La Revista

viernes 16 abr 2021 | Actualizado a 11:02

La pistola original de James Bond usada por Connery será subastada en Estados Unidos

Otros artículos subastados serán un casco de piloto usado por Tom Cruise en ‘Top Gun’ y la chaqueta de cuero de motocicleta de Arnold Schwarzenegger de ‘Terminator 2: Judgment Day’.

Por AFP

/ 9 de noviembre de 2020 / 19:53

La pistola Walther PP, utilizada por el fallecido actor Sean Connery en la primera película de James Bond se subastará el próximo mes en Los Ángeles y se estima que alcanzará el valor de entre $us 150.000 y 200.000.

El actor escocés, quien falleció el mes pasado a los 90 años en su casa en las Bahamas, empuñó el arma en la cinta Dr.No de 1962. «La silueta de 007 sosteniendo esta pistola se convertiría en la imagen más icónica de la franquicia de James Bond y una de las referencias de la cultura pop más reconocibles de todos los tiempos», dijo Martin Nolan, director ejecutivo de Julien’s Auctions.

En Dr. No, Bond recibe órdenes de sus jefes del Servicio Secreto Británico de cambiar su vieja y fallida pistola Beretta por una Walther. «La CIA estadounidense confía ciegamente en ellas», se le informa a Bond.

Distintas versiones del modelo Walther siguen siendo el arma de fuego característica de 007, unas 25 películas más tarde.

Será uno de los más de 500 artículos de la subasta Icons & Idols Trilogy: Hollywood que se llevará a cabo en línea en Beverly Hills el 3 de diciembre. Otros artículos destacados serán un casco de piloto usado por Tom Cruise en Top Gun y la chaqueta de cuero de motocicleta de Arnold Schwarzenegger de Terminator 2: Judgment Day.

El próximo estreno de Bond, que se cree que es la última película del actual 007 Daniel Craig, se pospuso debido a la pandemia de covid-19. No Time To Die está programada para ser lanzada en abril.

Connery ganó fama y admiración en todo el mundo por su interpretación con acento escocés del espía con licencia para matar en varias películas. Muchos fanáticos consideran que Connery, el primer actor en pronunciar el inolvidable «Bond, James Bond», es el mejor retrato de la creación del novelista Ian Fleming.

(09/11/2020)

Temas Relacionados

Comparte y opina:

Una joven india lucha por salvar los bosques de Mollem

Neola Pereira lleva meses en campaña para impedir un proyecto que prevé extender las líneas ferroviarias, ensanchar una autopista y construir una línea de alta tensión .

Parque Nacional Mollem de India

Por AFP

/ 16 de abril de 2021 / 11:00

A la cabeza de un ‘flashmob’, una joven india de 20 años con trenzas baila contra un proyecto de infraestructuras que amenaza el parque nacional de Mollem, en el sur de India, donde las autoridades están desconcertadas por un movimiento de jóvenes ecologistas que cobra fuerza.

La confrontación entre el Estado y los ecologistas no es nueva en India, donde las comunidades tribales pobres llevan tiempo quejándose de que las desplazan en aras del crecimiento económico.

Lo sorprendente es que lo lideren mujeres jóvenes como Neola Pereira, quien se manifiesta bailando, vestida al estilo occidental, con pantalones tejanos ajustados y una camiseta. Saben utilizar las redes sociales para amplificar sus acciones.

«La gente piensa que solo los ecologistas deben luchar por el medio ambiente, pero eso no es cierto», explica a la AFP esta estudiante de comercio.

Neola Pereira lleva meses en campaña para impedir un proyecto de infraestructuras gubernamental que prevé extender las líneas ferroviarias, ensanchar una autopista y construir una línea de alta tensión que atravesaría los bosques del parque nacional de Mollem, donde viven tigres y otros grandes felinos amenazados de extinción.

La línea ferroviaria existente transporta a diario miles de toneladas de carbón australiano, sudafricano e indonesio a través de Goa, en la costa a lo largo del mar de Omán (o mar Arábigo).

Según los militantes, una extensión amenazaría esta reserva y podría convertir el estado en una plataforma de carbón.

Biodiversidad alterada

La joven no había previsto comprometerse de esta manera. Pertenece a la clase media urbana, más preocupada por el ingreso en la universidad y un buen puesto de trabajo que por la ecología. Pero todo ha cambiado con el ejemplo de la joven activista sueca Greta Thunberg.

«Las mujeres jóvenes como yo no solo queremos una carrera, queremos que se use nuestra voz para el cambio», afirma Neola Pereira, quien fue detenida por la policía en diciembre.

En febrero, la policía también detuvo a la activista por el clima Disha Ravi, de 22 años, acusada de sedición. La campaña #SaveMollem cuenta con el apoyo de una gran parte de la juventud pero ahora también se suman otras categorías gracias a las operaciones en internet, como este desafío de danza bautizado «Jerusalema» al que se apuntaron cientos de personas en Goa, una excolonia portuguesa.

«Las redes sociales ayudan mucho», afirma Hycintha Aguiar, una zoóloga de 26 años que realizó investigaciones en Mollem en 2019 y 2020.

«Me he abstenido del activismo hasta ahora, pero lo que está pasando aquí es muy preocupante», declaró a la AFP. Muchos habitantes no están convencidos de ello.

«Cuando era niño, me deleitaba con la naturaleza de Goa», recuerda Mariano Proenca, un sacerdote de 68 años que participó en una de las recientes manifestaciones de Neola Pereira.

«Ahora, con estos proyectos que la destruyen, los niños ya no podrán disfrutar de la naturaleza», lamenta. Pero la joven Pereira está dispuesta a librar un combate largo, sin miedo a una posible represión. En diciembre, la policía subió a un autobús privado lleno de ecologistas y ordenó al conductor que los llevara a la comisaría.

«Estábamos atrapados (…) gritamos pidiendo socorro», recuerda la activista. Minutos después, los activistas difundieron imágenes de la situación en Instagram. Se volvieron virales, con más de 200.000 visualizaciones, un incidente que atrajo a más personas al movimiento, en solidaridad.

«El gobierno tiene miedo porque (…) hemos llegado a mucha gente», dice Neola. «Seguro que ganaremos esta batalla»

Comparte y opina:

Angela Merkel recibe su primera dosis de vacuna AstraZeneca contra el COVID-19

"Estoy contenta de haber recibido hoy [viernes] mi primera dosis con AstraZeneca", indicó la canciller alemana

Angela Merkel, llega a una sesión del Bundestag, la cámara baja del parlamento de Alemania en Berlín el 16 de abril de 2021

Por AFP

/ 16 de abril de 2021 / 09:42

La canciller alemana Angela Merkel fue vacunada este viernes con la primera dosis del inmunizante anticovid del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca, anunció el portavoz del gobierno.

«Estoy contenta de haber recibido hoy [viernes] mi primera dosis de AstraZeneca», indicó la canciller alemana, citada en un tuit de Steffen Seibert, que también mostraba el certificado de vacunación. «Vacunarse es la clave para salir de la pandemia», subrayó la mandataria.

«Agradezco a todos aquellos que participan en la campaña de vacunación, y a todos aquellos que se vacunan», agregó en ese tuit Merkel, para quien «vacunarse es la clave para salir de la pandemia».

La canciller, de 66 años, entra en la categoría de edad de personas eligibles para la vacuna sueco-británica, cuya utilización fue suspendida a mediados de marzo de manera temporal y tiene uso restringido en Alemania para mayores de 60 años a raíz de raros casos de trombosis detectados en Europa.

Al 2 de abril, había 42 casos registrados de trombosis venosa cerebral en Alemania tras una vacunación con AstraZeneca. En 35 casos, se trata de mujeres de 20 a 63 años y ocho murieron.

Alemania ya no considera al Reino Unido como una zona de riesgo

Alemania retiró al Reino Unido de su lista de zonas de riesgo por la pandemia de COVID-19, anunciaron este viernes sus autoridades sanitarias, casi cuatro meses después de haber suspendido los vuelos entre ambos países tras el surgimiento de una variante del virus.

El Reino Unido se confinó por tercera vez a principios de enero, pero actualmente registra menos de 3.000 casos por día, especialmente gracias a una vasta campaña de vacunación.

(16/04/2021)

Comparte y opina:

Bad Bunny y Karol G ganan en los Premios Latin AMA de la música en Miami

Bad Bunny triunfó con cinco premios, entre ellos Artista del año, Artista favorito urbano y Álbum del año por 'YHLQMDLG'.

El músico puertorriqueño Bad Bunny. Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de abril de 2021 / 09:17

El puertorriqueño Bad Bunny y la colombiana Karol G triunfaron en los premios Latin American Music Awards, entregados este jueves en una fiesta en vivo llena de estrellas cerca de Miami y que parecía un evento «normal» en medio de la pandemia.

Bad Bunny triunfó con cinco premios, entre ellos Artista del año, Artista favorito urbano y Álbum del año por YHLQMDLG.

Algunos bailarines, así como el público, llevaban mascarillas, pero tras más de un año de pandemia, con tests de coronavirus y más del 22% de la población de Florida ya vacunada, el COVID-19 parecía cosa del pasado con un show casi completamente presencial.

«Hacía falta porque con toda esta situación del COVID-19, ésta es la primera vez que me siento que estoy en unos premios de verdad, en un evento normal», dijo el reggaetonero Nicky Jam, un ícono del género que sin embargo no se llevó premios, al canal Telemundo.

Tras la suspensión de la edición del año pasado, el show presentado por la actriz mexicana Jacqueline Bracamontes arrancó con la entrega del premio a Sencillo del año favorito a Karol G y Nicki Minaj, por Tusa.

«A todas las nenas que vienen en el camino: mami, bichota, y con todo, que sí se puede y el día de mañana tú que ves allá en casa vas a estar aquí», dijo Karol G, quien llegó a la fiesta como favorita con nueve nominaciones y se llevó tres galardones.

Al mediar la gala, la reggaetonera colombiana interpretó su estreno El Makinón junto a la estadounidense Mariah Angeliq. El colombiano Camilo se llevó el premio a Álbum pop favorito por Por primera vez, mientras Rauw Alejandro ganó el de Nuevo artista del año.

Comparte y opina:

El ángel de la guarda que vigila el ‘puente de los suicidios’ en China

Desde su primer rescate, Chen Si calcula haber librado del abismo a 412 personas, prácticamente una cada dos semanas.

Chen Si, rescatista.

Por AFP

/ 16 de abril de 2021 / 09:11

En una mañana gris y lluviosa, Chen Si patrulla el puente de Nankin que cruza el Yangtsé, para evitar que las personas desesperadas salten a las aguas turbulentas de este río, el más largo de China.

Este puente es un orgullo de China, pero registra el triste récord mundial de suicidios. Chen Si lo recorre todos los fines de semana desde hace 18 años. Su misión: convencer a las personas que quieren suicidarse de que no lo hagan. Ha salvado a cientos de ellas, lo que le ha valido en la prensa local el apodo de «Ángel de Nankin», el nombre de la gran ciudad del este del país.

Con un cigarrillo en una mano y una cantimplora con té verde en la otra, el cincuentón no cree que sea para tanto. «No soy un ángel. Solo intento aportar un poco de luz a quienes están en la oscuridad», explica a la AFP.

La vida de Chen cambió cuando a sus 22 años vio a una joven llorando que se iba a tirar al vacío. Chen Si empezó a hablar con ella y la convenció de que no lo hiciera. Era una trabajadora migrante, como él, que como nació en una familia pobre no tiene dificultades para identificarse con los que quedaron marginados del boom económico chino.

«Les explico que yo también soy una persona corriente. Que todos tenemos problemas y que ellos pueden superarlos», explica este hombre, al que le gusta leer a Freud.

Ángel de la guarda

Desde su primer rescate, el hombre calcula haber librado del abismo a 412 personas, prácticamente una cada dos semanas. Entre ellos, un hombre corpulento al que subieron al puente entre varios y otro acribillado de deudas por valor de millones de yuanes.

Unas experiencias difíciles. Aunque ha aprendido a blindarse, a menudo acude a los templos para aliviar el alma. «Antes tenía pesadillas con los que no conseguía salvar», dice.

Cuando se inauguró en 1968, el puente gigantesco fue presentado como una hazaña de ingeniería china durante la gran era maoísta. Entró en el Libro de los Récords como el puente de dos pisos (uno para trenes y otro para automóviles) más largo del mundo.

En la actualidad batiría un récord menos envidiable: el del número de suicidios, después de haber superado hace unos años el balance del Golden Gate Bridge de San Francisco.

«A veces, cuando inspeccionamos el puente por la mañana, encontramos un zapato de tacón alto o un teléfono móvil con una nota escrita a mano», cuenta Zhang Chun, miembro de una asociación local.

«Ya no los contamos, pero sabemos que se han perdido al menos 3.000 vidas» en el puente de Nankin, según Zhang. Una cifra subestimada debido a la cantidad de personas que desaparecen sin dejar rastro.

Tasa de suicidios

Según cifras oficiales, la tasa de suicidios cayó en 2019 a 5,29 por 100.000 habitantes (frente a 13,56 en 2000), la mitad de la registrada por Estados Unidos.

Pero los problemas psicológicos han aumentado en China en las últimas décadas, según un estudio de la revista médica británica The Lancet publicado hace dos años.

Los autores mencionaban los cambios rápidos en la sociedad china, que causan estrés a quienes no logran adaptarse. El país también sufre de escasez de psicólogos, según otros estudios.

Chen Si no constata que haya menos suicidios en el puente de Nankin. Como ayuda reclutó a voluntarios, en particular estudiantes de psicología a los que aconsejo cómo hay que lidiar con las personas desesperadas. «Lo único que podemos decirles es que hay personas que no pueden vivir sin ellos», explica.

En la ciudad, Chen Si transformó una pequeña oficina en un dormitorio, donde puede alojar hasta cuatro personas que no saben dónde pasar la noche. Reconoce que tuvo que sacrificar su vida familiar por su misión, que cumple además de su trabajo cotidiano. Y no se detendrá hasta el día en que ya no tenga fuerzas para llevar a la gente al buen lado de la barandilla.

«No puedo salvarlos a todos. Cuando está más allá de mis fuerzas, los dejo en manos de los dioses».

Comparte y opina:

Gustavo Dudamel, el prodigio venezolano convertido en una superestrella de la batuta

Dudamel, más conocido por lo sinfónico que por lo lírico, dirigió por primera vez la orquesta de la Ópera de París para La Bohème de Puccini en 2017.

Gustavo Dudamel

Por AFP

/ 16 de abril de 2021 / 08:56

El venezolano Gustavo Dudamel era un adolescente cuando comenzó a zarandear enérgicamente la batuta. Ahora, a sus 40 años, ocupará el prestigioso cargo de director musical de la Ópera de París.

El director de orquesta, uno de los más aclamados del mundo y uno de los mejores pagados ($us tres millones anuales, según la prensa estadounidense), seguirá a la vez al frente de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles.

Dudamel ha sido tildado desde muy joven de prodigio y se ha ganado aplausos y fama en todo el mundo por su expresiva gestualidad al dirigir, moviéndose con emoción, cerrando los ojos, saltando y blandiendo la batuta de un lado a otro, mientras su frondosa y rebelde cabellera, cada vez más dominada por las canas, le sigue el ritmo.

Pero también ha recibido críticas en su país, acusado de voltear la mirada por años ante abusos del gobernante chavismo. Alega que su silencio buscaba evitar «politizar» el aclamado Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela, del que fue su más ilustre representante y del que ahora está alejado por criticar al gobierno.

Fue El Sistema, como es popularmente llamado, el que catapultó al joven Dudamel a escenarios en todo el mundo. El maestro José Antonio Abreu, fallecido en 2018 y creador en 1975 de este programa que ha dado acceso a educación musical a miles de niños de clases populares en Venezuela y ha sido replicado en otros países, se convirtió en su mentor. Lo nombró director, con 18 años, de la Orquesta Juvenil Simón Bolívar.

Y despegó. Ganó en 2004 la primera competición de dirección Gustav Mahler en Alemania, que lo llevó a la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo y de ahí, con 28 años, firmó como director musical en Los Ángeles. Ahora llega a Europa, un norte que le fijó Abreu.

De los juguetes a los instrumentos

Gustavo Adolfo Dudamel Ramírez nació en Barquisimeto (Lara, oeste) el 26 de enero de 1981. Hijo de un trombonista y una profesora de voz, la música siempre estuvo en su casa.

Cuenta Dudamel que de niño dirigía una imaginaria orquesta de juguetes antes de tomar el violín como instrumento. Mayerlin Carrero, trombonista de la Orquesta Sinfónica de Miami, lo recuerda «clarito» tocando un concierto de Vivaldi en un seminario de El Sistema, en Guanare (Portuguesa, oeste), en 1994.

«Era un chico bromista, extrovertido… siempre muy alegre y al mismo tiempo muy concentrado», dijo a la AFP Carrero, que celebra su salto a Europa. «Él puede estar en cualquier lugar dirigiendo y siempre va a estar haciendo un gran trabajo». A los 13 años cambió el violín por la batuta.

«¿Quién podría imaginar que un niño de clase trabajadora en la ciudad de Barquisimeto, Venezuela, cuyo único talento mercadeable es mover un palito, podría estar parado aquí?», dijo Dudamel en enero 2019 cuando recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Linda Briceño, trompetista venezolana formada en El Sistema, recuerda la última vez que tocó bajo su batuta con un solo en un danzón. «Al final del concierto me vino a buscar (…) y me trajo al podium, cosa que nunca pasa en los conciertos de música clásica… Ha sido uno de los momentos más hermosos de mi vida».

Dudamel tiene una «manera de dirigir que siempre fue excéntrica», estimó Briceño. No obstante, Robert Fink, decano asociado de la escuela de Música de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), considera que el venezolano «no es un innovador».

«Es un hombre muy querido por las orquestas debido a su personalidad», pero «no ha hecho nada para cambiar la técnica de dirección, su modelo sigue la corriente europea».

Dudamel, más conocido por lo sinfónico que por lo lírico, dirigió por primera vez la orquesta de la Ópera de París para La Bohème de Puccini en 2017.

Salpicado por la política

Dudamel, casado con la actriz española María Valverde y padre de un niño de 10 años con su anterior pareja, la exbailarina venezolana Eloísa Maturén, intentó mantenerse al margen de la polarizada política venezolana.

Sin embargo, tras recorrer el mundo con la orquesta Simón Bolívar, era frecuente verlo dirigir en grandes actos del gobierno, incluido el funeral de Hugo Chávez. El hechizo terminó cuando en 2017 fijó posición contra el presidente Nicolás Maduro. Criticó entonces la brutal represión contra protestas que dejaron unos 200 muertos.

Acto seguido, una gira con la Orquesta Juvenil venezolana fue cancelada y Dudamel no volvió a aparecer en actos oficiales. Unos celebraron la ruptura, pero otros no perdonan. «Después de sacarle provecho al régimen, para mí, sus palabras se las lleva el viento», lanzó por aquellos días la aclamada pianista Gabriela Montero, muy crítica del maestro.

Comparte y opina:

Últimas Noticias