La Revista

jueves 5 ago 2021 | Actualizado a 13:21

La Mejor Película del Mundo regresa a las funciones presenciales en la Cinemateca

El músico y gestor cultural Luis Daniel Iturralde ha elegido 'Despertando a la Vida' de Richard Linklater. La función será este sábado a las 16.30.

El percusionista y gestor cultural Luis Daniel Iturralde. Foto: La Mejor Película del Mundo

/ 5 de diciembre de 2020 / 08:53

La Mejor Película del Mundo regresa en su formato presencial tras la cuarentena rígida con la presentación de Despertando a la vida (2001), de Richard Linklater. El músico y gestor cultural Luis Daniel Iturralde eligió el filme.

Este sábado 5 de diciembre, en la Cinemateca Boliviana (Rosendo Gutiérrez y Óscar Soria), se presentará la cinta en el espacio creado por Diego Gullco para que importantes figuras presenten la que ellos consideran que es la mejor película del mundo.

Con todas las medidas de bioseguridad, la función se llevará a cabo a las 16.30 debido a que, por el COVID-19, a las 20.00 termina la libre circulación en las calles.

Despertando a la vida,
‘Despertando a la vida’ es la película elegida por Luis Daniel iturralde. Foto: La Mejor Película del Mundo

Luis Daniel Iturralde —director de Teatro Nuna Espacio Arte, baterista y percusionista— sigue a Wiley Wiggins, un hombre que viaja a través de una serie de encuentros y observaciones en un mundo surrealista. En su mente afloran un sinfín de ideas: ¿estamos caminando dormidos a través de nuestro estado de vigilia o caminando despiertos a través de nuestros sueños?

Despertando a la vida se llevo el premio a Mejor película de animación del Círculo de Críticos de Nueva York; tres nominaciones a los Premios Independent Spirit, incluyendo Mejor película; y una nominación a Mejor película en los premios de la Asociación de Críticos de Chicago.

La Mejor Película del Mundo es presentada por la Revista Afuera y la Cinemateca Boliviana, con el apoyo de Chocolandia, Diesel Nacional y La Viñeteca.

Comparte y opina:

El Museo Nacional de Arte celebra efemérides ‘democratizadoras’

La entidad llega a su aniversario con una mirada menos elitista

Museo Nacional de Arte (MNA).

/ 3 de agosto de 2021 / 16:46

Un 3 de agosto de 1966 abría sus puertas el Museo Nacional de Arte (MNA). Hoy, 55 años después, el Museo tiene una visión cambiada a la de sus inicios, enfocada en generar un encuentro entre la población boliviana y su patrimonio cultural y artístico.

“Desde que se abrió (el MNA) tuvo como política cierto carácter elitario y colonial”, reconoció Ivan Castellón, actual director del museo que este martes cumple 55 años de vigencia. El sociólogo, hace poco nombrado director de la entidad, nota que ese carácter elitario ha cambiado desde hace algunos años, pues ahora el museo da cobertura “a artistas consagrados y a artistas emergentes”, facilitando también el acceso de público que, por distancias, no podían acceder a las actividades museísticas.

A eso apunta el museo actualmente: a la democratización de la cultura en Bolivia. Su propia descolonización viene con actividades como El Museo donde tú estás, en el que réplicas de obras del MNA son llevadas a poblaciones y centros mineros; o espacios como el Estudio No 1, donde jóvenes artistas pueden crear y exhibir experiencias artísticas de arte moderno y posmoderno.

El MNA quiere rescatar, fomentar y apoyar la diversidad artística y cultural de Bolivia. Por lo mismo, el 3 de agosto, sus festejos arrancarán con una discreta ceremonia, donde lo más importante será el reconocimiento a las carreras de Artes de la UMSA y de la UPEA, y la Academia Nacional de Bellas Artes por “el invaluable aporte académico que generan en sus aulas”.

El 5 de agosto, será inaugurada la muestra Homenaje a Roberto Valcárcel, en memoria del artista contemporáneo fallecido el 25 de julio. Esta muestra contará con obras que forman parte de la colección del MNA.

Y el 20 de agosto se inaugurará la muestra Lorgio de los Anillos, con la obra del artista cruceño, hasta el 24 de septiembre, en una forma de homenaje a las efemérides de Santa Cruz y cumpleaños de Lorgio Vaca.

Todo mientras continúan otras actividades del museo como la muestra anual Dios y la Maquina; el Programa de Estudios Descoloniales (PED); los PEDdiálogos, una serie de encuentros de reflexión sobre arte y cultura, a través de Facebook; y sus actuales exposiciones, montadas hasta el 9 de agosto: No estoy loca, soy un cyborg, de Serena Vargas; Miniprint, una muestra de grabado en pequeño formato, y Ajayu, muestra fotográfica de Wara Vargas.

Pero para el director, el homenaje más importante es el trabajo de día a día, en una coyuntura aún marcada por la pandemia, en la que el MNA vuelve paulatinamente a lo presencial, apostando a siempre reforzar lo virtual.

“Queremos que el museo sea cada vez más democrático y menos elitista, trabajando en políticas de la descolonización y la interculturalidad”, dijo Castellón.

“No hay que negar el aporte que nuestras culturas pueden hacer al arte y la cultura universal, pero tampoco negar el aporte que recibimos de expresiones culturales y artísticas universales”, añadió.

Comparte y opina:

Myriam Hernández: ‘Cantándole al amor’ desde el empoderamiento femenino

La artista estrenó el tema ‘Hasta aquí’ de su nuevo disco ‘Sinergia’, en el sigue cantando sobre el amor romántico, pero con otras ideas que espera empoderen a las mujeres.

La cantante Myriam Hernández en una presentación en Chile, en 2015. Foto: myriamhernandez.wordpress.com

/ 3 de agosto de 2021 / 16:41

La cantautora y estrella televisiva estrenó hace poco el video de Hasta aquí, primer sencillo desu próximo disco Sinergia, tras 10 años sin nuevos álbumes. La cantante habló con La Razón sobre el mensaje y la producción de este albúm de 11 canciones de empoderamiento femenino y romance.

— ¿Cómo ha sido para usted retornar a grabar tras 10 años?

—Gracias a hacer giras durante todo ese tiempo me fui acostumbrando a la tecnología. De hecho, durante la pandemia me tocó hacer algún concierto vía streaming y, además, soy bastante activa en redes sociales así que, aunque sí es bastante distinto a como una lanzaba los discos antes, no me ha costado nada (adaptarme).

Ha sido tremendamente emocionante porque para mi era muy importante realizar un álbum que tuviera canciones que me enamoraran completamente. En estos 10 años no había ninguna que me gustara como para poder grabarla. Sin embargo, comenzamos el trabajo con Jacobo Calderón y me enamoré completamente de las canciones que empezó a escribir para mí. Trabajamos tan bien que el disco se llama Sinergia.

—¿Qué la inspiró a optar por este mensaje de empoderamiento a la mujer ?

—Hace tres años estaba en una gira donde compuse una canción para empoderar, así que ahora le pedí a Jacobo escribir una canción con un mensaje directo a mi público, que mayoritariamente es femenino, de acuerdo a los tiempos que las mujeres luchamos por tener el lugar que nos corresponde.

Es un mensaje de amor propio,  de hacerse respetar y que va en pos de que las mujeres se sientan libres y seguras de sí mismas.

—¿Cómo describiría usted su evolución como artista?

—Una va evolucionando como mujer, creciendo, sintiéndote más plena y la verdad es que, de acuerdo a eso, es que una va cantando canciones que la identifican para que lleguen a quienes te escuchan esperando que se identifiquen.

Sigo cantándole al amor, mi esencia no cambia, este álbum sigue siendo romántico, pero desde distintas ideas. Tengo una balada de una mujer que termina una relación pues se da cuenta de que no la valoraron como se merecía.

En estos tiempos hacer algo romántico es como tener valentía pues todo la música esta volcada a lo urbano. Era más fácil haberse sumado a eso con un dueto de reggaetón, pero no. Me pareció mucho más transgresor irme por el camino de la balada y estoy feliz de que la primera canción haya calado fuerte porque las mujeres me lo han hecho saber. Y vienen muchas canciones que son hermosas baladas.

—¿Qué viene ahora para Myriam Hernández?

—En octubre, una gira por mas de 12 ciudades de Estados Unidos que me emociona inmensamente por volver a pisar un escenario, ver al público en vivo y escuchar sus aplausos. El próximo año hay conciertos agendados para Colombia, Chile, Argentina y espero poder agendar conciertos para Bolivia, un país que quiero mucho y que espero lo antes posible conectarme con ustedes, en vivo y en directo, con la música.

Comparte y opina:

REGALOS perfectos para el corazón

Abigail Yupanqui es una psicóloga y artesana autodidacta que escucha las historias de sus clientes para crear, a mano, estos productos personalizados

Por Adrián Paredes

/ 1 de agosto de 2021 / 20:30

En 2013 aún no había tantos emprendimientos que se apropiaran de la cultura popular para crear mercancías. Personajes como Batman o Spider-Man se veían en juguetes caros en alguna estantería especializada.

Virma Abigail Yupanqui Chávez lo notó gracias a sus sobrinos. Ellos querían decorar sus cuartos de tal manera que todo el mundo supiese que ser gamers era parte de quienes son. Y ella, de 24 años de edad en aquel entonces, pensó que siempre había sido buena con las manualidades y se animó a dedicar su tiempo libre a darles gusto con un regalo muy especial.

Mantas con sus personajes más queridos, almohadones en forma de mandos de Playstation, llaveros temáticos de sus juegos favoritos. Como tía, solo quería hacerles regalos con sus propias manos, pero pronto Yupanqui se encontró con un efecto dominó, donde todos los amiguitos de sus sobrinos, después de visitar el cuarto de éstos,  le pedían también productos inspirados en sus gustos y que reflejaran también sus identidades.

“Es un hobby. Me doy tiempo para hacerlo y no es algo que quisiera que me estrese, así que avanzo poco a poco, poniendo detalles, averiguando la historia detrás de las peticiones”, dice Yupanqui, psicóloga de profesión, quien hace cuatro años trabaja realizando apoyo psicológico y seguimiento a pacientes con cáncer.

“Se requiere mucho trabajo personal en estos casos, pero no importa el tiempo, uno nunca se acostumbra. El diagnóstico de cáncer es algo duro a nivel psicológico, social y espiritual. Incluso cuando les dan de alta, el miedo sigue. Pero no quiero hacerlo ver como algo fatal porque también es bien bonito ver cómo cada persona tiene sus propias herramientas de afrontamiento y asimilación, o sus redes de contención, de las que una persona puede sacar la fortaleza necesaria para afrontar este tipo de situaciones”.

Foto: Abigail Yupanqui

Tal vez ese trabajo influye en la forma en que Yupanqui trabaja un pedido: mientras pregunta detalles como el tamaño o los colores, la gente termina por contarle las motivaciones detrás de estas peticiones. “Hay una historia detrás de cada detalle, hay un motivo por el cual nos quedamos con ciertas características”, cuenta la creadora de Planeta Abi.

“Muchas veces me escriben personas que no saben qué regalar a su persona especial, entonces les voy preguntando qué creen que les gusta. Series, dibujos, qué los apasiona, sus gustos, sus colores… Entonces ahí se va personalizando el regalo. A lo largo de estos años he tenido pedidos para niños desde superhéroes, sus dibujos favoritos, también encargos relacionados con personas que aman su trabajo, reflejando sus profesiones, así como piezas relacionadas con el folklore”.

Con este emprendimiento, Yupanqui no solo ha creado almohadones, llaveros y portavasos personalizados con personajes de la cultura popular, también ha hecho cosas más íntimas como muñecos tejidos a mano que representan a mascotas que ya no están con la gente que las quiso, o incluso a personas, vestidas de una manera específica, como un tributo a quienes son o a un momento que alguna vez fueron y que quieren preservar.

El peluche de un perrito de tres patas que una familia amó con todo su corazón; el muñeco de un policía boliviano en su uniforme de gala; un caporal que Yupanqui decoró con esmero; incluso un muñeco del superhéroe de Marvel Pantera Negra que ayudó a un niño a lidiar con la muerte del actor Chadwick Boseman, fallecido de cáncer en 2020. Todos esos pedidos nacieron gracias a las historias que los clientes le contaron a la propietaria de Planeta Abi para que capture ese detalle especial y simbólico que existe detrás de cada regalo.

“En estos tiempos (por la pandemia) he recibido pedidos con una connotación súper fuerte en términos emocionales. Me pidieron un muñequito de una persona que había fallecido por COVID-19 y fue duro porque era mi amigo, entonces ha sido duro ver sus fotos, pues siempre las pido para sacar detalles específicos. El pensar que esta persona podrá, a través de este muñequito, tener a su ser amado fallecido más cerca o podrá recordar a una mascota que ya no está hace que yo ponga más cariño en el trabajo, porque sé lo especial que será. Es una forma, tal vez, hasta de ayudar a la persona con su duelo”.

Foto: Abigail Yupanqui

El hecho de ser psicóloga ayuda a Yupanqui a tener mayor empatía para recibir y contener la información que le dan. “Y también en ir más allá. En un regalo hay aspectos emocionales que se quieren expresar a través del producto. Conlleva muchas emociones, pensamientos y sentimientos. Recibir esta información requiere de empatía para entenderla y que lo que sea que pidan esté dentro de lo que van a regalar”, agrega esta artesana autodidacta de 32 años.

Para Yupanqui, la psicóloga, es importante conocer a fondo a las personas, sus relaciones, sus emociones, sus gustos y más detalles mientras habla con ellas para hacer los muñecos. Es bueno saber que, de alguna forma, mientras se dispersa, los ayuda.

“Sabemos que a muchas personas les cuesta, tal vez, decir en palabras lo que sienten o no se animan”, dice Yupanqui, la artesana, siempre pensando en cómo representar en la lana, tela, tazas o llaveros, esas cosas que solo alguien que de verdad quiere a una persona, un animal o un personaje notaría: un lunar en el cuello, un ojo más grande que el otro, una prenda favorita que permanece en la memoria.

“Cuando tengo un contacto súper cercano con las personas, me escriben; muchas veces me mandan videos o fotos de cómo reciben los regalos. He visto fotos y videos de niños abrazando a su Batman, o echándose sobre sus almohadones, pues hago seguimiento de cómo recibieron, si les gustó, qué les dijeron. A veces ni siquiera porque yo les pregunté, sino porque me cuentan. Tienen esa apertura conmigo”.

Para poder contarle una historia a Abigail Yupanqui y que ella la plasme en un muñeco, en un almohadón o incluso una taza, no hay más que buscar “Planeta Abi “en Facebook, escribirle la petición y ella se pondrá en contacto con el futuro cliente para poner manos a la obra y juntos crear un regalo especial, hecho con empatía.

MANO. Un posavasos de algún videojuego o un peluche de una mascota fallecida, todo está hecho a mano por esta artesana. Foto: Abigail Yupanqui

Comparte y opina:

FM La Paz deja la frecuencia modulada y busca nueva vida ‘online’

Después de casi 30 años al aire, la radio se hace digital y empieza de cero.

Iván Aliendre, voz institucional de 96.7 FM La Paz, en el estudio de la radio.

Por Adrián Paredes

/ 30 de julio de 2021 / 19:42

Una nueva página en la historia de la estación de radio FM La Paz 96.7 se escribe a partir del 1 de agosto, con el cese de transmisión de la radio estación en frecuencia modulada, para pasar al formato digital a través de www.lapaz.fm.

De haber continuado en la sintonía radial hasta el 20 de octubre del año que corre, FM La Paz habría cumplido 30 años, pero ahora empiezan desde cero el conteo de los años en «una nueva aventura» digital, como asevera la gerente propietaria de la estación, Leonora Mujía.

«La radio tiene que salir y hacer un nicho como todo emprendimiento nuevo. Son años que salimos online, pero con apoyo de la frecuencia modulada. Así que es un nuevo reto y siempre nos hemos caracterizado por ser una radio de vanguardia», dijo a La Razón.

Sin publicidad y con un público angustiado que vio en este cambio de ciclos una amenaza a la dinámica a la que están acostumbrados, a FM La Paz, en su nuevo formato netamente en línea, le espera el reto de mantener la calidad y público que ha adquirido por su línea ética y radial «Más música, menos palabras».

Pero a la vez también tendrán que volver a ganar la confianza de los auspiciadores, puesto que en Bolivia aun es raro que haya muchas inversiones en emprendimientos solamente digitales.

«No sé todavía cuanto tiempo la radio se emitirá sin publicidad, pero la idea más importante es que no nos constriñen las fronteras departamentales ni nacionales», dijo Mujía.

«Sí, va a ser difícil, porque (el digital) no es un mundo tan comercial como lo es la frecuencia abierta. Es otro mundo y comercialmente será muy difícil, pero somos optimistas de que sí se apostará, de a poco, porque todo está migrando al mundo digital», dijo al periódico Luis Alfredo Vargas, encargado de producción de la radio estación.

«LA PERFECCIÓN NO DEBE TENER VARIACIÓN»

«Es un cambio en el paquete accionario de la radio y el nuevo accionista quiere hacer unos cambios en la radio, por lo tanto cambiaría la esencia misma de lo que era la 96.7», dijo Mujía, quien no quiso ahondar en más detalles de ese aspecto.

Sin embargo, Sergio Dueri, gerente general de la estación, en una entrevista en Stereo 97, dijo que el nuevo rumbo de la sintonía 96.7 será de noticias. «Subirnos a ese bote nosotros no nos ha convencido», dijo Dueri, asegurando que en su formato online, la radio ya contaba con varios seguidores desde hace años.

En el mismo programa, Dueri aseguró a los oyentes que la esencia de la radio se mantendría y los invitó a hacer el salto con ellos, tanto al formato digital, como a la frecuencia 97.3, donde algunos programas de la 96.7 migrarán.

Mientras hablaba, y en varias publicaciones anunciando este fin de ciclo de la radio, los radioescuchas más leales de FM La Paz mostraron su descontento por el cambio. Sea porque ya no podrán sintonizar la música en sus radios o porque no les convence una radio vía internet en una país como Bolivia donde este servicio no llega con facilidad a todo el mundo.

«¿Streaming? ¿Plataformas? Eso sirve en otros países con mejor conectividad en internet. O sea, en Bolivia, donde en servicio de internet es el más caro en la región, ¿nos piden estar conectados online para escuchar música todo el día? ¡Hello!, ¿esta es otra realidad?»,  escribió una oyente descontenta.

Pero, la gerente propietaria lo ve de otra forma. «La perfección no debe tener variación por eso (en la radio en línea) mantenemos el mismo formato que ha cautivado el corazón de muchas personas. En forma va a crecer, va a cambiar, pero la música que es lo que la gente esperaba y esta muy angustiada de perder, pues no la va a perder».

«SIN INTERRUPCIONES NI COBROS»

Scorpion, Deep Purple, Kool and the Gang. Fm La Paz reunió y reunirá música de las décadas de 1970, 1980, 1990 y 2000 para gente de treinta para arriba y, por supuesto, todos aquellos más jóvenes que gustan de los clásicos

Su competencia directa ya no serán otras radio estaciones, sino servicios como Spotify o Youtube donde los internautas pueden tener acceso a sus propias playlist con música que ellos mismos programan.

Pero casi 30 años de programación musical no han pasado en vano y tanto Mujía, como Vargas y Adolfo Aquino, encargado de programación de FM La Paz, confían en que la curaduría que ellos traen 24 horas al día será lo que invite a la gente a migrar con ellos al formato digital.

«Escoger es un trabajo engorroso y titánico, pero FM La Paz como siempre contará con una curaduría distinta para cada día, sin interrupciones ni cobros extra», afirmó Mujía.

Comparte y opina:

El fotógrafo boliviano Ignacio Prudencio capta la identidad de Lima en su más reciente libro

El libro de fotografía se vale del paisaje urbano y el retrato como elementos que asociados conforman la identidad topográfica de la ciudad peruana, donde radica Prudencio.

Por Adrián Paredes

/ 30 de julio de 2021 / 11:20

La psicogeografía —una forma de exploración urbana que hace hincapié en un «juguetón vagabundeo»— de la ciudad de Lima es el tema que explora el libro La Calle Abierta Como Un Sueño Hacia Cualquier Azar, el libro de fotografía del boliviano Ignacio Prudencio.

El libro se vale del paisaje urbano y el retrato como elementos que asociados conforman una suerte de identidad topográfica de la ciudad peruana, donde radica Prudencio.

«La génesis de este proyecto, surge a partir de mi necesidad por conocer la ciudad de Lima. El año 2017 decidí irme de La Paz (mi ciudad natal) para vivir un año ahí, sin embargo, terminé quedándome de manera indefinida hasta el momento», dijo Prudencio. Su interés por la psicogeografía y el situacionismo lo llevaron, cámara en mano, a recorrer la ciudad «de manera intuitiva y que durante el proceso voy fotografiando los lugares y las personas con las que me siento identificado».

«El acto de salir a caminar a la deriva sin un rumbo específico, se convirtió para mí en una especie de acto poético de resistencia que va en contra del sistema extractivista y neoliberal que rige a la ciudad de Lima, una de las metrópolis más grandes de Latinoamérica», dijo el fotógrafo, cuya ciudad adoptiva alberga actualmente grandes cambios políticos con el nombramiento del izquierdista Pedro Castillo como presidente de la nación.

«Por ahora estoy trabajando en un segundo fotolibro que se va a titular Cada ciudad recibe su forma del desierto al que se opone. Es una cita de un fragmento del libro ciudades invisibles, de Ítalo Calvino», dijo Prudencio a La Razón

Por ahora no hay copias de La Calle Abierta Como Un Sueño Hacia Cualquier Azar en Bolivia, «pero voy a ver la manera de enviar copias», aseguró el fotógrafo.

Comparte y opina: