP publicará una respuesta en los próximos días.

Comparte y opina:

La FIL de Santa Cruz volverá a lo presencial

Durante 12 días continuos el evento mezclará lo virtual y lo presencial.

Por Adrián Paredes

/ 26 de julio de 2021 / 12:04

Con una identidad visual que busca retratar la esencia de la región cruceña, vuelve la Feria del Libro (FIL) de Santa Cruz desde este 28 de julio al 8 de agosto en la Fexpocruz.

Organizada por la Cámara Departamental del Libro de Santa Cruz (CDLST), el evento tendrá 12 días continuos de actividades presenciales y virtuales en plena pandemia mundial del COVID-19. “No la podíamos dejar de hacer (la feria)”, subraya la directora de la FIL, Ruth Hohenstein, una mujer que ha dedicado 30 años de su vida a la difusión de los libros en la capital cruceña.

En los pabellones Brasil, EEUU, Bolivia y 21 del campo ferial de la Fexpocruz, la FIL cruceña celebrará su versión 22 con el Servicio Departamental de Salud (Sedes), subrayando la importancia que se le dará a la bioseguridad en el evento para cuidar al público.

Y si bien lo menores de 12 años podrán ingresar gratuitamente a la feria, los adultos deberán pagar Bs 20 por su derecho de ingreso.

Además de la CDLST, la organización va de parte del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra y Fexpocruz, en un evento que juntará a 100 expositores, además de escritores extranjeros vía Zoom.

Entre los nombres que más suenan están el boliviano Robert Brockmann, el chileno Carlos Castro, el peruano Enrique Gargurevich y el invitado de honor argentino, Pacho O’Donell.

Toda la información y cronogramas, con los horarios y listado completo de invitados y eventos, estará disponible en la página de Facebook de la FIL Santa Cruz.

Comparte y opina:

Kiro Russo lleva a Bolivia al Festival de Venecia después de casi tres décadas de ausencia

Su filme ‘El gran movimiento’ se estrenará en la sección Horizontes del prestigioso festival italiano.

Por Adrián Paredes

/ 26 de julio de 2021 / 11:46

La cinta se titula “El gran movimiento” y es el segundo largometraje del director boliviano Kiro Russo, mismo que tendrá su estreno internacional en el 78° Festival Internacional de Cine de Venecia, que se celebrará entre el 1 y el 11 de septiembre en la ciudad italiana.

“Es una película que se aproxima a la identidad de la ciudad altiplánica a través de dos personajes: Elder, un joven minero, y Max, un vagabundo en una sinfonía de la ciudad en las alturas, la enfermedad de un trabajador, la pesadilla y su redención”, dice la sinopsis del film.

“El gran movimiento” fue filmada íntegramente en celuloide —formato Super 16 mm— en diferentes locaciones de La Paz entre abril y noviembre de 2019 y ahora formará parte de la sección Horizontes en la muestra veneciana, de la que Bolivia no participa hace 26 años.

“Para mí es una alegría inmensa llegar a Venecia a competir con películas monstruosas, con millones de dólares de presupuesto, con toda una estructura institucional detrás”, dijo el director a La Razón. Su filme se estrenará junto a otras grandes producciones latinoamericanas como «Spencer» de Pablo Larraín (Chile), y «Competencia Oficial» de Gastón Duprat y Mariano Cohn (Argentina).

Con una inversión de $us 300.000, “El gran movimiento” fue producida por Kiro Russo, Pablo Paniagua y Alexa Rivero y participó de numerosas instancias de desarrollo en reconocidos certámenes internacionales, como los festivales de Cannes (Francia), San Sebastián (España) y Mar del Plata (Argentina), entre otros.

También se produjo con el apoyo del ya inexistente Programa de Intervenciones Urbanas (PIU), el Fondo Concursable Municipal de Promoción al Desarrollo, Salvaguarda y Difusión de las Culturas y las Artes (FOCUART) y los fondos internacionales del Doha Film Institute (Qatar) y el CNC, Centre National du Cinéma et de l’Image Animée (Francia). Es, además, una producción en asociación con Sovereign films (Suiza), Bord Cadre films (Suiza) y Universal Brokers (Bolivia).

“Es muy lindo poder representar al país y es importante para el gremio del cine también pues permite al país existir internacionalmente”, comentó el director.

«El gran movimiento», “una experiencia cinematográfica de cine total”, será estrenado en salas bolivianas en enero de 2022.

SINFONÍAS URBANAS

“Es una película sobre la ciudad de La Paz, pero también sobre el espacio urbano. Es una película muy arquitectónica, muy espacial, que habla del paso del tiempo en la ciudad, en las calles, en todo el espacio de la urbe”, es la definición que da Russo a “El gran movimiento”, que originalmente llevaba el título de “Loba”.

En ella, el director quiso rescatar cosas perdidas del cine antiguo, del cine mudo y, sobre todo, de un género de vanguardia en los años veinte: las “sinfonías de la ciudad”, las cuales eran una especie de híbrido entre cine documental y experimental, que con narrativa muy abstracta recorrían espacios urbanos.

“Y eso es la película básicamente. Una sinfonía de la ciudad de La Paz”, aseveró Russo, quien no desea adelantar muchos detalles del filme por ahora, pero promete que en él hay una tesis sobre la individualidad, la colectividad y la ciudad más allá de ambas.

UN GRAN RIESGO

Russo es mejor conocido por “Viejo calavera” (2016), su ópera prima seleccionada en más de 80 festivales en los que obtuvo obtuvo 23 premios, entre ellos el Gran Premio en el Festival de Cartagena (Colombia), el Premio FIPRESCI de la crítica en el Festival de Río de Janeiro (Brasil) y el galardón a Mejor Fotografía ADF en la Competencia Internacional del BAFICI (Buenos Aires), entre otros.

Ese reconocimiento internacional fue de gran ayuda a la hora de encontrar financiación para “El gran movimiento”, cuya realización en celuloide representó un gran reto para el cineasta a nivel técnico y un gran riesgo monetario también. Ya en sí es caro filmar una película, peor aún en un formato cada vez más raro como es el Super 16 mm en un filme que trata de retomar «cosas olvidadas de la historia del cine».

“Ha sido muy difícil pero enriquecedor para mí como director. Sobre todo, por la rigurosidad que hay que tener al pensar en lo que vas a filmar. Tiene que estar muy claro”, dijo Russo, quien se une a directores como Quentin Tarantino en la defensa de seguir filmando con celuloide

A todo ello se suma que su producción de miles de dólares, realizada en un país en donde los apoyos a la incipiente industria cinematográfica son escasos, entra en competencia directa con producciones multimillonarias, cuyos países invierten mucho dinero en la producción audiovisual, incluso a nivel televisivo.

“Creo que estamos muy lejos de llamar al cine que hacemos en Bolivia una industria porque no tenemos las herramientas para llegar a entrar a lo que es el estándar mundial. No me refiero al trabajo y la técnica de la gente que está haciendo cine, sino a la falta de recursos y a la necesidad de mayor conexión internacional”, explicó el director y productor que tuvo que armar una amplia red internacional para llegar a Venecia y competir con filmes que tienen una clara estructura institucional y de auspicios, mientras que en Bolivia la Agencia de Desarrollo del Cine y Audiovisual Bolivianos (Adecine) sigue haciendo todo lo que puede para que se apruebe la ley del Cine.

“Dudo mucho que las cosas cambien a corto plazo en el país y los que hacemos cine tenemos que rompernos la cabeza para ver cómo hacer las cosas”, dijo Russo, quien espera estar siendo pesimista a la hora de pensar que el legado cultural no parece importar mucho a las instituciones gubernamentales bolivianas.

UN HITO PARA LA PRODUCCIÓN CINEMATOGRÁFICA BOLIVIANA

Con obstáculos y todo, Russo y su equipo técnico han logrado que su película forme parte de la programación oficial del Festival de Cine de Venecia, marcando un hito para la producción cinematográfica boliviana contemporánea, ya que es la primera cinta nacional que se exhibe en el siglo XXI en el que es considerado el primer festival de cine del mundo, vigente desde 1932.

Por el Palazzo del Cinema, sede principal de la muestra veneciana, han pasado figuras fundamentales del cine, como Charles Chaplin, Luis Buñuel, Jean-Luc Godard, Agnès Varda, David Lynch, Sofia Coppola y Guillermo del Toro.

Este año, la “mostra” veneciana abrirá con la más reciente película de Pedro Almodóvar, «Madres paralelas», y en el jurado se encuentran, entre otros, la cineasta china ganadora del Oscar, Chloé Zhao, y el director coreano Bong Joon-Ho, también premiado por la Academia de Hollywood.

Comparte y opina:

Últimas Noticias