La Revista

lunes 1 mar 2021 | Actualizado a 09:05

Los videojuegos alternativos también quieren vender consolas

Sony y Microsoft son cada vez más porosas y están aprovechando las ventajas de la distribución "online" para nutrir su catálogo con visiones interactivas novedosas.

/ 12 de junio de 2014 / 16:21

La feria de videojuegos E3 celebra la llegada de nuevas superproducciones interactivas, fórmulas conservadoras aunque con gran éxito comercial, pero en sus pasillos empiezan a soplar tímidos aires alternativos.

Junto a los tiros, la lucha, los zombis, los dragones y las carreras de coches habitan propuestas diferentes, aunque sean los «Call of Duty», los «Halo», los «Assassin’s Creed» o los «Battlefield» los que copen las atenciones.

Si bien, de forma más silenciosa que los títulos superventas, interesantísimos videojuegos alternativos que ambicionan ofrecer nuevos planteamientos sensoriales y emocionales van a llegar a las consolas PlayStation 4 y Xbox One.

Sony y Microsoft son cada vez más porosas y están aprovechando las ventajas de la distribución «online» para nutrir su catálogo con visiones interactivas novedosas.

«Ya no hay compañías a las que no les interesen los juegos alternativos», sostiene el responsable de estudios de desarrollo de Sony, Shushei Yoshida, quien prevé que las propuestas más disruptivas llegarán de los creadores más jóvenes e independientes.

«Ori and the blind forest» y «No man’s sky», para Xbox One y PlayStation 4, respectivamente, han sido dos de las novedades más prometedoras para consolas presentadas en la feria de Los Ángeles.

El primero es un juego de plataformas y puzzles con profundidad narrativa y de destacada belleza visual -cada pantalla ha sido pintada a mano- en el que el jugador tiene que descubrir por qué ha proliferado el mal en un bosque mágico.

«Es un juego sobre la pérdida, el sacrificio y el amor», afirma su director creativo, Thomas Mahler.

El videojuego es obra de un equipo de menos de diez personas que viven en países diferentes: utilizando la herramienta Unity y recurriendo a videoconferencias, los desarrolladores han conseguido crear uno de los títulos más inspiradores de la feria E3.

Este videojuego «es la prueba de que con pasión y dedicación puedes crear cualquier cosa que desees», apunta el portavoz de Microsoft Craig Leigh.

«No man’s sky», un videojuego de ciencia ficción diseñado para la exploración y la supervivencia en bellos universos casi infinitos, también ha sido desarrollado por un equipo de menos de diez personas.

Los puzzles coloridos de «The Witness», el juego de luz y oscuridad de «Inside», el viaje de dos almas espectrales de «Entwined» o la exploración de la vastedad de los océanos que recoge «Abzû» también tienen como destino la nueva generación de consolas.

Y es que, aunque E3 quiera destacar las superproducciones, es indudable que las compañías más poderosas de la industria ya no pueden vivir ajenas a la explosión de creatividad que ha llegado junto con la democratización de las herramientas de desarrollo de videojuegos, la movilidad y la distribución digital.

En una entrevista con Efe, el creativo Patrice Désilets -responsable de la idea original de «Assassin’s Creed»- explica que es inevitable que «tarde o temprano las narrativas cambien porque la gente se va a cansar» de jugar siempre a lo mismo.

«Tendemos a olvidar que el principal motivo por el que la gente empezó a jugar a videojuegos es que ofrecía una experiencia diferente (…). Y entonces los presupuestos empezaron a crecer y pasamos a apostar por el éxito seguro», critica.

Désilets ha aseverado que es más difícil y lleva más tiempo crear videojuegos divertidos e interesantes que apostar por alargar propuestas que han obtenido éxito comercial.

«Creo que la industria está ahora mismo un poco asustada, no quiere arriesgar. (…) «Si lo piensas es normal porque cuesta muchísimo dinero hacerlos. Y si quieres ser diferente es un gran riesgo y no sabes si vas a poder recuperar el dinero», añade.

El responsable del estudio de desarrollo DICE -creador de «Battlefield»-, Karl Magnus, alaba la innovación que están aportando los títulos independientes, pero niega que las grandes franquicias sean conservadoras.

«No puedes crear una secuela que sea una copia de la entrega anterior, siempre nos estamos presionando porque necesitamos altísima calidad en nuestros juegos, necesitamos introducir innovación en ellos. (…) Nos desafiamos constantemente para hacer evolucionar la franquicia», apunta.

Es una realidad que la escena independiente del videojuego -más libre, que ahonda en distintos formatos y plataformas, aunque con menos presupuesto- vive un momento vibrante. «Hay esperanza», dice Désilets.

Por su parte, el responsable de Xbox en Europa, Phil Harrison, va más allá y pronostica que los títulos alternativos serán los superventas del mañana.

Comparte y opina:

La desigual batalla en Europa por el ‘streaming’

Después de Norteamérica, el Viejo Continente es el mercado preferido de las plataformas estadounidense de video en continuo por suscripción.

Foto: streamingcamaralia.com

Por AFP

/ 28 de febrero de 2021 / 09:36

Las plataformas de «streaming» (video en continuo) se consolidaron en Europa, un mercado dominado por los grandes grupos estadounidenses a pesar de la emergencia de iniciativas europeas, más modestas, que intentan abrirse paso especializándose en ámbitos concretos.

Gigantes estadounidenses

Después de Norteamérica, el Viejo Continente es el mercado preferido de las plataformas estadounidense de video en continuo por suscripción.

El líder incontestable es Netflix con más de 66 millones de suscriptores en Europa, África y Oriente Medio a finales de 2020.

Pero lo siguen de cerca los canales del gigante del entretenimiento Disney: Disney+, Hulu y ESPN+ (deportes), que cuenta con 146 millones de abonados en el mundo.

Un informe del Observatorio Europeo del Audiovisual, publicado en febrero, confirmó el dominio de las plataformas estadounidenses del mercado europeo de «streaming» por suscripción, valorado en 9.700 millones de euros ($us 11.710 millones) en 2020.

Los canales estadounidenses suelen monopolizar el podio de las plataformas con más usuarios en la mayoría de países de la Unión Europea.

Netflix es la más vista en 26 de 28 países de la UE, seguida por Amazon Prime Video, Apple TV+, Disney+ o HBO (propiedad de WarnerMedia, filial del operador de telecomunicaciones AT&T).

Otro actor estadounidense, NBCUniversal, también intenta implantarse en Europa y lanzó recientemente Hayu, una plataforma especializada en los programas de telerrealidad estadounidense.

También ViacomCBS prepara el lanzamiento de Paramount+, tras haber sacado Pluto TV, una plataforma de video en continuo gratuito con publicidad, un sector dominado por YouTube, pero en el que también compiten el japonés Rakuten o el francés Molotov.

Plataformas nacionales con personalidad marcada

Ante los gigantes estadounidenses, plataformas nacionales intentan abrirse camino en países europeos con marcada identidad cultural y lingüística.

Entre ellas, destacan la plataforma flamenca Streamsz en Bélgica; la eslovena Voyo en su país, Rumania y Croacia; Ruutu+ en Finlandia; TV2 Play en Dinamarca; Videoplay en Holanda; TIM Vision en Italia; y Viaplay, que le disputa el liderazgo a Netflix en Dinamarca, Suecia y Finlandia.

Según el informe del Observatorio Europeo, estos canales suelen ser los segundos o terceros con más usuarios en los citados países.

En España, se ha consolidado la catalana Filmin, que apuesta por el cine y las series independientes y de autor y quiere instalarse en Portugal, mientras que FlixOlé se caracteriza por su oferta de cine español.

Para competir con los gigantes estadounidenses, suelen especializarse en géneros concretos o distinguirse a través del contenido deportivo.

Es el caso de Viaplay, la plataforma del joven grupo sueco Nent, que cuenta entre sus contenidos exclusivos con series policíacas y de suspense escandinavas y transmisiones deportivas.

Con más de 3 millones de suscriptores a finales de 2020, Viaplay, también presente en Islandia, prevé dar el salto en marzo a los países bálticos, en agosto, a Polonia y a finales de año, a Estados Unidos.

Viaplay, que aspira «a convertirse en el campeón europeo del ‘streaming'», quiere alcanzar 10,5 millones de suscriptores a finales de 2025.

Adaptación de los canales tradicionales

A causa de la pandemia del COVID-19, las cadenas de televisión tradicionales también aceleraron su adaptación al consumo de video en continuo.

Estas reforzaron su oferta en el sector aliándose con sus rivales tradicionales, con la idea de competir en un mercado tan disputado.

Por ejemplo, en el Reino Unido, las cadenas BBC e ITV se unieron para lanzar la plataforma BritBox a finales de 2019 y en Francia, en el otoño de 2020, apareció la plataforma Salto, impulsada por France Télévisions, TF1 y M6.

Además de la alianza entre cadenas antaño rivales, los operadores también apuestan por la agregación de contenido con la plataforma myCanal de Canal+ en Francia o Movistar Plus (Telefónica) en España, cuya suscripción también incluye Disney+ y Dazn (plataforma deportiva).

Comparte y opina:

Lady Gaga recupera sanos y salvos los dos perros que le robaron

"Mi corazón sufre y rezo por que mi familia esté de nuevo al completo gracias a un acto de bondad. Pagaré $us 500.000 por su regreso sanos y salvos", escribió tras el secuestro. "Si los ha comprado o encontrado sin querer, la recompensa es la misma", insistió.

Foto: Instagram de Lady Gaga

Por AFP

/ 28 de febrero de 2021 / 09:31

La cantante estadounidense Lady Gaga ha recuperado los dos perros que le robaron esta semana, anunció la policía de Los Ángeles.

Dos individuos se llevaron el miércoles a los bulldogs franceses Koji y Gustav tras herir de un disparo al empleado de la estrella que paseaba a los animales por una calle de Los Ángeles.

«Los dos perros de Lady Gaga fueron entregados en una comisaría de policía local», tuiteó la policía de Los Ángeles.

Los representantes de la cantante los recuperaron «sanos y salvos», precisó la misma fuente.

Una mujer, cuya identidad no se reveló, encontró a los dos animales y contactó con los allegados de la cantante, indicó la policía, que abrió una investigación sobre el robo.

«Mi corazón sufre y rezo por que mi familia esté de nuevo al completo gracias a un acto de bondad. Pagaré $us 500.000 por su regreso sanos y salvos», escribió la artista en Instagram tras el secuestro de sus bulldogs. «Si los ha comprado o encontrado sin querer, la recompensa es la misma», insistió.

El encargado de pasear a los perros de Lady Gaga, Ryan Fischer, tuvo que ser hospitalizado tras la agresión.

Un tercer perro, Asia, había escapado durante el ataque antes de regresar con Fischer.

Los bulldogs franceses son una raza codiciada y cara que puede venderse por miles de dólares. No está claro si el blanco del ataque eran específicamente las mascotas de Lady Gaga.

La cantante tiene un fuerte vínculo con sus perros, que la acompañan a menudo durante actos públicos y de los que publica fotos en las redes sociales.

Comparte y opina:

La Berlinale afronta el desafío virtual en su arranque el lunes

En su 71ª edición, el primer gran festival del año en Europa se redujo de 10 a cinco días, pero tiene previsto celebrar una segunda parte abierta al público en junio, principalmente con pases al aire libre.

Foto: AFP

Por AFP

/ 28 de febrero de 2021 / 09:27

Ni salas de cine ni alfombra roja. La Berlinale arranca el lunes en línea con 15 filmes en liza por el Oso de Oro, incluido el mexicano «Una película de policías», que permitirán tomar el pulso a la industria del cine, duramente golpeada por la pandemia.

Solo el jurado, reunido en un mismo hotel de Berlín, accederá a una sala de proyección, donde tomarán asiento con la distancia debida. No obstante, uno de sus seis miembros, el iraní Mohammad Rasoulof, triunfador en 2020, deberá ver las cintas en Teherán, donde el gobierno mantiene al director disidente bajo arresto domiciliario.

En su 71ª edición, el primer gran festival del año en Europa se redujo de 10 a cinco días, pero tiene previsto celebrar una segunda parte abierta al público en junio, principalmente con pases al aire libre.

Una película de policías, de Alonso Ruizpalacios, es la única cinta de habla hispana en competición. El director mexicano volvió así a ser seleccionado en la máxima categoría de la Berlinale, tres años después de Museo, con la que se llevó el premio al mejor guión.

Esta vez, se trata de una película original de Netflix, que sus productores presentan como un «experimento documental y narrativo» y que denuncia el sistema «disfuncional» de la policía en México. Está protagonizada por Mónica del Carmen y Raúl Briones.

Premio de interpretación «sin género»

Destacan además los largometrajes Petite Maman, de la francesa Céline Sciamma, premiada en Cannes por su exitoso Retrato de una mujer en llamas, así como el nuevo trabajo de la alemana Maria Schrader, detrás de la serie Unorthodox, y el debut como director del actor hispano-alemán Daniel Brühl (Good bye, Lenin).

El rumano Radu Jude, recompensado en 2015 por Aferim, regresa a la competición con Bad Luck Banging or Looney Porn sobre una profesora filmada en una sextape que se extiende en internet.

Todos los filmes en liza para suceder a There is no evil, de Rasoulof, fueron rodados o finalizados durante la pandemia, lo que dio lugar a «películas muy personales», según el director artístico del festival, Carlo Chatrian.

«Todos hablan de la incertidumbre en la que vivimos» y «la sensación de temor es omnipresente», añadió.

Por primera vez, este festival de fuerte carácter social atribuirá un premio de interpretación «sin género», en lugar de las recompensas al mejor actor y actriz, una primicia entre los grandes certámenes internacionales.

Al margen de la carrera por el Oso de Oro, que será anunciado el viernes, se estrenará el documental Tina, de la cadena HBO, sobre la cantante Tina Turner.

Entusiasmarse desde casa

En la sección Panorama, el documental brasileño A Última Floresta, de Luiz Bolognesi, ofrecerá un retrato de los indígenas Yanomami en la Amazonía, mientras que el mexicano Carlos Alfonso Corral presentará Dirty Feathers.

Dos películas argentinas fueron seleccionadas en la sección Forum, Esquí y Qué será del verano.

La Berlinale sigue así el ejemplo de citas como la de Toronto, que se realizó principalmente en línea. La edición 2021 de Sundance (Estados Unidos) combinó ese formato con proyecciones en autocines y pequeñas salas independientes.

Por su parte, el Festival de Cannes, anulado el año pasado, sigue apostando por una edición presencial, pero retrasó las fechas, de mayo a julio. Aun así, el mayor certamen de cine del mundo no excluye un nuevo aplazamiento si no se reúnen las condiciones sanitarias.

Los festivales están «experimentando» con los formatos mientras dura la pandemia, dijo a la AFP Scott Roxborough, director para Europa de la revista The Hollywood Reporter, escéptico con la apuesta virtual.

«El peligro es que ni siquiera los críticos se entusiasmen viendo películas desde casa», anticipa de cara a la Berlinale.

Comparte y opina:

Un solista para un espectador, la receta de una orquesta suiza en la pandemia

Una actuación de 10 minutos, de la que el espectador solo conoce la fecha, la hora y el lugar. La obra y el intérprete se mantienen en secreto hasta el momento mismo.

Foto: AFP

Por AFP

/ 28 de febrero de 2021 / 09:24

Frente al cierre de las salas de conciertos por la pandemia del coronavirus, los músicos de una prestigiosa orquesta suiza han optado por una solución original: un solista para un único espectador, sentado a unos metros de distancia.

Nunca la música de cámara fue tan intimista. La experiencia ofrecida a los melómanos, privados de conciertos por las medidas de confinamiento, no puede ser más entrañable.

La Orquesta de la Suiza Romanda (la parte francófona) da conciertos por toda Ginebra, en floristerías, comercios y hasta antiguos edificios industriales.

Una actuación de 10 minutos, de la que el espectador solo conoce la fecha, la hora y el lugar. La obra y el intérprete se mantienen en secreto hasta el momento mismo.

Fue así como Filipe De Figueiredo acabó en una galería de una isla del Ródano, escuchando a Verena Schweizer interpretar una sonata de Johann Sebastian Bach en su viola.

«Es casi un poco intimidante estar frente al músico, no solo lo escuchas sino que ves de muy cerca lo que hace y por eso es una experiencia muy agradable», afirma De Figueiredo a la AFP después del concierto.

Una experiencia inédita para el espectador, pero también para la música, integrante de la orquesta desde 1998, que ha tenido que adaptar su forma de prepararse.

«Es un momento extraordinario para nosotros porque compartimos un instante muy íntimo con una persona a la que ni siquiera conocemos y es muy intenso, sí muy especial», reconoce.

«Hay gente que se emociona mucho, casi todos, y eso también es gratificante para nosotros porque son reacciones que normalmente no tenemos, el público (suele ser) anónimo».

Emoción a raudales

La Orquesta de la Suiza Romanda fue fundada en 1918 por Ernest Ansermet, quien fue su director hasta 1967. Cuenta con 112 músicos permanentes.

Ha actuado en Berlín, Londres, París, Viena, Moscú, Tokio, Pekín, Bombay, Nueva York, San Francisco y Buenos Aires.

Pero ahora, los músicos invitan al espectador a un viaje musical en solitario.

«Tenemos todo tipo de reacciones, hay gente que (…) se va del concierto sin decir una palabra, llenos de emoción, otros que por el contrario quieren compartir este momento con los músicos y charlan con ellos unos minutos sobre lo que acaban de escuchar, sobre la vida actual de los músicos y las dificultades» de este periodo, explica Steve Roger, director general de la orquesta.

En cuanto al público, «hay tanto suscriptores que se han precipitado en internet para asegurarse de poder asistir, y gente que no acostumbra a ir a conciertos», añade.

El experimento, que además es gratuito, podría prolongarse por un tiempo.

El gobierno federal suizo anunció el miércoles el primer aligeramiento de las nuevas medidas de confinamiento impuestas hace más de un mes para intentar controlar una fuerte ola de contagios.

Si todo va bien y logra controlar las variantes del coronavirus, el gobierno federal ha prometido nuevas medidas de flexibilización para el 22 de marzo. Si es así en esa fecha la orquesta podría volver a actuar frente a un grupo limitado de espectadores.

Verena Schweizer añora los sonidos de una gran audiencia, los aplausos, los susurros, el chirriar de los sillones. Pero descubrió otra aventura actuando en solitario.

En este cara a cara musical, dice, ambas partes deben acomodarse y después «encontrar una calma, un silencio que abra los oídos para que estén listos» para escuchar.

Solo entonces puede comenzar el concierto.

Comparte y opina:

Sacha Baron Cohen, el rey de la provocación, al asalto de los Globos de Oro

Y puede ser una noche de doblete para Baron Cohen, quien también compite en los Globos de Oro como mejor actor de reparto por El juicio de los 7 de Chicago, un drama dirigido por Aaron Sorkin lanzado en Netflix el año pasado.

Fotos: AFP

Por AFP

/ 28 de febrero de 2021 / 09:22

Catorce años después de ganar el Globo de Oro a mejor actor por Borat, Sacha Baron Cohen regresa a la ceremonia con dos nominaciones sin haber perdido sus marcas distintivas: el gusto por la provocación y el interés por denunciar prejuicios.

La continuación de las aventuras del ahora legendario reportero kazajo en mankini, un bikini con tiradores, Borat Subsequent Moviefilm (Borat, siguiente película documental), lanzada en Amazon Prime Video el año pasado, podría otorgarle el premio al mejor actor este domingo.

(FILES) In this file photo a person wearing a mask walks past a bus stop ad on 5th Avenue, October 15, 2020, for the upcoming movie «Borat 2,» featuring actor Sacha Baron Cohen, ahead of its release on October 23. – From a tracksuited rapper to a bumbling Kazakh TV reporter in a green mankini, Sacha Baron Cohen has made his name with outrageous characters who expose real people’s prejudices and hypocrisy. On Sunday, February 28, Baron Cohen’s wild portrayal of the journalist Borat could win him a Golden Globe — but he could also take home a statuette for his work in a more serious role, as US political activist Abbie Hoffman in «The Trial of the Chicago 7». (Photo by TIMOTHY A. CLARY / AFP)

Y puede ser una noche de doblete para Baron Cohen, quien también compite en los Globos de Oro como mejor actor de reparto por El juicio de los 7 de Chicago, un drama dirigido por Aaron Sorkin lanzado en Netflix el año pasado.

La película cuenta la historia real de siete estadounidenses acusados de incitar a una revuelta en 1968 después del fracaso de una protesta por la paz.

Con ambas nominaciones, Hollywood reconoce una carrera que estalló en 2006 con las payasadas de Borat, para la cual Baron Cohen no tuvo reparos en posar en la playa del festival de cine de Cannes con un diminuto traje de baño verde que dejó poco librado a la imaginación.

Vulgar para algunos, brillante para otros, la primera entrega de las andanzas de Borat, un kazajo sexista, antisemita y homofóbico, lo lleva de Kazajistán a Estados Unidos, el «país más grandioso en el mundo» en un choque cultural desopilante.

«Democracia en peligro»

En una entrevista con la revista Rolling Stone, Baron Cohen explicó que la película en realidad se burlaba de «la gente que cree que existe el Kazajstán que estoy describiendo».

Kazajistán, que prohibió la distribución del film, furioso por la imagen atrasada del país que transmite, finalmente aprovechó la popularidad de Borat utilizando su conocida expresión Very nice! (¡Muy bien!) en una campaña de promoción turística.

En la secuela, Baron Cohen vuelve a ponerse en la piel del reportero kazajo de bigote de viaje por Estados Unidos, ahora en tiempos de COVID-19 y elección presidencial.

En un mitin a favor de las armas, se hace pasar por cantante y alienta a la audiencia a cantar una canción que invita a inyectar «la gripe de Wuhan» al expresidente de Estados Unidos Barack Obama. Pero debe huir cuando la multitud descubre quién es en realidad.

«Estábamos rodeados por un montón de gente, una turba enfurecida con armas», contó a la radio pública NPR. «No puedo hacer esto de nuevo (…) en algún momento, tu suerte se acaba».

La película también muestra al abogado de Trump y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, aparentemente metiéndose la mano en los pantalones en una habitación de hotel, después de ser entrevistado por la hija de Borat.

Giuliani, ajeno a las cámaras ocultas, insistió en que se estaba acomodando la camisa.

Baron Cohen le dijo a NPR que revivió a Borat en un intento por influir de alguna manera en las elecciones presidenciales de 2020 contra Trump.

«Sentimos que teníamos que hacer algo, sentimos que la democracia estaba en peligro real», dijo.

La cinta también compite por un Globo de Oro en las categorías de mejor comedia y mejor actriz de comedia para Maria Bakalova.

«Farsante»

El personaje de Borat está a miles de kilómetros del entorno social en el que creció este hombre de cabellera negra y figura esbelta.

Criado en una familia judía en Londres por un padre que dirigía tiendas de ropa, se educó en escuelas privadas y luego estudió historia en la prestigiosa Universidad de Cambridge, donde integró el club de teatro Footlights, que lanzó estrellas como Hugh Laurie y miembros de Monty Python.

Fue visto en parodias en el canal británico Paramount Comedy, con su personaje Ali G, un aspirante a rapero de una pequeña ciudad inglesa, que tenía su propio programa, Da Ali G Show, transmitido desde 2000 en el Canal 4 británico.

Entrevistó a políticos y otras personalidades convencido de que eran entrevistas reales, haciéndoles preguntas cada vez más atrevidas.

Allí interpretó a Borat y a Brüno, un alegre y exuberante fashionista austriaco. Ali G tuvo su película en 2002, antes que Borat en 2006 y luego Brüno, en 2009.

El programa convirtió a Baron Cohen en una estrella en el Reino Unido. El príncipe Guillermo incluso reveló que él y su hermano Enrique le enseñaron a su bisabuela, la Reina Madre, a imitar a Ali G chasqueando los dedos y diciendo su clásico Respec, episodios transmitidos en Estados Unidos por HBO.

Entre los entrevistados estaba Trump, quien el año pasado llamó a Baron Cohen «un farsante», y agregó: «No lo encuentro gracioso».

Comparte y opina:

Últimas Noticias