La Revista

lunes 21 jun 2021 | Actualizado a 18:21

Paul McCartney habría cobrado 1 millón de dólares por actuar en un evento de inversores

El músico fue invitado junto a Carrie Underwood al evento anual de inversores de la firma Baron Capital.

/ 11 de noviembre de 2014 / 19:54

El cantante Paul McCartney actuó por sorpresa en la Ópera Metropolitana de Nueva York el pasado viernes y dejó encandilados a los 4.000 asistentes que allí se dieron cita con motivo del evento que celebra cada año Ron Baron -fundador de la firma de inversión Baron Capital-, que contó también con la cantante de country Carrie Underwood.

«Habrá costado 2 millones de dólares (1,6 millones de euros) tener a McCartney y a Underwood, y eso antes de pagar a los músicos que los acompañan», reveló una fuente al periódico New York Post.

Paul cantó varios temas durante la velada, dejando para el final una interpretación repleta de energía del clásico de los Beatles ‘Hey Jude’, que fue coreada por todos los asistentes.

«Todo el evento ha sido pagado por Baron Capital. Ha sido fabuloso. Paul McCartney llevó a cabo una gran actuación. Todo el mundo se puso en pie», reveló un portavoz de la empresa, que se cuidó mucho de desvelar cuánto había pagado la firma por contratar las dos actuaciones.

Además, Vanessa Williams y sus compañeros de ‘Show Boat’ pusieron en escena partes del musical para regocijo de la audiencia.

Cada año Baron trata de mantener en secreto las actuaciones musicales que tendrán lugar en la conferencia hasta que los artistas se suben al escenario.

En años anteriores, Diana Ross, Sting, Celine Dion, Lionel Richie, Elton John, Sheryl Crow y Barbra Streisand han sido los encargados de amenizar el exclusivo evento.

Comparte y opina:

Enrico Casarosa dirige ‘Luca’: ‘La amistad nos permite ser vulnerables, ser nosotros mismos’

Los actores Jacob Tremblay, Jack Dylan Grazer, Maya Rudolph, Emma Berman, Jim Gaffigan y Marco Barricelli forman el extraordinario reparto de voces en la versión original de la película.

Luca, película de Disney.

Por Europa Press

/ 21 de junio de 2021 / 18:08

Enrico Casarosa se estrena en la dirección de largometrajes con Luca, una divertida y conmovedora historia sobre la amistad. La nueva película de Disney-Pixar se estrenó este viernes 18 de junio en Disney+, sin coste adicional.

En una entrevista concedida a Europa Press junto a la productora Andrea Warren, el cineasta italiano asegura que dirigir esta primera película de animación conllevó grandes desafíos, pero también le sirvió para aprender y crecer profesionalmente.

«Hubo muchos retos, mucho aprendizaje y mucho crecimiento. Esa fue la parte maravillosa. Pero, por supuesto, algunos días piensas en lo difícil que es», afirma.

Andrea Warren recuerda el duro trabajo que supuso encontrar el reparto de voces perfecto para la cinta. «Sabíamos que los personajes principales eran niños, y que sería un gran reto. Hicimos audiciones con más de 1.200 niños y conseguimos a tres fantásticos actores. Disfrutamos mucho trabajando con ellos y nos encanta el espíritu que aportaron a sus personajes. Su naturalidad fue maravillosa», cuenta la productora.

Luca está ambientada en un precioso pueblo costero de la Riviera italiana y cuenta la historia de un niño que vive un verano inolvidable lleno de helados, pasta e infinitos paseos en scooter. Luca comparte estas aventuras con su nuevo mejor amigo, pero toda la diversión se ve amenazada por un secreto muy profundo: son monstruos marinos de otro mundo que viven justo debajo de la superficie del agua.

La película es un proyecto muy personal para Enrico Casarosa y, sobre todo, es un canto a la amistad. «Los amigos son este impulso maravilloso que tenemos en el mundo. Nos permiten ser nosotros mismos, ser vulnerables. Eso me encanta», señala el director.

Los actores Jacob Tremblay, Jack Dylan Grazer, Maya Rudolph, Emma Berman, Jim Gaffigan y Marco Barricelli forman el extraordinario reparto de voces en la versión original de la película.

Comparte y opina:

Carrie Fisher, Macaulay Culkin o Norman Reedus entre las nuevas estrellas del Paseo de la Fama

En la categoría de cine se ha elegido a Francis Ford Coppola, Macaulay Culkin, Willem Dafoe, Salma Hayek, James Hong, Helen Hunt, Michael B. Jordan, Regina King, Ray Liotta, Ewan McGregor, Adam McKay, Jason Momoa y Tessa Thompson.

La actriz mexicana Salma Hayek. Foto: www.independent.co.uk

Por AFP

/ 21 de junio de 2021 / 17:45

El Paseo de la Fama contará con nuevas incorporaciones. La Cámara de Comercio de Hollywood ha anunciado el nombre de los artistas que tendrán su estrella en 2022, una extensa lista que incluye personalidades del cine, la televisión, la música, la radio, el teatro y los deportes.

«El Panel de Selección del Paseo de la Fama se complace en anunciar a los 38 nuevos homenajeados en el Paseo de la Fama de Hollywood. El Panel de Selección, formado por compañeros del Paseo de la Fama, elige a un grupo de homenajeados cada año que representan varios géneros del mundo del entretenimiento», dijo la institución en un comunicado.

«El Panel hizo un trabajo increíble al elegir a estas personas talentosas. Estamos ansiosos por ver la reacción de cada homenajeado cuando se enteren de que se están convirtiendo en parte de la historia de Hollywood con la presentación de su estrella en el paseo más famoso del mundo», agregó.

En la categoría de cine se ha elegido a Francis Ford Coppola, Macaulay Culkin, Willem Dafoe, Salma Hayek, James Hong, Helen Hunt, Michael B. Jordan, Regina King, Ray Liotta, Ewan McGregor, Adam McKay, Jason Momoa y Tessa Thompson. Además, Carrie Fisher también recibirá el homenaje a título póstumo.

Byron Allen, Greg Berlanti, Ricky Gervais, Peter Krause, Robert Odenkirk, Holly Robinson-Peete, Norman Reedus, Tracee Ellis Ross, Jean Smart, Ming-Na Weny y Kenan Thompson son los seleccionados por su trabajo en televisión.

En el terreno musical los homenajeados serán Black Eyed Peas, George E. Clinton Jr., Ashanti Douglas, DJ Khaled, Avril Lavigne, Los Huracanes Del Norte, Martha Reeves y Ermias. Nipsey Hussle recibirá su estrella a título póstumo.

Patti Lupone, Marilyn McCoo & Billy Davis, Jr. y Angelica Vale se incorporarán al Paseo de la Fama por su labor en el teatro, mientras que Richard Blade y Michael Strahan lo harán por su trabajo en la radio y el deporte respectivamente.

Aún no se han programado las fechas en las que se llevarán a cabo estas ceremonias, pero según el comunicado de prensa de la Cámara de Comercio de Hollywood «los destinatarios tienen dos años para programar las ceremonias de entrega de estrellas a partir de la fecha de selección».

Comparte y opina:

¿Ejecutado por error? Un film busca que Biden actúe contra la pena de muerte

The Phantom (El fantasma) se estrenará el 2 de julio

El fantasma, de Patrick Forbes.

Por AFP

/ 21 de junio de 2021 / 14:53

Carlos DeLuna murió por inyección letal en Texas en 1989. Ahora, Patrick Forbes espera que su documental The Phantom (El fantasma) impulse al presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, a actuar contra la pena de muerte gracias a un poderoso mensaje: «Un hombre inocente fue ejecutado».

El largometraje, que se estrenará el 2 de julio, analiza detalladamente la muerte de Wanda López, asesinada a puñaladas una noche de febrero de 1983 mientras trabajaba como cajera en una gasolinera de Corpus Christi, Texas, en el sur de EEUU.

Justo antes de morir, la joven había llamado a la policía para describir a un hombre sospechoso.

Este documental, una minuciosa y escalofriante reconstrucción del crimen, comienza con una grabación de las últimas palabras de López: «¿Lo quieres? Yo te lo doy. Yo te lo doy. No te voy a hacer nada. Por favor».

La policía, que llegó demasiado tarde para salvar a López, salió a perseguir a un hombre que testigos habían visto huir a pie. Cuarenta minutos después detuvieron a DeLuna, un joven de 20 años con un largo historial criminal. Estaba escondido debajo de un auto.

Convencidos de haber encontrado al asesino de López, los investigadores dieron por terminada la búsqueda, incluso cuando DeLuna clamó su inocencia y no le encontraron ningún rastro de sangre.

Durante su juicio, DeLuna alegó que había huido por temor a ser culpado y que, de hecho, conocía al culpable: un tal Carlos Hernández a quien había conocido en prisión.

Sin embargo, cuando los investigadores le mostraron fotos de hombres con ese nombre, DeLuna no pudo identificar a Carlos Hernández. Algunas mentiras que dijo durante el juicio socavaron aún más su credibilidad.

El fiscal insistió en que Carlos Hernández era un «fantasma» fruto de la imaginación de DeLuna, quien fue declarado culpable y posteriormente condenado a muerte. Después de que todas sus apelaciones fracasaron, DeLuna fue ejecutado el 17 de diciembre de 1989.

A partir de entonces, «la verdad se fue filtrando lentamente», dijo a la AFP Forbes, un cinesasta británico que en 2011 hizo «Historias verdaderas: WikiLeaks – Secretos y mentiras».

En 2004, intrigado por el caso, un profesor de derecho de la Universidad de Columbia, James Liebman, inició una investigación propia con la ayuda de sus estudiantes y un detective privado.

Rápidamente descubrieron que Carlos Hernández era una persona real. Había muerto en prisión en 1999 mientras cumplía una condena por atacar a una mujer con un cuchillo, una de las varias veces que lo arrestaron mientras portaba una arma blanca. Y además tenía un parecido físico asombroso con DeLuna.

En 2012, Liebman y sus estudiantes publicaron un artículo muy pormenorizado en una respetada revista de derecho titulado Los Tocayos Carlos: una anatomía de una ejecución ilícita, que sería luego la base de la película de Forbes.

Forbes insistió, sin embargo, en que comenzó su proyecto sin ninguna opinión preconcebida del caso. «Esta película tendría fallas fatales, si fuera puramente propaganda contra la pena de muerte», declaró.

Metódicamente, Forbes localizó a figuras clave en el caso, no solo policías, fiscales, abogados y testigos, sino también a algunas de las mujeres víctimas de la violencia de Hernández que, años después, siguen traumatizadas.

Una de ellas le dijo a Forbes que Hernández se había jactado de haber matado a Wanda López y haberse salido con la suya gracias a su «tocayo».

Todos los errores

Forbes siente que llegó a la verdad: «Es horrible, pero es muy humano: la gente comete errores». Y en este caso «se cometieron todos los errores que podrían haberse cometido», sostuvo.

Pero, según él, son parte de un sistema legal que no da igualdad de oportunidades a los pobres y las minorías.

«El perpetrador de este crimen es un hispano pobre, el tipo inocente que fue ejecutado es un hispano pobre, a ninguno de ellos se le iba a tratar con justicia», afirmó.

Forbes espera que su película no solo ayude, tardíamente, a limpiar el nombre de DeLuna, sino que también genere un cambio mayor.

Es por eso que aceptó que «The Phantom» se use en apoyo de una petición que exige que Biden conmute las penas de muerte de todo reo en penitenciarías federales.

Durante la campaña de las primarias demócratas el año pasado, Biden dijo que se oponía a la pena de muerte.

Pero desde que asumió el cargo en enero no ha tomado ninguna decisión al respecto. Y el Departamento de Justicia recientemente abogó por la pena de muerte para uno de los dos hombres detrás del atentado con bomba cometido en la Maratón de Boston de 2013.

Forbes espera que poner el foco en el caso DeLuna empuje a Biden a actuar. «¿No sería fantástico», se preguntó, «si esta película realmente resultara en algún cambio concreto?»

Comparte y opina:

‘La Serpiente’ Charles Sobhraj ya no mata pero todavía atormenta Asia

Desde su celda, la "Serpiente" vendió su historia por unos miles de dólares y una editorial envió a los periodistas a Nueva Delhi. Se publicó un best-seller y se estrenó una serie.

Charles Sobhraj

Por AFP

/ 21 de junio de 2021 / 11:02

Casi medio siglo después de sembrar pánico entre los mochileros de Asia en la ‘ruta hippie’, el asesino francés Charles Sobhraj, el protagonista de la miniserie La Serpiente, todavía atormenta a quienes se cruzaron en su camino.

Tiene 77 años y está encarcelado desde 2003 en régimen de aislamiento en una prisión de Katmandú, donde fue condenado a cadena perpetua por dos asesinatos.

Se sospecha que la «Serpiente» está implicado en más de 12 crímenes en Tailandia, India y Nepal.

Solía actuar de la misma manera: seducía, drogaba, mataba y robaba a sus víctimas, todos ellos jóvenes viajeros en busca de espiritualidad en la «ruta hippie».

Tres personas que lo conocieron en ese momento lo describen como un «estafador, seductor, ladrón de turistas», pero también un «asesino diabólico».

La vecina

Cuando Nadine Gires fue invitada en 2019 a Bangkok para rodar la serie coproducida por la BBC y Netflix, el pasado resurgió en una fracción de segundo.

El actor francés Tahar Rahim, que interpreta a Sobhraj, llegó al plató y los recuerdos volvieron a atormentarla.

«Estaba paralizada. Pensé que se había escapado de prisión, que volvía para hacer el mal (…) todo volvió: la ira, el miedo».

Octubre de 1975: Sobhraj, de origen indio y vietnamita, llega a Bangkok con su pareja canadiense y un secuaz que conoció en India, implicado más tarde en los crímenes.

Nadine, una francesa de 22 años, vive en el mismo edificio, cerca del famoso barrio de Patpong.

El hombre asegura que es un comerciante de piedras preciosas: «Era culto, cortés. No tardaron en frecuentarse como vecinos».

Pero surgieron dudas. «Muchas de las personas que vivían en su casa se enfermaban. Le dije a Charles bromeando: ‘Los estás hechizando'».

En ocasiones Nadine escucha gemidos. «Nos parecía extraño pero ¿cómo podíamos imaginar semejante conspiración?»

En la Navidad de 1975, la vida de la joven da un vuelco cuando un francés, alojado por Charles, que se acaba de ir de viaje, la deja entrar en el apartamento y le muestra una caja fuerte llena de pasaportes falsificados. «Me dijo: ‘los envenena para robarlos’. Estaba aterrorizado».

Nadine asume entonces el papel de justiciera contra este «estafador, seductor, ladrón de turistas, pero también asesino diabólico».

Monta un dosier junto con el diplomático holandés Herman Knippenberg. Incluso registra el apartamento y se lleva indicios.

Marzo de 1976: Charles regresa sin avisar a Bangkok. «En el vestíbulo de un hotel alguien me da una palmada en el hombro. Era él», cuenta Nadine que vive entonces «los momentos más terroríficos de su vida».

Para no despertar sospechas, acepta que la acompañe.

«Mi corazón latía a 100.000. No se dio cuenta de nada. Me lo volví a encontrar varias veces y luego desapareció».

Hoy no pasa un día sin que Nadine piense en la Serpiente. El equipo de la serie la invitó a Londres para que les ayudara con el guión.

Casi medio siglo después, el miedo sigue atenazando a esta mujer, que dirige un hotel en Tailandia. «Imaginar que pueda quedar en libertad me aterroriza. ¿Qué podría hacer ahora que sabe que yo lo sabía?»

El policía

«No es un héroe, solo un criminal común». El policía tailandés Sompol Suthimai, de 90 años, no ha olvidado a la «Serpiente», «el caso más interesante» de su carrera.

En la primavera de 1976, este empleado de Interpol estaba de vacaciones cuando el periódico Bangkok Post publicó fotos de turistas asesinados.

«Me dije: es una broma (…) Cómo han podido matar a tanta gente sin que estemos al corriente».

Regresó precipitadamente a Bangkok y se reunió con Knippenberg, el diplomático que llevó a cabo la investigación con Nadine Gires.

Este último, que ya ha alertado sin éxito a la policía tailandesa, desconfía. Pero acaba transmitiendo a Sompol las decenas de documentos que juntó con Nadine: diarios, billetes de avión de las víctimas hallados en el apartamento.

Demasiado tarde. Sobhraj consiguió huir del país días antes.

Sompol emite una orden de detención internacional. La «Serpiente» fue detenido en Nueva Delhi en julio de 1976 después de haber drogado a un grupo de estudiantes.

Fue liberado en 1997 de las cárceles indias en las que pasó más de 20 años. Para esa fecha sus presuntos crímenes habían prescrito en Tailandia.

Regresó libre a Francia, donde vivió tranquilamente hasta 2003. Pero regresó a Nepal y allí se vio obligado a comparecer ante la justicia.

Sompol lamenta que el trabajo de la policía tailandesa «haya sido un desastre».

La escritora

Cuando, en julio de 1977, los periodistas australianos Julie Clarke y Richard Neville entrevistan a Sobhraj en la cárcel de India, no imaginan tener que «sumergirse profundamente en su mundo psicopático».

Desde su celda, la «Serpiente» vendió su historia por unos miles de dólares y una editorial envió a los periodistas a Nueva Delhi.

Neville pagó a los guardias para tener acceso regular al asesino, y estableció una relación extraña con él.

Les describe los asesinatos en detalle. «Despreciaba a los mochileros, pobres jóvenes drogadictos. Se veía como un héroe criminal de capa y espada», recuerda Julie Clarke.

Publicaron un bestseller, Tras las huellas de la Serpiente, en el que se inspiró la serie de BBC-Netflix.

Desde entonces Sobhraj niega los crímenes.

«Las supuestas revelaciones del libro son inventadas de cabo a cabo», asegura su abogada francesa, Isabelle Coutant-Peyre.

De los pocos meses en los que habló con el asesino, Julie Clarke guarda «un recuerdo traumático».

«Teníamos pesadillas. Desde la celda nos escribía cartas, dictaba órdenes».

Pero su magnetismo era «fascinante».

«Si fueras un joven viajero de la ruta hippie, ¿cómo no ibas a confiar en este hombre aficionado al budismo y al hinduismo, que incluía a Nietzche en las conversaciones y daba consejos para alojarse?»

También atraía a los mochileros hablándoles de piedras preciosas a buen precio que, una vez revendidas, les permitirían financiar el viaje.

Sobhraj sobrevivió, en prisión, a dos terremotos y a una operación a corazón abierto.

«Su resistencia es increíble», afirma suspirando Clarke. «Ganó la apuesta que le hizo a su madre: ‘morir viejo'».

Comparte y opina:

Tras acusaciones de acoso sexual, Plácido Domingo favorable a criticar el pasado ‘sin destruirlo’

En una investigación de Associated Press de 2019, Plácido Domingo fue acusado por una veintena de mujeres de acoso sexual.

Plácido Domingo: tenor español

Por AFP

/ 21 de junio de 2021 / 10:36

Casi dos años después de haber sido acusado de acoso sexual, cosa que siempre ha negado, Plácido Domingo defiende en una entrevista con la AFP que no es posible «reescribir el pasado», si bien se muestra favorable a «criticarlo, incluso con dureza».

El cantante español, de 80 años, considerado todavía por muchos como el «rey de la ópera», se halla en París por primera vez desde enero de 2019 para ofrecer un recital este lunes en la Sala Gaveau, tras haber cantado en los últimos meses en Moscú, Madrid y Múnich.

En una investigación de Associated Press de 2019, Plácido Domingo fue acusado por una veintena de mujeres de acoso sexual, concretamente de haberlas manoseado, besado a la fuerza o bien chantajeado, en sucesos que supuestamente tuvieron lugar a partir de finales de los años 1980 en Estados Unidos.

El escándalo provocó su dimisión del cargo de director de la Ópera de Los Ángeles y puso fin a su carrera en América del Norte.

Una investigación del AGMA, el principal sindicato de cantantes líricos en Estados Unidos, concluyó que Domingo había tenido un «comportamiento inapropiado».

El cantante, que no fue blanco de ninguna demanda judicial, presentó disculpas, pero negó los abusos sexuales.

Una etiqueta poco justa

«Han sido unos meses realmente difíciles, pero ya han pasado y estoy contento de haber vuelto a conectar con la prensa de una manera muy sincera. Me equivoqué al no hacerlo antes porque todo esto ha sido un juicio mediático y nada más», afirma Domingo a la AFP.

Si bien la entrevista tuvo lugar de manera presencial, las respuestas relacionadas con el acoso sexual fueron transmitidas a la AFP por escrito, a petición del equipo de comunicación del cantante.

Para Domingo la «etiqueta que (le) han cosido» es «injusta» y «sin fundamento».

Aunque estima no obstante que «hoy debemos mirar con ojos del presente los hechos del pasado porque es justo reflexionar para abrir el camino a una nueva sensibilidad y conciencia».

Pero «no podemos reescribir nuestro pasado. Debemos entenderlo en su contexto y criticarlo, incluso con dureza si es necesario, pero no tiene sentido destruirlo».

El cantante asegura que sigue «teniendo maravillosas ofertas de todo los teatros del mundo e incluso de Estados Unidos».

Pero asegura no querer «poner en dificultad a los teatros donde (ha) trabajado toda una vida». «Me fui de Los Ángeles precisamente porque la presión mediática sobre mi caso podría haber ahogado ‘mi’ teatro», añade.

En España, cuyo ministerio de Cultura anuló hace más de un año sus representaciones en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, acaba de sentir «la emoción más fuerte» de su vida durante un concierto en la capital, donde nació en 1941.

«Que un público te aplauda después de haber cantado unas romanzas, es natural, pero que salgas al escenario y todo el público de pie, te aplauda por ocho minutos sin parar, la verdad que es una emoción tremenda», recuerda.

Sin fecha de jubilación

Un año después de haber enfermado de covid, el cantante asegura que su trabajo es «más intenso todavía».

«Sueña» con volver a cantar en el Palacio Garnier de París, donde debutó, especialmente con la llegada del venezolano Gustavo Dudamel como director musical de la Ópera de la capital francesa y con quien trabajó en Los Ángeles.

Domingo es el cantante lírico de todos los récords: 151 roles, más de 4.000 representaciones, más de 100 álbumes y 103 llamamientos a saludar en 1986 con «Otello» de Verdi, su ópera preferida que ha cantado 225 veces.

Asegura que desconoce cuándo pondrá fin a su carrera.

«Tienes que saber si hay un momento en que dices +ya+», por ejemplo si la voz ya no «responde». Pero incluso en ese caso recuerda que también tiene «la dirección de orquesta» que «seguiría dirigiendo» si tuviera «la energía».

El cantante está convencido de que «la ópera es hoy más popular que nunca» con numerosos teatros líricos y voces excepcionales, y afirma haber tenido «suerte» de formar parte de los «Tres Tenores», el trío que formó con Luciano Pavarotti y Josep Carreras y que contribuyó a formar su aura de estrella mundial.

Pese a que se muestra preocupado por los efectos del parón de la pandemia en la carrera de los jóvenes talentos, Domingo, que en 1996 lanzó el prestigioso concurso internacional de canto lírico «Operalia», es «optimista» de cara al futuro.

La palabra final, no obstante, la tendrá siempre el público, que «tiene el oído y el ojo para decir que estos son los Pavarotti, Carreras, Domingos de mañana».

Comparte y opina: