La Revista

miércoles 27 oct 2021 | Actualizado a 19:15

Luis Quispe pretende romper el tabú sobre la hoja de coca con sus obras

El artista emplea una técnica que consiste en ir pegando las hojas sobre un lienzo para recrear rostros de personas.

/ 26 de noviembre de 2014 / 16:05

El artista boliviano Luis Quispe quiere romper el tabú de la hoja de coca con obras de arte en las que utiliza la «planta sagrada» para recrear los rostros de sus paisanos y reforzar así el concepto de identidad boliviana.

«La reputación de esta hoja es que con ella se hace droga, pero no quiere decir que hoja que agarres es hoja mala», explicó a Efe Quispe, quien en sus trabajos combina los tonos ocres con los verdes naturales de la hoja de coca.

Quispe, autor de más de trescientas obras elaboradas con coca, emplea una técnica que consiste en ir pegando las hojas sobre un lienzo para recrear rostros de personas.

Con estas obras, refirió, trata de innovar en el uso de esta hoja milenaria para hacer un «arte más profundo» que refleje e identifique a la gente y también demuestre que la hoja de coca «no es algo malo, es algo boliviano».

A medida que se superponen y combinan, las hojas se van transformando en la piel de los rostros avejentados de mirada melancólica que Quispe plasma en sus lienzos.

Según el artista, este «collage» «refleja la vida de los bolivianos», ya que cada rostro muestra las duras pruebas que debieron superar los indígenas o los mineros, colectivos que respetan esta hoja, porque les da «fuerza» para seguir trabajando.

«Sus ojos se me quedaban grabados, porque ves el sufrimiento y la fatiga de la clase de trabajo que hacen», comentó.

Además, el artista sostuvo que la teoría clásica del color es «algo que los conquistadores inculcaron y no es algo puro».

Por eso, Quispe prefiere utilizar, además de las hojas, pigmentos extraídos de la coca y solo utiliza óleo para resaltar los detalles de forma sutil.

«Cada hoja de coca es de un tono distinto y es tan natural que no voy buscando cómo implementarlo; simplemente, se va fusionando con los rostros de nuestra gente», aseguró Quispe.

El autor utiliza hojas de diferentes partes de Bolivia, pues las tonalidades difieren dependiendo del terreno en el que se cultiva la planta.

«Cada hoja de coca de cada lugar de Bolivia es distinta; por eso veo las tonalidades que se adecúen a la obra», explicó el artista.

Las principales áreas de cultivo de hoja de coca en Bolivia son la región central de Cochabamba y la zona subtropical de Yungas, en el andino oeste del país.

En algunos de sus cuadros, Quispe combina las hojas de coca con tejidos típicamente andinos como los coloridos aguayos, pero su trabajo ha ido evolucionando y hoy prefiere que toda la obra esté elaborada con coca.

El primer retrato que el artista «pintó» con esta técnica fue el del guerrillero argentino-cubano Ernesto «Che» Guevara.

La obra, realizada en el 2012, fue comprada por la embajadora de Venezuela en Bolivia.

«El presidente Evo Morales hizo una entrevista en televisión con la embajadora de Venezuela y vi mi obra colgada en el fondo: me sentí muy orgulloso», afirmó Quispe.

El artista ya ha expuesto en Bolivia en seis ocasiones y cobra por sus cuadros entre cien y 2.000 dólares (entre 80 y 1600 euros), según «el simbolismo» de cada lienzo.

Bolivia es, junto a Perú y Colombia, uno de los tres principales productores mundiales de hoja de coca, planta que contiene el alcaloide base para la elaboración de su derivado ilegal, la cocaína.

La planta tiene en el país andino reconocidos usos culturales ancestrales entre los que se incluyen aplicaciones medicinales y también se emplea en industrias de elaboración de alimentos, bebidas y cosméticos, pero un alto porcentaje de los cultivos son desviados al narcotráfico.

Naciones Unidas reconoció en el 2013 la tradición del mascado de coca o «acullicu» en Bolivia, aunque la hoja de coca sigue siendo una sustancia controlada dentro de la Convención Antinarcóticos de la ONU.

Comparte y opina:

Bebé foca recibe su primera clase de natación en un acuario japonés

El acuario Kaiyukan de Osaka publicó un video en su cuenta de Twitter, que ya tiene más de 2 millones de reproducciones y más de un millón de “likes”.

/ 27 de octubre de 2021 / 14:54

El acuario Kaiyukan de Osaka, en Japón, publicó en su cuenta de Twitter un video que causó emoción entre sus seguidores, por la forma de enseñanza a una bebé foca.

El video muestra cómo un cuidador introduce al animal en un recipiente con agua para que se acostumbre, poco a poco, al contacto con ella.

La escena publicada tiene una duración de 27 segundos, y muestra la primera clase de natación de la criatura recatada por el acuario japonés.

Comparte y opina:

Músicos presentan un concierto en homenaje al compositor Alberto Villalpando

El evento es organizado por la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) a través del Centro de la Revolución Cultural (CRC).

Foto: FCBCB

/ 27 de octubre de 2021 / 14:40

Con las obras de Javier Parrado, Julio Cabezas y Juan Siles, el piano de Mariana Alandia y la música de Cergio Prudencio y Eduardo Caba, se rendirá homenaje a Alberto Villalpando este 1 de noviembre a las 18.00 en el Ministerio de Relaciones Exteriores. El evento es organizado por la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia (FCBCB) a través del Centro de la Revolución Cultural (CRC).

“Hace unos meses los compositores fueron comisionados en el marco de un proyecto presentado por la pianista Mariana Alandia Navajas para escribir una obra con el único fin de enriquecer el repertorio boliviano actual. Ellos son parte de una generación que viene trabajando sin tregua desde hace 30 años en la depuración de sus respectivos lenguajes y maneras de entender el mundo”, dice Marianela España, gestora del CRC.

“El proyecto presentado por Alandia comprende el apoyo a la creación de nuevas partituras de cuatro compositores bolivianos y su registro audiovisual en cuanto a su interpretación, para que se conozca la trayectoria de los compositores y de esta manera rendir un homenaje a Villalpando”, señala.

El objetivo es reconocer la labor de compositores de alta talla. “Este concierto es un homenaje al compositor que transformó y modernizó la música boliviana del siglo XX, Alberto Villalpando (La Paz, 1940), uno de los compositores más destacados e internacionalmente conocidos de música contemporánea en Bolivia”, indica. “Es uno de los compositores con más aporte a la cultura boliviana”.

La pianista e investigadora Mariana Alandia Navajas realizará la interpretación de la sonata Nro 2 para piano de Alberto Villalpando; La Espiral en Hélice de Juan Siles para violín solo interpretada por el gran violinista venezolano David Núñez; Música electroacústica N.1 con timbre de piano escrita con el método diconsonante de Julio Cabezas; y Los signos Misteriosos de las Nubes y de Las Calles para piano de Javier Parrado.

“Estas obras de estreno absoluto serán parte del concierto junto a obras de Cergio Prudencio, Eduardo Caba y un anónimo paceño del s. XIX que conformarán un singular y hermoso panorama de la música boliviana”, afirma.

El ministerio se ubica en la plaza Murillo, calle Ingavi, esquina Junín.

Comparte y opina:

Feluval lanza ‘Luz natural’, su primer videoclip

Luz Natural, producida por Diego Clavijo (Clavixus) en Gravity Studios es una grabación de su primer material discográfico. El tema se estrenó hace unos meses y, en su primer día, alcanzó 1.000 reproducciones.

Por María José Richter

/ 27 de octubre de 2021 / 14:18

Lucía Fernanda Llano Vargas (1998), Feluval artísticamente y una emergente artista de 23 años, lanza Luz Natural, su primer videoclip. El trabajo, que se estrenó hoy, fue elaborado junto a Red Bolivia Lab.

Luz Natural, producida por Diego Clavijo (Clavixus) en Gravity Studios es una grabación de su primer material discográfico. El tema se estrenó hace unos meses y, en su primer día, alcanzó 1.000 reproducciones.

El tema se refiere “al nivel de amor que se carga es inexplicable, y cantar esa canción es algo semi-religioso para mí, porque cada vez que tengo la oportunidad de hacerlo, un pedazo de mi alma va pegado al tema. Poder compartirla finalmente me hace sentir plena, completa y con ganas de sacar el resto de canciones», cuenta su autora.

La dirección y guion del videoclip estuvo a cargo de la productora Viviana Saavedra, con el apoyo de Rodrigo Quiroga Castro en la dirección de fotografía, Marcos Rossel en el montaje y la asistencia de dirección, Gustavo Soto en la corrección de color, Claudia Saavedra y Jess Romero en la producción, Ximena Turin y Eduardo Espinoza en Arte, Nayara Clavijo en Maquillaje

https://www.youtube.com/watch?v=t6LKfEtzvyo es el link del video.

Comparte y opina:

La Fundación Patiño mantiene bibliotecas y realiza cambios en centros de documentación

Según adelantó la institución, se creará una nueva estrategia de manejo de documentación que permitirá un ordenamiento diferente de las obras existentes, pero siempre manteniendo las bibliotecas.

Foto: Fundación Patiño

/ 27 de octubre de 2021 / 13:45

Tras haber iniciado un proceso de transformación interna, la Fundación Patiño pasa por ajustes en sus repositorios: mantendrá “intacto” el funcionamiento de las bibliotecas en La Paz y Cochabamba y generará camios en los centros de documentación.

“Nuestra Fundación jamás dejará de promover la cultura y el cuidado de la producción intelectual del país. Es por ello que realiza ajustes necesarios que permitirán dar larga vida a las bibliotecas de la Fundación y así mantener las obras y el patrimonio”, dijo José Baudoin, director nacional de cultura de la Fundación I. Simón Patiño.

“Los cambios se deben a la difícil situación que puso a muchas entidades en el mundo la pandemia, pero no a una falta de compromiso con el país y su cultura”, explicó.

Según adelantó la institución, se creará una nueva estrategia de manejo de documentación que permitirá un ordenamiento diferente de las obras existentes, pero siempre manteniendo las bibliotecas.

Comparte y opina:

El breve y peligroso camino de las tortugas recién nacidas hacia el océano en Panamá

En Punta Chame, un balneario localizado a unos 100 km al norte de Ciudad de Panamá, Sofía cuida de los nidos con su madre, Pilar Crespo, y otros voluntarios.

Foto: Internet

/ 27 de octubre de 2021 / 13:05

Aunque las ayuda a salir del cascarón, Sofía sabe que las tortugas marinas recién nacidas deben deslizarse solas de la arena al mar. Así sabrán que nacieron en la playa panameña de Punta Chame, y volverán cuando deban reproducirse.

La temporada de eclosión empezó en septiembre y concluirá a finales de año. Sofía Bistrain, de 16 años, es voluntaria del vivero Tortubanks, donde ponen a buen recaudo los nidos de tortuga lora o golfina (Lepidochelys olivacea) que las madres depositan en las costas panameñas bañadas por el Pacífico.

En Punta Chame, un balneario localizado a unos 100 km al norte de Ciudad de Panamá, Sofía cuida de los nidos con su madre, Pilar Crespo, y otros voluntarios.

Desde mediados de año y hasta fines de agosto, las tortugas marinas llegan a Chame para anidar. Un voluntario la divisa y verifica el nido que la madre excavó en la arena y que luego cubrió, antes de volver al mar.

«Si la tortuga pone el nido en un lugar donde no está corriendo peligro, la marea no le va a hacer ningún tipo de daño, se deja completamente in situ y no se toca», explica Sofía.

Si corre peligro se traslada al vivero, una pequeña área cercada a pocos metros de la costa, entre la vegetación tropical, donde replican los nidos con agujeros en la arena para colocar los huevos que luego cubren y señalizan. Dos meses después, nacen las crías.

Protegerlas de depredadores

Sofía y Pilar se unieron a esta labor el año pasado tras el inicio de la pandemia. Su familia hizo el aislamiento en Chame, donde fueron testigos de la llegada de tortugas a la costa.

Este año levantaron un vivero en un terreno de la Universidad Tecnológica de Panamá. Participan también representantes del Ministerio de Ambiente y financistas particulares.

Tortubanks ha reubicado 23 nidos esta temporada, con unos 100 huevos cada uno. Cada nido tiene en la superficie una pequeña tabla con la fecha estimada de eclosión.

«El propósito es crear conciencia y trasladar los nidos para poder protegerlos de los depredadores naturales. Es muy común en el pueblo que las personas vengan en la noche a excavar los nidos para comerse los huevos o venderlos», comenta Pilar, también voluntaria de la organización ambientalista Ocean Soldiers.

La tortuga lora es una especie en «Condición Vulnerable», según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

De acuerdo con la ONG Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), solo una de cada 1.000 llega a adulta. La captura accidental durante la pesca o el acecho humano por sus huevos, carne o caparazón, complican su supervivencia.

Brújula de tortugas

Tras extraerlas una a una del nido, Sofía y su madre colocan las tortugas en un recipiente que llevan cuidadosamente a unos 10 metros de la orilla. Instintivamente, las crías apuntan su nariz en dirección al océano.

Voluntarios cercan un pequeño trecho en la costa y lo despejan. Por allí, las pequeñas tortugas se desplazan en masa como si el encantamiento de un flautista de Hamelín las llamara desde las profundidades del mar.

Algunos bañistas preguntan por qué no se les coloca directamente en el mar. Sofía les recuerda que es importante que las recién nacidas toquen la arena primero, como una forma de registro.

Estudios citados por las organizaciones Plastic Oceans y Sea Turtle Conservancy sugieren que, al nacer, las tortugas aprenden la «firma magnética» de su playa natal, sus coordenadas. Así, cuando las hembras lleguen a adultas y sean fecundadas, volverán a desovar al lugar donde nacieron.

Comparte y opina:

Últimas Noticias