La versión de acción real de Mulán finalmente se estrena este viernes, pero no en cines, sino en la plataforma streaming de Disney, en una apuesta que analistas creen puede cambiar a Hollywood para siempre.

La cinta de $us 200 millones sobre la legendaria guerrera china estaba prevista que llegara a la gran pantalla en marzo, pero fue una de las primeras víctimas de la pandemia, obligando a varios atrasos que llevaron a descartar un estreno en cines.

El mes pasado, aún sin saber cuándo sería seguro regresar a las salas, Disney sacudió la industria —al propio elenco de la cinta— al anunciar que Mulán se estrenaría en su lugar en las pantallas de los hogares.

«La decisión de que saliera en Disney+ causó un gran choque para muchos de nosotros», dijo el actor Jason Scott Lee, que interpreta al villano principal de la película, quien añadió que la producción estaba «destinada a ser vista» en la pantalla grande.

«Al principio fue devastador», dijo a AFP Tzi Ma, que interpreta al padre de Mulán. «Pero después de un día más o menos, pensé en el lado positivo… con COVID-19, nuestras responsabilidades crecen. Queremos mantener a todos seguros».

Además de las preocupaciones sobre la salud del público, Disney conduce un experimento de visualización en demanda que puede alterar dramáticamente la forma en que la gente ve películas.

Mulán sale el mismo fin de semana que Warner Bros estrena su película de ciencia ficción Tenet en los cines de Estados Unidos que han abierto (70% del total a capacidad reducida).

A diferencia del estudio rival, que tendrá que dividir los ingresos de taquilla con los cines, el estudio del ratón Mickey se quedará con el 100% de las ganancias de Mulán, que costará 30 dólares adicional a la suscripción de Disney+.

Aunque Disney ha producido varias películas para consumo casero, nunca lo hizo con una producción de este tamaño, y Hollywood observa con nerviosismo.

«Lo que pase este fin de semana puede ser recordado para siempre, puede ser un punto de inflexión para todo Hollywood a medida que avanzamos hacia el futuro», dijo el analista Jeff Bock de Exhibitor Relations, que hace seguimiento a los ingresos en la industria.

«Se trata de cómo el público va a digerir el entretenimiento de los éxitos de taquilla en el futuro».

‘Punto de referencia’

Ayudó a la decisión el hecho de que en China, donde Disney+ no está disponible, muchos cines han reabierto y estrenan la película la semana que viene.

Basada en una balada china de 1.500 años de antigüedad sobre una joven que toma el lugar de su padre enfermo en el ejército imperial, Mulán ya se esperaba que fuera una de las mayores películas de Disney en el mercado chino.

Mulán es innovadora en otros aspectos.

Todo el elenco es asiático o asiáticoestadounidense, un grupo demográfico poco representado en Hollywood, especialmente en megaproducciones de gran presupuesto.

«Es importantísimo que un gran estudio tenga la confianza de que un reparto totalmente asiático, asiáticoestadounidense, que les de su fuerza y apoyo financiero», dijo Ma.

«Debería ser un punto de referencia. Debería ser algo que el mundo pueda ver, que esto es viable».

El sabio dragón Mushu, representado por Eddie Murphy, en la película animada de 1998, no aparece en esta versión.

Tampoco los números musicales y las tramas románticas.

La directora neozelandesa Niki Caro (La leyenda de las ballenas) eligió un tono más maduro, con escenas de lucha bellamente coreografiadas y paisajes que recuerdan a El tigre y el dragón.

El tema del empoderamiento femenino también es visible, tanto en la capacidad física de la estrella Yifei Liu, como en la introducción de una misteriosa nueva villana femenina (Gong Li).

«No creo que Niki quisiera hacer un remake», dijo Ma. «Eso no era lo que intentábamos hacer. Queríamos conectar con la balada original con nuestro punto focal».

«Me encantaban las canciones… pero no era nuestro objetivo acá».

Las críticas iniciales han sido cautelosamente positivas: muchos elogiando los sorprendentes visuales de la película y la voluntad de apartarse de la animación, pero algunos criticando la falta de emoción o de humor en el guión.

Para el elenco, después de meses en el limbo, el tan esperado estreno de la película es motivo de celebración.

«Ha pasado tanto tiempo, que siento que la película había sido enjaulada y solo necesitaba ser liberada», dijo Lee.

«Necesitaba tener alas… y dejar que la gente la vea en cualquier formato».

(04/09/2020)