La Revista

domingo 17 ene 2021 | Actualizado a 14:16

Artistas pueden presentar obras para la muestra ‘Alasita Patrimonial 2021’

El evento, que tendrá a la pospandemia como temática principal, se llevará a cabo del 21 de enero al 5 de febrero en cuatro espacios de exhibición.

Foto: Secretaría Municipal de Culturas

/ 8 de enero de 2021 / 15:04

Artistas nacionales y extranjeros pueden postular hasta con cinco trabajos a la muestra Alasita Patrimonial 2021, organizada por la Secretaría Municipal de Culturas. Las técnicas habilitadas son pintura, dibujo, grabado, escultura, cerámica y mixta. Los interesados pueden inscribirse hasta el lunes 11 de enero.

El tema principal será la pospandemia. “Se busca tener una variedad de visiones y propuestas, que se constituirán en aportes, para una mejor asimilación de la situación y saber cómo afrontar esta etapa en la vida futura”, indica la convocatoria a la muestra.

Los interesados pueden inscribirse en las filiales departamentales de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos (ABAP), en el primer piso de la Casa de la Cultura o a través del correo electrónico lilia.lazarodelen@gmail.com.

Las piezas a presentarse deben medir, como máximo, 12 por 15 centímetros. Los trabajos serán recibidos en la Casa de la Cultura. La convocatoria completa se encuentra disponible en la página de Facebook La Paz Culturas.

La muestra tendrá lugar del 21 de enero al 5 de febrero en cuatro espacios de exhibición: las salas Antonio Gonzales Bravo, Arturo Borda y María Esther Ballivián de la Casa de la Cultura Franz Tamayo (ubicada en la avenida Mariscal Santa Cruz, esquina Potosí) y en el Salón Cecilio Guzmán de Rojas, en la calle Colón.

(08/01/2021)

Comparte y opina:

Egipto anuncia ‘grandes descubrimientos’ en el sitio arqueológico de Saqqara

Saqqara, que alberga más de una decena de pirámides, antiguos monasterios y cementerios animales, es una vasta necrópolis que pertenecía a la antigua capital egipcia, Menfis, y forma parte del patrimonio de la humanidad según la Unesco.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:46

Egipto anunció este sábado el descubrimiento de una nueva oleada de tesoros en la necrópolis de Saqqara, en el sur de El Cairo, incluido un antiguo templo funerario.

El ministerio de Turismo y Antigüedades explicó que los «grandes descubrimientos», realizados por un equipo de arqueólogos dirigido por el reputado egiptólogo Zahi Hawass incluye más de 50 sarcófagos.

Los sarcófagos de madera, que datan de la época del Imperio Nuevo, fueron hallados en 52 pozos funerarios a unas profundidades de 10 a 12 metros, indicó el ministerio en un comunicado.

Según Hawass, citado en el texto, «el templo funerario de la reina Naert, esposa del rey Teti», así como tres depósitos hechos con ladrillos fueron hallados en ese sitio.

Saqqara, que alberga más de una decena de pirámides, antiguos monasterios y cementerios animales, es una vasta necrópolis que pertenecía a la antigua capital egipcia, Menfis, y forma parte del patrimonio de la humanidad según la Unesco.

Egipto anunció en noviembre el descubrimiento de más de 100 sarcófagos intactos, el mayor hallazgo del año.

Los ataúdes de madera, sellados, fueron descubiertos junto a estatuas de antiguas deidades de más de 2.500 años, que pertenecían a las grandes personalidades del denominado Periodo Antiguo y del Periodo Ptolemaico.

Hawass indicó en el comunicado que este nuevo descubrimiento podría facilitar las pesquisas en torno a la historia de Saqqara entre los siglos XVI y XI antes de Cristo.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Muere por coronavirus célebre bailarín argentino de tango Juan Carlos Copes

El artista, nacido el 31 de mayo de 1931 en Buenos Aires y reconocido por haber llevado al mundo el tango danza con un estilo coreográfico, se había retirado de los escenarios en 2015 por problemas de salud.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:39

El bailarín de tango y coreógrafo argentino Juan Carlos Copes falleció este sábado a los 89 años, por complicaciones debido al coronavirus que contrajo en diciembre pasado, informó su hija Johana.

«Fue todo muy rápido, falleció mi papá … su brillo quedará intacto en las estrellas y en la historia del Tango Danza por siempre», escribió Johana Copes en Facebook.

El artista, nacido el 31 de mayo de 1931 en Buenos Aires y reconocido por haber llevado al mundo el tango danza con un estilo coreográfico, se había retirado de los escenarios en 2015 por problemas de salud.

«Copes fue el gran impulsor del tango danza en el mundo. Su pasión por bailar tango será inolvidable. Buen viaje maestro», tuiteó la cantante popular Julia Zenko.

Tras frecuentar desde joven milongas (salones de tango) de la capital argentina, comenzó a delinear su estilo bailando en pareja desde 1951 con María Nieves Rego, con quien estuvo casado entre 1964 y 1973. En 1976, nació Johana, fruto de una relación con otra mujer 20 años menor y con la que se establece en familia. Su hija siguió sus pasos y fue por más de dos décadas su última pareja de baile.

«Despedimos al gran Juan Carlos Copes, leyenda del tango danza, elegido como ‘Bailarín del siglo XX’ y Embajador del Tango por ProTango/UNESCO, coreógrafo, formador de generaciones de artistas y quien llevó innovadores espectáculos de tango al mundo», escribió en su cuenta Twitter la asociación civil ProTango Argentina.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

El panadero francés que arriesgó su vida para evitar la expulsión de su aprendiz guineano

Hace dos semanas, Ravacley, a pesar de una salud delicada (ha sufrido tres embolias pulmonares), inició una huelga de hambre para protestar contra la expulsión de Laye Fodé Traoré del territorio francés.

Foto: AFP

Por AFP

/ 16 de enero de 2021 / 22:10

«Un día, te levantas y luchas». Así de decidido es Stéphane Ravacley, un panadero del este de Francia que puso en peligro su vida, con una huelga de hambre, para reclamar la regularización de su aprendiz guineano.

Hace dos semanas, Ravacley, a pesar de una salud delicada (ha sufrido tres embolias pulmonares), inició una huelga de hambre para protestar contra la expulsión de Laye Fodé Traoré del territorio francés.

El joven guineano pasó un año formándose como panadero junto a Ravacley en la ciudad de Besançon (este) desde septiembre de 2019, después de llegar al país cuando aún era menor. Pero después de cumplir 18 años, Laye fue informado de que iba a ser enviado de regreso a su país natal.

Para protestar contra esta medida, Ravacley decidió ponerse en huelga de hambre. Y aguantó, incluso encontrándose mal tras haber perdido 8 kilos, hasta conseguir, el jueves, la regularización de su aprendiz.

Ni activista ni afiliado político, Ravacley se presenta como un «simple panadero que no conoce a nadie» y que no pudo soportar como su aprendiz, un «buen chaval» huérfano, trabajador y en busca de una vida mejor, estaba a punto de ser expulsado.

«Antes de que Laye llegara, no me preocupaba especialmente por el destino de estos jóvenes», comenta este hombre de 50 años, de mirada sensible y tenaz determinación, en Besançon.

El viernes, el panadero ya estaba trabajando en su horno. «Me gusta estar solo con mi harina, mi pan», dice.

Durante los 10 días que dejó de alimentarse, este hombre nunca dejó de trabajar, de las 3 de la madrugada a las 8 de la tarde, seis días a la semana. Al mismo tiempo, contestaba a los cientos de periodistas franceses y extranjeros que querían hablar con él.

«Estoy orgulloso de mi jefe y de su combate», cuenta el aprendiz.

Amor al trabajo

El amor al trabajo lo heredó de su padre, un agricultor del este de Francia que tuvo que criar solo a sus tres hijos, tras la muerte de su mujer en un accidente de tractor, seis meses después del incendio de la granja familiar. Ravacley tenía 4 años.

Durante casi un año, el niño estuvo hospitalizado por anorexia mental. La ausencia de su madre lo marcará para siempre.

Tras estas tragedias, su padre encontró un trabajo en el Ayuntamiento de Besançon. En el barrio modesto adonde se mudó la familia, «había todas las comunidades posibles». «En aquella época no había racismo, vivíamos todos juntos en un clima agradable», recuerda el panadero.

Tras una escolarización en un centro católico, a los 15 años se encaminó hacia el aprendizaje de panadero, siguiendo los consejos de su padre. «Así no te morirás de hambre», le dijo.

Recuerda con cariño a su jefe, de quien «todo lo aprendió», y explica que salía con sus aprendices el lunes por la noche al restaurante y a la discoteca.

Llegó el servicio militar, y Ravacley fue destinado a Yibuti, en el este de África.

Sus camaradas lo llamaban «abuelo» porque salía poco, y pasaba sus tardes en un orfanato cuidando a niños. Recuerda con especial afecto a una niña discapacitada que no podía salir de su cuna pero que «sonreía todo el rato».

«Trauma»

«Mi primer trauma fue ver todos estos niños abandonados. El segundo, descubrir el inmenso suburbio de Balbala y la virulenta epidemia que lo sacudió» y obligó a los militares a cavar fosas comunes para enterrar a los muertos, cuenta Ravacley.

«Con 20 años, aunque hayas vivido tragedias, no estás preparado para ver esto», prosigue. De ahí salió su «corazón social».

Ravacley vivió luego un tiempo en la isla de La Reunión, territorio francés en el océano Índico, donde se enamoró de una mujer casada, fallecida actualmente y cuya hija, ahora adulta, está intentando adoptar.

En 1998, abrió una panadería en el centro de Besançon, donde emplea a siete personas.

Ravacley espera con impaciencia la vuelta de su aprendiz el martes. Le ha propuesto contratarlo al final de sus prácticas, «si él quiere».

El panadero, que se manifestó «al principio» del movimiento de los «chalecos amarillos», quiere «proseguir el combate por los otros» y reclama «una política migratoria más coherente», en una país donde, a su juicio, es difícil encontrar aprendices.

(16/01/2021)

Comparte y opina:

Se proyectará virtualmente documental dirigido por Jorge Ruiz

El Espacio Simón I. Patiño exhibirá un filme relativamente desconocido del director de 'Vuelve Sebastiana'

Por Adrián Paredes

/ 15 de enero de 2021 / 14:29

El documental Los Yamparaes, basado en un texto de Bernardo Vallejo y dirigido y fotografiado por el cineasta Jorge Ruiz Calvimonte, recordado por el filme Vuelve Sebastiana (1953), será proyectado por el Espacio Simón I. Patiño este lunes 18 de enero.

El documental es un estudio de antropología visual sobre las costumbres de los yamparaes, población ubicada en la región de Tarabuco, en el departamento de Chuquisaca. La línea narrativa muestra desde el cortejo hasta el matrimonio de una joven pareja de habitantes de esta zona, y cubre la vida familiar de los jóvenes, sus tradiciones, su religión y derechos de sus tierras.

La actividad se realizará a través de la plataforma de Facebook, en la página del Espacio Simón I. Patiño, a las 19.00.

¿Quién fue Jorge Ruiz?

Nacido en Sucre el 16 de marzo de 1924, Jorge Ruiz Calvimonte creció en la ciudad de La Paz. Entre 1940 y 1944 estudió agronomía en Argentina, donde comenzó a experimentar con una cámara de 8 mm filmando las lecciones de sus profesores. En 1947, realiza un viaje al Beni, para el cual adquiere una filmadora de 8 mm, realizando algunas tomas de su travesía, constituyéndose ésta la primera película de Jorge Ruiz: Viaje al Beni.

Entre 1950 y 1951, Ruiz realizó varios reportajes y documentales con Bolivia Films: Bolivia busca la verdad (1950), que incluye la primera escena con sonido sincronizado del cine boliviano de la que se realizaron además versiones en aymara y quechua; Cumbres de fe, En las noches de la historia, Los urus y Tierras olvidadas, todos de 1951, siendo el más conocido Los urus, documental sobre la etnia del mismo nombre.

Comparte y opina:

Mick Fleetwood vende derechos de sus canciones al sello BMG

Con la venta el sello obtiene los intereses del músico en más de 300 grabaciones de todos los discos de la banda.

/ 15 de enero de 2021 / 12:41

Mick Fleetwood, cofundador de la banda Fleetwood Mac, muy popular en los años 70 y 80, ha vendido su parte de las regalías de la banda al sello BMG, reportó el diario The Guardian.

Ni el sello ni Fleetwood revelaron el monto de la transacción pero el baterista dijo que el trato era un «maravilloso e inspirador matrimonio entre dos socios creativos que se entienden así como entienden el negocio». Fleetwood recalcó que BMG puso sus intereses como artista en primer lugar y pronosticó un buen futuro para su relación con BMG.

Con la venta el sello obtiene los intereses del músico en más de 300 grabaciones de todos los discos de la banda. Esto no incluye los dos primeros álbums: Fleetwood Mac (1968) y Señor Maravilloso (1968).

Justus Haerder, vicepresidente ejecutivo de estrategia y fusiones y adquisiciones del grupo de BMG, declaró que la adquisición sirve para destacar el valor de las canciones de la banda en un mercado de transmisión que beneficia cada vez más a los artistas establecidos más que a los nuevos.

“Catálogos como el de Fleetwood Mac, que se conectan con todas las generaciones, se están beneficiando de manera desproporcionada de ese crecimiento”.

Comparte y opina: