La Revista

miércoles 12 may 2021 | Actualizado a 23:01

Katy Perry hizo vibrar a Costa Rica en último concierto del «Prismatic Tour»

La parte de la velada acústica estuvo a cargo de las canciones "By the Grace of God", "The One That Got Away", tras una pausa sacó la bandera de Costa Rica y se la colocó en su cintura

/ 19 de octubre de 2015 / 15:44

La cantante estadounidense Katy Perry hizo vibrar con su espectáculo a unos 16.000 aficionados en Costa Rica que asistieron al concierto que forma parte de su gira internacional «Prismatic World Tour» que inició en mayo del 2014 y que hoy hizo su última parada.

Un despliegue de fuegos artificiales, música, luces y extravagantes trajes cautivaron a un público que desde el primer minuto quedó enamorado de su presentación.

Los gritos fueron la tónica durante las 1 hora y 45 minutos que duró el concierto, además, el público nunca dejó de corear sus famosas canciones.

La artista inició la noche en el Parque Viva, ubicado en la provincia de Alajuela (centro) con uno de sus más grandes éxitos como es: «Roar», del álbum «Prism»  Tras las primeras letras de la canción, el escenario se transformó en un espacio de guerreros y personajes romanos envueltos en neón, mientras que ella se presentó con un traje plateado.

«Roar», que en julio pasado alcanzó los 1.000 millones de visualizaciones, resaltó, una vez más la fuerza y el empoderamiento que debe destacar a las mujeres.

«Roar» es parte de su cuarto álbum de estudio «Prism».

Tras apagarse las luces, Perry junto con sus bailarines lucieron unos trajes de neón con los que iniciaron su segunda puesta en escena «Part of Me», que tornó al público en un destello de emociones. Seguidamente interpretó «Wide Awake».

Tras un cambio en la temática surge del escenario una Katy Perry sobre un caballo dorado para cantar «Dark Horse», fiel a su estilo y caracterizada por un despliegue fantástico de vestuario y escenografía, el Parque Viva fue testigo de cómo se fue transformando poco a poco en un imperio egipcio.

Posteriormente, la artista ha seguido con dos éxitos como fueron «E.T.» y «Legendary Lovers».

Tras un nuevo cambio en vestuario la cantante continuó con la pieza que la hizo saltar al estrellato como fue «I Kissed A Girl», con bailarinas disfrazadas de momias con grandes pechos y traseros.

Durante su actuación, Perry se bajó de la pasarela para interactuar con el público por un corto momento.

Como parte del entretenimiento unos gatos abordaron la pista y minutos después la artista salió disfrazada de una gata rosada para cantar «Hot in cold», continuó con «International smile» que contiene elementos de «Vogue» de la reina del pop Madonna.

 Tras gritar «¡Pura vida!», una frase característica en Costa Rica para saludar, Perry saltó vestida con un traje blanco y se dedicó a subir a algunos costarricenses al escenario, uno vestido de galleta, otros de tiburón y unos niños.

«Mi nombre es Katy Perry», saludó al público y continuó hablando en inglés.

La interacción con los miles de asistentes fue ensordecedora, los gritos del público cada vez que la estadounidense señalaba un lugar para indicar a una persona a que subiera el escenario o tomarse una popular «selfie», los volvía locos.

La parte de la velada acústica estuvo a cargo de las canciones «By the Grace of God», «The One That Got Away», tras una pausa sacó la bandera de Costa Rica y se la colocó en su cintura.

Un poco nostálgica la estadounidense le contó a sus seguidores que le tomó un año y medio llegar hasta este país centroamericano de 4,7 millones de habitantes para cerrar su gira internacional «The Prismatic World Tour».

Después de que se desplegaran unas mariposas la cantante prosiguió con «Unconditionally», que permitió que el público sacara sus móviles y acompañaran el sonido con la luz, como si fueran encendedores.

Cambiando el ambiente a una música más popular unos bailarinas salieron con su clásico neón mientras Perry cambiaba nuevamente su atuendo para salir con una peluca verde que contrastaba con su vestido rosado fosforescente e interpretar «Walking on Air» seguido de «This Is How We Do» con una fusión de «Last Friday Night (T.G.I.F.)».

La artista también brindó una dosis a sus fanáticos de lo que fue «Teenage Dream» y «California Gurls».

Tal y como realizó en sus anteriores conciertos la audiencia se coloca unos lentes especiales de arco iris y estrellas para magnificar los efectos visuales de la actuación.

Perry entró con un vestido con diseño de fuegos artificiales para empezar a cantar «Firework» y para cerrar con broche de oro decenas de fuegos artificiales explotan para finalizar el espectáculo.

La estadounidense llegó a Costa Rica el pasado viernes proveniente de Panamá y se tomó unos días libres para descansar en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte) zona caracterizada por su paradisiacas playas y la naturaleza.

Desde el lanzamiento en octubre de 2013 de «Prism», Perry fue número 1 de iTunes en 97 países y el álbum vendió más de 6 millones de copias en siete meses en todo el mundo.

«The Prismatic World Tour» es la tercera gira musical de la cantante Katy Perry, realizada para promocionar su cuarto álbum de estudio Prism, de 2013.

Como parte de sus conciertos se ha presentado en Irlanda del Norte, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Inglaterra, Escocia, Canadá, Australia, Francia, Polonia, Suiza, Alemania, Bélgica, Italia, República Checa, China, Japón, Filipinas, entre muchos otros.

Además desde finales del pasado mes de septiembre comenzó su gira por Latinoamérica, con ello, ofreció espectáculos por primera vez en países como Perú, Brasil, Argentina, Puerto Rico, Chile, Colombia, Puerto Rico y Panamá para finalizar en Costa Rica.

Comparte y opina:

Culturas convoca a gobiernos municipales y departamentales unirse por la morenada

El próximo 18 de mayo se llevarán a cabo actividades como una demostración de la morenada y de los caporales a manera de conmemorar la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco al Carnaval de Oruro.

Ministra Sabina Orellana

/ 12 de mayo de 2021 / 18:19

La ministra de Culturas, de Descolonización y Despatriarcalización de Bolivia, Sabina Orellana informó sobre las actividades y acciones que se están tomando al respecto de la polémica por la morenada y la declaración de patrimonio por parte del gobierno peruano.

Pidió a los gobiernos municipales, departamentales, universidades y expertos unirse para salvaguardar la danza.

«Convocamos a unirnos para defender nuestra identidad y nuestras culturas, en especial la morenada y el caporal», dijo Sabina Orellana, ministra de Culturas, quien afirmó que envió ya una nota formal al ministro peruano.

Comentó que para el próximo 18 de mayo se preparan actividades como una demostración de la morenada y de los caporales a manera de conmemorar la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco al Carnaval de Oruro.

La ministra confirmó que, además, se llevará a cabo un festival «interministerial» con el objetivo de rememorar el origen y significado de los bailes.

La autoridad concluyó afirmando que Roberto Aguilar, embajador boliviano ante la Unesco, acudirá a la institución para «proteger» el origen de las danzas.

Comparte y opina:

El legado de Bob Marley vive cuatro décadas después de su muerte

A pesar del tiempo transcurrido, Marley sigue siendo la voz de los desposeídos, y perduran el espíritu de protesta y la moral de sus canciones.

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 18:07

Han pasado cuatro décadas desde que Bob Marley, ícono del reggae, muriera a los 36 años víctima de un cáncer de piel.

A pesar del tiempo transcurrido, Marley sigue siendo la voz de los desposeídos, y perduran el espíritu de protesta y la moral de sus canciones, como One Love, Redemption Song y I Shot The Sheriff.

Algunos de sus temas, considerados himnos de paz y lucha, esperanza y descontento, aún suenan en todo el mundo, especialmente en su Jamaica natal, una pequeña nación cuya cultura popularizó su ciudadano más famoso.

«Se dice que las estrellas que más brillan a veces no arden tanto tiempo y, en gran parte, Bob Marley fue nuestra estrella más brillante; logró mucho en un corto período de tiempo», dijo Judy Mowatt, miembro original del influyente trío I -Threes, cuyas voces acompañaron a Marley.

«Mirando hacia atrás ahora, creo que en muchos sentidos, se adelantó a su tiempo», dijo Mowatt a la AFP.

«Sus palabras han sido proféticas, era un hombre que creía en todo lo que cantaba, no eran solo letras y música».

«EL DINERO NO PUEDE COMPRAR LA VIDA»

A Marley le diagnosticaron un melanoma lentiginoso acral debajo de la uña del pie cuando sufrió una lesión jugando al fútbol en 1977.

Rechazó las recomendaciones de los médicos de amputar el dedo afectado, un procedimiento que violaba su férrea fe rastafari.

Mientras estaba en Nueva York en 1980 para realizar dos actuaciones en el Madison Square Garden, Marley se derrumbó mientras corría en Central Park.

Fue ingresado de urgencia en un hospital, donde los médicos descubrieron que el cáncer se había extendido al cerebro, a los pulmones y el hígado.

Marley actuó por última vez en Pittsburgh el 23 de septiembre de 1980. No mucho después, acortó su gira y se sometió a meses de tratamiento alternativo contra el cáncer en Alemania.

De camino a su casa en Jamaica para recibir uno de los premios más importantes de su país, la Orden del Mérito, el estado de Marley empeoró. Aterrizó en Miami para buscar tratamiento de emergencia.

«El dinero no puede comprar la vida», le dijo —según trascendió— a su hijo Ziggy desde la cama del hospital antes de su muerte el 11 de mayo de 1981.

THE WAILERS, REUNIDOS

La muerte de Marley fue un momento que marcó a Mowatt.

«Era un lunes por la mañana, sentada en la terraza como estoy ahora, recibí la llamada telefónica de que Bob había muerto», explicó.

«Fue muy doloroso. Todos los años que habíamos trabajado juntos llegaron a su fin, y me afectó».

«Bob se había ido para siempre».

Marley tuvo un funeral de estado en Jamaica el 21 de mayo de 1981, en el que se combinaron elementos de la tradición etíope ortodoxa y rastafari.

Fue elogiado por el ex primer ministro Edward Seaga y enterrado, junto a su guitarra, en una capilla cerca de su lugar de nacimiento.

El 40 aniversario de la muerte de Marley tiene un significado particularmente especial, ya que este año murió Bunny, el último miembro original de los Wailers.

En la década de 1960, el grupo ayudó a transformar el reggae, con sus intensas líneas de bajo y batería, en un fenómeno global.

El género, que surgió de los estilos ska y rocksteady de Jamaica, también inspirado en el jazz y el blues estadounidenses, ha influido en innumerables artistas e inspirado muchos estilos musicales nuevos, incluidos el reggaetón, el dub y el dancehall.

El reggae a menudo se clasifica como una música de los oprimidos, con letras que abordan cuestiones sociopolíticas.

«La mayoría de la gente no domina el recuerdo. Bob Marley nunca fue visto. Fue una experiencia que dejó una huella mística indeleble con cada encuentro», dijo Seaga en su elogio al cantante tras su fallecimiento.

«Un hombre así no se puede borrar de la mente. Es parte de la conciencia colectiva de la nación», añadió.

Comparte y opina:

Zanquera brasileña se reinventa con ‘sueños gigantes’ durante la pandemia

En su búsqueda, viajó por el mundo, convivió con comunidades que utilizan la cultura para promover el desarrollo humano y se subió a un par de zancos.

Por AFP

/ 12 de mayo de 2021 / 18:06

Raquel Potí amaba las fiestas populares desde niña. Adulta, creó grupos de zanqueros para participar en algunos de los principales ‘blocos’, o desfiles callejeros, del carnaval de Rio de Janeiro. Con la pandemia, necesitó reinventarse y lo hizo creando «gigantes soñadores».

«A los 4 años, la ‘Folia de Reis’ (desfile del día Día de Reyes) llegó al pueblo de pescadores donde vivía en Pedra de Guaratiba. El payaso me encantó y nunca más lo olvidé. Pasé la vida buscando esa magia nuevamente. Cuando percibí que se manifestaba en la cultura popular, me encontré a mí misma», resume Potí a la AFP.

En su búsqueda, viajó por el mundo, convivió con comunidades que utilizan la cultura para promover el desarrollo humano y se subió a un par de zancos.

«Los zancos son ancestrales, un instrumento muy poderoso, un canal de autoconocimiento. Dan visibilidad a personas que suelen ser invisibles», cuenta la artista, que mide 1,55 metros.

Potí, de 37 años, desfila desde hace siete sobre sus maderos en el carnaval y ofrece talleres en los jardines del Museo de Arte Moderno, en el centro de Rio.

Ha formado a más de 500 personas y creado grupos de zanqueros en populares blocos como Cordão do Boitatá, Cacique de Ramos y Carmelitas.

El éxito le trajo invitaciones para trabajar en acciones institucionales en empresas y organizaciones. Con los eventos cancelados por la pandemia, tuvo que buscar alternativas.

GIGANTES SOÑADORES

«El carnaval es como un Maracaná lleno, con todos apoyando al mismo equipo. Cuando no tenemos esa posibilidad, es necesario alimentar los sueños para no sucumbir a la realidad», dice Potí.

Con ese espíritu, concibió y dirigió el Ritual Cortejo Musical Gigantes Soñadores, lanzado en abril en YouTube.


El espectáculo celebra a los pueblos nómadas y reproduce un cortejo de figuras circenses —acróbatas, zanqueros o conductores de monociclos— junto a «gigantes» ataviados extraídos de antiguas mitologías, que durante el show se convierten en Movimiento, Sonido, Profano, Sagrado y Nada.

«Fue la forma que encontramos para hablar del carnaval, el mayor ritual colectivo de Rio y tal vez de Brasil, ya que este año no lo tuvimos», explica Potí.

LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

El espectáculo se benefició de la ley Aldir Blanc, sancionada en junio de 2020 para auxiliar al mundo de la cultura, duramente afectado por la pandemia. Según números oficiales, casi 700.000 trabajadores del sector se acogieron a esa ley hasta diciembre de 2020.

«Fue como una luz al final del túnel, un respiro», dice Potí, que trabajó en su proyecto Gigantes Soñadores con 27 profesionales, muchos de ellos sin empleo desde hacía un año.

La producción rindió frutos y favoreció el desarrollo de otros proyectos financiados por otras instancias. Aunque algunos están paralizados, por trabas burocráticas.

En abril, la Cámara de Diputados prorrogó la ley Aldir Blanc y el texto espera ahora la sanción presidencial.

«Necesitamos que esa ley sea prorrogada y que se abran nuevos concursos, porque estamos lejos de tener un escenario cómodo para la cultura. Nunca fue cómodo, pero ahora está insalubre», dice Potí.

Potí, madre de un niño de cuatro años, explica que necesitó de la ayuda de su familia para sobrellevar la pandemia.

«La pandemia expuso violencias y exclusiones que nuestra sociedad impone sobre todo a los negros y pobres, lo que es histórico, aunque las personas les prestaban menos atención. Ahora hay una urgencia de transformación de la sociedad», opina Potí.

Comparte y opina:

Bolivia recurrirá a la Unesco para pedir protección de sus danzas

El pedido nace ante intención peruana de apropiarse de la morenada y el caporal.

Ministra Sabina Orellana

/ 12 de mayo de 2021 / 18:04

El miércoles 12 de mayo, dos días después del anuncio de que el ministerio de Cultura peruano había declarado a la «morenada puneña» como patrimonio nacional, la ministra de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, Sabina Orellana, informó que Bolivia acudirá ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para solicitar la protección internacional de sus danzas, entre otras medidas.

«Acudiremos ante la Unesco para solicitar la protección internacional del patrimonio cultural de nuestras danzas por su calidad de inalienable e imprescriptible que tienen», manifestó en una conferencia de prensa.

Orellana precisó que ya existen varias instancias en que las danzas bolivianas son reconocidas como patrimonio originado en territorio nacional, siendo una de estas el hecho de que el año 2001, la Unesco reconoció al Carnaval de Oruro y sus danzas, entre ellas el caporal y la morenada, como «Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad».

Tal es el caso, también, de la festividad de Gran Poder, que en 2019 fue reconocida como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

La ministra exhortó a la población a defender «nuestra identidad y nuestras culturas», asegurando que se convocará a las instituciones sub nacionales y los actores del área cultural para la conformación del denominado «Comité de salvaguardia de las danzas como patrimonio cultural del Estado Boliviano», para que se haga cargo de elaborar el plan nacional de resguardo de las danzas nacionales y las políticas públicas que defiendan, preserven, conserven y promuevan el patrimonio cultural con fundamentos antropológicos y etnográficos.

«Convocamos a todo el pueblo boliviano a unirse para defender nuestra identidad y nuestras culturas a las autoridades departamentales, municipales, universidades, expertos, investigadores, asociaciones folklóricas, músicos, bandas, artesanos y todos los gestores culturales quienes conformarán el comité de salvaguarda», dijo Orellana.

«En conmemoración a los 20 años de la declaratoria de la Unesco al Carnaval de Oruro y las danzas (como Obra Maestra del Patrimonio Oral e intangible de la Humanidad), el 18 de mayo del presente año se llevará a cabo una demostración de las danzas de la morenada y el caporal a nivel nacional en la ciudad de La Paz, con la presencia de las autoridades del sector y será transmitido en vivo por Tv Culturas y las redes sociales», añadió.

Finalmente, Orellana explicó que el Gobierno nacional efectuará un festival interministerial para exhibir las danzas nacionales y reivindicar sus raíces en cuanto a música, vestimenta y expresión cultural e inmaterial.

Comparte y opina:

Embajador ante la Unesco : ‘las danzas de Bolivia fueron construidas con la historia’

Aguilar remarcó que la historia de las danzas no puede ser modificada porque la construcción fue realizada por el sentir y vivir de las personas que decidieron crearla para representar el sentimiento.

Roberto Aguilar. Foto: RKM Bolivia

Por ABI

/ 12 de mayo de 2021 / 16:05

El embajador de Bolivia ante la Unesco, Roberto Aguilar, aclaró este miércoles que Bolivia, al defender sus danzas, defiende su historia, cultura y patrimonio que fue construido por generaciones y vivencia de las regiones del país.

«Todas las expresiones festivas denotan componentes culturales a través de la escritura, danza, música, poesía que son construcciones de habitantes de regiones que articulan su historia y configuran la cultura, al bailar la Morenada se representa lo que uno ve y siente como sociedad. Es entender la expresión histórica, conclusión de busto con determinada expresión de habilidades conjunción de elementos históricos de percepción y comprensión de la realidad vivida», precisó en una entrevista con Patria Nueva.

En ese entendido, recordó que el Estado boliviano realizó todos los pasos para obtener el patrimonio del Carnaval de Oruro y sus danzas, entre ellas la Morenada, que está inscrita en la lista de salvaguarda que debe existir en patrimonios culturales de Estado y establecidos en la Resolución de la Unesco, artículos 135 y 137 de 2011 que declaran patrimonio inscrito.

Aguilar explicó que el Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, la Cancillería del Estado y la Embajada de Bolivia ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), realizan las acciones pertinentes para el seguimiento y para dar a conocer que esas danzas y expresiones de vestimenta, que son desarrollo de historia, cuentan con resoluciones y leyes del Estado Plurinacional que las reconocen.

Señaló que la reivindicación de los patrimonios culturales es construida a lo largo de la historia y reclamados a través de la misma.

«En el caso de la Morenada, es una expresión cultural construida por el carnaval de Oruro y la festividad del Gran Poder que reconstruyen esta historia; como el sonido de la matraca, que representa el arrastre de las cadenas, la pesadez del valle por el traslado de mineral, trabajo duro, etc», expresó.

Aguilar remarcó que la historia de las danzas no puede ser modificada porque la construcción fue realizada por el sentir y vivir de las personas que decidieron crearla para representar el sentimiento reflejando a través de los años que forman parte de su cultura.

Comparte y opina: