La Revista

sábado 6 mar 2021 | Actualizado a 13:38

‘Nueva vida’: explorar esa distancia

Nueva vida narra el cotidiano de una pareja joven y de su hijo recién nacido.

/ 23 de agosto de 2015 / 06:03

Nueva vida, el más reciente cortometraje del realizador paceño Kiro Russo, acaba de recibir el premio especial del jurado en uno de los más prestigiosos festivales de cine mundial, el de Locarno. Premio que sin duda, se constituye como un hito para la historia del cine boliviano y que da cuenta de la buena salud de nuestro cine, sin necesidad de alfombras rojas ni enormes campañas publicitarias. Para este nuevo cortometraje y como se hace habitual en Russo, tuvo la colaboración de Pablo Paniagua en la fotografía y de Gilmar Gonzales en el diseño sonoro.

Nueva vida narra el cotidiano de una pareja joven y de su hijo recién nacido. Si bien todas las acciones  suceden dentro de la casa de la familia, la cámara de Paniagua se instala siempre en las afueras, como si se tratara de un vecino que se interesa por lo que pasa en el interior de la casa de los protagonistas. Sin embargo, la cámara que toma lugar en la lejanía se va acercando en cada plano gracias a la utilización de un zoom.

El cortometraje juega entonces a lograr un equilibrio entre la distancia impuesta por la cámara y que permite insertar a los personajes en un espacio mucho más amplio, pero a la vez, con el intento de llegar a entrar a cierto grado de intimidad de la pareja. 

Así, el uso particular de la cámara se convierte en la metáfora perfecta del espacio filmado por Russo, un barrio lleno de  edificios de departamentos. Espacio en donde la cercanía física con el otro se contrapone con la lejanía impuesta por medios arquitectónicos. Con este procedimiento, Russo no solo explora la relación de pareja y la del  recién nacido con sus padres, sino que también es un ensayo de  apropiación de las cualidades plásticas que el espacio filmado ofrece.

Comparte y opina:

Los amantes del cine retornan a las salas de Nueva York tras un año de pandemia

Los cines de la Gran Manzana reanudaron operaciones por primera vez desde el 17 de marzo del año pasado, cuando las autoridades decretaron su cierre a raíz del covid-19 que comenzaba entonces a devastar la ciudad.

Por AFP

/ 5 de marzo de 2021 / 19:03

La neoyorquina Cindy B. fue una de las primeras en la puerta del cine AMC Empire 25 en Times Square este viernes, cuando reabrieron las salas de cine de Nueva York un año después de ser cerradas abruptamente debido al coronavirus.

«Por Dios, estoy tan emocionada de estar de regreso. íNo estoy trabajando, así que preciso algo que hacer!», dijo a la AFP esta mujer de unos 60 años, antes de comprar una entrada para ver «Raya y el último dragón».

Los cines de la Gran Manzana reanudaron operaciones por primera vez desde el 17 de marzo del año pasado, cuando las autoridades decretaron su cierre a raíz del covid-19 que comenzaba entonces a devastar la ciudad.

El gobernador Andrew Cuomo anunció el mes pasado que los cines podrán operar a un 25% de capacidad -o un máximo de 50 personas por pantalla- a partir del 5 de marzo.

Ansiosa, Cindy llegó al cine a las 10h00 local, 30 minutos antes de que abrieran las puertas y una hora entera antes de que comenzara el filme.

«Soy fanática de las películas. Iba al cine una vez por semana, así que el año pasado casi me vuelvo loca», dijo esta mujer que no quiso revelar su apellido.

Pero no debía haberse preocupado tanto, ya que la sala, en tiempos normales repleta de turistas, estaba casi vacía.

«Creía que habría una larga fila. Pero supongo que mucha gente ya comenzó a trabajar», dijo Cindy.

El uso de mascarilla y la distancia social son obligatorias dentro de los cines. AMC ha instalado filtros de aire especiales y está desinfectando cada sala entre proyecciones.

Cindy dijo que no temía contagiarse el virus.

«Tengo dos mascarillas. Tengo pañuelos desinfectantes, tengo desinfectante de manos. íTengo todo!», afirmó.

Roy Evans fue otro de los que esperó afuera en esta fría mañana la apertura de las puertas del AMC Empire 25, desesperado por volver a tener la experiencia de una película en pantalla grande.

«El último año me lo pasé tirado en el sofá, en casa, mirando televisión», dijo a la AFP este hombre de 68 años.

«Está bueno levantarse de esa silla e ir a un cine de verdad», añadió Evans, que se disponía a ver «Judas y el mesías negro».

Liam Neeson – Thomas Levesque, de 28 años, coincidió. «Netflix es cool y todo pero no tiene esa atmósfera del cine y mi televisión no es tampoco una inmensa pantalla plana», dijo.

La reapertura parcial de uno de los mayores mercados de cine de Estados Unidos, cuando las salas de Los Ángeles permanecen cerradas, otorga cierto alivio a una industria muy golpeada por el virus.

El actor Liam Neeson tenía previsto agradecer en persona a quienes acudieran a una sala de Manhattan esta tarde.

AMC, que requirió fondos de emergencia por casi 1.000 millones de dólares para evitar la bancarrota, está reabriendo sus 13 complejos multisalas en Nueva York.

Sin embargo, los dueños de cines más pequeños, independientes, aseguran que no es negocio abrir aún las salas.

«A una capacidad de 25%, es un desafío», dijo Andrew Elgart, que abrirá de manera progresiva sus salas en Brooklyn y Queens más tarde este mes.

La reapertura tiene lugar en momentos en que las autoridades flexibilizan gradualmente las restricciones en Nueva York, donde el virus ha matado a más de 29.000 personas.

Madison Square Garden dio la bienvenida la semana pasada a fans de la NBA y la NHL, mientras los teatros de Broadway y las salas de concierto podrán reabrir con capacidad limitada el 2 de abril.

«Este es definitivamente un paso hacia el retorno a la normalidad», dijo Cindy antes de sentarse en la sala.

Comparte y opina:

Donato Espinoza: ‘La preservación y el respeto a los instrumentos es esencial’

Durante la cuarentena, el charanguista potosino trabajó en su nuevo disco, 'Por fin', que saldrá pronto.

El maestro del charango Donato Espinoza en La Razón Radio. Foto: Óscar Capriles

/ 5 de marzo de 2021 / 12:19

El rasgueo de Donato Espinoza, el “maestro del charango”, animó la mañana del viernes en La Razón Radio, dirigido por los periodistas Rubén Atahuichi y Jorge Castel. El músico aprovechó la ocasión para recordar su trayectoria, opinar sobre el folklore actual y compartir algunos temas.

“Espinoza fue uno de los primeros en darle vida electrónica al charango y causó polémica”, dijo Castel para invitarlo a contar su historia.

“Tuve la oportunidad de conocer, en Europa, un luthier que hacía instrumentos. Uno de ellos, en Alemania, hacía charangos y mandolinas. Al terminar de construir una mandolina, el señor puso un micrófono a la mandolina, luego probamos con un charango, y de ahí viene la idea”.

Al llegar a La Paz, en los ‘80,  junto a Juan Achá, constructor de charangos, Espinoza instaló el micrófono en su instrumento. En un festival en la Casa de la Cultura presentó Espinoza su charango electroacústico en medio de polémicas: algunos charanguistas, como Alejandro Cámara, cuestionaron el uso de la tecnología en el instrumento musical boliviano.

En medio de su relato, el compositor de grandes éxitos como Atardecer y Presentimiento, junto a su charango Achá, tocó la cueca Lejos de ti.

Recuerdos

“¿Cómo llegó a Savia Andina?”, preguntó Atahuichi.

“Tuve que escoger entre irme a Buenos Aires y quedarme para estar con Savia Andina. Me fui a estudiar, a aprender, y tres años más tarde me recibieron”.

Con el grupo grabaron, a partir de entonces, más de 10 discos. Espinoza también se ocupó, en algunas ocasiones, de la producción.

Formó parte de Savia Andina durante 16 años. “Luego tuve mucho trabajo con la productora y tuve que dejarlo. Hoy los voy a ver al teatro”, contó.

Nuevos talentos

“¿Cómo ve a los nuevos charanguistas, qué les está faltando? ¿Hay talentos jóvenes que llegan a su estudio?”, preguntó Castel. “Estamos en buen camino. Le damos mucha más importancia a la interpretación. Hay chicos muy prometedores”.

Los festivales de Aiquile, señaló Espinoza, promueven mucho a los nuevos talentos. Él fue, en su momento, el primer ganador de este evento.

“Tenemos que forjar en La Paz estos festivales. Tenemos que reclamar a las alcaldías, al ministerio, a que tengan más empatía en promover y generar estos eventos. Hay gente muy talentosa, se necesitan los espacios correspondientes”, dijo.

“Además, la preservación y el respeto a los instrumentos es esencial. Hemos estado pisando en falso este tiempo. Es importante decir que el charango es boliviano, de Potosí. Una institución debería acercarse al ministerio y hacer las gestiones para establecer nuestros orígenes”.

“El gobierno actual y los nuevos alcaldes y gobernadores tienen que apoyar más. Tenemos que darle vida a la cultura, no puede ser que tengamos un solo edificio de ministerio de Culturas”, reclamó Espinoza.

Proyectos

“¿Cómo se está proyectando en la actualidad?”, preguntó Atahuichi para saltar a su carrera actual. “Desde el anteañopasado empecé a no escoger dónde voy a tocar, sino esperar a que la gente me pida y diga dónde”, contestó Espinoza.

“Así hemos empezado a tocar en barrios, en boliches pequeños, con buena aceptación y a la gente le gusta. Estuve tocando con Franz Valverde en la guitarra”, comentó en referencia su colega artista conocido por tocar la guitarra “muyu muyu”, dos guitarras en una sola que la voltea para producir sonidos diferentes.

“Me gusta tocar el charango barítono”, dijo, y volvió a tocar mientras Castel puso la voz a Charanguito, tema cochabambino: “Por esa ingrata, por su cariño/ me estoy muriendo/Tus cuerdas desafinadas/ suenan en mi corazón”.

Durante la pandemia, Espinoza produjo nuevas canciones relacionadas a los sentimientos que provocó el COVID-19. “También estuve trabajando en temas propios para un nuevo disco (Por fin) que saldrá pronto”.

Por ahora, Espinoza se resguarda en casa, donde produce música y recupera viejas composiciones. Antes de la pandemia había estado asistiendo a peñas y presentaciones de manera personal.

Donato Espinoza, nació en Potosí, en octubre del año 1962.  Estudió música en Bolivia y Argentina. Se inició en la Escuela Nacional de Folklore Mauro Núñez, estudió en el Conservatorio Nacional de Música y la Escuela Nacional de Folklore en Bolivia. Fue integrante de varios grupos, como Nayra, Lo Runas, Luz de Ande, Unaymanta, Savia Andina, entre otros. Incursionó también en el jazz grabando como solista una serie de discos. Hizo colaboraciones con distintos artistas.

Espinoza tocó el tema Trica de bailecitos para cerrar La Razón Radio, que se difunde de lunes a viernes entre las 08.00 y 10.00 a través de las plataformas digitales de La Razón.

Comparte y opina:

Tarija llora la muerte de Fidel Ayaviri, intérprete de la cueca ‘Mi palomita’

Muestras de tristeza y recuerdos fueron el homenaje para el vocalista, que falleció afectado por el COVID-19, a través de redes sociales.

Fidel Ayaviri, la primera voz del grupo Ay juna de Tarija. Foto: RRSS.

/ 4 de marzo de 2021 / 15:42

La música tarijeña está de luto; el miércoles, la primera voz del grupo Ay juna de Tarija, Fidel Ayaviri, falleció a causa del COVID-19. Varios artistas rindieron su homenaje al intérprete en sus redes sociales.

El folklore lo recordará por la interpretación de la cueca “Mi palomita”, de la autoría de Elías Dipp, un éxito del grupo en la voz del cantante de 34 años. En la plataforma YouTube el video suma 1,4 millones de vistas desde que fue subido a la red social hace tres años.

Ayaviri se infectó con el virus semanas atrás y se encontraba recibiendo tratamiento. Fue una dura batalla en la que los amigos ayudaron con dinero y organización de eventos para costear el elevado costo de la atención médica.

Luis Pizarro, compañero del grupo Ay Juna, lamentó la partida de Ayaviri. “El grupo estaba con el corazón desecho, duele mucho porque él y yo fundamos el grupo y planeamos qué íbamos a hacer”, dijo.

“No encuentro palabras realmente para poder expresar lo triste que me siento, querido Fidel, no puedo creer que ya no estés físicamente con nosotros; amigo, duele muchísimo tu partida, nos debemos una buena guitarreada y un abrazo”, expresó Fernando Galarza, líder del grupo Cantares.

“Fidel, tantas cosas compartidas, canciones que nos gustan, junto a nuestros amigos y compadres Miguel Narváez y Óscar, guitarreábamos canciones de Los Manseros Santiagueños, cuanta tristeza nos dejó tu partida, que Dios te cobije junto a otros hermanos que tomaron ese mismo camino, te recordaremos por siempre Fidel”, escribió Weimar Baldiviezo, exintegrante de los Canarios del Chaco.

Hoy, amistades y familiares preparan una despedida especial para el «Chinito» de Ay Juna en el teatro Salamanca de esa ciudad, con canciones de su tierra como a él le gustaba con diferentes grupos tarijeños.

Comparte y opina:

Manifiesto de artistas que piden continuidad para las políticas culturales vigentes recauda más de 500 firmas

La iniciativa surge después de conocer las propuestas de los candidatos a la Alcaldía de La Paz.

Por María José Richter

/ 4 de marzo de 2021 / 10:20

Artistas nacionales lanzaron el lunes el Manifiesto para el desarrollo de las culturas y las artes para el municipio de La Paz por redes sociales para cumplir los reglamentos vigentes en el marco de la Ley Municipal Autónoma de las Culturas N. 265-319. La iniciativa, hasta el momento, recaudó más de 500 firmas.

“El Manifiesto surge por la iniciativa de los Amigos de las Culturas, independientes y autoconvocados, así nos denominamos quienes tuvimos una preocupación con relación al cambio de autoridades municipales. Al mismo tiempo vimos la falta de compromiso y propuestas serias en los candidatos a la Alcaldía de La Paz”, cuenta Iris Mirabal, una de las gestoras de la iniciativa.

“Por esta razón vimos necesario organizarnos y elaborar el Manifiesto porque es importante dar continuidad, mejorar, visibilizar y potenciar las políticas culturales hasta ahora ganadas. Exigimos que el próximo alcalde de la ciudad de cumplimiento a las normativas y reglamentos vigentes y que se respete el 3.5% del presupuesto asignado a Culturas”.

“Principalmente queremos que nos garanticen la elección de un Secretario o Secretaria de Culturas idóneo/a, con el debido conocimiento y experiencia, elegido de manera transparente y valorando el mérito que tenga”, concluye Mirabal en contacto con La Razón digital.

Viviana Saavedra, Pamela Sotelo, Iris Mirabal, Víctor Hugo Angulo, Norma Campos, Juan Carlos Carrasco, Yadir Vázquez, Fátima Molina, Walter Gómez, Antonio Taboada, Flavio Machicado, Miguel Alfaro, Luis Daniel Iturralde, Roberto Sardón, Bernardo Arancibia, Leonardo Acosta, Luis Rico, son los autores y primeros firmantes.

La petición se inscribe en el marco de la Ley Municipal Autónoma de las Culturas N. 265-319. “Tiene por objeto garantizar los derechos y deberes tanto individuales como colectivos y comunitarios en el ámbito de las culturas y de las artes en el Municipio, las políticas municipales para la creación, salvaguarda, preservación, fortalecimiento, fomento, promoción, difusión y desarrollo de las culturas y las artes, la protección del patrimonio cultural, mecanismos de participación y democratización del acceso a las culturas basados en una gestión responsable y desconcentrada”, dice el documento.

El Manifiesto está disponible para ser firmada por actores artísticos y culturales en change.org bajo el nombre del manifiesto. La recolección de firmas será hasta la asignación del nuevo alcalde.

Comparte y opina:

‘Devoción pictórica’, una muestra que reproduce obras coloniales

Junto a la muestra colonial ‘Dios y la Máquina’, las exposiciones estarán abiertas a la visita del público hasta junio.

Por María José Richter

/ 4 de marzo de 2021 / 10:18

La exposición Devoción pictórica: la reproducción de la reproducción. De dispositivo de adoctrinamiento colonial a herramienta pedagógica en nuestros días del Museo Nacional de Arte (MNA), parte de la muestra colonial Dios y la Máquina y curada por Narda Alvarado, estará abierta hasta finales de junio.

“Esta muestra busca aproximar al público a los pormenores de la producción y del proceso de reproducción pictórica, condicionados por factores materiales, temporales, laborales, técnicos y afectivos”, dice el documento informativo compartido por la institución.

“De esta forma, los dibujos y textos plasmados en las paredes fueron extraídos de las bitácoras elaboradas por los pintores comisionados y de las conversaciones realizadas entre ellos y el MNA, con el fin pedagógico de “materializar” aquellos aspectos artísticos que no se ven en las imágenes reproducidas”.

El equipo de artistas y pintores está conformado por Ángelo Valverde, Fabiola Gutiérrez, William Luna, Cristian Laime, Milka Ponce, Jorge Crisem, y Mario Conde.

Los pintores muralistas son Neddy Pacheco y Gustavo Yawar, quienes reproducen ‘El descanso de la huida a Egipto’ de Melchor Pérez de Holguín y ‘La Sagrada Familia’ de autor desconocido.

Entre las obras están Santiago Matamoros, Virgen del Rosario de Melchor Pérez de Holguín, Virgen Cerro, Virgen del Carmen, Coronación de la Virgen de la Merced de Holguín, entre otras.

Este proyecto forma parte de la muestra de arte colonial ‘Dios y la Máquina’. Las obras pueden visitarse en el museo, ubicado en esquina de la calle Socabaya, de 08.00 a 15.00 bajo aforo limitado.

En marzo de 2020 se inaugura Dios y la Máquina, un proyecto curatorial pensado y gestionado por los ex directores del museo Max Hinderer y la Lucía Querejazu.

Comparte y opina: