La Revista

viernes 30 jul 2021 | Actualizado a 07:11

Nace ATEMIN, la plataforma que usa la RV para ayudar a gestionar riesgos con un videojuego

El desarrollo de ATEMIN ha sido financiado con más de $us 790.000 por el Ministerio de Ciencia e Innovación de España.

Por Europa Press

/ 16 de junio de 2021 / 07:25

La Universitat Politècnica de València (UPV) ha participado en el desarrollo de ATEMIN, la primera plataforma existente en el mercado que utiliza la neurociencia y la realidad virtual (RV) para evaluar y entrenar la toma de decisiones humanas ante el riesgo en las empresas.

La solución nace de la colaboración entre la empresa Martin Brainon, especializada en ciencias del comportamiento y gestión de riesgos; Quatechnion, centrada en el desarrollo de soluciones basadas en tecnología; y LabLENI, el laboratorio de investigación en Neurotecnologías Inmersivas de la UPV.

El desarrollo de ATEMIN ha sido financiado con más de $us 790.000 por el Ministerio de Ciencia e Innovación en el marco de la convocatoria Retos Colaboración 2017 y ha sido galardonada con varios premios desde su creación.

Esta solución ha sido diseñada con un enfoque neurocientífico en el que mediante la gamificación es posible evaluar de manera objetiva el comportamiento del usuario, ya que realiza sus mediciones de forma oculta para conseguir resultados fiables y sin sesgos de edad, género o puesto de trabajo, a diferencia de los test.

Para ello, utiliza un entorno de realidad virtual que garantiza comportamientos y respuestas cerebrales similares a las experimentadas en situaciones reales. Durante la experiencia se monitoriza al usuario registrando todos sus comportamientos e interacciones.

También se analiza el movimiento de su mirada y su respuesta fisiológica, gracias a un sensor que mide la tasa galvánica de la piel, que indica su nivel de activación o estrés. Los usuarios interactúan con el entorno virtual, que se presenta en formato de juego, mientras que son evaluados todos sus procesos de decisión.

ATEMIN analiza más de 200 datos por segundo y su algoritmo predictivo ha logrado una precisión superior al 70% en todas las dimensiones que se evalúan. Así, es capaz de, a partir de los comportamientos y reacciones de los usuarios durante la experiencia, predecir sus resultados en cuanto a las dimensiones que componen la toma de decisiones ante el riesgo.

«Esta metodología convierte a ATEMIN en la primera solución que mide de forma objetiva la toma de decisiones ante el riesgo y, además, la hemos podido validar científicamente», expone el director de LabLENI, Mariano Alcañiz.

ATEMIN permite obtener un perfil de toma de decisiones y entrena siete dimensiones que influyen directamente en este proceso: la autorregulación emocional, la atención, el control, la persistencia, la impulsividad, la aversión hacia la incertidumbre y la flexibilidad mental. Cada una de estas variables afecta al nivel de percepción y propensión hacia el riesgo y, por consiguiente, a la calidad de la toma de decisiones.

Una de las principales características de ATEMIN, frente a herramientas tradicionales de gestión del riesgo, es que pone en el foco a la persona a la que podría afectar un determinado riesgo. Por ello, tras la evaluación individual, la plataforma permite entrenar las capacidades mediante el juego (Realidad Virtual y tabletas), garantizando la transferencia de conocimientos a la vida real y al puesto de trabajo.

ATEMIN proporciona un entrenamiento a medida para cada persona, donde se ejercitan las dos dimensiones que han obtenido menor valoración y la dimensión con mejores resultados mejorarla aún más.

Tras el entrenamiento, siete de cada diez personas mejoran en atención y flexibilidad mental. Además, todas las personas que pasan por ATEMIN mejoran en, como mínimo, dos dimensiones en su toma de decisiones.

Los contenidos de los juegos de ATEMIN están diseñados de tal modo que puede aplicarse en cualquier sector empresarial. Este enfoque permite contemplar el riesgo físico, estratégico o social facilitando, además, un crecimiento personal de los participantes más allá de su vida laboral.

«Tomamos más de un millón de decisiones al día, por lo que invertir en la mejora de la capacidad de esta toma decisiones impacta directamente en la seguridad, la rentabilidad y la productividad de las empresas y más en el contexto actual, de incertidumbre y cambio constante», explican las socias fundadoras y CEOs de Martin Brainon, Olga Pérez y Noemi Álvarez.

La presentación de la plataforma ATEMIN como resultado del proyecto de investigación que ha durado tres años, tendrá lugar el 17 de junio, durante el evento Neurotecnologías Inmersivas en la industria 4.0 de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Comparte y opina:

El retirado telescopio Spitzer revela secretos de los Júpiter calientes

Actuales descubrimientos se realizaron recolectando luz de la parte infrarroja del espectro, los 'mapas de calor' que eran la especialidad de Spitzer.

Por Europa Press

/ 29 de julio de 2021 / 11:22

Una encuesta que utiliza datos del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, que se apagó en 2020, ha revelado la existencia de tres tipo distintos de exoplanetas calientes de tamaño similar a Júpiter.

Las mediciones de la temperatura y las propiedades químicas de los Júpiter calientes, y cómo estos afectan sus atmósferas similares a calderos, se realizaron recolectando luz de la parte infrarroja del espectro, los «mapas de calor» que eran la especialidad de Spitzer.

Los Júpiter calientes son gigantes gaseosos, en cierto modo similares a nuestro propio Júpiter en términos de masa y tamaño, pero con temperaturas mucho más altas. Orbitan sus estrellas con tanta fuerza que un «año», una vez alrededor de la estrella, puede toma solo unos días. Esta correa orbital corta los mantiene infernalmente calientes.

Los astrónomos han encontrado más de 700 hasta ahora en nuestra galaxia, tantos que ahora han podido realizar el estudio estadístico más grande de estos planetas extremos utilizando datos de Spitzer.

El nuevo estudio, que involucró a 49 Júpiter calientes, elegidos en parte porque las firmas moleculares en sus atmósferas podrían medirse con mayor precisión, comienza a revelar tendencias y puntos en común en toda una población.

Parecen agruparse en tres familias, encontró el equipo científico: los Júpiter calientes «más fríos», con temperaturas atmosféricas de hasta aproximadamente 700 grados Celsius, los Júpiter calientes de aproximadamente de 700 a 1.700 grados Celsius, y los Júpiter ultra calientes, aquellos por encima de 1.700 grados Celsius.

El hallazgo más inesperado para los científicos que estudian estos gigantes fue que entre los Júpiter calientes más fríos no se vieron rastros de metano en sus atmósferas.

Los modelos informáticos, simulaciones de atmósferas calientes de Júpiter, que se calculan utilizando supuestos científicos comunes predijeron la abundancia de metano en estos mundos. El gas está presente en pequeñas cantidades en la atmósfera de nuestro propio Júpiter (no caliente) y abunda en los gigantes gaseosos Urano y Neptuno.

«Vimos que algunas atmósferas se comportan de manera diferente en comparación con los [modelos más simples]», escribió en un correo electrónico citado por la NASA la autora principal Claire Baxter, de la Universidad de Amsterdam. «No encontrar metano en ninguno de estos planetas fue sorprendente con las suposiciones básicas que habíamos hecho».

Otro resultado importante entre los Júpiter ultracalientes es la evidencia de mezcla vertical en sus atmósferas. El monóxido de carbono y el metano se mezclan juntos en estos planetas, según se interpreta a partir de los datos de Spitzer, con la mezcla más fuerte en los planetas más calientes. Esta mezcla se explica mejor mezclando las regiones superior e inferior de la atmósfera.

«Ver la evidencia de la mezcla vertical en un sentido estadístico es un paso importante porque está predicho por modelos y también fue visto previamente en enanas marrones (estrellas fallidas)», escribió Baxter. «Ahora hemos recopilado evidencia de que este efecto también se observa en atmósferas de exoplanetas».

Un tercer hallazgo ayuda a mejorar la comprensión de un misterio de larga data. Algunos análisis previos sugirieron que los Júpiter calientes podrían tener un contenido de metales más alto que sus estrellas, lo que sería difícil de explicar.

Pero los datos de Spitzer de la nueva encuesta parecen poner esa cuestión bajo una luz diferente. Las observaciones de Spitzer se ajustan a la imagen de planetas con aproximadamente la misma composición química que sus estrellas, lo que se esperaría de planetas y estrellas que se formaron a partir del mismo disco protoplanetario.

Como en la mayoría de las familias, los diversos miembros de los grupos de Júpiter calientes tienen muchas peculiaridades individuales, al tiempo que mantienen estrechas relaciones.

Comparte y opina:

A la edad del Sol, las estrellas pueden sufrir una crisis de madurez

Un estudio proporciona un nuevo fundamento teórico para el desglose inexplicable de las técnicas establecidas para medir las edades de las estrellas más allá de su mediana edad.

Por Europa Press

/ 29 de julio de 2021 / 11:20

Las estrellas pueden experimentar su propio tipo de crisis de la mediana edad, con interrupciones dramáticas en su actividad y tasas de rotación aproximadamente a la misma edad que nuestro Sol.

Una nueva investigación publicada en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society: Letters, el estudio proporciona un nuevo fundamento teórico para el desglose inexplicable de las técnicas establecidas para medir las edades de las estrellas más allá de su mediana edad, y la transición de estrellas similares al sol a un futuro magnéticamente inactivo.

Los astrónomos saben desde hace mucho tiempo que las estrellas experimentan un proceso conocido como «frenado magnético»: un flujo constante de partículas cargadas, conocido como viento solar, escapa de la estrella con el tiempo, llevándose pequeñas cantidades del momento angular de la estrella. Este lento drenaje hace que estrellas como nuestro Sol reduzcan gradualmente su rotación a lo largo de miles de millones de años.

A su vez, la rotación más lenta conduce a campos magnéticos alterados y menos actividad estelar: el número de manchas solares, llamaradas, estallidos y fenómenos similares en las atmósferas de las estrellas, que están intrínsecamente vinculados a la fuerza de sus campos magnéticos.

Se espera que esta disminución en la actividad y la tasa de rotación a lo largo del tiempo sea suave y predecible debido a la pérdida gradual del momento angular. La idea dio origen a la herramienta conocida como «girocronología estelar», que se ha utilizado ampliamente durante las últimas dos décadas para estimar la edad de una estrella a partir de su período de rotación.

Sin embargo, observaciones recientes indican que esta relación íntima se rompe alrededor de la mediana edad. El nuevo trabajo, realizado por Bindesh Tripathi, el profesor Dibyendu Nandy y el profesor Soumitro Banerjee del Instituto Indio de Educación e Investigación Científica (IISER), ofrece una explicación novedosa de esta misteriosa dolencia.

Utilizando modelos dinámicos de generación de campos magnéticos en estrellas, el equipo muestra que aproximadamente a la edad del Sol, el mecanismo de generación de campos magnéticos de las estrellas de repente se vuelve subcrítico o menos eficiente. Esto permite que las estrellas existan en dos estados de actividad distintos: un modo de baja actividad y un modo activo. Una estrella de mediana edad como el Sol a menudo puede cambiar al modo de baja actividad, lo que resulta en pérdidas de momento angular drásticamente reducidas por los vientos estelares magnetizados.

El profesor Nandy comenta en un comunicado: «Esta hipótesis de dínamos magnéticos subcríticos de estrellas similares a la energía solar proporciona una base física autoconsistente y unificadora para una diversidad de fenómenos estelares solares, como por qué las estrellas más allá de la mediana edad no giran tan rápido como en su juventud, la ruptura de las relaciones de girocronología estelar y hallazgos recientes que sugieren que el Sol puede estar en transición hacia un futuro magnéticamente inactivo «.

El nuevo trabajo proporciona información clave sobre la existencia de episodios de baja actividad en la historia reciente del Sol conocidos como grandes mínimos, cuando apenas se ven manchas solares. El más conocido de ellos es quizás el Mínimo de Maunder entre 1645 y 1715, cuando se observaron muy pocas manchas solares.

El equipo espera que también arroje luz sobre observaciones recientes que indican que el Sol está comparativamente inactivo, con implicaciones cruciales para el futuro potencial a largo plazo de nuestro propio vecino estelar.

Comparte y opina:

Los fuegos de Australia impactaron más al clima en 2020 que el COVID-19

Estos fuegos sin precedentes bombearon columnas de humo que alcanzaron la estratosfera y rodearon gran parte del hemisferio sur.

Por Europa Press

/ 29 de julio de 2021 / 11:19

La ola de incendios forestales que arrasó Australia desde finales de 2019 hasta 2020 tuvo un impacto más inmediato en el clima global que los confinamientos relacionados con la pandemia del COVID-19.

Estos fuegos sin precedentes bombearon columnas de humo que alcanzaron la estratosfera y rodearon gran parte del hemisferio sur.

«El principal forzamiento climático de 2020 no fue COVID-19 en absoluto», dijo en un comunicado John Fasullo, científico del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) de Estados Unidos y autor principal del nuevo estudio, «Fue la explosión de incendios forestales en Australia.»

El nuevo estudio se publica en Geophysical Research Letters, la revista de AGU para informes de alto impacto y formato corto con implicaciones inmediatas que abarcan todas las ciencias de la Tierra y el espacio.

Fasullo y sus coautores descubrieron que los bloqueos asociados con COVID-19 tuvieron una ligera influencia de calentamiento en el clima global. Este efecto, que otros estudios científicos han demostrado a nivel regional, tiene que ver con los cielos más despejados que resultaron de menos emisiones, lo que permitió que más calor del Sol llegara a la superficie de la Tierra.

LOS FUEGOS DE AUSTRALIA ENFRIARON EL HEMISFERIO SUR

En contraste, los incendios forestales australianos enfriaron el hemisferio sur hasta tal punto que bajaron las temperaturas promedio de la superficie de la Tierra. Esto se debe a que los sulfatos y otras partículas de humo interactúan con las nubes para hacer que sus gotas sean más pequeñas y reflejar más radiación solar entrante de regreso al espacio, reduciendo la absorción de la luz solar en la superficie.

Fasullo y sus coautores de NCAR utilizaron técnicas avanzadas de modelado por computadora para cuantificar la influencia climática de las reducciones en el tráfico y la actividad industrial relacionada con COVID-19, así como el humo emitido por los incendios. Descubrieron que los bloqueos relacionados con la pandemia de 2020 tuvieron una influencia relativamente modesta y gradual que resultará en un calentamiento promedio en todo el mundo de alrededor de 0,05 grados Celsius para fines de 2022. En contraste, los incendios tuvieron un impacto más breve pero más significativo, enfriando el planeta en unos meses alrededor de 0,06 grados Celsius.

El nuevo estudio ilumina los efectos sorprendentemente amplios de los grandes incendios forestales en el sistema climático mundial. Aunque puede parecer contradictorio que los incendios, que están asociados con el clima cálido, puedan tener una influencia de enfriamiento temporal, su humo tiende a bloquear la luz solar y modificar las nubes.

Los científicos han realizado una serie de estudios sobre los efectos potenciales del calentamiento de las temperaturas en los incendios forestales, que se han vuelto cada vez más destructivos en los últimos años, así como los impactos localizados de los incendios en el clima. Pero han dedicado menos investigación a lo que los incendios pueden presagiar para el clima global, incluidos los patrones de temperatura y precipitación a gran escala.

La investigación del NCAR indica que los grandes incendios inyectan tantos sulfatos y otras partículas en la atmósfera que pueden alterar el sistema climático, empujar las tormentas eléctricas tropicales hacia el norte desde el ecuador y potencialmente influir en el calentamiento y enfriamiento periódico de las aguas tropicales del Océano Pacífico conocido como El Niño y La Niña.

«Lo que muestra esta investigación es que el impacto de los incendios forestales regionales en el clima global puede ser sustancial», dijo Fasullo. «Hay huellas dactilares a gran escala de los incendios tanto en la atmósfera como en el océano. La respuesta climática estuvo a la par con una gran erupción volcánica «.

Comparte y opina:

El asteroide que acabó con los dinosaurios vino de un lugar inesperado

Hace más de 66 millones de años, un cuerpo que se estima tenía 9 kilómetros de diámetro golpeó en lo que ahora es la península de Yucatán en México y formó el cráter Chicxulub, que tiene más de 130 kilómetros de diámetro.

Por Europa Press

/ 29 de julio de 2021 / 09:38

El impactador que acabó con los dinosaurios probablemente provino de la mitad exterior del cinturón de asteroides principal, una región que se pensaba que producía pocos impactadores.

Investigadores del Southwest Research Institute (SwRI)han demostrado que los procesos que envían grandes asteroides a la Tierra desde esa región ocurren al menos 10 veces más frecuentemente de lo que se pensaba anteriormente y que la composición de estos cuerpos coincide con lo que sabemos sobre el impactador que mata dinosaurios. Publican resultados en Icarus.

El equipo combinó modelos informáticos de la evolución de asteroides con observaciones de asteroides conocidos para investigar la frecuencia de los llamados eventos de Chicxulub. Hace más de 66 millones de años, un cuerpo que se estima tenía 9 kilómetros de diámetro golpeó en lo que ahora es la península de Yucatán en México y formó el cráter Chicxulub, que tiene más de 130 kilómetros de diámetro. Esta explosión masiva desencadenó un evento de extinción masiva que puso fin al reinado de los dinosaurios. Durante las últimas décadas, se ha aprendido mucho sobre el evento de Chicxulub, pero cada avance ha dado lugar a nuevas preguntas.

«Dos cuestiones críticas aún sin respuesta son: ‘¿Cuál fue la fuente del impactador?’ y ‘¿Con qué frecuencia ocurrieron tales eventos de impacto en la Tierra en el pasado?'», explica en un comunicado el coautor William Bottke.

Para sondear el impacto de Chicxulub, los geólogos han examinado previamente muestras de rocas de 66 millones de años encontradas en la tierra y dentro de los núcleos de perforación. Los resultados indican que el impactador era similar a la clase de meteoritos condrita carbonosa, algunos de los materiales más prístinos del sistema solar. Curiosamente, mientras que las condritas carbonáceas son comunes entre los muchos cuerpos de una milla de ancho que se acercan a la Tierra, hoy en día ninguna está cerca de los tamaños necesarios para producir el impacto de Chicxulub con algún tipo de probabilidad razonable.

«Decidimos buscar dónde podrían estar escondidos los hermanos del impactador Chicxulub», dijo David Nesvorny, autor principal de un artículo que describe la investigación.

«Para explicar su ausencia, varios grupos anteriores han simulado grandes rupturas de asteroides y cometas en el sistema solar interior, observando oleadas de impactos en la Tierra y el más grande produce el cráter Chicxulub», dijo Bottke. «Si bien muchos de estos modelos tenían propiedades interesantes, ninguno proporcionó una coincidencia satisfactoria con lo que sabemos sobre asteroides y cometas. Parecía que todavía nos faltaba algo importante «.

Para resolver este problema, el equipo utilizó modelos informáticos que rastrean cómo los objetos escapan del cinturón de asteroides principal, una zona de cuerpos pequeños ubicada entre las órbitas de Marte y Júpiter. Durante eones, las fuerzas térmicas permiten que estos objetos se desvíen hacia dinámicas «escotillas de escape» donde las ‘patadas’ gravitacionales de los planetas pueden empujarlos a órbitas cercanas a la Tierra.

Utilizando la supercomputadora Pleaides de la NASA, el equipo siguió 130.000 modelos de asteroides que evolucionaron de esta manera lenta y constante durante cientos de millones de años. Se prestó especial atención a los asteroides ubicados en la mitad exterior del cinturón de asteroides, la parte más alejada del Sol. Para su sorpresa, encontraron que asteroides de 9 kilómetros de ancho de esta región golpean la Tierra al menos 10 veces más a menudo de lo que se había calculado anteriormente.

CADA 250 MILLONES DE AÑOS

«Este resultado es intrigante no solo porque la mitad exterior del cinturón de asteroides alberga una gran cantidad de impactadores de condrita carbonosa, sino también porque las simulaciones del equipo pueden, por primera vez, reproducir las órbitas de grandes asteroides a punto de acercarse a la Tierra», dijo el coautor Simone Marchi. «Nuestra explicación de la fuente del impactador de Chicxulub encaja a la perfección con lo que ya sabemos sobre cómo evolucionan los asteroides».

En general, el equipo descubrió que los asteroides de 9 kilómetros de ancho golpean la Tierra una vez cada 250 millones de años en promedio, una escala de tiempo que arroja probabilidades razonables de que el cráter Chicxulub ocurrió hace 66 millones de años. Además, casi la mitad de los impactos fueron de condritas carbonáceas, una buena coincidencia con lo que se sabe sobre el impactador de Chicxulub.

Comparte y opina:

La Viuda Negra a lo largo de los años en un vídeo de 30 segundos

Desconéctese de todo con esta revisión al personaje de Viuda Negra a lo largo de los años.

Por Europa Press

/ 29 de julio de 2021 / 09:34

Una artista con mucho talento se propuso dibujar cada uno de los diferentes looks de la Viuda Negra en todas las películas en las que ha aparecido a lo largo de su etapa en el Marvel Cinematic Universe (MCU).

Después de crear una serie similar de imágenes con la Wanda Maximoff de WandaVision, la diseñadora e ilustradora independiente estadounidense Milla Hancock quiso hacerlo de nuevo con todos los looks de Natasha Romanoff después de ver la nueva película de la Viuda Negra.

«Tuve la idea de dibujar a la viuda negra a lo largo del MCU porque me encantó la película de la ‘Viuda Negra’ y también el aspecto tan diferente que muestra en cada película, así que quise plasmar eso a través de dibujos», dijo la artista a Caters.

En total, el proyecto de Milla tardó entre seis y siete horas en completarse, y cada dibujo individual le llevó entre 30 y 45 minutos.

La Razón publicó dos reseñas de esta cinta. La primera escrita por el crítico y cineasta Pedro Suzs y la segunda realizada por el escritor y periodista Adrián Nieve.

Comparte y opina: