La Revista

miércoles 27 ene 2021 | Actualizado a 03:17

¿Cómo se realizó el guion de ‘Sirena’?

Los guionistas cuentan a La Razón qué los movió mientras escribían el guion a cuatro manos

Por Adrián Paredes

/ 13 de enero de 2021 / 09:06

¿Qué factores ayudan a convertir un guion en una película? Según Richard Walter, novelista, guionista y, durante cuarenta años Director del Programa de Escritura de la Universidad de Los Ángeles, California (UCLA), todo se trata de la historia y la acción. “Las ideas no son valiosas en sí mismas. ¡Es la acción lo que define a los personajes!”, dijo alguna vez el mentor de tres escritores ganadores al Óscar por mejor guion original.

Sirena, el filme dirigido por Carlos Piñeiro inició así, como una simple idea que necesitaba de historia y acción. Piñeiro investigó varios casos de accidentes en el Lago Titicaca, y probablemente pensó: “ésa es una buena historia”.  Años después, cuando decidió encarar el proyecto, recurrió a un socio ideal: su hermano, Juan Pablo. 

Juan Pablo Piñeiro, consagrado autor de la literatura boliviana y guionista de Sirena, encaró el reto. Autor de los guiones de los filmes Sena Quina y Hospital Obrero —entre otros—, además de las novelas Manubiduyepe (2020) y Cuando Sara Chura despierte (2003), juntó su experiencia con la de su hermano menor que ya había dirigido cuatro celebrados cortos: Martes de C’halla (2008),  Max Jutam (2010), Plato Paceño (2011) y Amazonas (2015).

“Nos tomó seis meses escribir el libreto”, indica Juan Pablo Piñeiro a La Razón. El novelista conoce las distintas técnicas que se utilizan en ambos géneros narrativos, además es docente de guion cinematográfico en la carrera de Cine en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). 

“Son procesos muy distintos y el lenguaje que se usa es radicalmente opuesto. En el guión uno está obligado a escribir con un lenguaje que ha perdido sus poderes.  En la novela, por el contrario,  uno puede experimentar mucho más. El guión por más experimental que sea siempre se adscribe a una concepción dramática, generalmente de tres actos y con efecto restaurador. La novela es un trabajo íntimo y personal, el guion no lo es. Además el guion, más allá de lo dramático, es un instrumento esencial para producción”, explica el autor de Illimani púrpura (2010).

El tercer elemento

Diego Loayza se unió a Juan Pablo para escribir el guión. “Bueno, formo parte de la película por metiche”, bromea el sociólogo, pintor y fotógrafo, pero sus compañeros lo desmienten. Su apoyo fue clave, ya que Juan Pablo también trabajaba en la producción y pre-producción del filme. 

Loayza es un artista versátil. Es autor de la historieta gráfica El monstruo del Choqueyapu, y co-autor de las novelas De kenchas, perdularios y otros malvivientes (junto a su hermano Álvaro) y La isla trasnochada (junto a Mario Murillo). Esta no es la primera vez que Loayza realiza un trabajo creativo y colaborativo.

“Juan Pablo y yo nunca nos habíamos sentado a escribir algo a cuatro manos. La diferencia, en este caso, fue trabajar una estructura narrativa para un proyecto de autor, basado en una historia real, sabiendo que la consolidación de ese libreto sería muy particular y también sabiendo los límites y las ventajas de nuestro medio para rodar. En ese sentido, el guión siempre fue concebido como un instrumento, no como una abstracción vendible u ofertable fuera de ese contexto”, dice acerca de escribir en equipo para Sirena.

Por eso el director del filme insiste que lo más importante en Sirena fue el trabajo de equipo, reflejado desde al concepción y escritura del guion. Él entendió que, como decía Richard Walter, lo importante radica en la historia y la acción: “Una de las maravillas de hacer cine es que siempre se debe trabajar en equipo y se necesita la participación de mucha gente para llevar a buen puerto un proyecto”.

De esta manera la ópera prima de Carlos fue tomando forma hasta pre-estrenarse este 14 de enero de manera virtual y el 21 de enero en todas las salas del país. Las entradas, según informó la producción, ya se encuentran a la venta en el sitio web del Multicine Bolivia.

Comparte y opina:

La ‘Noche de ideas 2021’ conectará al mundo entero en un evento virtual de 24 horas

Con palabras del embajador de Francia en Bolivia, el evento reflexionará el concepto de 'cercanía'

Por Adrián Paredes

/ 26 de enero de 2021 / 13:11

¿En qué está el mundo después de la crisis sanitaria? ¿Qué tanto nos ha acercado lo digital y qué tanto nos ha separado el distanciamiento físico? Las preguntas son parte importante de la Noche de ideas, el evento organizado por la Embajada de Francia en Bolivia, celebrado a nivel mundial.

Era 2016 cuando se organizó la primera Noche de ideas, originalmente organizada por el Instituto Francés de París y que desde entonces reúne a la gente para descubrir ideas contemporáneas y así reflexionar sobre los grandes desafíos de la actualidad, todo en boca de aquellos que hacen avanzar las ideas en todos los campos del conocimiento.

Este 28 de enero, a las 19.00, la Embajada de Francia en Bolivia invita a todo el país a ser parte de la edición 2021 de la Noche de Ideas. Una versión que, por todo lo ocasionado por el COVID-19, tendrá la temática de «Cercanos», con la idea de reflexionar en la renovación de las relaciones con el espacio, el movimiento, la solidaridad y cómo todas estas son afectadas por la crisis de modelos económicos y sociales en el mundo.

En 24 horas de transmisión virtual vía Facebook, YouTube y el sitio web www.lanuitdesidees.com, en el evento también se hablará del papel de la tecnología digital, mismo que se ha hecho especialmente prominente durante la pandemia.

«En un contexto en el que la crisis sanitaria mundial restringe los encuentros internacionales y la movilidad de las personas, el Institut français ofrecerá a todos la posibilidad de seguir y participar en una experiencia digital sin precedentes»,

El evento contará con la actuación del Gustavo Orihuela Quartet y la colaboración de la Universidad Católica Boliviana, además del Instituto francés de estudios andinos (Ifea). La noche será inaugurada con unas palabras del embajador de Francia, Denis Gaillard.

El programa que ofrecerá Bolivia https://www.lanuitdesidees.com/project/noche-de-ideas-2021-bolivia/

Comparte y opina:

El Espacio Patiño organiza actividades sobre diferentes aspectos del trabajo en sonido

Reconociendo la importancia del rubro del sonido, el espacio cultural dará un taller y un conversatorio virtuales sobre mezcla de sonido y doblaje

Por Adrián Paredes

/ 26 de enero de 2021 / 12:38

En todo trabajo musical o audiovisual, el sonido es una parte vital. Su calidad, interpretativa y técnica, puede ser determinante de la excelencia de una obra y es por eso que el Espacio Simón I. Patiño organiza dos actividades relacionadas al trabajo sonoro.

Todo empieza el miércoles 27 de enero, a horas 17:00, en el taller Entendiendo los procesos dinámicos y ecualizadores en una mezcla multicanal, a cargo del ingeniero de grabación Miguel Omiste, quien antes trabajó en Discolandia, además de haber realizado el diseño de sistemas y asistencia técnica para diferentes conciertos y festivales con artistas nacionales e internacionales como Franco de Vita, Wisin & Yandel, Auténticos Decadentes, Molotov, Nocheros, Bronco, Kjarkas, Código Fher, Veneno, Octavia y otros.

El objetivo del taller estará dirigido a comprender de manera puntual y sencilla los procesos de dinámica y ecualización en una mezcla multicanal y así llegar a óptimos resultados. Analizando tipos de ecualizadores y compresores, sus características, uso y comprensión de compuertas de ruido, expansores dinámicos, el taller también brindará conceptos avanzados de mezcla en vivo.

La actividad se realizará a través de la plataforma de Zoom.

El doblaje, una rama cada vez más fuerte en Bolivia

Al día siguiente, el jueves 28 de enero a horas 18.00, se llevará a cabo un conversatorio denominado Rumbo al III Taller de Doblaje de Voz, el cual contará con la participación de Jim López.

López, director de Doble Voz Audiovisual —productora independiente que realiza proyectos de doblaje boliviano con miras al profesionalismo—, fue el representante boliviano en el Congreso Internacional de la Voz –VOICEMASTERS 2019– en la Ciudad de México, celebrado en octubre de 2019.

El conversatorio está dirigido a todos aquellos que sienten curiosidad sobre el contenido de los talleres de doblaje de voz, herramientas de aprendizaje y apreciaciones acerca del doblaje boliviano.

«El Espacio Patiño es una institución dedicada al arte y la educación que vio que el doblaje es una parte esencial para las personas que se dedican a hacer cine, por ejemplo, una rama que hoy en día se esta poniendo muy de moda. Incluso la UMSA (Universidad Mayor de San Andrés) ya tiene está carrera», dijo una representante del Espacio Simón I. Patiño a La Razón.

El conversatorio también será virtual y se desarrollará mediante la plataforma Zoom.

Para más detalles o para inscribirse, el Espacio Patiño habilitó la línea 76737008.

Comparte y opina:

Nueva entrega del videojuego ‘Knights of the Old Republic’ no será desarrollada por BioWare

Entre rumores de un remake o una secuela, el premiado videojuego de rol del universo de 'Star Wars' tendrá un nuevo desarrollador.

Por Adrián Paredes

/ 26 de enero de 2021 / 10:54

Una nueva polémica se desata entre fanáticos de La guerra de las galaxias, esta vez involucrando al desarrollo de la secuela de uno de sus más exitosos videojuegos, según el portal Malditos Bots.

Las redes sociales estallaron el anterior domingo cuando varios usuarios publicaron quejas porque la próxima entrega del juego Knights of the Old Republic (KOTOR), basado en el universo expandido de Star Wars —es decir, más allá de las películas—, no sería desarrollado por la compañía que lo desarrolló originalmente, BioWare, sino por Obsidian Entertainment, famosos por The Outer Worlds (2019) y Pillars of Eternity (2015).

Estrenado en 2003, con secuela el 2004, KOTOR es considerado —por críticos y usuarios por igual— como uno de los mejores juegos de rol en el universo creado por George Lucas. La base de fanáticos no ha se tomado a la ligera los rumores involucrados al juego desde que se dejaron de producir en 2005.

Otros rumores apuntan a un remake del juego original y ponen en duda la participación de Obsidian Entertainment.

Sin embargo, ya sea remake o secuela a la saga, todo apunta a que el juego no estará desarrollado por EA Games, la compañía que tuvo exclusividad para hacer juegos de Star Wars desde 2013 y que recientemente perdió este derecho por decisión de Lucasfilm y Disney, productoras responsables de La guerra de las galaxias en todos sus formatos.

Comparte y opina:

Ministra Orellana advierte con procesos por mal estado del Repositorio Nacional

La Ministra de Culturas, en una inspección al Repositorio nacional, denunció el mal estado del mismo y anunció que se buscará a los responsables.

Por Adrián Paredes

/ 26 de enero de 2021 / 09:19

Sabina Orellana, ministra de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, realizó este martes una inspección del Repositorio Nacional, institución encargada de realizar el trámite de depósito legal para obras bolivianas, y anunció procesos a los responsables de su mal estado.

En junio de 2020, el gobierno transitorio de Jeanine Áñez redujo tres ministerios bajo el argumento de aumentar los fondos destinados a la lucha contra el COVID-19. Uno de los ministerios fue el de Culturas, que pasó a depender, ahora como viceministerio, del Ministerio de Educación.

El Repositorio Nacional, que dependía de la Dirección de Asuntos Administrativos del antiguo Ministerio de Culturas, pasó a estar a la deriva y la actividad de registro de depósito legal se vio interrumpida, perjudicando a la actividad editorial en el país.

«Hemos visto pésimas condiciones. Hemos encontrado excrementos de paloma, documentación ataucada en cajas. Es preocupante cómo han manejado nuestro Repositorio Nacional», declaró la ministra Orellana a Bolivia TV desde las oficinas del Repositorio. Detrás suyo se podían ver documentos amontonados en varias pilas.

Orellana aseveró que hasta el 30 de enero se recogerá toda la documentación para poner orden en el repositorio. Por esas fechas también anunciará a los medios sobre quién recaerá la responsabilidad por el poco cuidado al patrimonio documental en esta institución.

(26/01/2021)

Comparte y opina:

Guillermo Ruiz retorna al cuento con ‘Los claveles de Tolstoi’

Entrevista con el premio nacional de novela 2018, quien publicará en marzo su nuevo libro de cuentos.

Por Adrián Paredes

/ 26 de enero de 2021 / 08:28

Los claveles de Tolstoi, el próximo libro de Guillermo Ruiz, autor del libro de cuentos Sombras de verano (2015) y la novela Días detenidos (2019), esta última le valió a su autor el Premio nacional de novela en 2018.

Este año, Ruiz retorna al cuento junto a Editorial 3600, con quienes realizará la presentación virtual de Los claveles de Tolstoi el viernes 26 de marzo. El libro contará con formato impreso y formato virtual.

La Razón: ¿Qué clase de libro será Los claveles de Tolstoi?

Guillermo Ruiz: El libro se compone de siete cuentos: el más corto tiene veinte y el más largo, cincuenta páginas. Quise explorar la forma del cuento largo, que cultivó con gran fortuna Conrad, por ejemplo, o Chéjov, el gran maestro del cuento moderno. A esta búsqueda se suma otra: la de entrelazar las historias entre sí. También la de vincularlas con Días detenidos y la novela que he escrito este año. La idea es que mis ficciones conformen un mundo diverso y a la vez unitario.

LR: El título invita a pensar en influencias. Para este libro, ¿cuáles son las tuyas?

GR: Sin duda los hallazgos más importantes de estos últimos años han sido Romain Gary e Isaac Bashevis Singer; y en cine, el redescubrimiento de Woody Allen y los hermanos Coen. Todos tienen en común el usar el humor como un arma de la lucidez.

LR: ¿Qué implica la invocación del nombre del autor ruso en el título?

GR: Los claveles de Tolstoi es una imagen que aparece, de manera evidente o velada, en los siete cuentos que componen el libro. En sus últimos años, Tolstoi se retiró a la finca que tenía en su aldea natal, y allí sembró un inmenso jardín de claveles blancos. Años después de su muerte, los bolcheviques requisaron la finca y, para salvar el precioso jardín, las hijas del difunto mandaron los numerosos claveles a un viejo amigo suyo. Este amigo catalán, anarquista refugiado en la Costa Brava, sembró los claveles de Tolstoi y luego siguió sembrando claveles, todos blancos, hasta llegar a trescientos mil.

Para contestar a tu pregunta voy a trascribir aquí un fragmento del último cuento del libro, titulado Abril Salomé Barcelona. En este, hay un mafioso ucraniano, llamado Goran, devoto de Tolstoi. El narrador dice de él lo siguiente: “Goran tenía el culto de Tolstoi, algo inusual, porque ahora la gente suele leer más bien a Dostoievski o a Chéjov. Pero Goran era sensible a la faceta mística de Tolstoi, a esa etapa de su vida en que deambulaba por su finca con una barba blanca que le llegaba hasta el pecho y en toda Rusia se lo consideraba como un santo. Tolstoi había fundado su propia religión, y el jardín de claveles blancos —le había dicho Goran— era como volver a empezar. Eso era la vida: reanudar una y otra vez la página en blanco del presente hasta que nos moríamos.”

LR: ¿Qué te lleva de vuelta al cuento tras la publicación de tu novela?

GR: Días detenidos me tomó tres años, en los cuales no escribí un solo cuento, así que volver al género fue un desafío. Sin embargo, apenas empecé a escribir el primero (una especie de precuela de Días detenidos), entendí que no quería ponerme de nuevo el corsé del relato breve. Tampoco me sentía con ganas de empezar una nueva novela. Necesitaba, pues, una transición, y la encontré en la forma del cuento largo.

LR: ¿Qué ventajas tiene para un escritor de ficción el formato del cuento?

GR: El cuento no es comercial, así que en realidad tiene muchas desventajas para el autor. Pero si uno no está en plan comercial, el cuento, como la poesía, es un reto, una forma refinada de sufrimiento y también un goce. Luego, entre un autor de cuentos y un lector de cuentos se teje una relación intensa, como la que se establece con un poeta que nos gusta.

Se busca así no tanto la cantidad como la calidad de las lecturas. La lógica capitalista nos insta a preferir siempre la cantidad a la calidad, y la producción cultural no escapa a esa perspectiva. Es la decadencia de la cultura, que analiza tan bien Hannah Arendt. Yo, la verdad, prefiero saborear un tomate del huerto de mi vecino, pequeño, feo y terroso, que un kilo de tomates enormes, perfectos e insípidos comprados en el supermercado. De igual manera, prefiero leer y releer un buen cuento clásico —por ejemplo, de Gogol—que el séptimo best seller de seiscientas páginas de un autor que, según los periódicos, hay que leer sí o sí.

Con esto quiero decir que el cuento, a pesar de no ser comercial, tiene larga vida. Es más antiguo que la novela y sin duda va a sobrevivirle.

LR: ¿Qué tan influenciado por la cuarentena está el libro?

GR: Somos frágiles, borrosos como un sueño. Un día estás hablando con alguien y al otro te enteras de que ha muerto. Conocemos de sobra este tópico, pero a veces lo olvidamos. La pandemia nos ha refrescado la memoria. Hay gente que se pasa la vida tratando de soslayar la muerte. En realidad, lo dicen los estoicos, vivir es aprender a morir, y sin ese aprendizaje es imposible aprender a vivir. La pandemia no ha hecho sino intensificar las condiciones fundamentales de la escritura, que son, me parece, la angustia, la sensación de estar amenazados y la conciencia de que los seres y las cosas que nos rodean son irrepetibles, de que tanto el horror como la belleza son una chispa en la oscuridad.

LR: ¿Cómo fue el proceso de escritura del libro?

GR: Escribí los cuentos en el espacio de un año o un año y medio. Parecían brotar uno del otro, sucesivamente, aunque los primeros me costaron mucho. Rosana, el más extenso, lo reescribí cinco veces, hasta el cansancio. En cambio, el último, Abril Salomé Barcelona, vaya uno a saber por qué, lo escribí en cuatro sentadas y apenas necesitó correcciones ulteriores. “La creación no es una comprensión sino un nuevo misterio.” Me gusta mucho esta frase de Clarise Lispector.

LR: ¿Qué hilo conductor dirías que tienen los cuentos entre sí?

GR: Mi intención fue la de escribir un libro unitario, pero esto no excluye la diversidad de los temas, de los escenarios o incluso de los tonos. Los claveles de Tolstoi —lo que estos simbolizan según los personajes— es uno de los hilos que enhebran las historias. “Todos buscamos algo solo visible para nosotros”, dice la narradora de Días detenidos. Creo que esa observación es válida también para los personajes de este volumen.

Ahora, este libro, como cualquier otro, es un instrumento musical que cada lector tocará de forma distinta. De ahí que una historia que le ha gustado a uno puede dejar frío al otro, lo que además, puede variar con el tiempo. Todo esto forma parte de la magia de la literatura. Así que prefiero dejar que sea cada lector quien encuentre sus propios hilos.

LR: ¿Qué ha cambiado en tu prosa a lo largo de la escritura de este libro? 

GR: Creo que el reto hoy en día es tratar de parecer natural y aligerar en lo posible la prosa sin empobrecer el lenguaje ni caer en la insipidez o en formatos (reproducibles hasta el infinito) de taller literario. Es difícil encontrar ese equilibrio. Todavía tengo mucho trabajo por delante.

LR: Más específicamente, ¿qué evolución notas con tu anterior libro de cuentos?

GR: Creo que el cambio principal está en que ahora me tomo el humor muy en serio. No como un aderezo de la escritura, sino como parte integral de mi visión del mundo. Creo que esto tiene que ver, en parte, con la sombría situación actual. Romain Gary tiene una frase muy hermosa al respecto: “El humor”, nos dice, “es una declaración de dignidad, una afirmación de la superioridad del hombre sobre lo que le sucede.”

LR: ¿Qué esperas transmitir con este libro?

GR: Mira, justamente leí hace poco una frase de Juan Villoro que me ha parecido esencial: “La palabra juega su suerte definitiva en la recepción, la mirada del otro, el punto de llegada.” La literatura no es la palabra escrita, sino la recepción de esa palabra. Ahí se construye el sentido.

Ahora bien, creo que este libro, como cualquier otro, transmite humanidad. Sencilla y preciosa humanidad. Algo que preocupa en la era actual, con la adicción creciente a las pantallas y el embrutecimiento progresivo de la gente, es la deshumanización de las sociedades. La literatura nos permite luchar contra este triste fenómeno. Leer nos permite ponernos en el lugar del otro y adentrarnos en la especificidad de cada ser humano, rompiendo barreras de todo tipo. También nos permite volver al asombro o a la extrañeza y, por lo tanto, a la lucidez, alejando así el peligro de la indiferencia o de las certezas monolíticas.

Hoy en día, la literatura nos permite sentirnos cerca del otro, de los otros, a pesar de los barbijos y la distancia física.

LR: ¿Por qué elegiste la editorial 3600? 

GR: Desde hace años Marcel Ramírez y Willy Camacho realizan en nuestro país un trabajo quijotesco y por lo mismo imprescindible: difundir nuestra literatura. Tal vez sea una causa perdida, pero por eso mismo es justa y necesaria. Yo tengo la suerte de contar con su amistad y su confianza.

LR: Para nuestros lectores, ¿qué estuviste leyendo últimamente?

GR: Estuve leyendo a Thomas Bernhard. “El sobrino de Wittgenstein”, en particular, me encantó. Ese austriaco vehemente y socarrón escribe desde el amor y el odio más puros como si cavara en busca de una revelación. Por otro lado, releí varios libros de Jaime Sáenz. Me lo pasé muy bien con “La piedra imán”, que integra cuentos breves, ensayos poéticos o poemas ensayísticos en un mismo movimiento ininterrumpido. Por último, disfruté mucho de los ensayos de Juan José Saer reunidos en “El concepto de ficción”. Saer me parece un excelente ensayista, además de un gran narrador.

Comparte y opina:

Últimas Noticias