La Revista

lunes 25 ene 2021 | Actualizado a 09:11

El videojuego ‘The Last of Us’ se convertirá en serie para HBO

La versión televisiva del premiado videojuego será producido por los creadores de la miniserie 'Chernobyl'.

El videojuego 'The last of Us' será una serie de televisión. Foto: YouTube.com

/ 23 de noviembre de 2020 / 18:09

Tras muchas especulaciones de parte de los fanáticos, el multipremiado videojuego The Last of Us ya fue ordenado como serie de televesión por la productora Home Box Office (HBO), conocida por producciones como Juego de Tronos y Los Soprano, informó el portal A.V. Club.

Originalmente estrenado en 2013, el videojuego recibió crítica positiva por parte de sitios de crítica especializada, pero también fue un fenómeno de ventas y en las redes.

Ahora, el público podrá tener la historia escrita y dirigida por Neil Druckmann, adaptada a la pantalla chica por Craig Mazin, escritor de la miniserie Chernobyl y la película ¿Qué pasó ayer? Parte 2.

The Last of Us (traducido del inglés como: Los últimos de nosotros) sigue a Joel y Ellie, dos sobrevivientes que desarrollan un lazo de padre e hija en un Estados Unidos postapocalíptico, en el que un nuevo tipo de hongos y esporas crean una pandemia de zombies.

Pero, debido a la pandemia del COVID-19, todavía no se sabe cuándo la serie comenzará a ser filmada. Mientras tanto se mantiene en preproducción con PlayStation Productions, el estudio cinematográfico de la empresa de videojuegos de Sony, que está muy involucrado.

Comparte y opina:

Pearl Jam demandó a banda tributo llamada Pearl Jamm

Tras el cese y desista, los demandados pasaron a llamarse Legal Jam

Por Adrián Paredes

/ 25 de enero de 2021 / 08:59

Hace cinco años, en Reino Unido, se formó la banda tributo Pearl Jamm con el deseo de tocar canciones de la banda de grunge de Seattle Pearl Jam a lo largo y ancho del territorio británico.

Pero hace poco Pearl Jamm recibió un cese y desista de los representantes de Pearl Jam. Agradeciendo el esfuerzo por mantener viva la música de la banda de Eddie Veder, alegaron sentir que el nombre estaba demasiado cercano al de la banda original y, por razones de derechos de autor, les pedían que por favor cambiasen su nombre, según el sitio Rolling Stone.

Todo esto sucedió en septiembre. En redes sociales, los miembros de Pearl Jamm no escondieron su decepción por la actitud de Pearl Jam. «En todos estos años, los miembros de Pearl Jam nunca se han quejado de nuestra existencia, reconociendo nuestro nombre y logo por años. De hecho, hasta expresaron gratitud y nos mandaron sus mejores deseos», escribieron en las redes sociales de la banda.

Sin embargo, el equipo legal de Pearl Jam aseguró que Pearl Jamm estaba comerciando con productos muy parecidos a la mercadería de la banda de Seattle y hasta pidieron que el sitio oficial de la banda tributo (www.pearljamm.co.uk) fuera traspasado a los representantes de Pearl Jam.

Decepcionados de sus ídolos, los miembros de Pearl Jamm declararon que todo esto se sentía como un ataque en el peor momento posible, dado que la banda tributo no ha podido percibir ganancias por los encierros a causa del COVID-19. E inspirados por todo lo sucedido decidieron cambiar su nombre a Legal Jam (Problema legal, en inglés).

“Parece que dejamos el internet en llamas, pero es hora de extinguir esas flamas. Hacemos lo que hacemos por amor y respeto a Pearl Jam», dijo Legal Jam en un comunicado. También expresaron su deseo de continuar tocando la música de Pearl Jam.

Comparte y opina:

Bob Dylan recibe una demanda de $us 7,25 millones

Tras el cierre de su trato con Universal Music por $us 300 millones, la viuda de uno de sus colaboradores exige el porcentaje de su marido

Por Adrián Paredes

/ 25 de enero de 2021 / 08:27

A finales de 2020, Bob Dylan vendió todo su catálogo de música por $us 300 millones a Universal Music. La idea es que sus regalías por uso y reproducción de sus canciones, ahora pasarían a la productora musical, mientras el podría disfrutar de sus millones sin tener que esperar que las regalías se acumulen, un trato que por la crisis se está volviendo tendencia entre músicos de mucho éxito.

Pero la esposa de Jacques Levy —difunto colaborador y compositor de Dylan— decidió que esto no es justo y que, como heredera de su marido, tiene derecho a recibir dinero por su colaboración en la composición del disco Desire (1976). Entonces, según el diario The Guardian, demandó a Dylan por $us 7.25 millones.

La demanda clama que Dylan y sus asociados «se rehúsan a dar lo que les corresponde monetariamente de la venta del catálogo» a la familia de Levy.

A todo esto, Orin Snyder, abogado de Dylan, dijo al portal especializado Pitchfork que este es un triste intento de capitalizar la reciente venta del catálogo y que toda deuda sobre los derechos fue pagada antes de realizar la venta, calificando a este como un caso sin mérito.

La compra del catálogo de Dylan es uno de los tratos musicales más grandes de la historia, realizada en una época en la que por falta de chances para realizar conciertos, gracias al COVID-19, los músicos de larga trayectoria musical se ven obligados a vender sus derechos musicales a compañías y productoras.

Comparte y opina:

Contra viento y marea se celebra la Alasita, una tradición de varios posibles orígenes

La Alasita data de 1781, aunque según las investigaciones del sociólogo especialista en patrimonio cultural David Mendoza, más allá de la memoria oral no existen documentos que registren cómo se originó la feria.

Por Adrián Paredes

/ 24 de enero de 2021 / 12:22

La Paz amaneció con 1.168 funcionarios de la Alcaldía y la Policía movilizdos hacia 13 puntos de la ciudad. Su misión: evitar el asentamiento de comerciantes de Alasita, la feria suspendida debido al rebrote del COVID-19 en el país.

Pese a la decisión por voto unánime de la Federación de Artesanos Expositores de Navidad, Alasita, Viajeros al Interior y Exterior de Bolivia (Fenaena) de postergar la Alasita mientras dure el rebrote, gremiales, mayoristas, artesanos y vendedores salieron a las calles intentando instalar puntos de venta y, al final, rebasaron a la municipalidad.

Al son de «¡queremos vender!» y alegando una extrema necesidad económica, los feriantes clamaron no estar de acuerdo con las medidas anunciadas por Andrés Zaratti, encargado de la Secretaría Municipal de Culturas (SMC), y Freddy Butrón, secretario ejecutivo de Fenaena.

Instalados en los 13 puntos resguardados por la Alcaldía, bajo control policial, los feriantes desconocieron a su Federación y realizaron la venta de miniaturas a las personas que se animaron a aglutinarse para seguir con la tradición. La policía reportó que algunos de ellos se instalaron mediante actitudes agresivas.

«Lo único que quiero pedir al ciudadano, y no por perjudicar a los gremiales, es que sean responsables de cuidar a su familia y no traigan a un lugar de aglomeración a sus hijos y así evitemos propagar la pandemia», dijo Miguel Zambrana, comandante de la Guardia Municipal.

Los orígenes de la Alasita

Los artesanos se impusieron a la Alcaldía

Famosa por sus miniaturas, la feria es una tradición muy esperada por los paceños, quienes anualmente recorren la Alasita mientras planifican su año y ejercen su derecho a pensar positivamente, todo esto mediante las miniaturas.

Alasita ha estado en pie desde 1781, aunque según las investigaciones del sociólogo especialista en patrimonio cultural, David Mendoza, más allá de la memoria oral, no existen documentos que registren cómo se originó la feria.

«La colonización española que no permitió desarrollar ciertos sistemas de creencias; entonces la historia ha sido proscrita, atacada, por eso no se tiene bien definido (la fecha, la localidad de la Alasita) qué es el Ekeko, porque hay muchas interpretaciones», dice en un dossier para el periódico digital de investigación del PIEB.

Tampoco existe claridad respecto de la fecha de celebración. «La Alasita se fue ubicando en una época, unos dicen en octubre, otros el 21 de diciembre (solsticio de verano), al final se quedó en 24 de enero, relacionado con la fiesta de Nuestra Señora de La Paz y después del cerco del caudillo Tupac Katari, en 1781», asevera Mendoza.

Por su parte, el investigador Galo Illatarco elaboró el estudio Alasita: Festividad ritual del Eqeqo y las Illas. Una tradición andina viva, en la que da a conocer tres posibles versiones del origen y significado de esta festividad.

La primera dice que Alasita deriva del verbo aymara Alathaña (comprar) y es una festividad prehispánica, celebrada en 21 de diciembre, muy sagrada y de culto a la deidad andina de la reproducción y la fertilidad animal, vegetal y humana, de la buena fortuna, del amor y propiciador de las uniones sexuales (Ekeko), caracterizada por la presencia e intercambio de dijes y miniaturas como símbolos de la tradición andina.

La segunda versión sostiene que Alasita en realidad viene del verbo aymara Chhalaqa o Chhalaqasiña (intercámbiame). «En el pasado habría sido un ritual sagrado (en el Qhapaj Raymi) dedicado al dios Sol con la presencia del Eqaqo Illa a través del intercambio de miniaturas illas, llallawas e ispallas que representan la fuerza reproductiva de los objetos, alimentos, animales y personas o símbolos con poderes reproductores y propiciatorios de producción y fertilidad», asegura Illatarco en un dossier del PIEB.

Finalmente, una tercera explicación al origen y significado de la feria señala que Alasita derivaría de la festividad incaica llamada Sitwa o Alaui Situa y sería una fiesta ritual del Eqeqo, de las takas y de las illas vinculadas a la fertilidad y a la salud, supuestamente realizada desde el 21 de septiembre hasta el 21 de diciembre.

«Es una festividad paceña de carácter cíclico y se caracteriza por la tradición de adquirir, intercambiar y/o comprar illas de muchos tipos y formas vinculadas a la producción agrícola y ganadera, a la fertilidad vegetal, animal y humana, y en general, al bienestar material, físico y espiritual», concluye Illatarco.

Comparte y opina:

Se proyectará virtualmente documental dirigido por Jorge Ruiz

El Espacio Simón I. Patiño exhibirá un filme relativamente desconocido del director de 'Vuelve Sebastiana'

Por Adrián Paredes

/ 15 de enero de 2021 / 14:29

El documental Los Yamparaes, basado en un texto de Bernardo Vallejo y dirigido y fotografiado por el cineasta Jorge Ruiz Calvimonte, recordado por el filme Vuelve Sebastiana (1953), será proyectado por el Espacio Simón I. Patiño este lunes 18 de enero.

El documental es un estudio de antropología visual sobre las costumbres de los yamparaes, población ubicada en la región de Tarabuco, en el departamento de Chuquisaca. La línea narrativa muestra desde el cortejo hasta el matrimonio de una joven pareja de habitantes de esta zona, y cubre la vida familiar de los jóvenes, sus tradiciones, su religión y derechos de sus tierras.

La actividad se realizará a través de la plataforma de Facebook, en la página del Espacio Simón I. Patiño, a las 19.00.

¿Quién fue Jorge Ruiz?

Nacido en Sucre el 16 de marzo de 1924, Jorge Ruiz Calvimonte creció en la ciudad de La Paz. Entre 1940 y 1944 estudió agronomía en Argentina, donde comenzó a experimentar con una cámara de 8 mm filmando las lecciones de sus profesores. En 1947, realiza un viaje al Beni, para el cual adquiere una filmadora de 8 mm, realizando algunas tomas de su travesía, constituyéndose ésta la primera película de Jorge Ruiz: Viaje al Beni.

Entre 1950 y 1951, Ruiz realizó varios reportajes y documentales con Bolivia Films: Bolivia busca la verdad (1950), que incluye la primera escena con sonido sincronizado del cine boliviano de la que se realizaron además versiones en aymara y quechua; Cumbres de fe, En las noches de la historia, Los urus y Tierras olvidadas, todos de 1951, siendo el más conocido Los urus, documental sobre la etnia del mismo nombre.

Comparte y opina:

Mick Fleetwood vende derechos de sus canciones al sello BMG

Con la venta el sello obtiene los intereses del músico en más de 300 grabaciones de todos los discos de la banda.

/ 15 de enero de 2021 / 12:41

Mick Fleetwood, cofundador de la banda Fleetwood Mac, muy popular en los años 70 y 80, ha vendido su parte de las regalías de la banda al sello BMG, reportó el diario The Guardian.

Ni el sello ni Fleetwood revelaron el monto de la transacción pero el baterista dijo que el trato era un «maravilloso e inspirador matrimonio entre dos socios creativos que se entienden así como entienden el negocio». Fleetwood recalcó que BMG puso sus intereses como artista en primer lugar y pronosticó un buen futuro para su relación con BMG.

Con la venta el sello obtiene los intereses del músico en más de 300 grabaciones de todos los discos de la banda. Esto no incluye los dos primeros álbums: Fleetwood Mac (1968) y Señor Maravilloso (1968).

Justus Haerder, vicepresidente ejecutivo de estrategia y fusiones y adquisiciones del grupo de BMG, declaró que la adquisición sirve para destacar el valor de las canciones de la banda en un mercado de transmisión que beneficia cada vez más a los artistas establecidos más que a los nuevos.

“Catálogos como el de Fleetwood Mac, que se conectan con todas las generaciones, se están beneficiando de manera desproporcionada de ese crecimiento”.

Comparte y opina:

Últimas Noticias