La Revista

martes 19 oct 2021 | Actualizado a 14:12

La ciberviolencia se ensaña con las mujeres en la Red: ‘es un reflejo de lo que ocurre offline’

Las formas más habituales de violencia digital contra mujeres y niñas incluyen el ciberacoso, los insultos, la pornografía no solicitada, la extorsión sexual, las amenazas de violación y más.

Por Europa Press

/ 8 de marzo de 2021 / 12:28

Una de cada tres mujeres será objeto de alguna forma de violencia a lo largo de su vida, incluidas las formas digitales, que tienen multitud de caras y que suponen una preocupación creciente tanto en España como en Europa, donde buscan atajarla con medidas como la lucha contra el ‘stalkerware’ y el espionaje de dispositivos digitales dentro de la pareja.

Las formas más habituales de violencia digital contra mujeres y niñas incluyen el ciberacoso, los insultos, la pornografía no solicitada, la extorsión sexual, las amenazas de violación, la difusión de datos privados, la llamada pornografía por venganza, entre otras acciones, como recoge Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE, en inglés)

En su estudio Ciberviolencia contra mujeres y niñas, EIGE señala que «existe un fenómeno creciente que afecta de manera desproporcionada a las mujeres y las niñas, con graves repercusiones en la vida ‘real’ de las víctimas»,

Más aún, los datos que recoge señalan que una de cada tres mujeres será objeto de alguna forma de violencia a lo largo de su vida, y que se estima que una de cada diez mujeres ya ha sufrido alguna forma de ciberviolencia desde los 15 años de edad.

En España, la macroencuesta de violencia contra la mujer 2019, elaborada por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, recoge que el 40,4% de las mujeres (8.240.537) residentes en España de 16 o más años ha sufrido acoso sexual en algún momento de sus vidas, y el 10,2% (2.071.764) sufrió este acoso en los doce meses previos a la encuesta.

De las mujeres que han sufrido algún tipo de acoso sexual, el 18,4% ha recibido insinuaciones inapropiadas, humillantes, intimidatorias, u ofensivas en las redes sociales de Internet como Facebook, Instagram o Twitter, y 15,9% ha recibido correos electrónicos, mensajes de WhatsApp, o mensajes de texto sexualmente explícitos inapropiados, que le hayan hecho sentir ofendida, humillada, o intimidada.

Según apunta el EIGE en base a los estudios disponibles realizados en los países miembros, «las mujeres constituyen el objetivo de ciertas formas de ciberviolencia en una proporción muy superior a la de los hombres».

Esta «vulneración de derechos de las mujeres» en el entorno digital, como lo califica la CEO de Women’s Digital Rights (WDR), Pia Mazuela, no es más que «un reflejo de lo que ocurre en la vida ‘offline’, Internet solo es un vehículo más», en declaraciones a Europa Press.

WDR es un instituto tecnológico de reciente creación (octubre de 2020), que busca aportar soluciones y recursos para las mujeres que sufren acoso en la red o que ven cómo sus derechos son vulnerados en Internet.

A través de WDR, transmiten el concepto de la «autoprotección digital», que puede entenderse como «una adaptación a Internet de esa defensa personal en la vida real», es decir, «normas y consejos para evitar caer en peligro o para saber defenderse ante una amenaza o un chantaje, de manera rápida y eficaz», como apunta Mazuela.

Las configuraciones de seguridad de las web y las plataformas digitales son una de las primeras líneas de defensa en el mundo digital. La directiva señala, además, que las mujeres «deben tener muy claro con quién comparten material íntimo y que, si se vulneran sus derechos, la ley las apoya y pueden ejercer acciones legales».

Violencia digital en pareja

Mazuela señala, además, que «cuando se produce ese abuso de confianza desde una persona del entorno cercano, con quien se ha mantenido una relación afectiva, la sensación de vulnerabilidad y de indefensión es mayor».

Un ejemplo de ello es el malware conocido como stalkerware, un software espía que habitualmente se usa para controlar digitalmente la vida de la pareja. España se encuentra entre los cinco primeros países de Europa más afectados, con 873 detectados por la compañía de ciberseguridad Kaspersky en 2020.

En este sentido, siete de cada diez mujeres en Europa que han sufrido ciberacoso también han sufrido al menos una forma de violencia física o sexual por parte de su pareja, según datos del Instituto Europeo de la Igualdad de Género.

El 71% de los maltratadores domésticos vigila las actividades online de las mujeres, y el 54% rastrea los teléfonos móviles de las víctimas con ‘software’ de tipo stalkerware, según datos compartidos por Kaspersky.

Para responder a este problema, la Unión Europea ha lanzado la iniciativa DeStalk, con la que abordará los problemas que representan las nuevas formas de violencias de género en el ámbito digital y a través del stalkerware, mediante la formación de los profesionales que trabajan con las víctimas y los agresores, y de los responsables políticos.

DeStalk responde al hecho de que el empleo de herramientas tecnológicas no basta para luchar contra el stalkerware. Como indicó el director General de Kaspersky España, Alfonso Ramírez, «sería de gran ayuda que los profesionales y los usuarios fueran conscientes de que el stalkerware existe, supieran reconocer las señales de que este software está instalado en sus dispositivos y tuvieran claro cómo actuar».

Comparte y opina:

La Luna puede haberse enfriado más lentamente de lo que se pensaba

Los científicos chinos ofrecen nuevos conocimientos sobre la evolución térmica y química de la Luna, con un estudio de la misión de retorno de muestras lunares Chang'E-5 de China.

/ 19 de octubre de 2021 / 11:33

Los científicos chinos ofrecen nuevos conocimientos sobre la evolución térmica y química de la Luna, con un estudio de la misión de retorno de muestras lunares Chang’E-5 de China.

Estas muestras de roca volcánica, que es un tipo de basalto, son las muestras lunares más jóvenes datadas directamente, con alrededor de 2.000 millones de años. El análisis de estos basaltos revela cómo la composición y el contenido de agua de la Luna cambió con el tiempo, lo que puede ayudarnos a comprender la evolución geológica y geoquímica de la Luna.

Sus resultados, que implican que la Luna puede haberse enfriado más lentamente de lo que se pensaba, se presentan en tres artículos de Nature el 19 de octubre.

El 17 de diciembre de 2020, la misión Chang’E-5 devolvió alrededor de 1,73 kg de materiales lunares a la Tierra, más de 40 años desde que las misiones estadounidenses Apolo y Luna soviética recuperaron muestras anteriores. El lugar de aterrizaje de la misión Chang’E fue seleccionado por ser una de las unidades de basalto más jóvenes, formada por erupciones volcánicas. Estas rocas volcánicas sirven como registro de la evolución térmica y química de la Luna.

La datación previa por radioisótopos de muestras lunares sugiere que la mayor parte de la actividad volcánica lunar cesó hace alrededor de 2.900 a 2.800 millones de años. La cronología de conteo de cráteres, un método alternativo para calcular las edades de las superficies planetarias, predice que puede haber flujos volcánicos entre 3.000 y 1.000 millones de años, lo que sugiere que el vulcanismo puede haber persistido por un período más largo. El último método de datación tiene grandes incertidumbres debido a la falta de muestras devueltas para la calibración.

Sin embargo, el análisis de las nuevas muestras por LI Xianhua y sus colegas muestra que tienen 2.030 millones de años, lo que extiende la duración reportada de la actividad volcánica lunar en alrededor de 800-900 millones de años y revela que el interior de la Luna todavía estaba evolucionando en alrededor de 2.000 millones de años.

Las fechas de los basaltos estimados por LI y sus colegas se estiman con alta precisión y son más antiguas que los análisis recientemente informados de muestras de la misma región.

«Este hallazgo adelanta el momento en que el interior de la Luna todavía estaba evolucionando desde hace unos 4.000 millones de años a hace 2.000 millones de años», dijo LI del Instituto de Geología y Geofísica (IGG) de la Academia de Ciencias de China. La nueva era de los basaltos lunares también se utiliza para calibrar mejor los modelos cronológicos de conteo de cráteres, para fechar edades de la superficie planetaria en otras partes del Sistema Solar.

En el segundo estudio, HU Sen y sus colegas de IGG analizan la composición del agua de las muestras de basalto. La distribución del agua en el interior de la Luna puede dar pistas sobre los procesos que impulsaron la formación del manto y la actividad volcánica, así como por cuánto tiempo continuó la actividad volcánica.

Los investigadores muestran que el magma padre de los basaltos de 2.000 millones de años muestreados por la misión Chang’E-5 contenía menos agua que las muestras de regiones de vulcanismo más antiguo (basaltos que estallaron hace 4.000-2.800 millones de años).

Sugieren que la fuente de los basaltos más jóvenes se deshidrató durante la actividad volcánica prolongada, en consonancia con la idea de que la actividad volcánica continuó hasta hace al menos 2 mil millones de años.

El colega de LI y HU, YANG Wei y su equipo, muestran en su estudio que la fuente de los basaltos más jóvenes parece haber contenido niveles más bajos de elementos productores de calor de lo esperado.

Este hallazgo indica que la Luna puede haberse enfriado más lentamente de lo que se pensaba, lo que afectaría la dinámica del manto. Los resultados de YANG y sus colegas pueden proporcionar una base para explorar nuevos modelos para la evolución térmica de la Luna.

Comparte y opina:

La NASA apuesta por un nuevo telescopio espacial de rayos gamma

Se espera que el telescopio de rayos gamma, llamado Compton Spectrometer and Imager (COSI), se lance en 2025 como la última pequeña misión astrofísica de la NASA.

Por Europa Press

/ 19 de octubre de 2021 / 11:25

La NASA ha seleccionado una nueva propuesta de telescopio espacial que estudiará la historia reciente del nacimiento y muerte de estrellas y la formación de elementos químicos en la Vía Láctea.

Se espera que el telescopio de rayos gamma, llamado Compton Spectrometer and Imager (COSI), se lance en 2025 como la última pequeña misión astrofísica de la NASA.

El Programa de Exploradores de Astrofísica de la NASA recibió 18 propuestas de telescopios en 2019 y seleccionó cuatro para estudios de concepto de misión. Después de una revisión detallada de estos estudios por parte de un panel de científicos e ingenieros, la NASA seleccionó COSI para continuar con el desarrollo.

«Durante más de 60 años, la NASA ha brindado oportunidades para misiones ingeniosas y de menor escala para llenar los vacíos de conocimiento donde todavía buscamos respuestas», dijo en un comunicado Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la agencia en Washington. «COSI responderá preguntas sobre el origen de los elementos químicos en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, los mismos ingredientes críticos para la formación de la Tierra».

COSI estudiará los rayos gamma de los átomos radiactivos producidos cuando las estrellas masivas explotaron para mapear dónde se formaron los elementos químicos en la Vía Láctea. La misión también investigará el origen misterioso de los positrones de nuestra galaxia, también conocidos como antielectrones, partículas subatómicas que tienen la misma masa que un electrón pero una carga positiva.

El investigador principal de COSI es John Tomsick de la Universidad de California, Berkeley. La misión costará aproximadamente 145 millones de dólares, sin incluir los costos de lanzamiento. La NASA seleccionará un proveedor de lanzamiento más tarde.

El equipo de COSI pasó décadas desarrollando su tecnología a través de vuelos en globos científicos. En 2016, enviaron una versión del instrumento de rayos gamma a bordo del globo de súper presión de la NASA, que está diseñado para vuelos largos y cargas pesadas.

Comparte y opina:

Spotify lanza Megaphone para monetizar los pódcast

Algunas de las opciones de monetización que ofrece son las lecturas de anuncios en vivo por parte de los presentadores de pódcast o bien la inserción dinámica de anuncios.

Por Europa Press

/ 19 de octubre de 2021 / 11:17

Spotify ha lanzado Megaphone, una plataforma con la que los podcasters pueden acceder a un conjunto de herramientas para crear contenidos de calidad, medir su impacto así como monetizar sus programas.

La escucha de pódcast en Europa (en países como España, Alemania, Italia y Francia) alcanza ya al 30% de la población de Internet, y en España, según el informe de Spotify sobre hábitos de consumo de pódcast en 2021, el 51 por ciento de las personas ya los escucha y un 33% está fidelizado al formato.

En lo que respecta a las futuras inversiones publicitarias en en este formato, se prevé que crezcan más de un 50% en Europa y que superen los $us 232 millones en 2023, según recoge la compañía de streaming en un comunicado.

En este contexto, Spotify ha anunciado la llegada de Megaphone, estando también disponible desde este martes en otros mercados europeos como Alemania, Francia e Italia. Los podcasters encontrarán en esta plataforma herramientas para generar ingresos y monetizar sus contenidos.

Algunas de las opciones de monetización que ofrece son las lecturas de anuncios en vivo por parte de los presentadores de pódcast o bien la inserción dinámica de anuncios. Asimismo, los editores pueden planificar su inventario, gestionar de forma individualizada las campañas de los anunciantes y analizar su rendimiento posterior una vez publicadas.

Comparte y opina:

El mapa más preciso de las misteriosas auroras de Urano hasta la fecha

Un equipo liderado por británicos hizo el mapa durante una campaña de tres días que se transmitió en vivo públicamente la semana pasada para que todo el mundo la viera.

Por Europa Press

/ 19 de octubre de 2021 / 11:10

Científicos han obtenido imágenes de todo Urano en infrarrojo por primera vez, con la esperanza de arrojar luz sobre las misteriosas auroras y el extraño campo magnético del planeta.

El equipo liderado por los británicos lo hizo durante una campaña de tres días que se transmitió en vivo públicamente la semana pasada para que todo el mundo la viera.

Los científicos, con sede en la Universidad de Leicester en el Reino Unido, utilizaron la Instalación del Telescopio Infrarrojo (IRTF) de la NASA en Hawai para observar el extraño gigante de hielo que orbita el sol 19 veces más lejos que la Tierra. La investigación se desarrolló durante una campaña de tres días que se transmitió en vivo públicamente la semana pasada, informa Space.com.

Al igual que en la Tierra, las auroras de Urano se desencadenan por la interacción del viento solar, la corriente de partículas cargadas que emanan del sol, con el campo magnético del planeta. Pero debido a que Urano es muy diferente en comparación con nuestro planeta, estas auroras se comportan de manera muy diferente a las famosas luces polares del norte y del sur de la Tierra.

Por ejemplo, el eje alrededor del cual gira Urano es casi perpendicular al sol. Eso significa que el planeta esencialmente gira alrededor del sol de lado con sus polos frente a la estrella casi directamente durante una cuarta parte del año largo del planeta, que dura 84 años terrestres.

Además de eso, los polos magnéticos de Urano no están alineados con sus polos geográficos, como en la Tierra, Júpiter o Saturno, sino que están inclinados a 60 grados de ellos. Como resultado, las auroras de Urano no iluminan el cielo sobre los polos geográficos del planeta, sino en lugares muy extraños.

«La aurora del norte en realidad se extiende desde el hemisferio norte hacia el ecuador, e incluso se sumerge en el hemisferio sur», dijo a Space.com Emma Thomas, estudiante de doctorado en la Universidad de Leicester que dirigió las observaciones. «Si quieres trazar un mapa de la aurora, no puedes simplemente mirar la parte superior del planeta, tienes que mirar a través de toda su superficie».

Para obtener imágenes de toda la superficie de Urano, los científicos dividieron sus observaciones en tres ventanas de ocho horas repartidas en tres días. Tuvieron que cronometrar cada ventana de observación para que coincidiera con el período de rotación de 17 horas de Urano. Una vez que se combinan los datos, el resultado será el mapa más detallado de la superficie del planeta distante en la parte infrarroja del espectro.

«Queremos comprender en qué parte de Urano se encuentran las partes brillantes», dijo Thomas. «El propio Urano se iluminará con el resplandor del día actual. Cualquier cosa que esté por encima de ese nivel, es causada por procesos térmicos internos o la aurora. Al medir la densidad de las partículas por encima de Urano, podremos saber cuál es».

Anteriormente, la superficie de Urano solo se había fotografiado en la parte ultravioleta del espectro. La misión Voyager 2 de la NASA pasó brevemente por el planeta en 1986, tomando el primer y hasta ahora único conjunto de imágenes de cerca de la superficie del extraño planeta y el entorno que lo rodea. En 2011, el telescopio espacial Hubble detectó por primera vez auroras brillando sobre la superficie de Urano, cada una de las cuales cubría un área más grande que la Tierra.

Pero los científicos aún saben muy poco sobre estas pantallas y las fuerzas impulsoras detrás de ellas, dijo Thomas.

«Todavía no entendemos completamente la magnetosfera de Urano y su interacción con el viento solar», dijo Thomas. Una magnetosfera es una región alrededor de un planeta dominada por su campo magnético. «Al mapear las auroras, podemos obtener una mejor comprensión de la interacción del viento solar con la magnetosfera y, a partir de eso, podemos tener una mejor idea de cómo se orientan las líneas magnéticas».

Los científicos saben que el campo magnético de Urano se comporta de formas bastante extrañas, con líneas magnéticas que con frecuencia se desconectan y se vuelven a conectar en un solo día, según un estudio de 2017.

Comprender cómo varían estas auroras en un solo día podría proporcionar nuevos conocimientos sobre los mecanismos que impulsan este campo magnético errático, dijo Thomas.

Las auroras, sin embargo, no varían solo con la hora del día, sino también con las estaciones del año, dependiendo de qué lado del planeta está iluminado actualmente por el sol y qué lado está sumergido en la oscuridad. Pero como a Urano le toma 84 años terrestres completar una rotación alrededor del sol, los científicos solo están construyendo muy lentamente su comprensión de estos cambios estacionales.

«Por el momento, solo tenemos los datos correspondientes a una temporada sobre Urano», dijo Thomas. «Todo lo que podamos recolectar ahora y en los próximos 20 y 40 años es realmente crucial para comprender completamente cómo funcionan las auroras de este planeta».

Comparte y opina:

La misión Lucy de la NASA ya viaja hacia los asteroides troyanos

El despegue tuvo lugar según lo previsto, a las 05.34 de Bolivia, a bordo de un cohete United Launch Alliance V 401 desde la plataforma del Complejo de Lanzamiento Espacial 41 de la Estación de la Fuerza Espacial de EEUU de Cabo Cañaveral en Florida.

Por Europa Press

/ 19 de octubre de 2021 / 09:03

La NASA lanzó con éxito este 16 de octubre la nave espacial Lucy, en una misión principal de 12 años para explorar siete asteroides diferentes: un asteroide del cinturón principal y seis asteroides troyanos en la proximidad de Júpiter.

El despegue tuvo lugar según lo previsto, a las 05.34 de Bolivia, a bordo de un cohete United Launch Alliance V 401 desde la plataforma del Complejo de Lanzamiento Espacial 41 de la Estación de la Fuerza Espacial de EEUU de Cabo Cañaveral en Florida.

Hora y media después del lanzamiento, y 30 minutos tras la separación de la nave y la última fase del cohete, se desplegaron los enormes paneles solares gemelos de Lucy. Se confirmó la adquisición de la señal y Lucy empezó a operar con su propia energía para dar inicio a su viaje para llegar a los asteroides troyanos.

Más allá del cinturón de asteroides hay «fósiles de formación planetaria» conocidos como asteroides troyanos. Nombrados en honor a personajes de la mitología griega, estos asteroides giran alrededor del Sol en dos enjambres, con un grupo delante de Júpiter en su camino y el otro detrás de él. Lucy será la primera nave espacial en visitar estos asteroides. Al estudiar estos asteroides de cerca, los científicos esperan perfeccionar sus teorías sobre cómo se formaron los planetas de nuestro sistema solar hace 4.500 millones de años y por qué terminaron en su configuración actual.

La misión toma su nombre del ancestro humano fosilizado (llamado «Lucy» por sus descubridores) cuyo esqueleto proporcionó una visión única de la evolución de la humanidad. Asimismo, la misión Lucy revolucionará nuestro conocimiento de los orígenes planetarios y el nacimiento de nuestro sistema solar hace más de 4 .000 millones de años.

La nave está equipada con grandes paneles solares que, una vez estén conectados y completamente extendidos, podrían cubrir un edificio de cinco pisos. Lucy, la decimotercera misión del Programa Discovery de la NASA, requiere estos grandes paneles solares, ya que funcionará más lejos del Sol que cualquier misión espacial anterior impulsada por energía solar. Durante su gira de 12 años por los asteroides troyanos, la nave espacial Lucy trabajará a una distancia récord de 853 millones de kilómetros del Sol, más allá de la órbita de Júpiter.

El despliege de paneles solares era un momento crítico tras el lanzamiento de la misión y se completó 1 hora y 26 minutos después del lanzamiento, tras la separación de la nave espacial de la última fase del cohete impulsor.

Comparte y opina: