La Revista

Tuesday 21 May 2024 | Actualizado a 19:34 PM

‘Una mujer fantástica’ le da el segundo Óscar al cine chileno

El drama de Lelio, su segundo éxito internacional después de la premiada "Gloria", cuenta la historia de una pareja en la que ella (Marina) es transexual y él (Orlando) un divorciado y padre de familia 20 años mayor que fallece de repente.

/ 5 de marzo de 2018 / 03:07

«Una mujer fantástica», del cineasta chileno Sebastián Lelio, protagonizada por la actriz transexual Daniela Vega, se alzó este domingo con el Óscar a la mejor película extranjera, dándole la segunda estatuilla al pujante cine de Chile, tras el del corto «Historia de un Oso».

El drama de Lelio, su segundo éxito internacional después de la premiada «Gloria», cuenta la historia de una pareja en la que ella (Marina) es transexual y él (Orlando) un divorciado y padre de familia 20 años mayor que fallece de repente.

Sumado a la pérdida de su pareja, Marina (Daniela Vega) se ve confrontada al oprobio de la exesposa y uno de los hijos de Orlando (Francisco Reyes), avergonzados de que éste se hubiera enamorado de una joven transexual y de origen humilde.

«Marina y yo compartimos que somos ‘trans’, que nos gusta cantar la ópera y los hombres guapos, nada más», dijo recientemente a la AFP Daniela Vega, de 28 años, hasta hace poco peluquera y a quien su papel en la quinta película de Lelio ha catapultado de manera fulgurante a la escena internacional.

Personalmente he tenido muy pocos problemas de ese tipo, no es lo que he vivido. Yo he conocido el amor familiar, de pareja y he estado rodeada de mucho cariño», precisó.

Ambientada en Chile, un país que trata de sacudirse el conservadurismo heredado de la dictadura y la impronta de la Iglesia católica, la película «invita a un desafío que tiene que ver con explorar los límites de nuestra propia empatía como espectadores y como seres humanos, a entender lo que estamos dispuestos a permitir y lo que no», dijo Lelio a la AFP cuando fue presentada el pasado año.

La cinta ha coincidido con el debate en una sociedad en plena transformación bajo el mandato de la socialista Michelle Bachelet, que recientemente aprobó el aborto terapéutico y tramita en el Parlamento el matrimonio homosexual tras la adopción de la unión civil de parejas del mismo sexo y una ley de identidad de género.

La película de Lelio se impuso a los filmes «The Insult» (Líbano), «Loveless» (Rusia), «On Body and Soul» (Hungría) y «The Square» (Suecia).

El Óscar corona un año de éxitos para la película de Lelio, que se inició en febrero del pasado año con el Oso de Plata al mejor guión, coescrito por el propio cineasta y por Gonzalo Maza, en la Berlinale y recibió el Goya a la mejor película iberoamericana en Madrid, entre otros premios. El sábado ganó el Independent Spirit Award a la mejor película internacional que entrega el cine independiente estadounidense.

La buena salud del cine chileno

Para los productores, Pablo Larraín -nominado a los Óscar en 2013 por el filme «No»- y su hermano Juan de Dios Larraín, los Almodóvar chilenos, el recorrido de «Una mujer fantástica» «hay que verlo como una generación completa que está triunfando y está poniendo la bandera de Chile por todos lados».

Tras un paréntesis de casi 20 años de silencio impuesto por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), en los últimos años el cine chileno ha vuelto con la fuerza que otrora tuvo con cineastas como Raúl Ruiz, quizá su mayor exponente.

Lelio, que vive en Berlín, se consagró internacionalmente con su filme anterior «Gloria», cuya protagonista Paulina García recibió el Oso de Plata a la mejor actriz en 2013 en la Berlinale. El año pasado presentó su primera película rodada en inglés «Disobedience».

Sin embargo, Pablo Larraín ha sido sin duda el faro que ha inspirado no sólo con sus películas sino con Fábula, la productora que comparte con su hermano Juan de Dios, la cantera de cineastas prometedora que hay en el país.

Primero con películas como «La Fuga» o «No» y después con «El Club», «Neruda» o «Jackie» (rodada en inglés), Larraín llevó al cine chileno a jugar en las grandes ligas, aunque hasta ahora el Óscar le haya sido esquivo.

Gabriel Osorio, con su corto animado «Historia de un oso», le dio su primera estatuilla a Chile en 2016. (04/03/2018)

Comparte y opina:

Rusia, aislada en el Consejo de Seguridad, veta resolución de condena de ‘agresión’ a Ucrania

El texto, que contó con el apoyo de una sesentena de países, también instaba a Rusia al "cese inmediato del uso de la fuerza" y a que se "abstenga de cualquier amenaza ilegal o use la fuerza contra un Estado miembro de la ONU".

Consejo de Seguridad de NNUU

/ 25 de febrero de 2022 / 20:00

Con el veto de la propia Rusia y la abstención de China, India y Estados Árabes Unidos, una resolución de condena a la invasión rusa de Ucrania promovida por Estados Unidos y Albania en el Consejo de Seguridad de la ONU, quedó sin efecto este viernes.

La resolución recabó el voto favorable de 11 de los 15 miembros, pero el derecho a veto de Rusia, uno de los cinco miembros permanentes del máximo órgano de la ONU, junto con Estados Unidos, China, Francia y Gran Bretaña, dejó en papel mojado el texto pese a que había sido suavizado en las horas previas para «garantizar» abstenciones y evitar que estos tres países votaran en contra, según un diplomático.

Del texto propuesto se retiró el término «condenar», que fue reemplazado por «deplorar», una referencia al capítulo 7 de la Carta de la ONU, que prevé un posible recurso a la fuerza, también suprimido.

El texto, que contó con el apoyo de una sesentena de países, también instaba a Rusia al «cese inmediato del uso de la fuerza» y a que se «abstenga de cualquier amenaza ilegal o use la fuerza contra un Estado miembro de la ONU».

La resolución pretendía que Rusia «retire inmediata, completa e incondicionalmente» sus fuerzas militares de Ucrania y «revirtiera» la decisión de reconocer la independencia de las provincias del este de Ucrania de Donetsk y Lugansk, en guerra, ya que «viola la integridad territorial» del país.

«No es demasiado tarde para parar esta locura», había implorado el embajador de Albania, Ferit Hoxha, al defender el texto.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, advirtió que el ataque de Rusia «a nuestros principios fundamentales es tan osado, tan desvergonzado que amenaza el sistema internacional tal como lo conocemos».

Tras el rechazo del Consejo de Seguridad, un texto similar podría ser enviado a la Asamblea General de Naciones Unidas, donde las resoluciones no son vinculantes ni existe el derecho a veto de ninguno de sus 193 miembros.

En 2014, con motivo de la anexión de Crimea, se produjo un escenario similar. Rusia vetó un proyecto de resolución de condena y China se abstuvo. En la Asamblea General recabó 100 votos a favor, una mayoría mínima. Once países votaron en contra y 58 se abstuvieron.

Pero ocho años después, Crimea sigue bajo control de Rusia pese a que su anexión no ha sido reconocida por la comunidad internacional.

Aislamiento

El recurso al veto de Rusia, que era juez y parte de la reunión ya que ostenta la presidencia mensual del Consejo de Seguridad, solo muestra su «aislamiento» en la escena internacional, dijo un responsable estadounidense que pidió el anonimato, antes del inicio de la reunión.

Intensas negociaciones diplomáticas se llevaron a cabo desde el jueves para convencer a India y a Emiratos Árabes Unidos, dos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, para que votaran a favor del texto, según varios diplomáticos.

Desde el inicio de la invasión militar de Ucrania en la madrugada del jueves, Rusia sostiene que actúa en autodefensa en virtud del artículo 51 del documento fundacional de la Organización y exige de Ucrania que abandone su ambición de unirse a la OTAN y a la Alianza Atlántica, que reduzca su presencia en el este de Europa.

El avance de las fuerzas rusas en Ucrania se topó el viernes con una fuerte resistencia en la capital, Kiev, donde el presidente Volodimir Zelenski desafió los llamamientos de su par ruso Vladimir Putin al ejército ucraniano para derrocarlo.

Los bombardeos rusos han provocado la huida de más de 50.000 ucranianos del país, así como 100.000 desplazados internos (según la ONU), y más de 100 muertos (según Kiev).

Tras la ofensiva, la Unión Europea (UE) desbloqueó el jueves un paquete de sanciones «masivas» en los sectores energéticos y financiero.

Putin y su canciller Serguéi Lavrov fueron incluidos este viernes en la lista de personalidades sancionadas, con sus haberes congelados, por la Unión Europea (UE) y el Reino Unido. Estados Unidos anunció que tomaría medidas similares.

Para la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajarova, las sanciones a Putin y Lavrov muestran la «impotencia» de los países occidentales. Y advirtió que las relaciones de Rusia con Occidente se acercan al «punto de no retorno».

Comparte y opina:

Un Piñera más social se revela en Chile

El primer acto oficial de Piñera fue, precisamente, una visita a uno de estos centros donde anunció una profunda reforma del Servicio Nacional de Menores (Sename).

/ 12 de marzo de 2018 / 23:05

Los primeros anuncios del nuevo presidente Sebastián Piñera han sido sociales, proponiendo pactos nacionales para superar las desigualdades y la pobreza con el fin de recabar apoyo entre la oposición y convertir a Chile en el primer país desarrollado de América Latina.

En su primer discurso a los chilenos desde el balcón de La Moneda al final de una agotadora jornada, el presidente lanzó el domingo por la noche su primer desafío convocando a la unidad y proponiendo cinco «grandes» acuerdos nacionales.

Su objetivo declarado es cambiar la suerte de los menores en riesgo acogidos en centros dependientes del Estado, mejorar la seguridad ciudadana, ofrecer una salud de calidad para todos, alcanzar la pacificación en la Araucanía donde viven los pueblos originarios mapuches que reivindican sus tierras ancestrales y derrotar la pobreza mediante el desarrollo.

La mayoría, asignaturas pendientes del gobierno de la socialista Michelle Bachelet, en particular la infancia vulnerable. Unos 1.313 menores acogidos en estos centros murieron en la última década y cerca de la mitad de los acogidos en ellos acaban en la delincuencia.

El primer acto oficial de Piñera fue, precisamente, una visita a uno de estos centros donde anunció una profunda reforma del Servicio Nacional de Menores (Sename).

Sin mayoría en un Parlamento fuertemente fragmentado y una oposición que ha quedado muy dividida tras el desmoronamiento de la Nueva Mayoría, la coalición que llevó a Michelle Bachelet al poder en 2014, el presidente conservador ha invocado la «sana cultura del diálogo, los acuerdos y la colaboración» como forma de gobierno para tratar de captar apoyo, en particular en la Democracia Cristiana.

Muy pragmático, como buen empresario de éxito, y la experiencia que le dio su primer gobierno (2010-2014), Piñera «anunció claramente el eje de lo que será este periodo: encontrar un gobierno de unidad nacional», dice el politólogo de la Universidad de Santiago Marcelo Mella.

Y para ello, agrega, «necesita comprometer políticas al centro político, para construir una mayoría» que le permita no solo tener buenos resultados en su gobierno en los problemas que preocupan a la sociedad, sino catapultar a la derecha a ocupar el espacio que desde el final de la dictadura, en 1990, ocupó el centro-izquierda con una sola interrupción, la suya al término del primer mandato de Bachelet (2006-2010).

La clave, la economía

Tras el periodo reformador de Bachelet pero con poco crecimiento, los chilenos eligieron al multimillonario, cuya fortuna ronda los 2.700 millones de dólares según la revista Forbes, por sus promesas de mejorar la economía para incluir al país sudamericano en el pelotón de las naciones desarrolladas, en ocho años.

El titular de Hacienda, Felipe Larraín, anunció este lunes una revisión de la reforma tributaria para simplificarla. La misma suerte correrá la reforma laboral, dos de los legados de Bachelet.

La subida del precio del cobre, del que Chile es el principal productor mundial, ha vuelto a empujar el crecimiento económico. En enero, la economía chilena creció 3,9%, lo que ha llevado a algunos analistas a elevar las previsiones de crecimiento para este año por encima del 3%.

Los analistas del banco español BBVA, que está a punto de retirarse de Chile, aseguran en un informe publicado este lunes que la «mejora en confianza y ajuste al alza en expectativas de crecimiento contrasta aún con alguna debilidad del mercado laboral y persistentes holguras de capacidad».

«El mercado laboral continúa débil, con nula creación de empleo asalariado privado, y sustentado en creación de empleo público, el que debería replegarse durante el año», advierten.

Con una deuda pública cercana a 60.000 millones de dólares -que el año pasado le valió la primera rebaja de la nota crediticia a Chile en 25 años-, una de las ecuaciones de este gobierno será contener el gasto público, reformar el Estado y aumentar los gastos sociales.

La baja productividad y la alta desigualdad social representan un obstáculo para que la economía chilena alcance su pleno potencial, advirtió recientemente la OCDE en su último informe sobre Chile.

En consecuencia, Piñera tiene el triple desafío de aumentar la productividad, mejorar la competitividad del país y reducir la desigualdad. (12/03/2018)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

‘Una mujer fantástica’ le da el segundo Óscar al cine chileno

El drama de Lelio, su segundo éxito internacional después de la premiada "Gloria", cuenta la historia de una pareja en la que ella (Marina) es transexual y él (Orlando) un divorciado y padre de familia 20 años mayor que fallece de repente.

/ 5 de marzo de 2018 / 03:07

«Una mujer fantástica», del cineasta chileno Sebastián Lelio, protagonizada por la actriz transexual Daniela Vega, se alzó este domingo con el Óscar a la mejor película extranjera, dándole la segunda estatuilla al pujante cine de Chile, tras el del corto «Historia de un Oso».

El drama de Lelio, su segundo éxito internacional después de la premiada «Gloria», cuenta la historia de una pareja en la que ella (Marina) es transexual y él (Orlando) un divorciado y padre de familia 20 años mayor que fallece de repente.

Sumado a la pérdida de su pareja, Marina (Daniela Vega) se ve confrontada al oprobio de la exesposa y uno de los hijos de Orlando (Francisco Reyes), avergonzados de que éste se hubiera enamorado de una joven transexual y de origen humilde.

«Marina y yo compartimos que somos ‘trans’, que nos gusta cantar la ópera y los hombres guapos, nada más», dijo recientemente a la AFP Daniela Vega, de 28 años, hasta hace poco peluquera y a quien su papel en la quinta película de Lelio ha catapultado de manera fulgurante a la escena internacional.

Personalmente he tenido muy pocos problemas de ese tipo, no es lo que he vivido. Yo he conocido el amor familiar, de pareja y he estado rodeada de mucho cariño», precisó.

Ambientada en Chile, un país que trata de sacudirse el conservadurismo heredado de la dictadura y la impronta de la Iglesia católica, la película «invita a un desafío que tiene que ver con explorar los límites de nuestra propia empatía como espectadores y como seres humanos, a entender lo que estamos dispuestos a permitir y lo que no», dijo Lelio a la AFP cuando fue presentada el pasado año.

La cinta ha coincidido con el debate en una sociedad en plena transformación bajo el mandato de la socialista Michelle Bachelet, que recientemente aprobó el aborto terapéutico y tramita en el Parlamento el matrimonio homosexual tras la adopción de la unión civil de parejas del mismo sexo y una ley de identidad de género.

La película de Lelio se impuso a los filmes «The Insult» (Líbano), «Loveless» (Rusia), «On Body and Soul» (Hungría) y «The Square» (Suecia).

El Óscar corona un año de éxitos para la película de Lelio, que se inició en febrero del pasado año con el Oso de Plata al mejor guión, coescrito por el propio cineasta y por Gonzalo Maza, en la Berlinale y recibió el Goya a la mejor película iberoamericana en Madrid, entre otros premios. El sábado ganó el Independent Spirit Award a la mejor película internacional que entrega el cine independiente estadounidense.

La buena salud del cine chileno

Para los productores, Pablo Larraín -nominado a los Óscar en 2013 por el filme «No»- y su hermano Juan de Dios Larraín, los Almodóvar chilenos, el recorrido de «Una mujer fantástica» «hay que verlo como una generación completa que está triunfando y está poniendo la bandera de Chile por todos lados».

Tras un paréntesis de casi 20 años de silencio impuesto por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), en los últimos años el cine chileno ha vuelto con la fuerza que otrora tuvo con cineastas como Raúl Ruiz, quizá su mayor exponente.

Lelio, que vive en Berlín, se consagró internacionalmente con su filme anterior «Gloria», cuya protagonista Paulina García recibió el Oso de Plata a la mejor actriz en 2013 en la Berlinale. El año pasado presentó su primera película rodada en inglés «Disobedience».

Sin embargo, Pablo Larraín ha sido sin duda el faro que ha inspirado no sólo con sus películas sino con Fábula, la productora que comparte con su hermano Juan de Dios, la cantera de cineastas prometedora que hay en el país.

Primero con películas como «La Fuga» o «No» y después con «El Club», «Neruda» o «Jackie» (rodada en inglés), Larraín llevó al cine chileno a jugar en las grandes ligas, aunque hasta ahora el Óscar le haya sido esquivo.

Gabriel Osorio, con su corto animado «Historia de un oso», le dio su primera estatuilla a Chile en 2016. (04/03/2018)

Comparte y opina:

El espíritu del Che vive en Vallegrande

el presidente Evo Morales encabezó este domingo una marcha para recorrer los senderos que transitó hace 50 años el guerrillero argentino -desde Lagunillas a Samaipata- ejecutado por el ejército en La Higuera, un día después de su captura en Vallegrande.

/ 9 de octubre de 2017 / 11:27

«Podrán morir las personas pero jamás sus ideas». En Vallegrande, la localidad boliviana donde cayó Ernesto ‘Che’ Guevara hace cincuenta años, se mantiene viva este domingo la sentencia del guerrillero más famoso de América Latina.

«Pensaron en la época que al Che lo mataban y se acabó. íMentira! Al Che lo mataron y fue mucho más grande, se multiplicó por millones», sentencia el cubano Eloy Fidalgo López, de visita en Vallegrande para conmemorar los 50 años de la muerte del guerrillero a los 39 años a manos del ejército boliviano.

Con el impulso del gobierno de Evo Morales, uno de los pocos que sobreviven de la ola izquierdista que se propagó por América Latina en el los albores del siglo, se quiere convertir a Vallegrande en un recuerdo vivo de la lucha antiimperialista.

Morales encabezó este domingo una marcha para recorrer los senderos que transitó hace 50 años el guerrillero argentino -desde Lagunillas a Samaipata- ejecutado por el ejército en La Higuera, un día después de su captura en Vallegrande.

El presidente Evo Morales durante la caminata que este domingo realizó en Vallegrande. Foto: ABI

«Estamos en otros tiempos, tiempos de la liberación democrática», dijo el presidente, enfatizando que a diferencia de hace medio siglo, cuando se combatía con balas, ahora, el arma es «el voto».

Quizá por diferentes motivos, las autoridades locales (para atraer turismo), y las nacionales (para idealizar la revolución), se han esmerado con este cincuenta aniversario.

En Vallegrande se levanta un mausoleo, en el hueco donde se hallaron los restos del Che y de seis compañeros, cerca de la lavandería donde fue expuesto por dos días el cadáver del guerrillero.

Flores, cigarros puros, colillas a medio consumir, fotos del Che sobre una piedra con los nombres de los siete guerrilleros escritos a mano, mantienen viva la memoria de uno de los mitos de la revolución antiimperialista planetaria.

«La peregrinación se dio sobre todo hasta 1997 cuando no se sabía donde estaba enterrado», admite la guía turística María Vargas. Después, que sus restos fueron trasladados a Santa Clara, en Cuba, «disminuyó un poco», dice a la AFP.

Lugar de peregrinaje

Este domingo, entre carpas instaladas al lado del mausoleo -en una de ellas pernoctará Evo Morales- no faltan los jóvenes y menos jóvenes, vestidos con el uniforme verde olivo, barba larga y la gorra con la que el fotógrafo Alberto Korda inmortalizó al Che.

Junto al mausoleo, rodeado de un parque sembrado de árboles plantados, entre otros por su hija Aleida Guevara, amigos y desconocidos, se encuentra un pequeño museo con las fotos de las últimas horas del Che muerto y unas copias de sus diarios.

«Este centro ha sido construido hace un año. Todo para fortalecerlo con motivo de los 50 años, y para darle un atractivo turístico. Se ha mejorado el mausoleo, la lavandería, el museo», reconoce Vargas.   A esta conmemoración han acudido, entre otros, los cuatro hijos del Che, delegaciones de Cuba y Venezuela y admiradores de toda América Latina.

Entre ellos, su amigo del alma Carlos ‘Calica’ Ferrer, que conoció al Che cuando éste tenía 4 años y él 3, hace 85 años.

Che viajero

Los destinos de ambos se separaron en Ecuador. Ferrer había ido a Quito a jugar fútbol mientras que el Che esperaba en Guayaquil embarcarse con dirección a Panamá, después de haber viajado juntos cuatro meses «hombro a hombro» por Latinoamérica.

El primer país al que habían llegado fue precisamente Bolivia, en 1953.

«El destino hizo que no siguiéramos la ruta y, si quieres que te diga algo, lamento no haber seguido con él», dice emocionado todavía al ver algunas fotos de su amigo muerto.

Ferrer siguió a Caracas, donde se encontró con Alberto Granado, el primer compañero de viaje del argentino, y que inspiró la película del brasileño Walter Salles, «Diarios de Motocicleta».

El Che llegó a Guatemala y tras el golpe de Estado contra el gobierno democrático de Jacobo Arbenz -atizado por la CIA estadounidense-, siguió a México, donde encontró a Fidel Castro. «Ahí empieza a ser el Che» y a hacer historia.

Desde Buenos Aires también ha venido a Vallegrande, a 240 km de Santa Cruz (este), Gabriel Araya y su familia, un mecánico naval que considera que el legado del Che es una «alternativa para resistir a los gobiernos neoliberales que nos están haciendo mal» con la connivencia de «la prensa hegemónica». (09/10/2017)

Comparte y opina: