La Revista

miércoles 8 dic 2021 | Actualizado a 12:42

La Fundación Patiño mantiene bibliotecas y realiza cambios en centros de documentación

Según adelantó la institución, se creará una nueva estrategia de manejo de documentación que permitirá un ordenamiento diferente de las obras existentes, pero siempre manteniendo las bibliotecas.

Foto: Fundación Patiño

/ 27 de octubre de 2021 / 13:45

Tras haber iniciado un proceso de transformación interna, la Fundación Patiño pasa por ajustes en sus repositorios: mantendrá “intacto” el funcionamiento de las bibliotecas en La Paz y Cochabamba y generará camios en los centros de documentación.

“Nuestra Fundación jamás dejará de promover la cultura y el cuidado de la producción intelectual del país. Es por ello que realiza ajustes necesarios que permitirán dar larga vida a las bibliotecas de la Fundación y así mantener las obras y el patrimonio”, dijo José Baudoin, director nacional de cultura de la Fundación I. Simón Patiño.

“Los cambios se deben a la difícil situación que puso a muchas entidades en el mundo la pandemia, pero no a una falta de compromiso con el país y su cultura”, explicó.

Según adelantó la institución, se creará una nueva estrategia de manejo de documentación que permitirá un ordenamiento diferente de las obras existentes, pero siempre manteniendo las bibliotecas.

Comparte y opina:

Miko Art Gallery celebrará su aniversario el viernes 10 de diciembre

El espacio cultural paceño presentará 12 murales realizados por 23 artistas.

El patio de Miko Art Gallery

Por Giannina Machicado

/ 8 de diciembre de 2021 / 10:21

El viernes 10 de diciembre, Miko Art Galery celebrará su cuarto aniversario con intervenciones artísticas, música y la presentación de 12 murales realizados por 23 artistas, en los que se destacan símbolos, personajes y tradiciones andinas.

Hace cuatro años el pasaje Kuljis (calle Genaro Sanjinés) era un espacio abandonado donde la inseguridad era su característica. Hoy, gracias a un equipo conformado por Andrés Kuljis, Tizzi Jiménez y Leo Calisaya, entre otros, es uno de los pocos lugares dedicados al arte que mantiene una agenda cultural activa.

El más vistoso de ellos se encuentra en la parte superior de uno de los muros principales. Quien ingresa al pasaje, sólo tiene que mirar al frente y levantar la cabeza para encontrarse con la imagen de Jesús del Gran Poder. Titulada Diosawa, la obra de más de 10 metros de longitud es la interpretación de un Cristo andino.

La celebración incluirá el anuncio de dos nuevas salas, que se sumarán a los exitosos proyectos: Tambo de las artes, que se activa los fines de semana para la exposición y venta de obras de arte; y BACO (Bolivia Arte Contemporáneo), feria internacional de arte que tuvo su primera versión, este año, en la Feria del Libro de La Paz.

El proyecto “Transmutación urbana – corredor cultural Kuljis”, busca convertir al espacio en un lugar estratégico y parte del circuito de arte y turismo de la ciudad. “Nos inspiramos en los murales que se hacen en  lugares pequeños de Nueva York o Miami, que se convirtieron en zonas emergentes gracias al arte urbano”, explicó Andrés Kuljis.

En las obras pueden verse tradiciones, sabiduría ancestral, símbolos y amuletos. “El conjunto de murales es un ritual de personajes”, según Kuljis, aunque resaltan como principales elementos: la chakana, la dualidad y la fuente magna. 

Si bien, el proyecto se presentará el viernes 10, la idea es que cada artista que visite Miko pueda dejar su arte en las paredes.

Comparte y opina:

La guitarra de Keith Richards y el bajo de Paul McCartney a subasta en Los Ángeles

El bajo Hofner de Paul McCartney es el mismo tipo del que utilizó en 1969 durante el último concierto de los Beatles, en la azotea de su estudio de grabación Apple Corps en Londres.

Paul McCartney

Por AFP

/ 7 de diciembre de 2021 / 17:25

¿Los Beatles o los Rolling Stones? Una de las rivalidades más antiguas del mundo de la música será puesta a prueba en enero cuando serán subastados en Beverly Hills una guitarra de Keith Richards y un bajo de Paul McCartney.

«Te pueden gustar los dos, por supuesto», dijo Martin Nolan, director ejecutivo de Julien’s Auctions, la casa encargada de subastar ambos instrumentos como parte de una campaña de caridad que contará con otras piezas de la industria musical.

La guitarra de Keith Richards, una Gibson ES-335, estará disponible junto a un video del músico firmando el instrumento. Este clip es un token no fungible (NFT, por sus siglas en inglés), un objeto digital que confiere propiedad.

«Creo que Keith Richards va a ganar ésta, simplemente porque es divertido y por causa del NFT», estimó Nolan.

Estos tokens se han vuelto el delirio de algunos coleccionistas, y su presencia en las subastas y en el mercado artístico abunda.

De acuerdo con Julien’s Auctions, es la primera vez que Richards coloca a disposición un objeto a través de la tecnología NFT. La estimativa es que la guitarra sea vendida entre 6.000 y 8.000 dólares.

El bajo Hofner de Paul McCartney es el mismo tipo del que utilizó en 1969 durante el último concierto de los Beatles, en la azotea de su estudio de grabación Apple Corps en Londres.

La presentación completa apareció por primera vez en «The Beatles: Get Back», el documental de Peter Jackson para la plataforma Disney+.

El estimado de venta del instrumento, que está autografiado, oscila entre 4.000 y 6.000 dólares.

La subasta de estos ítems está destinada a MusiCares, que ofrece programas de salud y de recuperación para miembros de la comunidad musical.

En una señal del cambio de era, la pieza con mayor valor pertenece al fenómeno de Corea del Sur BTS.

La banda de K-pop está vendiendo la ropa que utilizaron en su presentación de los premios Grammy de este año.

Se espera que los coloridos trajes, hechos a la medida, recauden entre 30.000 y 50.000 dólares.

«Tienen una base de fans tan grande en todo el mundo», dijo Nolan.

La subasta se realizará el 30 de enero en línea y presencialmente en Los Ángeles.

Comparte y opina:

Autoridades del Gobierno y de Oruro definirán si se suspende o no el Carnaval 2022

La ministra de Culturas, Sabina Orellana, anunció reuniones con autoridades locales y de salud para evaluar la decisión; por el momento, el Canaval de Oruro está vigente.

La diablada en el Carnaval de Oruro de 2019. Foto: La Razón-archivo

/ 7 de diciembre de 2021 / 13:59

La ministra de Culturas, Sabina Orellana, anunció que una reunión de autoridades nacionales, departamentales y locales definirá próximamente la suspensión o no del Canaval de Oruro 2022, acechada por el incremento de contagios de COVID-19.

“En su debido momento, después de una reunión que vamos a tener con nuestras autoridades departamentales de Oruro, decidiremos suspender o no el Carnaval de Oruro”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Orellana, que informó que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) debe pronunciarse sobre la evolución de contagios, afirmó que incluso es posible suspender la entrada folklórica, prevista para el 19 de febrero de 2022. Por el momento se mantiene la decisión de celebrar la Peregrinación al Santuario del Socavón.

Por decisión de la Alcaldía de Oruro y el Sedes, el primer convite, que inicialmente estaba previsto para el domingo 5 de diciembre, fue suspendido debido a la emergencia sanitaria. “Por ahora se ha suspendido el convite, no está suspendido así el Carnaval”, dijo Orellana.

Consultada sobre si es posible que la celebración sea suspendida debido al incremento de casos de COVID-19, respondió: “Por supuesto que sí, porque primero hay que precautelar la vida”.

Hubo una pulseta entre la Asociación de Conjuntos del Folkore de Oruro (ACFO), que organiza el evento anual, y la Federación Departamental de Bandas de Músicos Profesionales de Oruro (Fedbampo) con las autoridades locales contra la decisión. Al final, la suspensión fue aceptada, con la idea de retomar el convite para enero de 2022.

Uno de los factores gravitantes para la demanda de realización del Carnaval de Oruro es la economía. Alrededor del evento se mueve mucho capital, desde negocios particulares a emprendimientos hoteleros, gastronomía, turismo e industria manufacturera.

La contratación de bandas de música, de conjuntos musicales para las fiestas de las 52 fraternidades, el alquiler y confección de indumentario de los danzarines o la misma venta de bebidas implica un fuerte movimiento económico.

Comparte y opina:

Libro revela las tragedias y una sinuosa ruta de éxito del astro mexicano Vicente Fernández

La escritora reconstruye por primera vez el rapto en 1998 de Vicente Fernández Junior a manos de la banda "Los Mochadedos" y sus 121 días de cautiverio

Vicente Fernández, ícono de la música mexicana

Por AFP

/ 7 de diciembre de 2021 / 10:24

El secuestro de uno de sus hijos y supuestos nexos con el narco de otro de ellos son pasajes de la vida del ícono de la música mexicana Vicente Fernández narrados en una biografía no autorizada, publicada mientras afronta serios quebrantos de salud.

«El último Rey» (Planeta, 2021), de la periodista argentina Olga Wornat, revela el lado humano y frágil del «Charro de Huentitán», internado desde agosto en un hospital de Guadalajara (Jalisco, oeste) tras una caída en su rancho Los Tres Potrillos.

La escritora reconstruye por primera vez el rapto en 1998 de Vicente Fernández Junior a manos de la banda «Los Mochadedos» y sus 121 días de cautiverio.

«Fue el episodio que a Vicente padre lo devastó y pudo destrozarlo. Él nunca dejó de cantar, pero lo hacía llorando y cuando llegaba a su hotel se derrumbaba», dice a la AFP Wornat en entrevista por videollamada.

Mientras «Chente» se postraba en un escenario para cantarle a su público «hasta que dejara de aplaudir» sufría en silencio esa tragedia familiar, a la que se suman una vida ausente como padre e infidelidades a su esposa Cuquita, según la publicación.

Además el libro revela relaciones «oscuras» entre Gerardo Fernández, el segundo de tres hijos varones, con el capo del famoso cártel de Sinaloa Ignacio «Nacho» Coronel y su presunta responsabilidad en el secuestro de su hermano Vicente.

«Vicente Junior sigue sospechando que su hermano lo mandó secuestrar o participó en el secuestro», afirma Wornat que basó su relato en testimonios de familiares y amigos.

AFP

‘Vida llena de laberintos’

La autora, quien escribió la biografía del ídolo inspirada por su madre, amante de su música, describe las duras pruebas personales y profesionales a las que se sometió Fernández para convertirse en uno de los máximos representantes de la cultura popular mexicana.

«Quería contar qué había detrás del último ídolo de México (…) el que sobrevivió a todo», señala.

Nacido el 17 de febrero de 1940 en Huentitán el Alto (Jalisco), de padre ranchero y madre ama de casa, Fernández se hizo parte de la memoria colectiva mexicana con canciones como «Por tu maldito amor» y «Volver, volver».

En más de cinco décadas de carrera, su música ha acompañado a varias generaciones dentro y fuera de México en todo tipo de festejos.

Durante ese tiempo también obtuvo múltiples galardones y reconocimientos, incluidos tres Grammys y ocho Latin Grammys.

En contraste con una vida de éxitos, Fernández ha lidiado con padecimientos de salud y diversos escándalos personales durante la última década.

«Mientras había un Vicente que aparecía en los escenarios, vestido de charro, con esa postura de macho bravío, detrás de él existía esta cosa tan llena de laberintos», dice Wornat.

En opinión de la periodista, el «gran heredero musical» de Chente es su afamado hijo Alejandro Fernández, pero quien se quedará con una fortuna «incalculable» será Gerardo Fernández.

«El día que Vicente padre no esté más, no va a haber posibilidad de unión en esa familia», sentencia.

(07/12/2021)

Comparte y opina:

Argentina Camila Sosa Villada proclama la escritura como ‘el terreno de lo travesti’

"La literatura cuando se anquilosa, cuando se cicatriza, comienza a aburrir", sentencia Sosa, exhibiendo el fino equilibrismo entre insolencia y encanto que ha convertido en su sello.

La escritora Camila Sosa Villada

/ 4 de diciembre de 2021 / 18:55

La argentina Camila Sosa Villada saborea la revancha de encontrarse en la feria del libro de Guadalajara (FIL) con cientos de lectores que la pandemia le impidió ver en 2020. Aclamada, la autora transgénero proclama la escritura como «el terreno de lo travesti».

«Tengo el convencimiento de que la escritura es el terreno de lo travesti», dice a la AFP Sosa, de 39 años, quien recibió finalmente en persona y con ovación el premio Sor Juana Inés de la Cruz que la FIL le otorgó el año pasado por su novela «Las Malas».

Es un ejercicio travesti por lo «mutable, inestable» y hasta «traidor» que debe ser el camino de la palabra escrita, explica.

«La literatura cuando se anquilosa, cuando se cicatriza, comienza a aburrir», sentencia Sosa, exhibiendo el fino equilibrismo entre insolencia y encanto que ha convertido en su sello.

La presencia de Sosa en la FIL supone un hecho «histórico», consideran los mexicanos Luisa Almaguer (30), cantante, y Aletze Estrada (29), activista, ambos transgénero que coinciden en que las letras, a diferencia del cine o la música, han sido un espacio ajeno para su comunidad.

«Me encanta y me da orgullo», afirma Almaguer.

«El lenguaje es mío»

Con satisfacción, Sosa considera que «Las Malas» es el mejor testimonio de una prosa travesti que «la Academia no puede definir».
El fallecido escritor argentino Juan Forn, artífice de su publicación, halló en el libro dosis de crónica y de cuento de hadas, de manifiesto político y autobiografía.

También es un acto de desquite, que logra transformar en fiesta, furia y lirismo el dolor y la miseria que Sosa vivió durante el tiempo en que debió prostituirse en el Parque Sarmiento de la ciudad argentina de Córdoba, capital de su provincia natal.

De aquella experiencia, la también actriz y dramaturga rescata sobre todo su derecho a reivindicar aquellas palabras -«travestis, putos, maricones»- que entonces le arrojaron como piedras para humillarla.

«Yo digo: ¿Por qué lavar esa mierda? ¿Por qué querernos sacar de encima eso que nos dijeron?», pregunta.

«El lenguaje es mío y yo lo voy a enfermar y lo voy a romper y lo voy a arruinar tanto como pueda, porque es algo que me dieron sin que yo lo pidiera», dice citando un pasaje de su novela.

Agradecida por «la abundancia»

Esta postura también explica su rechazo a términos como «trans», que considera «nomenclaturas que bajan de la academia blanca, europea, yanqui y se meten en nuestras bombachas (calzones)» para nombrarlas o definirlas.

«No tengo por qué estar heredando palabras que no me pertenecen, a mí sí me pertenece la palabra travesti y fíjate que en ‘Las Malas’ todas se nombran travestis, ninguna dice somos mujeres trans», enfatiza

Sosa lamenta también el «error» de ilusionarse y haber apoyado activamente al combativo movimiento feminista argentino que, a su juicio, ignora e incluso discrimina violentamente a las travestis, un acto que ve como una invitación a pensar nuevas teorías.

«Como travesti empobrecida lo viví desde que soy niña. Entonces, mejor nos vamos de aquí y pensamos otras alternativas», dice.

El éxito de «Las Malas», publicada en 2019 y que se coció lentamente hasta lograr premios y traducciones a siete idiomas, «lo que hizo fue alegrarme la billetera», dice Sosa.

A la lista de satisfacciones obtenidas se suma la cirugía para «mis preciosas tetas», coquetear con actores famosos y galanes «que me dicen que les gusto» y por los que «todas las mujeres se derriten», remata sin rubor.

Agradece la oportunidad de conocer a personas brillantes a las que admira desde niña, pero sobre todo «la abundancia» que por ahora disfruta tras las privaciones que experimentó como parte de una familia con pocos recursos.

Comparte y opina: