La Revista

martes 19 ene 2021 | Actualizado a 11:48

Scorsese, Travolta y Benicio del Toro en la Fiesta del Cine de Roma

Gángsteres, mayordomos, detectives privados e incluso zombis serán los héroes de la nueva edición, que se clausurará el 27 de octubre y que propone 40 largometrajes en la sección oficial.

El director cineasta Martin Scorsese. Foto: AFP

/ 17 de octubre de 2019 / 12:43

Martin Scorsese, Bill Murray, Edward Norton, John Travolta y Benicio del Toro figuran en la lista de invitados a la XIV edición de la Fiesta del Cine de Roma que se inaugura este jueves.

"En los últimos tres años, dos películas ganadoras de un Oscar han sido presentadas en Roma", recalcó Antonio Monda, director del evento, que no cuenta con jurado ni competición y otorga sólo el premio del público. Se trata de "Greenbook", de Peter Farrelly, y "Moonlight", de Barry Jenkins.

Gángsteres, mayordomos, detectives privados e incluso zombis serán los héroes de la nueva edición, que se clausurará el 27 de octubre y que propone 40 largometrajes en la sección oficial, así como 15 charlas con el público de actores o cineastas en la tradicional sede del Auditorio de Roma.

El actor y director estadounidense Edward Norton inaugura este jueves la fiesta romana con el filme "Motherless Brooklyn", un thriller que marca su regreso detrás de la cámara, donde interpreta a un detective privado con síndrome de Tourette, cuyo mentor (Bruce Willis) es un exmafioso que dirige una agencia de detectives.

  • El actor y director estadounidense Edward Norton (izq.) Y la actriz británica Gugu Mbatha-Raw posan durante una sesión de fotos para el drama criminal estadounidense "Motherless Brooklyn". Foto: AFP

Entre los lanzamientos más esperados figura el filme "The Irishman" de Martin Scorsese, que será proyectado el lunes en presencia del maestro del cine italo-estadounidense, quien acaba de estrenar la película en el Festival de Nueva York.

La cinta cuenta uno de los mayores misterios sin resolver de la historia de los Estados Unidos, la desaparición del legendario sindicalista Jimmy Hoffa.

Considerada por la crítica como una de sus obras maestras, la película reúne a Al Pacino, Robert De Niro y Joe Pesci para contar uno de los grandes asesinatos de la mafia estadounidense.

Los fanáticos de la serie de televisión "Downton Abbey", un histórico drama británico que logró 120 millones de espectadores, gozarán con la adaptación para el cine de la vida de la familia Crawley y sus sirvientes mientras preparan la visita del rey Jorge V y su esposa.

– Cine colombiano, el único latinoamericano –

El director colombiano Nicolás Rincón Gille será el único representante del cine de América Latina con la película "Tantas almas".

La cinta, basada en testimonios reales, cuenta la historia de José, un pescador que tras descubrir que los paramilitares mataron a sus dos hijos varones, Dionisio y Rafael, y arrojaron sus cuerpos al río, emprende un viaje para darles la sepultura que merecen.

Protagonizada por José Arley de Jesús Carvallido Lobo, coproducida por Colombia, Bélgica, Brasil y Francia, la película describe la Colombia de 2002 en las orillas del río Magdalena y el dolor que genera la guerra y el conflicto interno.

Una amplia gama de películas y documentales completan la programación, que incluye el filme biográfico "Judy", de Rupert Goold, sobre la cantante y actriz estadounidense Judy Garland con escenas de sus últimos conciertos en Londres en 1968, con Renée Zellweger (Bridget Jones) en el papel principal.

Se rendirá homenaje también al padre del "Spaghetti Western", Sergio Leone, y al escritor Andrea Camilleri, padre del comisario Montalbano, fallecido en julio, así como a la actriz Lucia Bosé, la cual hablará ante el público para comentar la restauración de 'Satyricon' (1969) de Federico Fellini.

Los espectadores descubrirán aspectos desconocidos de la vida del tenor italiano Luciano Pavarotti, fallecido en 2007, en un documental del estadounidense Ron Howard.

Los fanáticos de la estrella del rock Bruce Springsteen gozarán con "Westerns Stars", el documental que el "Boss" ha dirigido junto con Thom Zimny.

Como cada año una serie de personalidades conversarán sobre su oficio con el público, una de las secciones más interesantes y populares.

Este año será posible con la actriz francesa Fanny Ardant y su compatriota, el director Olivier Assayas, así como con los actores Edward Norton, Benicio Del Toro y John Travolta.

El actor, cantante y bailarín, famoso por "Grease" y "Fiebre del Sábado por la noche", recibirá un premio especial por su actuación en la película "The Fanatic", dirigida por el estadounidense Fred Durst, en la que interpreta a un fanático obsesionado con un actor de Hollywood. (17/10/2019)

Comparte y opina:

Brad Pitt desembarca en Venecia con su odisea íntima en el espacio

El paso de Brad Pitt por el tapete rojo despertó el delirio entre los jóvenes cinéfilos, que esperaron por horas frente al Palacio del Cine para obtener un deseado selfie.

El actor estadounidense Brad Pitt en Venecia. Foto: AFP

/ 29 de agosto de 2019 / 16:17

El célebre actor estadounidense Brad Pitt desembarca este jueves en el Festival de Cine de Venecia con el filme "Ad Astra", de James Gray, una odisea íntima en el espacio en busca de un padre perdido.

"Ha sido el mayor reto de toda mi carrera", confesó el divo en Venecia durante la conferencia de prensa de presentación del filme, del que es además es coproductor.

En camiseta y gorra de béisbol, con un lenguaje claro y más bien sofisticado, Pitt confesó que se trata de un filme delicado, que habla de "la masculinidad", pero también del "dolor" y de la "vergüenza", barreras que los hombres suelen negar.

La estrella de Hollywood, de 55 años, que en la vida real mantiene su belleza, en el filme resulta un hombre maduro, casi con autismo, un personaje enigmático cuyas ojeras y arrugas se pueden casi tocar con la mano gracias a los abundantes primeros planos.

– ¿El Oscar para Brad Pitt? –

La aventura en el espacio de Pitt, en competición con 20 filmes en Venecia, podría garantizarle además el primer Oscar de su vida como actor.

Interrogado sobre esa eventualidad, Pitt se limitó a sonreír.

Más que una película de ciencia ficción o de una nueva versión de "2001 Odisea en el espacio" por sus efectos especiales, la cinta de Gray, autor apreciado por obras como "La ciudad perdida" (2016), es un filme sobre los sentimientos.

"Fue un trabajo duro, desde el inicio uno se interroga sobre el porqué estamos en el mundo, sobre la vida y la muerte", explicó Pitt, quien interpreta al astronauta Roy McBride.

Su viaje por el espacio en busca de su padre que desapareció durante una misión a Neptuno 20 años atrás, es ante todo un encuentro con él mismo, con sus fantasmas.

"Fue un esfuerzo de equilibrio para mantener el estilo sutil y delicado", resumió el actor, que elogió el trabajo del realizador.

El inmenso espacio resulta de todos modos un lugar hostil y sombrío y también un pretexto para una travesía interior, una búsqueda del padre.

"Quise contar una pequeña historia en medio del inmenso cosmos", reconoció el realizador, quien se inspiró "Al corazón de las tinieblas" de Joseph Conrad y "Moby Dick" de Herman Melville.

El paso de Brad Pitt por el tapete rojo despertó el delirio entre los jóvenes cinéfilos, que esperaron por horas frente al Palacio del Cine para obtener un deseado selfie.

– El divorcio de Scarlett Johansson –

  • La actriz Scarlett Johansson en su paso por la alfombra roja en Venecia. Foto: AFP

Otro diva de Hollywood, la encantadora Scarlett Johansson, también desfiló este jueves por el legendario Lido veneciano con el filme "Historia de un matrimonio", del neoyorquino Noah Baumbach, con Admam Driver.

Se trata de la crónica de un turbulento divorcio entre Nueva York y Los Ángeles.

Comparado a filmes legendarios sobre ese tema, como el emblemático "Kramer contro Kramer" de hace 40 años, la cinta narra como un amor se puede transformar en una pesadilla, como las tensiones y las diferencias pesan en un divorcio.

"Cuando el director me llamó para proponerme el filme empecé a hablar y hablar para contarle lo que me estaba pasando", contó Johansson, quien se acababa de divorciar de su segundo marido, el francés Romain Dauriac.

"Pensé, es el destino. Este filme tiene mucho de todos nosotros", confesó la actriz, cuya película ha sido producida por Netflix, la plataforma audiovisual que no es vetada por la Mostra al contrario de Cannes, en Francia.

Para Bambauch es un proyecto que se basa directamente en su propio divorcio.

"Me sirvió hablar con tantos amigos que han pasado por una experiencia tan dolorosa", confesó el realizador, que logra transmitir la complejidad de la crisis de una pareja y al mismo tiempo mostrar el papel devastador que pueden jugar los abogados. (29/08/2019)

Comparte y opina:

Almodóvar recibe en Venecia el León a la Carrera como un ‘acto de justicia poética’

Almodóvar, que el 25 de septiembre cumple 70 años, alcanzó fama mundial con el colorido y el atrevimiento de sus películas e inició su carrera internacional justamente en el festival de Venecia.

Almodóvar posa en Venecia junto a su galardón, el León a la Carrera. Foto: AFP

/ 29 de agosto de 2019 / 16:06

La Mostra de Venecia consagró este jueves con el León de Oro a la Carrera al cineasta español Pedro Almodóvar, quien recibió el prestigioso premio como un "acto de justicia poética".

El cineasta, que el director del certamen, el crítico italiano Alberto Babera, considera "el más grande e influyente" cineasta español desde Luis Buñuel, no ha recibido hasta ahora ninguno de los mayores galardones de los festivales europeos como Cannes y Venecia.

"Treinta años después me están dando el León de Oro por una película de 1988. Es un acto de justicia poética", comentó divertido durante una conferencia de prensa celebrada poco antes de la ceremonia oficial en la Sala Grande.

El realizador se refería al filme "Mujeres al borde de un ataque de nervios", que compitió ese año en la Mostra veneciana y que había entusiasmado al presidente del jurado de entonces, el cineasta italiano Sergio Leone.

En su honor el festival proyecta justamente la película que lo catapultó en la escena internacional.

Almodóvar, que el 25 de septiembre cumple 70 años, alcanzó fama mundial con el colorido y el atrevimiento de sus películas e inició su carrera internacional justamente en el festival de Venecia.

"Mi bautizo fue aquí, en este festival, en 1983 con el filme 'Entre tinieblas'", recordó.

"Venir a un festival internacional me parecía un milagro", rememora al repasar su trayectoria cinematográfica.

"Yo me sentía muy orgulloso de las actrices, eran maravillosas. Representaban a una España ultramoderna", dijo.

– España, su inspiración –

"España despertaba de una larga dictadura de 40 años (…) Lo más importante de 'la movida' (movimiento artístico durante los primeros años de la transición postfranquista) era el hecho de haber perdido el miedo y poder gozar de una enorme libertad", reconoció.   El "león herido", como lo llamó la prensa italiana, recibió emocionado el galardón que se añade a sendos Óscar por dos de sus mayores éxitos: los melodramas "Todo sobre mi madre" y "Hable con ella".

El renombrado cineasta, conocido por películas desenfadadas y corrosivas y que ha evolucionado hacia un cine más introspectivo, reconoció que su cine es el "producto de la democracia española".

"Mis películas son la demostración de que es real", comentó.

"Cuando empecé a hacer cine no se hablaba de diversidad. La vida entonces era muy diferente", señala.

"Impuse como director en mis filmes toda la variedad que había en la vida", confesó al referirse a las temáticas almodovarianas: masoquismo, homosexualidad, masturbación, droga, pornografía, ataques a la religión.

"Para mí era la vida misma", añadió en una alusión a su homosexualidad.

"Todas las orientaciones sexuales eran bienvenidas. Mis personajes han tenido autonomía moral, sean transexuales, monjas o amas de casa", explicó.

"El cambio que se operaba en esos años en España era lo que me fascinaba", contó.

"La calle y la noche madrileña eran interminables. Era una gran diversidad y me formé en esa universidad", admite.

El cineasta confesó que en sus películas reina el color por una suerte de "reacción" contra su tierra de nacimiento.

"Hay como una reacción en contra del lugar donde nací, La Mancha, entonces extremadamente conservadora, calvinista, se veía poco el color y es muy árida. Lo contrario a como yo me sentía", admite.

"No recuerdo haber visto el color rojo en mi infancia. Sólo el negro del luto….", asegura con su tradicional estilo irónico. (29/08/2019)

Comparte y opina:

El papa Francisco recibe a Trump, un encuentro para limar asperezas

La audiencia con el papa tuvo lugar particularmente temprano, debido a que Francisco debía presidir dos horas más tarde la tradicional audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro ante miles de peregrinos de todo el mundo.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (d), saluda al papa Francisco durante una audiencia privada celebrada en el Vaticano este 24 de mayo.

/ 24 de mayo de 2017 / 13:18

El papa Francisco recibió este miércoles en el Vaticano por primera vez al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una visita de media hora y que debía servir para limar asperezas entre el multimillonario mandatario y el pontífice latinoamericano.

El encuentro comenzó a las 08.30 locales (06.30 GMT), en el estudio privado del papa, en el segundo piso del palacio apostólico, y bajo imponentes medidas de seguridad.

El presidente estadounidense y su esposa Melania, vestida rigurosamente de negro y con mantilla, recorrieron primero las suntuosas salas del Vaticano seguidos por los representantes de las familias nobles italianas, como es tradición para las visitas de jefes de Estado.

El papa recibió con un apretón de manos y rostro sonriente a Trump en la puerta de la biblioteca, tras lo cual lo invitó a entrar al recinto para sentarse frente al escritorio papal. Un traductor asistía al encuentro.

Francisco lo recibió con un «welcome» (bienvenido), a lo que Trump respondió «es un honor».

  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (c), se reúne con el papa Francisco (c-d) junto a su mujer, Melania (d), su hija Ivanka Trump (2i), y su yerno y asesor Jared Kushner (i) durante una audiencia privada. Foto: EFE

Los dos líderes tienen posiciones muy diferentes sobre temas como migración, cambio climático, venta de armas, pena de muerte, islam.

Al término de la audiencia, que duró el tiempo promedio que el papa concede a los mandatarios, Trump presentó a la delegación que lo acompaña, entre ellos su hija Ivanka, también de negro pero sin mantilla.

La audiencia con el papa tuvo lugar particularmente temprano, debido a que Francisco debía presidir dos horas más tarde la tradicional audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro ante miles de peregrinos de todo el mundo.

El encuentro fue fijado tras meses de especulaciones sobre la reticencia de Trump a reunirse con el pontífice durante su primera gira exterior de nueve días.

Durante su breve visita al Vaticano, el presidente estadounidense debía reunirse también con el número dos de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin y con el secretario para las Relaciones con los Estados, una suerte de ministro de Relaciones Exteriores, monseñor Paul Gallagher.

  • El Papa Francisco recibió al presidente de EEUU, Donald Trump, el tiempo necesario y destinado para mandatarios. Foto: EFE

Al término de los encuentros, el presidente estadounidense, un protestante presbiterano, y su tercera esposa, católica, visitarán la Capilla Sixtina y la basílica de San Pedro.

– «Hablar de cosas comunes» –

«Este es un viaje histórico. Ningún presidente había visitado en una sola gira la tierra de origen de judíos, cristianos y musulmanes. El presidente Trump está buscando unir a los pueblos de todas las religiones alrededor de una visión común de la paz», explicó a la AFP Herbert McMaster, consejero de Seguridad Nacional del presidente.

La condena al aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual, son algunos de los llamados «valores no negociables» para la Iglesia católica con los que Trump concuerda con particular ahínco.

Hay que «buscar las puertas que al menos están un poco abiertas, entrar y hablar de cosas comunes, e ir hacia adelante, paso a paso», explicó a mediados de mayo el papa Francisco a propósito del encuentro.

La paz debía ser uno de los temas claves del encuentro, había adelantado Francisco, quien no cesa de denunciar «la guerra a pedazos» que azota al mundo, en particular el Medio Oriente, de donde llegó el mandatario estadounidense.

Trump y el primer pontífice de origen latinoamericano defienden modelos económicos y sociales opuestos, y han chocado en temas como la construcción de un muro entre Estados Unidos y México, la asistencia a los pobres, las relaciones con el mundo islámico o la estrategia en Oriente Medio.

  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (c-i), y su esposa, Melania (3-i), se reúnen con el papa Francisco en una audiencia privada celebrada en el Vaticano este miércoles 24 de mayo. Foto: EFE

Trump, que llega proveniente de Arabia Saudí e Israel, dos importantes aliados de Estados Unidos, buscaba «convergencias» con el líder de 1.300 millones de católicos tras haberse reunido con representantes de otras dos grandes religiones monoteístas, musulmanes y judíos.

La apretada agenda de Trump incluía luego una reunión de cortesía con el presidente y el jefe de gobierno italianos en el Palacio del Quirinal.

Mientras tanto, Melania debía visitar el hospital infantil Bambino Gesù, cerca al Vaticano, e Ivanka prevía abordar el tema del tráfico de emigrantes en la sede de la influyente comunidad católica de San Egidio, llamada el brazo diplomático del Vaticano.

El nuevo presidente de Estados Unidos partirá luego a Bruselas, donde asistirá a una cumbre el jueves de la OTAN y se reunirá con el rey y el primer ministro belga.

Trump tiene previsto volver a Italia para participar en una cumbre de los siete países más industrializados (G7), que se realizará los días 26 y 27 de mayo en Taormina, Sicilia (sur). (24/05/2017)

Comparte y opina:

El papa Francisco recibe a Trump, un encuentro para limar asperezas

La audiencia con el papa tuvo lugar particularmente temprano, debido a que Francisco debía presidir dos horas más tarde la tradicional audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro ante miles de peregrinos de todo el mundo.

/ 24 de mayo de 2017 / 13:18

El papa Francisco recibió este miércoles en el Vaticano por primera vez al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, una visita de media hora y que debía servir para limar asperezas entre el multimillonario mandatario y el pontífice latinoamericano.

El encuentro comenzó a las 08.30 locales (06.30 GMT), en el estudio privado del papa, en el segundo piso del palacio apostólico, y bajo imponentes medidas de seguridad.

El presidente estadounidense y su esposa Melania, vestida rigurosamente de negro y con mantilla, recorrieron primero las suntuosas salas del Vaticano seguidos por los representantes de las familias nobles italianas, como es tradición para las visitas de jefes de Estado.

El papa recibió con un apretón de manos y rostro sonriente a Trump en la puerta de la biblioteca, tras lo cual lo invitó a entrar al recinto para sentarse frente al escritorio papal. Un traductor asistía al encuentro.

Francisco lo recibió con un «welcome» (bienvenido), a lo que Trump respondió «es un honor».

  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (c), se reúne con el papa Francisco (c-d) junto a su mujer, Melania (d), su hija Ivanka Trump (2i), y su yerno y asesor Jared Kushner (i) durante una audiencia privada. Foto: EFE

Los dos líderes tienen posiciones muy diferentes sobre temas como migración, cambio climático, venta de armas, pena de muerte, islam.

Al término de la audiencia, que duró el tiempo promedio que el papa concede a los mandatarios, Trump presentó a la delegación que lo acompaña, entre ellos su hija Ivanka, también de negro pero sin mantilla.

La audiencia con el papa tuvo lugar particularmente temprano, debido a que Francisco debía presidir dos horas más tarde la tradicional audiencia general de los miércoles en la plaza de San Pedro ante miles de peregrinos de todo el mundo.

El encuentro fue fijado tras meses de especulaciones sobre la reticencia de Trump a reunirse con el pontífice durante su primera gira exterior de nueve días.

Durante su breve visita al Vaticano, el presidente estadounidense debía reunirse también con el número dos de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin y con el secretario para las Relaciones con los Estados, una suerte de ministro de Relaciones Exteriores, monseñor Paul Gallagher.

  • El Papa Francisco recibió al presidente de EEUU, Donald Trump, el tiempo necesario y destinado para mandatarios. Foto: EFE

Al término de los encuentros, el presidente estadounidense, un protestante presbiterano, y su tercera esposa, católica, visitarán la Capilla Sixtina y la basílica de San Pedro.

– «Hablar de cosas comunes» –

«Este es un viaje histórico. Ningún presidente había visitado en una sola gira la tierra de origen de judíos, cristianos y musulmanes. El presidente Trump está buscando unir a los pueblos de todas las religiones alrededor de una visión común de la paz», explicó a la AFP Herbert McMaster, consejero de Seguridad Nacional del presidente.

La condena al aborto, la eutanasia, el matrimonio homosexual, son algunos de los llamados «valores no negociables» para la Iglesia católica con los que Trump concuerda con particular ahínco.

Hay que «buscar las puertas que al menos están un poco abiertas, entrar y hablar de cosas comunes, e ir hacia adelante, paso a paso», explicó a mediados de mayo el papa Francisco a propósito del encuentro.

La paz debía ser uno de los temas claves del encuentro, había adelantado Francisco, quien no cesa de denunciar «la guerra a pedazos» que azota al mundo, en particular el Medio Oriente, de donde llegó el mandatario estadounidense.

Trump y el primer pontífice de origen latinoamericano defienden modelos económicos y sociales opuestos, y han chocado en temas como la construcción de un muro entre Estados Unidos y México, la asistencia a los pobres, las relaciones con el mundo islámico o la estrategia en Oriente Medio.

  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (c-i), y su esposa, Melania (3-i), se reúnen con el papa Francisco en una audiencia privada celebrada en el Vaticano este miércoles 24 de mayo. Foto: EFE

Trump, que llega proveniente de Arabia Saudí e Israel, dos importantes aliados de Estados Unidos, buscaba «convergencias» con el líder de 1.300 millones de católicos tras haberse reunido con representantes de otras dos grandes religiones monoteístas, musulmanes y judíos.

La apretada agenda de Trump incluía luego una reunión de cortesía con el presidente y el jefe de gobierno italianos en el Palacio del Quirinal.

Mientras tanto, Melania debía visitar el hospital infantil Bambino Gesù, cerca al Vaticano, e Ivanka prevía abordar el tema del tráfico de emigrantes en la sede de la influyente comunidad católica de San Egidio, llamada el brazo diplomático del Vaticano.

El nuevo presidente de Estados Unidos partirá luego a Bruselas, donde asistirá a una cumbre el jueves de la OTAN y se reunirá con el rey y el primer ministro belga.

Trump tiene previsto volver a Italia para participar en una cumbre de los siete países más industrializados (G7), que se realizará los días 26 y 27 de mayo en Taormina, Sicilia (sur). (24/05/2017)

Comparte y opina:

Francisco reza en el Coliseo por la sangre vertida por inocentes

Al final del sugestivo recorrido con el que se conmemora el calvario de Cristo hasta su crucifixión, el papa pronunció más de siete veces la palabra "vergüenza" para enumerar los pecados, omisiones, injusticias, escándalos y horrores que azotan al mundo y a la misma iglesia.

El papa Francisco presidiendo este viernes en una Roma blindada su quinto Vía Crucis.

/ 15 de abril de 2017 / 00:12

El papa Francisco presidió este viernes en una Roma blindada su quinto Vía Crucis como pontífice alrededor del Coliseo, al término del cual rezó por «la sangre vertida por los inocentes» por guerras e injusticias.

Al final del sugestivo recorrido con el que se conmemora el calvario de Cristo hasta su crucifixión, el papa pronunció más de siete veces la palabra «vergüenza» para enumerar los pecados, omisiones, injusticias, escándalos y horrores que azotan al mundo y a la misma iglesia.

«Vergüenza por la sangre inocente que cotidianamente viene derramada por mujeres, niños, emigrantes, personas perseguidas por el color de la piel o por su pertenencia étnica, social, o por su fe en ti», dijo el papa con voz firme y a la vez conmovida.

Dirigiéndose al Cristo crucificado, el papa argentino reconoció su «vergüenza» «por todas las imágenes de devastación, de destrucción, de naufragio, que se han convertido en ordinarias para nosotros», agregó.

El papa reconoció también su «vergüenza por todas las veces que obispos, sacerdotes, consagrados y consagradas hemos herido tu cuerpo, la Iglesia», dijo en un alusión a los abusos cometidos por curas pedófilos.

En su oración, el pontífice pidió por «nuestros hermanos arrasados por la violencia, por la indiferencia y por la guerra» e instó a «romper las cadenas que nos tienen prisioneros en nuestro egoísmo, en nuestra ceguera involuntaria, y en la vanidad de nuestros cálculos mundanos».

El pontífice llegó a las 21H00 locales (19H00 GMT) al célebre monumento romano, en donde unas 20.000 personas, turistas y religiosos, entre ellos la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, lo esperaban, algunos con antorchas.

El recorrido nocturno alrededor del monumento romano se celebró este año en un clima particular, marcado por las fuertes medidas de seguridad adoptadas desde los atentados del domingo en Egipto contra dos iglesias de cristianos coptos y que costaron la vida a 45 personas.

– Roma blindada –

  • Fieles católicos durante la procesión de las antorchas frente al Coliseo durante el Viernes Santo en Roma, Italia. Foto: EFE

«Roma está blindada, vigilada. Espero que no suceda nada», comentó una joven a la RAI, la televisión italiana, que transmitió en directo el evento a numerosos países.

Toda la zona estaba vigilada por patrullas de la policía y el ejército, además de cuerpos especiales de inteligencia.   Tanques del ejército fueron aparcados al ingreso de la gran avenida que conduce al Coliseo para impedir ataques contra la multitud con automóviles, como ocurrió en Londres y Niza.

Francisco, de 80 años, presidió como el año pasado el rito desde la terraza del Palatino, frente al imponente anfiteatro romano, sin recorrer a pie las 14 estaciones.

Para esta ocasión, las meditaciones fueron escritas por la biblista francesa Anne-Marie Pelletier, que decidió no usar el nombre que habitualmente se utiliza.

Entre los nuevos nombres de las catorce estaciones figuraba «Jesús es negado por Pedro», «Jesús y Pilato», mientras que a la última, la decimocuarta, la llamó «Jesús en el sepulcro y las mujeres», tema que desarrolló para hablar de la cuestión femenina, de las mujeres que sufren.

En cada una de las estaciones, algunas dispuestas dentro del monumento, una liviana cruz de color gris fue cargada por jóvenes, inmigrantes, religiosos.

En la décima estación una familia colombiana formada por Claver Martínez Ariza, su esposa Marlene y dos hijos llevó la cruz. En la octava, le tocó el turno a una familia egipcia.

Las dos familias representaban a los dos países que el papa argentino anunció que visitará este año para instar al diálogo y la reconciliación, en particular Colombia, donde espera impulsar en septiembre el perdón tras la histórica firma de la paz con la guerrilla de izquierda de las FARC que puso fin a más de 50 años de conflicto.

Antes del Vía Crucis, el pontífice, vestido de rojo y en la oscuridad, se acostó sobre un tapete en la basílica de San Pedro, sin cruz pectoral ni anillo del pescador, como símbolo de que Jesús ha muerto.

El domingo culminarán las celebraciones de Semana Santa con la misa de Resurrección y el mensaje «Urbi et orbi», a la ciudad y al mundo. (14/04/2017)

Comparte y opina:

Últimas Noticias